Infortelecom

Noticias de medicina

11-04-2020 | Fuente: as.com
Consulta el protocolo completo de medidas de la FEF para la vuelta a la competición
La Federación Española de Fútbol (RFEF) ha enviado a todos los clubes un protocolo médico en el que han participado especialistas en medicina deportiva.
10-04-2020 | Fuente: as.com
La bética Willy comienza a trabajar contra el coronavirus
La futbolista del Betis, licenciada en Medicina y opositora del último MIR, lo anunció con ganas en las redes sociales: "Es el momento de arrimar el hombro".
10-04-2020 | Fuente: abc.es
Europa lucha para frenar el avance del coronavirus
La crisis del coronavirus, que sacude el viejo continente como no se recordaba desde la II Guerra Mundial, parece acercarse o haber llegado a su «pico» en los países más castigados. Italia, el principal foco y el país con más muertos registrados del mundo, empieza a ver una disminución en los contagios y fallecidos, mientras que en el Reino Unido y Francia, donde las autoridades fueron reacias en un primer momento a aplicar medidas restrictivas contundentes, el número de víctimas aún crece de forma preocupante. El propio primer ministro británico, Boris Johnson, resultó infectado y tuvo que ser ingresado en la UCI. En Alemania, donde sí se permite salir a la calle y se apela a la responsabilidad personal para guardar la distancia de seguridad, las cifras de muertos son por ahora más bajas. Putin, por su parte, saca pecho y considera estar teniendo el virus bajo control en Rusia. Reino Unido: Johnson sale de la UCI El primer ministro británico, Boris Johnson, salió este jueves por la tarde de la unidad de cuidados intensivos a la que fue traslado el lunes después de haber sido ingresado en un hospital de Londres el domingo. «El primer ministro ha sido trasladado esta tarde de cuidados intensivos a sala, donde recibirá una estrecha vigilancia durante la fase inicial de su recuperación», reza un comunicado de Downing street, según el cual el premier «está de muy buen humor». Jonhson dio positivo en el test el 27 de marzo, pero tras diez días aislado fue ingresado en el hospital St. Thomas al continuar con síntomas. Aproximadamente 24 horas después fue trasladado a la UCI por un empeoramiento de su condición. Fuentes del Gobierno se apresuraron a explicar que su traslado era una «precaución» en caso de que necesitara en algún momento un ventilador para respirar, algo que no fue necesario. Su condición durante estos tres días ha sido «estable», se ha encontrado «de buen humor» e incluso se sentó en su cama. Un portavoz de Downing street declaró que el premier no había desarrollado neunomía. Desde el lunes, quien ha estado al mando del Gobierno es Dominic Raab, ministro de Exteriores y primer secretario de Estado, a quien Johnson designó desde el principio como su sustituto en caso de que quedara incapacitado temporalmente. Raab hizo este jueves una esperada declaración oficial sobre la extensión del período de confinamiento durante la rueda de prensa diaria sobre la situación, anunciando que las medidas seguirán vigentes al menos hasta que haya pasado el pico del brote. «En esta etapa, el Gobierno continúa recopilando datos para determinar los efectos del confinamiento», aseguró, e insistió en pedirle a la población que permanezca en sus casas. Fue el 23 de marzo cuando se anunció la cuarentena definitiva, con la prohibición de reuniones públicas de más de dos personas, el cierre de tiendas de productos no esenciales, y el permiso de salir de casa solo para salir a comprar comida o medicamentos, hacer ejercicio una vez al día o ir a trabajar si es estrictamente necesario. En ese momento, Johnson dijo que se revisarían las reglas en tres semanas, es decir, el próximo el 13 de abril. No obstante, dado que la propagación del virus no se ha detenido y que no se ha alcanzado aún el pico, el Gobierno ha descartado que las reglas vayan a relajarse. Según Raab, la gente «debe ser consciente» de que el esfuerzo que está haciendo contribuye «a frenar la propagación del virus y la cantidad de muertes, y por eso mantenerlo es crucial». «El número de muertes sigue