Infortelecom

Noticias de ministerio del interior

07-06-2017 | Fuente: abc.es
La tardanza de Londres aumenta la angustia de la familia de Ignacio Echeverría
Se prolonga la angustia de la familia de Ignacio Echeverría para saber si el héroe español del último atentado yihadista de Londres está vivo o muerto. Tres días después de la matanza, las autoridades británicas pidieron este martes por la tarde a sus padres y al Ministerio de Asuntos Exteriores español un plazo de «24 o 48 horas más» para informar sobre su verdadera situación. Hacia las ocho de la tarde, su hermano Joaquín publicó en Facebook que «seguimos sin noticias de Ignacio Echeverría. Las autoridades británicas nos piden 24 o 48 horas más para darnos información». Fuentes de Exteriores señalaron a ABC que «igual tenemos que esperar hasta el jueves (por mañana)». La Policía británica informó en un comunicado que la «identificación formal» de las siete víctimas mortales del ataque ocurrirá «durante los próximos días». Scotland Yard no ofreció detalles sobre la situación de las cinco personas que, según medios británicos, seguían desaparecidas este martes. Entre ellas este español, vecino de Las Rozas hasta que se trasladó a Londres por motivos de trabajo en 2016. Echeverría, ferrolano de 39 años, permanece desaparecido desde el sábado, cuando pasadas las diez de la noche un nuevo atentado yihadista causó siete muertos y 48 heridos en una zona de bares y restaurantes junto al Puente de Londres. El ciudadano español, empleado del banco británico HSBC, golpeó con su monopatín a uno de los terroristas mientras éste acuchillaba a una mujer. Vuelo cancelado Sus padres, Ana y Joaquín Echeverría, aterrizaron en Londres el martes por la tarde procedentes de Madrid, donde han pasado días de enorme incertidumbre. Allí les esperaban funcionarios del Ministerio del Interior británico, según fuentes familiares. Para mayor desesperación, el vuelo que tenían previsto a las 12:00 del mediodía fue cancelado y no pudieron volar hasta las 15:00 horas. Dos de sus hermanas y sus amigos han recorrido estos días los hospitales londinenses en su busca. Las autoridades españolas insistieron al Gobierno británico en que acelerase «al máximo» los trámites de identificación. El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, indicó el martes que su homólogo británico, Boris Johnson, le había prometido «adelantar los trámites» para identificar a las víctimas. Su hermano Joaquín ha agradecido, también a través de las redes sociales, el trato dispensado a la familia en «estos horribles momentos» por la Embajada y el Consulado de España en Londres, así como por los ministros de Exteriores y de Interior, José Ignacio Zoido, entre otras personas. La heroicidad de Ignacio ha sido ampliamente resaltada por ciudadanos y autoridades en los medios de comunicación y las redes sociales. La BBC le ha llamado «El héroe español del monopatín». Ignacio Echeverría había pasado la tarde en un parque con unos amigos disfrutando de una de sus pasiones: el «skateboard». Cuando regresaban en bicicleta por el Puente de Londres vieron cómo un hombre apuñalaba a una mujer. Lo que en principio les pareció una pelea se convirtió a sus ojos, en cuestión de segundos, en una matanza terrorista. Ignacio no se lo pensó dos veces, tiró la bicicleta, «cogió su monopatín y golpeó al terrorista en la cabeza, que se revolvió contra él y le dio una puñalada que le dejó tumbado en el suelo», según el relato a ABC de su prima Alejandra Hornedo. Uno de los amigos que presenciaban la escena «observó cómo el terrorista luego le miraba a él, por lo que cogió su bicicleta y huyó aterrorizado. La última vez que vio a Ignacio estaba tendido en el suelo, no sabe si después le dieron más cuchilladas». Así se lo explicó él mismo a la familia. «Es una persona alegre, siempre sonriente y dispuesto a hacer un favor»Ignacio Echeverría nació en Ferrol porque su padre, un ingeniero de Asturias, trabajaba entonces en la central térmica de Endesa de As Pontes. En la localidad coruñesa, donde se le recuerda como un apasionado del monopatín, el béisbol y el surf, fue al colegio A Magdalena. Después estudió Derecho en la Universidad Complutense e hizo un máster en la Sorbona. Está soltero y desde 2016 trabaja como analista en HSBC, el banco británico que puso un detective a disposición de la familia para ayudar en la búsqueda. Ignacio se dedica a la lucha contra el blanqueo de capitales. Uno de sus amigos agregó que precisamente es un experto en «saber qué países son colaboradores del terrorismo». Su hermano