Infortelecom

Noticias de narrativa

02-06-2020 | Fuente: elmundo.es
Cristina Morales: "Con la pandemia han emergido los pilares de la democracia: la desigualdad y la juerga autoritaria"
Anagrama recupera 'Introducción a Teresa de Jesús' y 'Los combatientes', el polémico debut de la Premio Nacional de Narrativa 
23-05-2020 | Fuente: elpais.com
Desescalada de lecturas
Especialistas en narrativa, poesía, ensayo, cómic, infantil y otros géneros seleccionan sus títulos preferidos entre los publicados en lo que va de año
15-05-2020 | Fuente: abc.es
La vacuna y el relato
La pandemia de coronavirus ha añadido, al menos, dos frentes simultáneos a la confrontación entre China y EE.UU. que cada vez recuerda más a la carrera espacial de la Guerra Fría. El primero sería la urgente búsqueda de una vacuna. Lo que debería ser un esfuerzo científico global empieza a quedar distorsionado en virtud de la obsesión por ser los primeros, no carente de efectos devastadores: desde impedir y ralentizar la necesaria cooperación hasta dificultar el acceso de las naciones más pobres a un eventual tratamiento. El segundo frente abierto en este pulso hegemónico sería la batalla del relato sobre el Covid-19. Mientras los EE.UU. de Trump han empezado a recurrir a la conspiranoia, China utiliza su creciente autoritarismo para exonerarse de cualquier responsabilidad. En el frente diplomático, Pekín ha pasado durante los dos últimos meses de la cortesía a la intimidación para contrarrestar las acusaciones de al menos negligencia dolosa en el origen de la pandemia. Dentro de esta contraofensiva, tan poco protocolaria como ingeniosa, el gobierno comunista argumenta que China se enfrenta a una reedición de la narrativa falsaria utilizada para justificar la invasión de Irak en 2003. Es decir, gravísimas acusaciones sobre el origen del virus sin ninguna base real como en el caso de las inexistentes armas de destrucción masiva atribuidas al régimen de Sadam Husein. En su refutación, el Ministerio de Exteriores en Pekín no ha dudado incluso en invocar al mismísimo Abraham Lincoln: «Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo». Esta diplomacia china se conoce como Wolf Warrior, por una popular serie de películas en la que patrióticos comandos luchan y derrotan a mercenarios extranjeros en diferentes partes del mundo. El arsenal de esta asertividad tratada con esteroides nacionalistas incluye desde agresivas acusaciones hasta extorsiones en búsqueda de silencio. Todo bajo la guerrera convicción de que ha llegado la hora de China frente a un Occidente en declive.
06-05-2020 | Fuente: abc.es
Un vídeo reabre la investigación de la muerte a tiros de un joven negro en Georgia
La aparición de un vídeo grabado por un ciudadano ha provocado la reapertura de la investigación de la trágica muerte de un joven negro en Georgia (EE.UU.), en un incidente armado con tintes racistas en el país. Ahmaud Arbery, de 25 años, cayó muerto por disparos en Brunswick, una ciudad a medio camino entre Savannah y Jacksonville (Florida) el 23 de febrero. Iba corriendo por un barrio residencial cuando dos hombres armados en una camioneta le persiguieron, le pararon y le dispararon en un altercado. Eran dos hombres blancos, padre e hijo, Gregory McMichael, de 64 años, y Travis McMichael, de 34. El segundo acabó con su vida de tres tiros con una escopeta recortada. Aquel día, Gregory McMichael vio a Arbery en plena carrera en su barrio. Según aseguró en el informe policial del incidente, creía que se trataba de un ladrón que había entrado en varias casas del barrio y que había sido grabado por una cámara de seguridad. Avisó a su hijo, Travis, y ambos cogieron sus armas porque no sabían «si el hombre estaría armado o no», pero sospechaban que sí porque «la otra noche» habían visto al mismo hombre y se había metido «la mano por dentro del pantalón». Se montaron en la camioneta, se les unió un tercer vecino, y fueron en su búsqueda, pararon en medio de la carretera por la que corría Arbery, lo trataron de detener, hubo un altercado y Travis le disparó tres veces.