Infortelecom

Noticias de moneda

22-09-2018 | Fuente: abc.es
Moscú advierte a Washington de que «juega con fuego»
Las autoridades rusas han reaccionado con indignación a la nueva tanda de sanciones decretadas por Estados Unidos. El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, hablaba ayer de «histeria», el ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, de «competencia desleal» y su viceministro, Serguéi Riabkov, más duro todavía, advertía que los estadounidenses «juegan con fuego» y «amenazan la estabilidad mundial». Riabkov aseguró que se trata del paquete «número 60» de sanciones que Washington impone a Rusia desde 2011. Fue anunciado el jueves y afectará a 33 empresas y particulares vinculados al Kremlin, entre ellos Evgueni Prigozhin, conocido como el «chef» del presidente Vladímir Putin y a quien se le atribuye la creación de la «fábrica de trolls» de San Petersburgo y el grupo de mercenarios que actúa en Siria y la República Centroafricana llamado «Wagner». «Continúa la histeria sancionadora en Washington que es muy variada en todas sus manifestaciones», aseguró Peskov en su habitual comparecencia ante los medios. Según sus palabras, la actitud de EE.UU. «impide hacer una valoración sobria de a dónde puede conducir todo esto». El portavoz de la Presidencia rusa anunció sin precisar que habrá represalias. «Competencia desleal» Desde Sarajevo, Lavrov acusaba una vez más a la cúpula norteamericana de «competencia desleal» con el objetivo de perjudicar el negocio ruso de exportación de armas. China también ha sido sancionada por Estados Unidos por comprar aviones de combate Su-35 y misiles S-400 a Rusia. El jefe de la Diplomacia rusa anunció que su país y otros de Asia y América están «preparando medidas para depender lo menos posible del dólar», la moneda estadounidense. El viceministro de Exteriores, Riabkov, dijo que Washington «está haciendo tambalear de forma irreflexiva la estabilidad mundial». A su juicio, los americanos «juegan con fuego» y sostiene que por esa vía «EE.UU. no logrará ningún resultado» en su política con Rusia. Esa misma opinión expresó hace justo un mes Putin en Sochi, tras entrevistarse con su homólogo finlandés, Sauli Niinistö, y a la vista de la serie de sanciones contra Rusia aprobadas entonces por Washington. Calificó aquellas medidas de «contraproducentes» y «carentes de sentido». Pero el horizonte se presenta mucho más sombrío, ya que EE.UU. ha amenazado con sanciones mucho más severas, que podrían afectar al sistema bancario ruso, si Moscú no acepta una inspección para comprobar el estado de sus arsenales de armas químicas. El Ministerio de Exteriores ruso ya ha adelantado que no permitirá ninguna verificación.
21-09-2018 | Fuente: elpais.com
La libra vive la mayor caída en año y medio ante el riesgo de un ?brexit? sin acuerdo
La moneda baja un 1,5%, el descenso más fuerte desde que May perdiera el mayoría absoluta en el Parlamento La bronca entre la UE y Reino Unido pesa a los mercados a seis meses del 'brexit'
17-09-2018 | Fuente: elpais.com
Las empresas españolas acusan el golpe de la crisis argentina
La situación del país obliga a las multinacionales a tomar medidas para evitar en lo posible el impacto de la escalada de precios y de la caída de la moneda
17-09-2018 | Fuente: abc.es
Trump azuza la guerra comercial con China con nuevos aranceles
Donald Trump ha llegado a deslizar que no le importaría declarar la guerra comercial total a China y someter a fuertes aranceles a todos los bienes que importa del gigante asiático. Esta semana estará un paso más cerca de ello: el presidente de EE.UU. tiene previsto anunciar una nueva batería de aranceles a China, según ha adelantado este fin de semana «The Wall Street Journal». La medida supondría una tarifa del 10% a importaciones por valor de 200.000 millones de dólares, que se sumarían a otras dos decisiones agresivas tomadas por la Administración Trump en lo que va de año: los aranceles al acero y al aluminio -que también se impusieron a otros socios comerciales- y los que se aplicaron a bienes por valor de 50.000 millones de dólares en julio. Tras esta última decisión, China cumplió con su promesa de responder a los aranceles con la misma