Joaquín condenó con contundencia el atentado del pasado 22 de marzo en Londres en las redes sociales. El ferrolano es el cuarto de cinco hermanos, que residen en distintas partes del mundo: Madrid, Londres, París y Santo Domingo. Su madre, Ana, es abogada, como él. Alejandra Hornedo, su prima de 32 años, los describe como una «familia unida, de buenas personas». En concreto, considera a su compañero de juegos en los veranos de Comillas (Cantabria) como «el primo más bueno y más educado, siempre dispuesto a ayudar a la abuela y a los demás». Le recuerda también como una persona «alegre, siempre sonriente y dispuesto a hacer un favor». De pequeño -añade- iba siempre con su monopatín a todas partes, a la playa, a tomar un helado.. @Number10gov families of the victims of LB attacks feel mistreated by lack of information leading to unnecessary agony. 63 hrs still no news? Fernando Vergara (@fernanvergara) 6 de junio de 2017La lentitud de las autoridades británicas en la identificación de las víctimas ha exasperado a su entorno. Su cuñado, Fernando Vergara, que también reside en Londres, mostró su malestar en un mensaje en Twitter dirigido al Número 10 de Downing Street: «Las familias de las víctimas de los ataques del London Bridge se sienten maltratadas por la falta de información, que lleva a la agonía innecesaria. 63 horas y todavía no hay noticias». A pesar de los malos presagios, los padres del héroe español en el último atentado yihadista de Londres se aferraban a un hilo de esperanza. El lunes Joaquín estaba convencido de que «Ignacio va a ser uno de los heridos y lo va a acabar contando». Ana, por su lado, les animaba diciendo que «faltaban dos muertos y ocho heridos por identificar». Las autoridades británicas tienen ahora la palabra.
06-06-2017 | Fuente: abc.es
El héroe español que se enfrentó a los terroristas con un monopatín
La última vez que sus dos amigos vieron a Ignacio Echeverría, ferrolense de 39 años, estaba tendido en el suelo cerca del Puente de Londres y el mercado de Borough. Acababan de patinar en un parque cercano cuando presenciaron cómo un yihadista apuñalaba a una mujer y luego a un policía. Primero pensaron que era una pelea, pero en unos segundos vieron la carnicería. Echeverría, que trabaja en la City desde 2016, no se lo pensó dos veces, tiró su bicicleta y se enzarzó con el terrorista con su única arma: un monopatín, según explicó un familiar a ABC el domingo por la noche. Veinticuatro horas después, y a pesar de la intensa búsqueda de familiares y autoridades, seguían sin conocer su paradero. Políticos y ciudadanos corrientes no han dejado de ensalzar la heroicidad del ciudadano español. Alfonso Dastis pidió a Boris Johnson que aceleren «al máximo» la identificaciónEl Gobierno, la embajada y el consulado estuvieron este lunes en permanente contacto con las autoridades británicas y la familia en Londres y Madrid. Al final de la tarde, el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, conversó con su homólogo británico, Boris Johnson, para pedirle que acelerasen «al máximo» los trámites de identificación de las víctimas, para «no añadir» más angustia a las familias. Poco antes, a la salida de una comisión del Senado, Dastis había asegurado que «no hay novedades, estamos pendientes de que las autoridades británicas nos den información, sabemos que hay alguno de los fallecidos no identificados y no queremos descartar nada». El ministro confió en tener información fidedigna «pronto» y añadió que «estamos acuciando a las autoridades británicas porque, francamente, esto es una cosa que no se puede prolongar mucho tiempo». Siete muertos, 48 heridos, 18 en estado crítico, es el balance de la última barbarie terrorista en Londres. De momento solo están identificadas tres víctimas mortales: una ciudadana canadiense, un británico y un francés. Las autoridades británicas solicitaron este lunes las huellas dactilares del español desaparecido al Ministerio del Interior para poder identificarlo, según reveló su padre, Joaquín Echeverría, a varias emisoras de radio. Al parecer, salió a hacer deporte sin documentos. Su hermana Isabel, también residente en Londres, hizo un recorrido por los hospitales durante la noche, acompañada por los amigos del ferrolense. Varios centros permanecían acordonados. Sus padres tenían previsto trasladarse este martes a la capital británica. Es experto en la lucha contra el blanqueo de dinero Zoido pidió calma a la familia y señaló que Ignacio «puede estar» entre los 48 heridos que todavía están «sedados» tras ser intervenidos en