Infortelecom

Noticias de ministerios

01-03-2018 | Fuente: abc.es
Maduro retrasa las elecciones presidenciales para el 20 de mayo
La presidente del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, anunció hoy jueves la postergación de las elecciones presidenciales para el 20 de mayo, que se llevarán a cabo junto con las legislativas regionales de los 23 estados y de los 335 concejos municipales. El cambio de fecha de los comicios, inicialmente previstos para el 22 de abril, fue acordado en un documento firmado por diversos partidos que apoyan al presidente Nicolás Maduro, postulado por el Partido Socialista Unido de Venezuela, además de Henri Falcón, candidato por Avanzada Progresista (AP), Movimiento Al Socialismo (MAS) y Copei, entre otros. El documento no fue suscrito por las organizaciones integrantes de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que se ha negado a participar en unas elecciones sin garantías de transparencia ni de igualdad de condiciones. El régimen no ha hecho las reformas para mejorar el sistema electoral, que la oposición considera fraudulento, y nada ha cambiado desde que las presidenciales fueron convocadas a comienzos de febrero pasado. Las condiciones más bien han empeorado, afirma Vicente Bello, representante de la MUD ante el CNE. Afirma que hay serias discrepancias en el registro electoral (RE) de casi 20 millones de electores inscritos. ??Las cifras del RE ofrecidas por el poder electoral no concuerdan con los tiempos fijados por el ente de los comicios??. Bello alertó sobre las irregularidades detectadas. Con motivo de los pasados comicios de gobernadores del 2017, se registraron 178.088 movimientos en el RE, entre el mes de julio hasta diciembre, que además no tuvo la difusión necesaria por parte del CNE. «Nos llama la atención que en 10 días hubo 10 veces más movimientos (inscripciones) en el registro electoral que en cinco meses. Eso es anómalo (?) Hubo señalamientos sobre secuestros de máquinas que estarían presuntamente en oficinas de ministerios, aunque no hay testigos pensamos que las denuncias son válidas», advirtió Bello. En este sentido, resaltó que esta inconsistencia ratifica la ?necesidad? de que la observación internacional estuviera presente en los eventos comiciales pasados, para tener auditoría independiente e imparcial en materia electoral.
01-03-2018 | Fuente: abc.es
Alemania rastrea «hackers» infiltrados en su Gobierno
No es la primera vez que hackers rusos atacan fuentes sensibles del Gobierno alemán, pero sí es la primera vez que Alemania pasa a la ofensiva. El ataque a la red de datos del Gobierno alemán, que comenzó el pasado mes de diciembre, se ha prolongado al menos hasta este miércoles, día en que el diario Süddeutsche Zeitung revelaba el caso de ciberespionaje, pero las autoridades estuvieron durante buena parte de ese tiempo, desde que fue detectada la intrusión hasta que se filtró a los medios, rastreando a los atacantes para obtener información sobre los objetivos y origen de los ataques, según han confirmado fuentes de los círculos de seguridad que consideran que se trata solo de una parte de un ataque más amplio que afectaría a otros Ministerios de Defensa europeos. El Ministerio alemán de Interior ha reconocido la existencia del ataque informático a la red del Gobierno federal. Su portavoz, Johannes Dimroth, ha asegurado que la intromisión en ?la técnica informática y las redes del Estado federal? ha sido ?aislado y controlado?, evitando dar más detalles de lo sucedido debido a que todavía no ha concluido la investigación para esclarecer los hechos. ?Se está trabajando en los hechos con alta prioridad y notables recursos?, ha dicho, ?por lo que es pronto para desvelar