aumentando, y es demasiado pronto para levantar las medidas. No debemos darle al coronavirus una segunda oportunidad de matar a más personas. Sé que es difícil, pero esto es un esfuerzo colectivo», zanjó. Reino Unido se encuentra actualmente en la segunda de las tres fases del plan del Gobierno para combatir el brote de coronavirus: contención, retraso y mitigación. En esta fase de retraso se mantienen vigentes las medidas de confinamiento para retrasar la propagación, aplanar la curva y evitar así el colapso de los servicios de salud. Hasta este jueves 7.978 personas han fallecido, mientras que 65.077 han dado positivo. Italia: la descentralización complicó las medidas El balance sobre el coronavirus en Italia es trágico por el número de muertos (18.279), pero cabe destacar que el gobierno adoptó con gran rapidez las primeras medidas cuando se inició la epidemia, el 21 de febrero. Se comprendió la gravedad de la situación cuando en el fin de semana, los días 22 y 23 de febrero, los contagiados fueron 160. De inmediato, cuando habían pasado poco más de 24 horas, el gobierno de Giuseppe Conte estableció, en la tarde del sábado 22, una zona roja en la provincia de Lodi (Lombardía), epicentro de la epidemia del coronavirus, aislando a diez pueblos y a sus 50.000 habitantes. Igualmente se cerró otro pueblo en la región del Véneto: Vo? Euganeo (Padua), donde había otro foco de contagios. El gobierno italiano no acertó en sus previsiones. Se creyó que el virus de Wuhan no llegaría a Italia o, en todo caso, sería un problema fácil de resolver. Después al estallar la epidemia, Italia comprobó que apenas contaba con mascarillas y con respiradores para las UCI. Pero pronto el Ejecutivo se hizo con las riendas de la situación, adoptando drásticas medidas, siguiendo siempre los consejos de un comité técnico científico que nombró al comienzo de la epidemia. Una de las dificultades iniciales en la gestión de la crisis fue cierta descoordinación con las regiones. Algunas quisieron ir por su cuenta adoptando medidas propias. La sanidad es una materia transferida a las 20 regiones y se ha demostrado, a lo largo de la emergencia, que esa descentralización ha sido un problema porque retrasó y complicó la adopción de algunas medidas. Francia: 12.000 muertos y Macron cuestionado Francia vive la crisis en un clima de unión nacional relativa, temiendo un balance sanitario, social, económico y político que se agrava día a día. El Gobierno de Emmanuel Macron ha multiplicado sus informaciones y decretos, con un éxito relativo. Según un sondeo del matutino conservador «Le Figaro», el 76% de los franceses piensan que el Gobierno les ha «mentido» sobre el uso de mascarillas con las que evitar la propagación del coronavirus. El ministerio de Sanidad ofrece un balance diario de fallecimientos y evolución de la crisis. Pero esas cifras no siempre convencen a todo el mundo. Y, con frecuencia, solo se conocen las cifras de muertes en los hospitales públicos, echándose en falta, con frecuencia, las cifras de muertes en las residencias públicas y privadas. A primera hora de la noche del Jueves Santo, Jérôme Salomon, director general de Sanidad, hizo un balance muy provisional, con mucha cautela: «Nuestra estrategia comienza a dar frutos, modestos pero reales. El confinamiento debe prolongarse. Es vital seguir por esa vía. El día de hoy, 30.000 personas continúan hospitalizadas, 7.066 en reanimación. Al día de hoy, Francia deplora 12.210 muertes». El 82% de los fallecidos tenían más de 80 años. Las cifras que facilita el ministerio de Economía y Finanzas se agravan cada día. El lunes se temía la peor recesión desde 1945. El jueves se temía una recesión del 6%, con un crecimiento espectacular de la deuda pública, que pudiera ascender con rapidez hasta el 112%, este mismo año, cuando no está claro quién podrá financiar los proyectos de «relanzamiento» económico en los que trabajan los expertos. La oposición de izquierda y derecha critica al Gobierno de Macron, dentro de unos límites verbales de relativa «continencia». Alemania: test masivos y distancia de seguridad La estrategia del Gobierno alemán