Infortelecom

Noticias de martin vizcarra

03-10-2018 | Fuente: abc.es
El fiscal general de Perú, investigado por corrupción, amenaza al presidente Vizcarra
El fiscal general de Perú, Pedro Chávarry, investigado como parte de la organización criminal «Los cuellos blancos del Callao», ha amenazado este martes al presidente, Martín Vizcarra, de procesarlo en 46 investigaciones que se le siguen en su contra. A través de su cuenta de twitter, el Fiscal Chávarry respondió al pedido del mandatario Vizcarra de que deje el cargo mientras duren las investigaciones que se siguen en su contra. «Necesitamos un Ministerio Público que esté liderado por un fiscal libre de cualquier duda y cuestionamiento. Y no está ocurriendo eso con el fiscal Chávarry. Por eso, pedimos que haya un paso al costado del fiscal Chávarry porque necesitamos que todas las instituciones tengan la confianza suficiente para la lucha contra la corrupción», señaló el mandatario Vizcarra. Desde el pasado mes de julio, Perú está conmocionado por la difusión de la red de audios ordenados legalmente por la fiscal del Puerto del Callao, Sandra Castro, para develar las redes del narcotraficante Gerson Gálvez Calle, «Caracol». Esta red de audios involucran al fiscal general, Pedro Chavarry, y ha causado las renuncias del entonces ministro de Justicia, Salvador Heresi; el presidente del poder judicial, Duberly Rodríguez; toda la sala del consejo nacional de la magistratura (que designa jueces y fiscales) y toda la sala judicial del puerto del Callao. «Es inaceptable el mensaje de Chavarry porque está haciendo uso político del cargo. Nosotros creemos que debe dejar el cargo mientras lo investiguen, pero insiste en atornillarse en el puesto», dijo a ABC el director ejecutivo, Samuel Rotta. Red de corrupción «Como Proética, hemos pedido que se apruebe una ley excepcional para resolver el problema de la fiscalía general, quien ha sido elegido por otros fiscales cuestionados, pero todo ello depende del congreso donde la mayoría es dirigida por Keiko Fujimori, también investigada por los cuellos blancos del puerto», finalizó Rotta. La red de corrupción es dirigida por el juez supremo, César Hinostroza, quien manejaba la corte judicial del puerto del Callao, el Consejo Nacional de la Magistratura; y otras salas judiciales a nivel nacional con el fin de ofrecer sentencias judiciales a cambio de dinero y favores. De acuerdo al informe judicial, Chavarry forma parte de la red «Los cuellos blancos del Puerto» junto a los fiscales supremos, Víctor Raúl Rodríguez Monteza y Tomás Aladino Gálvez Villegas. El director del Instituto de Estudios Peruanos, Ricardo Cuenca explicó al ABC que el choque de trenes entre Chávarry y Vizcarra «es una muestra de la precariedad del país donde los intereses particulares se ponen por encima de las instituciones; y ante el llamado del presidente Vizcarra al orden, Chavarry le responde con una bravata». «La corrupción ya dejo de ser un caso aislado entre un par de sinvergüenzas, sino que ya forma parte del sistema al haber penetrado las instituciones y legitimado las relaciones ilegales entre las personas. Los cuellos blancos están en la Fiscalía, en el poder judicial y en el congreso; ¿cómo se resolverá el problema que es una pandemia? El presidente Vizcarra debe hacer política para que diversos grupos se unan y acaben con las mafias institucionalizadas. Nos vendieron la idea de que solo nos bastaba con tener plata para ser exitosos y no, no lo somos», concluyó Cuenca. Hinostroza y la «señora K» La red de escuchas legales develó una cita entre el jefe de la mafia de los cuellos blancos, el juez Cesar Hinostroza, con la lideresa de la oposición, Keiko Fujimori; quien, de acuerdo a los audios, busca que no la investiguen por lavado de activos tras recibir fondos no declarados en la campaña presidencial del 2016. En los audios, Hinostroza, refiere haber sostenido una cita con la «señora K» y «jefa de la fuerza No. 1» en el congreso; pero hasta ahora ni Keiko Fujimori ni Hinostroza han reconfirmado el encuentro. De acuerdo al portal IDL-reporteros, un colaborador eficaz ante la justicia ha confirmado el encuentro entre Hinostroza y Keiko, detallando que antes de la misma; se planeó el encuentro con los congresistas fujimoristas; Hector Becerril y Micky Torres. La semana pasada, la mayoría fujimorista (dieciocho congresistas) de la comisión permanente del congreso voto en contra de que Hinostroza sea juzgado como parte de una organización criminal, es decir, que una vez aprobado el antejuicio con el que cuenta, será juzgado con penas menores a los 5 años. Este hecho ha levantado polémica porque si se aprueba en el pleno del parlamento tal decisión, el cabecilla de los cuellos blancos del puerto del Callao, César Hinostroza, saldría libre de polvo y paja. El desenlace aún es una incógnita.
