Infortelecom

Noticias de morena

04-07-2018 | Fuente: elpais.com
López Obrador borra al PRI de sus bastiones
El líder de Morena triunfa en todos los Estados del país a excepción de Guanajuato
03-07-2018 | Fuente: elpais.com
Los votantes catapultan a Morena en el Congreso
Miles de simpatizantes del partido de López Obrador celebran bandera en mano el triunfo de la formación en Ciudad de México
03-07-2018 | Fuente: elpais.com
López Obrador borra al PRI de sus bastiones
El líder de Morena triunfa en todos los Estados del país a excepción de Guanajuato
03-07-2018 | Fuente: elpais.com
Morena arrolla las candidaturas independientes al Congreso mexicano
Pedro Kumamoto y Manuel Clouthier se quedan fuera del Senado; Wikipolítica tampoco consigue entrar a la Cámara de Diputados
03-07-2018 | Fuente: abc.es
La victoria de AMLO no cambia el equilibrio en Latinoamérica
La victoria de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en México el domingo no cambia sustancialmente la correlación de fuerzas ideológicas que se ha ido gestando en Latinoamérica en los últimos dos años. Si ahora ha ganado un candidato de izquierda en México, hace dos semanas ganó uno de derecha en Colombia. La amenaza de políticas «chavistas» llega ciertamente a México, pero en cambio ese riesgo se ha superado en Colombia. Además, en el pulso que existe hoy en Latinoamérica entre democracia y sistemas iliberales o autoritarios, «la victoria de AMLO no supone ningún paso atrás en la liquidación del Socialismo del Siglo XXI, porque el nuevo presidente mexicano no va a poder perpetuarse en el poder», siguiendo los pasos de Hugo Chávez (Venezuela), Daniel Ortega (Nicaragua) y Evo Morales (Bolivia), según asegura el Instituto Interamericano para la Democracia (IID por sus siglas en inglés), entidad presidida por Carlos Alberto Montaner, con sede en Miami, muy atenta a la evolución del bolivarianismo. El partido de AMLO, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), ha ganado también en las elecciones a las dos cámaras del Congreso, pero en ellas queda por debajo del 50% de los puestos, por lo que no podrá impulsar unilateralmente radicales reformas constitucionales. Aunque sin duda AMLO mostrará comprensión hacia el régimen de Nicolás Maduro, el prometido regreso a la política de neutralidad en la región (Doctrina Estrada) por parte de México deberá impedir que este país se implique en la revitalización del ALBA. Las crisis de Venezuela y Nicaragua certifican la defunción de esa organización; el ALBA no va a resucitar a pesar del triunfo de AMLO y Morena. Tampoco va a restaurar Unasur, a la que México no pertenece. La amplia coalición de países americanos que presionan para reinstaurar la democracia en Venezuela ?el elemento que desde hace un tiempo centraliza la atención de la política exterior latinoamericana? pierde uno de sus socios de mayor peso, pero ha ganado otro de no poca importancia. El compromiso del electo presidente en Colombia, Iván Duque, para lograr que Maduro sea investigado y procesado por la Corte Penal Internacional compensa el cambio de posición en México. Cualquier iniciativa regional para resolver la crisis humanitaria en Venezuela pasa por el protagonismo de Colombia. El bolivarianismo no avanza Como ha ocurrido después de cada uno de los últimos procesos electorales en Latinoamérica, tras las elecciones en México surge la pregunta sobre si realmente está retrocediendo la ola populista bolivariana. «Todo depende de dónde ponemos el eje de confrontación», responde Carlos Sánchez Berzain, director ejecutivo del Instituto Interamericano para la Democracia. «Si el eje es derecha-izquierda, ciertamente México no sigue la tendencia que hemos visto en otros países de la región desde el triunfo que a final de 2015 tuvo Macri sobre el kirchnerismo en Argentina». «Pero si nos