más detalles?. Los ataques fueron detectados el pasado mes de diciembre y, gracias a esas labores de rastreo, ha podido ser establecida su procedencia. Provienen del denominado "APT 28", un grupo de hackers rusos responsables también de la intrusión en el sistema informático del Bundestag, la sede del parlamento alemán, llevada a cabo en 2015. En este último ataque, los hackers habrían accedido al menos en un caso a datos relevantes de Exteriores y probablemente de otros departamentos de la seguridad del Estado alemán, como el Ministerio de Defensa. ?Pero no se limita a Alemania?, advierte el director del departamento de Ciberespionaje de la empresa FireEye, Benjamin Read, ?todo apunta a que es parte de un ataque más amplio, un ataque organizado contra varios Estados Europeos que habría llegado a varios Ministerios de Defensa?. Esta empresa ha detectado varios correos electrónicos del tipo Spearphishing-Mails, recibidos por varios Ministerios europeos en los pasados meses. ?Todos proceden de APT 28, de los que sabemos que están conectados con Rusia y que no pertenecen al grupo de los cibercriminales que buscan un lucro económico con sus acciones?, explicado Read al diario Die Welt. Read pertenece al grupo de investigadores que por primera vez en 2014 detectó la actividad de ATT28. ?La elección de sus objetivos y sus métodos ofrecen claros indicios de que deben estar relacionados con el Estado ruso?, señala. El APT 2" se le atribuyó el ciberataque detectado en mayo de 2015 contra el sistema informático del Bundestag, revelado a raíz de ciertas anomalías en el funcionamiento de su red interna y presuntos intentos de desconocidos de penetrar en su base de datos. El Gobierno federal adoptó a partir de entonces varias medidas destinadas a reforzar la seguridad informática en todos los organismos públicos, especialmente los gubernamentales, y llamó asimismo a las empresas a actualizar sus equipos de seguridad.Los servicios de espionaje alemanes han alertado repetidamente de la amenaza de este tipo de acciones por parte de "hackers" rusos, los responsables de las autoridades afectadas han sido informados y se han tomado medidas para aclarar lo sucedido y para proteger a los damnificados, ha recordado Dimroth, que añade que, por el momento, no se tiene constancia de que el ataque haya afectado a instancias fuera de la administración federal. Gracias a su detección temprana, durante este ataque no se filtró una cantidad significativa de datos. Los hackers lograron infiltrar un programa malicioso (malware) con el que robaron datos. Los servicios secretos alemanes lo detectaron en diciembre, pero llevaba en activo desde hacía tiempo, es posible que todo un año, según han reconocido fuentes de seguridad. La comisión parlamentaria de control de los servicios secretos se ha reunido urgentemente esta mañana, para esclarecer los hechos antes de informar a la opinión pública. Según dijo el político democristiano Patrick Sensburg, miembro de esa comisión, es necesario investigar en profundidad el ataque y si tras él está el grupo APT28. "También hay que investigar en detalle si se filtraron datos y qué datos eran esos", ha añadido en declaraciones al canal de televisión ZDF. El comité parlamentario para asuntos digitales celebrará hoy también una reunión extraordinaria y explorará la posibilidad que señalan los expertos, que este ataque forme en realidad parte de un ataque organizado a mayor nivel contra países de la Unión Europea. ?Parece claro que se trata de un ataque que no se limita a nuestro Estado y que estamos ante un problema de seguridad muy, muy serio?, ha reconocido el miembro de la comisión parlamentaria Konstantin Notz a su entrada a la reunión.
