Infortelecom

Noticias de kurdistan

07-01-2021 | Fuente: elpais.com
Ninjas kurdos que se entrenan en el arte marcial japonés del espionaje y la guerrilla
El grupo Soran Ninja Team, creado hace cuatro meses en el Kurdistán iraquí, practica técnicas acrobáticas y de combate
18-09-2020 | Fuente: abc.es
La oposición bielorrusa y Berta Cáceres entre los nominados al premio Sájarov 2020
La oposición democrática de Bielorrusia, la ambientalista hondureña Berta Cáceres y el arzobispo de Mosul (Irak) Mikhael Moussaha figuran entre los nominados al próximo premio Sájarov, que otorga cada año el Parlamento Europeo (PE). La oposición bielorrusa, representada por el «consejo de coordinación» y varias de sus figuras, incluida la líder de la oposición en el exilio, Svetlana Tijanóvskaya, cuenta con el apoyo del grupo del Partido Popular Europeo (PPE), así como de los socialdemócratas (S&D) y del grupo liberal Renew Europe. El consejo de coordinación fue establecido por Tijanóvskaya el 18 de agosto, después de las elecciones presidenciales criticadas por presunto fraude y en las que el presidente de Ucrania, Alexandr Lukashenko, se alzó con la victoria con el 80 % de los votos. La Izquierda Unitaria Europea (GUE/NGL) y Los Verdes (Greens/EFA), por su parte, han nominado al premio a la ambientalista hondureña Berta Cáceres, asesinada en 2016. Fue «un valiente ecologista y destacada activista por los derechos a la tierra de la comunidad indígena Lenka en Honduras» cofundadora del Consejo de Pueblos Indígenas de Honduras y durante más de dos décadas, «luchó contra el acaparamiento de tierras, la tala ilegal y los megaproyectos», recordó el PE en un comunicado. Por otra parte, el grupo de ultraderecha Identidad y Democracia (ID) ha nominado el arzobispo de Mosul (Irak) Mikhael Moussaha, que ayudó en la evacuación de cristianos, sirios y caldeos al Kurdistán iraquí y desde 1990 ha contribuido a salvaguardar más de 800 manuscritos históricos que datan del siglo XIII al XIX. Esos documentos fueron luego digitalizados y exhibidos en Francia e Italia. Por último, un grupo de 40 eurodiputados, incluidas la de la izquierda unitaria Malin Björk (GUE/NGL) y la ecologista Terry Reintke (Greens), piden que el premio sea para los activistas polacos en favor de la comunidad LGBTI Jakub Gawron, Paulina Pajak, Pawel Preneta and Kamil Maczuga, fundadores de la página web «Atlas del odio». El Parlamento Europeo concede desde 1988 el premio Sájarov, un galardón nombrado en honor al físico soviético y disidente político Andréi Sájarov. Está previsto que la presentación oficial de los nominados al premio 2020 tenga lugar el próximo 28 de septiembre y que el ganador sea anunciado el 22 de octubre. La ceremonia de entrega se celebrará el 16 de diciembre en Estrasburgo, según anunció la Eurocámara. El premio Sájarov lo han recibido personalidades como el líder sudafricano Nelson Mandela, la oposición venezolana, la joven activista paquistaní Malala Yousafzai, la plataforma española ¡Basta Ya! y opositores al régimen cubano como las Damas de Blanco o Guillermo Fariñas.
17-06-2020 | Fuente: abc.es
El coche de Boris Johnson sufre un accidente por culpa de un manifestante en las afueras del Parlamento
El coche oficial del primer ministro británico, Boris Johnson, sufrió un accidente este miércoles poco después de salir del Parlamento, cuando un manifestante kurdo saltó a la calle justo en el momento en que pasaba la comitiva y provocó que el Jaguar color plata del premier tuviera que frenar de forma brusca, lo que a su vez provocó que uno de los vehículos todoterreno de su escolta de seguridad lo golpeara por detrás.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="en" dir="ltr">Downing St says there are no reports of injuries after Prime Minister Boris Johnson&#39;s car was involved in a collision outside parliament as it left the gates following PMQs.<br><br>More on this: <a href="https://t.co/4TeHEQEBix">https://t.co/4TeHEQEBix</a> <a href="https://t.co/Xlzo3KLdZn">pic.twitter.com/Xlzo3KLdZn</a></p>&mdash; SkyNews (@SkyNews) <a href="https://twitter.com/SkyNews/status/1273257230532579328?ref_src=twsrc%5Etfw">June 17, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> El activista que causó el accidente, que participaba en una manifestación convocada para protestar contra la ofensiva militar de Turquía contra el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), fue detenido por las autoridades. Poco después, fuentes de Downing street confirmaron que ninguna persona resultó herida en la colisión, aunque el maletero del coche de Johnson, que salía de la sesión de preguntas en Westminster, quedó visiblemente dañado.
