Infortelecom

Noticias de movimiento 5 estrellas

21-11-2020 | Fuente: elpais.com
La formación, sin grupo en la Unión Europea y en plena caída en Italia, busca una nueva transformación que le permita estabilizarse
24-10-2020 | Fuente: abc.es
Guerrilla urbana en Nápoles en protesta por el toque de queda
La rabia en Nápoles por el toque de queda se convirtió anoche en guerrilla urbana. Hubo incluso una agresión organizada militarmente, con una especie de «dirección» oculta que llevó a los distintos grupos a atacar a los policías y carabineros que intentaban desesperadamente defender el perímetro del Palazzo Santa Lucia, la sede central del gobierno de la región de Campania, según el diario local «Il Mattino». Los manifestantes arrancaron en las calles «sampietrini» para arrojarlos contra la policía, incendiaron papeleras, lanzaron cartas bomba y atacaron a periodistas. La policía respondió con gases lacrimógenos. Fueron arrestadas dos personas, con antecedentes por tráfico de drogas. En principio, se trataba de una manifestación de protesta pacífica organizada por comerciantes y ciudadanos contra el toque de queda impuesto por el gobernador de Campania, Vincenzo De Luca. En total, unas 3.000 personas se echaron a las calle, convocadas en las redes sociales, pero en las acciones violentas participaron fundamentalmente unos cientos de jóvenes. Detrás de la guerrilla estaban clanes de la camorra, la mafia napolitana, según la Comisión parlamentaria antimafia: «Anoche en Nápoles, en la irracionalidad de tanta gente, evidentemente inconsciente de lo que estaba haciendo, también hubo una dirección que sí sabía lo que hacía. Se ha comprobado la presencia real de hombres de los clanes de Pignasecca, Pallonetto y de los Quartieri Spagnoli (los barrios españoles)», afirma en una nota el senador del Movimiento 5 Estrellas, Nicola Morra, presidente de la comisión Antimafia. Temor a disturbios El temor a disturbios armados si se produce un confinamiento general del país había sido expresado por el profesor Ranieri Guerra, representante de la Organización Mundial de la Salud en el comité científico que asesora al gobierno italiano: «Debemos evitar el confinamiento porque provocaría disturbios armados. La gente está exhausta por el encierro de tres meses. Desgraciadamente, en el verano bajaron demasiado la guardia, alentados también por colegas que no entienden muy bien qué trabajo hacen». En unas declaraciones al diario «Il Fatto», Ranieri Guerra, dio igualmente su opinión sobre los toques de queda que están imponiendo diversas regiones: «Es un paliativo para no cerrar todo. También sirven para limitar el consumo de alcohol y otras sustancias que relajan los frenos inhibitorios, exponiendo a los jóvenes a riesgos». Difusión exponencial La situación se hace cada vez más dramática, por la difusión del virus es exponencial. El viernes hubo 19.143 nuevos contagiados (16.078, el jueves), lo que constituye un récord en un solo día. Desde el pasado lunes hasta ayer hubo 70.633 nuevos infectados, frente a los 36.666 de los cinco primeros días de la semana pasada y los 18.442 de la precedente. La voz de alarma la dieron ayer el ministerio de Sanidad y el prestigioso Instituto Superior de Sanidad (ISS): «La situación es muy grave: se deben tomar medidas de inmediato que favorezcan una reducción drástica de las interacciones físicas entre las personas y que puedan aliviar la presión sobre los servicios de salud, incluyendo restricciones a actividades no esenciales y restricciones a la movilidad», subrayó el ministerio de Sanidad y el ISS, destacando que el índice de transmisión de la infección (Rt) ha subido, en promedio, a 1,5. Esto significa que dos infectados contagian, en promedio, a otras tres personas. Pero, en Milán y en otros territorios, ese índice ya es mucho más alto, por lo que el llamamiento del ISS y del ministerio de Sanidad es «permanecer en casa cuando sea posible, porque la situación es muy grave». Especialmente grave se considera la situación en ocho regiones italianas. Cambio de estrategia El primer ministro, Giuseppe Conte, se muestra muy preocupado por el rápido aumento de casos positivos. Considera que la «situación es grave», pero asegura que «se debe evitar el confinamiento general». Lo que parece evidente, como hoy destacan todos los medios italianos, es que Conte tendrá que cambiar de estrategia: Era partidario de una línea moderada en las restricciones, pero las medidas aprobadas el domingo pasado han sido ya muy superadas por la gravedad de la difusión del virus. Nuevas medidas más restrictivas serán aprobadas por el gobierno. Podría imponerse toque de queda a las 21.00 (bares y restaurantes han planteado batalla) y limitar los movimientos, salvo por motivos de trabajo, urgencias sanitarias y la escuela. En principio, la intención del gobierno es parar las actividades consideradas no esenciales, desde conferencias y convenios hasta deportes no profesionales, imponiendo límite de asientos en autobuses. Conte y el ministro de Economía, Roberto Gualtieri, han prometido nuevas ayudas a los sectores más golpeados por la crisis. El nuevo decreto del gobierno llegará muy pronto, según los medios italianos. Podría ser mañana mismo. Mientras, Conte ha manifestado este mediodía a la Asamblea nacional de artesanos y pequeñas empresas que «si no protegemos la salud, no podemos proteger la economía. Las próximas semanas serán muy complejas». Por su parte, el presidente de la República, Sergio Mattarella, ha advertido: «Se debe evitar que la pandemia aumente las desigualdades».