moneda. Trump subió la apuesta y ordenó a su oficina de comercio a que elaborara una lista de productos chinos por valor de 200.000 millones que serían objeto de un nuevo arancel. China calificó entonces la idea de «irracional» y «completamente inaceptable», pero todo apunta a que hoy o mañana el presidente de EE.UU. lo hará oficial. No hay duda de que Pekín responderá con otro ataque comercial, pero lo cierto es que tiene menos capacidad de maniobra que Trump: el año pasado, EE.UU. importó productos chinos por valor de 505.000 millones de dólares, mientras que China solo recibió exportaciones estadounidenses por valor de 129.000 millones. La decisión de Trump parece una estrategia para forzar concesiones por parte de China, pocos días antes de que se retomen las conversaciones comerciales entre ambos países. Está previsto que el vicepremier de China, Liu He, viaje a Washington los días 27 y 28 de este mes para mantener negociaciones con el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y el resto de altos cargos comerciales de la Administración. Si las conversaciones van por un camino adecuado para Washington, también habrá una reunión con el presidente de EE.UU. Ahora, todo eso -incluso la propia celebración de las conversaciones- está en el aire. Los nuevos aranceles entrarían en vigor dentro de unas semanas y, si no consiguen torcer el brazo de China, podrían ser una apuesta peligrosa para Trump. Las elecciones legislativas de noviembre, donde los republicanos se juegan conservar su mayoría en las dos cámaras del Congreso, están a la vuelta de la esquina y la guerra comercial iniciada por el presidente de EE.UU. no se ve con buenos ojos en sectores amplios del empresariado. Varias asociaciones patronales que se oponen a los aranceles están convirtiendo la guerra comercial en un asunto de campaña. En su opinión, las tensiones en comercio afectan a los avances económicos conseguidos por Trump con la reforma fiscal y su eliminación de regulaciones. La nueva ronda de barreras comerciales -que incluye productos de consumo de todo tipo, desde marisco a bicicletas- tendría además un impacto más visible en los precios que paga el consumidor medio estadounidense (hasta ahora los aranceles se habían centrado más en bienes de equipo industriales), y con la llegada de las compras masivas por festividades -Halloween, Acción de Gracias, Navidades- podría desatar una respuesta negativa del electorado. Además, es muy probable que la represalia china a los nuevos aranceles afecte a exportaciones agrícolas estadounidenses, un sector normalmente alineado con los republicanos.
16-09-2018 | Fuente: abc.es
Marie Le Pen afirma que «el regreso de las naciones» es imparable «en todo el mundo»
La líder de la ultraderecha de Francia, Marine Le Pen, se ha alegrado este domingo de que sus ideas ultranacionalistas y antiinmigración ya estén «en el poder» en Hungría, Polonia, Austria e Italia y ha asegurado que «el regreso a las naciones» es imparable en «todo el mundo». La presidenta de Agrupación Nacional (RN, por su siglas en francés) pronunció un discurso en la localidad de Fréjus, ciudad del sur de Francia controlada por su partido, donde también criticó al presidente del país, Emmanuel Macron, a ocho meses de que se celebren las elecciones europeas de mayo de 2019. Le Pen abordó dos de los temas clásicos de la ultraderecha: el peligro de la inmigración y la inseguridad. «Hungría, Polonia, Austria e Italia, nuestras ideas ya están en el poder», dijo la eurodiputada, quien recordó los buenos resultados de la ultraderecha en las legislativas de Suecia de la semana pasada. Elogió especialmente a la ultraderechista Liga, que gobierna Italia en coalición con el populista Movimiento Cinco Estrellas. «El número de demandantes de asilo en Italia, desde que Matteo Salvini llegó al poder ha bajado el 65 %. Hay que llevar a cabo una política que disuada a la inmigración», dijó Le Pen, quien aseguró que, con ella en el poder, el barco humanitario Aquarius no habría desembarcado en costas francesas. La presidenta del antiguo Frente Nacional acusó al Gobierno de Macron de dar dinero para integrar a la inmigración en detrimento de las necesidades de los franceses. Asimismo, cuestionó