Infortelecom

Noticias de ministerio del interior

17-05-2018 | Fuente: abc.es
Más de 300 imanes extranjeros desembarcan en Francia para predicar durante el Ramadán
Trescientos imanes marroquíes, argelinos y turcos, esencialmente, «desembarcan» en Francia este jueves, para «asegurar» y «mejorar» los servicios religiosos musulmanes durante las cuatro semanas que durará el ramadán, el mes esencial de la piedad islámica, cuando los fieles practican el ayuno diario, respetando un prolijo calendario de oraciones colectivas y privadas. En Francia, el ramadán comienza este jueves día 17 y termina el 15 de junio. Desde hace años, el Estado francés, ha aceptado la llegada temporal de imanes extranjeros, con el fin de «asegurar» y «mejorar» los servicios religiosos islámicos. Entre 5 y 6 millones de franceses son confesionalmente musulmanes, en un país de 67 millones de ciudadanos. Los atentados yihadistas de los últimos tres años, perpetrados casi siempre al grito de «¡Alá es grande.!», han dado al «desembarco» de imanes extranjero una dimensión particular. Jeannette Bougrab, nacida en el seno de una familia argelina, ex ministra de la juventud y los deportes de Nicolas Sarkozy, ha lanzado una primera y severa advertencia: «Organizar la instalación temporal en Francia de imanes extranjeros es una herejía cívica». «Innecesario» Temporalmente exilada, por razones personales y laborales, Bougrab ha desenterrado un problema de imprevisible calado social, cultural, político y diplomático. El matutino conservador «Le Figaro» ha publicado un sondeo significativo: entre el 60 y el 80 % de los franceses no consideran necesaria la instalación temporal en Francia de imanes extranjeros, venidos a predicar en un contexto de tensiones multiculturales muy vivas. El «desembarco» de imanes extranjeros, llegados a Francia para «ayudar» a la jerarquía religiosa musulmana, durante el ramadán, es una práctica aceptada y reglamentada durante las presidencias de François Mitterrand, Jacques Chirac, Nicolas Sarkozy y François Hollande. Sarkozy creó el 2003, siendo ministro del Interior, la institución Consejo Superior de los Musulmanes de Francia (CSMF), ligado a la Gran Mezquita de París. Se trataba, entonces, de crear un «marco de diálogo e integración». El CSMF nunca funcionó con una eficacia concluyente, para terminar convirtiéndose en una institución muy dividida, que no inspira confianza a nadie ni es capaz de imponer alguna forma de «disciplina común» a los musulmanes franceses, muy divididos entre diversas formas antagónicas de entender su religión. Ministros del interior de muy diversa sensibilidad, como Charles Pasqua, conservador, o Manuel Valls, socialista moderado, defendieron en su día, el «desembarco» de imanes durante el ramadán, justificando la visita por razones de orden público. Los atentados yihadistas de los últimos tres años, la matanza del viernes pasado, dan al «desembarco» que comenzó hace días y culminará este jueves una dimensión particular. Prefectos, gendarmes, unidades anti terroristas, fuerzas de seguridad del Estado, han sido movilizadas. Las embajadas de Francia en Marruecos, Argelia, Turquía y otros países musulmanes, han estudiado uno a uno el «dossier» de todos los imanes que van a predicar en Francia durante las próximas cuatro semanas. El ministerio del Interior reconoce el comienzo de ?un periodo delicado?.
