Infortelecom

Noticias de migracion

03-06-2020 | Fuente: abc.es
Johnson abre las puertas del Reino Unido a tres millones de hongkoneses
Boris Johnson ha abierto de forma oficial la puerta de Reino Unido a casi tres millones de hongkoneses en un artículo publicado en el periódico The Times, en el que asegura estar dispuesto a hacer «uno de los cambios más importantes» en la historia del sistema de visas británico para permitir que 2,85 millones de ciudadanos del territorio puedan obtener no solo la residencia británica, sino la ciudadanía de pleno derecho. Las declaraciones de Johnson llegan después de que ya el ministro de Exteriores, Dominic Raab, anunciara a los parlamentarios la intención de acoger a los hongkoneses portadores del llamado pasaporte británico de ultramar que quieran salir del país después de que China aprobara la nueva ley de seguridad nacional, que amenaza con alterar la Ley Básica de Hong Kong y poner en peligro su autonomía, obtenida en los acuerdos bajo los cuales Reino Unido le devolvió la ex colonia a China en 1997. «Si China impone su ley de seguridad nacional, el Gobierno británico cambiará las reglas de inmigración y permitirá que cualquier titular de estos pasaportes de Hong Kong venga al Reino Unido por un período renovable de 12 meses y se le otorgarán más derechos de inmigración, incluyendo el derecho al trabajo, lo que podría colocarlos en una ruta hacia la ciudadanía», aseguró el «premier», que añadió que «muchas personas en Hong Kong temen que su forma de vida, que China prometió defender, esté amenazada. Si China procede a hacer realidad sus miedos, entonces Gran Bretaña no podría, en buena conciencia, encogerse de hombros y alejarse; en su lugar, cumpliremos con nuestras obligaciones y ofreceremos una alternativa». «Hong Kong tiene éxito porque su gente es libre», manifestó el primer ministro, y agregó que ante las circunstancias actuales, Gran Bretaña «no tiene más remedio» que mantener sus lazos con el territorio. Defensa de las libertades Por su parte, Raab manifestó en la Cámara de los Comunes que la nueva supone una «clara violación» de las obligaciones internacionales de China y «socavaría» los compromisos de proteger los derechos y las libertades del pueblo de Hong Kong, como se establece en la Declaración conjunta, y aprovechó para advertirle a Pekín que aún hay tiempo para «reconsiderar» el camino que ha decidido tomar. China considera que sus decisiones sobre seguridad nacional en Hong Kong son asunto suyo y que la conexión entre el territorio y Reino Unido es producto de una «colonización agresiva y de tratados desiguales» y aconsejaron al Gobierno de Johnson «dar un paso atrás» en su interferencia.
02-06-2020 | Fuente: abc.es
EE.UU. ofrece 5 millones de dólares por información sobre otro funcionario del Gobierno de Maduro
Las autoridades de Estados Unidos, en concreto el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en sus siglas en inglés) de Nueva York ha anunciado este lunes una recompensa por 5 millones de dólares por información que lleve a la captura o condena de Joselit de la Trinidad Ramírez Camacho, superintendente Nacional de Criptomonedas del régimen de Nicolás Maduro. Ramírez, mano derecha del ministro de Petróleo y presidente de Pdvsa, Tareck El Aissami, acusado de narcotráfico y por el que EE.UU. ofrece hasta 10 millones de dólares por pistas sobre su paradero, se une a la lista de «los más buscados» junto a al menos otras 14 figuras claves del chavismo en donde resaltan personajes como Nicolás Maduro (ofrecen 15 millones de dólares), Diosdado Cabello y Hugo Carvajal (10 millones de dólares por cada uno), entre otros. El responsable de gestionar la criptomoneda venezolana llamada «Petro» y todo el entramado financiero construído alrededor de la misma para legitimar actividades ilícitas está acusado de tener vínculos políticos, sociales y económicos profundos con presuntos narcotraficantes y por lavado de dinero, según manifiesta