Infortelecom

Noticias de ministerios

18-10-2016 | Fuente: elpais.com
Los ministros veteranos de Rajoy también quieren seguir
Los titulares de los Ministerios con más edad reivindican su experiencia para una legislatura compleja
17-10-2016 | Fuente: abc.es
Dieciocho ministros del PT brasileño, investigados por corrupción
Según una información publicada por el diario brasileño «Estadão», Dieciocho ex ministros de Dilma Rousseff (2011-2016) y Luiz Inázio Lula da Silva (2003-2010) están siendo investigados por delitos de corrupción durante los períodos que ocuparan estas posiciones. Los ex ministros están bajo sospecha por tramas de corrupción que llegan a alrededor de 400 millones de dólares. Los crímenes están vinculados a irregularidades en el uso de los fondos públicos y al recibimiento de comisiones pagadas por empresas privadas para que fuesen favorecidas en contratos del Estado brasileño. El gobierno de Dilma es el que tiene mayor cantidad de acusados, con 10 ministros. El de Lula, a su vez, tiene investigados a cuatro ministros. Es de destacar que estos cuatro acusados continuaron ocupando el cargo de ministro durante el gobierno de Dilma y son acusados de prácticas ilegales en ambos gobiernos. En total, la encuesta solicitó información de 167 ex ministros de ambos gobiernos. Es previsible que el número de implicados aumentará con el tiempo, con los avances de las investigaciones de la operación Lavacoches, que investiga casos de corrupción en la petrolera Petrobras. Tanto Dilma como Lula han sido citados en las investigaciones. Lula ya es reo en tres casos penales abiertos en los últimos dos meses. El ex mandatario está acusado de participar de una organización criminal, dedicada al blanqueo de dinero y la obstrucción de la justicia. Dilma es a su vez investigada por el Tribunal Supremo por intentar obstruir las investigaciones de la Lavacoches. Solo una condena Además de estos 15 ministros, otros dos que trabajaron en los gobiernos de Dilma y Lula ya son reos de la Justicia por participar en practicas de corrupción. Son el ex ministro de Transportes, Alfredo Nascimento (PR), y Paulo Bernardo (PT), que ocupó los Ministerios de Comunicación y el de Planificación. El único ministro de ambos gobiernos que ha sido condenado hasta ahora ha sido José Dirceu. El principal hombre del gobierno Lula fue condenado a más de 28 años de prisión por su participación en delitos de corrupción, algunos de ellos siguen en investigación hasta el momento.
12-10-2016 | Fuente: abc.es
Alemania retira las ayudas sociales a los inmigrantes europeos
Pedro llegó a Alemania en 2013, después de cerrar su carnicería en Andalucía, acompañado de su mujer y de su hija de 20 meses. Un año después pudo traerse también a Javi, el hijo de 11 años al que había dejado en España con los abuelos. Los niños ya están escolarizados y se gana la vida en la hostelería, limpiando habitaciones de hotel mientras aprende alemán y se forma para puestos en cocina, más relacionados con lo que ha hecho toda la vida. Lo que ingresa no da para mantener a toda la familia, pero recibe el mismo complemento a los salarios bajos que los ciudadanos alemanes y así van tirando. Su situación, sin embargo, ha cambiado drásticamente desde este miércoles. El Consejo de Ministros alemán ha dado luz verde una reforma que retira a los ciudadanos europeos, no alemanes, el derecho a esas ayudas sociales. Hasta ahora eran ayudas poco menos que automáticas, pero en adelante, para acceder a ellas será necesario haber trabajado y cotizado cinco años en Alemania. Y Pedro no cumple ese requisito. «Hemos invertido todo lo que nos quedaba en venir aquí, habíamos superado ya lo más duro. Y ahora que por fin empezaba a hablar un poco alemán, creo que no nos quedará más remedio que marcharnos», ha declarado tras conocer la decisión. Lo cierto es que Berlín ha optado finalmente por la versión más suave de la reforma y ha omitido incluir la expulsión de los ciudadanos europeos que llevasen entre tres y seis meses en Alemania buscando trabajo sin encontrarlo, tal y como aparecía en el capítulo V del primer boceto redactado por los Ministerios de Trabajo e Interior conjuntamente. Aun así, se trata de un paso atrás en la libertad de movimientos europeos, aunque el presidente de la federación alemana de municipios y provincias, Gerd Landsberg, defiende que «la libre circulación dentro de la UE no significa que los ciudadanos europeos puedan elegir el sistema social alemán, que