Infortelecom

Noticias de mario draghi

20-06-2018 | Fuente: elpais.com
Mario Draghi reclama más alzas salariales para completar la recuperación
El presidente del Banco central Europeo cree que mejores sueldos impulsarían la inflación de la eurozona y ayudarían a completar la plena recuperación económica
01-06-2018 | Fuente: abc.es
El Movimiento 5 estrellas celebrará mañana la fiesta nacional italiana con manifestaciones para denunciar a quienes intentan embridar sus sueños de poder. El dilema que se plantea en este gran país es el de la mayoría versus las reglas del juego que hacen posible la democracia en un contexto de integración y soberanía compartida. La moneda común ha sido rediseñada y reforzada durante los últimos siete años, pero aún no está preparada para afrontar una crisis de proporciones similares a la experimentada. La lluvia populista en Italia puede ser el principio de un nuevo tsunami y los mejores economistas de la UE están de acuerdo en que la actual combinación de política monetaria y política fiscal no sería suficiente para pararlo. En la campaña electoral ningún partido prometió la salida del euro, pero la coalición entre la Liga y los 5 estrellas comparten la idea de ir mucho más allá de una revisión de la llamada política de austeridad. Los proyectos de estas formaciones harían saltar por los aires los principios y las normas básicas en las que se asienta la moneda. El instrumento más potente que tiene la Unión para gestionar shocks, el Banco Central Europeo, no tendría capacidad real si se forma una ola gigante que se extendería rápidamente por el Sur. Esta vez no surtirían efecto las palabras de un italiano tan solvente como Mario Draghi, «haré lo que sea necesario», su fórmula mágica en julio de 2012. El presidente Mattarella es el dique de contención de la marea, mientras el admirable pactismo italiano no acaba de emerger. La Liga aprovecha para crecer desde el victimismo y el rechazo a la casta bruselense. Un dato esencial para entender el cuestionamiento del euro en el Norte de Italia es que, desde su creación, el país ha perdido quince puntos de renta y quince de competitividad. La cumbre de jefes de Estado y de gobierno de junio, prevista para acelerar la puesta en pie de una triple unión bancaria, económica y fiscal, debería llegar a tiempo de atajar los primeros síntomas de una nueva crisis de la moneda.
08-03-2018 | Fuente: elpais.com
Mario Draghi escenifica el inicio del fin de los estímulos monetarios del BCE
Mantiene tipos y el programa de compra de activos, pero elimina la referencia a elevar este último si las condiciones empeoran
20-11-2017 | Fuente: elpais.com
Mario Draghi pide prioridad para las subidas de sueldo
El BCE está a punto de empezar la retirada de algunas de las medidas extraordinarias de política monetaria
26-10-2017 | Fuente: elpais.com
Mario Draghi asegura que sigue ?muy de cerca? la crisis catalana porque ?es significativa?
El BCE considera "prematuro" decir si la incertidumbre política puede afectar a la estabilidad del sistema financiero español y de la eurozona
26-10-2017 | Fuente: elpais.com
El BCE alarga nueve meses la compra de bonos pero recorta el volumen
Mario Draghi inicia la retirada paulatina de los estímulos: la adquisición de deuda se reducirá en 2018 de 60.000 a 30.000 millones al mes
26-10-2017 | Fuente: elpais.com
Mario Draghi inicia este jueves la retirada de los estímulos monetarios
El Eurobanco ampliará el plazo del programa de compras, pero reducirá volumen
15-10-2017 | Fuente: elpais.com
El organismo que preside Mario Draghi deberá buscar un equilibrio entre varios elementos
26-09-2017 | Fuente: abc.es
Bruselas teme que la crisis germana paralice a la Unión Europea