los motivos que llevan a los inmigrantes a marcharse a Europa y aseveró que muchos de los refugiados «pasan vacaciones» en los países de origen de los que habían huido. Puso como ejemplo un centro de acogida de inmigrantes abierto en la pequeña localidad de Châteaudouble, en el sur de Francia. «Châteaudouble muestra a los franceses que los desembarcos salvajes en las playas, la ida y venida de barcos de las ONG y los asaltos en (las ciudades españolas) Ceuta y Melilla no es una historia televisada que vemos de lejos. Es más bien una realidad», opinó. Le Pen censuró a la Unión Europea (UE) por considerarla pro-inmigración, aunque evitó hablar de una salida de la moneda única, una de las propuestas que lastraron su carrera presidencial ante Macron en 2017. En opinión de la ultraderechista, «el regreso a las naciones» es imparable «en todo el mundo», a la vez que señaló que esa corriente comenzó con el voto en favor el Reino Unido para abandonar la UE y con la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos. De acuerdo con las últimas encuestas de cara a la celebración de las elecciones al Parlamento Europeo en mayo de 2019, la Agrupación Nacional de Le Pen está en empate técnico con La República en Marcha (LREM) de Macron, con cerca de un quinto de los votos en Francia.
16-09-2018 | Fuente: abc.es
Marine Le Pen afirma que «el regreso de las naciones» es imparable «en todo el mundo»
La líder de la ultraderecha de Francia, Marine Le Pen, se ha alegrado este domingo de que sus ideas ultranacionalistas y antiinmigración ya estén «en el poder» en Hungría, Polonia, Austria e Italia y ha asegurado que «el regreso a las naciones» es imparable en «todo el mundo». La presidenta de Agrupación Nacional (RN, por su siglas en francés) pronunció un discurso en la localidad de Fréjus, ciudad del sur de Francia controlada por su partido, donde también criticó al presidente del país, Emmanuel Macron, a ocho meses de que se celebren las elecciones europeas de mayo de 2019. Le Pen abordó dos de los temas clásicos de la ultraderecha: el peligro de la inmigración y la inseguridad. «Hungría, Polonia, Austria e Italia, nuestras ideas ya están en el poder», dijo la eurodiputada, quien recordó los buenos resultados de la ultraderecha en las legislativas de Suecia de la semana pasada. Elogió especialmente a la ultraderechista Liga, que gobierna Italia en coalición con el populista Movimiento Cinco Estrellas. «El número de demandantes de asilo en Italia, desde que Matteo Salvini llegó al poder ha bajado el 65 %. Hay que llevar a cabo una política que disuada a la inmigración», dijó Le Pen, quien aseguró que, con ella en el poder, el barco humanitario Aquarius no habría desembarcado en costas francesas. La presidenta del antiguo Frente Nacional acusó al Gobierno de Macron de dar dinero para integrar a la inmigración en detrimento de las necesidades de los franceses. Asimismo, cuestionó los motivos que llevan a los inmigrantes a marcharse a Europa y aseveró que muchos de los refugiados «pasan vacaciones» en los países de origen de los que habían huido. Puso como ejemplo un centro de acogida de inmigrantes abierto en la pequeña localidad de Châteaudouble, en el sur de Francia. «Châteaudouble muestra a los franceses que los desembarcos salvajes en las playas, la ida y venida de barcos de las ONG y los asaltos en (las ciudades españolas) Ceuta y Melilla no es una historia televisada que vemos de lejos. Es más bien una realidad», opinó. Le Pen censuró a la Unión Europea (UE) por considerarla pro-inmigración, aunque evitó hablar de una salida de la moneda única, una de las propuestas que lastraron su carrera presidencial ante Macron en 2017. En opinión de la ultraderechista, «el regreso a las naciones» es imparable «en todo el mundo», a la vez que señaló que esa corriente comenzó con el voto en favor el Reino Unido para abandonar la UE y con la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos. De acuerdo con las últimas encuestas de cara a la celebración de las elecciones al Parlamento Europeo en mayo de 2019, la Agrupación Nacional de Le Pen está en empate técnico con La República en Marcha (LREM) de Macron, con cerca de un quinto de los votos en Francia.