cuenta con las prestaciones más completas», señalando que la legislación actual suponía un incentivo a un tipo de inmigración cuyas expectativas se centraba en el «abuso» de las ayudas sociales. «Solicitantes de empleo» La ministra de Trabajo, Andrea Nahles, ha justificado la medida como una reacción a una sentencia emitida el pasado año por el Tribunal Federal Social que reconocía el derecho de los ciudadanos europeos a solicitar ayudas públicas tras residir en el país más de seis meses y los efectos que esta tendría sobre el sistema social alemán, debido a la gran afluencia de trabajadores del Este. Lo cierto es que en la actualidad hay unos 10.000 españoles cobrando estas ayudas y en la estadística no consta cuántos de ellos llevan menos de cinco años en Alemania y dejarán, por tanto, de recibirlas. Las ayudas denominadas Hartz IV incluyen unos 450 euros mensuales, más acceso a vivienda y facturas básicas, así como Kinderged, unos 150 euros por hijo. En total, 440.000 personas procedentes de otros estados de la Unión Europea cobraron en enero ayudas sociales. 130.000 figuran como «solicitantes de empleo». Los más numerosos son los polacos, unos 92.000, seguidos de los italianos, 71.000, búlgaros 70.000 y rumanos 57.000.
12-10-2016 | Fuente: abc.es
Alemania restringe las ayudas sociales a los inmigrantes europeos
Pedro llegó a Alemania en 2013, después de cerrar su carnicería en Andalucía, acompañado de su mujer y de su hija de 20 meses. Un año después pudo traerse también a Javi, el hijo de 11 años al que había dejado en España con los abuelos. Los niños ya están escolarizados y se gana la vida en la hostelería, limpiando habitaciones de hotel mientras aprende alemán y se forma para puestos en cocina, más relacionados con lo que ha hecho toda la vida. Lo que ingresa no da para mantener a toda la familia, pero recibe el mismo complemento a los salarios bajos que los ciudadanos alemanes y así van tirando. Su situación, sin embargo, ha cambiado drásticamente desde este miércoles. El Consejo de Ministros alemán ha dado luz verde una reforma que retira a los ciudadanos europeos, no alemanes, el derecho a esas ayudas sociales. Hasta ahora eran ayudas poco menos que automáticas, pero en adelante, para acceder a ellas será necesario haber trabajado y cotizado cinco años en Alemania. Y Pedro no cumple ese requisito. «Hemos invertido todo lo que nos quedaba en venir aquí, habíamos superado ya lo más duro. Y ahora que por fin empezaba a hablar un poco alemán, creo que no nos quedará más remedio que marcharnos», ha declarado tras conocer la decisión. Lo cierto es que Berlín ha optado finalmente por la versión más suave de la reforma y ha omitido incluir la expulsión de los ciudadanos europeos que llevasen entre tres y seis meses en Alemania buscando trabajo sin encontrarlo, tal y como aparecía en el capítulo V del primer boceto redactado por los Ministerios de Trabajo e Interior conjuntamente. Aun así, se trata de un paso atrás en la libertad de movimientos europeos, aunque el presidente de la federación alemana de municipios y provincias, Gerd Landsberg, defiende que «la libre circulación dentro de la UE no significa que los ciudadanos europeos puedan elegir el sistema social alemán, que cuenta con las prestaciones más completas», señalando que la legislación actual suponía un incentivo a un tipo de inmigración cuyas expectativas se centraba en el «abuso» de las ayudas sociales. «Solicitantes de empleo» La ministra de Trabajo, Andrea Nahles, ha justificado la medida como una reacción a una sentencia emitida el pasado año por el Tribunal Federal Social que reconocía el derecho de los ciudadanos europeos a solicitar ayudas públicas tras residir en el país más de seis meses y los efectos que esta tendría sobre el sistema social alemán, debido a la gran afluencia de trabajadores del Este. Lo cierto es que en la actualidad hay unos 10.000 españoles cobrando estas ayudas y en la estadística no consta cuántos de ellos llevan menos de cinco años en Alemania y dejarán, por tanto, de recibirlas. Las ayudas denominadas Hartz IV incluyen unos 450 euros mensuales, más acceso a vivienda y facturas básicas, así como Kinderged, unos 150 euros por hijo. En total, 440.000 personas procedentes de otros estados de la Unión Europea cobraron en enero ayudas sociales. 130.000 figuran como «solicitantes de empleo». Los más numerosos son los polacos, unos 92.000, seguidos de los italianos, 71.000, búlgaros 70.000 y rumanos 57.000.