10-06-2020 | Fuente: abc.es
La Fiscalía sueca desvela que un publicista asesinó al primer ministro Olof Palme en 1986
Usando las palabras del primer ministro de Suecia, Stefan Löfven, hoy se ha cerrado una «herida» abierta en la sociedad sueca. Löften se refiere al asesinato a tiros por la espalda, el viernes 28 de febrero de 1986 por la noche, del por aquel entonces primer ministro Olof Palme (SAP, partido socialdemócrata), en la calle más transitada de Estocolmo, cuando salía de un cine junto a su esposa, Lisbet. La Fiscalía ha cerrado este miércoles 34 años de investigación, señalando como autor del crimen a Stig Engström, un publicista fallecido en 2000 que trabajaba cerca del lugar donde se produjo el suceso. En una comparecencia digital, el fiscal Krister Petersson ha indicado que, ante la imposibilidad de presentar cargos contra Engström, la investigación termina aquí: «Creo que hemos llegado tan lejos como se podía pedir a la investigación», ha comentado Petersson. Stig Engström, conocido como «el hombre de Skandia», en abril de 1986 - Reuters Según explicó Petersson, la vestimenta que llevaba Engström la noche del crimen -el hombre se presentó como testigo e hizo declaraciones a varios medios- coincide con las descripciones dadas por varias personas que vieron salir corriendo al supuesto asesino. Ninguno de los testigos situaron tampoco a Engström en el lugar del crimen justo después de que tuviera lugar. Su pertenencia a un club de tiro y el hecho de que se moviera en círculos críticos con Palme refuerzan la teoría de la Fiscalía, resaltó Petersson, que lamentó que no haya pruebas técnicas que lo vinculen con el crimen. Gracias a un trabajo periodístico Hans Melander, el jefe de la investigación policial, reveló en la misma comparecencia que el interés por Engström, conocido como «el hombre de Skandia», por la aseguradora para la que trabajaba, surgió cuando un nuevo grupo, hace tres años, se hizo cargo de las pesquisas: «Encontramos a una persona que no cuadraba en el resto de la fotografía del crimen. Sus informaciones no se correspondían con las del resto de testigos», dijo Melander. La pista del «hombre de Skandia», que no fue considerado relevante en la fase inicial de la investigación, se reactivó hace dos años gracias a un reportaje ?al que luego siguió un libro? del periodista Thomas Pettersson, que entregó la información a la policía. La investigación del asesinato del carismático primer ministro de Suecia -que plantó cara a EE.UU. y a la URSS- ha estado rodeada de escándalos e incompetencia desde la misma noche del crimen. A lo largo de los años se ha apuntado a distintas autorías por la relevancia internacional de Palme. Entre ellas, figuran el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), los servicios secretos sudafricanos o una conspiración de círculos policiales vinculados a la extrema derecha, aunque no se haya podido encontrar «nada específico» al respecto, según Melander. El único condenado por el caso, el delincuente común Christer Pettersson, contra el que un tribunal dictó cadena perpetua en julio de 1989, fue absuelto meses después por falta de pruebas.
