Infortelecom

Noticias de medicina

21-10-2020 | Fuente: as.com
Enjuagues bucales, nasales o champú para bebés atacan a la COVID-19
Según un estudio del Colegio de Medicina de Penn State, algunos antisépticos pueden tener la capacidad de inactivar los coronavirus humanos hasta en un 99,9%.
19-10-2020 | Fuente: as.com
Un premio Nobel de Medicina predice cuándo puede estar disponible la vacuna
Jules Hoffmann, galardonado en 2011, critica la labor de los políticos durante la pandemia del coronavirus. "Deberían apartarse y no politizar este tema".
18-10-2020 | Fuente: abc.es
Detenida una mujer en Viena por asfixiar hasta la muerte a sus tres hijas
La policía austriaca ha detenido a una mujer de 31 años acusada de asfixiar hasta la muerte a sus tres hijas, de 9 años a 8 meses de edad, en su domicilio del distrito Donaustadt de Viena. La madre llamó a la policía la madrugada del sábado diciendo que había matado a sus hijas y quería suicidarse. Los agentes acudieron al apartamento donde residía la familia y arrestaron a la mujer, que se había autoinfligido lesiones. Allí encontraron los cuerpos de las tres menores. La mediana, de 3 años, y la bebé yacían sin vida, mientras que la mayor se debatía entre la vida y la muerte con graves problemas respiratorios. Los servicios sanitarios la trasladaron a un hospital donde, desgraciadamente, los intentos de reanimarla no tuvieron éxito. Las tres víctimas murieron por asfixia, según datos preliminares de medicina forense publicados por el diario austríaco Kronen Zeitung, que también informa de que los médicos lucharon por la vida de la niña mayor durante una hora. Las investigaciones continúan para conocer los antecedentes del horrible incidente. Al parecer, el padre, un hombre de 44 años, estaba trabajando en un restaurante cuando ocurrió el triple crimen, según informa la prensa local. Dos semanas antes del presunto parricidio, los progenitores de las niñas mantuvieron una agresiva discusión que produjo una orden temporal de alejamiento para el padre.  
17-10-2020 | Fuente: marca.com
Un Nobel de Medicina, optimista con la llegada de la vacuna
  Leer
14-10-2020 | Fuente: abc.es
Biden se dirige a los jubilados: «Para Trump ustedes son prescindibles»
En menos de ocho días el candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, volvió este martes a Florida para dirigirse ahora a los jubilados, a quienes aseguró que el «único adulto mayor» por el que el presidente de EE.UU., Donald Trump se preocupa, es por él mismo. «Trump nunca se ha centrado en lo que importa, nunca se ha centrado en ustedes (..). No solo no ha estado dispuesto a hacer el trabajo, no creo que le importe mucho«, manifestó Biden en el sur de Florida. En sendos discursos en las ciudades de Pembroke Pines y Miramar, el demócrata abundó sobre su programa sanitario, el plan para bajar los costos de las medicinas de prescripción y el «caos» de Trump para detener el coronavirus, que ha dejado más de 215.000 muertos en Estados Unidos. «Su manejo de esta pandemia ha sido errático, como toda su presidencia», indicó Biden. Hablando ante un reducido público, en contraste con los multitudinarios mítines de Trump, donde el uso de mascarillas y distanciamiento social han sido casi nulos, Biden se mostró indignado con el «extraño» comportamiento del republicano. Señaló que se estima que sólo el uso de mascarillas salvaría unas 100.000 vidas en los próximos meses. Lamentó que el presidente haya dicho que el Covid «prácticamente no afecta a nadie», solo a «personas mayores ..», con «problemas cardíacos y de otro tipo». «Estaba hablando de ustedes (..), de su familia. Ustedes son prescindibles, son prácticamente nadie.. así es como los