11-10-2016 | Fuente: abc.es
El gobierno británico apoya que se pida el pasaporte a las parturientas
Dentro del giro contrario a los extranjeros que parece haber tomado el Reino Unido tras la llegada al poder de Theresa May, el Gobierno ha dado su apoyo al plan de un hospital londinense, integrado en la sanidad pública, para exigir el pasaporte o pruebas de residencia legal a las mujeres de parto. La media se suma a la idea de demandar a las empresas listas de trabajadores foráneos, que se presentó como globo sonda en el congreso del Partido Conservador y fue retirado tras una ola de protestas. El Gobierno también ha implantado en el curso escolar que comienza unos controvertidos censos que obligan a que los alumnos extranjeros sean declarados por sus padres. El St. George University Hospital de Londres, que trabaja para el NHS, el servicio nacional de salud, ha justificado su iniciativa explicando que es su deber velar por el buen uso de sus recursos. También aseguran que hay un ?turismo de maternidad?, con mafias de estafadores que se aprovechan de mujeres nigerianas. En caso de que la parturienta no pueda acreditar con el pasaporte u otra prueba fehaciente que es residente legal, se le cobrará por el servicio. El Real Colegio de Comadronas se ha rebelado contra la medida. ?Tenemos más cosas que hacer que ver la situación legal de las mujeres. No somos guardias de fronteras?, se quejan. También temen que la iniciativa resulte peligrosa para las parturientas, pues podría retraerlas de acudir a los servicios de obstetricia, con el riesgo que ello conlleva para su salud y la de los recién nacidos. El Gobierno ha respaldado la iniciativa a través de los ministerios de Salud e Interior. La medida no afecta a las mujeres comunitarias, que a día de hoy, mientras el Reino Unido siga en la UE, tienen derecho a atención pública gratuita.
29-09-2016 | Fuente: abc.es
Ministros de Cameron cargan contra May por su falta de estrategia en el Brexit
Han pasado ya tres meses desde el referéndum del pasado 23 de junio, donde el Brexit se impuso por casi cuatro puntos, y lo único que ha dicho claramente Theresa May sobre la ruta de salida de la UE es esta frase, que comienza a convertirse en un mantra hueco: «Brexit es Brexit y vamos a convertirlo en un éxito». Pero las semanas pasan y ni siquiera se sabe cuándo activará el artículo 50 que inicia el proceso de salida. Ese silencio ha desatado las primeras críticas de algunos europeístas que formaron parte del Gobierno de Cameron. Nicky Morgan, ex ministra de Educación, y Ken Clarke, un histórico de 76 años que fue ministro con John Major y con Cameron, han criticado abiertamente la falta de estrategia de May. Se trata del ataque más explícito hasta ahora, que se suma a las advertencias de George Osborne contra un «Brexit duro». Las quejas llegan cuando falta una semana para el congreso del Partido Conservador, que se celebrará en Birmingham. Clarke es una figura a la que se escucha, fue el ministro de Economía de Major y titular de Justicia de Cameron durante dos años, quien luego lo mantuvo como ministro sin cartera. En una entrevista a la revista laborista «New Statesman» reprocha a May que «no tiene ninguna política en el Brexit, nadie en el Gobierno tiene un plan para salir de la UE». Clarke, que asegura que votará contra el Brexit en los Comunes, advierte también que los tres ministros a los que May ha puesto a llevar el asunto «son incapaces de trabajar juntos». La