26-02-2018 | Fuente: abc.es
El partido de Merkel aprueba la Gran Coalición
Con solo 27 votos en contra, el congreso extraordinario de la Unión Cristianodemócrata (CDI), el partido de Merkel, ha aprobado el acuerdo de gran coalición firmado con los socialdemócratas del SPD. También ha sido aprobada sin fisuras, con el respaldó del 98,8 % de los delegados y entre grandes ovaciones, la elección de la candidata propuesta por Merkel para sucederla en la secretaría general del partido, Annegrett Kramp-Karrenbauer, en quien recaerá la tarea de reestructurar el partido y prepararlo para ganar las siguientes elecciones. En su discurso como líder del partido, Kramp-Karrenbauer expresó su determinación a «contribuir a recuperar la confianza» del ciudadano, tras los bajos resultados de las pasadas elecciones generales que, como había reconocido anteriormente la canciller, estuvieron por debajo de las expectativas. «Tenemos que dar respuestas al ciudadano, al empresario, al trabajador, a las madres y a los padres», dijo, en un discurso entusiasta interrumpido reiteradamente por vítores y aplausos, incluidos de la canciller. Con esta elección y tras la presentación de las seis figuras que ocuparán los Ministerios que le corresponden a la CDU en el nuevo gabinete, el partido queda reseteado y listo para emprender un proceso de renovación programática con el que espera recuperar confianza en el electorado y conectar con nuevas generaciones de votantes. «Corresponde a la CDU ofrecer respuestas», señaló Kramp-Karrenbauer, en contraposición al partido antieuropeo y populista Alternativa para Alemania (AfD), formación que ha sobrepasado ya en intención de voto en las encuestas al SPD, que dando como segunda fuerza política alemana y a la que debe combatirse, según el discurso de Kramp-Karrenbauer, «con votos y argumentos», en lugar de resignarse a su presencia en el Parlamento. «Os invito a todos a contribuir a ello», prosiguió, haciendo una llamada a poner todas las fuerzas del partido en la tarea de rescatar votantes que coquetean con la extrema derecha y dejando bien claro que la CDU, ni ahora ni dentro de cuatro años, está dispuesta a llegar a acuerdos parlamentarios ni de ningún otro tipo con ese partido. Este intenso discurso fue precedido por la aprobación del pacto de Gobierno, que se llevó a cabo a mano alzada y en el que solo 27 de los 975 delegados presentes se pronunciaron en contra. La formación del próximo Gobierno queda así pendiente de la consulta vinculante entre el casi medio millón de afiliados al SPD, cuyos resultados se conocerán el próximo domingo. Pidiendo el voto para el acuerdo, Merkel ratificó su compromiso con el relanzamiento de Europa y con la necesidad de dar «una nueva dinámica a Alemania», para lo que, dijo, es preciso lograr la formación de «un gobierno estable». Resurgir de las cenizas Merkel logró resurgir una vez más de sus cenizas políticas, después de varios y duros meses de negociaciones que han ido debilitándola y durante los que habían surgido en su partido voces que pedían abiertamente un relevo en el liderazgo de la formación política, sin esperar a que finalice esta, que será la cuarta legislatura consecutiva con Merkel a la cabeza del partido y del gobierno de Alemania. La canciller reconoció, en tono autocrítico, que los resultados obtenidos por su bloque conservador en las elecciones generales del pasado septiembre no fueron satisfactorios. La CDU se impuso como primera fuerza en las generales con un 33 % y «no puede haber un Gobierno en Alemania sin contar con nosotros», justificaba Merkel, pero admitiendo que los más de dos millones de votos que se han quedado en el camino, en favor de los liberales y ultraderechistas, «deben volver a casa». «No podemos quedarnos en la decepción ante esos resultados, sino que debemos pensar en por qué ocurrió eso», añadió, señalando como causas de la perdida de votos desde la «preocupación» que generó en la población la acogida de cientos de miles de refugiados, a los desafíos que implica la adaptación a las nuevas tecnologías o la «inestabilidad política» de países vecinos y en Europa. Merkel subrayaba también ante su partido la necesidad de recuperar la confianza del ciudadano y lanzó una llamada a favor de la renovación de las estructuras y los procedimientos, tarea que corresponderá a la nueva secretaria general de la formación y que debe constituir a su juicio una reinvención del partido para adecuarlo a las necesidades políticas del siglo XXI.
