Infortelecom

Noticias de ministerios

03-09-2018 | Fuente: abc.es
Macri ajusta el cinturón del Gobierno y el de los argentinos
Tocó tierra y confirmó el ajuste. Mauricio Macri anunció, oficialmente, «la decisión de reducir la cantidad de ministerios a menos de la mitad» (había 22 quedaron 10) al fusionar varios de ellos para compactar más su equipo y frenar el gasto público y afrontar lo que debería ser, a su juicio: la última crisis. Emergencia, inflación, equilibrio fiscal y nuevos impuestos fueron algunos de los términos clave de su intervención. El presidente de Argentina evitó mencionar, con nombre y apellido, a los ministros degradados a secretarias o desplazados, como los vicejefes de Gabinete Mario Quintana y Gustavo Lopetegui. La Casa Rosada daría cuenta después de los cambios en un comunicado donde informaba que los ministerios de Energía, Trabajo, Agroindustria, Salud, Cultura y Ciencia y Tecnología pasaban a ser Secretarías de Estado junto con Turismo (importante para Macri) y Ambiente y Desarrollo Sustentable que dependerán ahora directamente del presidente de la nación. Macri hizo repaso de los motivos que han vuelto a colocar a Argentina en el ojo del huracán mundial y, con gesto de pesar, dio a conocer una subida de impuestos «a los que más pueden». Entre otros, a las exportaciones. En simultáneo, el mandatario envió un mensaje para apaciguar la tensión social, al comunicar que aumentará las ayudas o planes sociales para los más necesitados. El ministro de Economía, Nicolás Dujovne, confirmado en su puesto, desarrolló posteriormente el paquete de medidas de ajuste que, además, pondrá hoy sobre la mesa del FMI. El más sensible, el derecho de exportación transitorio como medida de emergencia. El parón de la economía Macri, con dificultades para fichar pesos pesados en la nueva estructura de Gobierno, hizo algo parecido a un atisbo de autocrítica: «Creímos, con excesivo optimismo, que podíamos cambiar las cosas de a poco». El «gradualismo», seña de identidad de su gestión pasó desde ese momento a formar parte del pasado. El presidente, afectado por las sacudidas del dólar (perdió el 35% de su valor sólo en agosto) y el parón de la economía, desde mediados de año, realizó una confesión sin precedente, «fueron los peores meses de mi vida desde mi secuestro». «Empezamos a superar la crisis cuidando siempre a los que más lo necesitan porque sabemos que con esta devaluación la pobreza va a aumentar», afirmó Macri. El terror a desmanes en las calles o a una repetición de saqueos modelo diciembre del 2001, debió estar presente en la mente del presidente que, en sus tres años de Gobierno, ha entregado más fondos en subvenciones a organizaciones sociales y menos rédito político les ha sacado. Modelo pseudo kirchnerista de clientelismo, Macri anticipó «un refuerzo en septiembre y diciembre» de esos planes. Asimismo, reflotó los créditos blandos para paliar las necesidades de los más humildes mientras la clase media, una vez más, pagará buena parte de la factura. «Hacemos todo lo que está a nuestro alcance», reiteró, casi pidiendo perdón, en varias ocasiones. La comparecencia del presidente tenía como objetivo avanzar hacia un equilibrio en las cuentas publicas y reconquistar a los mercados que «nos apoyaron los dos primeros años» recordó. Añadió, «no seguir viviendo por encima de nuestras posibilidades» y, de paso, «no convivir más con la corrupción (del kirchnerismo)» porque en el corto plazo, afecta la imagen del país y genera mas dudas sobre Argentina.