01-09-2018 | Fuente: abc.es
Denuncian que el Fiscal general de Perú es parte de una red de corrupción judicial
Desde el pasado mes de julio, Perú está conmocionado por la red de audios ordenados legalmente por la fiscal del Puerto del Callao, Sandra Castro, para develar las redes del narcotraficante, Gerson Gálvez Calle, «Caracol», y que hoy involucran al fiscal general peruano, Gonzalo Chavarry. La red de corrupción es dirigida por el juez supremo, César Hinostroza, quien manejaba la corte judicial del puerto del Callao, el Consejo Nacional de la Magistratura, que escogen a los jueces y fiscales; y otras salas judiciales a nivel nacional con el fin de ofrecer sentencias judiciales a cambio de dinero y favores. De acuerdo al informe judicial, Chavarry forma parte de la red «Los cuellos blancos del Puerto» junto a los fiscales supremos, Víctor Raúl Rodríguez Monteza y Tomás Aladino Gálvez Villegas. El anterior fiscal general, Pablo Sánchez, se comunicó a través de una petición judicial con Chavarry para pedirle que se aparte del caso: «Al presentarse una causal clara excusa, correspondería que usted se aparte de conocer estos hechos. Usted y otros fiscales supremos aparecen involucrados en presuntos hechos delictivos». «Ya presenté mi descargo (ante el Congreso y Poder Judicial) y lo haré cada vez que me mencionen. Nunca he asistido a ninguna reunión secreta con las personas investigadas ni me he comprometido a nada irregular. Mi actuar ha sido transparente», dijo en su cuenta de Twitter, el fiscal Chavarry, quien asumió el cargo a mediados de julio. Hasta el momento, han renunciado tras el escándalo revelado por la plataforma periodística, IDL reporteros; el ministro de justicia, Salvador Heresi; toda la sala del Consejo Nacional de la Magistratura; el entonces presidente del poder judicial, Duberlí Rodríguez; y toda la corte del poder judicial del Callao. Reunión con la «señora K» Entre las revelaciones que se han hecho públicas gracias a los audios se encuentra la cita entre César Hinostroza y Keiko Fujimori, quien quería que la sacasen del caso de lavado de activos por el que la investigan junto a su esposo, Mark Vito Villanella, desde la campaña presidencial del 2016. Keiko Fujimori ha negado la reunión con Hinostroza, pero un colaborador eficaz ante la justicia ha confirmado la cita, detallando que antes de la misma; se planeó el encuentro con los congresistas fujimoristas; Hector Becerril y Micky Torres. Hinostroza, cuenta con el derecho al antejuicio, por tanto, su salida solo se dará si el Parlamento, manejado por la mayoría de congresistas del partido de Keiko Fujimori, vota a favor de levantarle el antejuicio y someterlo a la justicia. Es por ello que hasta hoy, la situación del juez César Hinostroza no se ha discutido en el pleno del Parlamento. La red de escuchas legales ha develado también una serie de favores judiciales del juez, Cesar Hinostroza al presidente de la Federación Peruana de Fútbol, Edwin Oviedo; quien le pagó 13 mil dólares además de entradas para ir al mundial de Rusia junto a su esposa, para que lo salven de sus investigaciones judiciales. Las revelaciones han causado un choque entre el presidente peruano, Martín Vizcarra y la lideresa de la oposición en el Parlamento, Keiko Fujimori; porque ambos disienten sobre la futura permanencia del fiscal general, Gonzalo Chavarry: mientras Vizcarra apoya su salida; Fujimori ha salido a respaldarlo públicamente.