primera ministra decidió a su llegada dividir en tres la cartera de Exteriores, tal vez como una manera de controlar al siempre florido Boris Johnson. Se crearon los nuevos ministerios de Salida de la UE, con David Davis al frente, y de Comercio Exterior, a cargo de Liam Fox, ambos dos fervientes eurófobos. Johnson fue nombrado ministro de Exteriores, en lo que en realidad es una versión menguada de esa cartera. Clarke cree que May «tiene un problema inmenso para lograr que los tres "brexiters" se pongan de acuerdo». Nicky Morgan, de solo 43 años, era la ministra de Educación de Cameron y una de las figuras emergentes del partido, con un cierto aire renovador. May la echó nada más llegar, al igual que a Osborne, amigo íntimo de Cameron y arquitecto de la recuperación económica del país tras la crisis del 2008. Como ocurre siempre en política, los muertos que quedan detrás medio vivos pronto comienzan a hablar y conspirar. Osborne, catorce años más joven que May, ya se ha ofrecido como campeón de lo que llama «la corriente liberal mayoritaria» y se dedica a enlazar conferencias en las que advierte de los riesgos del Brexit duro, el que aboga por abandonar por completo el mercado único europeo y cerrar las puertas a cal y canto a la inmigración comunitaria. Susurros contra May Tanto Osborne como Nicky Morgan se han quedado en la Cámara de los Comunes, donde también sigue Clarke, y allí animan los susurros de pasillos contra May. Los cameronistas se sienten heridos con la primera ministra, a la que acusan no solo de purgarlos, sino de haber corregido el programa de modernización de Cameron sin haber sido refrendada por las urnas. En una entrevista a BBC Radio 4, Morgan ha demandado a May que aclare su plan para el Brexit y considera «un peligro» el hecho de que no exista una estrategia clara. A sus críticas se ha sumado la fundación Instituto para el Gobierno, dedicada a mejorar la eficacia de la administración. Denuncian que existe una falta de claridad en los papeles de cada uno de los tres ministros que deben gestionar el Brexit y creen que las negociaciones obligarán a contratar a 500 funcionarios más. El sueño de una noche de verano de los ingleses tras el referéndum era seguir gozando de las ventajas del mercado único y el pasaporte europeo para la City, pero prohibiendo la libre circulación de inmigrantes comunitarios y dejando de aportar dinero a la UE. Pero los líderes europeos van diciendo uno tras otro que eso no es posible. El último ha sido el italiano Matteo Renzi: «Será imposible dar al Reino Unido más derechos a que a los países que están fuera de la UE», advierte. No hace más que repetir la postura oficial europea: no puede haber mercado único sin libre circulación de los ciudadanos comunitarios. Renzi también ha acusado a Cameron de convocar el referéndum para intentar solventar los problemas internos de su partido. Aunque el triunfo del Brexit en el referéndum no ha provocado hasta ahora la debacle económica inmediata que anticipaban Osborne y los organismos internacionales, lo cierto es que ya ha obligado a una actuación de urgencia del Banco de Inglaterra, con bajada de tipos, prácticas de expansión cuantitativa para estimular el dinamismo y créditos para las empresas. Además, la libra está frente al euro a 1,15, cuando en agosto de 2015 rozaba el 1,44. Las materias primas son hoy más caras para los británicos y también sus vacaciones en el extranjero, uno de los deportes nacionales.