fijamos en la confrontación democracia-dictadura, entonces queda claro que el declive de las dictaduras del Socialismo del Siglo XXI en las Américas no se detiene», añade Sánchez Berzain, uno de los políticos bolivianos en el exilio más atacados por Evo Morales. En su opinión, Andrés Manuel López Obrador podrá gobernar desde la izquierda, «pero en muchos aspectos será un presidente conservador; desde luego no va a poder perpetuarse en el poder: la no reelección del presidente es un logro de la revolución mexicana que no creo que pueda cambiarse más que con una guerra civil». Lo mismo considera Carlos Alberto Montaner, intelectual de origen cubano con gran influencia en todo el mundo hispano. Montaner, presidente del IID, reconoce que AMLO tiene todas las «características del caudillo», pero no cree que vaya a «forzar las instituciones para perpetuarse en el poder». Apunta que el hasta ahora canciller mexicano, Luis Videgaray, ha tenido «una voz muy firme» contra el régimen de Maduro y que con el nuevo Gobierno esto ya no será así. No obstante, la aplicación de la Doctrina Estrada «hará que México se aísle de Latinoamérica e ignore las cosas que pasan en la región». En su opinión, AMLO puede hacer guiños a Maduro, pero «por debajo de la mesa tratará de mantener buenas relaciones con Estados Unidos». Doctrina Estrada La Doctrina Estrada fue formulada en 1930 por quien entonces era el jefe de la diplomacia mexicana, Genaro Estrada. En un continente de revoluciones y golpes militares, durante décadas México ha invocado esa doctrina para expresar su respeto hacia los gobiernos constituidos en la región, sin cuestionar su legitimidad. La Doctrina Estrada sirvió como coartada para la simpatía que los gobiernos mexicanos tuvieron durante mucho tiempo hacia la Cuba castrista, pero también hizo que el país se abstuviera de campañas internacionales activas en favor o en contra de cualquier régimen. La negociación y aplicación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) llevó a un paulatino acercamiento de México a Estados Unidos, país con el que siempre había guardado las distancias. Ese acercamiento fue consolidado por los presidentes Vicente Fox (2000-2006) y Felipe Calderón (2006-2012), ambos del PAN, y llevado a un nuevo estadio por Enrique Peña Nieto (2012-2018) con el alineamiento de México con EE.UU. y otros vecinos regionales en contra del régimen de Maduro. Con el retorno a la Doctrina Estrada, anunciado por Morena durante la campaña electoral, México volvería a una situación de «no alineado» que, si realmente se atiene a ella, le impedirá acudir en auxilio de Venezuela.
03-07-2018 | Fuente: elpais.com
Trump sobre López Obrador: ?Le dije hace años que algún día sería presidente ?
Maduro y Evo Morales aplauden la victoria del líder de Morena, mientras que Duque, Temer, Macri y Piñera ponen el acento en las relaciones bilaterales
02-07-2018 | Fuente: abc.es
«Primero los pobres»: López Obrador celebra su victoria en Ciudad de México
Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha ganado las elecciones presidenciales de México de manera contudente ?ha obtenido entre el 53% y el 53,8% de los votos?. Y para celebrar la victoria, AMLO, tras conocer los primeros resultados, se dio un baño de masas en el Zócalo, la enorme plaza del centro de Ciudad de México, donde fue recibido por miles de sus fervientes seguidores que festejaban el giro a la izquierda que pegó el país norteamericano después de más de ocho décadas gobernado por la derecha. «Por el bien de todos, primero los pobres», dijo durante su discurso, en el que también quiso tranquilizar a aquellos que le ven con cierta desconfianza. «Este es un día histórico», que marcará el comienzo de un mandato para «erradicar» la corrupción, uno de los principales problemas del país. «Llamo a todos los mexicanos a