03-09-2018 | Fuente: elpais.com
Macri lanza un duro ajuste fiscal para contener la crisis en Argentina
El Gobierno pone impuestos extras a las exportaciones y elimina ministerios para recuperar la confianza de los mercados
03-09-2018 | Fuente: abc.es
Macri se resigna y le mete el bisturí al Gobierno
Mauricio Macri está dispuesto a dar su brazo a torcer. Esto es, a meter el bisturí a fondo en su Gobierno y reducir, prácticamente a la mitad, el número de ministerios (suprimiría diez) y prescindir de algunos de sus hombres de confianza. Entre otros, salvo corrección de última hora, de los vicejefes de Gabinete, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui. Marcos Peña, su mano derecha, se salvaría de la quema. Todo sea por calmar a los mercados, convencer a la población de que es capaz de cambiar las coordenadas del GPS de la economía y trasmitir confianza a los argentinos y al resto del mundo, incluido el FMI (Fondo Monetario Internacional) que le está garantizado la supervivencia financiera. La presión de la última semana, con un dólar desbocado que llegó a superar los 40 pesos, sumado a una prima de riesgo cercana a los ochocientos puntos, la tensión social, una inflación que podría superar el 35 por ciento anual, un sindicalismo con movilizaciones para septiembre y una oposición que no se decide a colaborar en la gobernabilidad, forzaron a Macri a dar un volantazo al que lleva demasiado tiempo resistiéndose. El último capítulo de la crisis que sacude el país -según la prensa argentina- empezará a escribirse este lunes, cuando el presidente presente al mundo el rostro de un nuevo Gobierno y este, al menos es lo que parece, no será únicamente cuestión de maquillaje. El fin de semana se convirtió en una sesión interminable de reuniones en la residencia presidencial de Olivos. La ronda de consultas del Presidente incluyó al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, que gana posiciones en el Gobierno, a Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, a gobernadores afines ala coalición gubernamental de Cambiemos, a los jefes de bloque del Congreso y el Senado y a economistas, políticos y exministros suyos. Entre estos, a Alfonso Prat Gay, el hombre que tomó las riendas del Ministerio de Economía el primer año de Gobierno de Macri y que logró terminar con el denominado «cepo al dólar», liberar el mercado de compra venta de divisas, sacar a Argentina, en términos absolutos, de la cesación de pagos y volver a colocar (con ayuda de otros) al país en el mapa del mundo. Prat Gay se fue en enero del 2017 como un caballero. Le enseñaron la puerta trasera de salida por no pertenecer al círculo cerrado o al club de los macristas puros y en las últimas horas se perfila como el próximo Ministro de Asuntos Exteriores. Algunos medios lo dan por seguro pero otras fuentes advierten que todavía no hay nada cerrado pero el actual canciller, Jorge Faurie tendría las horas contadas. Figura clave Lo que parece no estar en discusión es la permanencia de Marcos Peña como jefe de Gabinete, un puesto incorporado, en la reforma constitucional de 1994, como puente o correa fluida de transmisión ministerial y con la oposición. Ese cargo o, en rigor, su titular es la figura que más críticas desata en las filas de dentro y de fuera del Gobierno. Cobrarse la cabeza de Peña, sería un trofeo insuperable para aquel que lo lograse. Dicho esto, hoy por hoy, es una utopía. Para Macri es su mano derecha además de sus «ojos y mi inteligencia» (sic) junto a Gustavo Lopetegui y Mario Quintana, piezas que se dan ya por amortizadas. Ambos saldrían de sus despachos en la Casa Rosada y se rompería ese triángulo todopoderoso que otros ministros veían como una máquina de fabricar de obstáculos. Una de la hipótesis que se baraja es que ocupen alguna de las Carteras que quedarán vacantes. En cuanto al tijeretazo de una decena de Ministerios, que pasarían a ser Secretarías de Estado, se mencionan los de Modernización, Ciencia y Tecnología, Ambiente y Desarrollo Sustentable y, entre otros, Cultura. El Ministerio de Economía, pesadilla eterna de los gobiernos de la democracia (1982), es otra de las Carteras en la diana de las reformas pero, en éste caso, parece difícil ?o cerca de lo imposible aventurar un cambio de su titular cuando el martes el ministro Nicolás Dujovne debe estar en la misma mesa con Christine Lagarde para renegociar los anticipos de la línea de crédito de cincuenta mil millones de dólares concedida hace unos meses. En este contexto, no se descarta que más adelante ese puesto pudiera ocuparlo Carlos Melconian, otro economista tratado con guante de lija por Macri al cesarle al frente del Banco Nación, también en enero del pasado año. Entonces, como ahora, se declaró, «un soldado incondicional del presidente».
23-08-2018 | Fuente: elpais.com
Ecuador anuncia un nuevo ajuste para enderezar el déficit fiscal
Se elimina el subsidio a la gasolina súper y se fusionan algunos ministerios para ahorrar 1.000 millones de dólares
28-07-2018 | Fuente: elpais.com
El bloqueo político obliga a un ajuste total de 11.000 millones
El Ejecutivo mantiene el aumento del gasto de los ministerios
27-07-2018 | Fuente: elpais.com
El bloqueo político obliga a un ajuste total de 11.000 millones
El Ejecutivo mantiene el aumento del gasto de los ministerios
23-07-2018 | Fuente: as.com
El ministro José Guirao: "Todos estamos de acuerdo en una nueva Ley del Deporte"
"Una Ley de Mecenazgo es necesaria, pero la legislatura es corta y afecta a cinco o seis ministerios. Nos pondremos a trabajar en septiembre".