ve«, dijo. Criticó además el cambio de opinión del republicano sobre el próximo paquete de estímulo para afrontar la pandemia: «Un día está tuiteando que el paquete de ayuda es demasiado grande, al día siguiente es demasiado pequeño«. Minutos antes del evento de Pembroke Pine, Mitchell Berger, de 64 años, señaló en el evento que el «mal manejo del coronavirus» por parte de Trump ha hecho crecer «con esteroides» el apoyo a Biden entre la comunidad de los mayores en el «estado del sol». «Biden tiene una afinidad natural con las personas mayores», subrayó Berger sobre el demócrata de 77 años, quien fuera el vicepresidente de Barack Obama (2009-2017). Después de dirigirse el pasado 5 de octubre en Miami a la comunidad cubana, que ha mostrado una gran inclinación por Trump, y a la haitiana, que simpatiza con Kamala Harris, de padre jamaiquino y su fórmula a la Vicepresidencia, Biden busca ahora mejorar su desempeño con el llamado «voto gris». A tres semanas de la elección presidencial, el demócrata mantiene apenas una muy leve ventaja sobre Trump en Florida, el segundo estado con más personas mayores en proporción a su población y uno de los más reñidos del país. El voto de los mayores es decisivo en Florida, según AARP, una organización sin ánimo de lucro con más de 38 millones de socios y dedicada a los mayores de 50 años, que recordó que fueron el 60 % de los votantes del estado en los comicios de 2016. Seguro Social, en riesgo Biden, por otra parte, acusó a Trump de querer «terminar» el impuesto que financia la Seguridad Social y su propósito de derogar en la Corte Suprema de EE.UU. la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA), aprobada bajo el Gobierno Obama-Biden. Lamentó que eso «eliminaría la capacidad de las personas mayores de obtener los servicios preventivos recomendados, como chequeos anuales y mamografías gratis bajo Medicare (el programa federal sanitario para adultos mayores de 65 años)«. Como también aumentar los precios de los medicamentos recetados para millones de personas mayores y poner en riesgo el Fondo Fiduciario de Medicare. «Todo lo que este presidente sabe hacer es jugar con la vida de las personas y el futuro de las familias», enfatizó. Lamentó además que ha «politizado» la creación de la vacuna contra el coronavirus y el cuidado sanitario, al señalar que en plena campaña está ofreciendo las personas mayores un descuento en medicamentos recetados. «Su último truco: quiere enviarles a las personas mayores estas tarjetas de efectivo para medicamentos recetados de 200 dólares, con su nombre, por supuesto, justo antes del día de las elecciones«. En ese sentido dijo que el republicano ha amenazado con vetar una proyecto de ley impulsado por años por los demócratas en la Cámara Baja para reducir los costos de las medicinas de prescripción. Recordó que en 2017, cuando el gobierno aprobó la reforma impositiva, «las compañías farmacéuticas obtuvieron miles de millones de dólares en exenciones fiscales, y después dieron la vuelta y aumentaron los precios de los medicamentos«. »Y todavía lo están haciendo, incluso durante la pandemia. Es inconcebible«, agregó. Se mostró además indignado de que Trump «sacara de contexto» una declaración del doctor Anthony Fauci, el principal epidemiólogo de la Casa Blanca, en un aviso de campaña. Recordó que Fauci, al referirse a los funcionarios de salud pública, dijo en marzo pasado: «No puedo imaginar que alguien pueda hacer más« para el manejo de la pandemia. «Sin embargo, Trump y su campaña mintieron deliberadamente, dando la impresión de que Fauci estaba hablando de él (Trump)« y mantienen el aviso pese a que el prestigioso médico aclaró que no se refería al presidente.
