Infortelecom

Noticias de ministerios

24-05-2018 | Fuente: abc.es
Juncker advierte a Salvini y a Di Maio sobre la expulsión de masiva de inmigrantes
Los dos partidos populistas se están repartiendo las carteras del futuro gobierno en dos grandes sectores: Los ministerios económicos serán competencia del Movimiento 5 Estrellas, mientras la Liga Norte se reserva los que tienen que ver con la seguridad, la justicia y la inmigración. De todas formas, Matteo Salvini, autocandidato a ministro del Interior, quiere imponer como ministro de Economía a Paolo Savona, 82 años, un economista prestigioso, pero euroescéptico. Savona considera que el euro es una moneda que favorece a Alemania y constituye una jaula para Italia. El otro líder de la alianza de gobierno, Luigi Di Maio, que nunca trabajó fuera de la política ?lo mismo que Salvini- pretende un superministerio que englobe Trabajo y Desarrollo Económico. Di Maio y Salvini recibieron dos serias advertencias sobre sus competencias. El presidente de Confindustria, Vincenzo Boccia, llamó la atención al futuro gobierno para que que no se abandonen los grandes proyectos de infraestructuras, citando el tren de alta velocidad Turín-Lyon, un acuerdo firmado con Francia que Luigi Di Maio ha prometido romper por considerarlo «inútil», suscitando profundo malestar en Francia. Mientras, el presidente de la Comisión europea, Jean Claude Juncker, ha advertido que la UE vigilará la forma en que se realiza la expulsión masiva de 500.000 inmigrantes. Hasta ahora, Di Maio y Salvini se han burlado de las declaraciones procedentes de Europa, por considerarlas injerencias en el debate político italiano.
13-03-2018 | Fuente: abc.es
Rocío San Miguel: «Los militares chavistas no quieren inmolarse por Maduro»
La venezolana Rocío San Miguel vive bajo permanente acoso y amenazas por parte del régimen de Nicolás Maduro por su labor como presidenta de Control Ciudadano, una ONG dedicada a asuntos de seguridad nacional y defensa. En esta entrevista aborda el supuesto ruido de sables en los cuarteles venezolanos. Aunque esta vez el «ruido» no venga de la oposición, sino de ciertos sectores del chavismo que no quieren inmolarse con Maduro. -¿Cuántos militares han sido encarcelados por motivos políticos? -Por los últimos hechos nueve militares fueron enviados a la cárcel de Ramo Verde y a las secciones militares de la Pica y Santa Ana. Hay unos 80 militares en las cárceles que han sido detenidos por la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim). -¿Por qué los han detenido? -Los acusaron de conspirar presuntamente contra el gobierno de Maduro. -¿Cuáles son las causas del descontento en los cuarteles -La principal es el fracaso de Maduro en la gestión socioeconómica del país. Venezuela está pasando hambre y en los cuarteles también se pasa hambre. La familia militar, los eslabones de base de esa estructura piramidal, se encuentran afectados por los mismos problemas que el resto de los venezolanos, en especial por la profunda crisis económica. -¿También hay descontento en la casta militar? -La casta militar tiene otros motivos de descontento: el principal, los efectos que las sanciones internacionales están generando y la amenaza de la Corte Penal Internacional por los delitos cometidos en el control de las protestas entre mayo y agosto de 2017. El generalato y el almirantazgo saben que el ojo de la comunidad internacional está sobre ellos y que los incentivos de Maduro están dejando de ser atractivos. -¿No es suficiente el control que ha dado Maduro a los militares sobre la economía y petróleo? -Apenas un pequeño grupo de la casta militar participa de ese festín. Venezuela no posee los ingresos petroleros de la era de Chávez. Y a pesar que el 47% de los ministerios son de los militares, muchos de ellos dirigen despachos sin recursos. Solo los elegidos ?cada vez menos? se disputan los pocos recursos que van quedando en el país. -¿Qué efecto tiene el método cubano de encarcelar a algunos oficiales de manera aleatoria? -Las detenciones ilegales periódicas y aleatorias son una fórmula sugerida por Cuba para mantener a la institución militar sumisa y leal. Esto es muy grave, pues median casos de tortura y graves violaciones de los derechos humanos. -¿Hay ruido de sables entre los militares chavistas? -No creo que la palabra que mejor describa la situación sea la de «ruido de sables». Lo que sucede es muy interesante y no encaja en el patrón golpista clásico de América Latina. Estamos asistiendo en Venezuela al escenario de un presidente deslegitimado en el interior y en el exterior ante la que importantes sectores de la Fuerza Armada parecen no querer inmolarse con el destino de Maduro. -¿El malestar está dentro del propio chavismo? -El mayor peligro que afronta Maduro es la Fuerza Armada Nacional chavista. -¿A qué se debe entonces que haya tanta pasividad en los cuarteles? -A la ausencia de una alternativa real de poder. La historia nos dice que los militares en Venezuela desde 1958 con la caída de Pérez Jiménez solo se han movido cuando hay una alternativa real de poder. -¿Tampoco hay explosión social, habiendo más condiciones objetivas con la crisis para rebelarse? -Las consecuencias de la represión han sido devastadoras para los venezolanos. Lo que ocurrió entre mayo y agosto de 2017 en Venezuela no dudo en catalogarlo como delito de lesa humanidad. Muchas personas fueron asesinadas a quemarropa por agentes y por colectivos armados auspiciados por el Estado. Cómo puede una población rebelarse si sabe que será aplastada, como lo ha sido en tantas ocasiones desde 2002, en 2014 y en 2017. -¿La represión y el hambre han sido las mejores armas de Maduro para mantenerse en el poder? -Sin duda. Pero añadiría la deshumanización del gobierno y su aparato de inteligencia contra líderes políticos y sociales de la oposición. El trabajo de desinformación permanente, de control social a través del carné de la patria. La conceptualización del enemigo interno, la criminalización y el acoso selectivo a quien aspire a movilizar personas e ideas, el sicariato político, el control de los poderes públicos, las operaciones psicológicas y, en general, la utilización de todos los medios y recursos del Estado para la permanencia en el poder. -¿Está cerca o todavía lejos una salida o un cambio de gobierno? -Venezuela ha iniciado una transición económica muy severa hace tres años. Esto inexorablemente impulsará una transición política y militar que vendrá articulada desde el interior del chavismo con toda seguridad. El desafío que se plantea es saber si esa transición profundizará el autoritarismo o permitirá iniciar un camino de retorno a la democracia. -¿Maduro ya no representa a la revolución bolivariana? -El problema de la revolución bolivariana y de Maduro es que él no representa al líder carismático que requiere el modelo y cada día cuenta con menores recursos para subsistir, por lo cual la única relación que va quedándonos en definitiva es la del Ejército sobre el pueblo, quienes tendremos que elegir nuestro destino para Venezuela.