13-03-2018 | Fuente: abc.es
Seehofer inaugura el nuevo Ministerio del Interior y de la Nación alemana
El ya expresidente de Baviera y ministro de Interior, Horst Seehofer, protagonizó ayer la principal anécdota de la presentación del acuerdo de gran coalición al restar importancia al renombramiento de su cartera. Ahora incluye la palabra «Heimat», que puede traducirse por hogar o nación y que el New York Times ha traducido alarmado como «patria». «Yo ya fundé un Museo de la Patria? digo un Ministerio de la Patria en Baviera», fue el lapsus con el que arrancó una carcajada en la sobrepoblada rueda de prensa y que relajó el tono de las preguntas sobre los cambios en la cartera, que no parece ir más allá de recuperar la palabra «Heimat» para los grandes partidos, en lugar de permitir que se la apropie la formación anti europea y anti extranjeros Alternativa para Alemania (AfD). Uno de sus presidentes, Alexander Gauland, convocaba a los medios apenas se presentaba el nuevo gobierno para hacer chanza de los nuevos ministros. «El único salvable es Jens Spahn», dijo al referirse al nuevo ministro de Sanidad, procedente del ala más a la derecha de la CDU, «y hay que decir que nos debe la cartera a nosotros». Ridiculizaba así que Merkel haya buscado un perfil muy a la derecha para incluirlo en su gobierno y hablaba abiertamente del daño que Spahn habría seguido haciendo a la canciller con sus críticas a la política de refugiados. «Podría pertenecer a nuestro partido por sus ideas, pero nosotros jamás lo habríamos encerrado en un Ministerio desde el que no puede hacer nada, le habríamos dado al mejor», dijo para aumentar la provocación. En las últimas horas, Spahn ha saltado la valla de Sanidad para meterse en jardines ajenos, haciendo declaraciones sobre asuntos sociales e inmigración, asegurando que «Hartz IV no significa pobreza», en referencia a las ayudas sociales de larga duración, lo que augura que, además de AfD, la gran coalición tendrá que lidiar con al menos un ministro díscolo. En la anterior legislatura fue Horst Seehofer, desde Baviera, la piedra en el zapato de Merkel. En esta que empieza ahora, fue neutralizado por su propio partido, la CSU, pero tampoco faltará en sus propias filas algún cilicio para la canciller alemana.
08-03-2018 | Fuente: abc.es
Uno de los detalles más coloristas del acuerdo de gran coalición que Merkel ha firmado con los socialdemócratas es el nuevo bautismo del Ministerio de Interior, que muy posiblemente ocupará el socialcristiano bávaro Horst Seehofer y que a partir de ahora se llamará Ministerio de Interior, Construcción y «Heimat». Heimat no significa exactamente patria, como ha traducido alarmado The New York Times, por lo que no responde a la realidad que Alemania vaya ahora a tener un nuevo «Ministerio de la Patria». El Ministerio ya estaba ahí y patria en alemán se dice más bien «Vaterland». Y aunque lo significase, no justificaría una alarma por un supuesto giro del gobierno alemán hacia la extrema derecha o hacia el nacionalismo, un terreno ajeno incluso a los más conservadores de la CDU de Merkel y en las antípodas de los ideales de sus socios socialdemócratas (SPD). «Heimat» significa más bien hogar. Forma parte de expresiones como «sentirse en casa», «dirección habitual«, «poeta de la zona» o «terruño». En el corazón de los alemanes evocaba pastel de manzana de la abuela y velas de Adviento hasta que adquirió su connotación negativa cuando Hitler vinculó el término a la idea de nación, pasando a formar parte también de expresiones como «certificado de nacionalidad», «apátrida» o «devoción por la tierra natal«. Por eso, desde la II Guerra Mundial, la palabra era esquivada por todos menos por quienes deseaban mostrar sus coqueteos con el nazismo. Sin embargo la palabra «Heimat» ha renacido recientemente en boca del partido antieuropeo y anti extranjeros Alternativa para Alemania (AfD), que la enarbola como clavo ardiente al que agarrarse en un país a