15-09-2018 | Fuente: abc.es
Maduro afirma que China financiará el crecimiento de la producción de petróleo en Venezuela
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro , ha afirmado este sábado que China financiará el crecimiento de la producción petrolera en el país caribeño. Una región que, a pesar de que posee las mayores reservas de crudo del mundo, atraviesa una severa crisis económica. «Hay compromisos de financiamiento para el crecimiento de la producción petrolera, el crecimiento de la producción de oro e inversión en más de 500 proyectos de desarrollo dentro de Venezuela», dijo Maduro desde China al canal estatal venezolano VTV. El líder chavista culminó una visita de Estado en el país asiático donde sostuvo reuniones con su homólogo chino, Xi Jinping, y ambos gobiernos suscribieron 28 acuerdos de cooperación en varias áreas. «Esta visita, desde el punto de vista estructural, reactiva, relanza las relaciones China-Venezuela en un momento clave», dijo Maduro en alusión a la crisis económica de su país y al programa de recuperación y crecimiento económica que lanzó para intentar mejorar esa situación. Añadió que su plan financiero -que incluye devaluación de la moneda el 95,8 %, alza de sueldos; tarifas e impuestos y control de precios- «ha recibido todo el respaldo de la alta dirección china, del presidente Xi Jinping, y de todas las instituciones bancarias» de la nación asiática. «Hay verdaderamente una simpatía, hay un punto de vista muy alentador sobre el arranque de este programa para los equilibrios económicos de Venezuela», señaló. A su juicio esta visita «apalanca con mucha fuerza el crecimiento» en Venezuela y «le da una gran estabilidad a todo lo que tiene que ver con el proceso de producción petrolera y de financiamiento para el desarrollo. Ha sido un éxito total esta visita de Estado al más alto nivel». También consideró que la relación comercial con China «ha apalancado el financiamiento del desarrollo» de su país en tiempos de abundancia y carencias por lo que «ha sido un soporte muy importante para el funcionamiento de la economía venezolana». Agregó que sus ministros conformaron equipos «con todas las instituciones de China para el estudio de todas las potencialidades, todas las posibilidades que se abren con la moneda digital de Venezuela», conocida como el petro y sancionada por varios gobiernos, incluido el de Estados Unidos. Según la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) el bombeo de crudo de la estatal venezolana PDVSA cayó de nuevo en agosto un 2,8 %, con una producción promedio de 1,23 millones de barriles diarios.