08-03-2018 | Fuente: abc.es
Un socialdemócrata católico será el nuevo ministro de Exteriores alemán
Aunque será hoy cuando el Partido Socialdemócrata alemán anuncie oficialmente el reparto de sus Ministerios en el gobierno de gran coalición, los nombres de varios de ellos se filtraron irremediablemente ayer a la prensa y el que más destaca sin duda es el de Exteriores, que queda en manos de Heiko Maas, hasta ahora ministro de Justicia y que ha elaborado varias leyes de alto nivel durante la última legislatura, que incluyen normas pioneras en protección y retención de datos, así como la nueva normativa para permitir una lucha más efectiva contra el terrorismo cortando fuentes de financiación y dando más margen a las fuerzas de seguridad, además de cuotas femeninas y frenos a la subida de los precios de los alquileres. Durante meses sufrió el acoso de extremistas de derecha, insultos y amenazas a través de internet e incluso en su propia casa, por lo que el nombramiento es una especie de premio a su serena resistencia. De carácter reservado, de familia católica e incuso monaguillo en su niñez, este abogado de 51 años tiene fama de brillar en las negociaciones a puerta cerrada más que en sus comparecencias públicas, donde suele adoptar un papel discreto, y sustituye al inicialmente pensado para el cargo, Sigmar Gabriel, hasta ahora un hombre con enorme control sobre la estructura del SPD pero que queda relegado de los puestos de primera fila en esta nueva gran coalición. Su ausencia es sin duda mucho más destacable que la asignación del Ministerio de Familia a Franziska Giffey, alcaldesa del berlinés distrito de Neukölln, donde se las ha visto con complicados guetos musulmanes, o de Svenja Schulze para la cartera de Medio Ambiente, que ha tenido que lidiar en la región de Renania del Norte- Westfalia con comisiones de investigación sobre el escándalo del fraude de los motores diésel y ha conseguido salir ilesa. Las disputas internas de las últimas semanas y la despiadada competencia por algunos de estos cargos, en todo caso, han resultado venenosas para el SPD. Según un sondeo publicado por la cadena pública de televisión ARD, sólo el 40% de los alemanes considera a los socialdemócratas actualmente con capacidad para gobernar. Por eso la directiva ha optado por dejar fuera a figuras desgastadas, como Gabriel o Hendircks, en beneficio de caras nuevas. Entre los ministros de Merkel, los dos puntales socialdemócratas serán Scholz en Finanzas y Maas en Exteriores, cuyo común denominador es un europeísmo convencido, pero menos exaltado que el de Martin Schulz.