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="en" dir="ltr">?The series of events captured in this video confirm what all the evidence indicated prior to its release? Ahmaud Arbery was pursued by three white men that targeted him solely because of his race and murdered him without justification. This is murder.? <a href="https://t.co/v4TAs0RjO7">pic.twitter.com/v4TAs0RjO7</a></p>&mdash; S. Lee Merritt, Esq. (@MeritLaw) <a href="https://twitter.com/MeritLaw/status/1257740136168722434?ref_src=twsrc%5Etfw">May 5, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> La versión de la familia de Arbery y de sus abogados era mucho más sencilla: el joven salía a correr de forma habitual para hacer deporte. La versión que los McMichael dieron a la policía es que Arbery fue al ataque contra Travis, comenzaron a pelear por la recortada que llevaba este último, que acabó por dispararle. El informe policial no especificaba que Arbery llevara un arma. Lo más sorprendente del caso es que las autoridades no detuvieron a ninguno de los McMichael ni interpusieron ningún cargo. El asunto se embrolló porque el primer fiscal encargado del caso, George Barnhill, tuvo que recusarse, ya que su hijoo trabajó en la misma oficina que el mayor de los McMichael, que fue policía e investigador de la fiscalía del condado. Barnhill fue quien decidió que no había suficientes pruebas para arrestar a los McMichael, ya que la legislación de Georgia permite a los ciudadanos detener a un delincuente en caso de presenciar una ofensa o si tiene conocimiento inmediato de ella. Y que el uso de la recortada pudo ser en defensa propia. También aseguró que Arbery tenía historial criminal y problemas mentales. Un segundo fiscal asignado al caso también tuvo que ser recusado por las protestas de la madre de Arbery, Wanda Cooper. La aparición del vídeo, filtrado de forma anónima a la opinión pública, ha dado un vuelco al caso. Está grabado desde un coche que va detrás de Arbery, al que se le ve correr por el lado izquierdo de la calzada y llegar a la altura de la camioneta de los McMichael. Arbery la rodea por el lado derecho y llega al encuentro de Travis McMichael. Se escucha un disparo mientras ambos se enzarzan en una pelea, y, después, otros dos disparos. Arbery trata de seguir corriendo y cae pocos metros más allá. El documento ha provocado que un nuevo fiscal, Tom Durden, considere que el caso «se presente ante un jurado del condado de Glynn para que se considere la imposición de cargos penales». Durden aseguró haber llegado a esta conclusión «después de una revisión cuidadosa de la prueba». Cooper, la madre del fallecido, aseguró a la cadena CBS que el vídeo «demuestra que mi hijo no estaba cometiendo un crimen. Estaba en su carrera diaria y fue cazado y matado como un animal». Lee Merritt, uno de las abogados de la familia de Arbery, aseguró que estaban convencidos que ese vídeo ya estaba en manos de los anteriores fiscales que decidieron no arrestar ni incriminar a los McMichael (en su decisión, Barnhill hablaba de un vídeo en el que se grababa la persecución de Arbery), lo que ha provocado mayor indignación. «Arbery no cometió ningún crimen ni había razones para que esos hombres creyeran que tenían el derecho a detenerle con armas o de usar fuerza letal contra él», aseguró Merritt en un comunicado. «Esto es un asesinato», concluyó el abogado que aseguró que quienes le perseguían «lo hacían solamente por su raza y lo asesinaron sin justificación» y que la representación que el fiscal Barnhill hizo de Arbery como un criminal con problemas mentales es una «narrativa falsa». «Estaban tratando de retratarle como a un ladrón», criticó otro abogado de la familia, David Crump. «Lo único que sabían es que era un joven negro». El futuro del caso y cuándo podrá celebrarse el jurado para decidir sobre la imposición de cargos criminales es incierto, por los retrasos y el cierre de algunos servicios judiciales en Georgia por la epidemia de coronavirus. Pero la aparición del vídeo ha provocado una sacudida de críticas en EE.UU., donde en los últimos años se han sucedido los casos de muertes a tiros de jóvenes negros desarmados, y hubo concentraciones en Brunswick de jóvenes negro con carteles de «Yo corro con Ahmau». El caso se ha hecho también un hueco en la carrera electoral a la presidencia. El candidato demócrata «de facto», el exvicepresidente Joe Biden, aseguró que lo que muestra el vídeo es «claro»: que Arbery fue «matado a sangre fría», que «merece justicia y la merece ya» y que es ya tiempo de una «investigación ágil, completa y transparente a este asesinato».
