Infortelecom

Noticias de kim jong-un

27-05-2018 | Fuente: abc.es
Kim Jong-un y Trump expresan su voluntad de reunirse en junio
El líder norcoreano, Kim Jong-un, expresó su «voluntad inamovible» de reunirse con el presidente de Estgados Unidos, Donald Trump, durante la cumbre sorpresa que celebró en la víspera con el presidente surcoreano, según informó hoy la agencia estatal KCNA. Kim Jong-un trasladó esta postura al mandatario de Seúl, Moon Jae-in, con quien también acordó mantener otra reunión intercoreana de alto nivel el próximo 1 de junio, durante un encuentro organizado en secreto y por sorpresa en la militarizada frontera entre ambos países. Por su parte, Trump aseguró hoy que su Administración está trabajando para lograr que la cumbre con el líder norcoreano se celebre el próximo 12 de junio en Singapur, después de hacer pública la cancelación de ese evento el jueves. «Hay mucha gente que está trabajando en ello y está avanzando correctamente. Estamos mirando al 12 de junio en Singapur, eso no ha cambiado. Tiene buena pinta, veremos qué pasa», indicó Trump a los periodistas en el Despacho Oval durante la recepción del preso estadounidense liberado hoy por Venezuela, Joshua Holt. El mariscal norcoreano «agradeció a Moon Jae-in sus grandes esfuerzos realizados» para celebrar la cumbre prevista entre Washington y Pyongyang para el 12 de junio en Singapur, y expresó su «voluntad inamovible sobre esas conversaciones históricas», según recoge la KCNA. «Kim Jong-un también propuso a Moon Jae-in mantener la cooperación positiva para mejorar las relaciones entre la RPDC (República Popular Democrática de Corea del Norte, nombre oficial del país) y EE.UU. para establecer mecanismos para la paz permanente y duradera», añade el medio oficial norcoreano. Pyongyang informó así sobre el contenido del inesperado encuentro celebrado el sábado entre los líderes de las dos Coreas, del que se tuvo constancia a su término, cuando lo anunció la oficina presidencial surcoreana a través de un comunicado. El encuentro entre Moon y Kim tuvo lugar apenas dos días después de que Trump anunciara súbitamente que cancelaba la cumbre para tratar con Kim el posible desmantelamiento de su programa nuclear, aunque el viernes el líder de la Casa Blanca reculó diciendo que aún es posible celebrar la reunión el 12 de junio como estaba previsto. Kim y Moon ya celebraron una primera cumbre el 27 de abril en la que firmaron la Declaración de Panmunjom, donde se comprometían a trabajar para lograr la «total desnuclearización» de la península coreana. En su nuevo encuentro de la víspera, ambos líderes «acordaron mantener conversaciones de alto nivel el próximo 1 de junio, y continuar acelerando su diálogo en varios campos», entre ellos la cooperación militar o la aplicación de otros puntos acordados en Panmunjom, según la KCNA. Por su parte, el presidente Moon tiene previsto anunciar más detalles sobre la reunión intercoreana a las 10.00 hora local (1.00 GMT) de hoy.
