Infortelecom

Noticias de nicaragua

11-08-2018 | Fuente: elpais.com
La huida incierta de miles de nicaragüenses hacia Costa Rica
La represión del Gobierno de Nicaragua ha forzado a muchos a cruzar la frontera hacia el sur, pero en esta oleada hay más estudiantes que ahora compiten por empleo
04-08-2018 | Fuente: elpais.com
Despedidos decenas de médicos en Nicaragua que apoyaron las protestas contra Ortega
Doctores y personal sanitario denuncian represalias del régimen por atender a los heridos en las manifestaciones
31-07-2018 | Fuente: elpais.com
EE UU advierte a Nicaragua: ?Este es el comienzo de las sanciones, no el fin?
La Casa Blanca condena la violencia y el ?abuso contra los derechos humanos cometidos por el régimen de Ortega?
31-07-2018 | Fuente: abc.es
Ortega reconoce 195 muertos y que los encapuchados armados son policías
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, afirmó que los encapuchados con armas que actúan en el marco de las protestas contra su Gobierno «son policías voluntarios», y que la cifra de muertos durante la crisis que estalló en abril asciende a 195, en una entrevista difundida este lunes por Euronews. «Aquí tenemos lo que se llama policía voluntaria», dijo Ortega en la entrevista, en la que repitió hasta en tres ocasiones que los enmascarados son «policías voluntarios», apenas una semana después de que había negado públicamente que esos grupos, denominados «parapolicías» o paramilitares, pertenecieran a su Gobierno. «El policía voluntario en operaciones especiales va enmascarado en tiempo normal. Incluso hay países en América Latina en que los jueces van enmascarados para que no les maten», sostuvo el presidente. Los encapuchados armados son señalados como los principales ejecutores de entre 295 y 448 muertos dejados por la crisis nicaragüense desde el 18 de abril, en protestas contra Ortega, lo cual negó el mandatario. «Son cifras que no son ciertas. Reales de estos enfrentamientos que se realizaron desde el 18 de abril, ya fue el enfrentamiento violento entre la oposición y el Gobierno, la policía y la población sandinista, da como resultado 195 fallecidos». Según el mandatario, los organismos de derechos humanos «juntan todos», tanto la gente fallecida en dichos enfrentamientos como el promedio de «dos (muertos) diarios» que ya tenía el país antes de la crisis, lo que daría «180 más». Ortega descartó convocar elecciones antes de 2021, fecha para la que están programadas, tal y como han recomendado diversos sectores de la población de Nicaragua y parte de la comunidad internacional. En su opinión, un adelanto electoral sentaría «un precedente» y haría que el país cayera «en la anarquía». A la pregunta sobre si gobierna una democracia, Ortega respondió que la suya es «una democracia, porque a fin de cuentas es el pueblo con su voto el que decide» y recordó que en Europa existe la reelección. Nicaragua atraviesa la crisis más sangrienta desde la década de 1980, también con Ortega como presidente. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) han responsabilizado al Gobierno de Nicaragua por «asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, malos tratos, posibles actos de tortura y detenciones arbitrarias», lo que Ortega ha negado. Las protestas contra Ortega y su esposa, Rosario Murillo, comenzaron por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario.
31-07-2018 | Fuente: abc.es
Honduras, «normalizada» tras las denuncias de fraude electoral
Antes de que en abril estallaran los disturbios en Nicaragua, en Honduras los manifestantes salieron a las calles durante semanas, en protesta por el presunto fraude en las elecciones presidenciales del 26 de noviembre de 2017. Las marchas se prolongaron hasta febrero de 2018, pero luego decayeron, a diferencia de lo que está ocurriendo en Nicaragua. A pesar de que muchos en Honduras, incluso partidarios del reelegido Juan Orlando Hernández, del conservador Partido Nacional, creen que efectivamente este se impuso por medio del fraude, la cuestión es que ciudadanos y políticos han acabado aceptando el resultado electoral, como ha ocurrido con la propia Organización de Estados Americanos (OEA), que en su día intentó esclarecer lo ocurrido. La falta de pruebas definitivas de trampa en los comicios y la constatación de que en Honduras la democracia tiene mejor salud que en Nicaragua, donde rige el nepotismo de la familia Ortega, llevó a la oposición a resignarse a utilizar los cauces parlamentarios para fiscalizar al Gobierno. A muchos electores tampoco pareció importarles la continuidad de Hernández, más allá de desaprobar la manera con que forzó la posibilidad de reelección, algo no previsto en la Constitución: al fin y al cabo su primer mandato fue de cierto éxito, en materia de infraestructuras viarias y en la reducción de la elevada tasa de homicidios del país. El hecho de que la candidatura rival fuera en cierta medida bicéfala ?el candidato era el presentador de televisión Salvador Nasralla, pero el principal partido de la coalición de apoyo era el del expresidente Manuel Zelaya? perjudicó la unidad de acción de los opositores. Tampoco al tercer candidato en discordia, Luis Zelaya, del Partido Liberal, le interesó que Nasralla llegara a presidente y rompiera así el bipartidismo histórico que ha existido