06-10-2020 | Fuente: abc.es
El Gobierno italiano elimina la dura ley de inmigración de Salvini
Italia cambia su política inmigratoria. El Consejo de Ministros ha cambiado los dos decretos de seguridad adoptados en 2018 y 2019 por el entonces ministro del Interior, Matteo Salvini. Son tres los puntos fundamentales en la nueva legislación: el rescate de náufragos es una obligación constitucional e internacional, se prohíbe la repatriación de inmigrantes que puedan correr peligro de tratos inhumanos en su país y se amplía el derecho de la acogida e integración. Un año después de la formación de gobierno, con el Partido Democrático (PD) y el Movimiento 5 Estrellas como fuerzas mayoritarias de la coalición, se han cambiado las reglas impuesta por el líder de la Liga. En el nuevo decreto de seguridad desaparecen las multas ?entre 10.000 y 50.000 euros- y la confiscación de las naves de las ONG que actúan en rescates de inmigrantes en el mediterráneo, si violaban la prohibición de entrar en aguas territoriales italianas. Además, se plantea el rescate de vidas en el mar como una obligación constitucional e internacional. Solamente, se impondrán multas cuando haya «motivos de orden público y de seguridad o violación de las normas sobre tráfico ilícito de inmigrantes por vía marítima». En este caso, se aplicará la legislación del Código de Navegación, que prevé una multa entre 10.000 y 50.000 euros y pena de cárcel hasta dos años. Cabe destacar que en el nuevo decreto esta competencia recae en el ministerio de Transportes, mientras en el anterior gobierno fue Matteo Salvini, entonces vicepresidente y ministro del interior, quien asumió ese control. Más protección y acogida El nuevo sistema cambia la legislación sobre la protección humanitaria internacional y el permiso de residencia. Ahora se establece la prohibición de la expulsión a su país, en caso de que la repatriación conlleve un riesgo de tortura para el interesado. El decreto agrega a esta hipótesis el riesgo de que el extranjero sea sometido a tratos inhumanos o degradantes, prohibiéndose la expulsión incluso si hay riesgo de violación del derecho al respeto a su vida privada y familiar. En estos casos se prevé la concesión de un permiso de residencia para protección especial, con la posibilidad de transformarlo en permiso de trabajo. En el nuevo «sistema de acogida e integración», los extracomunitarios ingresarán en centros , donde no podrán estar más de 90 días (hasta ahora el límite era de 180) y correrán el riesgo de ser arrestados y juzgados de inmediato en caso de daños en el centro. Hasta ahora esos centros, siempre masificados, se convertían en una especie de hotel, del que muchos se marchaban casi sin dejar rastro en busca de un trabajo en negro. Ahora se pretende que haya pequeños centros en todo el país, en los que se busque de inmediato la integración, con cursos de italiano y formación para los que soliciten asilo. Se les reconocerá el derecho de inscribirse en el registro civil de los municipios donde están acogidos. El nuevo decreto sobre seguridad endurece la legislación con la llamada «norma Willy», para castigar la violencia que a veces conlleva la «movida». Se ha adoptado el nombre de Willy Monteiro Duarte, un joven de Cabo Verde de 21 años, brutalmente asesinado con una paliza por cuatro italianos. Ahora, el solo hecho de participar en una pelea cuando haya un suicidio lesiones personales, comportará la pena de prisión entre 6 meses y 6 años. El objetivo es alejar a los violentos de lugares de cómo discotecas, bares y locales nocturnos. Adiós a la propaganda Difícil ha sido la negociación entre el Partido Democrático y el Movimiento 5 Estrellas sobre el nuevo decreto de inmigración. Pero al final han conseguido cancelar y dejar atrás la política de Salvini sobre inmigración, que se centraba en un lema: «Puertos cerrados». El primer ministro, Giuseppe Conte, ha tratado de mediar entre las dos corrientes de la mayoría gubernamental ?PD y M5E- y ha declarado: «Ni puertos cerrados ni puertos abiertos». Más rotundo ha sido el líder del PD, Nicola Zingaretti: «Las medidas de propaganda de Salvini ya no están. Queremos una Italia más humana y segura. Una Europa más protagonista». Dura ha sido la reacción de Matteo Salvini: «El gobierno abre los puertos a los clandestinos y traficantes de seres humanos».