su juicio invadido por extranjeros contraculturales. Y ese es el motivo por el que la gran coalición se ha servido ahora del término: no para girar a la derecha, como preocupa al New York Times, sino para dejar claro a AfD que no puede apropiarse de palabras que pertenecen legítimamente a todos y que despiertan sentimientos muy arraigados. El resto de los partidos ha decidido luchar contra AfD con sus propias armas lingüísticas. Merkel saludó recientemente la llegada de su sucesora al frente de la CDU, Annegrett Kramp-Karrenbauen, diciendo que «va a dar un gran impulso y a crear más Heimat en el partido». El diputado de Turingia Mike Mohring fue el primero en proponer un Ministerio del Heimat federal, para «responder a las preocupaciones de la gente en el Este y Oeste que sienten que se han quedado atrás». «Existe una gran necesidad de Heimat, de sentir que se pertenece a algo», diagnosticaba el cristianodemócrata Jens Spahn en su análisis de la situación política alemana el pasado Miércoles de Ceniza, «pero no por sentir esa necesidad de hogar hay que dirigir necesariamente el voto a AfD porque esos conceptos están muy presentes en el programa de otros partidos, como el nuestro». Los Verdes reivindican ahora reiteradamente el «Heimat» para defender la unión de los alemanes en contra de las políticas propuestas por el AfD y el parlamentario socialdemócrata Karamba Diaby, nacido en Senegal y de raza negra, defiende abiertamente el nuevo nombre del Ministerio ante los medios de comunicación, asegurando que el término promueve la «inclusión y la integración» y que para él, «Heimat» también conlleva las ideas de «sentirte bien donde estás, porque hay respeto, tolerancia y participación». El portavoz del actual Ministerio del Interior, Johannes Dimroth, no ha podido todavía especificar si el cambio de nombre conllevará cambios de competencias para esa cartera, aunque del texto del acuerdo de gran coalición no se desprende ninguna. Y lo cierto es que ya existen en Alemania dos Bundesländer con ministerios que contienen la palabra «Heimat» en su denominación. Uno es el Consejo Local de Construcción, Igualdad y del Heimat de Renania del Norte Westfalia y el otro es el Ministerio de Finanzas, Desarrollo Regional y del Heimat, de Baviera, cuyo cometido es incrementar con fondos públicos las oportunidades laborales y el desarrollo de infraestructuras en la región, la conexión de toda la región al internet, y la descentralización. También promueve la identidad regional, premiando a aquellas localidades que «preserven el arte, la cultura, las tradiciones y costumbre regionales». En Baviera, de donde proviene el futuro ministro Horst Seehofer, se publica anualmente un «Reporte del Heimat», una especie de informe sobre el estado de la región, y es en este territorio donde más urgente resulta cortar el vínculo que AfD ha establecido con las referencias al propio hogar como si se tratasen de una peculiaridad de su programa político, puesto que las próximas elecciones regionales serán decisivas para la consolidación de ese partido como segunda fuerza política alemana. En las redes sociales, el nuevo nombre del Ministerio ha sido motivo de chanza. «Nos obligarán a llevar Lederhose?». Se preguntaba uno de los twitts más repetidos, en referencia a los típicos pantalones cortos de peto de la Oktoberfest. Pero ni una sola crítica se ha escuchado desde las bancadas de la izquierda, al margen de estas breves expresiones virtuales. «¿Y por qué iban a criticarlo?«, se pregunta el escritor y editor de Cultura de Mitteldeutsche Zeitung Andreas Montag, «no logro entender qué tiene de malo o de sospechoso que la gente ame de todo corazón el país en el que vive, el paisaje con el que se sienten conectados. Por supuesto nada, siempre y cuando ese archivo adjunto no excluya al otro, como parece suceder entre los indignados ciudadanos de Pegida», dice en alusión al grupo «Patriotas alemanes contra la islamización de Occidente».