26-05-2018 | Fuente: elpais.com
Kim Jong-un y Moon Jae-in se reúnen por sorpresa de nuevo en Panmunjom
La reunión, de dos horas y en el lado norcoreano, trata de sacar adelante la cumbre de Kim y Trump
26-05-2018 | Fuente: abc.es
Kim Jong-un y Moon Jae-in se reúnen por sorpresa para salvar la cumbre con Trump
De sorpresa en sorpresa en Corea. Dos días después de que Donald Trump cancelara su cumbre con Kim Jong-un prevista para el 12 de junio en Singapur, el presidente surcoreano, Moon Jae-in, se ha reunido este sábado con el joven dictador en la frontera que separa a sus dos países en el Paralelo 38. Con este encuentro no programado, Moon intenta salvar la cumbre con Trump, quien ahora no descarta celebrarla y ha reabierto el diálogo con el régimen comunista de Pyongyang. Según informa la agencia surcoreana de noticias Yonhap, Moon y Kim se reunieron durante dos horas en Tongil-gak, el lado norte de la frontera del Paralelo 38 en Panmujom. Hace justo un mes, ambos protagonizaron una cumbre histórica que simbolizó la distensión entre las dos Coreas tras años de constante tensión militar por los ensayos nucleares y de misiles de Kim Jong-un. Dando una vez más buena muestra de su sintonía, Moon y Kim se abrazaron sonrientes tras reunirse, lo que devuelve la esperanza a la celebración de la cumbre entre Estados Unidos y Corea del Norte en Singapur. Para saber de qué hablaron y qué acordaron, habrá que esperar hasta este domingo, cuando el presidente surcoreano dé una rueda de prensa informando sobre el contenido de su encuentro con Kim Jong-un. Con esta reunión por sorpresa, Moon Jae-in vuelve a destacarse como el principal impulsor del deshielo con Corea del Norte. Desde que llegó al poder hace un año, se ha esforzado al máximo para retomar el diálogo con el régimen de Kim Jong-un, logrando finalmente un acercamiento materializado en los Juegos Olímpicos de Invierno celebrados en febrero en el condado surcoreano de PyeongChang. Desde entonces, el Norte y el Sur han vivido un idilio coronado finalmente por la cumbre que sus dos dirigentes protagonizaron el pasado 27 de abril, donde se comprometieron a la «desnuclearización completa» de la Península Coreana y a estrechar sus relaciones económicas. Los motivos de la cancelación de la cumbre Para ello, resulta vital la implicación de EE.UU., cuyo presidente había accedido a encontrarse con Kim Jong-un en Singapur el próximo 12 de junio. Pero el cruce de acusaciones durante su negociación, que está resultando especialmente dura, llevó a Trump a cancelar la cumbre el jueves, justo después de que Corea del Norte destruyera su silo de pruebas nucleares. En el fondo, la clave del desacuerdo está en la desnuclearización «a la libia» que la Casa Blanca propone al régimen de Pyongyang, que consiste en la renuncia a sus armas atómicas a cambio de ayuda económica. Visto lo que le ocurrió a Gadafi, quien se desprendió de su arsenal y años después fue linchado hasta morir por la turbamulta en la «Primera Árabe», eso es lo último que haría Kim Jong-un. A pesar de la jarra de agua fría que supuso la cancelación de la cumbre entre Trump y Kim Jong-un, Moon Jae-in se muestra inasequible al desaliento e intenta salvarla con este encuentro sorpresa.
26-05-2018 | Fuente: abc.es
Corea del Sur media para retomar el diálogo entre Trump y Kim Jong-un
Con la misma paciencia que ha demostrado desde que llegó al cargo hace un año, el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, sigue inasequible al desaliento tras la sorprendente cancelación de la cumbre entre Trump y Kim Jong-un. Aunque Moon, auténtico muñidor del deshielo con el régimen comunista de Pyongyang, se declaró «perplejo» tras conocer la noticia, insistió en que «la desnuclearización de la península coreana y el establecimiento de una paz permanente son tareas históricas que no se pueden abandonar ni retrasar». Según informa la agencia surcoreana de noticias Yonhap, el Gobierno de Seúl no tira la toalla pese al jarro de agua fría que ha supuesto la suspensión del encuentro, que iba a celebrarse en Singapur el 12 de junio. Para que no se pierda la oportunidad que se había abierto con Corea del Norte, Moon Jae-in aboga por establecer un contacto directo entre Trump y Kim Jong-un. Así se lo dijo a sus asesores en una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad Nacional celebrada el jueves a medianoche, donde reconoció que «puede ser difícil resolver los asuntos diplomáticos sensibles con los métodos de comunicación actualmente empleados». Para superar estos cruces de declaraciones, que