en el Gobierno de Honduras entre conservadores y liberales. Ese bipartidismo fue amenazado cuando Manuel Zelaya abandonó el Partido Liberal, tras ser arrojado del poder en 2009 en un golpe contra el Ejecutivo, y creó su propio partido, Libertad y Refundación (Libre). Narcotráfico y maras «El país se ha polarizado, y eso deja al Partido Liberal en medio; nuestra misión es reconstruir nuestro espacio», afirma Luis Zelaya, convencido de la estabilidad que aporta al país el bipartidismo tradicional, más vivo que en otros países de la región. En las elecciones legislativas, que tuvieron lugar junto con las presidenciales, el Partido Nacional obtuvo 61 puestos en el Congreso; el Partido Libre, 30, y el Partido Liberal, 26. El clima político «se ha degradado por la corrupción, que ha venido a corroer las instituciones», declara el líder del Partido Liberal. Esa corrupción ha sido impulsada por el mayor uso del suelo hondureño que ha hecho el narcotráfico. Luis Zelaya apunta que las rutas del narcotráfico fueron propiciadas en Honduras por parte de Estados Unidos, cuando a comienzos de la década de 1980 Washington quiso financiar la compra de armas para la Contra nicaragüense, parte de la cual se organizaba desde dentro de las fronteras de Honduras. «Aunque eso cesó con los acuerdos de paz en Nicaragua, las rutas quedaron ahí para luego ser aprovechadas en la década de 1990 por los grandes capos colombianos, luego sustituidos por los mexicanos». Según Zelaya, el esfuerzo de los últimos gobiernos de Colombia y de México contra la droga en sus respectivos territorios ha hecho que en Centroamérica, y especialmente en Honduras, aumente el problema. Primero el paso de los narcóticos se pagaba en dólares, pero luego se pasó a pagar con droga misma, lo que ha aumentado los índices de violencia. «De ser un país de tránsito, pasamos a ser un país de crimen organizado, el cual se ha apoyado en la existencia de las pandillas o maras», comenta un destacado empresario hondureño, que prefiere no ser citado con su nombre. Con sede en San Pedro Sula, la ciudad con mayor actividad económica del país, este empresario ha sufrido intentos de extorsión por parte de esas bandas, como una gran parte de quienes tienen algún negocio. La gestión de Juan Orlando Hernández ha sido positiva en la reducción de la violencia. «Ha detenido a diversos capos de la droga y los ha extraditado a Estados Unidos y ha levantado nuevas cárceles de máxima seguridad que parecen estar siendo realmente efectivas. Ha avanzado mucho en poco tiempo. Ahora viene la tarea más ardua, que es encontrar los rastros del dinero, pues muchos narcotraficantes son ahora personas de negocios orientados a lavar dinero», refiere el empresario. Las cifras, desde luego, hablan de una reducción de los homicidios. En 2017 esta se situó en 42,8 homicidios por 100.000 habitantes, frente a los 59 del año anterior o el récord de 86 en 2012, según la Secretaría de Seguridad y Policía Nacional de Honduras. Con los mejores resultados en diez años, San Pedro Sula y Tegucigalpa han salido del ranking de ciudades más violentas del mundo: la ciudad norteña, junto al Caribe, ha bajado del puesto 3 al 26, y la capital del 4 al 35, en la lista de ciudades más peligrosas elaborada por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Social de México. Corregir la corrupción La lucha contra la corrupción no puede calificarse de tan exitosa, pero también ha habido progresos. Hace dos años se creó la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), una iniciativa puesta en marcha por la Organización de Estados Americanos (OEA), a semejanza de la labor que realiza en Guatemala la CICIG, impulsada por la ONU en 2006. Es poco habitual que haya países que acepten ceder parte de su soberanía en materia de justicia criminal a entidades de naturaleza internacional. Lo hacen ante la incapacidad de las propias instituciones para hacer frente a sus niveles de corrupción política, y no sin ciertas salvaguardas y limitaciones. Si la CICIG tiene en Guatemala la potestad para presentar cargos directamente ante los tribunales del país, la MACCIH tiene vedada ese vía directa y tiene que dejar que sea la propia Fiscalía hondureña la que asuma la presentación de cargos. Además, la clase política hondureña en general, y el Gobierno en particular, han promovido medidas para quedar menos expuestos ante la MACCIH. De todos modos, expertos consideran positiva la iniciativa, sobre todo porque a pesar de estar en sus comienzos ha podido promover la condena de una docena de funcionarios públicos, entre ellos dos antiguos viceministros y un magistrado de la Consejo Judicial (la acción contra la esposa del anterior presidente, sin embargo, se ha topado con mayores obstáculos). «La corrupción no puede arreglarse de un golpe, porque ir contra muchos políticos a la vez puede derivar en ingobernabilidad, y esa esa la mejor receta para que surja un Chávez que acabe con la democracia», considera el citado empresario, conocedor directo de los máximos dirigentes políticos. «Hay que hacer pagar a los culpables, porque la impunidad daña a las instituciones, pero el proceso de corrección debe llevar su tiempo», aconseja.
30-07-2018 | Fuente: elpais.com
EE UU advierte a Nicaragua: ?Este es el comienzo de las sanciones, no el fin?