es considerada como «satisfactoria» o «muy satisfactoria» por el 88% del electorado, según el sondeo Deutschlandtrend. Las restricciones de movilidad y contacto no impiden que la población salga a la calle, siempre que se mantenga la distancia de seguridad. Se han realizado más de un millón de test en hospitales y clínicas, servicios públicos de sanidad y consultas médicas, para su posterior análisis. A finales de abril se estará realizando un millón de test cada semana. Alemania recibe 40 millones de mascarillas en cinco vuelos semanales operados por Lufthansa y ha implementado una red de suministro, a través de su Ministerio de Economía, para garantizar la producción nacional de mil millones de mascarillas para este año. El Ministerio de Exteriores confirma que el número de pacientes de otros países europeos trasladados de urgencia a Alemania asciende a 220 (130 de Francia, 44 de Italia y 46 de Holanda) y que hay disposición para a acoger a 60 más. El gobierno de Angela Merkel ha lanzado un programa para mantener e impulsar la economía por un total de 800.000 millones de euros que obliga a incumplir el mandato constitucional de límite de endeudamiento. La canciller Merkel pidió ayer paciencia a la población para sostener en el tiempo las medidas preventivas, alegando que «en poco tiempo podríamos destruir todo lo que hemos logrado hasta ahora». Aunque progresivamente se irán desmontando, Merkel avisa que «la normalidad total llegará solamente con la vacuna». Rusia: Moscú destaca que actuó «a tiempo» Con 10.131 infectados, 76 fallecidos y 698 recuperados, Rusia es por ahora uno de los países del mundo menos afectados por la pandemia. Empezó a tomar medidas drásticas ya a finales de enero, cuando cerró su frontera con China a raíz del brote de Wuhan. La directora de la Agencia Federal de Medicina y Biología, Verónica Skvortsova, sostiene que la propagación del Covid-19 en Rusia «discurre con arreglo a un escenario favorable (..) gracias a que las autoridades actuaron a tiempo». Skvortsova calcula que Rusia empezará a superar la enfermedad en junio. No obstante, el presidente Vladímir Putin ha ampliado los días no laborables para facilitar el confinamiento general durante todo abril. Más de las dos terceras partes de los entes territoriales rusos observan este autoaislamiento total, lo que ha obligado a intensificar las ayudas y subsidios. «Vamos apoyar a los sectores de la economía afectados por la crisis sanitaria, al mercado laboral y al sistema sanitario», afirmó Putin el miércoles.
09-04-2020 | Fuente: abc.es
Cómo se contagió Nueva York: el virus se propagó durante semanas sin que se tomaran medidas
La consulta en la que trabaja Victoria Moreno en Nueva York era a comienzos de marzo una reproducción en miniatura de lo que ocurrió en Wuhan. A finales de enero, la ciudad china en la que surgió la pandemia de coronavirus empezó a detectar un aumento disparado de pacientes con problemas respiratorios. «A mi consulta venía gente con síntomas de gripe, a pesar de que la temporada de gripe ya estaba en descenso», relata a ABC esta doctora argentina, que trabaja en una red de clínicas de urgencias. «Les hacíamos la prueba de la gripe y salía negativo. Los mandábamos a casa». Moreno explica que entonces solo había un puñado de casos confirmados en Nueva York, no había test para coronavirus y ni siquiera se habían impuesto directivas por parte de las autoridades médicas sobre el tratamiento y el distanciamiento con pacientes de coronavirus. «Hasta el 10 de marzo trabajé sin protección, sin mascarillas ni guantes. Ese día vi 50 pacientes y 35 tenían los mismos síntomas», recuerda. «Hasta el 10 de marzo trabajé sin protección, sin mascarillas ni guantes. Ese día vi 50 pacientes y 35 tenían los mismos síntomas», afirma a ABC la doctora Victoria Morena Al día siguiente, cayó enferma. Tenía coronavirus, como confirmaron las pruebas varios días después. Regresó dos semanas al trabajo y era un mundo diferente. La epidemia había tomado EE.UU., los casos confirmados y las muertes se multiplicaban. El 90% de los pacientes que trata ahora son por coronavirus. El 70% de los