Infortelecom

Noticias de nicaragua

01-01-1970 | Fuente: abc.es
El Vaticano rechaza la Constituyente de Maduro por «hipotecar el futuro»
El Vaticano ha expresado este viernes su preocupación y la del Papa Francisco por la situación que vive Venezuela y ha instado al Gobierno de Nicolás Maduro a suspender la Constituyente por fomentar «un clima de tensión» e «hipotecar el futuro». En un comunicado, la Secretaría de Estado del Vaticano ha lamentado la «radicalización y el agravamiento de la crisis» y ha señalado que el Papa «sigue de cerca» esta situación y «sus implicaciones humanitarias, sociales, políticas, económicas e incluso espirituales». «La Santa Sede pide a todos los actores políticos, y en particular al Gobierno, que se asegure el pleno respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, como también de la vigente Constitución», se lee en la nota. La Secretaría de Estado, dirigida por el cardenal Pietro Parolin, antiguo nuncio en Caracas, ha pedido que «se evite o se suspendan las iniciativas en curso como la nueva Constituyente» pues, ha subrayado, «más que favorecer a la reconciliación y la paz, fomentan un clima de tensión y enfrentamiento e hipotecan el futuro». Asimismo, ha dirigido un «apremiante llamamiento» a toda la sociedad para que «sea evitada toda forma de violencia» y ha invitado «en particular, a las fuerzas de seguridad a abstenerse del uso excesivo y desproporcionado de la fuerza». Escasez de alimentos y medicinas Dado el «grave sufrimiento del pueblo a causa de las dificultades para obtener alimentos y medicamentos, y por la falta de seguridad», ha pedido que «se creen las condiciones para una solución negociada» en virtud de las recomendaciones que hizo Parolin el pasado diciembre. En una misiva, el purpurado reclamaba al Gobierno la creación de un canal humanitario, el reconocimiento de la Asamblea Nacional, actualmente controlada por la oposición, la liberación de los presos políticos y un calendario electoral. La Asamblea Constituyente, integrada solo por los representantes afines al Gobierno de Nicolás Maduro elegidos en las elecciones del pasado domingo, tiene previsto iniciar sus tareas hoy, a pesar de las denuncias de fraude electoral sobre los comicios. La Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV) rechazó esta iniciativa del Ejecutivo de Maduro por considerarla «peligrosa para la democracia» y el presidente de los obispos venezolanos, Diego Padrón, alertó que podría derivar en una «dictadura militar». La Constituyente ha sido rechazada por países como México, España, Colombia, Estados Unidos, México, así como por la Unión Europea, mientras que ha sido reconocida por China, Rusia, Cuba, Bolivia o Nicaragua. El Vaticano, que impulsó el pasado año una negociación entre las partes que acabó fracasando, se suma de este modo al grupo de países que reclaman a Maduro que suspenda sus planes constituyentes.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Cruzar ilegalmente la frontera entre Estados Unidos y México fue, en lo corrido de 2017, más peligroso que en 2016. Según informó hoy la agencia de migración de la ONU, el número de personas que murieron entre enero y julio al tratar de atravesar la línea que divide ambos países norteamericanos fue un 17% más alta que en el mismo periodo del año anterior. «Cerca de 232 muertes de migrantes han sido reportadas en los primeros siete meses del año 2017, un aumento del 17% en comparación con las 204 muertes registradas entre enero y julio de 2016», indicó en un comunicado de prensa Julia Black, representante del Proyecto Migrantes Desaparecidos, institución que realizó un estudio con datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), una agencia de la ONU. El aumento en muertes de inmigrantes llama sobre todo la atención porque supuestamente menos personas están intentando cruzar la frontera, de acuerdo con datos difundidos por la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos. Entre enero y junio de este año, la Patrulla Fronteriza asegura haber detenido a unos 140.000 inmigrantes, prácticamente la mitad que en la primera mitad de 2016. Nadie sabe con exactitud cuántas personas se aventuran a tratar de flanquear ilegalmente la frontera cada año. Para saber si el flujo migratorio está siendo elevado o bajo, las organizaciones internacionales se fijan sobre todo en los datos de detenidos que reporta la Patrulla Fronteriza y en el número de muertos que hallan los oficiales estadounidenses. Muchos nunca llegan a ser encontrados. El estudio se publica pocos días después de que se conociera que diez inmigrantes murieron asfixiadas en un camión abandonado en Texas. El tráiler transportaba a 39 personas indocumentadas que fueron halladas en situación dramática después de que el conductor del vehículo los abandonara en el parking de un centro comercial en San Antonio. Más muertes pero menos indocumentados Hasta ahora, diferentes agrupaciones y think tanks habían asegurado que cada vez menos ciudadanos originarios de los tres países que conforman el Triángulo Norte de Centroamérica -El Salvador, Nicaragua y Honduras- estaban abandonando sus hogares para intentar llegar a vivir «el sueño americano». Este supuesto cambio de tenendencia se debe a dos factores. Primero, la política migratoria más restrictiva propuesta por Donald Trump y, segundo, a lo extremadamente peligroso que resulta atravesar México para los centroamericanos, quienes componenen actualmente el grueso de nacionalidades que emigran ilegalmente a EE.UU. Al poco tiempo de iniciar su mandato como presidente de EE.UU. en enero, Trump anunció un plan para contratar a 15.000 nuevos miembros de la Patrulla Fronteriza para dejar evitar que más indocumentados puedan entrar en Estados Unidos y, además, amenazó con iniciar deportaciones masivas. Al mismo tiempo, una de las promesas estrellas del Republicano es construir un muro de hormigón que discurra sobre los cerca de 3.200 kilómetros de frontera para poner freno a la inmigración ilegal, una barrera que ya existe y cubre un tercio de la línea divisoria en los puntos donde más fluyo migratorio existe. Por otro lado, cruzar México es también mucho más arriesgado para los inmigrantes, lo que desalienta a muchos de ellos. Además del riesgo constante al que se exponen al tener que viajar en el techo de los vagones de la extensa red de trenes de carga que componen la «Bestia», estas personas corren un elevado peligro al tratar de atravesar el país azteca hasta Estados Unidos. Según un estudio publicado por Médicos Sin Fronteras en mayo, seis de cada diez inmigrantes que se encuentran de paso por México aseguraron haber sufrido algún tipo de violencia durante su ruta hacia el norte. A su vez, casi el 40% de las personas entrevistadas por la ONG afirmaron haber sufridos ataques directos o amenazas y hasta un tercio de las mujeres aseguraron haber sido víctimas de algún tipo de abuso sexual durante la travesía. El alto nivel de violencia es conocido por los migrantes antes de iniciar el viaje, lo que provoca un efecto disuasorio entre aquellos que se plantean poner rumbo por tierra a Estados Unidos.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
EE.UU. sanciona al hermano de Chávez y a siete jerarcas más
Venezuela sigue en el punto de mira de la comunidad internacional y, en especial, de Estados Unidos. El Departamento del Tesoro impuso ayer sanciones económicas contra ocho jerarcas del régimen, entre ellos el hermano del desaparecido Hugo Chávez, por su papel en la «ilegítima» Asamblea Nacional Constituyente. Adán Chávez, Francisco Ameliach, Hermann Escarrá, Tania D?Amelio, Erika Farías, Carmen Meléndez y Darío Vivas tendrán congelados sus activos en EE.UU. y no podrán hacer transacciones financieras con ellos. También ha sido sancionado Vladimir Lugo, comandante de la unidad especial de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) destacada en la sede del Legislativo, acusado de la violenta represión de los manifestantes en Caracas. El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, consideró que el presidente Nicolás Maduro «invistió esta Asamblea Constituyente ilegítima para reforzar aún más su dictadura». De momento, el Tesoro sigue sin aplicar sanciones directas contra el sector energético venezolano. Mientras tanto, en Caracas, Maduro se reunió con los países aliados del ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América) para demostrar que no está aislado en el mundo e intentar vender al mundo que quiere un «diálogo político» para resolver la crisis. Horas antes, en Lima, doce países de la región condenaron la «ruptura democrática» que se está produciendo en Venezuela y exigieron la celebración de elecciones. Maduro propuso a los países aliados la celebración de una cumbre regional para restituir el «diálogo latinoamericano» y «las normas de respeto al derecho internacional». Tampoco corren vientos favorables para Maduro en la región, puesto que la correlación de fuerzas entre los doce cancilleres que lo rechazaron en Lima, frente al puñado de países populistas del ALBA (Cuba, Nicaragua, Bolivia, Ecuador y algunas pequeñas islas del Caribe) que lo apoyaron en Caracas evidencia el aislamiento del régimen. Así las cosas, Maduro permitió ayer la entrada de los diputados opositores. El asalto nocturno protagonizado el lunes por la presidenta de la Constituyente, Delcy Rodríguez, provocó el rechazo en la cumbre de Lima. La exministra de Relaciones Exteriores que, según fuentes diplomáticas todavía ejerce como canciller en la sombra, entró forzando la cerradura en el «Salón Protocolar» para preparar la reunión de los 545 constituyentes. Al día siguiente, tras la presión de la comunidad internacional, la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) recibió la orden presidencial de abrir las puertas a los diputados opositores. Disolución «gradual» Pero el Salón Protocolar fue bloqueado con una tabla de madera para impedir el paso tras la sesión de los constituyentes. El diputado Tomás Guanipa, secretario general del partido Primero Justicia, denunció que los «invasores» habían robado los equipos audiovisuales y de sonido. Juan Pablo Guanipa, también de Primero Justicia, afirmó que no piensan «claudicar» y continuarán reuniéndose en el Parlamento, pese a los intentos chavistas de eliminar esta institución. Los observadores creen que el oficialismo está realizando una «disolución gradual» de la Asamblea Nacional: «No lo han querido hacer de un solo golpe por temor a la reacción internacional». La lucha interna entre los «halcones» de Cabello y los pragmáticos facilita esta disolución a cuentagotas.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Rusia hace de Nicaragua su Cuba del siglo XXI