ICE en su anuncio. Ramírez, que hasta ahora era un total desconocido, resalta como un funcionario venezolano responsable del crimen organizado transnacional internacional. Tras conocerse la noticia, el embajador de Guaidó en EE.UU., Carlos Vecchio, aseguró: «seguimos trabajando junto a EE.UU. y otros aliados para develar y neutralizar el entramado de corrupción y crimen organizado internacional de la dictadura de Maduro». Vecchio define la Superintendencia de Criptomonedas como «una agencia del la dictadura de Maduro utilizada para apoyar las actividades ilícitas internacionales del régimen». Más temprano, Mike Pompeo adelantó en su cuenta de Twitter que Estados Unidos anunciaría una recompensa por información para llevar ante la justicia a otro funcionario del régimen de Maduro responsable del crimen organizado transnacional internacional. «Seguiremos trabajando para proteger a los ciudadanos estadounidenses y ayudar a los venezolanos a restaurar su democracia». ABC publicó en julio de 2019 una información de cómo el Gobierno de Venezuela facturaba los impuestos aeroportuarios generados por las aeronaves nacionales e internacionales que operan en la principal terminal del país en criptomonedas y, posteriormente, desviado al exterior a cuentas de testaferros sin que regresara a Venezuela. Las tasas aeroportuarias se convertían en bitcoins, un tipo de criptomonedas, y luego lo ubicaban en cuentas: si eran en Venezuela utilizan alguna de las siete casas de intercambio autorizadas por la Superintendencia Nacional de Criptoactivos (Sunacrip), a cargo de Joselit Ramírez; si no, las desvían al exterior, principalmente a Hong Kong, Rusia, China, Bulgaria y Rumanía a través de casas de intercambio internacional.
01-06-2020 | Fuente: elmundo.es
Vox rectifica otra vez sobre el ingreso mínimo: lo rechaza y lo ataca por "llamar a gritos" a la inmigración ilegal
Opina ahora que "cronifica la pobreza" por tener carácter temporal "permanente" en lugar de ser "extraordinario" y exclusivo para este momento de crisis 
01-06-2020 | Fuente: abc.es
La pandemia golpea los centros para ilegales en California
Una ola de contagios por coronavirus se expande por los centros de detención de inmigrantes de Estados Unidos, donde cientos de extranjeros indocumentados enferman mientras esperan resolver su situación legal. Más de 1.200 detenidos han dado positivo por Covid-19 estando bajo custodia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, lo que representa el 50% de los 2.394 que han sido testeados por sospecha de Covid-19. EE.UU. alberga en sus prisiones cerca 26.000 indocumentados, pero sólo un 10% ha sido testeado. El centro de inmigrantes con más contagiados es el de Otay Mesa, una comunidad al sur de San Diego que hace frontera con la ciudad mexicana de Tijuana. A finales de mayo había 233 detenidos infectados, además de 29 empleados de CoreCivic, la empresa privada que administra el centro. Asimismo, Otay Mesa fue donde falleció el primer inmigrante infectado por Covid-19 bajo custodia del gobierno federal. Se trataba de Carlos Ernesto Escobar Mejía, un salvadoreño de 58 años que intentó entrar en EE.UU. para reunirse con sus familiares. «No han dado máscara a todos los detenidos, tampoco cumplen los requisitos de distancia mínima y no proveen la asistencia sanitaria necesaria», dice Enrique Morones, director de Gente Unida, una ONG ubicada en San Diego. Muchos de los detenidos de Otay Mesa son refugiados o solicitantes de asilo que están en prisión a la espera de que llegue su cita judicial. Sin embargo, la crisis sanitaria ha ralentizado los procesos judiciales en Estados Unidos, lo que provoca que miles de peticiones de asilo se acumulen en los juzgados. Esta situación hace que los inmigrantes tengan que pasar más tiempo encerrados en unos centros donde el coronavirus se expande como un incendio en la sequía. «Una demora en el proceso judicial es ya una condena, porque están continuamente expuestos