08-03-2018 | Fuente: abc.es
Uno de los detalles más coloristas del acuerdo de gran coalición que Merkel ha firmado con los socialdemócratas es el nuevo bautismo del Ministerio de Interior, que muy posiblemente ocupará el socialcristiano bávaro Horst Seehofer y que a partir de ahora se llamará Ministerio de Interior, Construcción y «Heimat». Heimat no significa exactamente patria, como ha traducido alarmado The New York Times, por lo que no responde a la realidad que Alemania vaya ahora a tener un nuevo «Ministerio de la Patria». El Ministerio ya estaba ahí y patria en alemán se dice más bien «Vaterland». Y aunque lo significase, no justificaría una alarma por un supuesto giro del gobierno alemán hacia la extrema derecha o hacia el nacionalismo, un terreno ajeno incluso a los más conservadores de la CDU de Merkel y en las antípodas de los ideales de sus socios socialdemócratas (SPD). «Heimat» significa más bien hogar. Forma parte de expresiones como «sentirse en casa», «dirección habitual«, «poeta de la zona» o «terruño». En el corazón de los alemanes evocaba pastel de manzana de la abuela y velas de Adviento hasta que adquirió su connotación negativa cuando Hitler vinculó el término a la idea de nación, pasando a formar parte también de expresiones como «certificado de nacionalidad», «apátrida» o «devoción por la tierra natal«. Por eso, desde la II Guerra Mundial, la palabra era esquivada por todos menos por quienes deseaban mostrar sus coqueteos con el nazismo. Sin embargo la palabra «Heimat» ha renacido recientemente en boca del partido antieuropeo y anti extranjeros Alternativa para Alemania (AfD), que la enarbola como clavo ardiente al que agarrarse en un país a su juicio invadido por extranjeros contraculturales. Y ese es el motivo por el que la gran coalición se ha servido ahora del término: no para girar a la derecha, como preocupa al New York Times, sino para dejar claro a AfD que no puede apropiarse de palabras que pertenecen legítimamente a todos y que despiertan sentimientos muy arraigados. El resto de los partidos ha decidido luchar contra AfD con sus propias armas lingüísticas. Merkel saludó recientemente la llegada de su sucesora al frente de la CDU, Annegrett Kramp-Karrenbauen, diciendo que «va a dar un gran impulso y a crear más Heimat en el partido». El diputado de Turingia Mike Mohring fue el primero en proponer un Ministerio del Heimat federal, para «responder a las preocupaciones de la gente en el Este y Oeste que sienten que se han quedado atrás». «Existe una gran necesidad de Heimat, de sentir que se pertenece a algo», diagnosticaba el cristianodemócrata Jens Spahn en su análisis de la situación política alemana el pasado Miércoles de Ceniza, «pero no por sentir esa necesidad de hogar hay que dirigir necesariamente el voto a AfD porque esos conceptos están muy presentes en el programa de otros partidos, como el nuestro». Los Verdes reivindican ahora reiteradamente el «Heimat» para defender la unión de los alemanes en contra de las políticas propuestas por el AfD y el parlamentario socialdemócrata Karamba Diaby, nacido en Senegal y de raza negra, defiende abiertamente el nuevo nombre del Ministerio ante los medios de comunicación, asegurando que el término promueve la «inclusión y la integración» y que para él, «Heimat» también conlleva las ideas de «sentirte bien donde estás, porque hay respeto, tolerancia y participación». El portavoz del actual Ministerio del Interior, Johannes Dimroth, no ha podido todavía especificar si el cambio de nombre conllevará cambios de competencias para esa cartera, aunque del texto del acuerdo de gran coalición no se desprende ninguna. Y lo cierto es que ya existen en Alemania dos Bundesländer con ministerios que contienen la palabra «Heimat» en su denominación. Uno es el Consejo Local de Construcción, Igualdad y del Heimat de Renania del Norte Westfalia y el otro es el Ministerio de Finanzas, Desarrollo Regional y del Heimat, de Baviera, cuyo cometido es incrementar con fondos públicos las oportunidades laborales y el desarrollo de infraestructuras en la región, la conexión de toda la región al internet, y la descentralización. También promueve la identidad regional, premiando a aquellas localidades que «preserven el arte, la cultura, las tradiciones y costumbre regionales». En Baviera, de donde proviene el futuro ministro Horst Seehofer, se publica anualmente un «Reporte del Heimat», una especie de informe sobre el estado de la región, y es en este territorio donde más urgente resulta cortar el vínculo que AfD ha establecido con las referencias al propio hogar como si se tratasen de una peculiaridad de su programa político, puesto que las próximas elecciones regionales serán decisivas para la consolidación de ese partido como segunda fuerza política alemana. En las redes sociales, el nuevo nombre del Ministerio ha sido motivo de chanza. «Nos obligarán a llevar Lederhose?». Se preguntaba uno de los twitts más repetidos, en referencia a los típicos pantalones cortos de peto de la Oktoberfest. Pero ni una sola crítica se ha escuchado desde las bancadas de la izquierda, al margen de estas breves expresiones virtuales. «¿Y por qué iban a criticarlo?«, se pregunta el escritor y editor de Cultura de Mitteldeutsche Zeitung Andreas Montag, «no logro entender qué tiene de malo o de sospechoso que la gente ame de todo corazón el país en el que vive, el paisaje con el que se sienten conectados. Por supuesto nada, siempre y cuando ese archivo adjunto no excluya al otro, como parece suceder entre los indignados ciudadanos de Pegida», dice en alusión al grupo «Patriotas alemanes contra la islamización de Occidente».