29-07-2018 | Fuente: elpais.com
El presidente peruano someterá a consulta la reforma judicial
Martín Vizcarra propondrá también en un referéndum una reforma política tras el escándalo de las escuchas telefónicas
28-07-2018 | Fuente: elpais.com
El presidente peruano someterá a consulta la reforma judicial
Martín Vizcarra propondrá también en un referéndum una reforma política tras el escándalo de las escuchas telefónicas
02-06-2018 | Fuente: abc.es
Muere Eyvi Ágreda, la joven que fue quemada por su acosador en un autobús de Lima
Eyvi Ágreda, la joven que sufrió un violento ataque de un ex compañero de trabajo en un autobús de Lima en abril, murió el viernes tras una larga agonía por sus heridas que incluyeron quemaduras de tercer grado. Ágreda fue presuntamente atacada el pasado 24 de abril por Cesar Javier Huallpa Vacas, un excompañero de trabajo quien la roció con gasolina antes de prenderle fuego. «Te estoy quemando porque si no eres mía, no serás de nadie», dijo durante el ataque. El sospechoso fue capturado casi inmediatamente después del ataque y ahora se encuentra en detención preventiva y podría enfrentarse a 35 años de prisión. El presidente Martín Vizcarra confirmó la trágica noticia con un tuit la tarde del viernes, diciendo que durante su visita a Moyobamba se enteró de que la peruana de 22 años había fallecido en el hospital. «Con profunda tristeza, recibí la desafortunada noticia en Moyobamba de que Eyvi Ágreda falleció. Mis más profundas condolencias a su familia», recoge el portal «Peru Reports». La joven sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en el 60 por ciento de su cuerpo, dijeron los médicos. Sus órganos internos como los pulmones y el hígado también fueron dañados por la gasolina. En un anuncio oficial del Ministerio de Salud, los médicos dijeron que Ágreda había estado en cuidados intensivos durante 38 días y sometido a varias cirugías para tratar sus quemaduras. Sin embargo, dijeron, ella finalmente sucumbió al shock. Ágreda se ha convertido en un símbolo de las tasas trágicas de femicidio y violencia doméstica en el país. Solo en 2016, Perú registró más de 380 feminicidios.