28-09-2016 | Fuente: abc.es
El Gobierno griego consigue la aprobación de nuevas reformas exigidas por los acreedores
Ayer noche el gobierno radical griego consiguió,con el apoyo de sus diputados del partido Syriza y el de los Griegos Independientes con los que forman coalición, la aprobación de una ley estratégica que incluye reformas exigidas por los acreedores. Sin estas reformas (y otras pocas más que se aprobarán dentro de pocos días) no tendrá acceso a los 2.800 millones de euros, parte de su tercer rescate. La ley fue aprobada por 152 votos, mientras que toda la oposición se opuso a ella con 141 votos. Y también fueron muchos los diputados radicales que se mostraron contrarios a una serie de medidas incluidas en la ley, especialmente la posibilidad de que se privaticen parcial o totalmente las empresas de aguas de Atenas y Tesalónica, aunque finalmente votaron a favor. En el debate anterior a la votación no intervinieron ni el primer ministro Alexis Tsipras ni el líder de la oposición, el conservador Kiriakos Mitsotakis. Medidas controvertidas Medidas mas controvertidas de esta nueva ley incluyen la creación de un nuevo fondo destinado a acelerar las privatizaciones en el que se incluye el 30% de la compañía de electricidad estatal DEI, así como las compañías de las aguas de Atenas (Eydap) y Tesalónica (Eyath), el metro de la capital (Attiko Metro) y una compañía deficitaria de producción de armas, Elbo. El Gobierno insiste que no se trata de ventas, sino de cesiones por 99 años, pero el propio Ministro de Finanzas, Euclides Tsakalotos, insistió que «mientras yo sea ministro, estas compañías (refiriéndose a las de las aguas) no serán privatizadas». Además en la nueva ley se incluyen reformas adicionales para el sistema de pensiones, que supondrán nuevos recortes, así como medidas que suponen una mayor liberalización del mercado eléctrico. Supone tambien luz verde para la privatización del antiguo aeropuerto de Ellenikon, a pocos kilómetros de Atenas al borde del mar. Los medios griegos destacan la ironía de ver como un gobierno de izquierdas y carácter radical, partidario de reforzar el aparato estatal y no reducirlo, se ve obligado ahora a aprobar estas medidas a las que se opone abiertamente. Desde que Tsipras está en el poder se ha dado el caso de haberse aprobado privatizaciones y estas verse paralizadas o entorpecidas por algunos ministerios, como en el caso de los 14 aeropuertos regionales concedidos a la compañía alemana Fraport y parte del puerto del Pireo, concedido a la compañía china Cosco. Las medidas que incluye esta ley enemistarán aun mas al Gobierno con los sindicatos, que ya provocaron huelgas de trabajadores tanto en la compañía estatal de trenes OSE, que parece que pasará a manos italianas (Trenitalia) tras haberse autorizado su privatización, como en las compañías del agua de Atenas y en el puerto del Pireo. Todas las asociaciones sindicales que hasta hace pocos meses seguían apoyando al Ejecutivo se muestran ahora contrarias a sus reformas y recortes de jubilaciones y aun más a la amenaza de privatizar empresas estatales, hasta ahora sagradas. Durante la sesión parlamentaria de ayer dos antiguos diputados radicales que siguieron al antiguo ministro de Reconstrucción Productiva, Energia y Medio Ambiente Panayotis Lafazanis, causaron gran revuelo en el hemiciclio. Se trata de Stathis Leutsakos y Thanasis Peetrakos, miembros del partido Unión Popular de Lafazanis (opuestos al nuevo rescate, a las medidas de austeridad y partidarios de una salida de la UE) que lanzaron desde los asientos destinados al público unos panfletos con un texto del nobelista portugués José Saramago que comienza diciendo: «Que se privatice todo, que se privatice el mar y el cielo, que se privatice el agua y el aire, que se privatice la justicia y la ley, que se privatice la nube que pasa?»
12-09-2016 | Fuente: abc.es
Entra en vigor el alto el fuego de siete días en Siria