05-03-2018 | Fuente: abc.es
Merkel se volcará para que Alemania tenga «una voz fuerte en Europa»
No solo ha logrado ser la más votada por los alemanes, sino que además ha sido votada por el 66% de las bases socialdemócratas para ocupar la Cancillería de Berlín por cuarta vez consecutiva. Incluso una encuesta publicada este lunes por la Universidad de Colonia señala que Angela Merkel goza de mayor popularidad entre la comunidad turca de Alemania que el propio presidente del país del Bósforo, Recep Tayyip Erdogan, pero no es triunfalismo lo que respira hoy el equipo de la canciller alemana, sino prisa de la jefa por empezar a trabajar y dando prioridad a los asuntos internacionales. «Me esforzaré al máximo para que el próximo gobierno trabaje por los ciudadanos de Alemania y para que el país tenga una voz fuerte en Europa, junto a Francia, ante retos globales como el comercio internacional», ha dicho en sus primeras declaraciones tras la definitiva arrancada de la gran coalición. «Es importante que el Gobierno comience a trabajar rápido y yo como posible canciller, que espero ser elegida, pondré todo mi empeño para que este gobierno trabaje bien para los ciudadanos de Alemania, pero también para Europa», ha señalado. Respondía así a los mensajes de felicitación que han llegado desde diversos gobiernos y a la abierta satisfacción que ha expresado el francés Emmanuel Macron. «Oímos que se necesita Europa, que se necesita una voz fuerte de Alemania, junto a Francia y otros socios europeos ante, por ejemplo, en la guerra siria, en la competencia de China o las nuevas reglas en el comercio internacional», apuntaba, adoptando un papel de árbitro global dispuesto a pitar los goles de Donald Trump en el partido frente a Putin, pero también a sacar tarjeta al presidente estadounidense a la menor falta arancelaria. Todos los líderes políticos tienden a internacionalizar más su trabajo en cada legislatura en el poder, y Merkel va ya por la cuarta. Con diez años más en el poder que la mayoría de sus rivales, su fluidez en inglés y ruso y cinco portadas en la revista «Time» como mujer más poderosa del mundo, no hay duda sobre el liderazgo global de Angela Merkel. La crisis de los refugiados, que a escala nacional le ha proporcionado más de un dolor de cabeza, ha llevado a Alemania a trabajar estrechamente con los países de origen en programas de desarrollo económico y creación de empleo, lo que sin duda añade una relación extraordinaria con zonas del globo que no están presentes en el G8 y en el G20, donde por otra parte Merkel se ha consolidado como inspiradora y como mediadora entre los países miembros. Mano a mano con Macron En Europa desplegará todo su repertorio de recursos durante la presidencia alemana, en 2020, aunque desde el minuto cero está ya trabajando, mano a mano con Macron, en una estructura legal que puedan recortarse fondos europeos a los países incumplidores. Merkel ha comenzado a trabajar volviendo a los mismos papeles que dejó sobre la mesa para irse a hacer campaña electoral y repite las mismas frases que en la anterior legislatura: «Solidaridad y responsabilidad son las dos caras de una misma moneda». La condicionalidad para la recepción de fondos europeos es una iniciativa alemana que Francia apoya por conveniencia. Berlín planteó que a los países que se nieguen acoger a refugiados se les corten las ayudas comunitarias y París no sólo asiente sino que además sugiere ampliar la condicionalidad a otras áreas como el respeto al Estado de derecho y la divergencia fiscal. «El presupuesto de la Unión Europea no debe servir para financiar estados que incumplen nuestros valores o hacen dumping fiscal», ha dicho sobre una condicionalidad que se podría introducir en el próximo paquete presupuestario, a aplicar después del 2020, un paso más en la Europa a imagen y semejanza de Merkel que seguirá desarrollándose durante esta legislatura. Los recortes en cohesión y sobre todo en política agrícola parecen inevitables, tal y como Merkel defendió en sus pasados cuatro años de gobierno. En casa, la canciller ha dejado el partido en manos de su sucesora, Anegrett Kramp-Karrenbauen, a la que ha designado personalmente para evitar indeseados desacuerdos. Varios de los grandes Ministerios han quedado en manos de sus socios y sin embargo amigos socialdemócratas, con los que mantiene una relación de confianza y familiaridad después de haber gobernado ocho años juntos. Y Martin Schulz, el político que llegó de Bruselas, conocedor a fondo de los pasillos comunitarios y que se creía destinado a llevar las riendas de la política europea de Alemania, se ha quemado por el camino, por lo que quien estará personalmente al frente de la política europea, sin mucho más que hacer, por cierto, será Angela Merkel.
03-03-2018 | Fuente: abc.es
Alemania contiene la respiración durante el recuento tras el voto de las bases del SPD
El Partido Socialdemócrata alemán (SPD) cruzó a media noche de ayer el Rubicón de la gran coalición. A esa hora terminaba la recepción de votos por correo en la consulta entre sus 463.723 militantes sobre si el partido debe o no volver a gobernar con Merkel. ?Si los militantes rechazan el pacto de coalición no habrá ni un gobierno de minoría ni una nueva negociación de la coalición Jamaica, sino nuevas elecciones?, advertía anoche el vicepresidente del SPD, Thorsten Schäfer-Gümbel. Lo que está en juego es si se da o no una salida a esta situación de bloqueo político y el SPD debe adoptar una posición de responsabilidad nacional?, dijo por su parte el ministro de Exteriores y ex presidente de la formación política Sigmar Gabriel. En el otro extremo de la arena socialdemócrata, el jefe de las juventudes del partido (Jusos), Kevin Kühnert, promotor de una feroz campaña en contra de la gran coalición, declaraba que ?la oposición a la gran coalición dentro del partido es enorme y, aunque no todos los que están en contra votarán finalmente en contra, estoy convencido de que podemos sacar más del 50% de los votos?. A lo largo de todo el día de hoy, mientras Berlín contiene la respiración, tendrá lugar el escrutinio en la Casa Willy Brandt de Berlín, una tarea que llevarán a cabo 120 voluntarios que cuentan con seguir trabajando