25-02-2018 | Fuente: abc.es
Merkel incluye a sus rivales más conservadores en el futuro Gobierno
Merkel acude al congreso que la Unión Cristianodemócrata (CDU) celebra este lunes en Berlín con una estrategia conciliadora en su propio partido. Este domingo anunció las designaciones para los seis ministerios que corresponderán a la CDU en el próximo Gobierno de Gran Coalición, si este llega a buen término, y una de las mayores sorpresas fue el nombre de Jens Spahn, uno de sus mayores críticos internos y que lleva meses pidiendo un giro a la derecha y poner fin a la era centrista que Merkel ha supuesto para el partido conservador alemán. Spahn, enemigo de la política de refugiados de la canciller alemana durante la última legislatura, asumirá el Ministerio de Sanidad, con lo cual Merkel tendrá en el Gabinete a su peor enemigo interno. Con ello envía a su partido un claro mensaje de unidad e integración, después de críticas semanas en las que se habían alzado voces contra su liderazgo: todas las familias están incluidas en este gobierno. En las manos de Jens Spahn quedan importantes proyectos de la Gran Coalición, como la mejora del cuidado a dependientes, para la que el acuerdo con los socialdemócratas incluye la contratación de 8.000 nuevos funcionarios, o la definición de la «medicina de dos clases», para la que será necesario, entre otras cosas, equiparar las tarifas que ciertos médicos cobran, dependiendo de si trabajan para un seguro público o uno privado. Sus atribuciones son amplias, sin lugar a dudas, pero quedan fuera de su campo de acción asuntos en los que ha sido tremendamente duro con Merkel en las tertulias televisivas, en las que ha ganado gran popularidad en los últimos meses, como la inmigración, el matrimonio homosexual o la «Leitkultur», el término con que los medios alemanes se refieren a los principios fundamentales de la cultura germana que creen en peligro por la masiva llegada de inmigrantes. Spahn se unió a las juventudes del partido cuando tenía 15 años y es diputado desde los 22. Ahora, con 37, queda al mando de un presupuesto de 15.000 millones de euros y en una posición muy aceptable en la parrilla de salida de la sucesión interna de Merkel, que es una de las claves desde las que hay que leer el nuevo Gabinete de Ministros. El nombramiento de Spahn muestra a Merkel en una situación debilitada desde la que ya no puede permitirse ignorar a su propio partido, pero también la inteligente estrategia de quien está convencido de que a los enemigos lo mejor es tenerlos lo más cerca posible. El afán de notoriedad de Spahn queda sometido ahora a la disciplina de Gabinete y se verá alejado automáticamente de asuntos de los que anteriormente ha hecho bandera con gran visibilidad, como la pública petición de una ley contra el burka y otra norma especial sobre la práctica del islam en Alemania. También ha luchado contra la doble nacionalidad y contra los negocios «hípster» en los que se habla inglés en el centro de las ciudades germanas. Se verá obligado además, como ministro, a defender compromisos contra los socialdemócratas que desde cualquier otra posición se le habrían atragantado. «Es cierto que lo somete a un claro marcaje», reconocen fuentes de la Casa Konrad Adenauer, «pero también le da una oportunidad muy valiosa. El cuidado de los dependientes es uno de los asuntos que, a juicio de Merkel, más votos ha propiciado a Alternativa por Alemania (AfD), Le da la oportunidad de dejar de hablar y ponerse a trabajar». Anja Karliczek Otro de los nombramientos sorpresa es el de Anja Karliczek, en Educación e Investigación. Diputada desde 2013 y elegida en dos ocasiones por mandato directo en su circunscripción, Steinfurt III, representa el perfil de carrera tradicional y discreta dentro de la CDU y su designación es un reconocimiento de Merkel a la capacidad de aportar votos para el partido. La canciller aprecia también el compromiso religioso de Karliczek, que quizá no pueda compatibilizar con su nuevo cargo como ministra: hasta ahora es catequista de confirmación en su parroquia de San Pedro y San Pablo. Klöckner, Braun, Von der Leyen y Altmaier Los otros dos rostros nuevos en el próximo Gobierno serán los de la