Siria vive un nuevo intento de alto el fuego aceptado por Gobierno y oposición. A las siete de la tarde, hora local, llegó el momento acordado por Rusia y Estados Unidos para detener las hostilidades de forma temporal en una jornada festiva para los musulmanes de todo el mundo, que celebraban el Eid Al Adha, o fiesta del sacrificio. Desde Moscú y Damasco, los ministerios de Defensa hicieron público el «cese de las hostilidades hasta el 18 de septiembre», según el comunicado emitido por la Comandancia Suprema de las Fuerzas Armadas sirias en el que advirtió que se reserva «el derecho a responder con todo tipo de armas de fuego contra cualquier violación de grupos armados». Este último intento llega lastrado por los fracasos de anteriores treguas, la enorme desconfianza entre las partes después de una guerra que vive su sexto año y ya deja medio millón de muertos y las incógnitas que despierta la capacidad real de Estados Unidos de controlar a la atomizada oposición armada siria. La gran novedad del pacto es que, si se respeta durante al menos una semana, estadounidenses y rusos establecerán un órgano conjunto para coordinar la lucha contra Daesh y Jabat Fatah Al Sham, brazo de Al Qaida en Siria. Una semana es una eternidad en un conflicto sin líneas rojas, pero al menos pasadas las primeras horas de la entrada en vigor del acuerdo, el Observatorio Sirio de derechos Humanos (OSDH) habló de «calma». La guerra en Siria, como todas las guerras, es también una lucha de gestos y palabras como se pudo ver durante la jornada marcada para el cese temporal de las hostilidades. Como hace cada año, el presidente Bashar Al Assad acudió a la tradicional oración del Eid, pero el dirigente no fue a una mezquita cualquiera de las zonas nobles y blindadas de Damasco como era habitual hasta ahora, Assad rezó en un templo de Daraya, uno de los bastiones opositores que después de un cerco de más de cuatro años acabó en poder del Gobierno hace unos días. Los civiles de esta ciudad situada a apenas unos kilómetros de Damasco fueron evacuados a refugios temporales preparados por las autoridades, mientras que los rebeldes que no quisieron deponer las armas viajaron hasta la provincia norteña de Idlib. Daraya ha sido un símbolo de la dureza de los cercos, convertidos en armas de guerra en Siria, y Assad se paseó por sus ruinas pocas horas antes de una tregua que ignoró en las declaraciones efectuadas a los medios. El presidente mantuvo un tono desafiante y, en línea con sus intervenciones desde el inicio de la guerra, aseguró que «el Estado está determinado a recuperar todas las regiones en manos de los terroristas y a restablecer la seguridad». El dirigente puntualizó que «las Fuerzas Armadas proseguirán su trabajo, al margen de circunstancias internas o externas», recogió la agencia estatal Sana. Unas palabras que no concuerdan con el pacto de alto el fuego por el que el Gobierno se compromete a suspender las operaciones militares aéreas en zonas opositoras delimitadas por EEUU. Dudas en la oposición Mientras que Assad ignoró la tregua en su aparición pública -aunque el Gobierno mostró de forma oficial su apoyo al acuerdo logrado por Rusia, uno de sus aliados más importantes junto a Irán- las fuerzas de la oposición armada fueron variando su discurso durante toda la jornada para pasar de un no rotundo a la aceptación, pero con condiciones. Hace tiempo que los bandos enfrentados dependen de terceras partes para seguir con su lucha y, si el régimen precisa de iraníes y rusos para sobrevivir, los opositores dependen de turcos, saudíes o estadounidenses. Siria es un tablero donde potencias mundiales y regionales dirimen sus diferencias políticas y religiosas. El números dos de Ahrar Al Sham, Alí Al Omar, criticó a primera hora su las condiciones impuestas por el pacto entre Rusia y Estados Unidos, las calificó de «inaceptables» y dijo que «benefician al Gobierno y no traerán beneficios políticos a la revolución». Uno de los puntos más problemáticos para formaciones como Ahrar Al Sham, que es miembros del Alto Comité para las Negociaciones (ACN) que participa en las reuniones indirectas con el régimen de Ginebra, es la obligación de dejar de operar junto a Jabat Fatah Al Sham, el nombre que tiene desde julio el Frente Al Nusra, brazo de Al Qaida en Siria. La oposición armada es más islamista que nacionalista y en muchos frentes clave, como el de Alepo, combate codo con codo con Jabat Fatah Al Sham, considerado «grupo terrorista» por Estados Unidos, Rusia y el Gobierno sirio. Fuentes opositoras consultadas por Reuters aseguraron que «pese a todas las dudas que nos genera, aceptaremos el acuerdo», pero advirtieron que «atacar a Jabat Fatah Al Sham, pedirnos que nos separamos de ellos y amenazarle de una forma que no se hace con las milicias chiíes apoyadas por Irán, traerá muchos problemas internos, mucha tensión». Una nueva etapa comienza en Siria donde al menos, por unas horas, las noticias sobre el alto el fuego eclipsan a los habituales combates y bombardeos.