ininterrumpidamente durante la noche del sábado al domingo y en condiciones de estricto hermetismo: los voluntarios habrán debido entregar sus teléfonos móviles para evitar filtraciones y no podrán comunicarse con el exterior hasta pasadas las nueve de la mañana del domingo, hora en que se darán a conocer los resultados en una rueda de prensa. El desenlace es imprevisible, teniendo en cuenta, además, que desde enero el SPD ha inscrito unas 40.000 nuevas afiliaciones, incluidos ciudadanos no necesariamente afines al partido, sino atraídos por la llamada de los Jusos a afiliarse para poder votar en contra de la gran coalición. Otra de las características más polémicas de esta votación es que en ella participan personas a partir de 14 años y extranjeros, que no han podido votar en las elecciones alemanas porque la Constitución no lo permite pero que participarán ahora en la elección de gobierno directamente a través del partido. ?La Constitución deja completa libertad a los partidos sobre el proceso interno de toma de decisiones así que no creo que haya nada que aclarar?, zanja Kevin Kühnert ante esta pregunta, ?un afiliado un voto, y eso mostrará cuál es el verdadero sentir de este partido, al margen de lo que, por propio interés, esté tratando de imponer la directiva?. Tal y como afirma Kühnert, se trata de un colectivo de comportamiento mucho más difícil de calibrar que el de los 600 delegados del partido, que en el congreso federal del pasado enero dieron luz verde a negociar otra gran coalición con el bloque conservador por un ajustado 56 %. La cúpula apoya en pleno la reedición de la alianza de Gobierno y defiende el pacto alcanzado con el bloque conservador de Merkel, según el cual corresponderá al SPD seis ministerios, entre ellos tres de gran peso como Exteriores, Finanzas y Trabajo. Los Jusos defienden que el SPD debe regenerarse en la oposición tras dos legislaturas gobernando bajo Merkel y después de haber caído en las generales a su mínimo histórico, un 20,5 %. Pero desde el 24 de septiembre, fecha de las elecciones en la que obtuvo ese resultado, las encuestas han ido en picado y, si hoy se repitiesen las elecciones, el SPD obtendría solamente el 15,5% de los votos, por detrás incluso del partido antieuropeo y antiextranjeros Alternativa para Alemania (AfD), convertido ya en la segunda fuerza política del país. En la trastienda de esta consulta a las bases, la directiva del partido está sufriendo una remodelación casi completa, tras la renuncia como jefe del partido y futuro ministro de Exteriores de Martin Schulz. La doble retirada se produjo unos días después de presentarse el pacto de gobierno y en medio de fuertes presiones sobre quien había sido el candidato del SPD en las generales. La diectiva socialdemócrata ha tratado de dar imagen de cohesión ante una consulta para la cual, sin embargo, de imponerse el no, no hay ?plan B?, según ha reconocido la jefa del grupo parlamentario, Andrea Nahles, quien aspira, con el respaldo de la dirección, a ser elegida líder del partido en el siguiente congreso del SPD, el 22 de abril. Los 45 miembros de la cúpula del SPD permanecerán reunidos todo el domingo, desde antes de darse a conocer los resultados de la consulta hasta después de ese anuncio, ya que sea cual sea el desenlace deberán abordar los pasos a seguir, incluida la designación de sus ministros, en caso de ganar el sí. En caso de que la militancia socialdemócrata dé luz verde a una gran coalición, se estima que Merkel se someterá al voto del Parlamento (Bundestag) para un cuarto mandato el próximo 14 de marzo, casi seis meses después de las elecciones generales. Pero nadie lo da todavía por hecho. En la sede de la Unión Cristianodemócrata, el partido de la canciller, también se monta guardia este fin de semana, con varios equipos de contingencia preparados para elaborar reacciones a lo que quiera que surja de la consulta a las bases socialdemócratas.
01-03-2018 | Fuente: abc.es
Maduro retrasa las elecciones presidenciales para el 20 de mayo
La presidente del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, anunció hoy jueves la postergación de las elecciones presidenciales para el 20 de mayo, que se llevarán a cabo junto con las legislativas regionales de los 23 estados y de los 335 concejos municipales. El cambio de fecha de los comicios, inicialmente previstos para el 22 de abril, fue acordado en un documento firmado por diversos partidos que apoyan al presidente Nicolás Maduro, postulado por el Partido Socialista Unido de Venezuela, además de Henri Falcón, candidato por Avanzada Progresista (AP), Movimiento Al Socialismo (MAS) y Copei, entre otros. El documento no fue suscrito por las organizaciones integrantes de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que se ha negado a participar en unas elecciones sin garantías de transparencia ni de igualdad de condiciones. El régimen no ha hecho las reformas para mejorar el sistema electoral, que la oposición considera fraudulento, y nada ha cambiado desde que las presidenciales fueron convocadas a comienzos de febrero pasado. Las condiciones más bien han empeorado, afirma Vicente Bello, representante de la MUD ante el CNE. Afirma que hay serias discrepancias en el registro electoral (RE) de casi 20 millones de electores inscritos. ??Las cifras del RE ofrecidas por el poder electoral no concuerdan con los tiempos fijados por el ente de los comicios??. Bello alertó sobre las irregularidades detectadas. Con motivo de los pasados comicios de gobernadores del 2017, se registraron 178.088 movimientos en el RE, entre el mes de julio hasta diciembre, que además no tuvo la difusión necesaria por parte del CNE. «Nos llama la atención que en 10 días hubo 10 veces más movimientos (inscripciones) en el registro electoral que en cinco meses. Eso es anómalo (?) Hubo señalamientos sobre secuestros de máquinas que estarían presuntamente en oficinas de ministerios, aunque no hay testigos pensamos que las denuncias son válidas», advirtió Bello. En este sentido, resaltó que esta inconsistencia ratifica la ?necesidad? de que la observación internacional estuviera presente en los eventos comiciales pasados, para tener auditoría independiente e imparcial en materia electoral.