15-09-2018 | Fuente: abc.es
Zapatero achaca el éxodo venezolano a las sanciones de Estados Unidos
El expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero vinculó la intensificación del flujo migratorio de venezolanos por varios países de Latinoamérica a las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos. «Como siempre ocurre con las sanciones económicas que producen un bloqueo financiero, quien, en definitiva, en ultima instancia, lo paga no es el Gobierno, sino los ciudadanos, es el pueblo. Esto debería dar lugar a una cierta reflexión» y «consideración», dijo Zapatero en entrevista con Efe tras participar en un foro en la ciudad brasileña de Sao Paulo. Zapatero celebró «la actitud solidaria» hacia el pueblo venezolano de los once países latinoamericanos que se reunieron en Quito a principios de este mes para intentar «coordinar acciones y que, por supuesto, los principios de los derechos humanos, de la asistencia social, se cumplan». En su opinión, en esas conversaciones también habría que incluir a Venezuela porque «difícilmente se podrá ordenar, si es que ese es el objetivo: ordenar racionalmente y ayudar a toda esa población que sale, incluso alguna que vuelve», si no hay «diálogo» con el país de origen de la inmigración. La ONU calcula que, hasta junio de este año, al menos unos 2,3 millones de venezolanos han salido de su país por la crisis política, social y económica que atraviesa Venezuela y se han dirigido principalmente a Colombia, Ecuador, Perú y Brasil. «Pero debo decir que en la intensificación en el crecimiento en los últimos tiempos de esa emigración a otros países tienen mucho que ver las sanciones económicas impuestas por los Estados Unidos y que han sido respaldadas por algunos gobiernos», indicó. Por su parte, el Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha negado que exista una crisis migratoria en la región e incluso un importante líder chavista como Diosdado Cabello declaró que los venezolanos que han emigrado en los últimos años lo hicieron por «moda» y porque «parecía que daba estatus». Zapatero subrayó que los fenómenos migratorios no son de ahora y recordó que países como México y Argentina «acogieron a infinidad de españoles» tras la Guerra Civil (1936-1939), así como Venezuela, que albergó, según «las cifras que se barajan, a tres millones de colombianos». «Incluso Venezuela sigue siendo uno de los más países que más personas de otros países tiene», añadió. Zapatero viajará en los próximos días desde Brasil a Venezuela para «ver cómo está la situación» y «favorecer escenarios de posibles diálogos en un futuro inmediato», algo a lo que se ha dedicado durante «los últimos tres años». Desde su punto de vista, eso exige «como siempre, escuchar y que las posiciones no se radicalicen». «No habrá una salida que no sea una salida pacífica, donde las palabras política, diálogo, contención, respeto al otro sean las que se conjuguen, frente al insulto, la denuncia, el aislamiento, la sanción o la represión», aseveró. Sin embargo, su papel como mediador en la crisis de Venezuela ha sido cuestionado por algunos importantes dirigentes de la oposición venezolana, como el expresidente del Parlamento de ese país Julio Borges, quien le tildó de «enemigo» del país. «He hecho y hago una tarea en favor de la paz» Zapatero respondió que ha hecho y hace «una tarea en favor de la paz» y afirmó que «las expresiones de este señor, pues sinceramente será porque no puede decir lo que de verdad piensa que le gustaría que pasara en Venezuela». Sobre las últimas medidas económicas impulsadas por Maduro, el expresidente del Gobierno español manifestó su deseo de que «den resultados», ya que, en su opinión, «van en la línea de lo que se necesita» para estabilizar la moneda y controlar «el déficit y la inflación». «Pero deseo también que den resultado las medidas en Argentina, que es otro gobierno distinto y que a veces ha sido crítico con mi tarea, muy crítico con mi tarea, pues deseo (también) que den buen resultado», apostilló. Zapatero remarcó que todos deberían «saludar que la situación económica de Venezuela se revirtiera y fuera mucho mejor».