03-03-2018 | Fuente: abc.es
Putin se da un baño de masas a dos semanas de las elecciones en Rusia
Breve, pero con acompañamiento multitudinario, fue este sábado la presencia del presidente Vladímir Putin en el estadio moscovita de Luzhnikí, sede principal de la Copa Mundial de Fútbol Rusia-2018. Según el ministerio del Interior, acudieron 130.000 personas que respondieron «sí» en coro a todas las preguntas que les hizo Putin sobre el futuro «brillante» que le espera a Rusia. «¿Somos todos un equipo?», «da» (sí en ruso), contestó la multitud a Putin. «Queremos que nuestro país sea deslumbrante, que mire hacia adelante, hacia el futuro, que nosotros, nuestros hijos y nietos seamos felices, ¿lo haremos?». «Si lo hacemos, los próximos decenios, todo el siglo XXI, discurrirá bajo el signo de nuestras victorias más fulgurantes», prometió. «¿Lo haremos?», a lo que el público volvió a contestar abrumadoramente de forma afirmativa. Después, Putin dijo que en el mitin estaban presentes los miembros de la selección rusa de hockey sobre hielo, ganadora de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Invierno en PyeonChang (Corea del Sur), recordando que, como consecuencia de la sanción del COI, «nuestro equipo cantó el himno, pero no se escuchó la música». Así que, prosiguió, «hagámoslo ahora juntos con acompañamiento de la música de nuestro himno nacional, ¿lo hacemos?», llamamiento que obtuvo el mismo «sí» atronador. Lo entonaron el primer mandatario ruso, candidato favorito a las presidenciales del próximo 18 de marzo, las personas que le acompañaban en el podio (deportistas, actores, cineastas y artistas en general) y el resto de las personas que llenaba las gradas. Quedó muy bien porque no solamente Putin tenía micrófono, sino también varias estrellas de la canción, entre ellas Larisa Dólina, cuya voz resaltó y dio calidad a la interpretación. Luego, tras apenas diez minutos en el acto, el jefe del Kremlin se despidió y abandonó el recinto para dar paso a un concierto. La inmensa mayoría de los asistentes eran gente joven, que según noticias difundidas por algunos medios de comunicación rusos, fueron conminados en sus centros de enseñanza a acudir a Luzhnikí bajo la amenaza de «dificultades» en los exámenes si se negaban. El mitin tuvo lugar bajo el eslogan «por una Rusia fuerte» y, una vez Putin se marchó, a las actuaciones no se quedaron más de 40.000 personas. Estudiantes y funcionarios públicos Habitualmente, para lograr el lleno en los grandes eventos con participación del presidente o el primer ministro, Dmitri Medvédev, se utilizan trabajadores de organismos oficiales o personas traídas de zonas cercanas a Moscú, a los que se les paga el transporte y el bocadillo. Pero esta vez, para evitar fotos molestas de las colas de autobuses que después puedan ser utilizadas por la oposición para denunciar los métodos empleados para inflar la asistencia a los mítines, parece que han recurrido fundamentalmente a los estudiantes moscovitas y, según la radio Eco de Moscú, a funcionarios públicos. Con su aparición en actos oficiales, como el del pasado jueves en el belicoso discurso que pronunció ante las dos cámaras parlamentarias, Putin debe considerar que ya es suficiente. No está participando en debates y el mitin de este sábado ha sido el más breve de sus 18 años de vida política. Su seguridad en la victoria el 18 de marzo parece plena. El 23 de febrero de 2012, en la víspera de los comicios en los que fue elegido para el mandato que finaliza ahora, se esforzó mucho más durante la concentración en su apoyo, que también fue organizada en el estadio de Luzhnikí. Fue una diatriba más extensa, elaborada y emocional. La de este sábado, sin embargo, fue más patriotera y eso gusta en Rusia.