vicepresidenta del partido, Julia Klöckner, que ocupará Agricultura y Helge Braun, en el Ministerio de la Cancillería, que se suman al equipo que Merkel ha logrado rescatar de la anterior legislatura: la titular de Defensa, Ursula von der Leyen, y el hasta ahora ministro de la Cancillería, Peter Altmaier, persona de confianza para la canciller y que ahora asumirá Economía. Merkel había avanzado ya que en la designación de los nuevos ministros iba a buscarse una combinación entre personas con experiencia y nuevas incorporaciones, así como un reparto equilibrado entre las distintas corrientes de su formación. Encontrar esa composición «no ha sido fácil», admitió el domingo por la noche, al tiempo que volvía a mencionar las «dolorosas renuncias» de antiguos colaboradores, entre ellos el titular de Interior, Thomas de Maizière, cuyo ministerio ahora corresponderá a la más conservadora Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), partido hermanado a la CSU. En el congreso de este lunes se someterá al voto de los delegados el pacto de gobierno alcanzado con el SPD y la elección como nueva secretaria general de Annegret Kramp-Karrenbauer, jefa del gobierno regional del Sarre, afín a la canciller y considerada su posible sucesora al frente de la CDU, partido que lidera Merkel desde el año 2000. Equipo joven Kramp-Karrenbauer completa un equipo más joven y bastante femenino, todavía pendiente de que las bases del Partido Socialdemócrata (SPD) ratifiquen el acuerdo de gran coalición, lo que permitiría, por fin, formar gobierno. La cúpula del SPD concluyó este domingo una serie de conferencias destinadas a convencer a las bases de aceptar la reedición de la coalición con los conservadores. Tras la séptima y última conferencia regional, celebrada en la ciudad de Ulm, en el sur del país, la directiva se mostró confiada en obtener la venia de la militancia. «Soy muy optimista, creo que conseguiremos el voto positivo de los afiliados», confiaba el domingo por la noche el presidente interino del SPD y alcalde de la ciudad-Estado de Hamburgo, Olaf Scholz. Andrea Nahles, la jefa parlamentaria del SPD y que aspira a ser elegida presidenta del partido en un congreso extraordinario el 22 de abril, prometía por su parte a los militantes que el SPD también podrá regenerarse en la función de Gobierno, tal y como la CDU está mostrando con la elección de los nuevos ministros y en contra del mensaje derrotista y de las advertencias apocalípticas que emite el presidente de las juventudes del partido, el jefe de los Jusos Kevin Kühnert, en campaña por el no a la Gran Coalición. «Les puedo prometer que esto también lo lograremos si gobernamos», aseguró Andrea Nahles.
22-02-2018 | Fuente: elpais.com
Rajoy quiere limitar la crisis de gobierno al cambio de Guindos
El Ejecutivo quiere evitar que la sustitución afecte a otros ministerios
20-02-2018 | Fuente: abc.es
Los sondeos sitúan al SPD tras los ultraderechistas del AFD y ponen en peligro la gran coalición
Una encuesta Insa publicada ayer por «Bild» situó por primera vez al partido populista y antieuropeo Alternativa para Alemania (AfD) como segunda fuerza política en el país, con el 16% de intención de voto. Su ascenso se nutre del pozo demoscópico en el que se sumerge más y más el Partido Socialdemócrata (SPD), con solo el 15,5% y en medio de una pedregosa recomposición de la directiva, entregada a una gira por las sedes regionales para tratar de convencer a las bases de los Bundesländer de la conveniencia de la gran coalición, que debe ser ratificada por los militantes en votación por correo postal hasta el 24 de febrero. Los argumentos que más repiten en sus visitas la designada secretaria general, Andrea Nahles, y el interino en el puesto y posible futuro ministro de Finanzas, Olaf Scholz, es que el 60% del gasto que implica el texto del acuerdo, un total de 45.000 millones de euros, llevará la firma socialdemócrata, además de un giro en política europea que ha quedado suspendido en el espacio tras la dimisión de todos sus cargos de su máximo defensor, Martin Schulz. «Mejor que Netflix», ha titulado la cadena de televisión pública alemana la serie de luchas fratricidas por los futuros ministerios.