algún hospital londinense. El ministro enfatizó también las «condiciones humanas» del valiente abogado español, experto en la lucha contra el blanqueo de dinero que trabaja en el banco británico HSBC. «Golpeó al asesino con un monopatín mientras los otros dos terroristas le agredían por detrás, y quedó tendido en el suelo. ¡Qué coraje!», apuntó un familiar. Uno de sus amigos dijo también que «es experto en saber qué países son colaboradores del terrorismo». Nacido en Ferrol, vivió en As Pontes (La Coruña) hasta que comenzó sus estudios universitarios. Durante un tiempo también residió en París, donde hizo un máster en la Sorbona, relataron familiares a este diario. Antes de trasladarse a Londres en 2016 vivía en la localidad madrileña de Las Rozas. Ignacio Echeverría tiene cuatro hermanos, que residen en distintos puntos del mundo, como París, Santo Domingo o Madrid. También varios sobrinos. En verano se reúnen en Comillas (Cantabria). El Ayuntamiento de As Pontes afirmó este lunes que su padre, que es ingeniero, trabajó durante muchos años en Endesa. Su enorme familia no ha descansado estas horas: además de conversar con los medios de comunicación han publicado en las redes sociales su descripción física y atuendo en el momento de la desaparición. El banco británico en el que trabaja puso este lunes un detective a disposición de la familia para ayudar a sus hermanas a «moverse en las esferas» a las que se debe acudir en estas circunstancias. Su padre destacó que es una «atención profesional» que además supone «un consuelo muy grande». Estudiante hospitalizado Otro español que se vio afectado por la matanza es Alejandro Martínez, un estudiante de máster que está hospitalizado en Londres pero deseando curarse de sus heridas para poder examinarse. Juan Ignacio Zoido explicó que «tiene lesiones en una muñeca, el tórax y una mano, aunque no revisten gravedad».
05-06-2017 | Fuente: elpais.com
Corbyn pide la dimisión de May por los recortes en seguridad
El candidato laborista acusa a la primera ministra de haber prescindido de 20.000 agentes durante sus seis años al frente del Ministerio del Interior
03-06-2017 | Fuente: abc.es
Detenido uno de los cinco jefes mafiosos más peligrosos de Italia tras 23 años a la fuga
Es una escena que avergüenza al país: Giuseppe Giorgi, jefe de la ?ndrangheta (mafia calabresa), en fuga desde hace 23 años, recibe el homenaje de sus vecinos, algunos incluso le besan la mano, tras ser detenido por la policía en el búnker de San Luca, pueblo de 4.000 habitantes en la provincia de Reggio Calabria. Giuseppe Giorgi, de 56 años, estaba considerado por el Ministerio del Interior como uno de los cinco criminales más peligrosos de Italia. Su escondite, situado detrás de la cocina, lo tenía en el mismo edificio donde vive toda su familia, desde el que gestionaba todos los asuntos ilegales de su poderoso clan. Las imágenes de su detención han dejado boquiabiertos a los italianos por el homenaje que el mafioso recibe de los vecinos de su pueblo, delante de las fuerzas del orden público. Los carabineros, que generalmente colocan de inmediato las esposas a un detenido, en este caso asisten impasibles al homenaje. Después del arresto, Giuseppe Giorgi sale de su casa sonriente, tratado por sus vecinos como una «autoridad»: Lo saludan e incluso algunos le besan la mano. Tal homenaje y reconocimiento del «prestigio» del boss de la ?ndrangheta, en el lenguaje de la mafia significa que, si bien ha perdido una batalla con su detención, no está derrotado y que en su pueblo, San Luca, será considerado siempre como un jefe digno de honor y respeto. Un escandaloso homenaje al boss Lo que produce escándalo, viendo las imágenes recogidas en video por la RAI, es que tal homenaje se realice delante de numerosos carabineros. Dada la peligrosidad del personaje, alrededor de su casa se congregaron durante la noche centenares de carabineros. La operación se puso en marcha cuando se tuvo noticia de que el jefe mafioso acudiría a su casa, situada en un edificio de varios pisos ocupados por su familia, en el corazón de San Luca, un pueblo en el que impera la venganza de los clanes mafiosos y la omertá (la ley del silencio). De ahí que los carabineros actuaran con la máxima discreción para no ser descubiertos. La irrupción policial en la casa del jefe mafioso se realizó a las 3 de la madrugada, con el edificio rodeado de carabineros y bloqueadas las calles circundantes. Con un plano en mano, los carabineros tuvieron que controlar durante seis horas todos los rincones del edificio, incluidos los