Infortelecom

Noticias de ministerios

01-01-1970 | Fuente: abc.es
Derecha y populistas cierran un acuerdo de gobierno en Austria
Austria ya tiene un nuevo gobierno. Será presentado el próximo día 20. Bajo el primer ministro más joven de Europa, Sebastian Kurz, de 31 años, será un gobierno de claro perfil de derecha que rompe una larga tradición de política socialdemócrata en Viena. El conservador Partido Popular (ÖVP) y el derechista Partido Liberal (FPÖ) forman un gobierno que se espera se distancie claramente de la política social-liberal practicada siempre por Austria en sintonía con su gran vecino septentrional, Alemania. Se endurecerán las condiciones en el sistema de ayudas sociales, habrá rigor en el gasto público y liberalización para mayor competencia, se extremará el control migratorio, prioridad para la seguridad, habrá una política de protección de la familia y una reforma contundente de la educación con métodos más exigentes. Muchos austriacos esperan con entusiasmo y otros temen con angustia que realmente sea Austria donde comience ahora el desmantelamiento del entramado legal y social generado durante medio siglo por el sesentayochismo político y cultural con una clara hegemonía de la izquierda en todos los campos de la vida social. Este gobierno es la primera gran esperanza de liquidar las estructuras del consenso social que en su día se consideraron ejemplares y hoy son una plaga paralizante. Se cree probable una aproximación a la política euroescéptica de sus vecinos orientales del Grupo de Visegrado: Hungría, Polonia, Chequia y Eslovaquia. Kurz visitó el jueves al presidente de la República, Van der Bellen, para informarle del fin de las negociaciones. Las negociaciones entre ÖVP y FPÖ que se han celebrado durante semanas en el Palacio Epstein de la capital austriaca estaban este viernes ya en sus pasos finales de confirmación de ministros y altos cargos. Hoy podrían darse ya a conocer las carteras y los compromisos de coalición de unas conversaciones que se han desarrollado sin excesivos sobresaltos. El gran ganador de las elecciones del 15 de octubre, el joven Sebastian Kurz, que había revolucionado su partido al imponerles una política y una lista personalista al estilo Macron, tenía claro que no quería un nuevo gobierno con los socialistas del SPÖ con los que su partido había gobernado tres legislaturas seguidas. Eligió Kurz como socio al derechista FPÖ de Heinz Christian Strache mucho más cercano a él que los socialistas respecto a la política de refugiados y a la política de Angela Merkel en la región que está creando ahora graves fisuras. Austria considera ?como sus vecinos orientales? que ni Bruselas ni Merkel puede imponerles cuotas de inmigración. Austria es de los que más han aceptado en el pasado. Las cosas han cambiado mucho ya en Europa. No hay la mínima resistencia o irritación exterior a esta coalición del ÖVP con el partido de Strache. En el año 2000 una coalición así provocó la imposición de sanciones de la UE. Se levantaron cuando la Comisión reconoció que las medidas eran desproporcionadas. Pero también, cuando el FPÖ hace solo un año presentaba a su candidato a la presidencia de la República, la izquierda europea montó una campaña contra ese partido tachándolo de ultraderechista. Kurz coordinó con el primer ministro húngaro Victor Orban y los gobernantes balcánicos el cierre efectivo de la ruta de los Balcanes que estuvo a punto de desestabilizar la región después de la decisión de Merkel del 4 de septiembre de aquel año de aceptar a todos los refugiados que llegaran a sus fronteras. Los mejores se resisten Aún había este viernes ajustes por hacer. Se buscaba evitar que los ministerios armados, Defensa e Interior, estén en manos del mismo partido. Tampoco se quiere que lo estén Interior y Justicia. Se quiere a muchas mujeres en el gabinete y no de las estructuras de los partidos. Kurz buscaba mujeres brillantes e independientes. Pero en Austria como en toda Europa, hombres y mujeres brillantes se resisten a entrar en política donde les pagan mal, la prensa los maltrata y tienen garantizada la violación de su intimidad y el desgaste personal, cuando no el descrédito.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El nuevo gobierno de Austria se posiciona contra Merkel
