Infortelecom

Noticias de neumonia

20-11-2020 | Fuente: as.com
Totti bate al COVID: "Lo he pasado mal"
El mítico delantero de la Roma ha explicado en redes sociales que contrajo la COVID-19 hace unos días. La enfermedad le provocó una neumonía bilateral.
20-11-2020 | Fuente: elpais.com
Causa cada año más muertes de menores de cinco años en el mundo que cualquier otra enfermedad: más de 800.000. En la mayoría de los casos se podrían haber evitado, puesto que resulta fácil detectarla, es prevenible y curable. Pero algo falla
22-10-2020 | Fuente: as.com
El riesgo de morir por neumonía que tienen los pacientes COVID
Este sistema creado por expertos españoles permite detectar el riesgo de los pacientes desde que llegan al hospital y facilita la toma de decisiones clínicas.
14-10-2020 | Fuente: abc.es
Conmoción en Filipinas por la muerte de un bebé separado de su madre, prisionera política
La filipina Reina Mae Nasino, presa política de 23 años, ha obtenido un permiso para acudir al funeral de su bebé de 3 meses, que falleció de neumonía el pasado 9 de octubre, después de meses de lucha en los tribunales para estar cerca de su hija, nacida en julio muy débil de salud. El Tribunal de Primera Instancia Regional de Manila ha concedido una licencia de 3 días a la activista para que pueda asistir al velatorio y entierro de su bebé, River, entre el 14 y el 16 de octubre, el permiso a un preso político más largo concedido hasta la fecha, según la Unión Nacional de Abogados del Pueblo (NUPL, en inglés). «Si se permiten esas licencias a grandes nombres de la política, se debería conceder lo mismo a una madre en duelo cuyo único deseo poder ver a su bebé fallecida», señaló hoy en un comunicado Fides Lim, portavoz de Kapatid, organización de familiares de presos políticos. Sin embargo, Nasino no obtuvo permiso para salir antes de la prisión para visitar a su hija cuando ésta había sido ingresada en el hospital por complicaciones provocadas por una neumonía. Nasino pasó casi todo su embarazo en la cárcel de Manila y solo pudo salir para dar a luz el 1 de julio en el Hospital Fabella, cuando River nació con solo 2,4 kilogramos de peso, y pudo ocuparse del bebé en una celda especial hasta el 13 de agosto, después de que un Tribunal decidiera que la prisión no disponía de medios suficientes para el cuidado de River. Los jueces denegaron todos los recursos presentados tanto para que Reina y River pudieran estar juntas en prisión, como para conceder una libertad bajo fianza a la madre. Nasino fue detenida en noviembre de 2019 junto con otros 60 activistas de izquierda, acusada de posesión ilegal de armas y explosivos, aunque la defensa alega que los artefactos fueron colocados por la policía en el momento del arresto y que los cargos contra ella son «fabricados». Más de 600 presos políticos La activista está presa a la espera de juicio, como la mayoría de los más de 600 presos políticos que hay en las cárceles filipinas, a pesar de los esfuerzos de Kapatid y de otras organizaciones por pedir su liberación durante la pandemia por razones humanitarias, peticiones que de momento no han sido atendidas. Del total de presos políticos, 100 son mujeres, 47 son de edad avanzada y 63 están enfermos. «Los tribunales le fallaron varias veces: cuando no desestimaron el caso fabricado y sin fundamento presentado en su contra, cuando no buscaron la intervención de la Corte Suprema para la liberación de los presos con mayor riesgo de contagio de COVID-19, cuando le permitieron quedarse con su hija para que pudiera cuidar de ella», indicó Lim. El caso de Nasino ha abierto un debate interno dentro del Supremo acerca del papel que el alto tribunal debe jugar a la hora de proteger los derechos de los presos y los casos en los que se pueden aplicar libertades condicionales por razones humanitarias. Las prisiones de Filipinas son las más congestionadas del mundo, exceden en un 500 % su capacidad, y en ellas los reclusos viven hacinados en celdas sin apenas ventilación, por lo que son un peligroso foco de contagios de COVID-19.