muros. En uno de los escondites, tras una pared, encontraron 157.000 euros, divididos ordenadamente en diversos paquetes plastificados. «Una madriguera impensable» Solo la certeza de que el boss se encontraba en el edificio, permitió a los carabineros llegar hasta su búnker, un lugar de muy reducidas dimensiones en el que apenas lograba estar en pie. El coronel Franzese que coordinó la operación describió así el escondite: «Giorgi estaba prácticamente emparedado. Su madriguera era incómoda casi impensable, pensada para salvarse de un asalto rápido, pero no para una permanencia larga. Esta vez no le ha permitido salvarse de la detención». Escoltado por los carabineros, el jefe mafioso fue saludado calurosamente por los vecinos, algunos de los cuales lograron acercarse para estrecharle la mano o besarla. Giorgi demostró así el poder que tenía como jefe de un clan, lo que explica el que se haya mantenido en fuga durante 23 años, según subraya el fiscal jefe de Reggio Calabria, Federico Cafiero: «Como todo jefe mafioso, Giorgi no se ha alejado de su zona, porque marcharse significa perder el poder y ninguno se lo puede permitir». Ese poder de los jefes mafiosos se basa en la ley de silencio que se extiende en las regiones controladas por las mafias. Intolerable el ritual de homenaje Giuseppe Giorgi, conocido como «U capra», se enfrenta ahora a una condena de 28 años y nueve meses por asociación mafiosa dedicada al tráfico internacional de drogas y a otros delitos. Su detención supone un éxito para las fuerzas del orden, aunque diversos medios lamentan que los carabineros permitieran el homenaje tras su arresto. Semejante ritual se ha dado ya en otros arrestos de camorristas en Nápoles. Se lamenta a menudo en Italia que en algunos territorios no se perciba la presencia del Estado. Por eso se considera que en detenciones como la de Giorgi U Capra se debería impedir el ritual de homenaje no solo para reflejar la presencia del Estado, sino también para demostrar que las fuerzas del orden terminan siempre por imponerse y derrotar a la criminalidad organizada.
31-05-2017 | Fuente: abc.es
Liberado sin cargos el sirio acusado de planear un atentado en Berlín
Las autoridades alemanas han dejado en libertad sin cargos al sirio que fue detenido el martes y acusado de preparar un atentado suicida en Berlín, ya que no se han encontrado pruebas que avalen estas sospechas, ha informado este miércoles un portavoz de la Fiscalía de Potsdam. El joven sirio, de 17 años, fue detenido en un centro de refugiados situado en el distrito de Uckermark, unos 80 kilómetros al norte de la capital alemana. Los investigadores sospechaban que el detenido quería inmolarse, entre otras razones porque el menor supuestamente había enviado un mensaje de despedida a su familia. Sin embargo, según fuentes consultadas por la agencia DPA, dicho mensaje se tradujo de manera errónea. De esta forma, el Ministerio del Interior ha descartado que exista riesgo inminente de atentado, a pesar de que las autoridades continúan en estado de vigilancia permanente.
31-05-2017 | Fuente: abc.es
Boda póstuma del policía muerto en los Campos Elíseos con su pareja
Étienne Cardiles, diplomático, ha contraído matrimonio póstumo con Xavier Jugelé, el policía asesinado por un yihadista criminal el 20 de abril pasado en los Campos Elíseos. Cardiles y Jugelé habían contraído hace años un Pacto civil de solidaridad (PACS) para dar a su pareja de hecho un carácter oficial. Vivieron felices en su estatuto de pareja de hecho, muy alejados de cualquier tipo de publicidad oficiosa en sus respectivos trabajos, en el Quai d?Orsay y en el ministerio del Interior. Cuando Jugelé fue asesinado, tres días antes de la primera vuelta de la reciente elección presidencial, Cardiles decidió rendir a su pareja un homenaje íntimo, en la ceremonia de homenaje nacional, presidida, en su día, por el presidente François Hollande, declarando: «Preservemos la paz de nuestro amor. Nuestro amor vivirá siempre». Semanas más tarde, Cardiles decidió confirmar de manera solemne esa historia de amor, pidiendo la celebración de su matrimonio póstumo, con su compañero muerto. La ceremonia se celebró a última hora de la mañana de este miércoles en la alcaldía del distrito XIV de París, en presencia del expresidente Hollande y la alcaldesa de la capital, Anne Hidalgo. «Sufro sin odio», declaró Cardiles ante el ataúd de su compañero muerto. «Nuestro amor, ha declarado este miércoles, merecía ser consagrado con el matrimonio. Te amé y te sigo amando. Vivirás siempre en mi corazón». Amén.