al virus», comenta Morones a ABC. «Aquí en Otay Mesa hay muchos que están ya enfermos. Nadie viene a explicarnos lo que está pasando allá afuera en el mundo. Tenemos mala alimentación. No somos animales», dicen algunos de los inmigrantes de este centro de detención en una serie de audios divulgados en abril por Pueblos Sin Fronteras, una ONG enfocada en la defensa de los derechos humanos. Organizaciones no gubernamentales como Pueblos Sin Fronteras y el Comité de Amigos Americanos han pedido al gobernador de California que investigue la situación y haga responsable a CoreCivic de los posibles daños de salud que puedan sufrir los inmigrantes. Menores de edad Muchos de los detenidos son menores de edad que intentan adentrase en Estados Unidos sin compañía de sus padres, asegura Morones. «Van al norte para escapar de la violencia, pero luego las autoridades los regresan a sus países donde vuelven a ser víctimas de las bandas criminales», dice el activista. Al menos 1.000 niños migrantes no acompañados han sido devueltos a sus países desde EE.UU. a México y Centroamérica desde inicios de marzo, según Unicef. «Unicef alerta de que se están perpetrando actos de violencia y discriminación contra los repatriados, a los que se percibe como infectados por la enfermedad», señaló la organización en un comunicado. Según Unicef, que forma parte de Naciones Unidas, hay zonas de Honduras y Guatemala donde se prohíbe la entrada a los deportados para tratar de frenar la expansión de la enfermedad. Antes de la pandemia, se calculaba que unas 500.000 personas cada año salían de Centroamérica rumbo al norte. La razón principal por la que las personas emigran de El Salvador, Honduras y Guatemala son sus altos niveles de violencia, que se encuentran entre los más elevados del mundo. EE.UU. es el país con la población carcelaria más grande del mundo. Al menos 29.251 presos han dado positivo por Covid-19, es decir, aproximadamente un 1,4% de las 2,2 millones de personas encarceladas en las prisiones estadounidenses. Hasta el momento, 1,7 millones de personas en EE.UU. han contraído la enfermedad, mientras que alrededor de 104.500 han fallecido.
31-05-2020 | Fuente: abc.es
Hong Kong se resiste a ser como la China de Xi Jinping
Como centro financiero global y meca del capitalismo, Hong Kong era una de las ciudades más prósperas, seguras, eficientes, vibrantes y libres de la Tierra. Con más de 1.200 rascacielos, esta espectacular megalópolis celebraba cada año un sinfín de congresos y exposiciones y en 2018 atrajo a 65 millones de turistas. Cuatro de cada cinco venían de China continental para gastarse un dineral en sus restaurantes y «boutiques» de marca, que copaban el 5 por ciento de las ventas de lujo en todo el mundo. Pero Hong Kong lleva un año sumido en una agitación social que venía de antes y ya había hundido el turismo y la economía antes de que el coronavirus le diera la puntilla. Con permiso de Vargas Llosa, «¿cuándo se jodió el Perú?». En la memoria colectiva aparece un año, 2012, a partir del cual las cosas empiezan a torcerse. Curiosamente, o no, es el mismo en que Xi Jinping sucede a Hu Jintao, primero como secretario general del Partido Comunista y, al año siguiente, como presidente de China. Justo antes del primer relevo, las masivas protestas estudiantiles contra una ley de educación patriótica que quería imponer Pekín obligaron finalmente a retirarla en el verano de 2012. En el año más duro tras la «Gran Recesión» de 2008, que agravó las desigualdades que sufre esta ciudad con la vivienda más cara del mundo, nació una generación de jóvenes muy comprometidos políticamente. Tras este éxito inicial, la promesa incumplida del sufragio universal desató la Revuelta de los Paraguas en el otoño de 2014, cuando los manifestantes bloquearon durante casi tres meses tres puntos neurálgicos. Aquella protesta fracasó cuando sus campamentos fueron levantados por la Policía y sus cabecillas condenados por los