test que realiza -ahora sí están disponibles sin problema- dan positivo. La experiencia de esta doctora es una pequeña ventana abierta a la realidad de cómo empezó la epidemia en Nueva York: circuló durante semanas en la ciudad sin una respuesta efectiva y rápida de las autoridades. El primer caso en EE.UU. data del 20 de enero, en el estado de Washington, en la otra punta del país. El primer contagio en Nueva York se confirmó el 1 de marzo, de una mujer que viajó desde Irán. El mismo día que Moreno tuvo que quedarse en casa, enferma por coronavirus, el 11 de marzo, Donald Trump prohibió los viajes desde Europa (el 31 de enero lo había hecho con China). Esa y otras decisiones llegaron muy tarde. El virus había campado por la principal ciudad de EE.UU. desde al menos mediados de febrero, según los análisis preliminares de las facultades de medicina de Mount Siani y NYU, dos instituciones prestigiosas de la ciudad. Tras analizar el genoma de virus de pacientes neoyorquinos, determinan que vino del Viejo Continente. «La mayoría es claramente europea», aseguró a «The New York Times» Harm von Bakel, investigador de Mount Sinai. «Fue un desastre que no hiciéramos test», añadió al diario neoyorquino Adriana Heguy, del equipo de NYU. Con la detección de los primeros brotes, hubo países, como Corea del Sur, que emprendieron programas masivos de test de coronavirus para acorralar los casos. En EE.UU. en general y en Nueva York en particular se tardó muchísimo. Los test eran escasos y se tardaba mucho en recibir resultados. Las directivas de los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC, en sus siglas en inglés), la autoridad médica de EE.UU., impuso que los test eran al principio solo para gente que venía de China y que mostrara síntomas. Después, para quienes tenían síntomas y habían tenido contactos con casos confirmados. Por eso, en la consulta de la doctora Moreno, y en muchas otras de Nueva York y de EE.UU., los pacientes que no eran graves, aunque probablemente contagiados, se iban a casa en metro, con los vagones hasta arriba de gente. Un polvorín El gran problema es que el coronavirus se puede transmitir sin síntomas y eso convirtió a Nueva York -con gran densidad urbana, mucha población y muy articulada por el transporte público- en un polvorín. «En esas dos semanas que no hubo protección, ni concienciación sobre la epidemia, ni se decretó el aislamiento social, la epidemia explotó»; explica Moreno, que critica que no se protegiera mejor al personal sanitario y a la policía. Tras regresar a su trabajo a finales de marzo, se encontró con veinte agentes de policía en su consulta. Ayer se supo que el 20% del cuerpo está de baja médica. Las autoridades no contribuyeron a frenar la epidemia a tiempo. Cuando el 2 de marzo se detectó un caso de un abogado de New Rochelle, un suburbio de Nueva York, sin haber viajado a ningún país de riesgo, debían haber sonado todas las alarmas. Pero no lo hicieron. «Tenemos el mejor sistema hospitalario del mundo», alardeó ese mismo día el gobernador del estado, Andrew Cuomo. «No creo que aquí la situación vaya a ser tan mala como en otros países». «Os avisaremos en el momento en el que creamos que haya que cambiar de comportamiento», trató de calmar el alcalde, Bill de Blasio, el 5 de marzo. «No creo que aquí la situación vaya a ser tan mala como en otros países», trató de tranquilizar el alcalde neoyorquino, Bill de Blasio California decretó el confinamiento de la población el 19 de marzo, con 675 casos. Nueva York lo hizo tres días después, cuando la cifra había pasado de 15.000. Según Thomas Frieden, exdirector del CDC, si Nueva York hubiera tomado medidas de distanciamiento una o dos semanas antes, la cifra de víctimas se podría haber reducido entre un 50% y un 80%. Tampoco ayudó la reacción desde Washington, donde Trump menospreció durante meses la epidemia y no lideró una reacción coordinada nacional frente a una epidemia que no entiende de fronteras estatales. Al menos, Cuomo ha reconocido que subestimó la epidemia. «Hemos ido por detrás del virus», ha dicho en más de una ocasión. «Y así no se le puede derrotar».