¿Será Nicaragua para Rusia su Cuba del siglo XXI? En los últimos años, la penetración estratégica del Kremlin en el gran área de seguridad de Estados Unidos ha sido especialmente notable en Nicaragua, pero también ha habido movimientos de Vladimir Putin en relación a Cuba y a Venezuela y además está acelerando sus contactos con El Salvador. Todo parece indicar que esta vez Moscú prefiere tener varios huevos en el cesto y no jugarlo todo a una carta como sucedió con Cuba en la segunda parte del siglo XX, dadas las incógnitas sobre la perdurabilidad de los regímenes vigentes en cada uno de esos países (en la Guerra Fría los alineamientos eran más estables). Nicaragua, en cualquier caso, es el país donde hasta ahora se ha producido el regreso más visible de Rusia al Gran Caribe. La vuelta al poder de Daniel Ortega en 2007 propició un acercamiento primero en forma de asistencia económica y más recientemente, a medida que se consolida el poder autocrático de Ortega, como colaboración estratégica. El jefe del Comando Sur estadounidense, Kirt Tidd, advirtió en abril que «los rusos están llevando adelante una actitud inquietante» en Nicaragua, lo que «impacta en la estabilidad de la región». Estados Unidos no está alarmado, pero sí vigilante, ha dicho «The Washington Post». Seguidamente repasamos con Douglas Farah, investigador del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales de Washington (CSIS) y especializado en cuestiones de seguridad de Latinoamérica, los aspectos más controvertidos de la presencia rusa en Nicaragua: he aquí sus sospechas, evidencias, conjeturas y constataciones. Estación satelital En abril fue inaugurada la estación Chaika, en las inmediaciones de la laguna de Nejapa, un antiguo cráter situado al suroeste de Managua. Oficialmente es una estación terrestre del sistema navegación por satélite ruso Glonass, versión alternativa del GPS estadounidense y del Galileo europeo. Las instalaciones están a cargo de Roscosmos, la agencia espacial de Rusia, y a ellas accede solo personal ruso. El proyecto ha sido llevado a cabo con completa opacidad, sin ofrecer información sobre el contrato con Roscosmos, los costes y características de las instalaciones y su funcionamiento. Sospecha: espionaje. El secretismo y el tamaño de las instalaciones han levantado sospechas de que la estación sea utilizada también para espionaje. Su uso para Glonass puede ser cierto, pues Rusia está creando una red de estaciones para ese sistema de navegación (Roscosmos dice que también hay en Brasil, Sudáfrica y la Antártida y que pronto abrirá más en otros países), pero «la curiosa cercanía a la embajada de Estados Unidos y el exagerado tamaño invitan a la sospecha», afirma Farah. Expertos consultados por BBC Mundo llegan a la misma conclusión: después de haber cerrado al término de la Guerra Fría la base de escuchas que tenía en Cuba, Rusia estaría procurando disponer de nuevo de estaciones fijas de espionaje en el Gran Caribe. Presencia de tropas El Gobierno de Daniel Ortega promovió el año pasado la autorización de entrada en el país de unos cuatrocientos militares extranjeros. Básicamente se trata de tropas rusas, oficialmente presentes para fines de adiestramiento en operaciones humanitarias y militares y para participar en ejercicios conjuntos. También incluye las tripulaciones de barcos de guerra rusos que hacen escala en Nicaragua, cuyo permiso de atraque también ha sido ampliada. Evidencia: una base compartida. Aunque Ortega presentó la llegada de tropas rusas como algo transitorio y variable en número, los expertos indican que está habiendo un grueso permanente de más de doscientos militares rusos (al año entran y salen unos quinientos), que van rotando su presencia cada cierto tiempo. Fatah apunta que buena parte de ese contingente se encuentra acuartelada en un espacio de las instalaciones militares de Puerto Sandino. «No es una base oficial rusa, pero es como si lo fuera, pues allí tienen su espacio propio», afirma. Puerto de aguas profundas El Gobierno nicaragüense está buscando financiación para construir un puerto de aguas profundas en su costa caribeña. En 2015, Ortega anunció que sería en las inmediaciones de Bluefields, reconociendo con ello implícitamente que el canal de Nicaragua es ya un proyecto fracasado (el trazado de este preveía tener el puerto en otro punto). Ortega espera financiación de Taiwán (otra muestra de que el canal chino está muerto) y de otros países, entre ellos