Austria tiene desde hoy un nuevo gobierno que se proclama europeísta, pero demanda mayor papel para los estados nacionales y se aleja claramente de las líneas maestras socialdemócratas de la política europea. La composición del gobierno y el programa exponen voluntad de ruptura con la hegemonía política y cultural de la izquierda habida en Austria a lo largo de prácticamente medio siglo. El nuevo canciller, Sebastian Kurz del Partido Popular (ÖVP), y el vicecanciller Heinz Christian Strache del Partido de la Libertad (FPÖ) presentaban hoy el nuevo gobierno que entre sus principales objetivos tendrá el refuerzo de la seguridad interior y represión de la delincuencia, radical restricción a la inmigración, protección familiar, reforma educativa con el retorno de exámenes y fomento del rendimiento, una general liberalización económica, anuncio de rebajas fiscales y fomento de la inversión. La coalición ha querido tranquilizar a aquellos que dentro y fuera del país temen las intenciones del FPÖ al que muchos tachan de ultraderechista. Queda por ejemplo explícitamente descartado en el programa de gobierno cualquier iniciativa, también un referéndum, para promover la salida de Austria de la Unión Europea. «Austria será un miembro leal que se someterá siempre a las decisiones de la mayoría», dijo el líder de ese partido, el vicecanciller Strache. Las primeras reacciones hablan de una política de pequeños pasos para no asustar a nadie. Pero todas en la dirección ideológica. «Todos en la dirección correcta» que dijo Strache. Reparto de ministerios Adversarios de esta alianza y los socialistas en plena crisis existencial critican que finalmente el FPÖ se haya hecho con los ministerios de Interior, Defensa y Exteriores, aunque la titular de esta cartera es una independiente, experta en relaciones internacionales formada en Israel y EE.UU. que habla siete idiomas. Los intentos del jefe del Estado, Alexander Van der Bellen, de evitar que Interior y Defensa quedaran en manos del FPÖ también han fracasado. Fue toda una señal que la nueva coalición presentara al Gobierno en el monte Kahlenberg que se alza junto a Viena. Allí celebraron misa las tropas cristianas bajo el mando del Rey Sobieski antes de lanzarse sobre las tropas turcas que asediaban la ciudad en 1683. Sonriente, Kurz restaba importancia simbólica al lugar. Clara y unificadora es sin duda la voluntad de poner fin a la política de inmigración de las pasadas décadas. Como de romper con la canciller Merkel en sus intenciones de instaurar cuotas a los países. «La solución a la inmigración ilegal no está en su reparto». Hoy, canciller y vicecanciller dejaban así claro que el grupo de Visegrado de Hungría, Polonia, Chequia y Eslovaquia tienen ya un nuevo y firme aliado en su frente contra Merkel.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Erdogan «regala» a los turcos una purga de 2.700 funcionarios por Navidad
El primer ministro de Turquía, Binali Yildirim, ha anunciado este domingo que el año que viene serán contratados 110.000 funcionarios en el país, incluidos profesores y trabajadores de los servicios médicos. Las palabras de Yildirim han llegado hora después de que el Gobierno informara del cese de 2.756 trabajadores públicos -incluidos militares, profesores y personal de los ministerios- por vínculos en organizaciones «terroristas». Durante un acto en la localidad de Kilis (sur), Yildirim ha detallado que serán contratados 36.000 trabajadores sanitarios, 20.000 profesores, y 9.500 al frente de asuntos religiosos, según ha informado la agencia estatal turca de noticias, Anatolia. «En total se contratará a 110.000 personas en todas las instituciones. No hay un problema de falta de trabajo por falta de personal en ministerios y departamentos del Gobierno», ha subrayado. Según un decreto publicado en el Boletín Oficial turco, el personal despedido era miembro de o estaba vinculado a grupos y entidades «terroristas» que actuaban en contra de la seguridad nacional. Alrededor de 50.000 personas han sido detenidas en Turquía desde el intento de golpe de Estado en julio de 2016. Además, unas 150.000 han sido destituidas o despedidas de sus puestos, incluidos militares, agentes de Policía, profesores y funcionarios, por su supuesta vinculación con el movimiento del clérigo Fetulá Gulen, a quien el Gobierno turco acusa de organizar el golpe de Estado fallido. Gulen, que ha vivido exiliado en Estados Unidos desde 1999, ha negado la acusación y ha condenado el golpe, reclamando una investigación independiente. Los grupos defensores de Derechos Humanos y algunos aliados occidentales temen que el presidente turco, Recep Tayip Erdogan, esté utilizando el intento de golpe de Estado como pretexto para reprimir la disidencia. Erdogan argumenta que la represión es necesaria debido a la gravedad del intento de golpe, en el que murieron 240 personas.