09-04-2020 | Fuente: abc.es
Putin llama a la movilización de todos los recursos para luchar contra el coronavirus
En el marco de una nueva videoconferencia con ministros y gobernadores regionales, el presidente Vladímir Putin lanzó ayer otro mensaje a la ciudadanía, el tercero ya desde el comienzo de la crisis sanitaria, en un intento de infundir confianza a la población y pedir paciencia y disciplina para soportar el confinamiento.«Todo pasa y queda atrás, esto también pasará (..) derrotaremos está infección del coronavirus, juntos superaremos todo», proclamó Putin al final de su alocución. Pero antes anunció un nuevo paquete de ayudas y ordenó al Gobierno y a las administraciones locales canalizarlas. «Vamos apoyar a los sectores de la economía afectados por la crisis sanitaria, al mercado laboral y al sistema sanitario», declaró el primer mandatario ruso telemáticamente, parapetado en la soledad en su residencia de Novo-Ogariovo, en las afueras de Moscú. La nuevas medidas incluyen una subida del salario y de los complementos para los empleados del sector sanitario que luchan contra la pandemia, la agilización de los trámites para que las familias con niños pequeños reciban dotaciones, el pago inmediato de la prestación por desempleo, que asciende a 12.130 rublos (unos 150 euros), para quienes perdieron el trabajo después del 1 de marzo. En sus dos primeras comparecencias televisivas, Putin decretó primero una semana no laborable y luego la amplió a todo el mes de abril. También prometió ayuda a las pymes, incluyendo una exención de impuestos, salvo el IVA, y créditos baratos, algo que por ahora no se está materializando y que está levantado críticas y malestar entre los empresarios. Las cifras facilitadas hoy sobre la evolución de la epidemia arrojan 1.459 nuevos casos de coronavirus en toda Rusia y sitúan el total en 10.131 infectados. Ha habido un repunte de 284 contagios con respecto al miércoles, cuando el incremento fue de 1.175 casos. Los fallecimientos ascienden a 76. En Moscú, los casos han aumentado en 857 y elevan el total en la capital rusa hasta 6.698, en donde hay además 38 muertos. Según la directora de la Agencia Federal de Medicina y Biología, Verónica Skvortsova, «la epidemia de coronavirus en Rusia puede alcanzar el pico máximo en las próximas dos semanas» y, según su opinión, «la disminución significativa de la enfermedad comenzará en junio». Skvortsova cree que la propagación del COVID-19 en Rusia «se está desarrollando con arreglo a un escenario favorable (..) gracias a que las autoridades actuaron a tiempo». Rusia empezó a tomar medidas drásticas contra la pandemia ya a finales de enero, cuando cerró su frontera con la vecina China en medio de la proliferación del brote de Wuhan.