22-04-2020 | Fuente: abc.es
Trump ordena por Twitter a la Armada «disparar y destruir» a las lanchas iraníes que acosan a sus buques
Donald Trump aseguró este miércoles que ha dado la orden a la Armada de EE.UU. de «disparar y destruir» a las lanchas armadas de Irán que acosan a los buques estadounidenses en Oriente Próximo. El presidente de EE.UU. no dio detalles de qué incidentes se han producido, pero parece referirse a un comunicado publicado hace una semana por la flota de la Armada basada en Baréin. En él, se advertía de que un grupo de once lanchas armadas de Irán habían realizado maniobras «peligrosas y de acoso» cerca de buques estadounidenses en el golfo Pérsico, pasando a diez metros de los barcos en algunas ocasiones, y realizando cruces por proa y por popa. «Esas acciones peligrosas y provocativas incrementan el riesgo de cálculos fallidos y colisiones», dijo la Armada, que añadió que las maniobras «no respetan las obligaciones del derecho internacional de actuar con observación de la seguridad de otras naves en la zona». Teherán ha dicho que la provocación vino de los barcos estadounidenses. El incidente se produjo el miércoles pasado y, en la víspera, un grupo de hombres armados iraníes asaltaron y apresaron temporalmente un petrolero con bandera de Hong Kong. «He dado instrucciones a la Armada de EE.UU. de disparar y destruir cualquier lancha armada iraní si acosa a nuestros buques en el mar», dijo Trump en un mensaje escueto.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="en" dir="ltr">I have instructed the United States Navy to shoot down and destroy any and all Iranian gunboats if they harass our ships at sea.</p>&mdash; Donald J. Trump (@realDonaldTrump) <a href="https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1252932181447630848?ref_src=twsrc%5Etfw">April 22, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Después, aprovechó para cargar contra Joe Biden, el que será su contrincante en las elecciones de noviembre, donde se juega la reelección. «?Sleepy Joe? (?Joe el dormido?, el mote que utiliza para el ex vicepresidente) creía que esto está bien. ¡Yo no!», escribió en un mensaje subsiguiente en el que compartía un vídeo con esos supuestos acosos. Trump recurre a esta amenaza a Irán para cambiar la narrativa en EE.UU., donde buena parte de la atención se la lleva la crisis del coronavirus y la gestión que su Gobierno ha realizado. EE.UU. es el país más castigado del mundo, con más de 825.000 contagios confirmados y más de 45.000 muertes por la epidemia, y en medio de debates tensos sobre cuándo y cómo levantar las restricciones al confinamiento de buena parte de la población para reactivar la economía del país, que se ha desplomado por la crisis. La amenaza de Trump a Teherán es el último capítulo de las crecientes tensiones entre ambos países, que arrancaron con la salida de EE.UU. del acuerdo nuclear con Irán y que llegaron a su punto más alto el pasado enero, cuando las fuerzas estadounidenses mataron al líder militar iraní, el general Qassem Suleimani.