tribunales. «¡Volveremos!», prometieron mientras se apagaba la llama del descontento sin haber logrado sus objetivos. Pedían pleno sufragio universal para elegir al jefe ejecutivo de Hong Kong, escogido por un comité afín a Pekín, y libre presentación de candidatos, ya que el régimen solo permitía una terna de aspirantes filtrados para no perder el control de la ciudad. Tras un lustro de relativa calma, en la que continuó la siempre problemática inmigración de chinos del continente y se acrecentó el control de Pekín con el «secuestro» de los libreros críticos, el malestar volvió a estallar hace un año. Una polémica ley de extradición a China sacó a millones de personas a las calles en las manifestaciones más multitudinarias que se recuerdan en la excolonia británica. Aunque empezaron de forma pacífica y con el civismo de los hongkoneses por bandera, desembocaron en una violencia nunca vista en la ciudad. Desde la toma del Parlamento local el 1 de julio, aniversario de la devolución a China, una «guerrilla urbana» formada sobre todo por jóvenes tomó por costumbre enfrentarse cada fin de semana con la Policía. Cuando la ley de extradición fue retirada en septiembre, era tarde. Con batallas campales que dejaron dos muertos, un hombre quemado vivo, 8.500 detenidos y una sociedad polarizada, las protestas se pararon con la epidemia del coronavirus. Como todo. Pero su control y el anuncio de China de una Ley de Seguridad Nacional, que penará la subversión, la secesión, el terrorismo y las injerencias extranjeras, las han reactivado con la misma fuerza que antes. Dentro de esta vorágine «acción-reacción», Pekín se ha saltado al Parlamento de Hong Kong para imponerla directamente en su Ley Básica, mini-Constitución de la ciudad. Tan controvertida decisión ha encontrado una fuerte oposición social y el rechazo internacional por considerarla una violación del principio «un país, dos sistemas», que otorga al antiguo enclave británico autonomía y más libertades de las que tiene el resto de China. Dicho principio, piedra angular de la Declaración Conjunta Sino-Británica suscrita en 1984 para acordar la devolución en 1997, está vigente cincuenta años. Bajo el autoritarismo de Xi Jinping, que persigue con dureza a los disidentes y aspira a perpetuarse en el poder, Pekín parece haber perdido la paciencia y no esperará hasta 2047 para la integración completa de Hong Kong en China. Con esta Ley de Seguridad Nacional no solo pretende aplastar la revuelta, sino mantener el control de la ciudad ante la previsible victoria de la oposición demócrata en las elecciones de septiembre al Parlamento autónomo. Espoleado por las protestas, su arrollador triunfo en los comicios municipales de noviembre augura un vuelco en el Consejo Legislativo (Legco), que podría bloquear al Gobierno local y volverse intratable como se ha visto en los últimos enfrentamientos entre sus diputados. «Quieren un control administrativo total: establecer oficinas y agencias (de la seguridad pública) en Hong Kong. Enviarán cuadros del Partido Comunista para supervisar al ejecutivo, al legislativo y al judicial. Es solo el principio», alertó el viernes en la cadena pública RTHK Martin Lee, veterano demócrata que estuvo en el comité redactor de la Ley Básica de 1985 a 1989. A su juicio, la imposición de la Ley de Seguridad Nacional es inconstitucional pese a que la jefa ejecutiva, Carrie Lam, prometa que respetará todos los derechos. Pero el Ministerio de Seguridad Pública de China ya ha anunciado que «guiará y apoyará a la Policía de Hong Kong a detener la violencia y restaurar el orden», lo que hace temer una represión contra los activistas políticos como en el continente. Para este domingo había convocada una marcha en recuerdo de la matanza de Tiananmen, cuyo 31º aniversario se conmemora el jueves, pero no ha sido aprobada. Veremos si se repiten los incidentes del domingo pasado. Mientras más control impone China, más se resiste Hong Kong, y viceversa.