28-05-2017 | Fuente: abc.es
El terrorista de «pocas luces» al que nadie supo parar
El pasado lunes a las diez de la noche, Salman Abedi, hijo de refugiados libios y nacido en el hospital Withington de Mánchester hace 22 años, telefoneó a Trípoli a su hermano menor, Hashem, de 20. Era su despedida. Hashem, que ahora permanece detenido en Libia por sus conexiones con Daesh, conocía el plan letal de su hermano, aunque no sabía cuándo ni dónde desencadenaría la matanza. Hablaron unos quince minutos y Hashem le pasó la llamada a Samia Tabbal, de 50 años, la piadosa madre de ambos. «Perdóname», le dijo el terrorista desde Mánchester a modo de adiós. Salman se encontraba en un apartamento pequeño y de sencilla decoración moderna, un tercero de Graby House, un edificio de aire victoriano de ladrillo rojo, cercano a la estación Picadilly de Mánchester, una de las de más trasiego de Inglaterra. Lo había alquilado el miércoles 17 de mayo, cuando llegó a Mánchester procedente de Trípoli, tras hacer escala en Estambul y también en Düsseldorf, sabedor de que los pasajeros de los vuelos directos desde Turquía son chequeados por las fuerzas antiterroristas. Alquiló el apartamento para cinco días a través de una web, a 70 libras jornada. Tras despedirse de su madre y hermano, introdujo una bomba casera de gran potencia en una mochila azul clara, que había comprado dos días antes en un enorme centro comercial acristalado de Mánchester, el Arndale. V estido de negro y con capucha, caminó veinte minutos hasta el Manchester Arena, con aforo para 21.000 espectadores, abarrotado por el concierto de Ariana Grande, de 23 años, cantante de Florida de voz prodigiosa, un ídolo para las adolescentes. Dejó su mochila en el suelo Salman, delgado, con barba, de dientes prominentes muy blancos y mirada algo bovina, dejó su mochila en el suelo y la hizo estallar. Eran las diez y media de la noche. La explosión en el vestíbulo del Manchester Arena que conduce a la cercana estación de Victoria resultó brutal. El propio torso del suicida, despedazado, voló unos metros. Cuando se despejó el humo de la deflagración se hizo patente el horror: 22 muertos, entre ellos una niña de ocho años, tres de catorce y dos de quince; también 116 heridos. Cuerpos mutilados. Gente desesperada buscando a sus allegados entre la devastación. Y rasgos de heroísmo, como el de dos baqueteados homeless que se aprestaron a socorrer a niñas heridas. Hace diez años, Salman Abedi era un niño aficionado al críquet y forofo del Manchester United, «un chico tranquilo». ¿Cómo se convirtió aquel pequeño inglés en un asesino nihilista capaz de matar a sus vecinos adolescentes? Su historia empieza a ser demasiado habitual. Entorno familiar islamista y mala integración, a caballo entre dos culturas, la de sus padres y la de su país. Un pasado de pandillero, que súbitamente da paso al rigorismo mahometano y luego al terrorismo. A los 16 años empezó a torcerse. Trabado en sus estudios, hizo un curso para chicos rezagados en el Trafford College. «Era lento, sin educación y pasivo», resume el director. «Hay niños de once años con mejor nivel en matemáticas e inglés que el suyo. No era inteligente. Parecía pacífico, pero veías que otros podían utilizarlo». Sus condiscípulos están de acuerdo: «No era muy listo. Era un poco lento». Recuerdan que podía resultar «muy gracioso» con sus bromas en clase y que tenía «una extraña voz chillona». Lo expulsaban constantemente y poseía carácter irascible, «saltaba a la mínima». Pese a ser un pésimo alumno, llegó a matricularse en la Universidad de Salford para un grado de Empresariales. Según el «Telegraph», recibió un préstamo para estudiantes de 7.000 libras (8.000 euros) en 2015 y otro en 2016 del mismo importe, a pesar de que ya había plantado la carrera. Puede darse el sarcasmo de que la ayuda social le sirviese para costear el atentado, pues jamás tuvo un empleo. Al final de su adolescencia, Salman salía con pandillas somalíes y consumía cannabis y alcohol. Hace dos años abrazó el islamismo radical, se dejó barba y se atavió al modo coránico. Se enfrentó con líderes moderados de la mezquita de Dibsbury, donde oraba su familia. Hacía gala de comportamientos excéntricos, como cantar salmos mahometanos a toda voz por la calle. Su