Infortelecom

Noticias de kremlin

11-11-2018 | Fuente: abc.es
Putin dice haber tenido una «buena» conversación con Trump en París
El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha asegurado haber tenido una «buena» conversación con su homólogo de EE.UU., Donald Trump, durante la ceremonia conmemorativa del Armisticio que puso fin a la Primera Guerra Mundial. «Sí», respondió Putin a la pregunta de un periodista acerca de si había logrado hablar con Trump. «Buena», ha añadido, de acuerdo con la agencia rusa Ria Novosti. La agencia Interfax, también rusa, aseguró por su parte, citando a un portavoz del Kremlin, que los dos mandatarios no llegaron a abordar el tratado de armas nucleares de rango medio (INF, por sus siglas en inglés), que el líder norteamericano amenazó el pasado mes con abandonar por considerar que Moscú lo estaba incumpliendo, apunta Afp. Ambos presidentes no trataron cuestiones concretas, señaló este portavoz, Dmitry Peskov. El presidente ruso, dispuesto a dialogar Putin, se ha declarado dispuesto a dialogar con EE.UU., particularmente sobre el tratado que abolió los misiles de alcance intermedio y que ambas partes sellaron en 1987. «En todo caso estamos dispuestos al diálogo, no somos nosotros quienes abandonamos el tratado INF, son los estadounidenses los que planean hacerlo», dijo en una entrevista con RT Francia recogida por Ep. Putin ha subrayado que tanto Moscú como Washington deben actuar para reanudar el diálogo, que se debe mantener no solo al más alto nivel, sino a nivel de expertos. «Espero que este amplio proceso de negociaciones se restablezca», expresó el líder ruso. El 21 de octubre pasado Trump, declaró que su país abandonaría el Tratado INF alegando supuestas violaciones del acuerdo por parte de Rusia. El mandatario estadounidense añadió más tarde que EE.UU. incrementará sus capacidades nucleares hasta que otros países como Rusia y China «entren en razón». El Tratado sobre las Fuerzas Nucleares de Alcance Medio y Corto (INF, en inglés), suscrito por Estados Unidos y la Unión Soviética en 1987, eliminó toda una clase de armas nucleares, a saber, misiles balísticos y de crucero con un alcance de entre 500 y 5.500 kilómetros.
11-11-2018 | Fuente: abc.es
Putin tiende la mano a EE.UU. para que no abandone el acuerdo nuclear
Pese a que ya se había decidido que los presidentes de Rusia y Estados Unidos, Vladímir Putin y Donald Trump, no mantendrían una cumbre bilateral en París, ya que así lo pidió expresamente Emmanuel Macron para no eclipsar los actos conmemorativos del centenario de la firma del armisticio de la I Guerra Mundial, el Kremlin tenía esperanzas de que ambos líderes hubieran podido disponer de tiempo para conversar. El momento en el que Putin esperaba hablar con Trump era durante el desayuno de trabajo en el Palacio del Elíseo previo a la ceremonia en el Arco del Triunfo. Según los medios de comunicación rusos, el jefe del Kremlin tenía su asiento junto al de su homólogo estadounidense. Pero no fue así, Putin se vio flanqueado por el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el secretario general de la ONU, Antonio Guterres. Trump quedó enfrente de él, pero en un entorno que impidió cualquier contacto, según ha reconocido el propio servicio de prensa de la Presidencia rusa. En declaraciones hechas ayer mismo en París al canal de televisión RT-Francia, Putin dijo estar dispuesto a tender una mano a Trump para evitar que EE.UU. abandone el Tratado de Limitación de Armas Nucleares de Alcance Medio (Intermediate Nuclear Forces Treaty, INF), que firmaron en 1987 los presidentes Reagan y Gorbachov. «Estamos dispuestos al diálogo, aunque no somos nosotros quienes abandonamos el Tratado INF, son los estadounidenses los que planean hacerlo», aseguró el presidente ruso. Según el diario ruso «Moskovski Komsomólets», «El Elíseo hizo todo lo posible para evitar que Putin y Trump se reunieran». Ambos mandatarios se dieron un afectuoso apretón de manos al comienzo de los fastos en la Plaza de l?Etoile, pero tampoco allí pudieron mantener conversación alguna. Entre los dos presidentes había tres personas, Macron, su esposa Brigitte, y la canciller alemana, Angela Merkel, en la primera fila de la bancada. El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, confirmó que efectivamente durante la ceremonia no pudieron relacionarse. Breve conversación Quedaba entonces solo la comida, pero también allí se sentaron en lugares diferentes. Pese a ello, Putin dijo al final que sí pudo mantener un breve intercambio de palabras con Trump. Por ahora, no se han difundido imágenes de ese momento. Preguntado por un grupo de periodistas sobre si pudo hablar con el jefe de la Casa Blanca, respondió que «sí» y que la conversación fue «buena». La Presidencia rusa, no obstante, aclaró después que en ese «breve» encuentro no se habló del tratado de desarme INF. Lo que sí hicieron, según Peskov, fue citarse «para mantener una reunión más prolongada» con motivo de la cumbre de final de mes del G-20 en Buenos Aires. Putin y Trump se conocieron por primera vez el año pasado en Hamburgo, en la cumbre del G-20. Pero no celebraron su primera reunión de carácter bilateral hasta el 16 de julio en Helsinki. El pasado 20 de octubre, al final de un acto de campaña en Nevada, Trump dijo que «Rusia ha violado el acuerdo INF. Lo han estado violando durante muchos años y no sé por qué Obama no negoció ni se retiró».