29-05-2020 | Fuente: abc.es
La situación de los inmigrantes venezolanos podría empeorar por la llegada del invierno, según Acnur
Los migrantes y refugiados venezolanos en Sudamérica podrían enfrentarse a las bajas temperaturas del invierno que se aproxima en la región, lo que supone una nueva amenaza para los más de 1,5 millones de personas que se encuentran distribuidos en Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay. Así lo ha advertido el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur) este viernes, que también teme por el aumento «considerado» de las necesidades humanitarias y sanitarias, también por los efectos de otras enfermedades de tipo respiratorio como la gripe. Además, ha mostrado preocupación por los daños colaterales que les ha ocasionado el brote de la pandemia del Covid-19 que ha ubicado a la región sudamericana como el epicentro del virus, y que ha afectado a la población migrante y refugiada por las medidas de restricción de movimientos, los cierres de fronteras y suspensión de vuelos, decretados en los países de la zona. Acnur, a través de un comunicado, explica que «muchos se han quedado sin su forma de vida y deben hacer frente a la pobreza, indigencia, desahucios, hambre e inseguridad alimentaria, así como a mayores riesgos a nivel de protección». La organización también prevé que se dupliquen las ayudas por las precariedades de los venezolanos, por lo que cree que haya «un aumento de las personas que requerirán refugio de emergencia y útiles de invierno como mantas, ropa caliente, medicamentos y combustible para calentar sus casas». Maltratados en Venezuela En varias alocuciones, Nicolás Maduro ha despotricado a los países que han recibido a los migrantes y ha denunciado el maltrato de los gobiernos a sus connacionales que han retornado. Pero, quienes han vuelto a su patria se han visto expuestos a tratos crueles, según ha denunciado David Smolansky, comisionado de la OEA para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos: «Muchos venezolanos han retornado a su país y son expuestos a tratos crueles y degradantes e, incluso, son víctimas de segregación cuando el régimen los tilda de arma biológica, amenazándolos con hacer cuarentena en una celda y marcando sus casas». El régimen de Maduro ha hecho propaganda con el retorno de venezolanos en plena crisis del coronavirus. Según los reportes del chavismo, más de 50.000 personas han regresado, sin embargo desde varias organizaciones no gubernamentales, como el Observatorio Venezolano de Migración de la Universidad Católica Andrés Bello, han cuestionado la credibilidad de la información, y por lo tanto, asegura que el retorno no es masivo como lo hacen creer y que se trata de «un show mediático». De Venezuela han salido más de cinco millones de personas en el último lustro por la agudizada crisis alimentaria y económica, convirtiéndose en la segunda población más desplazada del planeta después de Siria.
28-05-2020 | Fuente: as.com
100.000 hogares recibirán el ingreso mínimo vital en junio
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones lo aseguró en una entrevista. Esas familias recibirían la prestación "sin tener que pedirla".
27-05-2020 | Fuente: abc.es
España y la UE recaudan 600 millones para los refugiados venezolanos
La conferencia de donantes organizada por la Unión Europea y el Gobierno español logró recaudar ayer 595 millones de euros en donaciones destinadas a los países iberoamericanos que acogen a los cinco millones de refugiados y desplazados que han huido de la dictadura venezolana. En total la UE habla de un volumen de ayudas de más de 2.400 millones de euros, aunque en esta cantidad incluye préstamos favorables y otros mecanismos de cooperación que no dependen de las donaciones recaudadas ayer y en las que han participado una veintena de países. Prácticamente la mitad de las donaciones -144 millones- viene de la propia Comisión Europea. España contribuirá con 50 millones. El alto representante, Josep Borrell dijo al presentar los resultados de esta conferencia de donantes que «la UE nunca ha olvidado al pueblo venezolano. Ahora movilizamos a la comunidad internacional para brindar más asistencia a millones de venezolanos desplazados y a los países de Iberoamérica que los acogen. Agradezco a los donantes internacionales por sus generosas promesas. Hoy también hemos podido volver a destacar la peor crisis de desplazamiento que el mundo ha visto en la historia reciente». Como gesto complementario, Borrell ha anunciado desde hace tiempo que ahora intentará convocar otra vez una reunión del llamado «grupo de contacto» en el que participan países de la región, incluyendo los que apoyan sin condiciones a la dictadura de Nicolás Maduro, para intentar buscar una salida al colapso general que vive el país. La situación es