17-02-2018 | Fuente: abc.es
Coreanos separados: «Hace 67 años que no sé nada de mis hermanos»
Están a pocos kilómetros, pero llevan más de seis décadas sin saber nada unos de otros. Sin solución, ese es el drama de miles de familias separadas por la guerra de Corea que no se ven ni tienen contacto alguno desde que el fin de la contienda dividió en 1953 al Norte comunista y al Sur capitalista por el Paralelo 38. «Me escapé en 1951 cuando el Ejército del Norte tomó mi pueblo en la provincia de Hwanghae para reclutar a los jóvenes», cuenta Choi Byeong-duk, quien tenía 19 años entonces y acaba de cumplir 85. Cuando huyó con tres sacos de arroz y el anillo de su madre a la vecina isla de Gyodong, desde la que veía el castaño de su calle, pensó que sería solo por tres meses hasta que pudiera regresar. «Pero han pasado ya 67 años y no sé nada de mis hermanos», se lamentaba ayer con lágrimas en los ojos durante el homenaje a los ancestros en el Parque de la Paz de Imjingak, desde donde se divisa Corea del Norte al otro lado del congelado río Imjin. En pleno Paralelo 38, cientos de surcoreanos celebraron el primer día del año nuevo lunar recordando a sus familiares en el Norte, de los que no tienen información porque la frontera está cerrada por un campo de minas y no hay comunicaciones entre los dos países. «Me siento culpable porque mis padres habrán muerto ya y mis dos hermanas y mi hermano menor deben de haber sido castigados por mi fuga o puede que hayan perecido de hambre», se sincera Choi compungido. Al igual que otros muchos asistentes, sabe que lo peor es que le quedan pocos años de vida y es probable que se vaya de este mundo sin abrazar por última vez a su familia. Para que eso no ocurra, ha depositado todas sus esperanzas en el acercamiento entre las dos Coreas que han traído los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang. «Igual que se ha unido el equipo de hockey femenino sobre hielo, espero que haya una nueva reunión de familias separadas», confía ilusionado. Desde 2000, casi 20.000 familiares de ambos lados han podido encontrarse en una veintena de reuniones cara a cara organizadas por Cruz Roja y más de 3.700 lo han hecho por videoconferencia. Pero la mitad de los 130.000 surcoreanos que lo solicitaron han fallecido ya y la inmensa mayoría de los 66.000 que esperan han superado los 80 años. El sueño del reencuentro Con poco tiempo que perder a sus 88 años, Kim Sang-boong también sueña con volver a ver a sus dos hermanas, a las que dejó atrás cuando, en diciembre de 1950, se marchó al Sur para unirse a su Ejército y luchar contra el Norte. Aunque en Seúl rehizo su vida como profesor y tuvo dos hijos que le han dado cinco nietos, se sincera al asegurar que «si hubiera sabido que iba a pasar tanto tiempo sin mi familia, no me habría ido, porque un hombre tiene que nacer y morir en el mismo lugar». Reencontrarse con sus dos hermanas y su hermano es también la ilusión diaria de Jin Gyung-sun, quien nació hace 87 años en Pyongyang, capital de Corea del Norte, y huyó en 1949, justo antes de la guerra. Durante la contienda, trabajó como corresponsal para medios americanos como NBC, CBS, AP y UPI, pero nunca pudo volver a Pyongyang a buscar a su familia. Ni siquiera en 2005, cuando viajó al Norte con un grupo católico, le permitieron visitar el lugar donde nació. «Dije a los guías que mi hogar estaba allí y se lo tomaron con mucha alegría, pero seguramente estarían pensando que era un traidor», recuerda este fotógrafo, que ha trabajado para los ministerios de Defensa y Comunicaciones y también ha retratado las reuniones de familias separadas. «Cada vez que fotografío esos encuentros, donde los familiares de uno y otro lado por fin se abrazan después de tanto tiempo sin verse, es como si me reuniera con mis hermanos, lo que me da esperanzas de que algún día lo haga», apunta con seguridad. Convencido de que «Corea del Norte permitirá, aunque sea por la propaganda, un par de encuentros de familias divididas», concluye con un mensaje de optimismo: «Cada día vivo con la esperanza de reunirme de nuevo con los míos».