24-09-2020 | Fuente: abc.es
Beppe Grillo ataca al Parlamento: «No creo en absoluto en la representación parlamentaria»
«No creo ya absolutamente en el Parlamento, sino en la democracia directa la que se hace con referendos», ha dicho Beppe Grillo, el fundador y «garante» del Movimiento 5 Estrellas (M5E), durante un debate en videoconferencia con el presidente del Parlamento Europeo, el italiano David Sassoli, del Partido Democrático. Diversos partidos políticos, entre ellos en PD, consideran escandalosas las declaraciones de Grillo, quien sugirió «extraer por sorteo a los representantes del pueblo, con gente que se muestra disponible durante un año para aportar sus conocimientos a la política». No es de extrañar que recientemente Beppe Grillo hiciera una declaración de homenaje a las dictaduras, porque «funcionan mejor que las democracias». Poco parece haber durado la alegría en los 5 Estrellas tras el abrumador sí en el referéndum del domingo y lunes (69.92 % si, y 30.08 no) para recortar en un 36,5% el número de los parlamentarios, una iniciativa del Movimiento. Pero Grillo ha rebajado los entusiasmos del M5E por esa victoria: «El referéndum es la máxima expresión de la democracia. Yo no creo en esta forma de representación parlamentaria, la democracia directa es la evolución de la democracia». Grillo defiende así la plataforma de internet Rousseau, utilizada por el Movimiento para las consultas entre sus seguidores y elegir a sus representantes, una plataforma a menudo criticada por su escasa transparencia. La declaración de Grillo se produce en un momento de caos del Movimiento 5 Estrellas, por sus divisiones internas y falta de liderazgo, con amenazas de expulsión a algunos parlamentarios. De sus 11 millones de votos logrados en las elecciones de marzo 2018, con casi el 33 %, ha perdido en dos años y medio el equivalente a 8 millones de votos, en los comicios del 20 y 21 de septiembre, en 7 regiones italianas. En estas elecciones solo ha obtenido el 7,4 % de los votos. Especialmente significativo ha sido el resultado en Campania, región de la que proceden diversos ministros, entre ellos el de Asuntos Exteriores, Luigi Di Maio: En las elecciones regionales del domingo y lunes, el candidato de los 5 Estrellas logró el 11 % de los votos, cuando antes llegaban al 45 %. Los 5 Estrellas, una «casta» Un político de larga trayectoria en el centro-derecha, Gianfranco Rotondi, 60 años, ministro en el último Gobierno de Silvio Berlusconi, ha explicado de forma gráfica el por qué de la debacle electoral del Movimiento 5 Estrellas y su irrefrenable declive: «Cuando yo era ministro ?ha contado Rotondo en Facebook-, la pasión de los 5 Estrellas era fotografiarme con la escolta; una vez incluso se burlaron de que estaba tomando un helado con los guardias de seguridad. Hoy estuve en Grottaminarda (Campania). Desde una cafetería fui testigo del paso de un cortejo ministerial digno de mis recuerdos de la primera república: era el ministro Luigi Di Maio, a bordo de una berlina, precedido de un coche de escolta y seguido de otros dos, en total cuatro automóviles, equipados con sirena y luz intermitente, como en las películas de parodia de los ministros de la primera república. Todo normal, todo legítimo: los Ministros viajan según protocolos de seguridad que son los mismos para los ministros del pasado y los actuales. El problema para Di Maio es que hizo creer a los italianos que eso se podía hacer de otra manera: que ese protocolo de seguridad era un privilegio odioso que debía ser reemplazado por el estilo alternativo de los ciudadanos promovidos para dirigir el país», afirma Gianfranco Rotondi. En definitiva, los «grillini» criticaron ferozmente a la llamada «casta» de la política, pero alcanzado el poder hacen lo mismo que ellos criticaban: «La foto de Grottaminarda -concluye Rotondi- vale más que un editorial: el desfile de coches oficiales de los 5 Estrellas explica plásticamente cómo se pasa desde más del 30 % al 10 %. La vía del ocaso es muy corta incluso aunque la recorras con cuatro coches oficiales». El final de Narciso Un duro ataque ha lanzando a los dirigentes del Movimiento 5 Estrellas un destacado e influyente grillino, muy ligado a Beppe Grillo, que ha ocupado puestos de relieve en el Movimiento y hoy es jefe de la secretaría de la alcaldesa de Roma, Virginia Raggi: «los ciudadanos necesitan creer en un proyecto, emocionarse, ver que algo se mueve hacia un fin diferente y más alto que la simple salvaguarda de sus propias poltronas. De lo contrario, si se continúa así, se hace el final de Narciso» (personaje mitológico, símbolo de la vanidad, origen del término narcisismo).
22-09-2020 | Fuente: abc.es
El populismo pierde fuerza en Italia: se votó por la estabilidad y contra las protestas