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Una recién nacida musulmana en Austria desata el odio en las redes sociales
Se llama Asel, un nombre árabe que evoca la dulzura de la miel. Pesó al nacer 3.460 gramos, con una medida de 51 centímetros. La prensa vienesa celebró la llegada al mundo de la primera niña del año, 47 minutos después de la media noche del 1 de enero, con fotos de ella y su familia, un clásico periodístico de principios de año. La comadrona, Ivone Saric-Minilic, y su asistente, Bettina Glaser, posaban orgullosas, en la clínica de la Rudolfstiftung junto al satisfecho papá, Alper Tamgac, y la feliz mamá, Naime, que llevaba la cabeza cubierta por el pañuelo islámico. Este último detalle fue el que desató una serie de comentarios en las redes sociales que según el secretario general de Cáritas, Klaus Schwertner, «han traspasado la línea roja». «Cuando cumpla 18 será una terrorista». «Antes de eso sus padres atarán explosivos a su estómago y la harán reventar en alguna iglesia». «Deportad enseguida a esa basura». «Le deseo una muerte repentina cuanto antes, para evitar males mayores». Estos son solo algunos de los miles de comentarios que la noticia recibió en cuestión de pocas horas. Varios medios, como «Heute», se vieron obligados a desactivar el chat ligado a la noticia por la crueldad de los mensajes que dejaban los lectores mientras miles de austríacos, tratando de compensar, se han solidarizado con la familia y han enviado sus felicitaciones. Schwertner, por su parte, ha lanzado una iniciativa (#Flowerrain) contra la ola de odio a la que se han sumado representantes de todos los grupos políticos, medios de comunicación, iglesias y diversas organizaciones. La organización de asesoramiento #GegenHassimNetz (Contra el odio en la red) estudia la posibilidad de presentar denuncias por incitación al odio contra los autores de los comentarios islamófobos, un delito que la ley puede castigar hasta con dos años de prisión y en Netpeace muchos austriacos han mostrado su repulsa contra el racismo. El contexto en el que tiene lugar este episodio es la llegada al poder en Austria, como socio de coalición con los conservadores, del partido de extrema derecha FPÖ, liderado por el ahora vicecanciller Hans-Christian Strache y que, tras obtener el 26% de los votos en las pasadas elecciones de octubre, se ha hecho con el control de los Ministerios de Asuntos Exteriores, Interior y Defensa. El denominado gobierno «azul-turquesa» ha comenzado a mostrar un diferente funcionamiento. Las acreditaciones para cubrir sus reuniones y ruedas de prensa no se conceden ya a titularidad de los medios de comunicación, sino a periodistas concretos, quedando restringida para el resto. Strache sorprendió anoche, además, con la propuesta de recluir a los refugiados en viejos cuarteles y limitar su libertad de movimientos. «Es una cuestión que ya ha estado en debate antes y yo puedo imaginarme perfectamente su implementación», dijo en una entrevista de televisión emitida por el programa Viena Hoy. «A partir de determinada hora de la noche deberían estar todos allí y cerrarse las puertas», dijo, «es necesario poner orden mientras se tramita el proceso de solicitud de asilo». «Está confundiendo el verbo ?integrar?, que tan a menudo utiliza en su discurso, con el verbo ?internar?, ironizaba el representante del consejo de integración de la ciudad, Jürgen Czernohorszky, que exige al canciller y líder del Partido Popular Austriaco Sebastian Kurz «que se distancie de inmediato de estas ridículas ideas y que ponga en su sitio a su vicecanciller». Reparto de refugiados El nuevo gobierno austriaco se suma al creciente grupo de países europeos que rechazan, en este caso «categóricamente», el sistema solidario de reparto de refugiados en la Unión Europea, según ha declarado Kurz. El nuevo canciller considera que es erróneo y ha garantizado que trabajará por cambiarlo, una postura que comparten también países como Hungría o Polonia, República Checa o Eslovaquia. En el programa conjunto de estos dos partidos consta, además de una política europea de puertas cerradas a la inmigración, la expresa intención de frenar y en lo posible revertir el proceso de cesión de soberanía a Bruselas. Tras la primera reunión del gabinete de ministros, anunciaron ayer un recorte a las ayudas para los niños que viven en el extranjero, tras explicar el contenido de un informe legal encargado por el gobierno que «muestra claramente que es legalmente posible tomar estas medidas». «Hemos preparado esto bien. Es una injusticia incorporada en el sistema que, para dos niños que ni siquiera viven en Austria, sino en Rumanía, se transfieran 300 euros al mes porque su padre esté trabajando aquí. Hay que tener en cuenta que ese es casi el ingreso promedio allí», defendió Kurz, que explicó además que ajustar los pagos al coste de vida local ahorraría «más de 100 millones de euros» al año las arcas del Estado austríaco. Esta primera medida es parte de una agenda gubernamental más amplia que incluye recortar impuestos, reducir las ayudas los refugiados y restringir el acceso de nuevos inmigrantes a muchos servicios sociales durante cinco años.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Austria exige a Merkel que frene los planes de Macron para Europa
Es la joven promesa de los conservadores europeos y llega a Berlín tratando de marcarle el camino a Merkel. Sebastian Kurz, que a sus 31 años acaba de acceder a la jefatura del gobierno en Austria gracias a una coalición con la extrema derecha del FPÖ, visita este miércoles a la canciller alemana y trae bajo el brazo una lista de exigencias que empieza por un giro a la política europea de refugiados y termina indicando la necesidad de pararle los pies al francés Macron en la reforma que ha diseñado para Europa. Kurz es «escéptico» ante la propuesta francesa de un presupuesto europeo común y aprovechará su primer viaje al extranjero para comenzar a trabajar en contra. Antes de la visita a Berlín y con la soberbia propia de la juventud, se ha permitido opinar en las páginas de «Frankfurter Allgemeine Zeitung» sobre el documento de preacuerdo interno para entablar negociaciones que Merkel acaba de pactar con los socialdemócratas, con el objetivo de reeditar la gran coalición que gobierna Alemania, un territorio que suele estar vedado para jefes de gobierno extanjeros. Kurz ha mostrado reticencias acerca de varios de los puntos acordados, entre los que destaca el apoyo que el nuevo gobierno desea prestar al plan de Macron. «Sobre las conocidas deliberaciones en lo que respecta a la Unión Europea, como la posibilidad de un presupuesto común europeo, yo soy claramente escéptico», ha dicho en la entrevista. Completamente en contra a lo pactado por Merkel y Schulz, Kurz no desea hacer mayores aportaciones financieras a Europa y le gustaría «que en las negociaciones presupuestarias futuras no se contemplen mayores aportaciones para los países contribuyentes netos de la UE». La reforma que necesita Europa, en opinión de Kurz, es «convertirse en un espacio más ahorrador y más eficiente». «Europa necesita convertirse en un espacio más ahorrador y eficiente (..). Lo que necesitamos es poner el foco en una ordenada protección de las fronteras exteriores de la UE»Sebastian Kurz, primer ministro de Austria El nuevo jefe de gobierno austriaco desea además hacer campaña a favor de mayores restricciones a la entrada de refugiados en el espacio europeo. «La actual posición alemana está claramente más cerca de la austriaca que la de hace dos años», ha dicho, conciliador, sin citar el acuerdo de los potenciales miembros de la gran coalición alemana para limitar a unos 200.000 refugiados al año la cifra de admisiones y a mis personas al mes los programas de reagrupación familiar. «Y no solo Alemania, sino que muchos otros países han dado pasos también en la dirección correcta», se ha felicitado, en referencia sin duda al bloque que los países de Visegrado han logrado compactar en torno a la