01-03-2018 | Fuente: abc.es
Irán detiene a 35 mujeres que intentaban asistir a un partido de fútbol
Las mujeres iraníes están comenzando a decir basta a las numerosas limitaciones y prohibiciones que les impone el líder supremo de su país, el ayatolá Jamenei. Si hace unos días una treintena de mujeres fueron detenidas por quitarse el hijab en la calle, en protesta por varias detenciones realizadas anteriormente por este mismo motivo, ahora se han vuelto a rebelar al intentar asistir a un partido de fútbol, algo que está prohibido, para las nacionales no así para las extranjeras, desde la revolucón iraní en 1979. Según la BBC, unas 35 mujeres resultaron este jueves detenidas por intentar asistir a un partido de fútbol, en el que se enfrentaban los equipos de Tekran Esteqlal y Persépolis. En el encuentro también estaban presentes el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, y el ministro iraní del Deporte, Masoud Soltanifar Families are around Vozara detention, they've been told if police want to release girls it will be around 8 pm? OpenStadiums (@openStadiums) 1 de marzo de 2018Un portavoz de la policía quiso quitar gravedad al asunto, asegurando que las mujeres habían sido retenidas temporalmente y que serían liberados después del partido. All the girls in Vozara detention got released, youngest one was 13 yo, Several activists, university students, a mother They got arrested on street near Azadi stadium, some of the girls in boy clothing who got caught up when they were passing body searching gate.? OpenStadiums (@openStadiums) 1 de marzo de 2018Según la agencia semioficial de noticias ISNA, el portavoz del Ministerio del Interior iraní, Seyyed Salman Samani, dijo que las fans del fútbol no fueron arrestadas, sino transferidas a un «lugar apropiado» por la policía. El gesto de acudir al partido no fue espontáneo, ya que fue alimentado en las jornadas precedentes por llamamientos en las redes sociales para que las mujeres protestaran hoy contra la prohibición fuera del estadio Azadi. Acabar con un tabú La activista por los derechos de las mujeres Masih Alinejad pidió el miércoles a las mujeres que asistieran al partido del jueves .«El presidente de la FIFA estará en el estadio mañana (1 de marzo)», escribió. «Desearía que las mujeres se reunieran fuera del estadio para pedirles a los hombres que no entren sin ellas». Otro usuario, indica la BBC, dijo que era un «derecho básico» para las mujeres acudir a los estadios junto a los hombres, y subrayó que este partido de fútbol era «la mejor oportunidad para romper un tabú de 35 años». Azadi significa estadio de «libertad» en persa, una hipocresía, en opinión de un usuario de Twitter, al nombrar con esa palabra «un estadio pero prohibir la entrada de la mitad de la población».
28-02-2018 | Fuente: elpais.com
El Gobierno alemán reconoce un ciberataque contra su red informática
El Ministerio del Interior asegura que se trató de un ataque "aislado" que ya ha sido controlado
28-02-2018 | Fuente: elpais.com
500 millones para la equiparación salarial de los policías
El Ministerio del Interior y los sindicatos llegan a un principio de acuerdo tras excluir la subida de la Función Pública del presupuesto para la igualdad salarial
27-02-2018 | Fuente: abc.es
«Desastre nacional» en Nigeria: Boko Haram vuelve a secuestrar a 110 niñas
El Gobierno nigeriano ha confirmado que 110 niñas siguen desaparecidas después de que presuntos militantes de Boko Haram atacasen su escuela en el noreste del país la semana pasada. Se trata del secuestro más grande desde que Boko Haram raptara a 276 niñas de su escuela en Chibok hace ya casi cuatro años. Varios hombres armados, supuestamente militantes de Boko Haram, aparecieron con camiones en la pequeña ciudad en el estado nororiental de Yobe el lunes 19 de febrero. Testigos dicen que los terroristas pidieron a los vecinos cómo llegar al Colegio Técnico de Ciencia de Niñas y poco después lo atacaron, secuestrando a muchas de las estudiantes. El ejército nigeriano ha desplegado varios aviones de combate y helicópteros para intentar localizar a las docenas de jóvenes que, según el Ministerio del Interior, siguen en paradero desconocido. Como ya ocurrió en el caso de la escuela en Chibok ? que se encuentra a unos 275 kilómetros de Dapchi - el gobierno de Nigeria aún no ha publicado una lista oficial con los nombres de las desaparecidas y las diferentes agencias federales parecen estar publicando información contradictoria sobre el número de niñas y de militantes implicados en el ataque. El Presidente Muhammadu Buhari ha declarado el secuestro «un desastre nacional», y ha dicho que el país «está con las familias de las víctimas». Pero la tragedia ha atizado una nueva ola de debate sobre la eficacia de las fuerzas de seguridad en acabar con el grupo terrorista. Muchos nigerianos están utilizando las redes sociales para critican al presidente y a varios generales del ejército por declarar, recientemente, que Boko Haram estaba derrotado, cuando aún es capaz de organizar secuestros de tal envergadura. Ya hace nueve años que el grupo islamista se alzó en armas contra el gobierno central en Nigeria con la intención de crear su propio estado bajo la más estricta ley islámica. Desde entonces, más de 20,000 personas han muerto y 2,6 millones han debido huir de sus hogares debido a la violencia. Las escuelas públicas son un blanco común de sus ataques porque el nombre «Boko Haram» se traduce como «la educación occidental es pecado».