La Unión Europea esperaba las elecciones alemanas para desbloquear los principales dossiers que tiene ante sí. Lejos de resolver las incógnitas, el resultado de las elecciones del domingo prefigura un escenario de incertidumbre que según fuentes políticas europeas se va a prolongar «durante mucho tiempo». El objetivo ahora se pone en minimizar los efectos de la fiebre populista en las próximas elecciones europeas, el año 2019, en las que un resultado como el alemán supondría sencillamente el bloqueo de las instituciones. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, llamó este lunes a la canciller Angela Merkel para felicitarle por la victoria, aunque sea en términos protocolarios puesto que tampoco el luxemburgués esperaba ese resultado. También llamó al candidato socialdemócrata, su gran amigo Martin Schulz, aunque en su caso no fue para felicitarle, sino todo lo contrario. Tenía razones Juncker para mantener esa conversación con Schulz, que fue el que garantizó su elección en 2014. Pero entonces fue solamente por 44 votos, un margen muy peligroso porque, como confesaba este lunes un alto dirigente europeo de origen alemán, la proyección de los resultados en su país a las elecciones europeas de 2019 arroja un escenario espeluznante. Los liberales alemanes no son antieuropeos, pero se oponen a una mayor integración en la zona euroY entretanto, todos los planes para reactivar la construcción de las estructuras institucionales de la zona euro se han quedado paralizadas. No se puede saber ni siquiera si el actual ministro de Finanzas, el poderoso Wolfgang Schauble, seguirá en su puesto o no. El comisario alemán, Gunter Oettinger, ha propuesto que le nombren presidente del Parlamento alemán, que es un puesto de gran relumbre para el que ha sido el gran guardián de la ortodoxia económica, de modo que liberaría la cartera de Finanzas para las negociaciones de la coalición. Pero nada parece indicar que esas negociaciones serán rápidas ni que vayan a tener un resultado previsible. La cuestión de quién ocupará el cargo de Mario Draghi al frente del Banco Central Europeo en 2019 estaba también pendiente de estas elecciones y el veredicto de las urnas ha sido de todo menos claro. Manfred Weber, el líder del grupo parlamentario del Partido Popular Europeo, es de los que creen que hay que «cerrar cuanto antes este capítulo» de tipos de interés cero y compra de deuda, «para volver cuanto antes a una situación normal». Crisis de los refugiados Pero lo primero que cree que hay que cerrar en la UE es el tema de los refugiados, que ha sido el elemento que más ha pesado en la voluntad de los alemanes en las urnas. Antes de entrar en discusiones sobre el presupuesto europeo, sobre la transformación del fondo de estabilidad en una especie de Fondo Monetario Europeo, antes de entrar en el meollo del Brexit, los populares alemanes creen que hay que enviar el mensaje claro de que el asunto de los refugiados está resuelto y no volverá a pasar. ¿Y cómo puede afectar a Europa una eventual «coalición Jamaica»? Nadie lo sabe todavía. Los liberales no son antieuropeos, pero se oponen a una mayor integración en la zona euro. Los verdes apoyan la emisión de deuda europea y sí quieren una mayor integración. ¿Cual de los dos partidos obtendrá la parte más importante del pastel? La esperanza en Bruselas es que Merkel logre maniobrar para hacer que ese enfrentamiento estructural entre liberales y verdes le acabe convirtiendo a ella en el árbitro de las ambiciones de ambos.
25-09-2017 | Fuente: abc.es
Merkel afronta la misión casi imposible de conciliar a viejos enemigos políticos
Un día después de unas elecciones en Alemania que han sido un terremoto político de imprevisibles consecuencias todos los líderes políticos intentan hacerse una composición de lugar en la nueva situación. Entre los escombros del consenso político que ha regido durante décadas. En su mayoría tienen además que valorar los daños. Hay un hecho de enorme trascendencia para todo el continente que algunos aun no alcanzan a ver y es que Alemania ha perdido este 24 de septiembre de 2017 su estabilidad política. La que ha caracterizado al estado federal alemán desde 1949. Hasta la supuesta vencedora, Angela Merkel, que de nuevo ha hecho historia al ganar las elecciones por cuarta vez consecutiva, sabe que todo ha cambiado en el Bundestag, en Berlín, en Alemania y también lo habrá hecho para Europa como pronto se demostrará. El próximo gobierno, cuando lo haya después de unas negociaciones que pueden ser muy largas y complejas, estará previsiblemente presidido por ella, pero será un gobierno frágil, cuajado de contradicciones insolubles, que intentará hace política con ministros de ideologías hostiles entre sí. Hoy, no pocas voces decían que Merkel se ha equivocado, como le pasó a Helmut Kohl en 1994, y no ha sabido ver el último momento en que podía irse por decisión propia. Duro golpe Con su enorme revés al perder casi nueve puntos en un