deriva era notoria. Hasta cinco fuentes distintas alertaron sobre él al MI5, la policía del Gran Mánchester o la «línea caliente antiterrorismo». En un clamoroso fallo de seguridad, nadie escuchó. Ahora Interior pretexta que en el Reino Unido viven unos 23.000 extremistas islámicos y que solo hay medios para vigilar a 3.000. Ramadan Abedi, de 51 años, y su esposa, Samia, llegaron a Inglaterra en 1993 y se instalaron en el barrio londinense de Portobello. Ramadan trabajaba como oficial de seguridad en el Ministerio del Interior en Trípoli, pero se exilió temeroso de una represalia del régimen de Gadafi, pues se sospechaba que prevenía a los salafistas de las redadas. Aun así fue acogido como refugiado en el Reino Unido. La pareja se mudó pronto a la «Pequeña Libia» británica: Mánchester, donde nacieron sus tres hijos varones (todos implicados en el atentado) y su hija pequeña, Jomana, quien ha justificado la matanza en declaraciones a «The Wall Street Journal»: «Vio las bombas que arroja América sobre los niños musulmanes de Siria y quiso vengarse. Lo que haya logrado queda entre él y Alá». Ramadan, el padre, se empleó como guardia de seguridad en el aeropuerto de Mánchester, todo un sarcasmo, pues era miembro del LIFG, el Grupo Libio de Lucha Islámica, catalogado como organización terrorista en el Reino Unido por sus vínculos con Al Qaida. Era un hombre «muy, muy religioso», de hermosa voz. En 2011, durante la hoy mal llamada «Primavera Árabe», combatió en Libia y se cree que en algún momento sus hijos adolescentes lo acompañaron. El padre retornó a Libia a finales del año pasado y se empleó de nuevo en el Ministerio del Interior, hoy en manos de la Rada, una facción islámica que trabaja para el frágil Gobierno que apoya la ONU. En enero se le unieron en Trípoli su mujer y su hija. El pasado 18 de abril lo hicieron Salman y Hashem. Algunos amigos sostienen que sus padres quisieron sacarlos de Mánchester por sus malas compañías yihadistas. En Libia les retiraron sus pasaportes para que no viajasen a Siria. Salman convenció a su madre para que se lo restituyese, pretextando una peregrinación a la Meca, y el miércoles de hace dos semanas aterrizó en Mánchester para ejecutar la masacre que planeó con su célula durante un año. El patriarca del clan El papel del patriarca del clan Abedi resulta turbio. En Inglaterra tenía amigos que resultaron ser reclutadores de Al Qaida. Cuando fue detenido el miércoles en Trípoli estaba concediendo una entrevista a Bloomberg, en la que disculpó a su hijo: «Estoy seguro de que Salman no hizo eso, hay manos escondidas detrás. No somos el tipo de gente que mata a los niños por la calle». Todos los testigos concuerdan en algo: «Salman no era lo suficientemente inteligente para ser el cerebro de nada». La Policía lo ve igual: no pudo fabricar una bomba tan potente, lo apoyó una red y el especialista que preparó el explosivo sigue ahí fuera, tal vez con otro artefacto. La bomba se fabricó en un piso de una sola habitación, en la planta doce de Somerton Court, unas grises torres sociales en Blackey, diez kilómetros al noroeste del centro de Mánchester. Salman lo arrendó a finales de marzo por siete semanas, pagando 700 libras en metálico a su dueño, socio de un tele-pizza. El 18 de abril dejó el piso de Blackey precipitadamente para irse a Trípoli. El apartamento estaba destrozado, «había pasado mucha gente». Habían cortado la alarma de humos y la corriente y nunca abrieron las ventanas. «Dejaron un olor muy extraño. Pensé que habían hecho magia negra. Pero cuando vi la noticia del atentado sumé dos y dos», cuenta el casero. En aquel piso se preparó la química del artefacto, ensamblado casi un mes después en el apartamento cercano a la estación de Picadilly. Uno de los componentes de la bomba, el peróxido de hidrógeno, se emplea en el mundo de la peluquería y lo pudo obtener en la barbería «Fade Away», de uno de sus primos, también detenido. Unas semanas antes de viajar a Libia, Salman compró la metralla (clavos, tornillos, tuercas) en dos viajes a los almacenes B&Q y Screwfix de la ciudad. La investigación avanza a buen ritmo. Ayer, en pleno fin de semana de puente, la alerta se redujo de «crítica» -el nivel máximo (atentado inminente)- a «severa», el segundo mayor grado.