08-04-2020 | Fuente: abc.es
Pompeo: «No hay ninguna sanción que impida enviar ayuda humanitaria a Irán o Venezuela»
Mike R. Pompeo es el secretario de Estado norteamericano desde abril de 2018. Llegó al cargo después de algo más de un año al frente de la CIA. Nacido en California, es de origen italiano y fue desde 2011 y hasta su nombramiento en la CIA, miembro de la Cámara de Representantes por un distrito de Kansas. Este miércoles mantuvo una entrevista telefónica sobre las consecuencias del coronavirus con un grupo de medios europeos entre los que estaban ABC, «Corriere della Sera», «The Spectator», «L?Opinion» y «Bild». Le preocupa al presidente Trump la desinformación china sobre el origen del virus. Ha habido funcionarios chinos que han sugerido que el virus fue importado a China e incluso se señalado a un origen norteamericano. ¿Qué preocupación hay sobre desinformación en este tema? El mundo entero necesita transparencia y datos e información exactos. Cualquier país o cualquier dirigente que intente minar eso con desinformación sobre una crisis sanitaria representa un riesgo. La razón por la que son necesarias la transparencia y la apertura no es sólo por el origen de la pandemia. También por el presente. Dónde lo hay, cuántos casos hay, cuál es la naturaleza de la enfermedad y cómo progresan los afectados. Cómo los tratamos, qué terapias? todo esto requiere enorme transparencia y cualquier país que practica la desinformación pone la vida de la gente en riesgo. No sólo las de sus propios ciudadanos, sino la de ciudadanos en el mundo entero. Hace semanas, muy al principio, el presidente dejó muy claro cuando habló sobre esto un alto cargo chino que insinuó que el virus había sido llevado a China por el Ejército de los Estados Unidos, que eso era absolutamente falso y quería que la verdad constase. Esta es una pandemia que empezó en Wuhan, China. Y es fundamental que ambas partes lo tengamos claro para poder afrontar la crisis que tenemos ante nosotros y evitar que nunca vuelva a pasar al mundo. Todos los países tienen la obligación de compartir información. Hemos intentado durante mucho tiempo meter a nuestro equipo médico en Pekín y no lo hemos conseguido. Para hacer este trabajo hace falta cooperación de todos los países. De todos. No se trata de hablar de cooperación, sino de acción real, de lograr objetivos. Aquí se trata de salvar vidas, de responder a esta pandemia de manera efectiva. «Cualquier país que practique la desinformación pone la vida de la gente en riesgo» Para eso es necesario que los periodistas tengan la libertad para conseguir la información. Hay que conseguir que equipos internacionales tengan la libertad de investigar, cómo se produjo el brote, cómo se extendió y cómo estamos respondiendo a él. Todo esto es indispensable si vamos a lograr el resultado global al que tienen derecho todos los ciudadanos del planeta. ¿Por qué no levanta Estados Unidos las sanciones a Venezuela e Irán durante la crisis del coronavirus? (El secretario de Estado se toma cinco segundos antes de responder). En cada uno de esos casos, en Venezuela e Irán, la ayuda humanitaria que necesitan -e Irán ha sido muy golpeado por el coronavirus- no hay ninguna sanción que impida el envío de ayuda humanitaria a ninguno de ellos. Las sanciones no se aplican al envío de medicamentos y equipos farmacéuticos. De hecho, sé que en el caso de Irán hay países que han conseguido hacer llegar ayuda humanitaria. EE.UU. ha ofrecido esa ayuda a ambos países y también a Corea del Norte. Entendemos que esta es una crisis humana y la confrontamos como tal. Pero también conviene tener presente que la primera respuesta en cada país debe ser que sus dirigentes se hagan cargo en primer lugar. Que tomen buenas decisiones para sus gentes. Irán es un país que patrocina el terrorismo y está intentando recaudar dinero. Si lo consigue, no irá a beneficiar al pueblo, si es que las lecciones de la historia nos sirven de guía. No se empleará en comprar medicinas para los iraníes, irá a funcionarios corruptos que tienen una larga historia de desviar ayuda humanitaria a su propios bolsillos y en los de sus aliados terroristas. Los propios iraníes lo saben. Y es por eso que tantos disidentes y antiguos prisioneros políticos han escrito al Fondo Monetario Internacional pidiendo que no se les dé ayuda financiera directa. «Se