Infortelecom

Noticias de mexico

06-11-2017 | Fuente: as.com
Adidas presenta las camisetas mundialistas de sus selecciones
La marca deportiva se ha inspirado en distintas citas deportivas para diseñar las camisetas de Bélgica, México, Argentina, Alemania..
06-11-2017 | Fuente: abc.es
El asesino de Texas, un exsoldado condenado en el Ejército por maltratar a su mujer e hijo
El autor de la matanza en una iglesia evangélica de Texas ha sido identificado como D. P. Kelley, de 26 años. Kelley, que vivía en New Braunfels, Texas, murió poco después del ataque. El atacante, que sirvió para la Aviación estadounidense en una base en Nuevo México, fue juzgado en un consejo de guerra en 2012 agredir a su esposa e hijo, por el que fue sentenciado a 12 meses de reclusión y a una rebaja de rango por «mala conducta» en 2014, según Ann Stefanek, la jefa de operaciones de medios de la Fuerza Aérea. Kelley formó parte del equipo logístico de la Base Holloman de la Fuerza Aérea en Nuevo México desde 2010 hasta 2014. Era responsable del traslado de pasajeros, carga y propiedad personal en el transporte militar. El domingo por la tarde, un hombre armado identificado como D. P. Kelley, de 26 años, irrumpió en la Primera Iglesia Baptista de Sutherland Springs, en Texas, y abrió fuego de forma indiscriminada matando a 26 personas. Uno de los fieles logró disparar al atacante cuando intentaba abandonar el templo religioso. Entonces, el autor tiró su arma y salió corriendo hasta llegar a su vehículo para emprender la huida. Kelley ha sido hallado muerto dentro de su vehículo, con el que se estrelló poco después de salir de la iglesia. Por el momento se desconoce si fue disparado o si se suicidó. «La salud mental es el problema», según Trump La portavoz de las Fuerzas Aéreas Ann Stefanek ha contado que Kelley fue miembro de un equipo logístico en la base aérea de Holloman, en Nuevo México. En 2012, fue condenado a un año de cárcel por un tribunal militar por agredir a su esposa y su hijo, tras lo cual fue degradado. Funcionarios estadounidenses informaron a «The Associated Press» que Kelley vivía en un suburbio de San Antonio y que no parecía estar vinculado a grupos terroristas organizados. La misma fuente ha asegurado que los investigadores están siguiendo las publicaciones en redes sociales que Kelley pudo haber hecho en los días previos al ataque del domingo, entre ellas una que parecía mostrar un arma semiautomática de estilo AR-15. El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha asegurado que «la salud mental es el problema» en relación al tiroteo ocurrido ayer en una iglesia baptista en Texas, donde murieron al menos 26 personas, un suceso que calificó de «espeluznante». «Es un poco pronto, pero está claro que nos encontramos ante un problema de salud mental de alto nivel. Tenemos muchos problemas de salud mental en nuestro país (..). Es algo que hay abordar de manera seria», dijo Trump en una rueda de prensa en Tokio al ser preguntado por las medidas que deberían ser adoptadas para evitar este tipo de sucesos.