07-05-2020 | Fuente: abc.es
Irak logra tener Gobierno tras cinco meses de vacío
Más de cinco meses después de la dimisión de Adel Abelmahdi y tras los intentos fallidos de otros dos candidatos para formar gobierno, Mustafa al Kazemi se convirtió en el nuevo primer ministro de Irak al lograr la aprobación del Parlamento a su candidatura y parte de sus ministros. Tras varios retrasos, más de cuatro horas después de la hora prevista del comienzo de la sesión y pasada la 01.00, hora local, del jueves (22.00 GMT del miércoles), Al Kazemi y 15 de sus ministros obtuvieron el respaldo de todos los 266 parlamentarios presentes en la Cámara. El Gobierno acaba con el Ejecutivo que ha manejado el país en funciones desde el pasado 29 de noviembre, cuando Adel Abdelmahdi renunció como primer ministro en medio de las protestas iniciadas en octubre contra la corrupción, la crisis económica y los políticos y en las que han muerto más de medio millar de personas. Candidato con apoyos Cuando el pasado 9 de abril el presidente de Irak, Barham Saleh, encargó a Al Kazemi la tarea de formar gobierno en el plazo establecido de un mes, un halo de esperanza se apoderó de muchos iraquíes por primera vez desde la dimisión de Abdelmahdi. Saleh había designado antes a Mohamed Taufiq Alaui y a Adnan al Zurfi para suceder a Abdelmahdi, pero ambos renunciaron en marzo y abril, respectivamente, ante la imposibilidad de reunir los apoyos para superar el escollo del Legislativo. Sin embargo, Al Kazemi, que estudió Derecho y ejerció como periodista antes de convertirse en jefe de la Inteligencia, ya contaba de antemano con el apoyo explícito de los partidos suníes y de la Presidencia de la región autónoma del Kurdistán, además de los bloques chiíes que le eligieron. El último primer ministro designado logró la aprobación del hemiciclo pese a que en los últimos días formaciones como la coalición Dawlet al Qanun del ex primer ministro Nuri Kamel al Maliki o Al Wataniya de Iyad Alaui -primo de Mohamed Taufiq Alaui- anunciaron que boicotearían la sesión. Panorama difícil Al Kazemi hereda un país paralizado políticamente desde hace cinco meses, graves problemas económicos tras muchos años de conflicto y, más recientemente, una caída de los ingresos por las fuerte caída del precio del petróleo, del que Irak depende en gran medida. En su discurso antes de la votación, el nuevo primer ministro reconoció que el país se enfrenta a «enormes desafíos» económicos, de seguridad, de salud y sociales, y que ha estado sumido en una concatenación de «crisis» desde la caída del régimen del dictador Sadam Husein en 2003. «Este gobierno llegó como una respuesta a la crisis social, económica y política para ser un gobierno de solución, no un gobierno de crisis», afirmó. No obstante, el nuevo primer ministro se comprometió a convocar elecciones anticipadas en el plazo establecido, es decir, un año a partir de la asunción del puesto. Al Kazemi prometió atajar el desempleo, una de las principales demandas de las protestas que llevaron a la dimisión del su predecesor, así como a llevar ante la Justicia a los causantes del derramamiento de «sangre iraquí», en aparente referencia a los fallecidos durante las manifestaciones. Prometió «consolidar» las tirantes relaciones entre el Gobierno central y las autoridades de la región autónoma del Kurdistán. También insistió en la defensa de la «soberanía» iraquí que ha estado en jaque en los últimos meses por los ataques cruzados entre Irán y EEUU en su territorio. La milicia Kata'ib Hizbulá, financiada por Irán e integrada en la agrupación Multitud Popular, acusó anteriormente a Al Kazemi de ser uno de los responsables de la muerte del general iraní Qasem Soleimaní en aquellos ataques, al «facilitar» información a EE.UU. desde su puesto de jefe de la inteligencia. Gabinete aprobado a medias El nuevo primer ministro ha logrado conseguir el visto bueno de 15 ministros, entre ellos los de Interior y Defensa, de dos piezas extraordinariamente complicadas de consensuar en el atomizado crisol parlamentario sectario iraquí. La cartera de Interior ha ido a parar a manos de Othman Al-Ghanmi, hasta ahora jefe del Ejército, mientras que Defensa recaerá en Jumaa Anad, mientras que en Finanzas estará Ali Abdulamir Alaui. Sin embargo, el mismo Parlamento rechazó a cuatro ministros y obligó a posponer la designación de otros dos: los de Petróleo y Exteriores. «Hoy el Parlamento le ha dado la confianza a mi Gobierno y trabajaré con el honorable equipo ministerial con sinceridad para ganar la confianza y el apoyo de nuestra gente», sentenció el dirigente.