04-10-2020 | Fuente: abc.es
Trump podría ser dado este lunes de alta pero su salud sigue sembrando dudas
El equipo médico de Donald Trump aseguró este domingo que el presidente de Estados Unidos «sigue mejorando» y que si su recuperación tras el Covid-19 que contrajo la semana pasada sigue el mismo curso, este lunes podría ser dado de alta del hospital Walter Reed, en Washington, y continuar su tratamiento en la Casa Blanca. Las buenas noticias sobre Donald Trump se vieron, sin embargo, enturbiadas una vez más con información confusa y cambios de relato sobre su estado de salud. Las indicaciones sobre la mejoría del presidente se acompañaron del reconocimiento de que había necesitado oxígeno los dos días anteriores ?algo que hasta ahora se había negado? y que había sido tratado con un esteroide, dexametasona, para controlar su respuesta inmune. «El paciente sigue mejorando», celebró el médico de la Casa Blanca, Sean Conley, en una comparecencia delante de la puerta del hospital. Dijo que no tenía fiebre desde el sábado, que camina sin dificultad y que no tiene complicaciones en el corazón, riñones o hígado. Otro de los doctores, Brian Garibaldi, detalló la terapia que sigue el presidente Trump, que el viernes recibió dos tipos de tratamientos experimentales con anticuerpos y que también desde ese día se le administra remdesivir, el único fármaco aprobado hasta ahora por los reguladores para combatir este coronavirus. Conley y Garibaldi mencionaron el uso de dexametasona, un esteroide que ha demostrado su eficacia en casos severos de Covid-19. Una de las mayores complicaciones de la enfermedad es la excesiva respuesta inmune que producen los pacientes tras la fase de infección y este esteroide contribuye a rebajar esa respuesta inmune. Respuestas vagas «Se siente bien, está movil», dijo Garibaldi sobre Trump. «Si sigue así, planeamos darle de alta tan pronto como mañana y que siga su tratamiento en la Casa Blanca». La comparecencia de Conley y del resto de doctores no contribuyó a cerrar las dudas y la confusión sobre el estado de salud de Trump. Conley tuvo que reconocer que no dijo la verdad en la víspera, cuando negó que el presidente hubiera requerido de oxígeno de forma artificial para combatir una caída de su capacidad respiratoria. Pero volvió a enturbiar su respuesta cuando se le preguntó si Trump había vuelto a necesitar oxígeno el sábado. «Lo tendría que preguntar al equipo de enfermeras», respondió a los periodistas el responsable de la salud del presidente Trump. «Creo que no? Si lo hizo, fue muy muy limitado. El único oxígeno que yo ordené, o que le administramos nosotros, fue el viernes por la mañana». Conley tuvo que dar explicaciones de por qué había mentido sobre ello en su anterior comparecencia ante la prensa. «Estaba tratando de reflejar la actitud positiva que había tenido el equipo, el presidente y la marcha de la enfermedad», dijo sobre su decisión de negar la asistencia con oxígeno. «No quería dar información que mostrara el curso de la enfermedad en otra dirección, y al hacerlo parecía que estaba tratando de esconder algo, lo que no es necesariamente cierto». La misma sensación dio este domingo cuando se le preguntó sobre qué niveles respiratorios había tenido el presidente en los episodios de bajada de capacidad que motivaron el uso de oxígeno. Dijo que el viernes se le administró porque estuvo por debajo del 94%, pero preguntado por si había bajado de 90%, volvió a enmarañarse en su respuesta y solo dijo que no había estado «en niveles bajos de 80». Contradicciones Tampoco fue claro sobre preguntas alrededor de los resultados de los escánares pulmonares que se le han hecho al presidente, ante la posibilidad de que sufriera una neumonía. Se limitó a decir que los resultados eran «lo esperado», sin dar más detalles. La comparecencia se producía un día después de que Conley y el jefe de Gabinete de Trump, Mark Meadows, ofrecieran versiones contradictorias sobre la salud del presidente. Frente a la visión del doctor de que todo iba bien en la recuperación de Trump, Meadows, mano derecha del presidente, confesó a los periodistas que la situación de Trump fue muy preocupante las anteriores 24 horas y que las siguientes 48 horas serían «críticas». Este domingo Conley aseguró que las palabras de Meadows se «malinterpretaron» y que lo que quería decir es que «24 horas antes» hubo un «episodio momentáneo de fiebre alta y caída termporal de la capacidad respiratoria que nos llevó a actuar de forma expedita para trasladarle aquí», en referencia al hospital militar donde se recupera. Alyssa Farah, portavoz de la Casa Blanca, defendió la credibilidad de Conely a pesar de que reconociera que no dijo la verdad en la víspera y dijo que «cuando tratas a un paciente, quieres proyectar confianza, quieres animarle y esa fue la intención». Sobre la información que