06-11-2017 | Fuente: abc.es
Trump condena el tiroteo de Texas y manda un mensaje de unidad a Estados Unidos
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha condenado este domingo el tiroteo en una iglesia del estado de Texas, que se ha saldado con al menos 26 muertos, enviando un mensaje de unidad a la población y expresando sus condolencias a los familiares de las víctimas. «Nuestros pensamientos y rezos están con las víctimas y las familias del ataque asesino de hoy (por el domingo) en Sutherland Springs, Texas», ha indicado en su comunicado, publicado por la Casa Blanca. «Este horrible acto maligno ha tenido lugar mientras las víctimas y sus familias estaban en su lugar sagrado de culto. No podemos expresar con palabras el dolor y la pena que sentimos, y no podemos siquiera imaginar el sufrimiento de los que han perdido a sus seres queridos. Nuestros corazones están rotos», ha dicho. «Sin embargo, en momentos oscuros como estos, los estadounidenses hacen lo que hacen mejor: unirse. Unimos manos. Juntamos nuestros brazos. Y a través de las lágrimas y la tristeza, permanecemos fuertes», ha agregado. Asimismo, Trump ha recalcado que su Gobierno «está dando todo su apoyo a las autoridades estatales y locales para investigar este crimen horrible». «He hablado con el gobernador (de Texas, Greg) Abbott y expresamos nuestro agradecimiento a los que respondieron en el lugar para detener al sospechoso y dar ayuda inmediata y vital a las víctimas del tiroteo», ha manifestado. El presidente estadounidense, que se encuentra en Japón en el marco de una visita diplomática, ha subrayado que «seguirá de cerca los acontecimientos». «Todo Estados Unidos reza a Dios para ayudar a los heridos y a las familias. Nunca les abandonaremos», ha remachado. El atacante irrumpió en la Primera Iglesia Baptista de Sutherland Springs, en Texas. El portavoz del Departamento de Seguridad Pública del estado, Freeman Martin, ha indicado que las víctimas mortales tienen entre cinco y 72 años, según ha recogido la cadena de televisión CNN. Fuentes oficiales citadas por el diario 'The New York Times' han identificado al atacante como Davin P. Kelley, de 26 años, quien ha sido hallado muerto en el interior de su vehículo. Por el momento se desconoce si fue tiroteado o si se suicidó. Martin ha agregado que el atacante entró en la iglesia y abrió fuego contra los presentes y que uno de ellos disparó contra él cuando se dio la vuelta para abandonar el edificio. Tras ello, el atacante tiró su arma y salió corriendo, llegando a su vehículo, con el que se estrelló poco después. Tras el suceso, el gobernador de Texas ha descrito lo ocurrido como el peor incidente de este tipo en la historia del estado. La portavoz de las Fuerzas Aéreas Ann Stefanek ha afirmado que Kelley fue miembro de un equipo logístico en la base aérea de Holloman, en Nuevo México, desde 2010 hasta que fue licenciado en 2014, agregando que compareció ante un tribunal militar en 2012 tras ser acusado de agredir a su esposa y su hijo. Stefanek ha indicado que Kelley fue imputado por dos cargos de agresión según el Código de Uniforme de la Justicia Militar y condenado a doce meses de reclusión, así como degradado en su cargo. Por su parte, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha publicado un mensaje en su cuenta en Twitter. «Que Dios esté con la gente de Sutherland Springs, Texas. El FBI y las fuerzas del orden están en el lugar. Sigo la situación desde Japón», ha indicado.
05-11-2017 | Fuente: elpais.com
Ciudad de México construirá un memorial en homenaje a los muertos del sismo
El Gobierno de la capital anuncia que expropiará el edificio colapsado de Álvaro Obregón, 286. Más de 40 personas murieron allí
05-11-2017 | Fuente: abc.es
El FBI acusaba a Martin Luther King de comunista y de «aberraciones sexuales»
La última tanda de archivos desclasificados sobre el asesinato de John F. Kennedy contiene detalles sobre los métodos de vigilancia de la CIA en México hace medio siglo, y un informe en el que el FBI acusa al reverendo Martin Luther King de comunismo y de cometer «aberraciones sexuales». Según informan varios medios, los Archivos Nacionales de Estados Unidos publicaron este viernes 676 documentos de la CIA y otros informes oficiales hasta ahora confidenciales, siguiendo las órdenes del presidente Donald Trump de ir divulgando progresivamente los archivos aún secretos sobre la muerte de Kennedy en 1963. Entre ellos se encuentra un documento sin ninguna relación aparente con el asesinato del presidente: un informe de 23 páginas en el que el FBI analiza el perfil de Martin Luther King, y que está fechado el 12 de marzo de 1968, tres semanas antes del asesinato de ese célebre líder del movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos. No hay ninguna mención a Kennedy en el dosier sobre Luther King, y no está claro por qué se encuentra entre los documentos sobre el mandatario ni por qué ha tardado casi medio siglo en salir a la luz. Las últimas dos páginas acusan al reverendo baptista de participar en «orgías sexuales de borrachos» en las que se practicaban «actos no naturales» al menos desde 1964. «Durante los años siguientes y hasta ahora, King ha seguido cometiendo estas aberraciones sexuales en secreto, mientras en público se presentaba como un líder moral de convicciones religiosas», indica el FBI en su informe. Una hija ilegitima El documento también acusa a King de haber tenido una hija ilegítima con la esposa de un dentista californiano con la que tuvo «una aventura ilícita desde 1962», y de haber tenido relaciones extramatrimoniales con otras tres mujeres, entre ellas la cantante de folk Joan Baez. Además, el FBI define al premio Nobel de la Paz como un «marxista de corazón» que apoyaba en secreto el comunismo y se rodeaba de asesores que tenían lazos con ese partido en Estados Unidos. Uno de los temas sobre los que los historiadores esperaban conocer más detalles con la divulgación de los archivos secretos sobre Kennedy era la visita a México del presunto asesino del presidente, Lee Harvey Oswald, seis semanas antes del infame suceso. Durante su visita, Oswald intentó sin éxito conseguir un visado para regresar a la Unión Soviética a través de Cuba, y habló para ello con el cónsul soviético, Valeriy Kostikov, que según la CIA era un asesino del KGB. Los documentos reflejan la preocupación de la CIA y el FBI por la posibilidad de que la Unión Soviética o Cuba hubieran orquestado el asesinato de Kennedy, algo de lo que estaba convencido el entonces secretario de Estado para asuntos interamericanos, Thomas Mann.