13-10-2020 | Fuente: abc.es
Maduro acusa al conquistador español Francisco Fajardo de «genocida» y quita su nombre de la autopista
En un sorpresivo acto oficial del 12 de octubre, Nicolás Maduro anunció que le cambiará el nombre de la autopista más importante de Caracas, llamada Francisco Fajardo, por el de Gran Cacique Guaicaipuro, para congraciarse con los indígenas venezolanos a los que su propio régimen chavista ha desterrado de su territorio, mutilando su derecho al voto. La autopista Francisco Fajardo es la principal arteria vial de la capital venezolana que recorre la ciudad de este a oeste. Antes de la prolongada cuarentena por el coronavirus la recorría una media de dos millones de vehículos diarios. Hoy sin gasolina y por el confinamiento parece más bien un desierto asfaltado de 28 kilómetros. Francisco Fajardo, hijo del conquistador español homónimo y de una bella india guaquerí nativa de la isla de Margarita, fue un alto gobernante mestizo que colonizó la zona norcentral de Venezuela y fundó varias poblaciones. En 1955 emprendió la exploración y colonización de Caracas. «En la Gran Caracas hay una autopista, de cuatro canales, grande, que recorre la ciudad de este a oeste. De Petare hasta Cuaricuao. La bautizaron con el nombre del colonizador genocida, Francisco Fajardo», dijo Maduro aprovechando la celebración del festivo. La autopista Fajardo es la víctima más reciente de la política de cambiar nombres y la historia oficial que estableció el extinto presidente Hugo Chávez a las avenidas, las fechas patrias, monumentos y lugares geográficos dedicados a los españoles de renombre. Por ejemplo, el famoso cerro Ávila de la cordillera de la costa que rodea el norte de Caracas, Chávez le cambió el nombre por Waraira Repano que significa en el lenguaje indígena «Sierra Grande». Y cambió el nombre de la celebración del «Día de la raza», el 12 de octubre, por el «Día de la resistencia indígena». Los chavistas también tumbaron y decapitaron la estatua de Colón en Caracas, la misma que el actual Rey Felipe VI conmemoró con motivo de la celebración de los 500 años del descubrimiento de América. Para el régimen chavista el supuesto cambio de nombre de españoles a indígenas es solamente la apariencia de rescatar su valor histórico para congraciarse con los primeros habitantes antes de la llegada de Colón a tierra firme de Suramérica en su tercer viaje a Venezuela. Agresiones a indígenas Tanto Chávez como Maduro han despojado a los indígenas de sus territorios protegidos en el Arco Minero, estado Bolívar, sur del país, para la explotación incontrolada y salvaje del oro, diamante, torio y coltán. Los de la etnia Pemones Taurepán se han visto obligados a huir de la violencia de las autoridades militares para refugiarse en el norte de Brasil. El presidente interino Juan Guaidó, denunció ayer que «nuestros indígenas son desplazados por la dictadura que amenaza sus tierras». Ayer justo durante la celebración del 12 de octubre, la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) bajo las ordenes de Maduro agredió a los indígenas de la etnia Wayúu en Paraguaipoa en la Guajira del estado Zulia, al noroeste del país, por protestar la falta de gasolina, agua, electricidad, alimentos y medicinas. Y para terminar de desfavorecer y excluir a los indígenas del mapa electoral Maduro les eliminó su derecho al voto directo en las urnas.