Rusia. Conjetura: futura disposición de un puerto. Farah considera que forma parte del interés estratégico de Rusia disponer de un puerto para sus barcos de guerra que naveguen por el Gran Caribe. En su costa oriental Nicaragua no tiene instalaciones portuarias adecuadas y depende de los puertos de Honduras y Costa Rica. Llegada de tanques En 2016 llegaron a Nicaragua los primeros veinte tanques T-72B de los cincuenta acordados a Rusia. Aunque se anunció un precio de 80 millones de dólares, posteriormente el Gobierno nicaragüense vino a reconocer que se trataba de una donación. Se desconoce si son donaciones o compras otro armamento ruso enviado ya Nicaragua o que Moscú se ha comprometido a enviar: en la lista figuran cuatro lanchas patrulleras, dos embarcaciones lanzamisiles y un número no especificado de aviones de combate y entrenamiento; con anterioridad Nicaragua obtuvo doce sistema de defensa antiaérea y dos helicópteros. Suposición: tanques para la defensa de Ortega. De la adquisición de armamento, el elemento que más llama la atención a los expertos son los cincuenta tanques. Barcos y aviones son útiles para la lucha contra el crimen organizado, pero la compra de tanques supone elevar a enemigos a los países vecinos (Costa Rica expresó su queja). Farah cree que esos tanques solo tienen sentido para una estrategia de defensa del Palacio de Gobierno o del lugar donde pueda atrincherarse Ortega en caso de masivas protestas ciudadanas contra la autocracia sandinista. Academia antinarcóticos Desde 2007 el país ha recibido 151 millones de dólares de donaciones rusas declaradas, de acuerdo con el Banco Central de Nicaragua. Durante este tiempo, Moscú ha enviado desde trigo a viejos taxis y autobuses y ha colaborado en diversos convenios. Reciente ha sido la apertura del Centro de Capacitación Antidrogas, en Managua. Constatación: un centro de doble uso. «Una placa colocada en el Centro de Capacitación Antidrogas indica que el edificio es del Ministerio del Interior ruso, no simplemente que haya sido construido con ayuda gubernamental de Rusia», atestigua Farah. Este experto asegura que en el edificio hay pisos de acceso solo para personal ruso, lo que es indicio de que en él se desarrollan actividades que van más allá de las declaradas.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Ecuador empieza a distanciarse del bolivarianismo
Lleva apenas tres meses como presidente de Ecuador, pero la brecha abierta por Lenín Moreno con su antecesor y promotor, Rafael Correa, es profunda y diríase que irreversible. Desde que accedió al puesto el pasado 24 de mayo, Moreno ha ido separándose metódicamente de su padrino político. Los últimos días le ha tocado a la política exterior: Ecuador ha comenzado a desgajarse del frente bolivariano. Moreno sorprendió la semana pasada con un mensaje televisado, emitido el lunes 14, en el que condenó la violencia aplicada por el régimen de Nicolás Maduro y denunció la existencia de presos políticos. Unos días después, el viernes 18, anunció el cese en su cargo de los embajadores en Venezuela y en Cuba, donde ambos mantenían el alineamiento con el eje Caracas-La Habana que había cultivado el Gobierno de Correa. También deja sus funciones el embajador en Estados Unidos, a quien iba a resultarle difícil superar el discurso «antiimperialista» que había auspiciado el anterior presidente ¿Salida del ALBA? En su mensaje sobre Venezuela, Moreno calificó la situación de «preocupante», y aunque evitó mencionar directamente al presidente Maduro, sus palabras fueron claras: «Por encima de cualquier postura ideológico o política, la vida es sagrada e intocable. La muerte de seres humanos es un hecho que debemos lamentar y rechazar enérgicamente». Mostró además su preocupación por la existencia de «cantidad de presos políticos», una catalogación que el Gobierno venezolano niega. De acuerdo con Moreno, «la democracia es aquella en la que los problemas se solucionan con el diálogo entre todos los actores. Recordar que el mejor mecanismo para ello es la democracia directa, que para los mandatarios debería ser la última palabra». El presidente ecuatoriano terminó su alocución expresando su solidaridad con el pueblo venezolano, deseándole «que pronto alcance la paz y que no se derrame ni una gota más de sangre». Con esto Moreno contradijo los términos de lo que había sido la política exterior de Correa, quien desde que llegó al poder en 2007 se sumó al ALBA de Chávez (Venezuela), Castro (Cuba), Morales (Bolivia) y Ortega (Nicaragua). De momento es un distanciamiento tímido, pero si el nuevo presidente busca un perfil propio lo normal es que debilite los compromisos con el ALBA, si bien en un cuidado deslizamiento para no levantar reticencias en la base de izquierdas que le apoya. En cualquier caso, ha quedado en cuestión la canciller, María Fernanda Espinosa, quien en alguna ocasión ha manifestado que lo que más le impresa de Venezuela es la violencia de la oposición. Espinosa ha estado en Caracas para apoyar la Asamblea Constituyente ilegalmente promovida por Maduro. Tuits