14-09-2018 | Fuente: abc.es
Pekín sostiene el desastre económico de Maduro con 5.000 millones de dólares
Sumido en una crisis sin fin que ha hundido la moneda, disparado la inflación hasta cerca del millón por ciento y provocado un éxodo masivo, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, está de visita oficial en China para intentar salir del atolladero? una vez más. Durante la última década, el régimen de Pekín ha prestado a sus «hermanos comunistas» de Caracas unos 50.000 millones de dólares a cambio de petróleo y oro. Pero, con su producción de crudo recortada a su nivel más bajo de las tres últimas décadas, Venezuela está teniendo tantos problemas para pagar su deuda que todavía le debe a China unos 20.000 millones de dólares. Entre 2007 y 2016, China concedió innumerables créditos a Venezuela, convirtiéndose en su principal acreedor. Sin embargo, desde hace dos años el Gobierno de Xi Jinping no había concedido más préstamos por la profundización de la crisis económica y política en el país. La nación asiática ya le había planteado al régimen de Maduro en 2014 medidas correctivas al desastre económico que se avecinaba, pero los dirigentes venezolanos hicieron caso omiso a sus observaciones, por lo que cesaron las ayudas en metálico. Ahora Maduro ha rectificado y ha pedido ayuda amparado en su nuevo plan de recuperación económica, llamado coloquialmente «el paquetazo», puesto en marcha el pasado 20 de agosto. Tras su visita, Maduro podría recibir 5.000 millones de dólares, según las declaraciones del ministro de Economía y Finanzas, Simón Zerpa, a Bloomberg News. Si así fuera el caso, el préstamo daría respiro al régimen ahogado por las sanciones internacionales. «Me tocó transitar por sanciones económicas de los Estados Unidos y de Europa persiguiendo las cuentas bancarias de Venezuela, secuestrando miles de millones de dólares en cuentas internacionales y bloqueándonos el comercio», denunció el mandatario. Firma de acuerdos Tan asfixiado está el régimen bolivariano que Maduro se ha visto obligado a salir de su país durante cuatro días, cuando aún colea el supuesto intento de atentado que sufrió el pasado 4 de agosto. Todo con tal de congraciarse con sus aliados chinos. Para ello, lo primero que hizo en Pekín fue algo que no hacía ningún mandatario extranjero desde Raúl Castro en 2005, antes incluso de suceder a Fidel en Cuba: visitar el mausoleo donde está embalsamado el fundador del régimen comunista, Mao Zedong, para rendirle homenaje y hasta firmó el libro de visitantes ilustres. «Fue uno de los grandes fundadores de un siglo XXI multipolar, un gigante de la humanidad con ideas revolucionarias», halagó Maduro con su habitual retórica rimbombante en comentarios a la televisión pública de Venezuela. Lo segundo que hizo Nicolás Maduro, ya más mundano, fue pedirle dinero a sus socios comunistas. «Ayudaremos a Venezuela a desarrollar su economía y mejorar la vida de su pueblo en todo lo que podamos», le dijo el primer ministro chino, Li Keqiang, según informó la televisión estatal CCTV. Maduro, su esposa Cilia Flores y su numeroso séquito de acompañantes se reunieron con la élite de Pekín con el fin de concretar los «negocios» que, según Maduro, van a permitir «despegar a Venezuela al desarrollo». Explotación del oro Aunque se desconocen las cifras, el dictador venezolano y el titular de Exteriores, Wang Yi, supervisaron la firma de 28 acuerdos comerciales, que incluyen desde prospecciones de gas hasta minas de oro y suministro de productos farmacéuticos. Además, y según recoge la agencia France Presse, Maduro podría volver a Caracas con el nuevo préstamo de 5.000 millones de dólares y una moratoria de seis meses para abonar su deuda. «China es nuestra gran hermana. Nuestra relación es un modelo de cooperación internacional», declaró orgulloso Maduro, que dejará Pekín mañana domingo. Mientras insistía en su voluntad de «explorar métodos efectivos de financiación», el presidente chino, Xi Jinping, le mostraba su apoyo para «buscar la estabilidad y el desarrollo» de Venezuela. Pero los medios estatales chinos seguían sin dar cifras sobre el nuevo salvavidas de Pekín al régimen venezolano. Entre los acuerdos, destaca la cesión del 9,9% de las acciones de la empresa petrolera Sinovensa y el entendimiento para el desarrollo de empresas de hidrocarburos. También se firmó un acuerdo entre la Corporación Nacional de Explotación de Gas de China (Cnodc) y Petróleos de Venezuela (Pdvsa) con la finalidad de explotar gas y yacimientos auríferos junto con la empresa china Yankuang Gro up. En plena guerra comercial con Trump, que parece suavizarse durante los últimos días, China sigue sosteniendo al mayor enemigo de Estados Unidos en Latinoamérica, que se enfrenta a una de sus mayores crisis. Pero los chinos tienen una particular manera de hacer negocios con los extranjeros: los créditos son condicionados.
1
...