26-02-2018 | Fuente: abc.es
Estas son las últimas víctimas de la represión en Cuba
El régimen cubano sigue utilizando las detenciones arbitrarias, los despidos de funcionarios y el hostigamiento a «cuentapropistas» (incipiente sector privado) para silenciar las críticas. Así comienza Amnistía Internacional (AI) su informe sobre Cuba 2017/2018, divulgado la semana pasada, en un momento en que el país se encuentra en vísperas de un supuesto relevo generacional después de casi seis décadas de los hermanos Castro al frente de la dictadura. Aunque hay pocas novedades sobre las tácticas represivas del castrismo, el documento hace hincapié en la censura en internet, donde «se impusieron restricciones indebidas al acceso a la información y la libertad de expresión», en perjuicio de avances en materia educativa. La ONG destaca que «un gran número de activistas, tanto políticos como en favor de los derechos humanos, continuaban siendo objeto de hostigamiento, intimidación y detención arbitraria». El año pasado, la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (Ccdhrn) registró al menos 5.155 arrestos de opositores. Las Damas de Blanco, la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) o el «think-tank» Centro de Estudios Convivencia son algunos de los grupos más acosados por la Seguridad del Estado. En Cuba existen alrededor de un centenar de presos políticos, según la Ccdhrn. Amnistía recalca que en 2017 las autoridades cubanas «continuaban presentando cargos falsos por delitos comunes para hostigar y detener a representantes de la oposición política, lo cual significaba que había probablemente muchos más presos de conciencia que los documentados». Eduardo Cardet Eduardo Cardet - Juan Piedra Uno de estos presos condenados por delitos comunes es el líder del opositor Movimiento Cristiano Liberación (MCL), fundado por el desaparecido Oswaldo Payá. Eduardo Cardet Concepción fue detenido el 30 de noviembre de 2016, cinco días después de la muerte del dictador, acusado del supuesto delito común de «atentado a la autoridad», por el que fue condenado a tres años de cárcel. A pesar de que el delito «fabricado» está tipificado en el Código Penal cubano, Cardet está encarcelado en la prisión de máxima severidad de «Cuba sí» desde el pasado 19 de diciembre y agentes de la Seguridad del Estado se ocupan personalmente de su caso, explica Carlos Payá, responsable del MCL en España. El pasado jueves, la esposa del médico opositor, Yaimaris Vecino, intentó sin éxito que la Dirección de Establecimientos Penitenciarios del Ministerio del Interior (Minint) rebajase la severidad carcelaria «por el tiempo transcurrido (más de un año), ser un preso primario y por no haber causado problemas». Tras la negativa del Minint, «deberán transcurrir otros seis meses para que se pueda solicitar un cambio de medidas», cuando ya le corresponde la libertad condicional. «Una vez más, el régimen incumple sus propias leyes», asevera Payá. Cardet tiene asma y ha recibido golpes tanto durante su arresto como por parte de otros reclusos, que le «clavaron objetos punzantes en el abdomen que casi le causan la muerte». La semana pasada, la Unión Demócrata Internacional y la Internacional Demócrata de Centro exigieron la «inmediata liberación» del prisionero de conciencia. El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, el Partido Popular y Ciudadanos están pendientes de este caso. Damas de Blanco Berta Soler, líder de este grupo formado en su origen por las mujeres de los presos políticos de la Primavera Negra de 2003, explica a ABC que desde hace 136 domingos -cuando Barack Obama viajó a la isla- el régimen les impide asistir juntas a misa en la iglesia de Santa Rita y marchar de forma pacífica por la Quinta Avenida de La Habana. Es su forma de reclamar respeto a los derechos humanos en la capital y otras ciudades del país. Casi todos los domingos, Soler y otras activistas de su grupo acaban detenidas «durante 24 horas o más». En muchas ocasiones son golpeadas por agentes. Comisión Cubana de Derechos Humanos En