29-04-2020 | Fuente: abc.es
Un camión de combustible bomba deja decenas de muertos en el Kurdistán sirio
El coronavirus no sirve para frenar la violencia en Siria donde al menos 45 personas, entre ellas once niños, según informó UNICEF, murieron en un atentado en el cantón kurdo de Afrín, al noroeste del país y bajo control turco desde 2018. Un camión de combustible explotó en el medio de un mercado muy concurrido en los instantes previos al final del ayuno del ramadán y provocó el atentado más sangriento de los últimos meses en el país. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) aseguró que entre los fallecidos habría al menos también seis miembros de las milicias islamistas sirias que combaten a las órdenes de Turquía. Ningún grupo reivindicó la acción, pero el ministerio de Defensa en Ankara acusó inmediatamente a las Unidades de Protección Popular (YPG), el brazo sirio del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), al que calificó de «terrorista» y «enemigo de la humanidad». Los turcos tienen una guerra abierta con el PKK desde hace tres décadas. Dos años bajo ocupación Turquía lanzó la operación ?Rama de Olivo? contra Afrín en enero de 2018 y expulsó del cantón a las YPG. Esta operación provocó un éxodo de miles de civiles kurdos que buscaron refugio en los otros dos cantones del Kurdistán sirio y su lugar fue ocupado por milicianos sirios y sus familias llegados de lugares como Ghouta, en el cinturón rural de Damasco. Desde que empezó la ocupación turca la población kurda apenas representa un 34 por ciento de la población del cantón, cuando antes suponía el 97, según datos obtenidos por el canal Rudaw. Estados Unidos, principal aliado de las YPG durante toda la guerra contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI), condenó un atentado que calificó de «acto cobarde inaceptable». El secretario de Estado, Mike Pompeo, llamó a través de las redes sociales a «un alto el fuego en todo el territorio sirio». La misma condena realizaron las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS), la coalición kurdo árabe liderada por las YPG, cuyo general, Mazloum Abdi, declaró que «se trata de un acto terrorista que ha costado la vida a civiles inocentes» y señaló directamente a «la política destructiva de la ocupación turca» como responsable de «este acto criminal». Según los kurdos, fueron las milicias islamistas sirias leales a Ankara las que están detrás de la explosión y pidieron a la comunidad internacional que presionara a Ankara para la retirada de sus tropas de Rojava (el Kurdistán de Siria).
30-03-2020 | Fuente: abc.es
Presos del Daesh se amotinan y escapan de la principal cárcel de Siria
Los prisioneros del grupo yihadista Daesh en la cárcel de Ghourian, en la ciudad de Hasake, al norte de Siria, se sublevaron y lograron hacerse con el control de varias secciones de la primera planta del edificio. Se trata de la prisión principal bajo la responsabilidad de las Fuerzas de Siria Democrática (FDS), la coalición kurdo árabe que cuenta con apoyo de Estados Unidos, que desde hace meses alertan de las dificultades que tienen para controlar a los miles de presos yihadistas y a sus familiares y piden a sus países de origen que se hagan cargo de ellos. El motín estalló a última hora del domingo y al menos doce detenidos lograron fugarse, según informaron los medios oficiales sirios. Las fuerzas kurdas rebajaron a cuatro el número de fugados e informaron de su posterior detención. «La situación es tensa y hemos enviado refuerzos de las unidades antiterroristas para recuperar el control de la situación», declaró a través de las redes sociales Mustafá Bali, portavoz de las FDS. El portavoz de la coalición internacional que combate al Daesh informó del envío de aviones a la zona para respaldar con «vigilancia aérea» a sus aliados kurdos. En esta prisión se calcula que puede haber entre 3.000 y 5.000 presos. Este mes se ha cumplido el primer aniversario del final del califato establecido por el Daesh en Siria e Irak. La última batalla se libró en Baghouz, localidad siria situada en plena frontera con Irak, y desde entonces el Kurdistán de Siria se ha convertido en prisión para miles de milicianos y sus familiares. Según las últimas cifras ofrecidas por las autoridades de Rojava, el Kurdistán de Siria tienen encerrados a 12.000 combatientes del Daesh, entre ellos 3.000 hombres de 50 países diferentes. A esta cifra hay que sumar a sus 40.000 familiares, sobre todo mujeres y niños, que también están retenidos en campos como el de Al Hol. Tribunal especial en Siria Ante la