mala en los países donde se encuentran estos refugiados y el comisario encargado de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic advirtió al término de la conferencia de ayer que «la pandemia de coronavirus amenaza con empeorar una situación ya crítica en la región» y por ello «el apoyo humanitario de la UE pretende ayudar a enfocar la situación a brindar asistencia de emergencia a alrededor de 5 millones de venezolanos que se han visto obligados a abandonar sus hogares». Su colega, la comisaria encargada de la Cooperación Internacional, Jutta Urpilainen, señaló al término de la conferencia que «nuestro compromiso colectivo demuestra la importancia de la asociación en todo el mundo para enfrentar desafíos como la crisis migratoria venezolana, también en medio de la pandemia de coronavirus. Continuaremos nuestros esfuerzos para consolidar el nexo entre el desarrollo humanitario y construir asociaciones duraderas para el desarrollo sostenible». La ministra de Exteriores española, Arantxa Gonzalez Laya dijo por su parte que la de los refugiados venezolanos es una emergencia a la que no se presta suficiente atención y por ello «los actores que hemos participado en el encuentro hemos hecho visible para el mundo la peor crisis de desplazamiento que ha sufrido América Latina y el Caribe en su historia reciente. España y la Unión Europea agradecen el esfuerzo que responsablemente ha asumido cada uno de los donantes y les exhortan a seguir apoyando los esfuerzos de los países receptores, para que refugiados y migrantes puedan establecerse, de manera concertada y pacífica, en las sociedades de acogida, mientras dure esta situación». Desde el Parlamento Europeo, la portavoz de la delegación española del Partido Popular, Dolors Montserrat, dijo que su grupo respalda esta iniciativa pero pidió por su parte a la Comisión »que se asegure de que estos fondos llegan a las personas que los necesitan y que no acaban en manos de Maduro». Su colega del Parlamento Europeo, el eurodiputado Leopoldo López Gil, padre del opositor venezolano Leopoldo López, agradeció las donaciones y la ampliación de organismos como la Oficina de las Naciones Unidas para los Refugiados y la Organización Internacional de Migraciones, al tiempo que advirtió que el régimen «el régimen de Maduro intenta desprestigiar a estas instituciones para solapar la desgracia de más de 5 millones de venezolanos que han tenido que huir a consecuencia de las persecuciones, la destrucción económica y la falta de oportunidades en su país».
26-05-2020 | Fuente: abc.es
Grecia confirma que se completará la valla metálica en la frontera con Turquía
El Ministro de Asuntos Exteriores Nikos Dendias ha confirmado enérgicamente que no cambian las fronteras y se completará dentro de pocos días la valla metálica que se encuentra en la frontera norte del país con Turquía, en la zona conocida como Evros por el río que recorre la zona. Estas declaraciones han sido la contestación al Gobierno turco, que afirmó recientemente que la línea fronteriza ha cambiado significativamente debido a factores naturales y provocados por el hombre. Dendias ha contestado que «no existe controversia alguna sobre las fronteras» y que aunque cambie el curso del rio Evros, «no cambian las fronteras trazadas por el Tratado de Lausanne y el Protocolo de 1926». Y ha dejado claro que se completará la valla metálica que divide a los dos países. Ya existe una parte de casi 13 kilómetros, edificada entre 2011 y 2012 entre los pueblitos de Neas Visas y Kastaniés, pero ahora se extenderá otros 30 kilómetros y será instalada por la Policía Griega (ELAS). Se trata de una medida para impedir la entrada ilegal de inmigrantes y refugiados (o supuestos refugiados) que, según Grecia, son presionados durante estos últimos meses para entrar en el país por el régimen de Erdogan. Hasta ahora las importantes fuerzas policiales y del ejército heleno que se encuentran en la zona han conseguido, con el apoyo de Frontex, que no consigan entrar de forma ilegal personas provenientes de Turquía. Una valla conflictiva La construcción de la nueva valla se completará en tres meses, según informaciones de los medios griegos y tras muchas visitas, los expertos del Ministerio de Defensa han identificado cuáles son los lugares mas vulnerables de su recorrido. Y se espera que su coste supere los diez millones de euros, de los que una parte provendría de la Unión Europea. Durante la construcción de la valla existente, que costó 4.800.000 euros, la UE no participó en su financiación al considerar que la valla era una medida «que por sí sola no es la respuesta al problema de la migración ilegal». Muchas ONGs y partidos de la izquierda griega se habían mostrado contrarios a esta valla disuasoria y al conocerse su ampliación, han vuelto las protestas al respecto.