se han envenenado por la dureza de la negociación entre ambas partes, confió en que los dos países «resuelvan tales asuntos a través de un diálogo más directo y cercano entre sus líderes». Lo que no se sabe es cómo lo hará, porque él mismo tiene una «línea directa» con Kim Jong-un que fue establecida días antes de su histórica cumbre del pasado 27 de abril en Panmunjom, en plena frontera del Paralelo 38. Pero, tal y como admitieron sus asesores de la Casa Azul, la residencia presidencial surcoreana, no tenían previsto utilizarla para analizar las opciones que quedan ahora. En un claro desaire diplomático, Trump canceló la cumbre por carta justo después de que el régimen de Kim Jong-un destruyera su silo de pruebas nucleares ante un grupo de periodistas extranjeros. En su primera reacción oficial tras el inesperado anuncio de Trump, Corea del Norte optó por la cautela y por no cerrar definitivamente la puerta al diálogo. «Nos gustaría hacer saber a Estados Unidos una vez más que tenemos intención de sentarnos con ellos para resolver los problemas de cualquier forma y en cualquier lugar», declaró el viceministro de Exteriores, Kim Kye-gwan, en un comunicado difundido por la agencia estatal de noticias KCNA. Aunque confesó que «el anuncio unilateral de la cancelación de la cumbre nos hace pensar si era realmente lo correcto hacer estos esfuerzos y haber optado por un nuevo camino», insistió en su voluntad de seguir dialogando con la Casa Blanca. «No hemos cambiado en nuestro objetivo y haremos todo lo que podamos por la paz y la estabilidad de la península coreana y la humanidad», aseguró Kim Kye-gwan. Declarándose «abierto todo el tiempo y con una mentalidad amplia», manifestó su «voluntad para ofrecer a EE.UU. tiempo y oportunidades». De igual modo, rechazó la «cólera y hostilidad» argumentada por Trump para cancelar la cumbre. Su decisión se produjo poco después de que la viceministra de Exteriores norcoreana, Choe Son-hui, criticara duramente al vicepresidente Mike Pence por proponer una desnuclearización «a la libia». Esa es la principal clave del desacuerdo, ya que EE.UU. pretende que Kim Jong-un renuncie a sus armas atómicas a cambio de ayuda económica y este, evidentemente, no quiere hacerlo para no acabar algún día como Gadafi, linchado hasta la muerte por una turbamulta.
26-05-2018 | Fuente: abc.es
Kim Jong-un acepta el «farol» de Trump y vuelve al diálogo para buscar la paz
El proceso previo a una negociación entre Washington y Pyongyang cada vez se parece más a una partida de póquer. Si los primeros movimientos para simular jugada los llevó a cabo el dictador Kim Jong-un, con la serie de guiños que culminaron con la destrucción de su silo nuclear, el farol lanzado el jueves por Trump anunciando el aplazamiento de la cumbre también ha dado frutos. Horas después del amago, justificado por el lenguaje «hostil» del régimen estalinista, Estados Unidos y Corea del Norte retoman los contactos y la posibilidad de que la entrevista entre ambos líderes en Singapur se acabe celebrando. El presidente estadounidense con alma de tahúr fue el primero en celebrar el cambio de tono de Pyongyang, que en una declaración oficial se mostraba «dispuesto a volver al diálogo con Estados Unidos en cualquier momento». Y Trump lo hizo avalando la tesis de que estamos ante una larguísima partida de cartas: «Todo el mundo juega a juegos, y lo sabéis», declaró a los periodistas con gesto de nula inocencia. Para entonces, la noticia de la reanudación del diálogo se había consolidado, después de que a primera hora Trump calificara en Twitter de «cálida y productiva» la declaración emitida la noche anterior por el régimen norcoreano. Sin abandonar la prudencia y el «veremos qué pasa» que acostumbra a pronunciar las pocas veces que elude comprometer una opinión, el presidente estadounidense ya no descartó siquiera la fecha del 12 de junio para el encuentro entre ambos líderes. Very good news to receive the warm and productive statement from North Korea. We will soon see where it will lead, hopefully to long and enduring prosperity and peace. Only time (and talent) will tell!? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 25 de mayo de 2018
25-05-2018 | Fuente: abc.es
Trump abre la puerta otra vez a la cumbre con Kim Jong-un en Singapur