08-04-2020 | Fuente: elmundo.es
Muere el poeta cubano César López
La poesía fue el género literario que le llevó a convertirse en una de las voces más relevantes de Cuba en la segunda mitad del siglo XX, aunque también destacó en la narrativa y el ensayo, 
05-04-2020 | Fuente: abc.es
La reelección de Trump, un referéndum sobre su gestión de la epidemia
Hace un mes, la atención de EE.UU. estaba puesta en los resultados del Supermartes, la jornada más decisiva de las primarias demócratas, en la que Joe Biden dio la vuelta a la carrera por la nominación frente a Bernie Sanders. El ex vicepresidente capturaba los titulares y salía disparado hacia la nominación y hacia la disputa de la reelección a Donald Trump. Ha pasado solo un mes, pero parecen años. La victoria del ex vicepresidente -como el «impeachent» a Trump o los tambores de guerra con Irán- forma parte de un pasado difuso, de la era «a.c.», «antes del coronavirus». Hoy es un mundo diferente, con más del 80% de la población de EE.UU. bajo orden de quedarse en su casa, con el país parado, con su principal ciudad -Nueva York- callada por la sirena de las ambulancias, con más de un cuarto de millón de contagios, con miles de muertos y cientos de miles quizá por llegar. Y con Biden encerrado en el sótano de su casa en Delaware. La sacudida de la epidemia ha lanzado por los aires las elecciones. Las primarias de finales de marzo y abril se han retrasado, las de mayo son una incógnita. La convención demócrata se ha trasladado de mediados de julio a, de momento, mediados de agosto. Lo que es impensable que cambie es que el martes 3 de noviembre habrá elección presidencial. Hace un mes, Trump iba lanzado a la reelección, tras salir indemne del «impeachment» y con un desempleo en mínimos históricos. Biden iba a basar su campaña en un mensaje de unidad frente a la polarización de Trump y en cuestionar el éxito económico de Trump como una bonanza que no llega a todas las capas sociales. El coronavirus ha lanzado las piezas de esta partida por los aires. La elección presidencial de 2020 será más un referéndum sobre la gestión de Trump de la epidemia. Es difícil predecir cuánto durará la crisis en EE.UU. y qué efectos tendrá. Al cierre de esta edición, EE.UU. iba camino de sobrepasar los 280.000 contagios -de largo, el país con más casos del mundo- y había superado con creces los 7.000 muertos. Las proyecciones más optimistas que maneja la Casa Blanca dan una cifra total de fallecidos de entre 100.000 y 240.000. Estrategia de defensa El desafío para Trump será disociar esa tragedia de su gestión. El primer objetivo es cambiar el relato sobre su reacción a la epidemia. Durante semanas, el presidente de EE.UU. menospreció la gravedad de la crisis. Más de un mes después del primer contagio, decía que «es como una gripe», que habría una vacuna «bastante pronto» y que, para los casos menos graves, las medidas de precaución «ni siquiera sería necesarias». A mediados de febrero, aseguraba que el coronavirus «se irá en abril». Hasta el 16 de marzo, la Casa Blanca no adoptó directivas de distanciamiento para los estadounidenses. Y, todavía la semana pasada, Trump decía que el país estaría «en marcha» y las iglesias «hasta arriba» en Pascua, el domingo que viene. En los últimos días, Trump se ha esforzado en torcer esa narrativa. Este mismo viernes negó que dijera que la epidemia desapareciera en abril y ha afirmado -contra todas las evidencias- que él supo que era una pandemia desde el comienzo. Su estrategia de defensa se basará en varios puntos: defender que salvó «millones de vidas» con la prohibición de los viajes desde China al principio de la crisis (lo que se demostró insuficiente), culpar a Barack Obama (que dejó la Casa Blanca hace más de tres años) de los problemas para hacer test, acusar a China de no haber dado cifras ciertas y haber ocultado la gravedad de la epidemia y resguardarse en la configuración federal de EE.UU. Desde que la epidemia ha mostrado su fortaleza, ha insistido en que es responsabilidad de los gobernadores si tienen o no capacidad de enfrentar la crisis, les ha acusado de reaccionar tarde y ha defendido que la Administración federal es solo el «refuerzo». Rueda de prensa diaria Trump disfruta de una rueda de prensa diaria, que muchas veces va más allá de las dos horas, para martillear estos mensajes. Su índice de aprobación ha subido desde el principio de la crisis, aunque en la última semana, tras los giros bruscos de su mensaje -de decir que el país estaría «en marcha» en dos semanas a recomendar el confinamiento durante un mes-, se ha corregido a la baja. Al mismo tiempo, ha mejorado menos que el índice de aprobación de los gobernadores de los estados más afectados por la crisis, como Andrew Cuomo en Nueva York. Las encuestas antes de la crisis daban una ventaja de varios puntos a Biden frente a Trump para noviembre. Ahora son papel mojado. Biden, que brillaba a principios de marzo tras una campaña mediocre, ha quedado en personaje irrelevante, con apariciones esporádicas en entrevistas o mensajes desde su sótano, mientras que Trump, para bien o para mal, habla todos los días a los estadounidenses. El fin de la crisis está muy lejos, casi tanto como las elecciones. Pero hay una cosa clara: la campaña de 2020 es la respuesta a la epidemia. La economía, el fuerte electoral de Trump, se evapora EE.UU. saldrá de la epidemia como un peaje trágico en vidas humanas, pero también con un golpe devastador en la economía, una cuestión que da y quita presidencias. Trump tenía en ese frente buena parte de sus esperanzas para la reelección. Pero la crisis del coronavirus ha evaporado en dos semanas toda la creación de empleo desde 2015, diez millones de puestos de trabajo, y hay previsiones que apuntan a un paro de entre el 20% y el 32%, después de que Trump lo hubiera dejado en el 3,5% -su nivel más bajo para el último siglo- antes del coronavirus. EE.UU. va camino de una recesión inevitable, después de un crecimiento robusto con Trump, y habrá que ver cómo lo penalizan las urnas. Los votantes suelen castigar a los presidentes que gestionan el país en una crisis económica (Jimmy Carter y George H.W. Bush son ejemplos de ello), pero confían en los que la navegan por una guerra o una catástrofe natural. Después de su desprecio inicial de la crisis -en sintonía con los mensajes de los medios que prefieren sus bases, que la calificaron como un «engaño» de los demócratas-, ahora Trump se califica como «wartime president», un presidente en tiempo de guerra.
