Infortelecom

Noticias de ministerio de justicia

23-09-2018 | Fuente: abc.es
Trump sopesa otra purga en su Gobierno ante los planes de inhabilitarle
Si Donald Trump buscaba una excusa para deshacerse de quien puso la investigación de la trama rusa en manos del fiscal especial Robert Mueller, este fin de semana se la han puesto en bandeja. Sin embargo, la revelación de que esa misma persona, el «número dos» del ministerio de Justicia, Rod Rosenstein, planeó grabar secretamente al presidente con la intención de inhabilitarle es demasiado tentadora y obvia como para propiciar otro despido fulminante en la Administración Trump. Los abogados y colaboradores más estrechos del presidente le han recomendando que no haga nada hasta que la investigación sobre la injerencia rusa concluya y se presenten todos los cargos. Tras las revelaciones de las intenciones de Rosenstein, recogidas por memorandos escritos por quien fue director en funciones del FBI, Andrew McGabe, Trump ha criticado duramente a su propio departamento de Justicia y al FBI, un paso más en su guerra contra lo que considera los poderes fácticos que boicotean su presidencia. «¡Fijaos en lo que sale a la luz!», dijo Trump en un mitin en Misuri. «Hay gente buena en el departamento de Justicia, pero hay otros muy malos. Mirad al FBI. Sí, los malos se han ido, pero queda un hedor, y de eso nos vamos a encargar». Estas declaraciones se suman a las que Trump hizo el miércoles, cuando dijo que siente que no tiene fiscal general (ministro de Justicia). «Estoy decepcionado con él por muchos motivos», dijo, después de describir las investigaciones sobre los contactos de su campaña con el Gobierno ruso como «un cáncer». Las desavenencias entre Trump y el responsable de Justicia, Jeff Sessions, vienen desde que en marzo de 2017 este se inhibiera de la investigación de la trama rusa por haber mantenido contactos con el embajador de ese país en Washington. Sessions puso entonces esas pesquisas en manos de Rosenstein, quien a su vez abrió una causa independiente que encargó a Mueller, director del FBI con George W. Bush y Barack Obama. Despedir a Mueller Otro despido, el del sucesor de Mueller, James Comey, en mayo de 2017, llevó a Rosenstein a plantearse la posibilidad de recusar a Trump con la enmienda 25 de la Constitución, que permite al gabinete del presidente declararle incapacitado. Se ha empleado tres veces, cuando un presidente ha sido operado y siempre de forma temporal. Esta hubiera sido la primera ocasión en que se hubiera empleado alegando incapacidad mental. El presidente preguntó a sus abogados el viernes si procedía despedir a Rosenstein, según reveló «The Washington Post». Estos le recomendaron que se abstuviera precisamente en un momento en que la investigación de la trama rusa llega al final. Incluso los más acérrimos defensores de Trump en televisión, como el presentador de Fox News Sean Hannity, con quien el presidente habla frecuentemente, le desaconsejaron medidas drásticas. «Tengo un mensaje para el presidente», dijo Hannity el viernes. «Bajo ninguna circunstancia debe despedir a nadie ahora? es una trampa». Mueller, que tiene poderes prácticamente ilimitados para investigar al presidente, incluidas sus finanzas, ha presentado cargos contra 33 personas. De ellas, 26 son ciudadanos rusos acusados de injerencias en las elecciones de 2016. El resto son miembros del equipo electoral y el Gobierno de Trump, varios de los cuales se han declarado culpables, como el jefe de campaña Paul Manafort o el ex asesor de seguridad nacional Michael Flynn. Por su parte, el vicefiscal general Rosenstein ha negado que aquellos planes de inhabilitar a Trump, revelados el viernes por el diario «The New York Times», fueran un plan real. «Es una información inexacta e incorrecta», dijo en un comunicado. Una portavoz del departamento de Justicia dijo en una conferencia telefónica con periodistas que en todo caso eran comentarios hechos por Rosenstein «de forma sarcástica». Aun así, figuran en memorandos oficiales. Al ex jefe del FBI Comey, Trump le pidió «lealtad» antes de despedirlo. Este le prometió, en su lugar, «honestidad». De Rosenstein, a quien nombró él mismo, logró después un informe para justificar el despido de Comey. Y aunque Rosenstein le recomendó deshacerse de Comey, en varias entrevistas posteriores dijo que la decisión estaba tomada de antes y que tenía que ver con las pesquisas sobre la trama rusa. Esta falta de respeto por los procedimientos habituales de Gobierno llevó al ?número dos? de Justicia a plantearse la posibilidad de grabar al presidente, una decisión insólita pero propia de una Administración tan atípica como la de Trump.