El populismo y el soberanismo han visto cierto declive en las elecciones regionales en Italia: Liga y Movimiento 5 Estrellas han comprobado que no se puede vivir solo de la protesta y de la antipolítica. En Italia suele ocurrir que tras unas elecciones todos los líderes cantan victoria. También ha sucedido ahora después los comicios en siete regiones (Toscana, Apulia, Campania, Las Marcas, Véneto, Liguria, y Valle d?Aosta) y el referéndum que se votó el domingo y el lunes. Cada partido tiene un motivo para alardear de un buen resultado. Pero hoy en todos los medios se apunta como perdedor al líder de la Liga, Matteo Salvini, porque esperaba vencer en Toscana, región gobernada por la izquierda desde hace 70 años, y no alcanzó su objetivo. Cuando a Salvini se le preguntaba un pronóstico sobre las elecciones respondía convencido: «Yo digo que ganaremos 7 a 0. Estamos trabajando en ello». Era una ambición desmesurada. Si se hubiera producido ese resultado, sobre todo con el triunfo en Toscana, se hubiera producido un terremoto político, que hubiera llevado a Salvini a pedir la dimisión del gobierno y elecciones anticipadas. «Regresaré al gobierno como primer ministro», le gustaba repetir en sus mítines. Pero no se cumplió su sueño. Ahora, el líder de la Liga se consuela afirmando que de las 4 regiones gobernadas por el centro-izquierda (Toscana, Apulia, Campania y Las Marcas), esta última ha sido conquistada por el centro-derecha. Pero el resultado final en las seis regiones más importantes en juego (Valle d?Aosta no se vota directamente por el presidente, que es elegido por la asamblea regional, con mayoría prevista del centro-derecha) ha sido 3-3. El centro derecha, en 15 de las 20 regiones Es un resultado con el que puede cantar victoria el centro-derecha, porque, junto a Las Marcas, ha obtenido un triunfo neto en Liguria y en Véneto. Además, de las 20 regiones italianas, hoy el centro-derecha gobierna en 15. Solo hace dos años, el centro-izquierda dominaba en las regiones 13-7. Pero el sabor para Salvini es de, al menos, media derrota, porque no ha podido cantar 7-0. La Liga ha obtenido una victoria arrolladora en Véneto: su candidato, Luca Zaia, ha logrado el 76,79 %, un resultado plebiscitario, pero todos le reconocen el mérito a Zaia. Se presentaba con una lista personal que ha triplicado en votos la lista de la Liga, desbordando así a Salvini. El presidente del Véneto, que ha sabido gestionar bien la emergencia Covid, es lo opuesto del líder soberanista Salvini: Zaia representa una idea de Liga basada en el pragmatismo y la buena administración. Tras su victoria, Zaia se convierte en un claro rival de Salvini para una eventual sucesión en el liderazgo de la Liga: ?¿Porqué gano? Yo me dedico a gobernar y no a ir por todos sitios haciendo mítines?, ha dicho el presidente Véneto. Salvini, desde que hace un año salió del gobierno por una pésima estrategia política personal, ha perdido unos 10 puntos en los sondeos, votos que se han pasado a Fratelli d? Italia (FdI) de Georgia Meloni, cuyo candidato en Las Marcas ha sido claro vencedor. Meloni sueña con el ?sorpasso? de la Liga para convertirse en líder del centro-derecha. ?Podemos decir con mucho orgullo que FdI es el único partido que crece en todo el país ?, ha dicho Meloni, una declaración que no ha gustado a su aliado Salvini: ?No tengo competidores internos a la coalición. El liderazgo lo deciden los ciudadanos, no otros en la mesa, y la Liga es el primer partido de centro derecha en todas las regiones en las que se ha votado?. Debilidad del Movimiento 5 Estrellas Estas elecciones han puesto de relieve la debilidad del Movimiento 5 Estrellas. El partido fundado por el Cómico Grillo en el 2009 obtuvo en las generales de hace poco más de dos años el 32,4 % de los votos. Hoy está muy lejos de esa gloria. En la mayoría de las regiones ha obtenido bastante menos del 10%, aunque a nivel nacional los sondeos le dan un 15,7 % de consenso. El ministro de asuntos Exteriores, Luigi di Maio, líder político del Movimiento 5 Estrellas hasta su dimisión a finales de febrero, puede consolarse con el claro triunfo en el referéndum para recortar en más de un tercio el número de parlamentario: 69.64 % sí, 30.36 % no. Di Maio, que espera volver a liderar el M5E tras su próximo congreso, exulta por la victoria del referéndum, una iniciativa del Movimiento, pero reconoce que el tripolarismo (un centro-derecha, un centro-izquierda y el Movimiento 5 Estrellas) no es el camino. Estabilidad del gobierno Di Maio da a entender que en próximas elecciones deberá establecerse una alianza con el Partido Democrático, cuyo líder, Nicola Zingaretti, es visto hoy como ganador en estas consultas electorales, porque apoyó el sí en el referéndum y evitó el asalto de la Liga en tres regiones importantes donde ganaron sus candidatos: Toscana, Apulia y Campania. En todas ellas, los votantes han apostado por la estabilidad, eligiendo la continuidad de una buena administración regional. Sus presidentes son reconocidos como buenos gestores, mientras al Movimiento 5 Estrellas no se le ve ya como alternativa. En definitiva, declina el populismo, porque ha habido un voto razonado, lejos de comicios anteriores en los que predominó el voto de protesta. Sale reforzado Zingaretti y también el gobierno de Giuseppe Conte, quien ya ha dicho que podrá gobernar hasta el final de la legislatura en el 2023. El resultado electoral da estabilidad al gobierno de centro-izquierda y podrá dedicarse con cierta tranquilidad a gestionar los 209.000 millones de euros del Fondo de Reconstrucción concedidos por Europa a Italia.