momento de cima de la coyuntura económica con el mínimo desempleo del 5,7% Merkel ha recibido un golpe del que parece claro que no podrá ya recuperarse. Muy significativo fue que ya en la noche electoral se preguntara abiertamente en televisión a su ministra de Defensa, Ursula von der Leyen, en presencia de su jefa, la canciller, si estaría dispuesta ella a asumir el relevo. Merkel se ha recuperado de situaciones muy graves. Pero el desgaste personal por la polarización en torno a los refugiados ha roto el aura de la mujer imbatible. No ha sido la economía. Las elecciones han sido un plebiscito sobre una política de inmigración y seguridad absolutamente personal que ella ha defendido con una firmeza que ahora se entiende como obcecación. El desgaste personal por la polarización en torno a los refugiados ha roto el aura de la mujer imbatibleMerkel se queda sin elección y sin opciones. Por mucho que aun intente tender puentes al SPD. Hoy ha dicho que abriría conversaciones con los liberales (FDP) y los verdes, los únicos partidos que están dispuestos a formar coalición para hacerla de nuevo canciller. Pero ha insistido en que también quería hablar con el SPD. La respuesta fue contundente por parte de quien parece que seguirá de momento de líder del SPD pese a su humillante derrota. Aparato del SPD Martin Schulz dice que no tiene nada de que hablar con Merkel. Que use el tiempo en hablar con otros. Schulz había anunciado el fin de la coalición y su paso a la oposición minutos después de saber que solo había alcanzado el 20,5%. «La colaboración con la CDU/CSU se da por concluida con efectos inmediatos». Probablemente Merkel apele al aparato socialdemócrata interesado en mantener sus cargos en la coalición. Un aparato para el que el anuncio de Schulz fue sorpresa desagradable. Muchos creen que Merkel sabe que gobernar con la «coalición Jamaica» con los retos inmediatos no es un proyecto realista. Muchos creen que Merkel sabe que gobernar con la «coalición Jamaica» con los retos inmediatos no es un proyecto realistaLa canciller parecía creer que podía mantener indefinidamente la estrategia de fagocitar los lemas, temas y políticas de la izquierda, el ecologismo y el pacifismo con su política de inmigración y aceptación de la sociedad multicultural. Se equivocaba, los alemanes han dejado de seguirla por esa senda. La inmigración ha polarizado la sociedad hasta límites no conocidos. Y el rápido deterioro de la seguridad que nadie ha querido reconocer y se ha intentado ocultar ha sido una afrenta añadida. Analistas alemanes sugieren que si el AfD hubiera tenido una dirección unida y un líder con carisma, hoy posiblemente no se hablara del 13% de la AfD, sino del 25%. Más de un millón de votantes de la CDU/CSU y medio millón de votantes socialistas se han ido al AfD, al que los demás partidos descalifican como ultraderechista pero que insiste en su lealtad constitucional y en que «estamos donde estaba la CDU», en la derecha democrática que Merkel abandonó. Las desavenencias en el AfD no han cesado por su triunfo. El gobierno de la célebre «coalición Jamaica», negra por la CDU, amarilla por los liberales y de terceros los verdes, será una incógnita tanto en su política interior como en la exterior. Pero será una losa para una política europea común con Emmanuel Macron cuando más necesario se antoja a algunos la revitalización del eje franco- alemán. Las reformas de la UE, atascadas a la espera del nuevo mandato de Merkel, podrían quedar bloqueadas sin fecha. No parece haber posibilidad alguna ni para la mutualización de la deuda ni otras cuestiones de unificación y corresponsabilidad financiera. Y desde luego no va a haber nadie que mande sobre la economía alemana que no sea alemán. El capitulo de Mario Draghi que se da por felizmente concluido no tendrá continuidad. Habrán de convivir en el tripartito un partido liberal de rigor y libertad económica con unos Verdes intervencionistas hasta el hastío. Esos mismos verdes decididos a «mantener una política de asilo humana» que viene a ser poco menos que las puertas abiertas, frente a una CSU bávara que quiere el mismo cierre de fronteras y fin de la inmigración subvencionada que exige la Alternativa para Alemania (AfD) el partido que lo ha esquilmado en votos y que podría hundir le en Baviera en las elecciones el próximo año
1
...