22-09-2018 | Fuente: abc.es
El ministerio de Justicia de EE.UU. se planteó la inhabilitación de Trump
El ?número dos? del ministerio de Justicia norteamericano, Rod Rosenstein, se propuso el año pasado grabar las conversaciones que mantuviera con Donald Trump con la finalidad última de recusar al presidente a través de la enmienda 25 de la Constitución. Esta establece que el vicepresidente y una mayoría de ministros pueden declarar al presidente «imposibilitado de ejercer los derechos y deberes de su cargo». Rosenstein, que fue nombrado por Trump en febrero de 2017, planteó esa posibilidad a altos funcionarios del Gobierno y a empleados del FBI después de que el presidente despidiera de forma fulminante al jefe de ese cuerpo de policía judicial, James Comey. Previamente, el presidente le había pedido a Comey lealtad en su gestión de la investigación de las conexiones con Rusia de varios miembros de su Gobierno, entre ellos el Asesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn. El diario ?The New York Times? reveló este viernes las propuestas de Rosenstein después de haber leído unos memorandos del entonces director en funciones del FBI tras de la salida de Comey, Andrew McGabe. Trump ha denunciado en numerosas ocasiones que se siente víctima de una caza de brujas y de una conspiración para inhabilitarle, en la que supuestamente participan miembros de su propio Gobierno. Hace dos semanas uno de ellos publicó una tribuna anónima en el ?Times? admitiendo la existencia de ese movimiento de resistencia interna para boicotear las propuestas más radicales del presidente. La revelación de las intenciones de Rosenstein es de gran importancia para la investigación de la trama rusa. En marzo de 2017 el fiscal general (ministro de Justicia) Jeff Sessions decidió apartarse de esa investigación por haber mantenido contactos con el embajador ruso en EE UU. Al cargo de las pesquisas quedó el propio Rosenstein, que decidió abrir una causa separada cuya investigación le encargó al ex director del FBI Robert Mueller, que ha imputado ya a 33 personas, 26 de ellas ciudadanos rusos y el resto empleados de la campaña presidencial de Trump. Previamente, en marzo, Trump le había encargado a Rosenstein un informe sobre si debía mantener a Comey, nombrado por Barack Obama, al frente del FBI. Rosenstein le recomendó despedirlo por su deficiente gestión de la investigación del uso de un servidor de correo privado por parte de Hillary Clinton cuando era secretaria de Estado (ministra de Exteriores), un escándalo que estalló durante la campaña electoral. Al día siguiente Trump despidió a Comey citando el memorando de Rosenstein, pero después se contradijo en varias entrevistas al admitir que ya tenía la decisión tomada de antes. Según ha revelado el periodista Bob Woodward en ?Miedo?, su reciente libro sobre el Gobierno de Trump, Rosenstein sintió que Trump le utilizó para legitimar el despido Comey, que en realidad obedecía a la investigación de la trama rusa. Aquella decisión produjo además una profunda animadversión en el FBI hacia el actual presidente de EE UU. Según la información publicada por el ?Times?, Rosenstein llegó a planificar la forma de inhabilitar a Trump, convenciendo a Sessions y al ministro de Interior y ahora jefe de gabinete, John Kelly. El ?número dos? de Justicia tenía además acceso directo a Trump y departía habitualmente con él sobre asuntos relativos al FBI, lo que le da aún mayor importancia a su intención de grabar al presidente. Según dijo Rosenstein a varios colaboradores, quería emplear micrófonos ocultos en la ropa. Después de que se hayan conocido sus intenciones, reflejadas en varios memorandos, Rosenstein ha emitido un comunicado en el que asegura que la información es «falsa y factualmente incorrecta». «Tras haber tratado personalmente con el presidente, puedo decir que no hay base alguna para invocar la enmienda 25», añade. McCabe, el autor de esos informes, fue despedido del FBI en marzo de 2017. Que varios miembros del Gobierno de Trump habían planteado la posibilidad de inhabilitar a Trump lo reveló el periodista Michael Wolff en su libro sobre los primeros meses del actual Gobierno, titulado ?Fuego y furia?. «Era algo de lo que se hablaba habitualmente en la Casa Blanca», escribió. En el caso de que el presidente fuera inhabilitado, el vicepresidente, Mike Pence, ocuparía su lugar. La enmienda que regula esa sustitución, aprobada en 1967, sólo se ha empleado tres veces en la historia de EE UU y siempre de forma provisional por casos de enfermedad.