15-09-2017 | Fuente: abc.es
El choque entre Kuczinsky y fujimoristas se cobra a todo el Ejecutivo peruano
La tensión entre el Congreso de Perú dominado por la oposición fujimorista y el Gobierno de Pedro Pablo Kuczinsky estalló hoy con la retirada de la confianza parlamentaria al primer ministro Fernando Zavala y el gabinete, lo que obliga a su cese y la formación de uno nuevo antes de 72 horas. Tras un áspero debate, tan solo los 22 diputados del oficialista Peruanos por el Kambio y de Alianza para el Progreso votaron a favor de mantener la confianza del primer ministro. El resto de los 115 diputados presentes, encabezados por los 71 del fujimorista Fuerza Popular, los más beligerantes en contra del Ejecutivo y quienes anunciaron de antemano su disposición a negar el apoyo a Zavala, negaron su apoyo al Gobierno o se abstuvieron, dejando en evidencia la fractura entre los poderes Legislativo y Ejecutivo del país. La votación de este viernes, que abre una crisis institucional que deberá saldarse con la formación de un nuevo Ejecutivo en las próximas 72 horas, fue fruto de la decisión de Zavala de someter a todo su Gobierno a un voto de confianza antes que permitir que la cámara censurara a la hasta ahora ministra de Educación, Marilú Martens. De haber sido censurada, hubiera sido el cuarto ministro y el segundo de Educación en ser cesado por presión parlamentaria en menos de un año. El antecesor de Martens, Jaime Saavedra, fue censurado en diciembre pasado con los votos mayoritarios de Fuerza Popular y en junio pasado también debió renunciar el anterior ministro de Economía, Alfredo Thorne, tras perder el voto de confianza del Legislativo. El Congreso peruano también interpeló al primer vicepresidente del país, Martín Vizcarra, quien luego renunció como ministro de Transportes y Comunicaciones para evitar una censura del fujimorismo y una mayor fractura entre Gobierno y Parlamento. Cada uno de estas interpelaciones y censuras estuvo acompañada por un cruce de acusaciones y amenazas veladas por parte del Gobierno de escalar la crisis, si bien Kuczinsky siempre se mantuvo en un cauce conciliador para intentar mantener buenas relaciones con el fujimorismo, lo que también le valió muchas críticas de otros sectores políticos, que lo acusaron de «ceder al chantaje». Fuerza Popular, liderada por Keiko Fujimori, la hija mayor del expresidente encarcelado Alberto Fujimori y quien fuera derrotada por escasos votos por Kuczinsky en las presidenciales de 2016, cuestionó desde un primer momento las políticas del Ejecutivo, rehén de su amplia mayoría parlamentaria. Martens iba a ser censurada, según sus críticos, por su mala gestión de la huelga de maestros, que dejó más de dos meses sin clase a los alumnos peruanos, aunque para el Gobierno se trataba más bien de una forma de liquidar la reforma educativa que constituye uno de los pilares irrenunciables de su programa. Con ese paso, Zavala obligó al parlamento fujimorista a «quemar» una de sus dos posibilidades para censurar al Gobierno, cuando este lleva poco más de un año en el poder. Si el Parlamento reprueba dos gabinetes en una legislatura, la Constitución peruana habilita al Presidente a disolver la cámara y convocar nuevas elecciones, una circunstancia que solo perjudicaría a los fujimoristas, que pondrían en juego su mayoría parlamentaria. De hecho, este tema estuvo muy presente en el debate y varios diputados fujimoristas defendieron la censura afirmando que «no tienen miedo» de perder su escaño en una hipotética elección, al tiempo que insistieron en califica de «irresponsable» el paso dado por Zavala. Según dijeron, la intención del Gobierno con este paso es «intimidar» a los diputados para que no vuelvan a interpelar a ningún ministro so pena de forzar unas elecciones anticipadas. El premier sin embargo se presentó ante el Parlamento dolido por lo que consideró intentos de «querer socavar una política de Estado fundamental, sobre la que los peruanos no queremos retroceder». «La calidad de la educación de nuestros estudiantes está en juego, no pongamos en jaque ese futuro por cuestiones coyunturales», anotó. El jefe del gabinete añadió que «ahora es responsabilidad del Congreso decidir si se le otorga o no» la confianza, la cual pidió que se votara en el mismo porque «el país no puede esperar». Ahora la cuestión es cómo reconstruirá su Ejecutivo el presidente y si podrá contar con alguno de los ministros censurados en el mismo, aunque sea en otras carteras. Ese nuevo gabinete si estaría, o al menos así se espera, más protegido que el anterior, ya que el Congreso tendrá que cuidarse más a la hora de presentar cuestiones de confianza. A Kuczinsky le restan todavía cuatro años de Gobierno, y la posibilidad de que pueda convocar elecciones anticipadas es ahora una opción real, por lo que esta gran crisis de gabinete podría significar al mismo tiempo un alivio para el mandatario.