11-11-2018 | Fuente: abc.es
Polémicas elecciones en las regiones separatistas del este de Ucrania
Pese a las críticas y advertencias de la OSCE y la mayor parte de los países de Occidente, las autoridades rebeldes de las repúblicas separatistas del este de Ucrania, Donetsk y Lugansk, se disponen hoy a celebrar «comicios» para elegir a sus respectivos líderes y a los diputados de los llamados «Consejos Populares». La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) ha sido la última en condenar una decisión que viola los acuerdos de paz de Minsk. Estas elecciones han sido también criticadas e incluso calificadas de «ficticias e ilegítimas» por la Unión Europa , EEUU y las autoridades de Kiev. Según Enzo Moavero, presidente de turno de la OSCE y ministro de Exteriores italiano, los comicios en el este de Ucrania «van en contra de la letra y el espíritu de los acuerdos de Minsk». El presidente ucraniano, Piotr Poroshenko, cree que «Rusia debería haber influido para evitar la celebración de las elecciones y ha hecho lo contrario, demostrando así que no quiere propiciar una solución pacífica». Según su opinión, «los resultados de esta convocatoria jamás serán reconocidos por la Comunidad Internacional (..) y provocarán la adopción de nuevas sanciones contra Rusia». Pero en Moscú piensan de otra manera. El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo el martes que las elecciones organizadas por los separatistas «no vulneran los acuerdos de paz». A juicio de Peskov, «quienes demuestran poco deseo de que se aplique lo pactado en Minsk son las autoridades de Kiev». Lo firmado en Minsk, el 12 de febrero de 2015, contempla la devolución a Ucrania del control de la frontera con Rusia, en los tramos que corresponden a Donetsk y Lugansk, y la celebración en ambos territorios de elecciones realmente libres y democráticas con arreglo a la legislación ucraniana. A cambio, Kiev debe conceder a los dos enclaves un sistema de autogobierno. Pero la desconfianza mutua mantiene el proceso en punto muerto mientras los enfrentamientos armados se suceden de forma esporádica. El «presidente» en funciones de Donetsk y favorito para obtener la mayoría de los votos, Denís Pushilin, explicó a comienzo de mes que la república «necesita celebrar estas elecciones» para dotarse de líder y asamblea local. Prometió que transcurrirán «de forma transparente y cumpliendo todos los estándares internacionales», algo que no se cree nadie salvo Moscú. El jefe de los Servicios de Seguridad de Ucrania (SBU), Vasili Gritsak, sostiene que las actas con los resultados de los comicios «ya están confeccionadas». El pasado agosto, fue asesinado en un atentado todavía sin esclarecer el que había sido jefe de la autoproclamada República Popular de Donetsk (DNR) durante casi cuatro años, Alexánder Zajárchenko. Pushilin se puso entonces al frente de la DNR de forma interina. En la vecina también autoproclamada República Popular de Lugansk (LNR) se celebran igualmente elecciones y el que parte con ventaja es el que desempeña interinamente el cargo de máximo dirigente, Leonid Pasechnik. Sustituyó hace justo un año a Ígor Plotnitski, que fue desplazado por un oscuro golpe de mano. Donetsk y Lugansk se levantaron en armas contra el Gobierno ucraniano en abril de 2014, un mes después de que Rusia se anexionara Crimea. Estalló entonces una guerra que Moscú atizó enviando armas, dinero y hombres en apoyo de los separatistas. Desde entonces, según la ONU, el conflicto ha acabado con la vida de 10.000 personas. Los acuerdos de Minsk, alcanzados bajo la mediación de Alemania y Francia, fueron un intento, por ahora fallido, de poner fin definitivamente al enfrentamiento armado entre el Ejército ucraniano y las milicias rebeldes.