21-09-2020 | Fuente: abc.es
El centro-derecha mejora sus resultados en Italia
No hubo victoria de la candidata de la Liga, Susanna Ceccardi, en Toscana, región gobernada siempre por la izquierda. Era el sueño del líder de la Liga, Matteo Salvini: conquistar ese feudo, cosa que hubiera producido un terremoto político, con repercusiones para la estabilidad del Gobierno. El centro-derecha ha obtenido un buen resultado en las elecciones regionales, porque el viento sopla a su favor. La estabilidad del Gobierno parece asegurada, tras las elecciones celebradas el domingo y lunes en 7 regiones italianas (Toscana, Apulia, Campania, Las Marcas, Véneto, Liguria, y Valle d?Aosta, en esta última región no se elige de forma directa el presidente). El centro izquierda gobernaba en esas cuatro primeras y ha perdido Las Marcas, región en la que ha ganado el centroderecha, además de apuntarse una victoria arrolladora en Véneto y también en Liguria. Con la mayoría de los votos escrutados, el resultado sería de tres presidentes para el centroizquierda y otros tantos para el centroderecha, coalición a la que se debe añadir también la victoria en Valle d?Aosta, cuyo escrutinio se inicia mañana, pero los sondeos a pie de urna se la adjudican al centroderecha. Tras estos resultados, la gran mayoría de las regiones italianas son gobernadas por el centroderecha. Buena afluencia La afluencia a las urnas fue superior a lo que indicaban todas las previsiones: 63,8 %, un porcentaje en principio casi inimaginable, porque se temía que el coronavirus ejerciera gran influencia para no acudir a las urnas. Se plantearon estas elecciones regionales como un test nacional. Es habitual en Italia que los políticos y los medios informativos consideren cualquier elección como una ocasión para comprobar la fuerza o debilidad del Gobierno y de las distintos partidos políticos. El resultado es la transformación de la política en permanente campaña electoral. Así ha ocurrido también en estos comicios. En consecuencia, hubo motivación en los italianos para ir a los colegios electorales, inclinándose por el voto útil, según reflejan los resultados. En Toscana, región que concentraba todas las miradas, venció Eugenio Giani, 61 años, del Partido Democrático (PD), con el 48 % de los votos, seguido de Susanna Ceccardi (40 %). Los votantes de Toscana prefirieron la continuidad de la buena gestión del centroizquierda, esta vez representada por Eugenio Gianni, un político con gran experiencia en los pasillos de la política de su región. Otra región en la que a priori había muchas dudas sobre el vencedor era Apulia. Al final se impuso el presidente actual, el exmagistrado Michele Emiliano, del Partido Democrático, con el 46 %. El voto útil se impuso también en Campania, donde arrasó el presidente actual, también del PD, Vincenzo De Luca: 67 %. En el centro-derecha, además de ganar en Las Marcas, Liguria y la prevista en Valle d? Aosta, destaca la victoria de Luca Zaia, de la Liga, con el 75 % de los votos, prácticamente un plebiscito. Zaia ha visto premiada su gestión en combatir el coronavirus. Estas elecciones han confirmado que Zaia es un serio rival de Salvini para el liderazgo de la Liga. Estabilidad El ministro para Asuntos regionales, Francesco Boccia, ha comentado que el centroderecha «quería dar un empujón al Gobierno, pero no lo han logrado». Este resultado electoral, junto con el sí en el referéndum, permitirá al gobierno llegar al final de la legislatura, en el 2023. A ningún parlamentario actual le interesaría un adelanto electoral, sabiendo que en el próximo parlamento habrá 345 diputados menos. Aunque el Gobierno gana estabilidad, no tendrá más remedio que contar con el centro-derecha, sobre todo a la hora de repartir los 209.000 millones de euros del Fondo de Cooperación que Europa ha concedido a Italia. La mayoría de las regiones en Italia están gobernadas por el centro-derecha, que hoy ganaría las elecciones generales con mayoría absoluta, según todas las encuestas. Un sondeo del Instituto Tecné publicado este lunes indica que la Liga sería el primer partido (26,2 %), seguido del PD (20,1 %), Fratelli d? Italia (16,1 %), Movimiento 5 Estrellas (15,7 %) y Forza Italia (7,5 %).
21-09-2020 | Fuente: abc.es
Italia ahorrará cien millones de euros al año tras la reducción de parlamentarios
Italia aprueba de forma clara y abrumadora la reforma constitucional para recortar en un 36,5 % el número de parlamentarios. Con la mayoría de los votos escrutados, el sí en el referéndum ganó con casi el 70%, mientras el no superó ligeramente el 30% de los votos. La Cámara de Diputados pasará de 630 a 400 escaños, y el Senado tendrá 200 en lugar de los 315 actuales. En total, se eliminan 345 escaños. La ley entrará en vigor al final de la actual legislatura, en el año 2023. Aparte del valor simbólico y político del resultado, tiene un efecto económico. El Movimiento 5 Estrellas, promotor de la iniciativa, ha prometido que el siguiente paso será la reducción del salario de los parlamentarios. Actualmente, un diputado o senador italiano cobra 18.435 euros mensuales, la remuneración más alta de un parlamentario en Europa, distribuida así: 10.435 de salario, más otros 8.400 euros por diversos conceptos: estancia en Roma, taxi, teléfono y gastos varios a justificar; además, dispone de un de carnet para viajar gratis y sin limitaciones en avión, tren, barco y sin peaje en autopistas. Según datos ofrecidos por el Movimiento 5 Estrellas, se producirá un ahorro de 500 millones de euros en los cinco años de cada legislatura, cien millones por año. Son diferentes los cálculos de Carlo Cottarelli, director del Observatorio de Cuentas Públicas de la Universidad Católica de Milán. Según este reconocido profesor de Economía, «el Estado solo ahorrará 57 millones de euros al año, el 0,007% del gasto público. Esto representa 1 euro por italiano o el precio de un café», dice Cottarelli. En su opinión, si realmente se quiere recortar privilegios a la llamada «casta» política, se deberían reducir los costes y salarios de cada parlamentario. Lo ha prometido el M5E, pero