negativa de los países de origen a repatriar a sus yihadistas, el Consejo de Justicia de la administración kurda, que opera en esta parte de Siria de forma paralela a la del Gobierno de Damasco, comenzó a dar los primeros pasos para instaurar un tribunal especial con capacidad para juzgarlos allí. Uno de los miembros de ese consejo, el abogado Faisal Sabri, declaró a Al Monitor que «hemos pedido a los países europeos y árabes que asuman su responsabilidad y establezcan un tribunal internacional en Siria y nos envíen jueces, pero no nos han respondido». Ante la falta de respuesta, los kurdos se mostraron dispuestos a tomar la iniciativa para acabar con el limbo legal en el que se encuentran estos combatientes desde hace un año. Otra de las peticiones formuladas por el consejo, según recogió Al Monitor, fue la de «que los países de origen acepten la extradición los hijos, huérfanos y mujeres de los yihadistas que están en Al Hol. Son una amenaza para el campo y lo han convertido en un semillero para terroristas». Human Rights Watch (HRW) denunció en un informe reciente que estos detenidos viven en «prisiones superpobladas en condiciones inhumanas».
13-02-2020 | Fuente: abc.es
Turquía contra Siria, el nuevo frente de una guerra sin final
Después de nueve años de guerra, un nuevo frente se abre en la guerra de Siria. Por primera vez desde el estallido del conflicto, se han producido choques directos entre los ejércitos de Siria y Turquía, que este mes ya ha perdido catorce soldados en ataques de las fuerzas de Bashar Al Assad contra sus posiciones. Los turcos cuentan con una red de doce puestos de observación en la provincia de Idlib y en las últimas semanas ha reforzado su presencia militar con 30.000 hombres en la frontera y 5.000 desplegados dentro de territorio sirio. Uno de los problemas para Ankara es que el espacio aéreo lo controlan los rusos, que son aliados de Assad, y sin aviación no será sencillo hacer retroceder a las tropas de Damasco. Idlib pone a prueba la relación entre Rusia y Turquía, que apoyan a bandos enfrentados, y ambas potencias se acusan de no cumplir los acuerdos alcanzados en Sochi en octubre para crear una zona desmilitarizada. Objetivo de Siria Control de las autopistas. Idlib es la última provincia que queda en manos de la oposición armada y el grupo que está al frente de la misma es el brazo sirio de Al Qaeda (Hayat Tahrir Al Sham). A lo largo de la guerra, este lugar se convirtió en punto al que llegaban los distintos grupos armados que alcanzaban acuerdos con el régimen para detener los combates a cambio de una salida segura. Ocurrió en Ghouta, cinturón rural de Damasco, o en Deraa. El Gobierno lanzó una primera gran ofensiva en 2018, pero un acuerdo in extremis entre Moscú y Ankara les obligó a echar el freno. Desde hace dos meses ha reiniciado las operaciones y ya tiene bajo su control la autopista que conecta Alepo con Damasco, uno de los grandes objetivos de este avance, y pronto esperan hacer lo propio con la carretera entre Alepo y Latakia. Estas rutas comerciales pueden ayudar a mejorar la grave crisis que sufre el país. Rusia e Irán ven que la victoria en Idlib les ayudaría a cerrar la guerra con su aliado, Assad, como vencedor. Objetivo de Turquía Regreso de los refugiados. Al igual que han hecho en Rojava, el Kurdistán de Siria, los turcos pretenden crear una ?zona de seguridad? dentro de Idlib y han enviado refuerzos para que sus hombres apoyen a las milicias islamistas locales aliadas de Ankara logren frenar el avance del Ejército sirio. Los medios próximos a Erdogan hablan de una transición de «puestos de observación» a «ocupación de territorio». Ankara ha tejido una red de fidelidades con grupos islamistas locales a los que ha apoyado desde el inicio de la guerra y que combaten bajo el nombre de Ejército Nacional Sirio (ENS). El objetivo último sería devolver a estas zonas bajo control suyo a los millones de refugiados sirios a los que da cobijo. En 2017, el enviado de Estados Unidos a la coalición para combatir al grupo yihadista Estado Islámico (EI), Brett McGurk, definió Idlib como «el mayor paraíso de Al Qaeda desde el 11-S». Desastre humanitario Desplazamiento de civiles. En apenas dos meses 700.000 civiles han escapado de los combates en Idlib, según las cifras de Naciones Unidas. Huyen hacia el norte, pero Turquía, que ya cuenta con 3,5 millones de refugiados, mantiene cerrada la frontera por lo que viven ahora en campos improvisados a lo largo de la línea fronteriza. En estos campos varios niños ya han muerto congelados debido a las condiciones extremas.