17-03-2020 | Fuente: elpais.com
?Red Dead Redemption 2?
El juego que en 2018 explotó todas las posibilidades narrativas del lejano oeste inaugura nuestras recomendaciones lúdicas durante la cuarentena
13-03-2020 | Fuente: elmundo.es
Isabel II, una historia de misoginia y pornovenganza
Herminia Luque gana el Premio Edhasa de Narrativas Históricas con 'La reina del exilio', una novela sobre las traiciones políticas y personales de las que fue víctima la monarca 
08-03-2020 | Fuente: abc.es
La lucha de las Madres de Abril contra la impunidad y el olvido en Nicaragua
Álvaro Conrado acababa de cumplir quince años cuando el 20 de abril de 2018 salió de casa para apoyar a los estudiantes universitarios que protestaban, en Managua, contra el Gobierno de Daniel Ortega. Era la respuesta de los jóvenes por la represión empleada por este contra los pensionistas que salieron a la calle dos días antes para rechazar la reforma de la Seguridad Social impuesta por el presidente sandinista por decreto. Esta protesta fue el desencadenante de unas movilizaciones que han sumido al país en una crisis política y social que está a punto de cumplir dos años. Álvaro pretendía llevar agua a los universitarios, pero no pudo llegar. «Fue el primer niño asesinado en las protestas. Lo disparó un francotirador en el cuello. Lo llevaron a un hospital público donde le fue negada la atención médica [el gobierno encarcelaba a quienes atendiera a los manifestantes], y cuando lo llevaron a otro centro ya era demasiado tarde. Se había desangrado», relata a ABC su madre, Lizeth Dávila. Lizeth es vicepresidenta de la Asociación Madres de Abril (AMA), que reúne a padres y familiares de las víctimas que han muerto bajo el fuego y la represión de la policía nicaragüense, así como paramilitares simpatizantes del régimen (328 personas, según la Comisión Interamericana de DD.HH., desde abril de 2018). La asociación lucha desde su creación para lograr justicia contra estos crímenes. «Por parte de las autoridades y la fiscalía no ha habido ninguna voluntad por esclarecer ninguna de las muertes de estos muchachos. Todos los expedientes están engavetados (guardados), y en Nicaragua no hay acceso», denuncia Lizeth. A su lado está Josefa Meza, madre de Jonathan Morazán, que murió a los 21 años cuando participaba, el 30 de mayo de 2018, en la bautizada como «La madre de todas las marchas». La histórica y multitudinaria manifestación que además de celebrar el Día de la Madre denunciaba la muerte de más de 70 de personas, entre ellos muchos jóvenes, en apenas mes y medio de movilizaciones. La celebración y reivindicación se convirtieron en una masacre. El luto escenificado por muchas madres en solidaridad con otras, se convirtió ese día en un luto real. «Mi hijo, estudiante de diseño gráfico, fue asesinado como muchos otros», recuerda Josefa, que también forma parte de la delegación de AMA que estos días está de gira por Europa ?Ginebra, Ámsterdam, Madrid (del 9 al 11 de marzo), París, Bruselas..?. «El motivo de esta gira es hacer incidencia a la comunidad internacional para que presionen a sus gobiernos para acelerar las sanciones hacia el dictador Ortega, que sigue masacrando, acosando y reprimiento al pueblo, y sobre todo a la oposición», explica en conversación telefónica desde Ámsterdam. A esto se suma el hostigamiento constante, ejercido también por conciudadanos, contra los presos políticos excarcelados ?gracias a una ley de amnistía rechazada por AMA, pues le otorga impunidad al régimen frente a los crímenes?. El más reciente y mediático ejemplo de este acoso es el boicot del funeral del poeta y sacerdote Ernesto Cardenal, que