10-10-2020 | Fuente: abc.es
Trump regresa a la campaña electoral y promete erradicar el «virus chino»
Donald Trump dio este sábado por acabada su convalecencia por el coronavirus y retomó la campaña con un discurso desde el balcón de la Casa Blanca a un millar de personas reunidas para apoyarle, la mayoría de ellas con mascarillas pero sin guardar la distancia de seguridad que recomiendan los médicos. «Me encuentro bien, ¿qué tal vosotros?», dijo Trump desde su balcón a los congregados, que estaban a unos 20 metros de distancia, y habían sido invitados por la propia presidencia para este evento. «Por medio del poder de la ciencia y la medicina de América, erradicaremos de una vez por todas este virus chino», dijo el presidente. Al acercarse el micrófono, Trump llevaba una mascarilla, que se quitó inmediatamente para dar su discurso, que duró exactamente 18 minutos, algo mucho más breve de lo habitual. «¡Cuatro años más!», le gritaban los congregados, en referencia a las elecciones del 3 de noviembre. Trump, cuyos médicos dicen que está ya recuperado, aparentaba estar en plena forma, hizo bromas y sonrió abundantemente. La última vez que apareció en ese mismo balcón, entre la famosa columnata de la Casa Blanca, acababa de llegar del hospital, y tras subir las escaleras, con gesto serio, parecía tener dificultad para respirar. Aquel día, el pasado lunes, Trump aún estaba bajo un agresivo tratamiento para el coronavirus que incluía el cóctel de anticuerpos de Regeneron, el antiviral de Remdesivir y esteroides varios. Los médicos emitieron un parte el jueves diciendo que Trump podía retomar su agenda oficial y de campaña este mismo sábado, algo que él hizo diligentemente. Trump se quita la mascarilla antes de hablar a sus seguidores - AFP Lo que los médicos aun no han aclarado es si Trump sigue siendo contagioso. No es que al presidente parezca preocuparle mucho. Este mismo lunes tendrá un mitin en Florida, según anunció el viernes. Y este sábado su campaña añadió dos nuevas citas con los votantes con dos discursos, uno el martes en Pensilvania y otro el miércoles en Iowa. Los tres son estados cruciales para ganar la presidencia, en los que Trump ya se impuso a Hillary Clinton en 2016. Los tres mítines de la semana entrante son en hangares de aeropuertos, a la intemperie, algo que ayuda a prevenir el contagio, según los médicos. El evento de ayer fue organizado por Candace Owens, una activista afroamericana que se opone al movimiento de izquierda Black Lives Matter, que ha instigado la protesta racial de este pasado verano. Apoyo afroamericano Owens ya ha participado en otros discursos con el presidente en la Casa Blanca, en los que suele criticar el apoyo mayoritario de las minorías raciales a los demócratas. Este sábado, Trump se hizo eco de esas críticas en su discurso: «Los americanos negros y latinos rechazan cada vez más a la izquierda socialista radical y respaldan nuestra agenda a favor del empleo, a favor de los trabajadores, a favor de la policía y sobre todo a favor de América». La multitud congregada ante la columnata de la Casa Blanca lucía las gorras rojas propias de la campaña de Trump, en las que se lee el lema «Hagamos América grande de nuevo», y unas camisetas de color azul claro distribuidas por los organizadores del evento. El acceso a la prensa estaba restringido, pero este diario pudo hablar con algunos de los asistentes que comenzaron a entrar por la reja trasera de la Casa Blanca a primera hora de la mañana. A varios parecía no importarles demasiado un posible contagio ya que, según decían, el presidente es prueba de que el coronavirus puede curarse. Entre lunes y miércoles, Trump visitará Florida, Pensilvania y Iowa, tres estados decisivos «Como dijo el presidente Trump, no podemos dejar que el virus domine nuestra vida, y si Dios quiere que lo cojamos, lo superaremos como él», dijo una mujer afroamericana, con gorra roja y camiseta azul en la que se leía el mensaje «nosotros los libres», que se limitó a dar su nombre de pila, Bárbara. ¿Con qué tratamiento? «El presidente ha dicho que el medicamento que él tomó le curó y lo va a distribuir gratis a todos los pacientes», respondió. Es cierto que Trump ha dicho en dos vídeos de Twitter publicados esta semana que el cóctel de Regeneron que tomó es «una cura» y que lo distribuirá a «cientos de miles», y «gratis», algo que su gobierno no ha confirmado después. Aunque el discurso fue organizado por la presidencia, y era un acto oficial pagado del erario público por la Casa Blanca, el discurso de Trump se centró en atacar a Joe Biden y fue más bien un evento de corte electoral, un preámbulo a los otros mítines a los que el presidente ya va a regresar en cuestión de horas.