proporcionó Meadows, solo dijo que el objetivo es «ser tan transparentes como sea posible». Farah no dio una respuesta clara sobre las circunstancias en las que Trump viajó a New Jersey el jueves, a un acto de recaudación electoral en el que tuvo contacto directo con seguidores y donantes. Para entonces, una colaboradora cercana que había viajado en varias ocasiones con él durante la semana, Hope Hicks, había dado positivo. Trump se hizo un test rápido esa misma noche, pero no se sabe si los resultados fueron antes o después de ese viaje. Sobre la justificación de la asistencia a ese acto, con un positivo en su círculo íntimo, Farah aseguró que fue «una decisión tomada por la Casa Blanca» y que «no se consideraba que supusiera un riesgo». Otros contagios Este domingo, otro colaborador cercano del presidente Trump dio positivo. Se trata de Nicholas Luna, un asistente directo del presidente, uno de los empleados de la Casa Blanca que le proporciona las notas, le acompaña en mítines o le escolta entre seguidores. Hasta el momento, además de Hicks y Luna, en el círculo de Trump se han contagiado otra asesora del presidente, Kellyanne Conway; tres senadores republicanos (Mike Lee, Tom Thillis y Ron Johnson); Ronna McDaniel, presidenta del partido republicano; Bill Stepien, director de la campaña para su reelección; Chris Christie, asesor del presidente y colaborador en la preparación de debates; y el reverendo John Jenkins, que, como muchos de los contagiados, asistió el sábado pasado a la presentación de la jueza Amy Coney Barrett como nominada por Trump para el Tribunal Supremo. En el acto participaron unas 150 personas, sin apenas mascarillas ni distancia física en el jardín de las rosas de la Casa Blanca, y se teme que surjan más contagios de otros asistentes.
25-09-2020 | Fuente: abc.es
China mantiene retenido al periodista que informó sobre el inicio de la pandemia en Wuhan
El abogado y periodista Chen Qiushi, desaparecido desde el pasado 6 de febrero tras viajar a la ciudad de Wuhan para informar sobre la crisis sanitaria del coronavirus, se encuentra en «buen estado de salud» pero continúa bajo «supervisión del Gobierno», según un amigo cercano. Chen viajó el pasado 24 de enero a Wuhan, según atestiguan sus publicaciones en YouTube, y desapareció varias semanas después tras informar de que los hospitales locales de la ciudad tenían pocos recursos y se topaban con dificultades para tratar a todos los pacientes. Desde entonces nadie ha sabido nada sobre su paradero, pero su amigo Xu Xiaodong, un popular luchador de artes marciales mixtas (MMA), ha asegurado en un vídeo en la misma plataforma que se encuentra en «un lugar seguro». «Está bajo supervisión. Aún no ha vuelto a casa», comenta en el vídeo, mientras que un abogado especializado en casos relacionados con los derechos humanos comentó al periódico South China Morning Post que Chen se encuentra en la ciudad oriental de Qingdao, donde viven sus padres. «De momento, las autoridades han decidido no procesarlo, y no es legal que lo sigan manteniendo bajo vigilancia», indicó esta fuente. Al margen de Chen, otros ciudadanos que también narraron la actualidad de Wuhan también desaparecieron, como el empresario Fan Bing o el joven reportero Li Zehua, aunque este último fue puesto en libertad en abril. El mismo día 6 de febrero, cuando el entorno de Chen recibía las últimas noticias de su amigo, la ira de millones de internautas chinos estaba a punto de converger con la muerte, horas después, de Li Wenliang. Li, oftalmólogo de 34 años, fue reprendido a finales de diciembre por la Policía de Wuhan tras alertar a sus colegas de que en el hospital donde trabajaba había un grupo de enfermos con síntomas de una neumonía similar a la del SARS, que azotó a China en 2003; finalmente, falleció por Covid-19. Su deceso desató una oleada de homenajes y críticas en las redes sociales chinas por la actuación de las autoridades al intentar silenciarle, aunque finalmente fue declarado oficialmente «mártir» de la lucha contra el coronavirus en abril. En Wuhan, las autoridades locales tardaron en dar parte de la información disponible sobre el brote, debido, según el entonces alcalde, Zhou Xianwang, a que necesitaban la aprobación de instancias superiores para hacerlo. Durante los meses más duros de la pandemia también se trató de contener el flujo de información a través de los medios tradicionales y de otros como el canal del periodista Chen, según Wu Qiang, analista político citado por South China Morning Post. «El aparato policial, que tiene autoridad para anteponerse a los sistemas administrativo y médico, fue la principal herramienta para controlar a la gente y controlar la opinión pública. Esto incluyó las informaciones de los llamados «periodistas ciudadanos», que eran «la principal preocupación de las autoridades», explica el experto.