está por ver cuál será el recorte. Es muy discutible que sea eficaz, porque por ahora se mantiene intacto el perfecto bicameralismo, con un Senado y Cámara de Diputados que tienen las mismas funciones, con lo cual toda ley debe ser sometida a un largo proceso en ambas cámaras. Di Maio, ministro de Exteriores y líder del Movimiento hasta su dimisión a finales de enero pasado, considera que se trata de un resultado histórico: «Volvemos a tener un Parlamento normal, con 345 escaños y menos privilegios. La política da así una señal a los ciudadanos. Sin el Movimiento 5 Estrellas, todo esto nunca hubiera sucedido». Sin duda ha sido un triunfo para el M5E que hicieron de este recorte en el parlamento una bandera electoral. Es un balón de oxígeno para el Movimiento que sufre una fuerte crisis y divisiones. Ganó las elecciones generales de marzo 2018 con el 32,4 % de votos; hoy, según las encuestas, obtendría la mitad. A la vista de estos pronósticos en los sondeos, Luigi Di Maio, que podría volver a hacerse con el liderazgo del Movimiento en un próximo congreso, en las últimas semanas concentró todos los esfuerzos en la campaña del referéndum. Una elección muy estratégica, porque Di Maio abandonó por completo la campaña de las elecciones regionales, para recuperar consenso con el corte de los parlamentarios, la batalla histórica del Movimiento. Junto a Di Maio, otro vencedor en este referéndum ha sido el líder del Partido Democrático, Nicola Zingaretti, que apoyó el sí, contra la opinión de destacados líderes de la izquierda, como el ex primer ministro Romano Prodi. Sin miedo al virus Pero no es suficiente con una reducción de diputados y senadores, según los expertos. El reconocido constitucionalista Michele Ainis asegura, en el diario «La Repubblica», que «existe un consenso transversal sobre la mala calidad de los parlamentarios», lo cual tiene una explicación: «La mala calidad de los parlamentarios se deriva de listas cerradas, no de su número. Es el fruto envenenado de un proceso que se inició con la ley electoral llamada Porcellum (2005), que quita a los votantes la elección de los parlamentarios, para ponerla en manos de los dirigentes del partido», según el profesor Ainis. Precisamente, un nuevo objetivo en la próxima reforma será aprobar una nueva ley electoral. Cabe destacar que la afluencia a los colegios electorales para el referéndum ha sido buena, teniendo en cuenta los temores por el Covid: 53,8 %, porcentaje superior a todas las previsiones. El virus no alejó a los italianos de las urnas.
21-09-2020 | Fuente: abc.es
Italia aprueba en referéndum reducir más de un tercio los parlamentarios
Los italianos aprueban con amplia mayoría la reducción del número de parlamentarios. El coronavirus no alejó a los italianos de las urnas, a las que acudieron el 53,4 % de los ciudadanos con derecho a voto, un porcentaje muy superior al previsto. Con la mitad de los votos escrutados, el sí ha ganado con el 68,1%, mientras el no se sitúa en el 31,9 %. A las 15:00 se cerraron los colegios electorales, con una afluencia superior a la vaticinada en todos los pronósticos, por temor al Covid. Se irá conociendo a lo largo de la tarde el resultado de las elecciones en siete regiones (Toscana, Apulia, Véneto, Liguria, Campania, Las Marcas y Valle d?Aosta, en esta última región no se elige de forma directa el presidente como ha ocurrido en las otras seis). En poder del centroizquierda estaban Toscana, Apulia Campania y Las Marcas. Esta última habría pasado al centro derecha, mientras los «exist poll» indican, como estaba previsto, una lucha por el último voto de los candidatos del centroderecha y centroizquierda en Apulia y Toscana, aunque en esta última, siempre gobernada por la izquierda, parece imponerse ligeramente el candidato del centroizquierda. En definitiva, el resultado final podría ser de 5-2 ó 4-3, a favor siempre del centroderecha. La Liga es el primer partido en Véneto, Liguria, Valle d?Aosta. Recorte de parlamentarios La victoria del sí en el referéndum se daba por hecha. Italia ha aprobado la consulta sobre la reforma constitucional que recorta el número de parlamentarios en un 36,5 por 100. La Cámara de diputados pasará de 630 a 400 escaños, y el Senado tendrá 200 en lugar de los 315 actuales. La ley entrará en vigor al final de la actual legislatura, en el año 2023. Para entonces, será necesario elaborar una nueva ley electoral, en la que se recoja una nueva representación de parlamentarios. Según el Movimiento 5 Estrellas, promotor de la nueva ley, habrá una mayor eficacia en la elaboración y votación de las leyes, pero sobre todo se producirá un ahorro de 500 millones de euros en los 5 años de cada legislatura, a 100 millones por año. Son muy diversos los cálculos de Carlo Cottarelli, director del Observatorio de cuentas públicas de la Universidad Católica de Milán. Según este reconocido profesor de Economía, «el Estado solo ahorrará 57 millones de euros al año, el 0,007% de nuestro gasto público. Esto representa 1 euro por italiano o el precio de un café». En su opinión, si realmente se quiere recortar privilegios a la llamada a la «casta» política, se deberían reducir los costos y salarios de cada parlamentario. Actualmente, un diputado o senador italiano cobra 18.435 euros mensuales (10.435 de salario, más otros 8.400 euros por diversos conceptos), la remuneración más alta de un parlamentario en Europa. El Movimiento 5 Estrellas ha prometido que ahora su batalla será recortar esa remuneración, cosa que está por ver. Por lo que se refiere a la mayor eficacia que se derivaría de la reducción de parlamentarios, es muy discutible, porque se mantiene intacto el perfecto bicameralismo, con un Senado y Cámara de diputados que tienen las mismas funciones, con lo cual toda ley debe ser sometida a un largo proceso en ambas cámaras. Entre los expertos e incluso en los partidos ha habido un profundo debate y opiniones diferentes sobre esta reforma constitucional. Más allá del número de parlamentarios, el reconocido constitucionalista Michele Ainis asegura en «La Repubblica», que, «existe un consenso