01-03-2018 | Fuente: abc.es
Alemania rastrea «hackers» infiltrados en su Gobierno
No es la primera vez que hackers rusos atacan fuentes sensibles del Gobierno alemán, pero sí es la primera vez que Alemania pasa a la ofensiva. El ataque a la red de datos del Gobierno alemán, que comenzó el pasado mes de diciembre, se ha prolongado al menos hasta este miércoles, día en que el diario Süddeutsche Zeitung revelaba el caso de ciberespionaje, pero las autoridades estuvieron durante buena parte de ese tiempo, desde que fue detectada la intrusión hasta que se filtró a los medios, rastreando a los atacantes para obtener información sobre los objetivos y origen de los ataques, según han confirmado fuentes de los círculos de seguridad que consideran que se trata solo de una parte de un ataque más amplio que afectaría a otros Ministerios de Defensa europeos. El Ministerio alemán de Interior ha reconocido la existencia del ataque informático a la red del Gobierno federal. Su portavoz, Johannes Dimroth, ha asegurado que la intromisión en ?la técnica informática y las redes del Estado federal? ha sido ?aislado y controlado?, evitando dar más detalles de lo sucedido debido a que todavía no ha concluido la investigación para esclarecer los hechos. ?Se está trabajando en los hechos con alta prioridad y notables recursos?, ha dicho, ?por lo que es pronto para desvelar más detalles?. Los ataques fueron detectados el pasado mes de diciembre y, gracias a esas labores de rastreo, ha podido ser establecida su procedencia. Provienen del denominado "APT 28", un grupo de hackers rusos responsables también de la intrusión en el sistema informático del Bundestag, la sede del parlamento alemán, llevada a cabo en 2015. En este último ataque, los hackers habrían accedido al menos en un caso a datos relevantes de Exteriores y probablemente de otros departamentos de la seguridad del Estado alemán, como el Ministerio de Defensa. ?Pero no se limita a Alemania?, advierte el director del departamento de Ciberespionaje de la empresa FireEye, Benjamin Read, ?todo apunta a que es parte de un ataque más amplio, un ataque organizado contra varios Estados Europeos que habría llegado a varios Ministerios de Defensa?. Esta empresa ha detectado varios correos electrónicos del tipo Spearphishing-Mails, recibidos por varios Ministerios europeos en los pasados meses. ?Todos proceden de APT 28, de los que sabemos que están conectados con Rusia y que no pertenecen al grupo de los cibercriminales que buscan un lucro económico con sus acciones?, explicado Read al diario Die Welt. Read pertenece al grupo de investigadores que por primera vez en 2014 detectó la actividad de ATT28. ?La elección de sus objetivos y sus métodos ofrecen claros indicios de que deben estar relacionados con el Estado ruso?, señala. El APT 2" se le atribuyó el ciberataque detectado en mayo de 2015 contra el sistema informático del Bundestag, revelado a raíz de ciertas anomalías en el funcionamiento de su red interna y presuntos intentos de desconocidos de penetrar en su base de datos. El Gobierno federal adoptó a partir de entonces varias medidas destinadas a reforzar la seguridad informática en todos los organismos públicos, especialmente los gubernamentales, y llamó asimismo a las empresas a actualizar sus equipos de seguridad.Los servicios de espionaje alemanes han alertado repetidamente de la amenaza de este tipo de acciones por parte de "hackers" rusos, los responsables de las autoridades afectadas han sido informados y se han tomado medidas para aclarar lo sucedido y para proteger a los damnificados, ha recordado Dimroth, que añade que, por el momento, no se tiene constancia de que el ataque haya afectado a instancias fuera de la administración federal. Gracias a su detección temprana, durante este ataque no se filtró una cantidad significativa de datos. Los hackers lograron infiltrar un programa malicioso (malware) con el que robaron datos. Los servicios secretos alemanes lo detectaron en diciembre, pero llevaba en activo desde hacía tiempo, es posible que todo un año, según han reconocido fuentes de seguridad. La comisión parlamentaria de control de los servicios secretos se ha reunido urgentemente esta mañana, para esclarecer los hechos antes de informar a la opinión pública. Según dijo el político democristiano Patrick Sensburg, miembro de esa comisión, es necesario investigar en profundidad el ataque y si tras él está el grupo APT28. "También hay que investigar en detalle si se filtraron datos y qué datos eran esos", ha añadido en declaraciones al canal de televisión ZDF. El comité parlamentario para asuntos digitales celebrará hoy también una reunión extraordinaria y explorará la posibilidad que señalan los expertos, que este ataque forme en realidad parte de un ataque organizado a mayor nivel contra países de la Unión Europea. ?Parece claro que se trata de un ataque que no se limita a nuestro Estado y que estamos ante un problema de seguridad muy, muy serio?, ha reconocido el miembro de la comisión parlamentaria Konstantin Notz a su entrada a la reunión.