15-09-2017 | Fuente: abc.es
El choque de Kuczynski y Fujimori hace caer al Gobierno
El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski perdió ayer a su gabinete ministerial tras perder la «cuestión de confianza» en el Congreso, de mayoría fujimorista, por petición del saliente primer ministro, Fernando Zavala. Kuczynski decidió tensar la relación con la lider opositora, Keiko Sofía Fujimori, que en lo que va de gobierno le ha censurado al ministro de Educación, Jaime Saavedra; al de Economía, Alfredo Thorne y ha forzado también la salida del ministro de Transportes y Comunicaciones, Martín Vizcarra. La figura constitucional llamada «cuestión de confianza» fue solicitada por el Gobierno de Kuczynski para evitar la censura a la ministra de Educación, Marilu Martens, que había anunciado el grupo en el Congreso de Keiko Fujimori. Según la Constitución peruana, si el Congreso le niega dos veces la «cuestión de confianza» al presidente, este tiene la facultad de disolver el Congreso y pedir nuevas elecciones al Parlamento. El voto de los 71 congresistas que dirige Keiko Fujimori negándole la confianza al Gabinete de Zavala reveló además las diferencias que existen entre la ex candidata presidencial con su hermano menor Kenji Gerardo Fujimori, quien también es congresista, y que voto a favor de otorgarle la confianza a Zavala. «El gobierno ha ganado limpiamente usando las armas que le da la Constitución en el Congreso. Ayer Zavala logró con su sacrificio que el Congreso lo piense dos veces antes de no aprobar el nuevo gabinete ministerial que nombre Kuczynski», refirió la periodista de «La República», Rosa María Palacios. «La relación entre Keiko Fujimori y Kuczynski que se caracterizó por obstruir su gobierno y obligar al presidente a arrodillarse frente a Keiko Fujimori se acabó. El gobierno tiene la oportunidad de oro de replantear las condiciones y salir airoso de la crisis política», concluyó la analista Mientras tanto, a través de su cuenta de Twitter el presidente Kuczynski afirmó que «no cederemos en la reforma educativa».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El presidente de Perú podría ser destituido el próximo jueves por vínculos con Odebrecht
El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, puede quedar despojado de su cargo el próximo jueves 21 si el Congreso del país aprueba destituirlo por «incapacidad moral permanente» al haber ocultado presuntamente vínculos con Odebrecht en su época de ministro del exmandatario Alejandro Toledo. El pleno del parlamento peruano ha admitido este sábado con 93 votos a favor y 17 en contra el pedido de vacancia (destitución) de Kuczynski, quien, en un mensaje a la nación difundido este jueves, anunció que no iba a abdicar frente a las presiones del fujimorismo, que lo amenazó con destituirlo si no renunciaba. La moción ha contado con el apoyo del partido fujimorista Fuerza Popular, que domina el hemiciclo con mayoría absoluta, y también de otros partidos menores de la oposición como el Frente Amplio, Alianza por el Progreso y el Partido Aprista. Los promotores de la iniciativa han considerado que Kuczynski «faltó a la verdad» al negar en repetidas ocasiones cualquier vínculo con Odebrecht, que esta semana reveló haber pagado más de 782.000 dólares en consultorías entre 2004 y 2007 a Westfield Capital, empresa del mismo Kuczynski. En ese período, el actual mandatario de Perú era ministro de Economía y posteriormente primer ministro del Gobierno del expresidente Alejandro Toledo (2001-2006), quien tiene una orden de captura internacional por supuestamente haber recibido sobornos por valor de 20 millones de dólares de Odebrecht El pedido de destitución fue admitido p ese a las voces contrarias de la bancada oficialista de Peruanos Por el Kambio (PPK), cuyo portavoz, Gilbert Violeta, ha denunciado que se busca hacer un «juicio político» a Kuczynski para destituirlo «de manera abusiva», sin respetar sus