14-09-2020 | Fuente: abc.es
Berlusconi sale del hospital tras superar el Covid: «Esta vez también me he librado»
«También me he librado esta vez. Esta ha sido la prueba más peligrosa de mi vida». Estas han sido las primeras palabras del ex primer ministro Silvio Berlusconi -el 29 de septiembre cumplirá 84 años-, tras ser dado de alta del hospital San Rafael en Milán, donde estuvo hospitalizado desde el jueves 3 de septiembre tras dar positivo por coronavirus y sufrir neumonía bilateral. Consciente de la atención que a todos los niveles ha suscitado su enfermedad, Berlusconi ha aprovechado la ocasión para leer un comunicado haciendo un llamamiento a la responsabilidad para combatir el Covid: «Cada uno de nosotros está expuesto al riesgo de contagiar a los demás, renuevo a todos el llamamiento a la máxima responsabilidad personal y social. Mi pensamiento va en primer lugar a los muchos pacientes de Covid y sus familias». El magnate agradeció al presidente de la República, Sergio Mattarella, su cercanía y solidaridad durante la enfermedad. Fueron muchos los que le expresaron esa cercanía, incluidos los rivales políticos. «El afecto y el interés que sentí a mi alrededor me dio la fuerza para superar los momentos más difíciles. Los primeros tres días fueron realmente difíciles porque se trata de una enfermedad grave e insidiosa. El 80 % de los mayores de 80 años afectados por el Covid no lograron superarlo», dijo el líder de Forza. Berlusconi ha explicado que el test que le realizaron «sorprendió a los médicos por la magnitud de la carga viral, que fue la más alta entre las decenas de miles observadas en el San Rafael». También estuvieron infectados por el virus su novia, la diputada Marta Fascina, 30 años, y tres de sus hijos: Marina (54), Bárbara (36) y Luigi (31) «En marzo o abril habría muerto» Su médico personal, Alberto Zangrillo, que es jefe de los anestesistas y de terapia intensiva en el citado hospital, hizo el pasado jueves una sorprendente declaración en el canal La7: «La carga viral del test de Berlusconi fue tan alta que en marzo-abril, ciertamente, no habría tenido el resultado que afortunadamente tiene ahora». El presentador le preguntó a Zangrillo: ¿Lo habría matado el virus? «Absolutamente sí, lo más probable es que sí, y él lo sabe. Y no es una broma para exagerar, teniendo en cuenta el personaje del que estamos hablando», respondió Alberto Zangrillo. Indirectamente, el médico personal se refería a las muchas veces que dieron por muerto políticamente a Berlusconi. Siempre «resucitó» en política. Los allegados del líder de Forza Italia que pudieron comunicarse con él en los últimos días, decían con satisfacción tras comprobar su buen humor: «Berlusconi ha vuelto». El médico personal del Cavaliere reconoció en estos días que fue un error haber dicho en mayo que «el coronavirus no existe, está clínicamente muerto». Hoy, Zangrillo habla de la necesidad de respetar las reglas para superar la enfermedad: «Creo que Berlusconi ha contribuido a demostrar que, siguiendo reglas precisas, seremos capaces de vencer al virus».
12-09-2020 | Fuente: as.com
Muere Joaquín Carbonell
El cantautor llevaba 47 días ingresado por una neumonía derivada del coronvairus. Ha fallecido a los 73 años de edad.
09-09-2020 | Fuente: as.com
Positivo el cura que acusó a los homosexuales de la pandemia
El líder de la Iglesia ortodoxa en Ucrania ha sido ingresado con neumonía tras haber contraído el coronavirus. Reacciones irónicas en redes sociales.
1
...