26-05-2020 | Fuente: abc.es
Un informe revela cómo el colapso de la sanidad chavista agrava la crisis del coronavirus en Venezuela
El régimen de Nicolás Maduro está minimizando el impacto de la pandemia de coronavirus en Venezuela y hostiga y reprime a periodistas y profesionales de la salud que alertan sobre el grave deterioro de las condiciones en los hospitales, según un informe publicado por la organización Human Rights Watch (HRW) y la universidad Johns Hopkins tras haber estudiado la situación en 14 hospitales públicos de Caracas, la capital del país, y los cinco estados de Anzoátegui, Barinas, Bolívar, Lara y Zulia. La incapacidad de tratar a los enfermos de coronavirus puede acabar agravando la que ya es la peor crisis migratoria y humanitaria en la historia del continente, según esas organizaciones. El régimen chavista sólo reconoce 1.121 casos confirmados de coronavirus y 10 fallecidos, aunque la diplomacia estadounidense ha denunciado que la cifra real es mucho mayor. Las autoridades venezolanas se niegan a publicar datos epidemiológicos, ya que carecen de pruebas diagnósticas que permitan tener una idea de cuántos contagiados hay realmente en el país, que tiene 28 millones de habitantes, con cinco millones de refugiados en el extranjero. «Para contribuir a una respuesta efectiva a la Covid-19 en Venezuela, los gobiernos preocupados por la situación venezolana deberían financiar las iniciativas humanitarias de la ONU», dice José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW. «Pero para que la ayuda llegue efectivamente al pueblo venezolano, la máxima responsabilidad recae en las autoridades que responden a Maduro». Según un estudio de HRW y la Universidad Johns Hopkins, realizado entre noviembre de 2019 y mayo de 2020, el sistema de salud de Venezuela ha quedado colapsado. El sistema público de salid es incapaz de suministrar servicios básicos por la emigración forzosa de trabajadores sanitarios. Venezuela está la posición 180 de 195 en el Índice de Seguridad Sanitaria Global de 2019. Es decir, es uno de los países peor preparados para mitigar la pandemia. «La crisis humanitaria en Venezuela y el colapso del sistema de salud han generado una peligrosa situación que favorece una rápida propagación del virus en la población en general, condiciones de trabajo inseguras para el personal de salud y un alto índice de mortalidad entre pacientes que necesitan tratamiento en hospitales», dice la doctora Kathleen Page, médico y profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins. «La imposibilidad de Venezuela para hacer frente a la pandemia de Covid-19 podría provocar que más personas intenten irse del país. Esto desbordaría aún más los sistemas de salud de los países vecinos», añade. Según este informe, publicado este martes, el Gobierno de EE.UU. y la Unión Europea deben ejercer presión sobre las autoridades venezolanas que responden a Maduro para que permitan de inmediato la llegada de una respuesta humanitaria a gran escala liderada por la ONU, orientada a prevenir una propagación catastrófica de la Covid-19 en el país, expresaron Human Rights Watch y la Johns Hopkins. Los expertos entrevistados denuncian una frecuente escasez de agua en los hospitales y centros médicos. Hasta tal punto, que los pacientes y el personal de la salud se ven obligados a llevar su propia agua para su propio consumo: para lavarse las manos antes y después de visitas médicas, limpiar material quirúrgicos y, a veces, hasta para usarla en el servicio. Es común que los cortes de agua afecten a los hospitales de Caracas, según el informe. Y en algunos hospitales en zonas remotas, los cortes de agua han durado semanas e incluso meses.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Resultados de la encuesta nacional sobre el impacto de COVID-19 en Venezuela.<br><br>16/05/2020 <a href="https://t.co/C5XR4UrMHa">pic.twitter.com/C5XR4UrMHa</a></p>&mdash; Centro de Comunicación Nacional (@Presidencia_VE) <a href="https://twitter.com/Presidencia_VE/status/1261997034426511360?ref_src=twsrc%5Etfw">May 17, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Una encuesta nacional sobre el impacto de Covid-19 en Venezuela publicada por la Asamblea Nacional el 16 de mayo reportó que había escasez de guantes en el 57.14 % del sector salud, de mascarillas en el 61.9%, de jabón en el 76.19 % y de alcohol desinfectante en el 90.48%. Según el documento, la principal respuesta de las autoridades venezolanas ante la falta de agua en los hospitales ha sido «la desidia». Varias personas entrevistadas indicaron que, durante años, el Gobierno no ha hecho nada para frenar el deterioro progresivo de las condiciones en los hospitales donde trabajan. «La única instancia que recordaban en la cual el gobierno venezolano reconoció el deterioro de un hospital y expresó su determinación de solucionarlo, las autoridades trabajaron en el edificio solamente un mes y luego abandonaron el proyecto», añade.
1
...