en los últimos años fue muy crítico con Ortega. «También está profanando tumbas y los asesinatos continúan dentro del país, esta vez de manera selectiva pero no ha dejado de asesinar ?subraya Josefa?. Todo eso hemos venido a denunciar, porque en Nicaragua no hay justicia, ni siquiera una debida investigación.». Lizeth y Josefa participaron hace unos días en la 43 sesión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, en Ginebra, en la que se han reunido con diferentes relatorías para denunciar «los casos más recientes» y todo lo que está sucediendo en el país, «donde seguimos viviendo en un Estado militar de ?facto?», indica Josefa. <blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">¡LAS MADRES DEMANDAMOS JUSTICIA, VERDAD, REPARACIÓN Y GARANTÍAS DE NO REPETICIÓN! ¡NO QUEREMOS IMPUNIDAD! <br><br>Intervención de Lizeth Dávila, vice-presidenta de la Asociación Madres de Abril, AMA en la 43 Sesión Consejo de Derechos Humanos Naciones Unidas <a href="https://t.co/CaGJCEv1w3">pic.twitter.com/CaGJCEv1w3</a></p>&mdash; Asociación Madres De Abril (AMA) (@MadresDeAbril) <a href="https://twitter.com/MadresDeAbril/status/1233163757532127237?ref_src=twsrc%5Etfw">February 27, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> A pesar de que la crisis nicaragüense ha desaparecido prácticamente de los medios, esta persiste y corre el riesgo de enquistarse. «Vivimos bajo una dictadura. En Nicaragua nada está normal, por eso venimos a Europa a denunciarlo. Ortega sigue negando los crímenes de lesa humanidad que ha cometido», añade Lizeth. Museo de la Memoria Durante esta gira se están reuniendo además con las diferentes plataformas de SOS Nicaragua creadas en Europa, que se han convertido en el altavoz de su mensaje, que mediante actos sociales y culturales intentan dar a conocer en cada país, incluida España. «Estamos buscando justicia, porque en Nicaragua no la hay. Y mientras esté el dictador nunca la habrá. Todos los poderes, todo el sistema está viciado», señala la madre de Jonathan.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">En 2018 el gobierno de <a href="https://twitter.com/hashtag/Nicaragua?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Nicaragua</a> cometió crímenes de lesa humanidad. La represión estatal asesinó a más de 325 personas.. Estas son sus historias. Esta es nuestra lucha contra el olvido.<br><br><a href="https://twitter.com/hashtag/AMAyNoOlvida?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#AMAyNoOlvida</a> Museo de la Memoria contra la Impunidad <a href="https://t.co/bjGVaSnLWF">https://t.co/bjGVaSnLWF</a> <a href="https://t.co/jATta5RWG4">pic.twitter.com/jATta5RWG4</a></p>&mdash; #AMAyNoOlvida Museo de la Memoria (@museomemoria_ni) <a href="https://twitter.com/museomemoria_ni/status/1180919293711704064?ref_src=twsrc%5Etfw">October 6, 2019</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Otro de los objetivos de la Asociación Madres de Abril es que no se olvide a las víctimas. Lo está haciendo a través de la creación del Museo de la Memoria y la Impunidad, cuyo fin es el de «conservar la verdadera realidad de nuestros hijos, dignificándola. Y contrarrestar la narrativa del Gobierno porque nuestros hijos no eran delincuentes, la mayoría eran estudiantes». La única exposición alumbrada por el museo ha sido «Ama y no olvida», que logró sobrevivir al régimen dos meses antes de ser clausurado. Pero la iniciativa no ha muerto pues se puede visitar virtualmente, y AMA tiene en proyecto que se transforme en un museo itinerante que viaje a otros países para que se conozca «cómo el Gobierno asesinó a nuestros hijos», concluye Lizeth.
1
...