09-11-2018 | Fuente: abc.es
Concluye antes de tiempo y sin resultados la conferencia de paz de Moscú sobre Afganistán
La conferencia sobre Afganistán que comenzó este viernes en Moscú y que deberia haber continuado mañana sábado, ha concluido un día antes de lo previsto sin ningún resultado y sin que ni siquiera se haya producido un contacto directo entre las autoridades afganas y los talibanes. Esta mañana había comenzado en el Hotel Prezident de Moscú un nuevo intento de sentar en la misma mesa a representantes de ambas partes, con la idea de que algún día pongan fin a las hostilidades y firmen la paz. La tarea se presentaba ingente y ni siquiera había plena certeza de que en la capital rusa se lograra un diálogo directo entre las dos partes enfrentadas. Esos temores se han visto finalmente confirmados. Los mediadores rusos recalcaban que esta conferencia tenía carácter exclusivamente consultivo y que no habría probablemente acuerdos ni tampoco declaración final. El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, abrió el encuentro con un breve discurso asegurando que en su país están «comprometidos a hacer todo lo posible conjuntamente para ayudar a Afganistán a abrir un nuevo capítulo en su historia». La reunión prosiguió después a puerta cerrada. Las autoridades afganas estuvieron representadas por el Alto Consejo para la Paz de Afganistán y los talibanes por emisarios llegados desde la ciudad de Doha, la capital de Qatar. Las conversaciones tienen lugar a través de mediadores y el solo hecho de que las partes llegaran hoy o mañana a un contacto directo se habría considerado un éxito significativo. Asisten también a la conferencia diplomáticos y viceministros de Exteriores de Pakistán, EEUU, India, China y algunos países del Asia Central ex-soviética. Se da la circunstancia de que el movimiento talibán en Rusia está catalogado como grupo terrorista. Pese a ello, Moscú lleva tiempo llamando a un diálogo con ellos como único medio de posibilitar un acuerdo de paz. Los talibanes y el Gobierno afgano mantuvieron su primera y única reunión en julio de 2015, pero los esfuerzos de acercamiento se frustraron y no ha habido forma después de reanudar las conversaciones. También fracasaron el denominado Grupo a Cuatro (Afganistán, EEUU, Pakistán y China) y las reuniones a seis bandas organizadas por Rusia. Treinta años de la retirada de las tropas soviéticas La conferencia que acaba de comenzar este viernes en Moscú debería haberse celebrado el pasado 4 de septiembre, pero tuvo que suspenderse al negarse Kabul a participar en ella. Se argumentó que este proceso «debe estar dirigido por afganos». El Kremlin, no obstante, puso toda la carne en el asador para relanzar los preparativos y llegar a la actual convocatoria. Esta nueva mediación de Rusia en el conflicto afgano se inscribe dentro de un esfuerzo pacificador más del presidente Vladímir Putin, acusado de atizar conflictos, envenenar a «traidores» y desestabilizar las democracias occidentales. Adquiere para el Kremlin una especial importancia, ya que se produce en la víspera del aniversario de la intervención de la URSS en Afganistán. En febrero de 2019 se cumplirán 30 años de la retirada de las tropas soviéticas del país centroasiático y en diciembre, también del año que viene, 40 del comienzo de la contienda.