19-09-2018 | Fuente: abc.es
Hungría desobedecerá a la UE y seguirá castigando a quienes ayuden a entrar a los inmigrantes ilegales
El Gobierno de Hungría rechaza derogar una polémica ley que castiga a las personas y organizaciones que ayudan a los inmigrantes que entran en el país de forma ilegal, pese a las amenazas de sanciones de la UE, ha informado este miércoles el Ministerio de Justicia. «Hungría no retira las leyes que defienden al país y a Europa», ha asegurado el secretario de Estado de Justicia, Pál Völner, según recoge la agencia de noticias oficial MTI. El Gobierno conservador nacionalista de Hungría responde así oficialmente al procedimiento de infracción que le abrió en julio la Comisión Europea (CE) por esta ley, pues la considera contraria a los valores europeos y estima que vulnera el derecho comunitario. El polémico paquete de leyes húngaro, aprobado en junio de este año, penaliza con hasta un año de prisión a quien ayude a una persona que haya entrado de forma ilegal en Hungría, siempre y cuando la vida de esa persona no esté en peligro. También castiga ayudar a los inmigrantes irregulares dentro de una franja de ocho kilómetros desde la frontera o por beneficio económico. Además, prohíbe el asentamiento de ciudadanos no húngaros en Hungría -a excepción de los europeos-, mientras que declara que la composición de la población del país no puede ser modificada «mediante una voluntad externa». Poco después de aprobar este paquete de leyes, la mayoría gubernamental en el Parlamento también aprobó una ley que impone un impuesto extraordinario del 25% a las ONG que «apoyan la inmigración ilegal». El Gobierno del primer ministro nacionalista Viktor Orbán se opone a todos los proyectos europeos de acogida de la inmigración ya que opina que los refugiados, a quienes relaciona con el terrorismo, pondrían en peligro la cultura cristiana y europea. Según Völner, en su respuesta a la CE Hungría lamenta que «la Comisión siga siendo abiertamente partidaria de la inmigración, en lugar de funcionar como el guardián de las leyes».
09-09-2018 | Fuente: elpais.com
Holanda cede y no expulsará a los dos niños armenios fugados
El ministerio de Justicia hace una excepción y Lili y Howick, que llevan diez años en el país, podrán quedarse. Su madre fue deportada a Armenia en 2017
08-09-2018 | Fuente: elpais.com
Holanda cede y no expulsará a los dos niños armenios fugados
El ministerio de Justicia hace una excepción y Lili y Howick, que llevan diez años en el país, podrán quedarse. Su madre fue deportada a Armenia en 2017
08-09-2018 | Fuente: abc.es
Holanda permitirá quedarse a los dos niños armenios que han huido para evitar la expulsión
Los niños armenios Howick de 13 años y Lili de 12 desaparecidos en Holanda esta madrugada huyendo de su expulsión a Armenia, aparecieron «en buen estado de salud» después de que el Gobierno holandés rectificara su deportación. Los menores aparecieron en la ciudad de Wijchen, en la provincia de Güeldres, este de Holanda, la misma ciudad donde residían hasta ahora en casa de sus «abuelos» de acogida, confirmó la Policía. La madre de los pequeños, Armina Hambartsjumian, se encuentra en Armenia desde hace un año, cuando fue expulsada por las autoridades holandesas después de que su solicitud de asilo fuera rechazada en ocho ocasiones, aunque decidió dejar a sus hijos en La Haya, donde habían vivido los últimos diez años. Los pequeños tendrán que explicarse ante las autoridades y serán investigados «para determinar si han cometido algún delito» durante las últimas horas, antes de ser transferidos a su tutor de nuevo. El Gobierno holandés les autorizó esta tarde a quedarse en Holanda, en una decisión de última hora ante la preocupación «por la seguridad y bienestar de los niños». «Armenia es un país seguro donde los niños pueden reunirse con su madre, pero los desarrollos que han tenido lugar en las últimas horas significan que el bienestar y la seguridad de los niños ya no está garantizada», explicó el Ministerio de Justicia. La organización Defense for Children aplaudió esta decisión pero recordó que lo ocurrido «demuestra que los derechos de los niños no están garantizados y que la gente tiene que luchar mucho para aplicar la política», dijo una portavoz a la televisión holandesa NOS. La Defensora del Niño, Margrite Kalverboer, también pidió cambios para una mejor política de devolución, con procedimientos cortos y una buena preparación para el regreso, ya que el caso de estos dos menores armenios llevó diez años de esperas y procesos.