que repiten lo de Santos-Uribe Rafael Correa tuvo a Lenín Moreno como vicepresidente en los primeros años de su presidencia (2007-2013); luego designó a Jorge Glas para el siguiente mandato (2013-2017). Aunque forzando la legislación podría haberse vuelto a presentar a las elecciones de comienzos de este año, varios cálculos políticos le convencieron de no hacerlo, quizás reservándose para las siguientes, tras unos años de Gobierno de alguien que le cuidara la silla. Correa deseó que su partido, Alianza País, nombrara candidato a Glas, alguien de fidelidad probada, pero como las encuestas eran más favorables a Moreno, finalmente este fue el designado. Moreno ganó las elecciones, con Glas como vicepresidente. Lograda esa victoria electoral y nombrado presidente de Alianza País (Correa pasó a ser presidente vitalicio), Moreno despidió a quien había sido su padrino político ?«que tengas un buen viaje», le deseó públicamente cuando el ya expresidente marchó por un tiempo largo a Bélgica? y comenzó a distanciarse progresivamente de él. Algo así ya se había experimentado recientemente en Latinoamérica cuando Álvaro Uribe promovió a su ministro de Defensa, Manuel Santos, para sucederle; cuando Santo ganó la presidencia en 2010, pasó a ser el enemigo político de Uribe. A la semana de que Moreno tomara posesión, la Fiscalía General comenzó a hacer actuaciones por el caso Odebrecht, sobornos que afectan al Gobierno de Correa y que hasta entonces no se investigaban convenientemente. Ahí Correa abrió desde Bélgica, país de donde es originaria su esposa, una guerra de mensajes en Twitter y Facebook: «Estrategia de 'diferenciarse' no solo es desleal, es mediocre?, dijo en uno sus muchos tuits. «Síndrome de abstinencia», le respondió Moreno. En la pugna el vicepresidente Glas ha hecho causa común con Correa, lo que le ha valido el apartamiento de sus funciones decretado por Moreno el 3 de agosto (no le puede cesar porque fue elegido por sufragio para el puesto). «Ecuador en su propio 'Juego de Tronos' entre presidente, vicepresidente y expresidente», ha titulado la BBC. Riesgo de escisión en Alianza País Moreno está buscando una base electoral propia (ha tenido gestos amistosos con movimientos indígenas a los que Correa se había enfrentado); está echando la culpa de las dificultades económicas al endeudamiento incurrido por el anterior Gobierno, que no quiso aplicar recortes para no ser castigado en las elecciones (niega que se haya encontrado «la mesa servida», como decía su antecesor); está denunciado situaciones de sobrecostes en refinerías y otras infraestructuras realizadas por la Administración saliente, y está facilitando que la Justicia reciba documentación sobre casos de corrupción de la era Correa. Correa pensó que Moreno era la marioneta perfecta para cubrir los rastros de corrupción que se han convertido en su principal legado»Francisco Swett, exministro El expresidente pensó que «Moreno era la marioneta perfecta y que sería la persona ideal para cubrir las rastros de corrupción que se han convertido en el principal legado de Correa. También escogió a Glas como su confiable guardián», ha afirmado Francisco Swett, quien anteriormente fue ministro de Hacienda y presidente del Banco Central de Ecuador, en un debate organizado por Inter-American Dialogue, un think tank de Washington. El problema, añade, es que Glas es un «muerto viviente» político por su vinculación a los sobornos de Odebrecht. Los últimos días, la entrega a la Justicia de Carlos Pareja, exministro de Hidrocarburos, y la orden de detención del exministro de Industria Ramiro González, está poniendo a Correa «de los nervios», en expresión de Swett. El viaje a Bélgica anunciado para esta semana por la secretaria ejecutiva de Alianza País, Gabriela Rivadeneira, quien vela por los intereses de Correa en esta formación política, pone en evidencia las tensiones internas. La exigua mayoría de Alianza País en la Asamblea Nacional, donde tiene 74 de los 137 puestos (solo cinco por encima de la mayoría absoluta) preconiza complicaciones políticas. A finales de agosto Moreno cumplirá cien días de gobierno con encuestas favorables (hasta un 76% de aceptación) que valoran su moderación: su llamada al diálogo con otras fuerzas políticas y un tono lejos de las descalificaciones propias de Correa.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La oposición venezolana califica de «relevante» el diálogo con el Gobierno