20-07-2018 | Fuente: elpais.com
Sánchez aumenta el gasto de los ministerios pese a pactar un ajuste con Bruselas
El Gobierno rebaja ligeramente la previsión de crecimiento para 2020 y 2021. Y aprueba los nuevos objetivos de déficit para las Administraciones Públicas
18-07-2018 | Fuente: abc.es
Los cubanos no creen que el Gobierno vaya a reconocer la propiedad privada
El régimen de La Habana podría reconocer en la Constitución «el papel del mercado y de nuevas formas de propiedad, entre ellas la privada», según publicaron el pasado fin de semana medios estatales en la Isla, en un avance del anteproyecto sobre las reformas constitucionales que se prepara bajo la dirección del general Raúl Castro. Analistas consultados opinaron que este posible reconocimiento al sector privado dentro de la Carta Magna es contradictorio con las últimas medidas del régimen, entre las que se incluye la cancelación de licencias para aquellos taxistas privados que no acaten los términos impuestos por la Resolución 175/2018 del Ministerio de Transporte (Mitrans). Félix Miyares, taxista privado del recorrido Habana Vieja-Santiago de las Vegas advierte que la Constitución podrá reconocer el papel del sector privado «pero las prohibiciones y restricciones contradicen a ese reconocimiento». «Suspenderán la licencia si no respetas la tarifa que fijará el Estado, si cancelas el contrato con el operador, si empleas indebidamente el combustible asignado, si operas en una ruta no autorizada o si reduces el recorrido», abunda Miyares, quien además coincide en que por primera vez el régimen ha utilizado el término «sector privado» en vez de «trabajo por cuenta propia». Cuando en los próximos 21, 22 y 23 de julio el borrador de la nueva Constitución se someta a votación en el pleno de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), al menos media docena de actividades privadas -bares, restaurantes, cafeterías, arrendamiento de viviendas y habitaciones para extranjeros, servicios constructivos y taxistas- estarían sometidas a la obligación de abrir y operar cuentas bancarias donde depositar los ingresos que generen. «No podemos olvidar que la Conceptualización del Modelo Económico y Social de Desarrollo Socialista (documento rector de la política económica del país) prohíbe la acumulación de propiedades y la concentración de riquezas», recuerda Daymara Mederos, dueña de un hostal en Centro Habana. «Con ese documento en vigencia, ¿hasta dónde nos protege ser simplemente reconocidos en la letra de la Constitución?», inquiere Mederos. Entre las regulaciones que recientemente las autoridades del régimen anunciarían como parte del «perfeccionamiento del trabajo por cuenta propia y su sistema de control», sobresale la obligatoriedad de administrar un solo negocio. A partir de la primera quincena del próximo mes de diciembre, los titulares que desempeñaban más de una actividad privada deberán elegir con cuál se quedan. De ser refrendada la nueva Constitución por la ANPP -órgano que nunca rechaza una propuesta del régimen- se presume que esta debería ser sometida luego a referéndum para su ratificación por parte de la ciudadanía. ¿Quién pone el capital? Según estadísticas oficiales publicadas el pasado mes de mayo, la cifra de trabajadores privados ascendió a 591.456, que representan el 13% de la fuerza laboral en la isla, y de los cuales alrededor de un 32% son jóvenes. En este sentido Maritza Cedeño, exmaestra que actualmente regenta un salón de peluquería y una cafetería en la localidad de Playa, indaga sobre si «la voz de los cuentapropistas será tenida en cuenta por el gobierno en caso de que se haga una consulta popular en toda regla». «Somos una parte significativa en las aportaciones a la economía como finalmente reconoció el Estado meses atrás; sin embargo, estar incluidos en la Constitución no se traduce, en la realidad, en que sean respetados nuestros derechos y garantías fundamentales como trabajadores privados», señala Cedeño en referencia directa a que las nuevas medidas contra el sector privado incluirán el aumento de los impuestos a más de cuarenta actividades privadas. Las «nuevas formas de propiedad» que se estarían reconociendo como parte de las reformas constitucionales, no especifican si el capital foráneo para la inversión en el sector privado -fundamentalmente el proveniente de remesas familiares y de la diáspora- quedará amparado bajo la nueva Constitución. Esta inquietud es compartida por José Ernesto Bouzo, dueño de un bar-restaurante en la zona turística de Guanabo. «El gobierno sabe que el monto de la inversión de muchos negocios privados es imposible que haya sido acumulado por un cubano de la isla, teniendo en cuenta las precarias condiciones de los salarios». Según el Decreto-Ley 317, el Banco Central de Cuba -asistido por los ministerios de Interior, Justicia y la Fiscalía General- tiene la prerrogativa de exigir información sobre el verdadero dueño, controlador del negocio o el beneficiario final, además de exigir el origen del capital y cuál será su destino.
22-06-2018 | Fuente: elpais.com
Sánchez refuerza la coordinación entre el Gobierno y el PSOE con ?delegados? en ministerios
El presidente quiere evitar errores de comunicación y que el partido marque los tiempos al Ejecutivo