03-01-2020 | Fuente: abc.es
General Soleimani, el arquitecto de la guerra sucia iraní por el control de Oriente Próximo
Qassem Soleimani había dejado de ser el «comandante en la sombra», sobrenombre más usado en la prensa occidental, del régimen iraní para convertirse en el mejor argumento de la república islámica en su lucha contra el Estado Islámico. El máximo responsable de las Brigadas Quds ya no era el personaje tan omnipresente como invisible de las últimas décadas, tiempo que llevaba al frente de la unidad de acción en el exterior de la todopoderosa Guardia Revolucionaria de Irán, organización creada por el Imam Jomeini para defender los valores de la revolución de 1979. Mientras que Occidente y los países árabes formaban un coalición para bombardear al Daesh desde el aire y el mar, pero con la línea roja de «no poner tropas sobre el terreno», como repetía en cada intervención el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, Teherán envíaba a su hombre más carismático a la primera línea del frente, y este se hacía fotografías y vídeos con sus compañeros de lucha para difundirlos a través de las redes sociales y grandes medios iraníes. Un hombre cuya historia al frente de las Brigadas Quds resumía la historia de las luchas internas en Oriente Próximo y el reto de Irán de consolidar un «eje de resistencia» en los últimos 16 años. La primera vez que se había visto a Soleimani en el campo de batalla fue a finales de agosto de 2014 en Amerli, localidad de población turcomana chií que estaba rodeada por los yihadistas y cuyo cerco acabó en 48 horas de combates. Una victoria rápida. Tras el colapso del Ejército iraquí ese verano, el gran ayatolá Alí Sistani llamó a los ciudadanos a tomar las armas y la población chií respondió en masa. Frente a los esfuerzos de Estados Unidos y sus socios de reconstruir el ejército, tarea que llevará años, Irán aplicó los métodos de Soleimani y pocas horas después del llamamiento de Sistani las milicias estaban listas para combatir. Los mismos hombres que durante una década lucharon en la clandestinidad contra Estados Unidos tras la invasión, pasaban a formar la más efectiva fuerza terrestre frente al Daesh. Los mismos hombres que lucharon contra EE.UU., forman una efectiva fuerza terrestre Tras la invasión de Irak, como durante los primeros años de la revuelta en Siria, los iraníes siempre habían negado la presencia de sus unidades especiales sobre el terreno, pero esta vez es todo lo contrario. Jabir Rajabi, representante en Teherán de Asaib Al Haq (la Liga de los Justos, la milicia más importante) confesó en una entrevista recogida por el portal iraní Tnews que «la mayor aportación de Soleimani era haber conseguido la unidad de acción entre todas las milicias contra el Daesh. En lugar de darnos el pez, nos enseña cómo pescar y el éxito de nuestras operaciones se lo debemos a él». En los medios nacionales de la república islámica lo que era un secreto a voces ha dejado de ser tabú y «muestran la ayuda de Soleimani y sus hombres en el campo de batalla e informan de las muestras de agradecimiento que reciben», según una veterana periodista consultada en Teherán. Después de Amerli siguieron llegando fotos del ex «comandante en la sombra» desde otros lugares liberados como Jarf al-Sakhr o al-Dalouiah. La república islámica estaba «usando a Soleimani para mostrar a sus aliados que es la única parte en la que pueden confiar y también para dejar claro que pese a las diferencias políticas, Teherán es su único protector», opina Ali Mamouri, columnista de Al Monitor. Mientras la alianza era incapaz de acabar con el cerco de Kobani después de más de dos meses, los medios iraníes destacan el éxito y rapidez de las operaciones lideradas por sus hombres. Héroe o terrorista En las fotografías recientes, este hombre de estatura media y barba y pelo blancos aparece