transversal sobre la mala calidad de los parlamentarios», lo cual tiene una explicación: «La mala calidad de los parlamentarios se deriva de listas bloqueadas, no de su número. Es el fruto envenenado de un proceso que se inició con la ley electoral llamada Porcellum (2005), que quita a los votantes la elección de los parlamentarios, para ponerla en manos de los dirigentes del partido». Buena la afluencia a las urnas, a pesar del virus La afluencia ante las urnas ha sido buena, superior a todas las previsiones. En el referéndum votó el 53,4 %. Teniendo en cuenta los temores que existían por el coronavirus, se hacían presagios pesimistas, sobre todo tras la fuga, casi una especie de huelga, por parte de los componentes de las mesas electorales. En Turín, de los 918 presidentes designados, 506 renunciaron, mientras de los 2.800 vocales rechazaron el encargo 1500. Innumerables los casos insólitos que se han presentado. En Roma, la presidenta de una mesa, Rossella Palaggi, se vio sola y tuvo que salir a la calle en busca de ayuda: «Me encontré en una situación surrealista. Nunca me sucedió en 30 años que fui presidenta de la sección. La gente tiene miedo de contagiarse el coronavirus. Yo misma vine de mala gana. Salí a la calle y convencí a una joven de unos 25 años para que hiciera de vocal. Le dije que algo de dinero le sería útil» (para el referéndum, los presidentes de mesa ganan 130 euros y los vocales 104 euros; si además hay otras elecciones, como es el caso de las 7 regiones, se añaden 37 euros para los presidentes y 25 para los vocales). Se hicieron presagios de una masiva abstención: Un conocido analista de La Stampa escribió el domingo que existía el riesgo de que solo votara «el 10 por 100 para el referéndum y el doble en las regiones donde hay elecciones locales; sería un auténtico desastre». Por fortuna, el virus no alejó a los italianos de las urnas.
21-09-2020 | Fuente: abc.es
La coalición del centro-derecha, favorita en las regionales italianas
El centro-derecha confía en ganar las elecciones regionales, porque se presenta unido y además, según las encuestas, el viento sopla a su favor. Italia acude a las urnas para elecciones en siete regiones y para votar un referéndum constitucional que propone reducir en más de un tercio su parlamento. Son consultas importantes que pueden tener impacto en el Gobierno. Se votó este domingo en las primeras elecciones en Italia en tiempos del coronavirus, con una influencia de poco más del 30%, y mañana lunes los colegios electorales siguen abiertos hasta las 15:00 horas. En el conjunto de las dos jornadas, se teme una escasa afluencia a las urnas. El miedo a la pandemia y la obligación de llevar la mascarilla durante todo el día (los colegios electorales se abrieron el domingo a las 7:00 y se cerraron a las 23:00), ha causado la fuga de muchos presidentes y componentes de las mesas electorales. Para cubrir las ausencias, los ayuntamientos han recurrido a empleados municipales y también a estudiantes. Las elecciones son regionales (Toscana, Apulia, Véneto, Liguria, Campania, Las Marcas y Valle d?Aosta), pero sus resultados tendrá una lectura de política nacional. La clave está en Toscana, gobernada desde la posguerra por la izquierda, la región roja por antonomasia, pero cada vez menos roja. Por primera vez, el centroderecha tiene posibilidades reales de hacerse con este feudo de la izquierda hasta ahora inexpugnable. Cuenta con la ventaja de que los tres partidos del centroderecha (Liga, Fratelli d?Italia y Forza Italia) se han presentado unidos en las siete regiones. La izquierda ha sido incapaz de unirse, salvo en Liguria. Si perdiera en Toscana, quedaría muy debilitado el líder del Partido Democrático (PD), Nicola Zingaretti, y también se vería afectado el Gobierno de Giuseppe Conte, del que forman parte el PD y el Movimiento 5 Estrellas. Una victoria de la derecha en Toscana es fundamental para el secretario de la Liga, Matteo Salvini, que aspira a ser el primer partido de la región y líder indiscutido de la derecha. La última encuesta realizada por Winpoll-Cise daba un sustancial empate entre el candidato del centroizquierda, Eugenio Giani (43 %), del Partido Democrático (PD), y la candidata del centro derecha Susanna Ceccardi (42,5 %), de la Liga. Muy lejos queda el tercer candidato, Irene Galleti (8,3 %) del Movimiento 5 Estrellas. La «leonessa» de Salvini Entre los candidatos de Toscana, la «liguista» Susanna Ceccardi, 33 años, eurodiputada, juega con la ventaja de ser la más popular. Fue alcaldesa de Cascina, municipio de 43.000 habitantes, de la provincia de Pisa, donde adoptó decisiones que la hicieron muy popular, hasta el punto de ser conocida como la «pasionaria» de la Liga, mientras Salvini la llama su «leonessa». Ceccardi fue la primera regidora de la Liga elegida en Toscana. En mayo de 2017, Susanna Ceccardi se hizo filmar en un polígono de tiro, donde había ido a practicar y entrenarse: «La defensa es siempre legítima. Pero si no aprendes a disparar, cualquier ley es inútil», escribió en Facebook. Ceccardi repartió gratis a las mujeres de su municipio spray con gas pimienta y organizó cursos de autodefensa financiados por el ayuntamiento. Durante el confinamiento, fue noticia nacional su iniciativa de ir a Barcelona en autobús, para recoger a 50 italianos bloqueados en España, sin esperar las disposiciones de la Unidad de Crisis del ministerio italiano de Asuntos Exteriores. Frente a la populista Ceccardi, el centroizquierda ha colocado como candidato a un abogado y político de vieja escuela, Eugenio Giani, 61 años, un hombre tranquilo, que mantiene siempre el aplomo e intenta dar valor a su gran experiencia en los pasillos de la política toscana. Las encuestas indican que el centro-derecha logrará el gobierno de la mayoría de las siete regiones. Estos resultados despiertan más interés que el referéndum constitucional porque se da por hecho que en la consulta para reducir en un 36,5 % el número de parlamentarios ganará el sí. La Cámara de diputados pasaría de 630 a 400 escaños, y el Senado tendría 200 en lugar de los 315 actuales.