las últimas semanas, la policía política amenaza a Dulce Amanda Durán Dalmau, activista de la Ccdhrn encargada de investigar y recabar información, para que deje su trabajo si no quiere terminar en la cárcel. Así lo denuncia Elizardo Sánchez, portavoz de este grupo que desde hace años realiza informes mensuales sobre la represión en la isla. Danilo Maldonado y Yulier Pérez El grafitero y activista de derechos humanos Danilo Maldonado, conocido como «El Sexto», fue liberado de una prisión de máxima severidad en enero de 2017, después de su arresto en noviembre de 2016 por escribir las palabras «Se Fue» en el muro de una calle de La Habana tras anunciarse la muerte de Fidel Castro. Yulier Pérez, otro grafitero conocido por pintar sobre las ruinas de la capital, fue detenido «tras meses de intimidación y acoso por expresarse libremente a través de su arte», apunta AI. Jorge Cervantes El coordinador de Unpacu en Las Tunas estuvo detenido entre mayo y agosto del año pasado. Unas semanas antes del arresto, el disidente cubano había divulgado en YouTube el vídeo «Horrores en la cárcel» -en el que entrevistaba a un hombre que presuntamente sufrió malos tratos en una cárcel cubana- y otros vídeos en el que denunciaba la presunta corrupción de cargos públicos. Familia Leyva Una familia de cuatro defensores de los derechos humanos (los hermanos Fidel Batista, Anairis y Adairis Leyva, y su madre Maidolys) fue detenida el 27 de noviembre de 2016 en Holguín (sureste de la isla) por «presuntamente salir de su casa durante el periodo de luto oficial por la muerte de Fidel Castro». Fidel Batista y sus hermanas gemelas fueron condenados a un año de prisión por «difamación de las instituciones, organizaciones y héroes y mártires de la República de Cuba», y «desórdenes públicos». Su madre fue sentenciada a arresto domiciliario. El pasado 2 de abril, después de una larga huelga de hambre, los tres hermanos quedaron en libertad condicional. Pero la intimidación de las autoridades contra ellos no ha cesado.
26-02-2018 | Fuente: abc.es
Estas son las últimas víctimas de la represión que se vive en Cuba
El régimen cubano sigue utilizando las detenciones arbitrarias, los despidos de funcionarios y el hostigamiento a «cuentapropistas» (incipiente sector privado) para silenciar las críticas. Así comienza Amnistía Internacional (AI) su informe sobre Cuba 2017/2018, divulgado la semana pasada, en un momento en que el país se encuentra en vísperas de un supuesto relevo generacional después de casi seis décadas de los hermanos Castro al frente de la dictadura. Aunque hay pocas novedades sobre las tácticas represivas del castrismo, el documento hace hincapié en la censura en internet, donde «se impusieron restricciones indebidas al acceso a la información y la libertad de expresión», en perjuicio de avances en materia educativa. La ONG destaca que «un gran número de activistas, tanto políticos como en favor de los derechos humanos, continuaban siendo objeto de hostigamiento, intimidación y detención arbitraria». El año pasado, la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (Ccdhrn) registró al menos 5.155 arrestos de opositores. Las Damas de Blanco, la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) o el «think-tank» Centro de Estudios Convivencia son algunos de los grupos más acosados por la Seguridad del Estado. En Cuba existen alrededor de un centenar de presos políticos, según la Ccdhrn. Amnistía recalca que en 2017 las autoridades cubanas «continuaban presentando cargos falsos por delitos comunes para hostigar y detener a representantes de la oposición política, lo cual significaba que había probablemente muchos más presos de conciencia que los documentados». Eduardo Cardet Eduardo Cardet - Juan Piedra Uno de estos presos condenados por delitos comunes es el líder del opositor Movimiento Cristiano Liberación (MCL), fundado por el desaparecido Oswaldo Payá. Eduardo Cardet Concepción fue detenido el 30 de noviembre de 2016, cinco días después de la muerte del dictador, acusado del supuesto delito común