sonriente, pero sin uniforme, armas ni protección aparente, rodeado de milicianos con pose amigable. Una imagen muy diferente de la del comandante al que hasta ahora solo se había visto durante oraciones en fechas señaladas, reuniones de la Guardia Revolucionaria o entrevistas con el Líder Supremo, Alí Jamenei, que le considera un «mártir viviente de la revolución». Nacido en 1957 en Rabor, provincia de Kerman, estaba casado y era padre de tres hijos y dos hijas, como recogió el periodista Dexter Filkins en el meticuloso perfil que le dedicó en «The New Yorker» en octubre de 2013. Un texto «elaborado durante más de cinco meses de entrevistas», confesaba el periodista estadounidense a este medio, tan meticuloso como permite una figura inalcanzable, ya que es quien se encarga de dirigir unas brigadas que Filkins defenía como «mezcla entre la CIA y las Fuerzas Especiales». Soleimani estaba incluido en la lista de «terroristas más buscados» elaborada por Washington, acusado de planificar atentados en medio mundo y ser el responsable de la muerte de cientos de soldados estadounidenses en Irak tras la caída de Sadam Husein en las operaciones ejecutadas por las milicias chiíes que armó y entrenó. En la lista de «terroristas más buscados» elaborada por Washington El experto iraní Ali Alfoneh recoge en sus análisis elaborados para la Fundación en Defensa de las Democracias detalles biográficos de Soleimani, al que la revolución de 1979 le sorprendió con 22 años como empleado del servicio municipal de aguas de Kerman, puesto que dejó para enrolarse en las filas de una incipiente Guardia Revolucionaria que Jomeini puso en marcha de inmediato para defender su proyecto islámico de los elementos próximos al Shá. Tras unos primeros meses destinado en el Kurdistán iraní los siguientes diez años los pasó, como millones de iraníes, en la «guerra impuesta» contra Irak en la que comenzó su ascensión en las filas de la Guardia Revolucionaria. Como el Irak post Sadam, el Irán posterior al Shá se quedó sin un ejército capaz de responder al ataque de Bagdad y fueron las fuerzas irregulares las que llevaron el peso de la guerra. Una experiencia básica para entender la estrategia iraní en todo Oriente Medio de crear un brazo de operaciones externas de la Guardia Revolucionaria para formar grupos como Hizbolá, apoyar a Hamás, o promover la creación del Ejército de Defensa Nacional en Siria y las milicias en Irak, todas menos el brazo de los Hermanos Musulmanes en Gaza, de marcado carácter sectario y leales a las órdenes de Teherán, que no escatima en armas y financiación. Un mapa pensado para el desarrollo de guerras irregulares que aseguren la supervivencia del bautizado como «eje de la resistencia» entre Teherán, Damasco y Beirut. Un pasillo chií frente al sunismo mayoritario y a las puertas del enemigo israelí. De la cooperación a la guerra Finalizada la guerra con Irak, Qassen Soleimani pasó la siguiente década volcado en la lucha contra el tráfico de opio afgano en su Kerman natal, de donde saltó al liderazgo de las Brigadas Quds en 1998. En dos años logró que Hizbolá obligara a Israel a retirarse del sur del Líbano a base de atentados y ataques diarios y en 2001 le tocó fijar la estrategia de Irán frente a la operación internacional en Afganistán para acabar con los talibanes. Como ahora el EI, los hombres del mulá Omar eran enemigos de Teherán y, según revelan los testimonios del ex embajador de EE.UU. en Afganistán e Irak Ryan Crocker, entrevistado por Dexter Filkins, Soleimani cooperó en el afianzamiento de la Alianza del Norte, de la que formaba parte la minoría hazara, perteneciente a la secta chií del Islam. Esta cooperación terminó en 2002 cuando George Bush incluyó a Irán en el «Eje del mal» y poco después lanzó la invasión de Irak en la que los grupos chiíes fueron «una pesadilla peor que Al Qaida», según