28-08-2018 | Fuente: as.com
Alberto Contador: "No es normal que salga tan barato matar"
El ex ciclista pasó por los micrófonos de El Larguero después de acompañar a Anna González en su reunión en el Ministerio de Justicia para luchar #PorUnaLeyJusta.
06-08-2018 | Fuente: elpais.com
La magistrada que señala a Casado fue asesora del Ministerio de Justicia de Catalá
Rodríguez-Medel instruyó el 'caso Malaya' durante su estancia en Marbella
08-07-2018 | Fuente: abc.es
Erdogan purga a más de 18.000 funcionarios en Turquía por supuesto golpismo
El Gobierno turco ordenó hoy el despido de 18.632 funcionarios, en su mayoría militares y policías, por supuestos vínculos con «organizaciones que amenazan la seguridad del Estado». Las expulsiones fueron publicada en el Boletín Oficial por medio de un decreto al amparo del estado de emergencia impuesto en el país tras el fallido golpe de Estado de julio de 2016, y que está previsto que concluya mañana. Casi 9.000 policías y 6.000 militares, pero también unos 1.000 empleados del Ministerio de Justicia y unos 650 profesores se han visto afectados por la medida, que los medios turcos presentan como la última bajo el estado de emergencia. Además, 12 asociaciones, tres diarios y un canal de televisión han sido clausuradas también por el decreto, que incluye, por otro lado, la readmisión de 148 personas al funcionariado. Estos despidos se enmarcan dentro de la intensa purga en la Administración, destinadas a expulsar del funcionariado a simpatizantes del predicador exiliado Fethullah Gülen, al que Ankara acusa de haber instigado el fallido golpe de Estado de 2016. El Gobierno del islamista Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), que en el pasado fue un estrecho aliado del predicador, acusa a la red de Gülen de haber organizado la asonada, algo que el clérigo niega. Desde el fallido golpe, alrededor de 130.000 funcionarios, militares y policías, así como empleados de otras instituciones estatales, han sido expulsados de su trabajo por supuesta pertenencia a la red de Gülen. Decenas de miles de personas se encuentran también detenidas, muchas todavía a la espera de juicio, tras la fallida asonada. Organizaciones como Amnistía Internacional han criticado estas purgas masivas por considerarlas arbitrarias ya que se realizan bajo acusaciones genéricas. Condenados a la «aniquilación profesional» Los afectados están además condenados a la «aniquilación profesional», según denunció Amnistía Internacional, porque, tras ser expulsados, es muy difícil encontrar trabajo en el sector privado, temeroso de contratar a personas señaladas como enemigos políticos. Aunque la mayoría de los expulsados son supuestos simpatizantes de Gülen, también se ha despedido, especialmente en el Universidad, a académicos de izquierda críticos con el gubernamental partido islamista AKP. Los medios turcos afirman que el estado de emergencia se levantará mañana, tras la toma de posesión del presidente Recep Tayyip Erdogan, ya que fue una de las promesas de su campaña en las pasadas elecciones parlamentarias y presidenciales del 24 de junio. Mañana entrará también en vigor un nuevo sistema presidencial que otorga amplísimos poderes ejecutivos al presidente.
1
...