28-09-2020 | Fuente: as.com
"Es una pena que no pueda compaginar el fútbol con mis estudios de Medicina"
Carmen Fernández ha tenido que abandonar la disciplina del Fundación Albacete a pesar de renovar hace unas semanas. La futbolista manchega habla con 'As'.
27-09-2020 | Fuente: abc.es
Las regiones de Venezuela se rebelan y salen a protestar en plena pandemia
Las regiones se rebelan en plena pandemia. El régimen de Nicolás Maduro ordenó reprimir con armas largas y tanquetas antimotines a los manifestantes que protestan desde hace cinco días por la falta de servicios, gasolina, agua, electricidad, comida y medicinas en 17 de los 23 estados de Venezuela. El hartazgo por la prolongada crisis y la falta de soluciones por parte del régimen es lo que ha empujado a los venezolanos de la provincia de forma espontánea a lanzarse a la calle, bajo el grito de «libertad», «no tengan miedo» y «todos a la calle», desafiando la fuerte arremetida de los cuerpos de seguridad. En la provincia las ciudades Puerto Ordaz, Peña, Bruzual, Aroa, Cocorote, Independencia, Nirgua, Páez, San Felipe, entre otras, han tomado la iniciativa de salir a manifestarse enfrentando a los cuerpos policiales y los uniformados de la Guardia Nacional Bolivariana, que han derivado en decenas de detenciones y varios asfixiados por las bombas lacrimógenas. El Alcalde del municipio Bruzual, Juan Parada Yari, en Chivacoa, estado Yaracuy, centro del país, prefirió amenazar a los que participan en las marchas de protesta con «hay que marcar a la gente. No se quejen si salen los colectivos» (brazo armado del régimen). En respuesta a las amenazas los habitantes de Chivacoa enardecidos incendiaron la Alcaldia de Bruzual. Los manifestantes tuvieron que evacuar a los abuelos ante los abusos de los uniformados. «Esto hacen los militares, atacan sin piedad«, expresan los afectados. El gobierno interino de Juan Guaidó ha tomado el pulso de las protestas en la provincia. Por Twitter dijo: «a esta hora, sin energía eléctrica ni gasolina, pero con la certeza de que la dictadura se acabará. La protesta es un mecanismo constitucional para enfrentar al régimen. Venezuela va a ejercer la mayoría, resistirá y será libre».
25-09-2020 | Fuente: abc.es
Donald Trump acudió ayer a la «Pequeña Venezuela» a pedir personalmente el voto para poder ganar de nuevo el estado de Florida y, de ese modo, la presidencia. Reunido con votantes latinos, el presidente hizo una advertencia que suscitó aplausos extáticos de sus partidarios: «Nosotros podríamos convertirnos en Venezuela, mirad cómo estaba Venezuela hace 20 años, tenía un futuro tremendo, y entonces cambió de ideología y hoy por hoy tenemos que mandarles agua, comida y medicinas, porque no tienen, y eso que tienen crudo, pero han fracasado, el país es un desastre absoluto, y todo por la ideología, algo que podría pasar aquí, podríamos acabar siendo Venezuela pero con anabolizantes». No es que Trump esté en campaña para ganar todo el voto latino. Le basta con movilizar a las personas de ascendencia cubana y venezolana en el sur de Florida, para reeditar una victoria como la de 2016, que fue ajustada pero suficiente. Entonces, el presidente logró en el estado 4.617.886 votos, frente a los 4.504.975 de la demócrata Hillary Clinton. Florida cuenta con 29 de los 538 votos del colegio electoral. Se necesitan al menos 270 para ganar. Encuestas ajustadas Las últimas encuestas llevan semanas vaticinando un empate en Florida, aunque una de las más recientes, de la cadena Abc y el diario The Washington Post sitúa a Trump cuatro puntos por encima de Biden, ya superando el margen de error. El presidente es consciente de la importancia del estado, y está convencido de que puede ganar en él, de