la reconciliación y a poner por encima de los intereses personales, por legítimos que sean, el interés superior». «Llamo a todos los mexicanos a la reconciliación y a poner por encima de los intereses personales, por legítimos que sean, el interés superior» Primer gobierno socialista Las primeras palabras del ganador de los comicios fueron dedicadas a los 53,4 millones de personas que viven bajo el umbral de la pobreza en este país ?el 43,6% de la población?, que ven en el líder del partido Morena un político que por fin dará prioridad a sus problemas. Será la primera vez en décadas que México tendrá un gobierno de corte socialista, después de que diversos mandatarios de centro derecha, siempre militantes del PRI o del PAN, los dos partidos tradicionales, hayan gobernado durante décadas. Con el 66% de los votos escrutados, Obrador acumulaba hasta el momento un 53,5% de los apoyos, mientras que Ricardo Anaya (PAN) aglutina un 22,5% y José Antonio Meade (PRI) un pírrico 16%. Con la presidencia ya decidida, la clave será ver qué ocurre finalmente en el Senado y la Cámara de Diputados, donde Morena será el partido más votado, pero está por ver si conseguirá la mayoría absoluta en ambas cámaras. De sellar una mayoría absoluta, AMLO gozará de una plácida presidencia en la que no tendrá contrapesos importantes en la rama legislativa para llevar a cabo sus reformas. Morena ha obtenido un 55,2% de los senadores y un 70,7% de los diputados, con el 66% de las actas escrutadas. Obrador, de 64 años, ofrece un México nuevo, un cambio que el califica como la «cuarta transformación» del país. En otras palabras, quiere su mandato pase a ser el cuarto momento histórico clave en la historia de México después de la Independencia de España, primero, las Leyes de Reforma, segundo, y la a Revolución Mexicana, tercero. «Los cambios serán profundos» dijo AMLO a sus millones de electores que sueñan con un país libre de corrupción y de violencia, dos grandes problemas que el Ejecutivo del todavía presidente Enrique Peña Nieto no ha conseguido atajar. Cambios que «se darán con apego al orden legal establecido», quiso tranquilizar tras su victoria este domingo. No habrá expropiaciones «No actuaremos de manera arbitraria ni habrá confiscación o expropiación de bienes», fue otra de las frases importantes que Obrador pronunció durante su discurso. «El Peje», su mote, ha cargado durante años con la cruz de ser tildado como el Hugo Chávez mexicano, una comparativa que él mismo ha generado debido a cuatro factores. Primero, una retórica marcadamente antimperialista a lo largo de su carrera. Segundo, una defensa a ultranza de un monopolio público en sectores estratégicos, como el energético. Tercero, un discurso dirigido a las clases más desfavorecidas y, cuarto, ha reiterado repetidamente durante toda su campaña que la corrupción desaparecerá por arte de mafia una vez que sea presidente, promesa que catapultó a Chávez al Palacio de Miraflores en 1998. «No actuaremos de manera arbitraria ni habrá confiscación o expropiación de bienes», fue otra de las frases importantes que Obrador pronunció durante su discurso Los orígenes y la trayectoria de ambos personajes, sin embargo, no tiene absolutamente nada que ver. Chávez era un militar, mientras que AMLO lleva más de cuatro décadas en la primera línea de la política mexicana. De hecho, López Obrador ya fue alcalde de la Ciudad de México entre 2000 y 2005 y su mandato no se caracterizó por ataques a la propiedad privada, amenazas a la inversión extranjera ni un despilfarro en los presupuestos. Su logro más destacado fue una ayuda social que aprobó para las personas mayores y mujeres solteras que fue posteriormente replicado a nivel nacional, programa por el que fue galardonado como el segundo mejor alcalde del mundo en 2004 por la organización City Mayor.