27-05-2017 | Fuente: abc.es
Un coche bomba causa 18 muertos y seis heridos en Afganistán
Al menos 18 personas han muerto y seis han resultado heridas en un atentado con un coche bomba en la provincia de Khost, en el sureste de Afganistán, contra un vehículo de las fuerzas de seguridad afganas, informaron hoy fuentes oficiales. Un portavoz del Ministerio del Interior afgano, Najib Danish, indicó en su cuenta de Twitter que entre las víctimas hay dos niños, aunque no dio detalles sobre los fallecidos. Un representante del gobernador de Khost, Mubariz Zadran, indicó a Efe que «la mayoría de los muertos son miembros de las fuerzas de seguridad, aunque hay también civiles entre los muertos y heridos». De acuerdo con la información preliminar el ataque se produjo contra los soldados, que fueron desplegados en tareas antiterroristas. Los militares pertenecían a las Fuerzas de Campaña, un cuerpo establecido por las fuerzas estadounidenses que se encuentra bajo la jurisdicción del Gobierno afgano y en el Directorio Nacional de Seguridad (NDS) figuran como fuerzas de elite locales. El atentado coincide con el primer día del ramadán, una fecha que habitualmente suele traer un incremento de los ataques talibanes en todo el país, sumido en una ofensiva de los insurgentes desde el inicio de la denominada ofensiva de primavera a finales de abril. Desde el fin de la misión de combate de la OTAN en enero de 2015, los insurgentes han ido ganando terreno en diversas partes de Afganistán y en la actualidad controlan, tienen influencia o se disputan con el Gobierno al menos el 43 % del territorio, según datos de Washington.
27-05-2017 | Fuente: abc.es
Disuelven la marcha opositora tras 56 días de protestas en Venezuela
La denominada «marcha de los libertadores» de la oposición fue disuelta este viernes antes de llegar a su destino el Paseo de los Próceres, puerta de entrada del cuartel Fuerte Tiuna, tras cumplir 56 días de protestas, que han dejado más de 60 víctimas mortales por la brutal represión de los cuerpos de seguridad. A pesar del saldo negativo de las manifestaciones, y las amenazas del Ministerio del Interior de encarcelar a los alcaldes que permitan las protestas en su localidad, la oposición ha decidido seguir adelante con las manifestaciones hasta lograr el cambio de gobierno. Ninguna de sus peticiones ha sido recogida: las elecciones generales, la liberación de los presos políticos, un canal humanitario para las medicinas y alimentos, respeto al parlamento y cese de la represión y persecución de los dirigentes políticos. Por esa razón los opositores siguen en la calle. El diputado Richard Blanco aseguró en la avenida Victoria, uno de los cuatro puntos de concentración para la marcha de los libertadores, que han sido reprimidos de manera brutal pero «ahora más que nunca calle y más calle». «Aquí en la avenida Victoria, municipio Libertador, nos están reprimiendo, nos están disparando a mansalva, disparan de forma lineal al cuerpo de los que estamos aquí, lanzan bombas a los edificios, las mujeres llorando resisten porque ya no se calan que la PNB o la GNB salga a las calles, dispuesta a matar, dispuesta a lastimar a quien se le pare enfrente», dijo Blanco con lágrimas en los ojos. El diputado Blanco aseguró que buscaban atajos para poder pasar y llegar a Los Próceres y exigirle a la fuerza armada a que baje las armas. «Tendrán que acostumbrarse porque no vamos a declinar en esta lucha. Por eso el Alcalde Metropolitano de Caracas y preso político, Antonio Ledezma, dirigió una contundente carta al Ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, donde le exige frontalmente respeto por la Constitución». La multitud sostiene que la petición de cambio es irrestricta, exigen un rumbo político que favorezca la reconstrucción del país en los ámbitos políticos, económicos y sociales, además de cercenar la represión registrada durante las movilizaciones, «la fuerza armada debe servirle a la soberanía nacional, alejados de preferencias políticas partidistas, cosa que no están haciendo hoy, no están del lado de la razón, están del lado de la represión, nuestra intención es salvaguardar la nación, lo poco que esta dictadura nos ha dejado y que estamos dispuestos a rescatar». El gobernador Henrique Capriles, insistió en la importancia de que la Fuerza Armada Nacional restablezca el respeto a la Constitución. «Los venezolanos estamos en la calle para exigir el restablecimiento del hilo constitucional, pero le hago una llamado a la FAN que tiene que cumplir cabalmente con el artículo 328 de la Constitución». El expresidente del Parlamento Henry Ramos Allup dijo que la reconstrucción será dificilísima. «Dejan un país arruinado y dividido». Hoy también comenzó oficialmente la cotización en la bolsa de divisas, el cambio oficial del «Dicom» que en el primer arrancó con una devaluación del 60 por ciento de la moneda nacional al pasar de 700 a 1.800 bolívares. Los empresarios se quejaron que el gobierno aprueba los pedidos de dólares pero después no los liquida porque no tiene dinero. La inflación de Venezuela es del 720 por ciento y este año puede ser del 1.600 por ciento según estimaciones del FMI.