derechos fundamentales ni las mínimas garantías. Si la destitución es aprobada, dado que la oposición tiene la mayoría de votos necesaria por el apoyo del fujimorismo, sería llamado a asumir el cargo el primer vicepresidente, Martín Vizcarra, quien es actual embajador en Canadá. Vizcarra ha escrito hoy en Twitter que «el Perú es más grande que sus problemas» y ratificado su «compromiso es con la gobernabilidad» del país: El Perú es más grande que sus problemas. Nuestro compromiso es con la gobernabilidad, respetando la Constitución y las instituciones democráticas, sin importar los colores políticos. #ElPerúPrimero!? Martín Vizcarra (@MartinVizcarraC) December 15, 2017Caso Lava Jato Las asesorías brindadas por la consultora de Kuczynski salieron a la luz por un documento de la empresa brasileña remitido a la comisión parlamentaria que investiga el capítulo peruano del caso Lava Jato, el mayor caso de corrupción de la historia de Brasil, a la que el presidente se había negado a declarar hasta esta semana. Según esa información, la empresa Westfield Capital cobró más de 782.000 dólares en consultorías entre 2004 y 2007, y luego hizo una transferencia a una cuenta bancaria de Kuczynski por 380.000 dólares poco después de que dejara el gabinete de Toledo en 2007. El gobernante había negado previamente haber hecho cualquier tipo de consultoría para Odebrecht hasta que el pasado sábado, cuando reconoció haber asesorado a través de First Capital a H2Olmos, empresa del grupo Odebrecht concesionaria del proyecto de riego de Olmos. El grupo investigador del Congreso también ha asegurado que Odebrecht indicó que entre 2005 y 2013 se hicieron pagos por asesorías a la empresa First Capital, del empresario chileno Gerardo Sepúlveda, por más de 4 millones de dólares. El jueves, el mandatario aseguró que la información difundida era falsa y que los contratos firmados por Westfield Capital con Odebrecht estuvieron a cargo de su exsocio Sepúlveda, pero que él no estuvo al tanto de su gestión. El caso Odebrecht, el mayor escándalo de corrupción de Latinoamérica, afecta a casi toda la primera plana política de Perú por los millonarios sobornos pagados por la constructora entre 2005 y 2014 para adjudicarse grandes contratos en obras públicas, además de financiar las campañas electorales de los principales candidatos. Fruto de las investigaciones, los predecesores de Kuczynski también están inmersos en sospechas, como Toledo, Alan García, investigado por dádivas en el Metro de Lima; y Ollanta Humala, en la cárcel por presunta financiación irregular de sus campañas.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El «tsunami Odebrecht» arrasa Perú y amenaza con tumbar al presidente
El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, se enfrentó hoy a sus horas más difíciles al ser sometido a una moción de censura presentada por el líder del izquierdista «Frente Amplio», Marco Arana, pero que tuvo el muy interesado apoyo del partido de Keiko Fujimori, que podría ser quien sacara mayor partido de toda esta crisis provocada por la acusación de que la empresa brasileña Odebrecht dio más de cuatro millones de dólares a compañías consultoras propiedad de Kuczynski. También apoyó la celebración de la moción de censura la formación del expresidente Alan García (1985-90 y 2006-11), pese a que este también se encuentra bajo sospecha de colaborar con Odebrecht. Para derribar a Kuczynski serán necesarios al menos 87 votos de una Cámara formada por 130 congresistas. Pedro Pablo Kuczynski (habitualmente conocido como PPK) advirtió ayer de que, si es destituido, también renunciarán sus vicepresidentes, Martín Vizcarra y Mercedes Araóz. Una decisión política que forzaría que la Presidencia recaiga en el actual presidente del Congreso, Luis Galarreta, del partido «Fuerza Popular» dirigido por Keiko Fujimori. Kuczynski, aseguró en su defensa que no ha cometido ningún acto de corrupción y pidió a los