02-07-2018 | Fuente: abc.es
Donald Trump asegura que está «deseando trabajar» con AMLO
Tras conocer la victoria de López Obrador en las elecciones mexicanas del pasado domingo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, felicitó al ganador mediante un tuit. «Felicidades a Andrés Manuel López Obrador por convertirse en el próximo presidente de México. Estoy deseando trabajar con él. ¡Hay mucho por hacer en beneficio tanto de Estados Unidos como de México», aventuró el presidente estadounidense. Congratulations to Andres Manuel Lopez Obrador on becoming the next President of Mexico. I look very much forward to working with him. There is much to be done that will benefit both the United States and Mexico!? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 2 de julio de 2018Trump se acoge así al lenguaje diplomático para dar la bienvenida al nuevo presidente de su vecino del sur, al igual que ha hecho el propio López Obrador, quien ha señalado que «no vamos a pelearnos». Las muestras de buena voluntad no ocultan que el 13 de marzo, durante la visita que Donald Trump hizo a la frontera de California con México, el presidente se refirió a los candidatos mexicanos en términos de «buena gente» y «no tan buena gente», en un gesto que se interpretó de rechazo a López Obrador. Según diversos analistas, habría servido para dar un empujón a su candidatura. Conversación telefónica Pero Trump no se limitó ayer a Twitter para felicitar al presidente electo. También habló con él durante media hora por teléfono. Conversación durante la que al parecer abordaron temas como el muro, el TLCAN e incluso hablaron sobre acuerdos bilaterales. El clima de la llamada habría sido positivo,y auguraría, según el propio presidente estadounidense, unas futuras buenas relaciones. No habría faltado tampoco un guiño de socarronería por parte de Trump al confesar a López Obrador que ya había visto que llegaría a ser presidente después de verle en elecciones anteriores. Las muestras de cordialidad de ambos presidentes se producen en uno de los momentos históricos de mayor tensión entre los dos países, con el caos fronterizo generado por la política migratoria de «tolerancia cero» de la administración norteamericana, las críticas de Trump por la que considera inacción mexicana en el tránsito de migrantes hacia Estados Unidos, el estancamiento de su promesa de un gran muro fronterizo pagado por México, y en plena renegociación del TLCAN, el tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá. En una entrevista con la cadena de televisión Fox, el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, apuntó que la relación entre Trump y López Obrador puede producir «resultados sorprendentes». Horas antes de conocerse su victoria en las elecciones mexicanas, dijo que el presidente «seguirá el mismo proceso que ha usado con otros líderes extranjeros que quieren reunirse con él: sentarse y hablar de distintas cosas». Un protocolo que no se ha seguido en el caso del presidente saliente, Enrique Peña Nieto, con quien Trump no se ha reunido, aunque sí conversado telefónicamente, desde que accediera a la Casa Blanca en enero de 2017. Postura similar a la de Peña Nieto La victoria del candidato del izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena) no parece que vaya a afectar a la postura que México venía manteniendo respecto a la política migratoria de Donald Trump. Al igual que el resto de candidatos mexicanos, López Obrador ha apoyado al todavía presidente Peña Nieto en su rechazo tajante a la promesa de Trump de blindar la frontera. Donde tanto Trump como López Obrador han coincidido es en sus críticas al TLCAN, también en la necesidad de mejorar las condiciones laborales en México. De momento, López Obrador ha asegurado que seguirá apoyando al actual equipo negociador «para que se pueda firmar el acuerdo y se logre una buena negociación en beneficio de México». Hasta ahora, el camino hacia el acuerdo está siendo torpedeado por la imposición de nuevos aranceles de Estados Unidos a Canadá y México, a los que ambos países han respondido ya con la imposición de nuevos gravámenes a la entrada de diferentes productos estadounidenses.
02-07-2018 | Fuente: elpais.com
Trump sobre López Obrador: ?Le dije hace años que algún día sería presidente ?
Maduro y Evo Morales aplauden la victoria del líder de Morena, mientras que Duque, Temer, Macri y Piñera ponen el acento en las relaciones bilaterales
02-07-2018 | Fuente: as.com
Así se fabrica la foto: Morenatti en acción con los fans de Colombia
Los fans colombianos siguieron atentamente las instrucciones de nuestro fotógrafo para conseguir una imagen perfecta con el Kremlin de fondo.