repetían los soldados estadounidenses cuando se les preguntaba sobre los peligros a los que se enfrentaban durante el despliegue. Todo el trabajo clandestino terminó siendo visible en Siria e Irak donde Soleimani recogió los frutos de su trabajo al ver cómo Bashar Al Assad resistía en su palacio damasceno y Bagdad no había caído en manos del Daesh. Ya no le hacía falta ocultarse. Un enemigo de la talla del Daesh le rescató de la sombra en las que durante los últimos 20 años había dirigido los tentáculos de la guerra sucia iraní por el control regional. [Perfil publicado en 2014 y actualizado tras conocerse su muerte]
08-11-2019 | Fuente: abc.es
Turquía comenzará la repatriación de yihadistas presos a sus países de origen en Europa
Tras la amenaza de abrir las puertas de Turquía para permitir la salida de 3,6 millones de refugiados sirios a Europa, llegó una segunda amenaza: la repatriación de combatientes extranjeros del grupo yihadista Estado Islámico (EI) que permanecen presos en cárceles turcas. El Gobierno de Ankara está molesto con las críticas que la operación militar al norte de Siria, lanzada el 9 de octubre con el objetivo de crear una «zona de seguridad», ha provocado entre los países europeos y por eso vuelve a mover ficha. «Os lo decimos, repatriaremos a estas personas y comenzaremos el lunes», anunció el ministro del Interior turco, Suleyman Soylu, sin especificar qué países serán los primeros en recibir yihadistas y si la medida afecta solo a Europa o también a presos de otros continentes. Soylu aseguró que esta medida se pondrá en marcha aunque las naciones de origen hayan retirado la nacionalidad a los combatientes. La advertencia del responsable de Interior turco se produjo 24 horas después de que Recep Tayyip Erdogan indicara que en sus cárceles tienen a 1.149 miembros del EI, de los cuales 737 tienen nacionalidad extranjera. Las fuerzas turcas han apresado además a otros 287 yihadistas desde el inicio de su operación al norte de Siria. En las últimas semanas, kurdos y turcos se han acusado mutuamente de liberar a presos del EI que permanecían retenidos en los campos controlados por las milicias kurdas. «Dicen que deben ser juzgados allí donde han sido detenidos, pero supongo que esto debe ser una nueva ley internacional? No es posible aceptarlo. Les enviaremos de vuelta les hayan revocado o no la ciudadanía», insistió Soylu. Turquía hace suyo de esta forma el discurso del presidente estadounidense, Donald Trump, que también criticó a los países europeos por no hacerse cargo de sus yihadistas y dejarles en el limbo legal de los campos de detención de los kurdos, con los que estados Unidos combatió para acabar con el califato y a los que luego abandonó. Cumbre cuatripartita Esta nueva amenaza de Turquía se hizo pública al mismo tiempo que un portavoz de presidencia, Ibrahim Kalin, anunció el acuerdo para la celebración de «una cumbre cuatripartita al margen de la reunión de la OTAN», que tendrá lugar los 3 y 4 de diciembre cerca de Londres. El tema central de esta reunión paralela será Siria y en ella tomarán parte Turquía, Francia, Alemania y el Reino Unido. Erdogan, Emmanuel Macron, Angela Merkel y Boris Johnson tendrán la oportunidad de hablar cara a cara sobre el retorno de los yihadistas o las tensiones generadas por la operación ?Fuente de Paz? al norte de Siria. El líder islamista acusa a los europeos de «ponerse del lado de los terroristas», en referencia a las Unidades de Protección Popular (YPG) kurdas, la milicia dominante en esta parte del Kurdistán y que es el brazo sirio del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Erdogan adelantó que su país «no va a retirarse de Siria hasta que lo hagan el resto de fuerzas extranjeras presentes» y recordó que «compartimos una frontera de 911 kilómetros. Ni Rusia, ni Estados Unidos ni Irán tienen frontera con Siria».
1
...