El presidente del Parlamento venezolano, el opositor Julio Borges, calificó hoy de «relevante» el hecho de que la oposición se haya sentado a dialogar con el Gobierno sobre la grave crisis que atraviesa su país, aunque reconoció que se trata de un proceso «difícil» de «debates y confrontaciones». Borges encabezó la delegación de la oposición que acudió a Santo Domingo al diálogo de ayer y hoy, auspiciado por el presidente dominicano, Danilo Medina, y el expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, para buscar una solución a la crisis. Las partes se volverán a encontrar el 15 de diciembre en Santo Domingo donde se espera firmar un acuerdo, informó Medina al terminó del encuentro, al que el Gobierno de Nicolás Maduro envió una delegación integrada, entre otros, por el ministro venezolano de Comunicación y Cultura, Jorge Rodríguez; y su hermana Delcy Rodríguez, presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC). «Es muy importante y relevante el hecho de que hayamos podido lograr la reunión, en la que el Gobierno de Venezuela y quienes representamos a la oposición hemos estado juntos con países que han sido testigos de estos dos días de profundo debate y de confrontación de posiciones políticas en las cuales hemos fijado nuestra posición en cada uno de los puntos de la agenda», dijo. El proceso, apuntó, «es difícil, fuerte y duro, de debate y de confrontamos pero estamos acá porque estamos determinados a que esto abra una ruta al futuro y al porvenir de todos los venezolanos». «Queremos más derechos para el pueblo y pensamos que en la medida en que logremos abrir más derechos vamos a lograr que esta crisis pueda ser superada dándole la palabra al pueblo en un proceso en el que pueda expresarse democráticamente sin ningún tipo de temor y con la mirada puesta hacia el futuro», agregó, aunque reconoció que «no vamos a construir mágicamente una solución» a la crisis. Borges señaló que aunque el tema electoral «tiene una gran importancia, lo más urgente es la crisis de alimentos y medicinas». Asimismo, insistió en reclamar la liberación de los presos políticos en su país, que calculó entre 300 y 350 y devolver las facultades constitucionales del Parlamento, de mayoría opositora. «Nosotros dimos nuestra visión y el Gobierno la suya. Hicimos propuestas de condiciones electorales indispensables. El presidente Medina construirá ahora la posibilidad de un acuerdo», subrayó. Al término del encuentro de hoy, el ministro venezolano de Comunicación y Cultura, Jorge Rodríguez, aseguró que se está cerca de lograr un acuerdo entre las partes. A la cita asistieron los cancilleres de Chile, Heraldo Muñoz; de Nicaragua, Denis Moncada, y de México, Luis Videgaray, así como el ministro de Gobierno de Bolivia, Carlos Romero, y el ministro de Finanzas de San Vicente y Granadinas, Camillo Gonsalves.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Sin acuerdo en las conversaciones entre Gobierno y oposición
La cuarta ronda de negociaciones entre los representantes del Gobierno de Maduro y los de la oposición, celebrada este fin de semana en República Dominicana, concluyó sin acuerdos concretos y bajo un clima de escepticismo, por lo que decidieron continuar el diálogo el 15 de diciembre, después de las elecciones municipales previstas para el próximo domingo. El régimen de Nicolás Maduro y la delegación de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) cerraron el pasado sábado dos días de conversaciones sin avanzar en la concreción de ninguno de los puntos que defendía cada parte en su agenda. Sin embargo, ambas delegaciones consultarán con sus líderes en Caracas el contenido de las discusiones mantenidas a puerta cerrada en Santo Domingo por los representantes de Gobierno y oposición, acompañados de seis cancilleres, escogidos de manera paritaria -como representantes de la oposición: Chile, México y Paraguay; y del oficialismo: Bolivia, Nicaragua y San Vicente y Dominica-. El presidente anfitrión, Danilo Medina, satisfecho por haber logrado sentar a Gobierno y oposición a conversar en una mesa, confirmó que el debate fue intenso. Los temas que centraron la segunda jornada de negociación fueron la liberación de los presos políticos y la cooperación internacional. El presidente de la Asamblea Nacional (AN), Julio Borges, refrendó que fueron dos días de profundo debate. «Hemos venido acá con una idea firme y central, para lograr más derechos para el pueblo venezolano y lograr que esta crisis que está viviendo Venezuela pueda ser superada». Según algunos medios de comunicación, la delegación chavista se resistió durante a ceder a las exigencias de la oposición, que incluyen garantías para unas elecciones presidenciales transparentes en 2018, una solución al desabastecimiento de alimentos y medicinas, la liberación de opositores presos y el respeto a las funciones legales de la AN. Sanciones a Venezuela Los hermanos chavistas Jorge y Delcy Rodríguez insistieron en obtener un reconocimiento a la Constituyente ilegal por parte de la oposición y volvieron a afirmar que esta es responsable de las sanciones impuestas por Estados Unidos contra Venezuela, calificadas por el Gobierno de «bloqueo económico y financiero». En tanto que, desde su exilio, el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, pidió al Gobierno de Donald Trump que refuerce las sanciones contra el régimen de Maduro. Por su parte, el ministro de Salud, Luis López Chejade, aseguró que no permitirá que entre ayuda humanitaria al país, porque los venezolanos ya «están siendo atendidos por Maduro». El oficialismo niega que Venezuela esté atravesando una crisis humana como advierte la oposición y varias organizaciones de salud. .