La Casa Blanca condena la violencia y el ?abuso contra los derechos humanos cometidos por el régimen de Ortega?
30-07-2018 | Fuente: abc.es
Ortega vuelve a llamar «golpistas» a los obispos y quiere expulsarlos de la mesa de diálogo
El diálogo entre el Gobierno de Nicaragua y las fuerzas de oposición sigue bloqueado, después de que miles de personas se manifestaran en las calles de Managua a favor de la Iglesia y en contra del presidente Daniel Ortega, y persistiera, además, la violencia. El cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes ha expresado sus deseos de mantener vivo el diálogo, que se mantiene estancado tras el incremento de la represión estatal en el marco de las protestas antigubernamentales iniciadas el pasado 18 de abril. «Nosotros queremos mantener viva esa llamita»,ha afirmado Brenes, también arzobispo de Managua, tras oficiar una misa en la Catedral Metropolitana. El diálogo, cuyos mediadores y testigos son los obispos de la Conferencia Episcopal , se instaló a mediados de mayo, pero se ha desarrollado de forma intermitente y permanece suspendido desde el 25 de junio, su última sesión. Ortega ha calificado de «golpistas» a los obispos y ha considerado que son cómplices de las fuerzas internas y de los grupos internacionales que, a su juicio, actúan en Nicaragua para derrocarlo. El 7 de junio, la Conferencia Episcopal propuso a Ortega que adelantara a marzo de 2019 las elecciones fijadas para 2021 y que renunciara a presentarse a la reelección, pero el gobernante lo rechazó. Pese a esas acusaciones, el cardenal Brenes ha dicho que en los diálogos a menudo ocurren esos altibajos, y ha recordado la experiencia vivida en la década de los años 80 del pasado siglo, cuando Nicaragua estaba sumergida en una guerra civil y también era gobernada por Ortega. «A veces daba la impresión de que el diálogo se caía porque las partes se retiraban de la mesa, pero luego seguía hasta que se alcanzó un acuerdo» ha recordado. Continúa la violencia Este domingo al menos ocho personas, entre ellos un oficial, resultaron heridas en un enfrentamiento en la ciudad nicaragüense de Juigalpa entre civiles y agentes de la Policía Nacional. El enfrentamiento sucedió en el barrio Tamanes, municipio de Juigalpa, departamento de Chontales, (centro), a 139 kilómetros de Managua, cuando un grupo de civiles armados atacó a otro, lo que provocó la intervención de la Policía Nacional, según movimientos cívicos de ese lugar. Mientras, el Ministerio Público acusó a uno de los líderes del denominado «Movimiento 19 de Abril» de la ciudad de Masaya, Cristhian Fajardo, por los delitos de crimen organizado y terrorismo. La Fiscalía acusó, además, a Fajardo y a su esposa, María Adilia Peralta Cerrato, del delito de financiación del terrorismo y entorpecimiento de servicios públicos en perjuicio del Estado y la sociedad nicaragüense. En Masaya, 28 kilómetros al sureste de Managua, diez personas fueron liberadas con la mediación del alcalde sandinista, Orlando Noguera, con lo que suman 140 en la última semana. Agentes de la Policía, parapolicías, paramilitares y antimotines llevaron a cabo la semana pasada en Masaya la llamada «Operación Limpieza», que consistió en derribar los bloqueos y eliminar cualquier rastro que recordara que el pueblo se declaró «territorio libre del dictador», en referencia al presidente Ortega. Por otra parte, el cardenal Brenes lamentó la decena de despidos de médicos y de enfermeros por atender a manifestantes en el marco de las protestas. «Pediatras, ortopedistas, oncólogos, gastroenterólogos, anestesiólogos, neumólogos, infectólogos, enfermeras, despedidos brutalmente acusados del terrorismo de salvar vidas en los hospitales. Terrorismo es quitarlos de sus puestos», ha reprochado el escritor y exvicepresidente Sergio Ramírez Mercado a través de su cuenta de Twitter. Nicaragua está sumergida en la crisis más sangrienta de su historia en tiempos de paz, y la más fuerte desde la década de los años 1980, también con Ortega como presidente. Entre 295 y 448 personas han muerto en más de tres meses de protesta, según organizaciones humanitarias. Las protestas contra Ortega comenzaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción
30-07-2018 | Fuente: elpais.com
Ortega llama golpistas a los obispos y quiere expulsarlos de la mesa de diálogo
La mediación de la Iglesia ha logrado que organizaciones internacionales de derechos humanos entren en Nicaragua para documentar el nivel de violencia
29-07-2018 | Fuente: elpais.com
?Tratamos con Reino Unido una salida al ?caso Assange?. Es un problema para Ecuador?
El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, aborda en una entrevista los principales retos de su mandato y la situación regional, en la que señala la responsabilidad de Ortega en la represión en Nicaragua
29-07-2018 | Fuente: elpais.com
Masiva manifestación en Nicaragua a favor de los obispos atacados por Ortega
Miles de nicaragüenses marchan en respaldo a la Conferencia Episcopal, a la que el presidente del país ha llamado ?golpista?
1
...