09-11-2018 | Fuente: abc.es
Comienza en Moscú una conferencia para la paz en Afganistán
Esta mañana ha comenzado en el Hotel Prezident de Moscú un nuevo intento de sentar en la misma mesa a representantes del Gobierno afgano y a los talibanes con la idea de que algún día pongan fin a las hostilidades y firmen la paz. La tarea se presenta ingente y ni siquiera hay plena certeza de que en la capital rusa se logre un diálogo directo entre las dos partes enfrentadas. Los mediadores rusos recalcan que esta conferencia, que finalizará mañana sábado, tiene carácter exclusivamente consultivo y no habrá probablemente acuerdos ni tampoco declaración final. El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, ha abierto el encuentro con un breve discurso asegurando que en su país «estamos comprometidos a hacer todo lo posible conjuntamente para ayudar a Afganistán a abrir un nuevo capítulo en su historia». La reunión prosiguió después a puerta cerrada. Las autoridades afganas están representadas por el Alto Consejo para la Paz de Afganistán y los talibanes por emisarios llegados desde la ciudad de Doha, la capital de Qatar. Las conversaciones tienen lugar a través de mediadores y el solo hecho de que las partes llegaran hoy o mañana a un contacto directo se consideraría un éxito significativo. Asisten también a la conferencia diplomáticos y viceministros de Exteriores de Pakistán, EEUU, India, China y algunos países del Asia Central ex-soviética. Se da la circunstancia de que el movimiento talibán en Rusia está catalogado como grupo terrorista, pese a ello, Moscú lleva tiempo llamando a un diálogo con ellos como único medio de posibilitar un acuerdo de paz. Los talibanes y el Gobierno afgano mantuvieron su primera y única reunión en julio de 2015, pero los esfuerzos de acercamiento se frustraron y no ha habido forma después de reanudar las conversaciones. También fracasaron el denominado Grupo a Cuatro (Afganistán, EEUU, Pakistán y China) y las reuniones a seis bandas organizadas por Rusia. La conferencia que acaba de comenzar hoy en Moscú debería haberse celebrado el pasado 4 de septiembre, pero tuvo que suspenderse al negarse Kabul a participar en ella. Se argumentó que este proceso «debe estar dirigido por afganos». El Kremlin, no obstante, puso toda la carne en el asador para relanzar los preparativos y llegar a la actual convocatoria. Esta nueva mediación de Rusia en el conflicto afgano se inscribe dentro de un esfuerzo pacificador más del presidente Vladímir Putin, acusado de atizar conflictos, envenenar a «traidores» y desestabilizar las democracias occidentales. Adquiere para el Kremlin una especial importancia, ya que se produce en la víspera del aniversario de la intervención de la URSS en Afganistán. En febrero de 2019 se cumplirán 30 años de la retirada de las tropas soviéticas del país centroasiático y en diciembre, también del año que viene, 40 del comienzo de la contienda.
07-11-2018 | Fuente: abc.es
El Kremlin intensifica el culto al papel de la URSS en la II Guerra Mundial
El gran desfile militar en la Plaza Roja de Moscú que se celebra cada 9 de mayo en memoria de la Victoria sobre la Alemania nazi no parece ya suficiente para ensalzar aquella gesta, que lo fue realmente por parte de la Unión Soviética como contribución a la derrota de Hitler. El presidente Vladímir Putin se ha propuesto que los rusos no olviden ni un solo día aquella terrible guerra, en la que perecieron, según cifras oficiales, más de 26 millones de soviéticos. Hoy, en una fecha no redonda, las autoridades de Moscú han organizado una parada militar en la Plaza Roja en recuerdo de la que allí tuvo lugar el 7 de noviembre de 1941. Las tropas alemanas, que iniciaron la invasión de la URSS, la «Operación Barbarroja», el 22 de junio de 1941, al comienzo de noviembre se encontraban ya a las puertas de Moscú. Pese a ello, tuvo lugar el desfile conmemorativo del 24 aniversario de la Revolución Bolchevique en presencia de Stalin, que arengó a la tropas. Los mismos 28.500 soldados que desfilaron ante él partieron de inmediato hacia el frente. Se dijo entonces que el acto castrense en la Plaza Roja y las palabras del dictador comunista consiguieron elevar la moral del Ejército Rojo. Putin ha querido precisamente mantener vivo ese espíritu y ha encargado al alcalde capitalino, Serguéi Sobianin, y al Ministerio de Defensa que reproduzcan el desfile, que ha contado con la participación de más 5.000 militares ataviados con los uniformes de hace 77 años. También han desfilado vehículos y tanques de aquella época. La teatralización ha incluido imágenes en pantalla gigante, en blanco y negro, de las tropas formadas en la Plaza Roja en 1941 y algunas de las canciones que entonaron los soldados cuando se dirigían a luchar. Aquella sangrienta «Batalla de Moscú» duró 97 días y causó un millón de bajas en ambos bandos, aunque los soviéticos sufrieron el doble de muertos que los alemanes. Consiguieron, eso sí, impedir que el enemigo tomara Moscú. Hoy, a diferencia del 7 de noviembre de 1941, la Plaza Roja, no ha estado cubierta por un manto de nieve.