26-02-2018 | Fuente: abc.es
El partido de Merkel aprueba la Gran Coalición
Con solo 27 votos en contra, el congreso extraordinario de la Unión Cristianodemócrata (CDI), el partido de Merkel, ha aprobado el acuerdo de gran coalición firmado con los socialdemócratas del SPD. También ha sido aprobada sin fisuras, con el respaldó del 98,8 % de los delegados y entre grandes ovaciones, la elección de la candidata propuesta por Merkel para sucederla en la secretaría general del partido, Annegrett Kramp-Karrenbauer, en quien recaerá la tarea de reestructurar el partido y prepararlo para ganar las siguientes elecciones. En su discurso como líder del partido, Kramp-Karrenbauer expresó su determinación a «contribuir a recuperar la confianza» del ciudadano, tras los bajos resultados de las pasadas elecciones generales que, como había reconocido anteriormente la canciller, estuvieron por debajo de las expectativas. «Tenemos que dar respuestas al ciudadano, al empresario, al trabajador, a las madres y a los padres», dijo, en un discurso entusiasta interrumpido reiteradamente por vítores y aplausos, incluidos de la canciller. Con esta elección y tras la presentación de las seis figuras que ocuparán los Ministerios que le corresponden a la CDU en el nuevo gabinete, el partido queda reseteado y listo para emprender un proceso de renovación programática con el que espera recuperar confianza en el electorado y conectar con nuevas generaciones de votantes. «Corresponde a la CDU ofrecer respuestas», señaló Kramp-Karrenbauer, en contraposición al partido antieuropeo y populista Alternativa para Alemania (AfD), formación que ha sobrepasado ya en intención de voto en las encuestas al SPD, que dando como segunda fuerza política alemana y a la que debe combatirse, según el discurso de Kramp-Karrenbauer, «con votos y argumentos», en lugar de resignarse a su presencia en el Parlamento. «Os invito a todos a contribuir a ello», prosiguió, haciendo una llamada a poner todas las fuerzas del partido en la tarea de rescatar votantes que coquetean con la extrema derecha y dejando bien claro que la CDU, ni ahora ni dentro de cuatro años, está dispuesta a llegar a acuerdos parlamentarios ni de ningún otro tipo con ese partido. Este intenso discurso fue precedido por la aprobación del pacto de Gobierno, que se llevó a cabo a mano alzada y en el que solo 27 de los 975 delegados presentes se pronunciaron en contra. La formación del próximo Gobierno queda así pendiente de la consulta vinculante entre el casi medio millón de afiliados al SPD, cuyos resultados se conocerán el próximo domingo. Pidiendo el voto para el acuerdo, Merkel ratificó su compromiso con el relanzamiento de Europa y con la necesidad de dar «una nueva dinámica a Alemania», para lo que, dijo, es preciso lograr la formación de «un gobierno estable». Resurgir de las cenizas Merkel logró resurgir una vez más de sus cenizas políticas, después de varios y duros meses de negociaciones que han ido debilitándola y durante los que habían surgido en su partido voces que pedían abiertamente un relevo en el liderazgo de la formación política, sin esperar a que finalice esta, que será la cuarta legislatura consecutiva con Merkel a la cabeza del partido y del gobierno de Alemania. La canciller reconoció, en tono autocrítico, que los resultados obtenidos por su bloque conservador en las elecciones generales del pasado septiembre no fueron satisfactorios. La CDU se impuso como primera fuerza en las generales con un 33 % y «no puede haber un Gobierno en Alemania sin contar con nosotros», justificaba Merkel, pero admitiendo que los más de dos millones de votos que se han quedado en el camino, en favor de los liberales y ultraderechistas, «deben volver a casa». «No podemos quedarnos en la decepción ante esos resultados, sino que debemos pensar en por qué ocurrió eso», añadió, señalando como causas de la perdida de votos desde la «preocupación» que generó en la población la acogida de cientos de miles de refugiados, a los desafíos que implica la adaptación a las nuevas tecnologías o la «inestabilidad política» de países vecinos y en Europa. Merkel subrayaba también ante su partido la necesidad de recuperar la confianza del ciudadano y lanzó una llamada a favor de la renovación de las estructuras y los procedimientos, tarea que corresponderá a la nueva secretaria general de la formación y que debe constituir a su juicio una reinvención del partido para adecuarlo a las necesidades políticas del siglo XXI.