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La oposición venezolana propone a Maduro sentarse en la mesa de negociación
La directiva de la coalición opositora le ha tomado la palabra a Nicolás Maduro para reunirse con él, pero no en Miraflores, como propone el mandatario venezolano, sino en la República Dominicana, donde este viernes 15 se han citado las partes en el conflicto para volver a verse la cara y continuar el proceso de negociaciones que busca una salida a la crisis de Venezuela. Esta sería la segunda ronda en República Dominicana, bajo los auspicios del presidente dominicano Danilo Medina, desde que comenzó el proceso el 1 de diciembre, pero el quinto encuentro entre las partes desde octubre de 2016 pese a los fracasos del diálogo con la participación del Vaticano y el expresidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero. El diputado Luis Florido, presidente de la Comisión de Política Exterior parlamentaria y portavoz de la delegación opositora, ofreció una rueda de prensa a los corresponsales extranjeros en la que dio detalles sobre la nueva ronda de conversaciones. Afirmó que a la delegación opositora le encantaría sentarse con Maduro en la mesa de negociaciones de Santo Domingo para que los cancilleres de México, Chile, (Paraguay declinó) Bolivia, Nicaragua y las islas de San Vicente y Granadinas constataron de primera mano la postura del régimen y sus vaivenes. Se mostró optimista con el avance de las conversaciones previas aunque no pudo revelar los aspectos del borrador de acuerdos que están discutiendo las partes. «No sabemos si tendremos éxito o no el 15 y si se firmará el acuerdo. Será una sola jornada del viernes sin duración predeterminada», dijo Florido. Entre los aspectos que reclama la oposición está la apertura del canal humanitario, elecciones justas y transparentes con nuevas autoridades electorales, liberación de presos políticos y restitución de las facultades de la Asamblea Nacional. Y por la parte del oficialismo está la suspensión de las sanciones internacionales y reconocimiento de la Asamblea Nacional Constituyente. Florido aclaró que la oposición no tiene ninguna responsabilidad sobre las sanciones internacionales ni puede suspenderlas, porque «no son contra Venezuela sino contra individualidades del régimen». Tampoco reconoce a la Constituyente de Maduro, porque es inconstitucional y rechazada por gran parte de la comunidad internacional. En cuanto a la apertura del canal humanitario subrayó que el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, se opone a autorizarla por «ignorancia. Aquí no vendrán los cascos azules de la ONU». Dijo que la propuesta más viable es que se conforme una comisión mixta entre los organismos el Estado y las ONG, el gremio farmacéutico y Cáritas para que distribuyan las donaciones de medicina. «Sabemos que el canal humanitario no resolverá la crisis de medicamentos, pero si ayudará a proporcionar a los enfermos críticos una esperanza para su curación», dijo. Cerca de 300 presos políticos En cuanto a los presos políticos dijo que habían hecho un censo entre las cifras del Foro Penal Venezolano (290 personas) y la de la abogada Ana Leonor Acosta, llegando a un total de 382 presos políticos. «Ya entregamos la lista definitiva y próximamente podrían ser liberados 114 personas después de la firma del acuerdo?. El diputado Florido no sabe si habrá resultados o no el viernes 15 o si el gobierno pateará la mesa cerrando otro ciclo. Es probable que las negociaciones continúen el próximo año porque ?tarde o temprano esta crisis terminará en una mesa de negociaciones?. Para la delegación opositora, ampliada a la sociedad civil, «este ha sido el proceso más serio, no es un diálogo sino una negociación con propuestas concretas. Los procesos son complejos y no nos vamos a detener hasta lograr la firma del acuerdo. Si no se llega a un acuerdo». En su opinión para el eventual acuerdo de negociación, la Fuerza Armada Nacional y todo el Ejecutivo deberán firmar el texto para que tenga mayor peso y compromiso.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Gobierno y oposición de Venezuela volverán a reunirse el 11 y 12 de enero en Santo Domingo