09-02-2018 | Fuente: abc.es
Los líderes del SPD a la caza de votos a favor de la Gran Coalición
El 4 de marzo conoceremos el resultado final de la consulta en la que los 463.723 militantes del Partido Socialdemócrata alemán (SPD)podrán votar para ratificar, o no, el acuerdo de Gran Coalición pactado por su directiva con Merkel. Cientos de voluntarios se estaban alistando ayer para el recuento de los votos, que llegarán por correo en un plazo que empieza el 20 de febrero y termina el 2 de marzo. Si el resultado es positivo, Alemania volverá a tener un gobierno activo antes de Semana Santa. Si el resultado es negativo, nadie sabe lo que pasaría. Lo más probable, repetición de elecciones, pero sin el candidato Schulz e incluso es posible que sin la candidata Merkel. De momento, la nueva líder del partido, Andrea Nahles, la primera mujer en 153 años de historia al frente del SPD, prepara a toda prisa una campaña informativa pensada para las directivas regionales y a la caza de militantes a favor del acuerdo. «Es necesario que se conozca a fondo el texto del acuerdo, sus enormes repercusiones, así como el potencial que el SPD gana en política europea», defienden fuentes de la Casa Willy Brandt. Pero hay alguien que les lleva la delantera. Resulatdo vinculante Las juventudes del SPD, los Jusos, llevan semanas promoviendo afiliaciones al partido de ciudadanos, independientemente de sus ideas políticas, para que aumente el número de votos negativos. Tan solo en enero, 24.339 nuevos afiliados formalizaron su inscripción. «Hay muchos jóvenes y no tan jóvenes que no quieren que vuelva al gobierno la Gran Coalición y en esa votación podrán expresarlo, no hay nada malo en que aumente el número de militantes del partido», defiende Delara Burkhardt, la vicepresidenta de los Jusos. Esta iniciativa está recibiendo sin embargo muchas críticas, sobre todo por el hecho de que se están afiliando, por ejemplo, muchos extranjeros, que con su voto podrían modificar un acuerdo fruto de unas elecciones en las que el pueblo alemán emitió un mandato soberano. La directiva del SPD, en todo caso, mantiene que considera vinculante el resultado de la votación. Y si dentro del SPD la tensión continúa, en la Unión Cristianodemócrata (CDU), tampoco ha llegado el descanso tras la dura negociación. Merkel está siendo cuestionada por el alto grado de concesiones y su posición al frente del partido se debilita por momentos. «¡Puf! Al menos tenemos aún la Cancillería», tuiteó con ironía Olav Gutting tras conocerse que el SPD se queda con seis ministerios, entre los que destaca el de Finanzas. «Hace prever el final de la sólida política presupuestaria», reconocía Werner M. Bahlsen, presidente del consejo económico de la CDU, en medio de una gran alarma por los titulares al respecto de los periódicos del sur de Europa.
07-02-2018 | Fuente: abc.es
Merkel y Schulz alcanzan al fin un acuerdo para la gran coalición en Alemania
Algunos de los negociadores han salido de la sala y se ha filtrado a varios medios alemanes que Angela Merkel ha llegado por fin a un acuerdo de gran coalición para gobernar con los socialdemócratas del SPD. La mayor parte del contenido de ese acuerdo se ha conocido a medida que se iban cerrando capítulos. Estas últimas y tensas horas de negociación han sido empleadas en el reparto de los Ministerios. El que más ha costado acordar ha sido el de Trabajo y Asuntos Sociales, que en principio debía ocupar la socialdemócrata Andrea Nahles, pero que fue solicitado en el último momento por los socialcristianos bávaros. También han sido muy disputados los Ministerios de Finanzas ?que parece recaer en el socialdemócrata Olaf Scholz, alcalde de Hamburgo, que sustituiría al «carismático» Wolfgang Schäuble? y Exteriores, en un juego en el que los partidos se están adelantando y tomando posiciones de cara la próxima legislatura. Los socialdemócratas estarán al frente de Exteriores, Finanzas y Trabajo y Asuntos Sociales, aunque todavía no se han hecho público los nombres de los ministros. A la espera de que los partidos convoquen las ruedas de prensa de presentación del pacto, la atención se desvía ahora a los cerca de 460.000 militantes del SPD que deberán ratificar este acuerdo en votación y entre los que hay un gran rechazo a la idea de volver a gobiernar con Merkel.
30-01-2018 | Fuente: elpais.com
Porfirio ?Alien? Díaz, banderas de petróleo, ministerios ardiendo: arte ¿y ultraje? de los símbolos mexicanos
El artista Juan Caloca reúne en una obra con forma de videojuego una colección de arte disidente