de «atentado a la autoridad», por el que fue condenado a tres años de cárcel. A pesar de que el delito «fabricado» está tipificado en el Código Penal cubano, Cardet está encarcelado en la prisión de máxima severidad de «Cuba sí» desde el pasado 19 de diciembre y agentes de la Seguridad del Estado se ocupan personalmente de su caso, explica Carlos Payá, responsable del MCL en España. El pasado jueves, la esposa del médico opositor, Yaimaris Vecino, intentó sin éxito que la Dirección de Establecimientos Penitenciarios del Ministerio del Interior (Minint) rebajase la severidad carcelaria «por el tiempo transcurrido (más de un año), ser un preso primario y por no haber causado problemas». Tras la negativa del Minint, «deberán transcurrir otros seis meses para que se pueda solicitar un cambio de medidas», cuando ya le corresponde la libertad condicional. «Una vez más, el régimen incumple sus propias leyes», asevera Payá. Cardet tiene asma y ha recibido golpes tanto durante su arresto como por parte de otros reclusos, que le «clavaron objetos punzantes en el abdomen que casi le causan la muerte». La semana pasada, la Unión Demócrata Internacional y la Internacional Demócrata de Centro exigieron la «inmediata liberación» del prisionero de conciencia. El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, el Partido Popular y Ciudadanos están pendientes de este caso. Damas de Blanco Berta Soler, líder de este grupo formado en su origen por las mujeres de los presos políticos de la Primavera Negra de 2003, explica a ABC que desde hace 136 domingos -cuando Barack Obama viajó a la isla- el régimen les impide asistir juntas a misa en la iglesia de Santa Rita y marchar de forma pacífica por la Quinta Avenida de La Habana. Es su forma de reclamar respeto a los derechos humanos en la capital y otras ciudades del país. Casi todos los domingos, Soler y otras activistas de su grupo acaban detenidas «durante 24 horas o más». En muchas ocasiones son golpeadas por agentes. Comisión Cubana de Derechos Humanos En las últimas semanas, la policía política amenaza a Dulce Amanda Durán Dalmau, activista de la Ccdhrn encargada de investigar y recabar información, para que deje su trabajo si no quiere terminar en la cárcel. Así lo denuncia Elizardo Sánchez, portavoz de este grupo que desde hace años realiza informes mensuales sobre la represión en la isla. Danilo Maldonado y Yulier Pérez El grafitero y activista de derechos humanos Danilo Maldonado, conocido como «El Sexto», fue liberado de una prisión de máxima severidad en enero de 2017, después de su arresto en noviembre de 2016 por escribir las palabras «Se Fue» en el muro de una calle de La Habana tras anunciarse la muerte de Fidel Castro. Yulier Pérez, otro grafitero conocido por pintar sobre las ruinas de la capital, fue detenido «tras meses de intimidación y acoso por expresarse libremente a través de su arte», apunta AI. Jorge Cervantes El coordinador de Unpacu en Las Tunas estuvo detenido entre mayo y agosto del año pasado. Unas semanas antes del arresto, el disidente cubano había divulgado en YouTube el vídeo «Horrores en la cárcel» -en el que entrevistaba a un hombre que presuntamente sufrió malos tratos en una cárcel cubana- y otros vídeos en el que denunciaba la presunta corrupción de cargos públicos. Familia Leyva Una familia de cuatro defensores de los derechos humanos (los hermanos Fidel Batista, Anairis y Adairis Leyva, y su madre Maidolys) fue detenida el 27 de noviembre de 2016 en Holguín (sureste de la isla) por «presuntamente salir de su casa durante el periodo de luto oficial por la muerte de Fidel Castro». Fidel Batista y sus hermanas gemelas fueron condenados a un año de prisión por «difamación de las instituciones, organizaciones y héroes y mártires de la República de Cuba», y «desórdenes públicos». Su madre fue sentenciada a arresto domiciliario. El pasado 2 de abril, después de una larga huelga de hambre, los tres hermanos quedaron en libertad condicional. Pero la intimidación de las autoridades contra ellos no ha cesado.
...
6
...