El presidente estadounidense, Donald Trump, ha celebrado este viernes el «productivo» comunicado de Corea del Norte en respuesta a su decisión de cancelar la cumbre que tenía previsto mantener con el líder norcoreano, Kim Jong-un, y confió en que lleve a una «duradera prosperidad y paz». Según ha informado la cadena CNN, Trump no descarta ahora la cumbre del 12 de junio en Singapur con el líder norcoreano pese a las declaraciones de ayer. «Muy buenas noticias recibir el cálido y productivo comunicado de Corea del Norte. Pronto veremos a dónde lleva, esperemos que a una larga y duradera prosperidad y paz. ¡Solo el tiempo (y el talento) lo dirá!», tuiteó Trump. Very good news to receive the warm and productive statement from North Korea. We will soon see where it will lead, hopefully to long and enduring prosperity and peace. Only time (and talent) will tell!? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 25 de mayo de 2018El presidente reaccionaba así a la respuesta de Corea del Norte a su decisión, anunciada este jueves, de cancelar la histórica cumbre que tenía previsto mantener con Kim el 12 de junio en Singapur. En un comunicado publicado por la agencia estatal KCNA y firmado por el viceministro de Exteriores, Kim Kye-gwan, el régimen norcoreano dijo que mantiene la puerta abierta a retomar el diálogo con EEUU "en cualquier momento". «Nuestro compromiso de hacer todo lo que podamos por el bien de la paz y la estabilidad del mundo y de la península de Corea se mantiene sin cambios, estamos abiertos a ofrecerle tiempo y una oportunidad a EE.UU.», señala el comunicado. El vicecanciller expresó la disposición de Pyongyang a sentarse «cara a cara» con Estados Unidos y «resolver asuntos en cualquier momento y de cualquier manera». Trump decidió cancelar la cumbre debido a los últimos comentarios «hostiles» de Corea del Norte contra su Gobierno, que incluyeron un comunicado con insultos al vicepresidente Mike Pence y emplazaban a Washington a encontrarse con ellos o bien en la mesa de negociaciones o bien en una "confrontación nuclear". La Casa Blanca también denunció que Corea del Norte "dejó plantada" a una delegación estadounidense en una reunión preparatoria en Singapur, y no respondió a otros intentos de contacto. En otro tuit, Trump lamentó las críticas de la oposición demócrata a su gestión de las negociaciones con Corea del Norte. «Los demócratas están claramente deseando que nos vaya mal en nuestras negociaciones con Corea del Norte», afirmó Trump.
25-05-2018 | Fuente: elpais.com
Trump cancela la cumbre con Kim Jong-un en Singapur
El régimen norcoreano califica la decisión estadounidense de "extremadamente lamentable" e insiste en su disposición a dialogar "en cualquier momento"
25-05-2018 | Fuente: abc.es
Macron y Putin muestran sus diferencias sobre Irán, Siria y Ucrania
A juzgar por las declaraciones hechas durante la rueda de prensa conjunta por el presidente ruso, Vladímir Putin, y su homólogo francés, Emmanuel Macron, este jueves en San Petersburgo entre ambos hubo un intenso intercambio de puntos de vista sobre Irán, Siria y Ucrania, pero cada uno se mantuvo en sus posiciones. Hubo coincidencia, eso sí, en cuanto a Corea del Norte, en la necesidad de que, tras la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de cancelar su encuentro con el líder norcoreano, Kim Jong-un, ambas partes «continúen el diálogo» con el objetico de distender completamente la situación en la península coreana. Putin lamentó el paso dado por Trump señalando que «esperaba que la cumbre hubiera sido el primer paso para desnuclearizar la península coreana». Según sus palabras, Kim Jong-un «cumplió con todo lo que prometió (..) ha desmantelado el polígono de pruebas atómicas». En cuanto a Irán, los dos presidentes se mostraron favorables a conservar el acuerdo nuclear de julio de 2015, en contra de la decisión tomada por Trump de abandonarlo. Pero Macron habló de la necesidad de «complementarlo» para limitar el desarrollo de misiles balísticos y lograr el compromiso de Teherán de que no se inmiscuirá en los asuntos de sus vecinos, en referencia a Siria. Putin, por su parte, insistió en que el tratado debe quedar como esta, ya que Irán no aceptará su revisión. «Las consecuencias de que el acuerdo acabe invalidado pueden ser terribles», añadió el jefe del Kremlin. Ambos también coincidieron en que hay que relanzar el proceso de paz en Siria y conseguir que la delegación del Gobierno de Assad acuda a las negociaciones de Ginebra. Macron mostró una vez más la preocupación del uso de armas químicas y abogó por la creación de un mecanismo, coordinado con Rusia, que permita determinar quién las emplea. En relación con la guerra en el este de Ucrania, los dos jefe de Estado volvieron a llamar a la aplicación completa de los acuerdos de paz de