07-11-2018 | Fuente: abc.es
EE.UU. aumentará las sanciones contra Rusia por el uso de armas químicas contra los Skripal
Estados Unidos dictará nuevas sanciones contra Rusia por el uso de armas químicas en el ataque perpetrado el pasado mes de marzo en la localidad británica de Salisbury contra el exespía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia, según ha informado este martes la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert. La diplomacia estadounidense ya advirtió al Kremlin en agosto de que incrementaría las medidas punitivas a no ser que en el plazo de 90 días cumpliera con el Tratado para la Eliminación de las Armas Químicas y Biológicas. Washington considera que Moscú violó este acuerdo internacional de 1991 al envenenar con Novichok, un agente nervioso que data de la era soviética, a los Skripal. El Gobierno de Reino Unido y sus aliados occidentales acusan a Rusia de orquestar el ataque contra los Skripal para acabar con su vida, si bien el Gobierno de Vladimir Putin lo ha negado tajantemente. «Hoy, el Departamento ha informado al Congreso de que no podemos certificar que Rusia haya cumplido», ha dicho Nauert. «Pretendemos proceder (..) con la implementación de sanciones adicionales», ha anunciado. La amenaza estadounidense llega a pocos días de que el presidente norteamericano, Donald Trump, se vea con Putin en el marco de los actos conmemorativos por el final de la Primera Guerra Mundial, previstos para el 11 de noviembre en París.
04-11-2018 | Fuente: abc.es
El alcalde de Málaga recibe de las manos de Putin la Medalla Pushkin
El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, acaba de recibir de manos del presidente ruso, Vladímir Putin, la Medalla Pushkin en reconocimiento a su contribución al desarrollo de los vínculos culturales entre Rusia y España. En especial, por los esfuerzos desplegados para dotar a la capital de la Costa del Sol de la filial del Museo Ruso de San Petersburgo, inaugurado el 25 de marzo de 2015 dentro de las instalaciones del complejo municipal de la antigua Tabacalera. La ceremonia ha tenido lugar en la Sala Andréyevski del Kremlin, en donde ha habido más condecorados. Putin concede anualmente estos galardones con motivo de la celebración del Día de la Unidad Nacional, fiesta oficial desde 2005, cuando desplazó del calendario festivo al 7 de noviembre, aniversario de la Revolución Bolchevique de 1917. El 4 de noviembre de 1612 fueron expulsadas de Moscú las tropas polacas. En sus palabras de agradecimiento, De la Torre subrayó el hecho de que Málaga "es una de las ciudades más antiguas de Occidente con casi tres mil años de historia y cuna de artistas como Pablo Picasso". Según sus palabras, "la noble cultura rusa tiene un hogar en la orilla del Mediterráneo, un foco desde el que irradia gracias a su ubicación privilegiada entre el norte de África y el sur de Europa". El regidor malagueño dijo que "la creación artística rusa es una de las más apasionantes y perfectas" y recordó que en el origen de la Colección del Museo Ruso de San Petersburgo en Málaga está el embajador de la Federación de Rusia en España, Yuri Korchaguin. Esta exposición ofrece obras significativas del arte ruso a través de su historia. Se renuevan cada año y ocasionalmente incluye muestras de menor duración. El alcalde se refirió a la antigua relación existente entre Rusia y Málaga señalando que "Catalina la Grande, en el siglo XVIII, era una admiradora del tradicional vino dulce de nuestra tierra (..) y llegó a eximir de aranceles durante un año a los suministros que entraran en su imperio". En palabras a este corresponsal, De la Torre afirmó que "veo este premio, no como un detalle de Putin hacia mi persona, sino de Rusia hacia Málaga". Al insigne escritor y poeta, Alexánder Pushkin, se le considera el creador de las letras rusas como lo es Cervantes para la lengua española o Shakespeare para la inglesa. Desde que inició su andadura, el Museo Ruso de Málaga ha acogido 18 exposiciones visitadas por más de medio millón de personas, en las que han brillado de forma especial las creaciones de Kandinski, Chagall y Malévich. Este centro malagueño, dedicado a la cultura rusa y gestionado por una agencia municipal, alberga un auditorio, tres salas de proyección, talleres infantiles, sala de lectura y una sede virtual con conexión en más de un centenar de puntos por todo el planeta. De la Torre también fue galardonado el 11 de octubre de 2017, a bordo del portahelicópteros de la Armada francesa "Dixmude" a su paso por Málaga, la insignia de Oficial de la Orden Nacional de la Legión de Honor por parte del embajador galo en España, Yves Saint-Geours. La distinción le fue concedida por el presidente de la República de Francia, Emmanuelle Macron, por su papel como "colaborador excepcional" con el país vecino en materia cultural tras la puesta en marcha del Centro Pompidou de Málaga.