20-09-2020 | Fuente: abc.es
Italia vota hoy reducir drásticamente el número de parlamentarios
Con la incógnita de la afluencia por el coronavirus, los italianos están llamados a las urnas este domingo y el lunes para dos votaciones muy importantes. Mediante referéndum se decidirá una reforma constitucional para recortar en más de un tercio el Parlamento. Además, los ciudadanos de siete regiones de un total de veinte eligen a sus respectivos gobiernos, cuyo resultado tendrá una lectura nacional. Sobre el referéndum para el recorte de los parlamentarios hay abierto un profundo e intenso debate en Italia. La reforma constitucional, que entraría en vigor al final de esta legislatura en el 2023, prevé un recorte del 36 por ciento de parlamentarios, desde 945 a 600. La Cámara de Diputados se reduciría de 630 a 400 escaños, y el Senado tendría 200 en lugar de los 315 actuales. Teniendo en cuenta que en la política italiana entra en juego un sinfín de matices, esta consulta más que un sencillo referéndum para votar sí o no, parece un rompecabezas, porque entra el juego el populismo y las luchas entre los partidos. En menos de un año, todo ha cambiado. En un pleno de la Cámara de diputados del 8 de octubre del año pasado, se aprobó definitivamente la ley constitucional sobre el corte de parlamentarios: hubo 553 votos a favor, solo 14 en contra y 2 abstenciones. Todos parecían felices y contentos. Ningún partido político se atrevió a decir que no, porque era muy fuerte la corriente en la opinión pública contra la clase política, calificada como una «casta». Difícilmente se podía entender que en época de crisis económica, un parlamentario italian o cobre 18.435 euros mensuales (10.435 de salario, más otros 8.400 euros por diversos conceptos), la remuneración más alta de un parlamentario en Europa. División Tras aprobarse la reforma en el Parlamento, en menos de un año ya nada es igual. El debate y lucha política ha dividido incluso a destacados miembros del mismo partido o coalición. El Partido Democrático (PD), que votó en contra de la reforma, ahora al formar parte de la coalición de Gobierno con el Movimiento 5 Estrellas, se ve obligado a votar sí porque los «grillini» lo impusieron como condición al PD para que pudiera nacer hace un año el Gobierno de Giuseppe Conte. Pero mientras el líder del PD, Nicola Zongaretti, ha pedido un voto afirmativo, para no desestabilizar la coalición de Gobierno, muchos miembros destacados del PD votarán «no», como es el caso de un barón del partido y fundador del Olivo, Romano Prodi, exprimer ministro y expresidente de la Comisión Europea: «Un voto negativo es más útil -ha escrito Prodi- para no pensar que la disminución del número de parlamentarios constituye una reforma tan importante que las demás no tienen que realizarse». En cambio, el también exprimer ministro y miembro del PD, Enrico Letta, votará sí: «Durante decenios solamente han trabajado dos terceras partes de los parlamentarios. Desde que el número de parlamentarios fue fijado en la Constitución, nacieron el Parlamento Europeo y las asambleas regionales. Todos con poderes legislativos. De ahí la consecuencia natural de una reducción de parlamentarios nacionales». En la derecha, Silvio Berlusconi es partidario del no, mientras el líder de la Liga, Matteo Salvini, y Georgia Meloni, de Fratelli d?Italia, se han pronunciado por el sí, pero el fondo se alegrarían de que triunfara el no porque sería un varapalo para el Movimiento 5 Estrellas, hoy en fuerte crisis interna, y para el gobierno Conte. Las encuestas indican que ganará el sí, pero el recorte de parlamentarios en un símbolo de cierto populismo y del antiparlamentarismo que promueve sobre todo el M5E. Su fundador, el cómico Beppe Grillo, ha llegado a hacer en estos días un homenaje a las dictaduras, porque «funcionan mejor que las democracias». Elecciones regionales Si el voto del referéndum puede ser decisivo para el Movimiento 5 estrellas, las elecciones regionales se ven como un test con valor nacional. Siete millones y medio de personas están llamados a las urnas en Toscana, Apulia, Véneto, Liguria, Campania, Las Marcas y Valle d?Aosta. La madre de todas las batallas está en Toscana, la región roja por excelencia gobernada desde hace 70 años por la izquierda. Aquí se juegan en buena parte su futuro político Matteo Salvini y el líder del Partido Democrático, Nicola Zingaretti. Para el PD, una eventual derrota sería dramática, y quizás con repercusiones para el Gobierno del país. Tendría un valor político y simbólico enorme.
1
...