26-05-2017 | Fuente: abc.es
Corbyn vincula el atentado con la política exterior del gobierno
La campaña electoral se retoma hoy tras los días de luto por el atentado de Mánchester y Jeremy Corbyn la ha caldeado con un discurso en el que relaciona el atentado con la política exterior del Gobierno, que ha indignado a los partidos Conservador y Liberal Demócrata. Corbyn, de 67 años, en su día presidente de la plataforma Stop the War contra la invasión de Irak. «Muchos expertos ?afirma el líder laborista- han señalado la conexión entre las guerras que nuestro Gobierno ha apoyado en otros países y el terrorismo aquí en casa». Sus palabras han suscitado duras críticas. Ben Wallace, el número dos del ministerio del Interior, las tacha de «horribles» y subraya que son «especialmente crueles en este momento». Tim Farron, el líder liberal, explica que no está de acuerdo con lo que dice Corbyn, «pero mucho menos con que lo diga en este momento, eso no es liderazgo, sino poner la política por delante de la gente, quiere marcar puntos con el atentado». «Debemos ser lo suficientemente valientes para admitir que la guerra contra el terrorismo no funciona», afirma Corbyn, que en su día votó contra las campañas bélicas británicas en Irak, Afganistán y Libia. En la actualidad el Reino Unido participa en los bombardeos contra el Daesh en Irak, pero no en Siria. «Necesitamos buscar una forma más apropiada de reducir la amenaza terrorista en nuestro país», razona el líder laborista, pero no ofrece ninguna alternativa concreta, más allá de prometer que aumentará la dotación presupuestaria de la policía y contratará a más agentes. Pero a pesar de su controvertido mensaje, las encuestas recogen que Corbyn está ganando apoyos. Una encuesta de YouGov para The Times de hoy lo sitúa a solo cinco puntos de May (Miliband perdió de seis con Cameron), lo que supone su mejor registro desde que en septiembre de 2015 ganó las primerias laboristas. Sus medidas de reforma del pago de la dependencia, que hacen responder a los ancianos con sus casas para abonar la asistencia a domicilio, han hecho un gran daño a May. Según el sondeo, los conservadores lideran con el 43% de los votos, tras perder un punto en una semana; pero los laboristas suben 3 puntos y están en el 38%. Los liberales lograrían un 10% y UKIP se hunde con solo un 4%. Mientras vuelve la refriega política, con las elecciones del 8 de junio ya a la vuelta de la esquina, en Mánchester continúan las angustiosas pesquisas para dar con los cabecillas de la célula que dio apoyo a Salman Abedi. Aunque sea detenido a diez personas entre el martes y este viernes, no se ha dado todavía con el criminal o criminales claves que se busca: los terroristas capaces de armar bombas tan sofisticadas como lo que detonó el suicida Abedi el lunes, matando a 22 personas y dejando 116 heridos, la mayoría mujeres, jóvenes y niños. La policía teme que los terroristas cuenten con una segunda bomba, de ahí que el miércoles se subiese la alerta a «crítica», la máxima, que significa atentado inminente. El hallazgo de gran cantidad de material explosivo en el registro del piso del suicida es lo que les ha llevado a sospechar que existen más bombas. En la mañana de este martes han continuado los registros en cinco barrios del Gran Mánchester, algunos con usos de explosivos para derribar puertas. Entre los diez detenidos había un niño de 16 años y una mujer, que han salido libres sin cargos.
...
10
...