congresistas que no se sumen a la estrategia de un sector basada en «una mentira que no existe». Aunque, de forma indirecta, PPK basa su estrategia de defensa en buena parte en que se trata sobre todo de una ofensiva orquestada por el clan Fujimori en su contra. El presidente peruano señaló significativamente que su país afronta «un golpe de Estado disfrazado» de moción de censura. «La Constitución y la democracia están bajo ataque. Estamos ante un golpe bajo el disfraz de interpretaciones legales supuestamente legítimas, pero las intenciones de los opositores quedan desenmascaradas por su comportamiento apresurado y abusivo, no queremos regresar a la dominación de un solo grupo (Fuerza Popular) que maneje todo un país a su antojo exigimos el respeto a la decisión popular», enfatizó. El «tsunami Odebrecht» ha crecido con especial fuerza en Perú, donde, además de amenazar con tumbar a Kuczynski, ha causado la detención preventiva del expresidente Ollanta Humala (2011-16) y de su esposa Nadine Heredia; ha provocado que el gobierno haya pedido la extradición del también expresidente Alejandro Toledo (2001-06), en la actualidad refugiado en Estados Unidos, al tiempo que Alan García (1985-90 y 2006-11) y Keiko Fujimori también fueron acusados de haber recibido dinero de la constructora brasileña. Todas las figuras políticas de relieve del país han quedado salpicadas por el escándalo Odebrecht. «Es un proceso que tiene como guionista a Kafka, y más que un acto político es un linchamiento», afirmó a ABC Gustavo Gorriti, director de la publicación IDL-Reporteros, que sigue con especial atención la investigación «Lavacoches» que indaga desde Brasil la corrupción de Odebrecht. «La moción de censura se enmarca en la operación «Lavacoches» y aquí los investigados buscan concentrar el fuego y la indignación en una sola víctima: Pedro Pablo Kuczynski. Los fujimoristas están en una carrera contra el tiempo para tomar la Fiscalía, el Tribunal Constitucional, el Consejo Nacional de la Magistratura y así poder controlar el aparato del Estado antes de que llegue la investigación a ellos. Para mí este es el argumento principal de esta historia», agregó Gorriti. Antes de que comenzara el debate de la moción de censura, se celebró una manifestación contra la corrupción, pero que atacó en especial al partido de Keiko Fujimori, bajo el lema: «Que se vayan todos los corruptos porque no queremos ser un país de Odebrecht». El bloque parlamentario que dirige Keiko Fujimori e integrado por 69 diputados tiene la intención de votar a favor de la destitución de PPK. El hermano de Keiko, Kenji, que es también congresista, sin embargo no votará contra Kuczynski. El partido Aprista de Alan García, apoyará la moción de censura con cuatro votos; y se espera tres votos más contra PPK por parte de los parlamentarios no agrupados; lo que haría un total de 78 votos a favor de la salida de Kuczynski. Todavía por debajo del umbral de los 87 votos necesarios. Así que el destino político de Kuczynski en buena parte depende de los representantes de una izquierda dividida entre las corrientes de Verónika Mendoza y Marco Arana; entre ambas contabilizan veinte votos.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El hijo de Fujimori salva a Kuczynski para conseguir la libertad de su padre
El apoyo en el Congreso peruano de Kenji Fujimori ?el menor de los hijos del exmandatario? y de Nuevo Perú ?la izquierda moderada que dirige Verónika Mendoza? fue decisivo para que el jueves no triunfase la moción de censura contra el presidente Pedro Pablo Kuczynski por sus supuestos vínculos con la trama de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht. La votación, cerca de la medianoche, fue rechazada porque no se llegó a los 87 votos que hubieran forzado la salida de Kuczynski de la presidencia. El resultado final fue de 78 votos favorables, 19 votos en contra y 21 abstenciones. El voto a favor de la salida de PPK -como