Sin sorpresas ni acuerdos concluyó la última reunión entre el régimen de Nicolás Maduro y la oposición venezolana el viernes por la noche. El próximo encuentro está fijado para el 11 y 12 de enero, como hasta ahora en República Dominicana, para tratar de revolver la profunda crisis que agobia a los venezolanos. La cuarta ronda en lo que va de año en Santo Domingo duró 8 horas y contó con la presencia de los cancilleres de Chile y México como observadores, así como de representantes de Bolivia, Nicaragua y San Vicente y Granadinas. En estas conversaciones no participan los partidos Alianza Bravo Pueblo (ABP) -de Antonio Ledezma-, y Vente Venezuela -de María Corina Machado-, que consideran la nueva cita fijada para enero persigue «darle tiempo» al régimen de Maduro. Richard Blanco, presidente interino de ABP, preguntó en un comunicado difundido el sábado «¿con qué cara se le puede decir a los venezolanos que se va a una nueva ronda de diálogo? Cuando en ninguna de estas reuniones se han logrado los propósitos reales que puedan abrirle camino a las posibles soluciones de la dramática crisis que afecta a nuestros ciudadanos». En su calidad de país anfitrión, el presidente de República Dominicana, Danilo Medina, anunció que «se lograron avances notables» en torno a los seis puntos establecidos en la agenda. En tono optimista aseguró que «nos quedan algunos temas que hay que seguir discutiendo». El ministro de Comunicación e Información de Venezuela, Jorge Rodríguez, expresó por su parte que «avanzaron mucho» en los seis puntos de la agenda y calificó el proceso de «constructivo». Se mostró esperanzado en que en enero el diálogo «avanzará definitivamente». «Nos sentimos felices de que sea el diálogo que se imponga como método para dirimir nuestros asuntos (?) No aceptamos injerencias de ningún tipo por parte de groseras potencias (?) Hemos considerado los seis puntos de la agenda y hemos establecido mantenernos en este proceso de diálogo», afirmó el jefe de la delegación chavista El portavoz de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Luis Florido, destacó los «avances» de la última reunión, aunque precisó que todavía falta progresar en algunos temas. «Queremos un acuerdo que se pueda cumplir, que sea verificable y, al no haber concluido todos los temas, necesitamos otra reunión para que pueda haber un acuerdo permanente», señaló el diputado opositor. Exigencias de la oposición La oposición insiste en obtener garantías para que en 2018 se celebren unas elecciones presidenciales equilibradas y transparentes, la apertura de un canal humanitario para atender el desabastecimiento de alimentos y medicinas, la liberación de políticos presos y el respeto a la Asamblea Nacional (poder Legislativo), de mayoría opositora. Exigencias del Gobierno El régimen de Maduro, por su parte, reclama el reconocimiento de la Asamblea Constituyente como órgano plenipotenciario y que la oposición exija a Estados Unidos que se levanten las sanciones financieras impuestas por Washington este año. Florido afirmó que la oposición no es responsable de las sanciones internacionales contra los chavistas y tampoco puede intervenir en su levantamiento porque esto es potestad soberana de otros países. Precisamente el Departamento de Estado de EE.UU. acaba de advertir de que no levantará las sanciones contra Venezuela si el presidente Maduro no restaura el «orden constitucional» y denunció las «pésimas condiciones humanitarias» que padece el pueblo venezolano.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El giro a la derecha de Iberoamérica
Soplan nuevos vientos en Iberoamérica. A la deriva los restos del naufragio del barco bolivariano, la región apunta lejos de populismos identificados con una falsa izquierda. El rumbo recalculado gira hacia una derecha moderada, moderna y con sensibilidad social. Mauricio Macri en Argentina, Sebastián Piñera en Chile (a partir de marzo), Horacio Cartés en Paraguay, lo que queda de Michel Temer en Brasil, lo que aguante Pedro Pablo Kuczynski en Lima o Juan Manuel Santos en Colombia son una muestra más que representativa del nuevo perfil de la región. En esa línea se encuentra, aunque esté de salida, el mexicano Enrique Peña Nieto y el prudente socialista uruguayo Tabaré Vázquez. Excepciones menores salpican un tablero de escaso mando en el mapa geopolítico y económico actual. Figuras como Daniel Ortega en Nicaragua o Evo Morales en Bolivia reflejan las ansias de poder eterno de aquellos que abrazaban el «socialismo siglo XXI» que inventó el difunto Hugo Chávez. Su sucesor en Caracas, Nicolás Maduro, ha convertido el país con mayores reservas de petróleo del planeta, en una isla caribeña encadenada a la Cuba de Raúl Castro. Enfermedades desterradas, pobreza extrema, inventos de monedas virtuales, crímenes de Estado y mazmorras para los políticos que pierden la salud y la vida en busca de una democracia real resumen un escenario abandonado de la mano de la justicia divina y humana. La oveja negra de un rebaño extinguido no tiene espacio en la nueva Iberoamérica que prefiere mirarse en el espejo del libre mercado y el desarrollo sin fronteras. Falta tiempo para que encuentre el reflejo deseado pero la senda al objetivo ha comenzado a recorrerse.