12-09-2016 | Fuente: abc.es
Más de 7.000 «scouts» ayudan a los peregrinos que van a La Meca
El joven Anwar, de 22 años, se siente satisfecho cuando ayuda a un niño perdido a encontrar a su familia, le ofrece agua a un anciano o empuja la silla de ruedas de un peregrino. Es uno de los 7.000 exploradores o «kashafa», en árabe, desplegados en La Meca durante la peregrinación que tiene lugar estos días. «Los momentos más felices para mí son cuando escucho que la gente reza por mí o cuando recibo la bendición de los ancianos, las sonrisas de agradecimiento de las mujeres o la alegría de los niños, que suelen tomarse fotos conmigo por mi uniforme diferente» cuenta este escultista (scouting, explorador que pertenece al movimiento Scout), que trabaja estos días en la ciudad santa de La Meca. Asegura que se unió a los «boy scouts» para seguir los pasos de su padre, quien le animó a formar parte de este grupo «para ayudar a los demás», relata el joven, que se incorpora a los exploradores durante los días del «hach» (peregrinación) y las vacaciones escolares. Anwar es uno de los 7.000 escultistas encargados, este año, por la Asociación de «Boy Scouts» saudí de ayudar a los peregrinos en las ciudades de La Meca y Medina y en los alojamientos levantados para los casi dos millones de peregrinos que se han desplazado a Arabia Saudí para cumplir con el quinto pilar del islam. Hasta el momento, los exploradores han ayudado a al menos 7.662 peregrinos desde el comienzo del «hach», este sábado, y está previsto que asistan a unos 200 mil fieles en los próximos días, según un comunicado de la asociación saudí. Los ritos específicos de la peregrinación se prolongan durante siete días, aunque la presencia de los peregrinos en Medina y La Meca, suele prolongarse durante dos semanas. Los exploradores han distribuido ya 30.000 sombrillas a los creyentes presentes en el «hach», para que puedan protegerse del intenso sol que reina estos días, así como otras tantas alfombras para que puedan realizar la azalá (oración). Además, su asociación ha imprimido dos millones de mapas para facilitar el tránsito de los visitantes entre los distintos puntos donde se llevan a cabo los ritos del «hach», separados a veces por más de 20 kilómetros de distancia. Los ministerios saudíes del Hach, Asuntos Islámicos y Sanidad junto con el Banco Islámico para el Desarrollo y las autoridades locales cuentan ya desde hace años con la importante colaboración de los exploradores durante los días de la peregrinación. La Asociación saudí de los «Boy Scouts» fue fundada en el reino el año 1961, ocho años después de que el entonces monarca saudí Abdelaziz creara un proyecto destinado a ofrecer ayuda a los peregrinos de La Meca, en el que participaron 150 escultistas. Actualmente, la Asociación cuenta con 19.269 exploradores. Aunque en un primer momento sus filas se nutrían de voluntarios de todos los países islámicos, a partir de 1974 comenzó a evolucionar hacia un cuerpo exclusivamente saudí. Este año, su papel ha sido ensalzado por numerosos medios nacionales, que señalaron la importancia de su trabajo para impedir que se repita una tragedia como la que el año pasado salpicó el «hach», con la muerte de más de 1.757 peregrinos en una estampida. La tragedia, sobre la que las autoridades saudíes no han anunciado el número de víctimas definitivo, tuvo lugar cerca de La Meca, cuando los peregrinos participaban en el rito de la «lapidación del diablo», que consiste en lanzar guijarros a tres columnas que representan al demonio. «Los peregrinos nos necesitan, yo soy de la Meca y conozco la zona callejón por callejón» destaca el joven Anwar, que insiste en la «emoción» y la «alegría absoluta» que se siente al entregar un niño perdido a sus padres, tras los primeros momentos de «preocupación y presión» que se experimentan, cuando encuentra a un menor desorientado entre los cientos de miles de peregrinos.