05-11-2017 | Fuente: abc.es
Trump, atrapado por la trama rusa y la guerra interna republicana
Mucho más ruido que nueces. El primer aniversario de la victoria electoral de Donald Trump, aquel terremoto político que sacudió a EE.UU. y al mundo, no da para muchas celebraciones. De noviembre a noviembre, media América aún repudia la sonora forma de gobernar y el intento de desmontar el legado de Obama del primer presidente outsider. La otra media todavía confía en que haga realidad la soflama de «limpiar el pantano» de la corrupción que lanzó a los acólitos durante su toma de posesión desde la balconada del Capitolio, el símbolo del decadente Washington que se disponía a purificar. A las puertas del 8 de noviembre de 2017, doce meses después del día que podía cambiar el mundo, el verdadero alcance de su onda expansiva es limitado e incierto. Mientras Trump recorre estos días el continente asiático en busca de una solución al conflicto norcoreano, que combate desde Twitter con mensajes incendiarios contra su dictador, en casa, el impacto de su presidencia bascula entre una gestión con pocos logros reales y un inestable panorama político que empeora día a día. Una sociedad aún más polarizada que la que le aupó en la Casa Blanca asiste atónita a la investigación de la trama rusa contra su presidente que acaba de estrenar sus primeros inculpados judiciales, a la guerra sin cuartel de Trump con el partido que le sustenta, pero que a su vez bloquea su agenda, y a la deriva desnortada de la oposición demócrata que, lejos de asentarse como alternativa, parece eternizar sus luchas intestinas, bajo la larga sombra de corrupción heredada de Hillary Clinton. Lodos de unos polvos sembrados durante el proceso electoral más amargo que recuerda EE.UU., en el que el ganador tumbó a dieciséis candidatos republicanos, con amenazas de demoler el partido de Abraham Lincoln y Theodore Roosevelt y mensajes de alabanza a Vladímir Putin, y la perdedora amañó su candidatura mucho antes de que se pronunciaran las bases en las primarias, comprando el aparato del partido con dinero de los donantes, según acaba de desvelar la expresidenta demócrata, Donna Brazile. Inexperto y caprichoso Difícilmente un entorno así podía arrojar un balance fructífero. El inexperto y caprichoso Trump fue capaz de rodearse de una de las Administraciones más cualificadas, fruto de su autoexigencia de exitoso hombre de negocios, pero también de un equipo de asesores lleno de contradicciones, personales e ideológicas, que convirtió la Casa Blanca en un polvorín. Sólo la disciplinada mano del general retirado del Cuerpo de Marines John F. Kelly ha sido capaz de asentar últimamente el entorno presidencial. No sin un trabajo de limpieza capaz de poner en la calle a medio entorno. Entre el oficialismo y el trumpismo, esa ideología de nuevo cuño que alumbró en campaña Steve Bannon, los despedidos suman catorce. Incluido el padre intelectual del movimiento, que, con su vuelta al periódico digital «Breitbart», amenaza con terminar el trabajo de demolición del Partido Republicano que inició en campaña. Las primarias estatales prometen más de un susto a la cúpula conservadora. Pero la labor de su jefe de gabinete no ha logrado despejar aún la convicción de que es el impulsivo «ordeno y mando» de Trump el que más contribuye a desestabilizar la Casa Blanca. Y su permanente querencia por el mensaje supremacista, que alimenta conscientemente para mantenerse conectado al 39% de fieles (RealClearPolitics), el pobre ratio del presidente menos valorado en muchos años. Su exculpación de «algunos neonazis», con el apelativo de «buenos tipos», soliviantó al país de este a oeste, tras la muerte de una joven atropellada por uno de ellos. Un mensaje radical capaz de unir a expresidentes ideológicamente tan dispares como George W. Bush y Barack Obama, que advierten del riesgo del mensaje radical de Trump. Aunque la ironía de los tiempos que vivimos también ha dado para