trata de salvar vidas, de responder a esta pandemia de forma efectiva» Nosotros queremos mejorar las vidas de las gentes de Venezuela, Irán, Corea del Norte. Queremos que consigan ayuda humanitaria, lo apoyaremos con todas nuestras fuerzas, no hay sanciones que lo impidan. Pero la ayuda en esta crisis no se puede emplear en llenar los bolsillos de los miembros de los regímenes que han sido tan destructivos con su propia gente. Trump y Macron han tenido discusiones sobre la celebración en los próximos días de una reunión del Consejo de Seguridad. Dadas sus relaciones con Pekín, ¿todavía quiere que se celebre esa reunión? El presidente ha estado en contacto constante con dirigentes de todo el mundo. Ha habido un encuentro del G-20, ha hablado con todos los dirigentes del G-7, ha hablado con muchos otros también. Creo que todavía hay mucho trabajo que hacer. El reto del virus sigue ahí así que el presidente Trump está deseando comprometerse y trabajar con todos los países con todos los países. Y eso, desde luego, incluye a China para trabajar juntos y resolver esta pandemia global. Los líderes pactarán los formatos y los encuentros. Pero que no haya equívocos: EE.UU. han liderado y seguirán liderando en ayudar al mundo a superar esta pandemia. EE.UU. y Alemania siempre han sido aliados fiables. ¿Qué esperan ustedes de Alemania en esta situación? Hemos estado en contacto con nuestros colegas alemanes a todos los niveles del Gobierno y de nuestra agencias, no solo el diálogo entre la secretaría de Estado y el Ministerio de Asuntos Exteriores alemán. No sólo nuestros equipos de salud. También nuestros equipos económicos, porque ese será el siguiente asunto que nos ocupará a todos. Sé que nuestros colegas alemanes están trabajando con sus socios europeos para dar una respuesta global para reactivar la economía global. «Irán es un país que patrocina el terrorismo y está intentado recaudar dinero. Si lo consigue no irá a beneficiar al pueblo» Nuestra expectativa respecto a Alemania es que seguirá haciendo lo que hemos hecho juntos durante décadas y décadas. Una respuesta coordinada para la economía y respecto a cuestiones tácticas, en la crisis que se avecina, estamos bien coordinados para que según vaya habiendo equipamientos disponibles, trabajemos en terapias y vacunas. EE.UU. y Alemania se coordinarán y compartirán información. Lo haremos de forma transparente y trabajaremos para que los ciudadanos de nuestros dos países salgan de esta crisis, protejamos a nuestros ciudadanos y promovamos la prosperidad. Hemos tenido una gran cooperación hasta ahora y no creo que eso cambie en el futuro.
08-04-2020 | Fuente: abc.es
Putin cree que la situación en Rusia con el coronavirus es «complicada pero no desesperanzadora»
El presidente ruso, Vladímir Putin, trató ayer de insuflar ánimo a sus conciudadanos asegurando que la situación con la propagación del Covid-19 en el país «es complicada, pero no desesperanzadora». Putin mantuvo una nueva reunión por videoconferencia con miembros del Gobierno, a la que en esta ocasión se unieron también virólogos y expertos médicos. Según sus palabras: «Rusia atravesará esta difícil etapa con pérdidas mínimas, si actuamos de manera competente, ordenada y disciplinada». Según los datos facilitados hoy, en las últimas 24 horas en Rusia se han detectado 1.175 nuevos caso de coronavirus, 21 más que el día anterior, lo que sitúa el total en 8.672 infectados. El número de fallecidos se eleva ya a 63. En Moscú, el ente territorial más azotado por la pandemia de toda Rusia, se han registrado desde ayer 660 nuevos infectados, arrojando un total de 5.841. En la capital rusa la cantidad de muertos alcanza la cifra de 31. El pasado 26 de marzo, el máximo dirigente ruso dijo que sería posible vencer al coronavirus en menos de dos o tres meses. Sin embargo, el 1 de abril, reconoció que la propagación del Covid-19 en Rusia se estaba agudizando y, al día siguiente, extendió los días no laborables hasta el 30 de abril inclusive. «Estamos haciendo un cuidadoso seguimiento de la situación y tenemos en cuenta las experiencias positivas y negativas de otros países», manifestó ayer Putin ante los participantes en la videoconferencia. Subrayó también el hecho de que «no hemos alcanzado todavía el pico de la epidemia y es muy importante ahora evitar los errores cometidos por otros». A