reivindicación de un cierre de fronteras. «Ahora lo que necesitamos es poner el foco en una ordenada protección de las fronteras exteriores de la UE y no solamente en la eterna discusión sobre el reparto de los refugiados en el interior de Europa a base de cuotas». En 2017, Alemania ha dado entrada a un total de 186.644 solicitantes de asilo, cifra considerablemente menor a la de alrededor de 280.000 de 2016 y que deja definitivamente atrás la crisis de 2015, por lo que los refugiados han dejado de ser la principal de las preocupaciones de la gran coalición. A pesar de ello la entrevista, apenas era adelantado su contenido, ha causado estupor en Berlín por su tono de exigencia. Varias asociaciones de ayuda al refugiado preparan muestras públicas del rechazo a estas ideas durante la visita de Kura a Berlín, que ya ha vivido en su propio país las primeras muestras de repulsa. El pasado fin de semana, unas 20.000 personas salieron a las calles de Viena denunciar lo que consideran es un giro hacia posturas ultranacionalistas y de extrema derecha de la coalición de gobierno formado por el Partido Popular (ÖVP) y el euroescéptico y xenófobo Partido Liberal (FPÖ). Contra esa contabilización de manifestantes por parte de la policía, los organizadores recontaron unas 80.000 personas. La nueva ministra de Exteriores austriaca, Karin Kneissl ha calificado al Papa Francisco de «ignorante» y «peligroso ingenuo» Los manifestantes, convocados por la «Plataforma por una política de asilo humanitaria», acusaban a estos dos de tendencias ultraderechistas debido a su restrictiva política de asilo y al recorte de derechos para los inmigrantes. «No dejéis gobernar a los nazis», fue uno de los mensajes que más exhibieron en sus pancartas, que también alertaban sobre el hecho de que el FPÖ, que controla Ministerios importantes como Exteriores, Interior y Defensa, haya colocado en puestos de alta responsabilidad a miembros de varias «Burschenschaften», cofradías estudiantiles de ideología pangermanista y, algunas, incluso, vinculadas a círculos neonazis. La nueva ministra de Exteriores austriaca, Karin Kneissl, que ya en 2012 se manifestó públicamente con benevolencia a favor de los afanes de los independentistas catalanes, ha realizado ahora un primer viaje a Italia, país a cuyos habitantes de habla alemana, en la región del Südtirol, ha ofrecido el pasaporte austriaco. En círculos diplomáticos alemanes hay cierta preocupación por este nombramiento, debido a las recientes declaraciones de Kneissl sobre figuras como el Papa Francisco, al que ha calificado de «ignorante» y «peligroso ingenuo», o como Jean Claude Juncker, el presidente de la Comisión Europea, al que ha descrito como un «cínico del poder», «grosero» y «arrogante».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Macron confirma que restablecerá el servicio militar obligatorio en Francia
El presidente francés, Emmanuel Macron, ha confirmado este viernes que restablecerá un servicio militar obligatorio en el país, tal y como había anunciado en la campaña electoral cuando dijo que duraría un mes. Sin dar detalles sobre este proyecto, en un discurso ante militares en la base naval de Tulón, en el sureste del país, Macron afirmó que el bautizado como «servicio nacional universal» tendrá un presupuesto propio y que su puesta en marcha corresponderá a varios ministerios. De esta forma, el presidente disipó las dudas que habían surgido sobre una idea que esbozó durante la campaña electoral del año pasado pero que había quedado algo difuminada tras su llegada al Elíseo. Macron no desgranó elementos de este proyecto que, originalmente, debía concernir a todos los jóvenes durante un mes. El presidente se limitó a asegurar que la financiación de ese servicio obligatorio no afectará al presupuesto de defensa, que consideró «inédito» en 2018, con un incremento del 1,8 % con respecto al año anterior hasta los 34.200 millones de euros. Aumentar el presupuesto Convencido de la necesidad de reforzar la defensa francesa, Macron reiteró su voluntad de aumentar su presupuesto anualmente en 1.700 millones hasta 2022 y de 3.000 millones al año siguiente, para que en 2025 se dedique a este fin el 2 % del Producto Interior Bruto (PIB) nacional. El presidente aseguró que se modernizarán las fuerzas