02-11-2018 | Fuente: abc.es
Putin y Díaz-Canel quieren llegar más allá en la ya sólida relación existente entre Moscú y La Habana
Viajar a Rusia estaba en la agenda de Miguel Díaz-Canel desde que se hizo con las riendas de Cuba el pasado mes de abril. El país caribeño ha mantenido tradicionalmente muy buenas relaciones con Moscú y tras el encuentro que hoy han mantenido Díaz-Canel y el presidente ruso, Vladímir Putin, la idea es seguir profundizando. Cuba lo necesita para su modernización y Rusia para mantener vivo un eje antiaislamiento y de oposición a las sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea. Tras las conversaciones, los dos mandatarios firmaron una declaración conjunta de condena a la aplicación de «sanciones unilaterales» y a la «injerencia» en los asuntos internos de países soberanos con el objetivo de derrocar regímenes. En el documento se insta además a Washington a no abandonar el tratado de limitación de misiles nucleares de corto y medio alcance (INF). Putin afirmó que su país contribuirá al desarrollo económico y modernización de Cuba. «Rusia ofrece ayuda a Cuba para la creación de infraestructuras de transporte. Hoy hemos hablado de la renovación de la red ferroviaria cubana». Señaló además que la petrolera estatal rusa Rosneft, que suministra crudo a Cuba ante la caída de volumen del que llegaba procedente de Venezuela, se encargará además de llevar a cabo prospecciones en la isla, en donde la estimaciones de La Habana calculan que hay cerca de 20.000 millones de barriles. Se trata así, destacó el jefe del Kremlin, de «garantizar la independencia energética de Cuba». Putin habló también de otro proyectos, como incorporar la isla al sistema global de posicionamiento y navegación ruso Glonass, equivalente del GPS americano, e incluso restaurar la cúpula de la sede de la Asamblea Nacional cubana. Para Díaz-Canel lo importante es que Rusia coopere con Cuba en los sectores energético, del transporte, metalúrgico y la biotecnología. Poco antes, en una reunión con la jefa del Senado ruso, Valentina Matviyenko, el presidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros de Cuba dijo en relación con la aprobación el jueves en la Asamblea General de la ONU de una resolución en contra del embargo impuesto a Cuba por Estados Unidos que «es una victoria de Cuba, pero también de Rusia, que siempre nos ha apoyado en la larga lucha contra el bloqueo». Al mismo tiempo, Díaz Canel condenó «las sanciones unilaterales que EEUU y otros países de Occidente tratan de promover contra la Federación Rusa». Recordó que estuvo hace dos años en Moscú como vicepresidente y ya entonces le recibió Putin. También aseguró que su intención es «seguir fortaleciendo las relaciones con Rusia» y "mantenerse fiel a las ideas de Fidel Castro y su hermano Raúl". Se vio igualmente con el presidente de la Duma (Cámara Baja), Viacheslav Volodin, quien abogó por crear un eje para «contrarrestar la política estadounidense de sanciones o embargos». Según Volodin, «no solo Cuba y Rusia, sino también China, Irán, Turquía y muchos otros países (..) afrontan sanciones de EE.UU.». En esa asociación de países contra la «arbitrariedad» de Washington, el presidente de la Duma ve en Iberoamérica especialmente a Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia. El año pasado, el volumen de intercambio comercial entre Rusia y Cuba creció un 17%, alcanzado los 300 millones de dólares, cifra todavía lejos de los mil millones de países como España o Canadá. Pero, esta misma semana en La Habana ha estado el viceprimer ministro ruso, Yuri Borísov, para consensuar siete acuerdos que supondrán un intercambio de 260 millones de dólares en sectores como el eléctrico y metalúrgico. También para la creación de una planta de ensamblaje de camiones rusos GAZ y URAL. Según el diario Kommersant, Moscú podría conceder a La Habana un préstamo de 50 millones de dólares para la compra en Rusia de blindados, helicópteros y aviones de combate. El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, no