que el más liberal de sus antecesores vivos, Jimmy Carter, haya roto una lanza en defensa del asaeteado Trump, al asegurar que estamos ante «el presidente de la historia peor tratado por la prensa». Twitter y las «fake news» Aunque el intuitivo magnate, que supo embolsar a los medios tradicionales en el saco del deteriorado establishment, sabe avivar el fuego y arremeter cada día contra los medios. Una forma de reducir a la mínima expresión el impacto de cualquier noticia comprometida, que replica en su condición de presidente-Twitter: «Todo son fake news (noticias falsas)». Es el empate infinito, capaz de equilibrar las culpas, con el que Trump se sobrepone a cada arreón. El último procede del fiscal especial, Robert Mueller, que ha logrado la aprobación judicial para inculpar a los tres primeros asesores del presidente: el exdirector de campaña, Paul Manafort; el socio de éste, Richard Gates; y el asesor George Papadopoulos. También le ayuda el cierre de filas republicano, a la espera de que su reforma fiscal, autoproclamada como «la mayor bajada de impuestos de la historia», le permita salvar su mandato. La aspiración es compartida por la mayoría conservadora en el Congreso, obligada a entenderse con quien desprecia para no sucumbir a las elecciones legislativas del midterm (2018), crucial para determinar si habrá cambio de mayorías. Su relación con los republicanos se asemeja a una historia de amor-odio que ha convertido la política estadounidense, por momentos, en un esquizofrénico delirio. El populismo de promesas fáciles de Trump elevó en exceso las expectativas de cumplimiento para que los republicanos, en un país donde la disciplina de partido es muy relativa, lograran convertirlas en ley. Así se lo recordó el líder de la mayoría, Mitch McConnell, en uno de sus múltiples choques, una vez fracasado el intento de derribar el Obamacare. La brecha ya estaba abierta por razones ideológicas, en asuntos en los que Trump ha violado la más pura tradición republicana: un proteccionismo demoledor del Acuerdo Transpacífico y del Tratado de Libre Comercio con México y Canadá, y un continuo jaque a la colaboración con los aliados de la OTAN y la UE, reforzado con la salida del Acuerdo medioambiental de París y el rechazo al pacto nuclear con Irán, jalonan la gestión de un presidente decidido a actuar por su cuenta. De ello dan fe sus cincuenta órdenes ejecutivas, pero también el insólito acuerdo con los demócratas para dotar de fondos a Texas, tras el catastrófico paso del huracán Harvey, con el que pasó por encima de los republicanos. Pese a las dificultades, Trump no tira la toalla. El hombre hecho a sí mismo, acostumbrado a hacer y deshacer al frente de su imperio, el gestor disciplinado que tanto ansía reconocimientos ajenos y que no entiende de derrotas, no va a regalar ningún fracaso. Aferrado a una prometida mejora del crecimiento y el empleo y a la subida de la Bolsa bajo su gestión, confía en que un impulso de la economía volverá a situarle en la Casa Blanca en 2020.
04-11-2017 | Fuente: elpais.com
El BBVA y el Santander hacen caja con los créditos en América Latina
Con un escaso volumen de préstamos en México o Brasil, los dos grandes ganan entre un 60% y un 100% más que en España por los altos tipos de interés y su gran cuota de mercado
04-11-2017 | Fuente: elpais.com
Govea y Antuna, los rostros nuevos para iniciar el cambio generacional en México
El seleccionador Juan Carlos Osorio convoca a 26 futbolistas para una gira por Europa para enfrentar a Bélgica y Polonia
03-11-2017 | Fuente: elpais.com
Una ?app? imposible para las presidenciales de México
La implementación de una aplicación en el proceso electoral abre el debate sobre la brecha digital en el país
03-11-2017 | Fuente: elpais.com
Govea y Antuna, los rostros nuevos para iniciar el cambio generacional en México
El seleccionador Juan Carlos Osorio convoca a 26 futbolistas para una gira por Europa para enfrentar a Bélgica y Polonia