Minsk, firmados en febrero de 2015, pero ayer no lograron consensuar una fecha para la próxima reunión del Cuarteto de Normandía (Alemania, Francia, Rusia y Ucrania). en la que deberá discutirse la posibilidad de desplegar una fuerza de paz. Hablaron también de cooperar conjuntamente en la lucha contra la piratería informática y los ciberataques. Este es el primer viaje a Rusia de Macron en calidad de presidente, que acude en compañía de su esposa Brigitte. Putin los recibió ayer a las puertas del Palacio de Constantino, pero antes de proponerles pasar al interior, les emplazó a dar un paseo para mostrarles los hermosos jardines del entorno y el canal que desemboca en Golfo de Finlandia. Durante el banquete se sirvió la típica sopa de remolacha, el sabroso borsch, panqueques con caviar, cangrejo de Kamchaktka, esturión y venado. Todos regado con Vinos de Chardonnay y Merlot Putin y Macron intervendrán este viernes en la sesión plenaria del Foro Económico Internacional de San Petersburgo. El presidente galo tiene además previsto acudir al cementerio Piskariov para hacer una ofrenda floral a los caídos del terrible bloqueo al que fue sometida Leningrado por los alemanes en el curso de la II Guerra Mundial. Putin se reunió también con la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.
24-05-2018 | Fuente: abc.es
Trump cancela por carta su cita en Singapur con Kim Jong-un
Donald Trump no va a hacer historia con Corea del Norte, al menos, de momento: «El encuentro de Singapur no tendrá lugar». El presidente estadounidense ha transmitido por carta a Kim Jong-un la cancelación por su parte de la entrevista que ambas partes habían fijado para 12 de junio en el pequeño país asiático. La difusión de la misiva se produce apenas 24 horas después de que el secretario de Estado, Mike Pompeo, mantuviera ante el Senado que la cita se mantenía en los términos previstos y de que fuentes de la Casa Blanca aseguraran que una delegación norteamericana estaba preparada para viajar este fin de semana a Pyongyang, a fin de iniciar los preparativos de la entrevista. Pero, en medio de las crecientes dudas y recelos por el cambio del régimen norcoreano hacia un tono agresivo, se ha impuesto finalmente la opinión de los asesores del presidente que aconsejaban no seguir adelante con el proceso. En la carta, con fecha de ayer, Trump justifica a su homólogo la decisión de no acudir al compromiso en «la rabia y la abierta hostilidad» con la que el régimen estalinista se ha expresado en sus mensajes más recientes. En el último de ellos, la viceministra Choe Son Hui amenazaba con un «enfrentamiento nuclear» entre ambos países y tachaba de «marioneta política» al vicepresidente de Estados Unidos, en respuesta a unas declaraciones de Mike Pence en las que avisaba de que Corea del Norte podía terminar como Libia, «si Kim Jong-un no hace un acuerdo con nosotros». Un aviso directo al dictador norcoreano, quien precisamente ha expresado repetidas veces a Trump su demanda de garantías de seguridad durante el proceso, para no correr la suerte de Muammar Al Gadafi, derrocado y muerto a manos de las milicias opositoras, años después de haberse comprometido a renunciar a su arsenal nuclear. Pese a todo, Trump no cierra la puerta a una futura entrevista con Kim Jong-un, a quien le insta a comunicarle esa posibilidad, «por teléfono o por escrito, si cambia de idea», asumiendo implícitamente desde un principio que el propio régimen ya tenía previsto renunciar a la cumbre de Singapur, a la luz de sus agresivos mensajes. La comunicación del presidente estadounidense a Kim Jong-un sitúa la pelota en el tejado de Pyongyang, quien tendrá que decidir ahora si el proceso negociador que el mismo impulsó (como le recuerda Trump en la carta) sigue adelante a pesar del aplazamiento. Tras un periodo de máxima tensión, el dictador norcoreano emprendió una serie de guiños a Washington junto al compromiso de negociar una renuncia a su arsenal nuclear. Entre los gestos más llamativos, además de destruir esta misma semana el lugar sino donde se han llevado a cabo las pruebas nucleares desde 2006, procedió a la liberación de tres norteamericanos detenidos por el régimen los últimos dos años. Un paso que Trump le agradece expresamente en su carta. A letter from the President to Chairman Kim Jong Un: "It is inappropriate, at this time, to have this long-planned meeting." pic.twitter.com/3dDIp55xu1? The White House (@WhiteHouse) May 24, 2018
24-05-2018 | Fuente: abc.es
Corea del Norte dice estar dispuesta a retomar el diálogo con EE.UU.