25-02-2018 | Fuente: abc.es
Merkel incluye a sus rivales más conservadores en el futuro Gobierno
Merkel acude al congreso que la Unión Cristianodemócrata (CDU) celebra este lunes en Berlín con una estrategia conciliadora en su propio partido. Este domingo anunció las designaciones para los seis ministerios que corresponderán a la CDU en el próximo Gobierno de Gran Coalición, si este llega a buen término, y una de las mayores sorpresas fue el nombre de Jens Spahn, uno de sus mayores críticos internos y que lleva meses pidiendo un giro a la derecha y poner fin a la era centrista que Merkel ha supuesto para el partido conservador alemán. Spahn, enemigo de la política de refugiados de la canciller alemana durante la última legislatura, asumirá el Ministerio de Sanidad, con lo cual Merkel tendrá en el Gabinete a su peor enemigo interno. Con ello envía a su partido un claro mensaje de unidad e integración, después de críticas semanas en las que se habían alzado voces contra su liderazgo: todas las familias están incluidas en este gobierno. En las manos de Jens Spahn quedan importantes proyectos de la Gran Coalición, como la mejora del cuidado a dependientes, para la que el acuerdo con los socialdemócratas incluye la contratación de 8.000 nuevos funcionarios, o la definición de la «medicina de dos clases», para la que será necesario, entre otras cosas, equiparar las tarifas que ciertos médicos cobran, dependiendo de si trabajan para un seguro público o uno privado. Sus atribuciones son amplias, sin lugar a dudas, pero quedan fuera de su campo de acción asuntos en los que ha sido tremendamente duro con Merkel en las tertulias televisivas, en las que ha ganado gran popularidad en los últimos meses, como la inmigración, el matrimonio homosexual o la «Leitkultur», el término con que los medios alemanes se refieren a los principios fundamentales de la cultura germana que creen en peligro por la masiva llegada de inmigrantes. Spahn se unió a las juventudes del partido cuando tenía 15 años y es diputado desde los 22. Ahora, con 37, queda al mando de un presupuesto de 15.000 millones de euros y en una posición muy aceptable en la parrilla de salida de la sucesión interna de Merkel, que es una de las claves desde las que hay que leer el nuevo Gabinete de Ministros. El nombramiento de Spahn muestra a Merkel en una situación debilitada desde la que ya no puede permitirse ignorar a su propio partido, pero también la inteligente estrategia de quien está convencido de que a los enemigos lo mejor es tenerlos lo más cerca posible. El afán de notoriedad de Spahn queda sometido ahora a la disciplina de Gabinete y se verá alejado automáticamente de asuntos de los que anteriormente ha hecho bandera con gran visibilidad, como la pública petición de una ley contra el burka y otra norma especial sobre la práctica del islam en Alemania. También ha luchado contra la doble nacionalidad y contra los negocios «hípster» en los que se habla inglés en el centro de las ciudades germanas. Se verá obligado además, como ministro, a defender compromisos contra los socialdemócratas que desde cualquier otra posición se le habrían atragantado. «Es cierto que lo somete a un claro marcaje», reconocen fuentes de la Casa Konrad Adenauer, «pero también le da una oportunidad muy valiosa. El cuidado de los dependientes es uno de los asuntos que, a juicio de Merkel, más votos ha propiciado a Alternativa por Alemania (AfD), Le da la oportunidad de dejar de hablar y ponerse a trabajar». Anja Karliczek Otro de los nombramientos sorpresa es el de Anja Karliczek, en Educación e Investigación. Diputada desde 2013 y elegida en dos ocasiones por mandato directo en su circunscripción, Steinfurt III, representa el perfil de carrera tradicional y discreta dentro de la CDU y su designación es un reconocimiento de Merkel a la capacidad de aportar votos para el partido. La canciller aprecia también el compromiso religioso de Karliczek, que quizá no pueda compatibilizar con su nuevo cargo como ministra: hasta ahora es catequista de confirmación en su parroquia de San Pedro y San Pablo. Klöckner, Braun, Von der Leyen y Altmaier Los otros dos rostros nuevos en el próximo Gobierno serán los de la vicepresidenta del partido, Julia Klöckner, que ocupará Agricultura y Helge Braun, en el Ministerio de la Cancillería, que se suman al equipo que Merkel ha logrado rescatar de la anterior legislatura: la titular de Defensa, Ursula von der Leyen, y el hasta ahora ministro de la Cancillería, Peter Altmaier, persona de confianza para la canciller y que ahora asumirá Economía. Merkel había avanzado ya que en la designación de los nuevos ministros iba a buscarse una combinación entre personas con experiencia y nuevas incorporaciones, así como un reparto equilibrado entre las distintas corrientes de su formación. Encontrar esa composición «no ha sido fácil», admitió el domingo por la noche, al tiempo que volvía a mencionar las «dolorosas renuncias» de antiguos colaboradores, entre ellos el titular de Interior, Thomas de Maizière, cuyo ministerio ahora corresponderá a la más conservadora Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), partido hermanado a la CSU. En el congreso de este lunes se someterá al voto de los delegados el pacto de gobierno alcanzado con el SPD y la elección como nueva secretaria general de Annegret Kramp-Karrenbauer, jefa del gobierno regional del Sarre, afín a la canciller y considerada su posible sucesora al frente de la CDU, partido que lidera Merkel desde el año 2000. Equipo joven Kramp-Karrenbauer completa un equipo más joven y bastante femenino, todavía pendiente de que las bases del Partido Socialdemócrata (SPD) ratifiquen el acuerdo de gran coalición, lo que permitiría, por fin, formar gobierno. La cúpula del SPD concluyó este domingo una serie de conferencias destinadas a convencer a las bases de aceptar la reedición de la coalición con los conservadores. Tras la séptima y última conferencia regional, celebrada en la ciudad de Ulm, en el sur del país, la directiva se mostró confiada en obtener la venia de la militancia. «Soy muy optimista, creo que conseguiremos el voto positivo de los afiliados», confiaba el domingo por la noche el presidente interino del SPD y alcalde de la ciudad-Estado de Hamburgo, Olaf Scholz. Andrea Nahles, la jefa parlamentaria del SPD y que aspira a ser elegida presidenta del partido en un congreso extraordinario el 22 de abril, prometía por su parte a los militantes que el SPD también podrá regenerarse en la función de Gobierno, tal y como la CDU está mostrando con la elección de los nuevos ministros y en contra del mensaje derrotista y de las advertencias apocalípticas que emite el presidente de las juventudes del partido, el jefe de los Jusos Kevin Kühnert, en campaña por el no a la Gran Coalición. «Les puedo prometer que esto también lo lograremos si gobernamos», aseguró Andrea Nahles.