armadas, en particular el sistema de disuasión nuclear y los servicios de información militares, al tiempo que preconizó una mayor cooperación con el resto de los países de la Unión Europea. En este sentido, Macron aseguró que el Ejército francés es «cada vez más una referencia» en el ámbito continental y consideró «imprescindible» la colaboración con Alemania y «esencial pese al Brexit» con el Reino Unido, el otro país europeo que posee el arma nuclear. El discurso presidencial de año nuevo a las fuerzas armadas era muy esperado después de que el que fuera jefe del Estado Mayor Pierre de Villiers dimitiera en julio pasado de su cargo temeroso de que se redujera el presupuesto militar.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Matan a tiros al expresidente del Tribunal Supremo de Guatemala
El expresidente y exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia de Guatemala José Arturo Sierra (2009-2014) ha muerto este viernes después de ser tiroteado cuando viajaba en un vehículo. Un grupo de hombres armados se acercaron en moto al coche y abrieron fuego. Fuentes del Hospital Roosevelt confirmaron a Efe la muerte de Sierra a las 18.15 GMT, pocos minutos después de ingresar «con varios impactos de bala». El portavoz de la Policía Municipal de Tránsito, Amílcar Montejo, indicó que el hecho violento se produjo en la zona 11 de la capital. Las autoridades se presentaron en el lugar del suceso para recabar pruebas, pero no confirmaron si fue un ataque contra Sierral o un robo, ni tampoco si hubo alguna detención. Dilatada carrera profesional Sierra, nacido en el departamento de El Progreso el 19 de marzo de 1943, era un abogado y notario que, durante su periodo como magistrado de la Corte Suprema de Justicia, fue presidente del organismo judicial de octubre de 2013 a octubre de 2014.También se desempeñó como magistrado de la Corte Constitucional, el mayor tribunal del país, entre 1996 y 2001. El Consejo Superior de la Universidad de San Carlos, centro de estudios donde se graduó en 1970 y donde ejerció como director de asuntos jurídicos, presentó su candidatura. En su curriculum también destaca que fue presidente del Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala, miembro del consejo directivo del Instituto Nacional de Ciencias Forenses o secretario del Juzgado Tercero de Paz Civil, además de catedrático. Cambios en Interior El mismo día en que el exmagistrado fue asesinado, el Gobierno guatemalteco anunció que había aceptado la renuncia del ministro de Gobernación (Interior), Francisco Rivas Lara, y dos de sus viceministros, Ricardo Guzmán y Vilma del Rosario Xicará. Rivas, que trabajó en el Ministerio Público (MP-Fiscalía) durante más de 10 años en diferentes cargos hasta que asumió la cartera de Interior en 2016, será sustituido por Enrique Antonio Degenhart, quien tomó juramento de su cargo este viernes. En la conferencia de prensa en la que se anunciaron estos cambios y tomaron posesión los nuevos funcionarios, el portavoz de la Presidencia, Heinz Hiemann, dijo que la decisión tiene como objetivo «potencializar las capacidades» dentro del Ministerio y «garantizar el compromiso del Gobierno» en contra del crimen organizado, la violencia común y las amenazas a la seguridad nacional. Degenhart es un empresario y consultor de 49 años con experiencia en cuestiones de migración regional, pues fue titular de la Dirección General de Migración entre los años 2010 y 2012, durante el Gobierno del expresidente Álvaro Colom. Desde el 14 de enero, cuando se cumplieron dos años de Jimmy Morales al frente de la Presidencia, se ha reorganizado el Gobierno y entre estos ajustes destacan la dimisión de tres ministros, la destitución del superintendente Tributario o cambios en varios viceministerios. Rivas había sido uno de los tres ministros que había presentado su renuncia al cargo el año pasado después de que el presidente declarara persona non grata al jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), el colombiano Iván Velásquez, una decisión que rechazó la Corte Constitucional. Sin embargo, Morales no aceptó en aquella ocasión ninguna de las tres dimisiones, pero ahora sí lo hizo después de que Rivas presentara la suya a principios de mes, como es habitual cada vez que inicia un nuevo año de Gobierno.
...
40