ahí que haya estado allí doce veces en este año. Fuera de la capital y el estado vecino de Virginia, Florida es el lugar al que más ha viajado en 2020. En su discurso de ayer, el presidente puso de relieve el contraste entre sus políticas y las del anterior gobierno, del que Biden era vicepresidente. Sobre todo, Trump sacó a colación un encuentro de 2015, breve, entre Biden y Nicolás Maduro durante una toma de posesión de Dilma Rousseff en Brasilia. «Cuando era vicepresidente se vio con el dictador venezolano Maduro y se deshizo en halagos hacia él», dijo el presidente ayer, provocando abucheos contra el demócrata entre el público. Biden ha dicho en varias ocasiones que en aquella breve conversación se enfrentó a Maduro, aunque las imágenes de entonces los muestran a ambos sonrientes en un ambiente cordial. Varios testigos han dicho después que Biden alabó la frondosa cabellera del dictador venezolano. En 2015, Joe Biden y Nicolás Maduro se encontraron en Brasilia, durante la toma de posesión de Dilma RousseffEn vísperas de la visita de ayer, el equipo de Trump lanzó una campaña en redes sociales bajo el lema «Joe Biden es una marioneta de los castrochavistas que controlan su partido». La estrategia, que el presidente siguió con diligencia en su discurso de ayer, es presentar a Biden como un candidato a merced del ala izquierda de su partido, encarnada por el senador Bernie Sanders y la diputada Alexandria Ocasio-Cortez, a los que la campaña de Trump tildó ayer en un correo de «neomarxistas». «Biden se ha comprometido a ser uno de los presidentes más progresistas de la historia de EE.UU. Los hispanos saben exactamente lo que significa progresista, y no queremos esa ideología basura aquí en EE.UU.», dijo la campaña en un correo electrónico. Uno de los mayores lastres para los demócratas en Florida es el acuerdo de Obama con la dictadura cubana, que llevó al restablecimiento de relaciones diplomáticas. El propio Biden llegó a visitar La Habana en 2015 para inaugurar la nueva embajada. Desde su llegada a la Casa Blanca, Trump ha vuelto a imponer sanciones de la ley del embargo e incluso a autorizado que entre en vigor la parte de esa norma que permite denunciar en juzgados de EE.UU. a empresas extranjeras que se lucren explotando bienes confiscados durante la revolución comunista en la isla. Los republicanos se opusieron a aquel acuerdo, y hoy controlan tanto el gobierno del estado como los dos escaños de este en el Senado federal. Candidato católico El candidato demócrata, sabedor de ese handicap, ha tratado de cortejar el voto cubano y venezolano, aunque de momento no ha tenido ningún gran acto ese campaña en el sur de la Florida. Sí compartió Biden un mensaje el jueves en la red social Twitter más en la línea de los de Trump, con un guiño a los católicos, de los que él es parte: «En el Día de la Virgen de las Mercedes, acompaño en solidaridad a todos los defensores de derechos humanos de Cuba, Nicaragua y Venezuela, y rezo por la liberación de todos los presos políticos». Son Cuba, Nicaragua y Venezuela los tres regímenes que el propio Trump ha bautizado como «la troika de la tiranía». La mayoría de hispanos en EE.UU. son católicos. El presidente se ha empadronado recientemente en Florida, en su residencia de Palm Beach. En 2016 votó en Nueva York, al tener su residencia oficial en su célebre torre de Manhattan. Tiene además un hotel con campo de golf en el mismo Doral, que se halla en el condado de Miami. En la ronda de preguntas de ayer, una de las asistentes dijo abiertamente que Trump merece el Nobel de la Paz, al que ha sido propuesto por un diputado finlandés. La audiencia le dedicó entonces su aplauso más enardecido, con cánticos de «cuatro años más».