24-07-2016 | Fuente: abc.es
Tres tenores para un Brexit
Boris Johnson, de 52 años, cultivado ex alumno de Eton y Oxford, comparte apodo con Madonna: «La ambición rubia». Bajo su equívoca apariencia de iconoclasta jovial, siempre ambicionó lo más alto. Nunca soportó que Cameron, más joven que él y al que tenía por mediocre, hubiese llegado a líder tory. Boris se subió al carro del Brexit buscando el Número 10, animado por el sinuoso Michael Gove, que luego lo traicionó en uno de los facazos más sonados en las maquiavélicas ciénagas de Westminster. Pero Theresa May ha hecho justicia poética y ha otorgado a Boris la vistosa cartera de Exteriores, el Foreign Office. Nada más conocerse el nombramiento, un manifestante europeísta se plantó ante la casa de Boris en el Norte de Londres con una pancarta de una sola frase: «Sorry world». Sus pares de París y Berlín acogieron la designación con enojo indisimulado. Todavía escocían sus frases comparando a la UE con Napoleón y Hitler. Su biografía bocazas no constituía el aval propio de un diplomático. En su día llamó a Hilary Clinton «enfermera histérica en un psiquiátrico» y en la campaña del referéndum afeó a Obama sus ancestros africanos, lo que le valió ser tachado de racista. Theresa May, que se está revelando larga y astuta, se ha asegurado de tener atado al florido Boris. Aprovecha su innegable tirón popular , pero lo ha neutralizado dividiendo la cartera de Exteriores en tres, con dos nuevos ministerios: Comercio Exterior, a cargo del derechista escocés Liam Fox, de 54 años; y Salida de la UE, donde ha situado al liberal David Davis, un peculiar libertario de 67 años. Aparentemente, May, una euroescéptica que apoyó la permanencia en la UE sin mojarse, deja así las relaciones internacionales en manos de tres eurófobos («tres pirados del Brexit», en expresión de la prensa londinense más ácida). Pero en el siempre irónico mundo inglés nada es lo que parece. Puede que los tres tenores del Brexit, que se detestan educadamente, acaben pintando poco. May, obsesa del control, llevará de su mano la negociación con Europa. Ya lo ha dejado ver con sus visitas de esta semana a Merkel y Hollande. Los sacrificios de Johnson El premio del ministerio masajea el ego de Boris, pero castiga su bolsillo. Es cierto que como diputado raso ganaba 90.000 euros al cambio y como ministro pasará a 167.000. Pero el cargo lo ha obligado a suspender su colaboración de dos décadas con el «Daily Telegraph», donde recibía 328.000 euros al año por una columna semanal. Periodista de profesión, llegó al «Telegraph» tras ser despedido por su rival, «The Times», por inventarse citas. En los últimos cuatro años, ha cobrado 560.000 euros por royalties de sus libros, como su ?floja- biografía de Churchill. La editorial Hodder & Stoughton le había adelantado 108.000 euros por su nueva obra, «Shakespeare, el enigma del genio», que debería salir en otoño y ahora se aplaza. Perdido el dinero, quedaba el prestigio del cargo. Y su pompa. Pero May, que hila fino, también ahí le ha recortado las alas. Tradicionalmente, el ministro de Exteriores venía disfrutando del palacio campestre de Chevening, maravilloso edificio neoclásico de 1620, con 1.400 hectáreas de jardines y bosques, situado en Kent, al Sureste del Gran Londres. Un lugar idílico, que el Príncipe Carlos sopesó convertir en su residencia en los años setenta. May ha obligado a Boris a compartir Chevening con los otros dos tenores del Brexit, Fox y Davis. Cierto que en sus 115 habitaciones bien caben. Pero supone la metáfora de que el chisposo Boris será un ministro de Exteriores light. Chevening se utiliza para recibir a mandatarios extranjeros, amén de para el descanso. En el Número 10 explican que el ministro de Comercio Internacional y el de Salida de la UE también necesitan la propiedad. No es la primera vez que el premier obliga a compartirla. Cameron permitió que su vicepresidente en la coalición con los liberales, Clegg la utilizase a la par que el ministro de Exteriores. Los Tres Brexiters comparten punto extravagante e ideología liberal, pero son muy diferentes. Mientras Boris es de clase patricia, Fox se crió en una vivienda de protección pública, lo mismo que Davis, hijo de madre soltera. Además, Johnson es un brexiter más oportunista y menos obcecado. Tras el referéndum escribió un sonado artículo abogando por que sigan operativos el mercado único y la libre circulación. Fox y Davis son mucho más radicales. May cardará la lana. Haciéndolos ministros se ha cuidado de lanzar un guiño a la mayoría social que votó por el Leave, enjugando así que ella estaba en el bando derrotado. Pero lo tendrá muy difícil. Su mantra de «Brexit es Brexit» empieza a sonar a eslogan vacuo. Todavía no sabe cómo salir del laberinto en que Cameron ha metido al país.