Donald Trump no va a hacer historia con Corea del Norte, al menos, de momento: «El encuentro de Singapur no tendrá lugar». El presidente estadounidense ha transmitido por carta a Kim Jong-un la cancelación por su parte de la entrevista que ambas partes habían fijado para 12 de junio en el pequeño país asiático. La difusión de la misiva se produce apenas 24 horas después de que el secretario de Estado, Mike Pompeo, mantuviera ante el Senado que la cita se mantenía en los términos previstos y de que fuentes de la Casa Blanca aseguraran que una delegación norteamericana estaba preparada para viajar este fin de semana a Pyongyang, a fin de iniciar los preparativos de la entrevista. La respuesta de Corea del Norte llegó varias horas más tarde, en boca de su viceministro de Exteriores, Kim Kye-gwan, en un comunicado publicado en la agencia estatal KCNA: «Expresamos nuestra disposición a sentarnos cara a cara con EE.UU. y resolver asuntos en cualquier momento y de cualquier manera». El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, sugirió poco después que lo mejor para ambas naciones es que se sigan dando pasos para «crear las condiciones» idóneas para que la conversación cristalice. Pero, en medio de las crecientes dudas y recelos por el cambio del régimen norcoreano hacia un tono agresivo, se ha impuesto finalmente la opinión de los asesores del presidente que aconsejaban no seguir adelante con el proceso. En la carta, con fecha de ayer, Trump justifica a su homólogo la decisión de no acudir al compromiso en «la rabia y la abierta hostilidad» con la que el régimen estalinista se ha expresado en sus mensajes más recientes. En el último de ellos, la viceministra Choe Son Hui amenazaba con un «enfrentamiento nuclear» entre ambos países y tachaba de «marioneta política» al vicepresidente de Estados Unidos, en respuesta a unas declaraciones de Mike Pence en las que avisaba de que Corea del Norte podía terminar como Libia, «si Kim Jong-un no hace un acuerdo con nosotros». Un aviso directo al dictador norcoreano, quien precisamente ha expresado repetidas veces a Trump su demanda de garantías de seguridad durante el proceso, para no correr la suerte de Muammar Al Gadafi, derrocado y muerto a manos de las milicias opositoras, años después de haberse comprometido a renunciar a su arsenal nuclear. Pese a todo, Trump no cierra la puerta a una futura entrevista con Kim Jong-un, a quien le insta a comunicarle esa posibilidad, «por teléfono o por escrito, si cambia de idea», asumiendo implícitamente desde un principio que el propio régimen ya tenía previsto renunciar a la cumbre de Singapur, a la luz de sus agresivos mensajes. La comunicación del presidente estadounidense a Kim Jong-un sitúa la pelota en el tejado de Pyongyang, quien tendrá que decidir ahora si el proceso negociador que el mismo impulsó (como le recuerda Trump en la carta) sigue adelante a pesar del aplazamiento. Tras un periodo de máxima tensión, el dictador norcoreano emprendió una serie de guiños a Washington junto al compromiso de negociar una renuncia a su arsenal nuclear. Entre los gestos más llamativos, además de destruir esta misma semana el lugar sino donde se han llevado a cabo las pruebas nucleares desde 2006, procedió a la liberación de tres norteamericanos detenidos por el régimen los últimos dos años. Un paso que Trump le agradece expresamente en su carta. A letter from the President to Chairman Kim Jong Un: "It is inappropriate, at this time, to have this long-planned meeting." pic.twitter.com/3dDIp55xu1? The White House (@WhiteHouse) May 24, 2018