se conoce al presidente de Perú- estuvo dividido en 61 votos del partido Fuerza Popular, de Keiko Fujimori; 10 votos del Frente Amplio (izquierda radical), de Marco Arana; 3 votos del partido del expresidente Alan García; 2 votos de Alianza por el Progreso y 2 votos de Acción Popular. El partido Nuevo Perú, de diez integrantes, se retiró de la sede del Parlamento y, sin llegar a votar, apoyó implícitamente a Kuczynski. Mientras que diez legisladores de la mayoría opositora Fuerza Popular, encabezados por Kenji Fujimori, se abstuvieron de votar a favor de la moción. El presidente peruano se salvó gracias a la actuación del hijo menor del ex residente preso ?condenado a 25 años de cárcel? y de Nuevo Perú, en el que destacan las jóvenes congresistas Indira Huilca, Tania Pariona y Marisa Glave. Ricardo Cuenca, director del Instituto de Estudios Peruanos, destacó a ABC el hecho de que «se haya llegado al momento límite de que se debata la destitución del presidente en el Congreso, lo que revela la fragilidad política del país, lo débil que son nuestros partidos políticos». A su juicio, Kuczynski «ahora sí debe hacer política, porque no tendrá una segunda oportunidad». Cuenca consideró que los «grandes perdedores» de la fallida moción de censura fueron Keiko Fujimori, Alan García y Marco Arana. Entre los ganadores mencionó a los jóvenes congresistas Kenji Fujimori y Marisa Glave, «cuyo liderazgo fue vital» para que Kuczynski no tuviese que dejar la presidencia. El reto del mandatario, a su juicio, es «hacer las grandes reformas educativas, de salud e infraestructura que el país requiere». Hermano rebelde Por vez primera, Kenji Fujimori se rebeló contra su hermana Keiko Sofía, excandidata a la presidencia, y promovió que diez congresistas se abstuvieran. Este hecho motivó que durante dichas negociaciones, los congresistas cercanos a su hermana, Héctor Becerril y Miguel Torres, lo criticasen en el pleno del Congreso. Al explicar la postura del grupo encabezado por Kenji, Becerril aseguró en unas declaraciones a RPP Noticias que «Alberto Fujimori llamó a diez congresistas para que voten a favor de la corrupción, a cambio de su indulto». También el congresista disidente Clayton Galvan declaró ayer a los medios que el expresidente Fujimori (1990-2000) -preso por corrupción desde 2009- les llamó desde el penal Barbadillo (al este de Lima) para que se abstuvieran de votar contra Kuczynski. Este hecho ha desatado las especulaciones de que el Gobierno esté planeando el indulto de Fujimori -un deseo que Kenji Fujimori ha hecho público-, aunque la presidencia lo ha negado. «No negociamos» Keiko Fujimori se mostró en su cuenta de Twitter «orgullosa de nuestros 61 congresistas que se mantuvieron firmes en la lucha contra la corrupción». La excandidata a la presidencia agregó que Fuerza Popular «no se vende ni negocia, porque para nosotros primero es el Perú». La moción de censura ha causado un auténtico cataclismo en el Gobierno de Kuczynski. El mandatario aceptó ayer la renuncia del ministro del Interior, Carlos Basombrío, la primera baja tras superar la petición de destitución planteada por la oposición. Basombrío ya había intentado dimitir la semana pasada, cuando se supo que una empresa de Kuczynski había asesorado a Odebrecht y recibió dividendos por ello. Fuentes del Ejecutivo aseguraron que «más de un ministro» le pidió al presidente PPK que renunciara y dejase el puesto a su vicepresidente, Martin Vizcarra, porque los supuestos vínculos con Odebrecht eran «una falta imposible de ser disculpada por la opinión pública». Odebrecht, investigada por crear la mayor trama de corrupción sistemática de la historia de América Latina, hizo llegar a una comisión parlamentaria una carta en la que se revelaba que Kuczynski recibió cuatro pagos por valor de 782.207.28 dólares entre 2004 y 2007 cuando era ministro de Estado durante el gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006).
1