ha confirmado las informaciones de Kommersant en relación con el crédito pero sí que hay de por medio asuntos de cooperación en materia de defensa. En su reciente visita a Moscú, el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, planteó directamente a Putin que su país "relaje" sus apoyos a Cuba, Venezuela y Nicaragua. El relanzamiento de las relaciones entre Moscú y La Habana, que sufrieron un serio parón tras la desintegración de la URSS, se produjo en enero de 2009, cuando Raúl Castro viajó a Rusia para sellar una alianza «estratégica». Su hermano Fidel había estado por última vez en Moscú en 1987. Raúl volvió a Rusia en 2012 y 2015. Putin lo hizo a La Habana en 2014 y hoy Díaz-Canel le ha invitado a visitar Cuba otra vez el año que viene. Por medio ha habido multitud de viajes de ministros y otros responsables rusos a La Habana, entre ellos el de Defensa, Serguéi Shoigú, que volverá allí en breve. En 2014, con motivo de la visita de Putin, Rusia condonó a Cuba el 90% de la deuda que contrajo con la extinta Unión Soviética.
01-11-2018 | Fuente: abc.es
Reino Unido abre una investigación criminal contra el mayor donante de la campaña del Brexit
La Agencia Nacional contra el Crimen británica (NCA, por sus siglas en inglés) ha abierto una investigación sobre el multimillonario Arron Banks, el mayor donante de la campaña por el Brexit durante los meses previos al referéndum celebrado en junio de 2016. Este anuncio, realizado ayer por la agencia en un comunicado, llega después de que la Comisión Electoral ya hubiese iniciado su propia investigación contra el magnate británico. Esta entidad ha remitido el caso a la NCA tras sospechar que se habían cometido «varios delitos» y que había motivos razonables para asegurar que Banks no era la «verdadera fuente de financiación» de aproximadamente ocho millones de libras (unos nueve millones de euros) que llegaron a las arcas de la campaña Leave.EU. La Comisión Electoral cree que, de esa cantidad, al menos 2,9 millones de libras (casi 3,5 millones de euros) se usaron para financiar la campaña del referéndum, que debía ajustarse a la normativa electoral y que no lo hizo. Además, las transacciones financieras se habrían realizado a través de empresas, una de ellas Rock Holdings Limited, ubicadas en el paraíso fiscal de la Isla de Man o en Gibraltar, algo que la ley electoral británica prohíbe, ya que no se pueden financiar campañas políticas con dinero proveniente de fuera de las fronteras de Reino Unido. Cuando se le preguntó sobre esta circunstancia, Banks negó la mayor y, según la Comisión Electoral «dio explicaciones insatisfactorias sobre estas transacciones». Por eso «tenemos motivos razonables para sospechar que ocultaron las verdaderas circunstancias de la procedencia del dinero», dice el informe publicado hace unos meses. Campañas bajo la lupa La investigación abierta afecta, además de a Banks, a varias personas relacionadas con él, como su socia y presidenta de la campaña Leave.EU, Elizabeth Bilney. Esta entidad también será investigada por la agencia, así como Better for the Country (BFTC). Ambas prestaron soporte financiero al entonces líder euroescéptico del partido UKIP, Nigel Farage. El magnate ya ha asegurado que está «satisfecho» con esta investigación, porque, en su opinión, así «se pondrá fin a las absurdas acusaciones que se han proferido en mi contra y en la de mis socios». Banks, que lleva envuelto en la polémica desde el referéndum, ya compareció el pasado junio en el Parlamento británico ante la comisión que investiga las «fakes news», noticias falsas, durante la campaña del Brexit. Todo después de filtrarse, a través de varios diarios ingleses, que el millonario inglés habría reconocido haberse visto hasta en tres ocasiones con el embajador ruso en Londres, Alexander Yakovenko, entre 2015 y 2016, en encuentros auspiciado por espías rusos. A pesar de ello, Banks negó que el Kremlin estuviera detrás del dinero que utilizó para financiar la campaña de salida de Reino Unido de la UE.
1
...