juicio del jefe del Kremlin, la opinión de los expertos es fundamental «para determinar si se podrá reducir el número de días con las empresas cerradas» y el confinamiento total decretado en la mayoría de las regiones del país, empezando por Moscú que fue la primera en introducir la medida el pasado 29 de marzo. Putin se interesó también por la marcha de las investigaciones para dar con una vacuna. «Sé que nuestras instituciones del sector junto con científicos virólogos, farmacéuticos y médicos trabajan en un sistema especial de profilaxis, incluida la creación de una vacuna y de métodos eficaces de tratamiento», señaló. Durante la reunión, el director de centro científico "Véctor" de Novosibirsk, Rinat Maksiútov, anunció que, a partir de junio, empezarán a probar en 180 voluntarios tres vacunas diferentes. Hay además otras 120 personas, aseguró, que también desean participar en el experimento y permanecerán por el momento en reserva. Sin embargo, la directora de la Agencia Federal de Medicina y Biología, Verónica Skvortsova, ha puntualizado que la vacuna no estará disponible para los usuarios por lo menos hasta finales de año. Putin presidió el encuentro por videoconferencia desde su residencia de Novo-Ogariovo, en las afueras de Moscú, en donde lleva confinado desde principios de mes y desde donde dirige el país y todo el operativo de lucha contra el coronavirus y sus consecuencias económicas y sociales. Ha tomado tales precauciones después de que en la Administración del Kremlin se diera un caso de Covid-19, surgiesen sospechas en relación con el portavoz, Dmitri Peskov, que asistió a una fiesta con personas que dieron positivo en el test, y, sobre todo, tras haberse reunido con Denís Protsenko, director del principal centro sanitario ruso de lucha contra el coronavirus, el hospital de la periferia moscovita de Kommunarka, que resultó también estar infectado. Aquel encuentro tuvo lugar precisamente en Kommunarka. Según Peskov, todas las personas que actualmente están manteniendo contactos directos con Putin son sometidos previamente a un test de coronavirus. El propio presidente, manifestó su portavoz, «también se está sometiendo regularmente a pruebas para detectar el virus cuando los médicos lo estiman oportuno». «Se están adoptando todas las medidas de precaución», añadió en declaraciones por teléfono a los medios de comunicación rusos.
06-04-2020 | Fuente: elpais.com
El primer ministro irlandés se reincorpora a su puesto de médico para luchar contra la Covid-19
Leo Varadkar, licenciado en Medicina, trabajará para el servicio público de salud una vez por semana durante la epidemia
06-04-2020 | Fuente: abc.es
El primer ministro irlandés retoma su trabajo como médico para combatir el coronavirus
El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, se ha vuelto a incorporar al registro de médicos para retomar su labor durante un turno a la semana y colaborar así en la lucha contra el coronavirus, según informa el diario irlandés The Irish Times. Varadkar estudió medicina y trabajó como médico durante siete años antes de dejar la profesión por la política. Finalmente en 2013 abandonó el registro de médicos, al que se volvió a incorporar en marzo. Ahora trabajará durante un turno a la semana en un área acorde a su capacitación. El Sistema de Salud de Irlanda hizo el mes pasado un llamamiento a todos los profesionales sanitarios que no estuvieran trabajando para que se registraran y unas 50.000 personas respondieron y se sumaron en poco más de tres días. Según The Irish Times, Varadkar trabajará en diagnóstico telefónico. Cualquier persona que haya estado expuesto al coronavirus es sometida a un primer reconocimiento telefónico para evitar más contagios. Varadkar es hijo de médico y enfermera, pero va más allá, ya que la pareja de Varadkar, Matthew Barrett, y sus dos hermanas y sus maridos todos trabajan en sanidad. Irlanda ha confirmado 4.994 casos de coronavirus y 158 muertes. Además hay 25 pacientes recuperados, según el balance de la Universidad Johns Hopkins. A nivel global hay 1.260.000 positivos, 68.413 muertes y 258.000 recuperados.
04-04-2020 | Fuente: as.com
Un investigador aconseja no abrir el Camp Nou hasta otoño
Oriol Mitjà, especialista en medicina interna y enfermedades infecciosas insistió en RAC1 en mantener "las medidas de distanciamiento social" por el COVID-19.