Infortelecom

Noticias de kim jong-un

10-10-2018 | Fuente: abc.es
Dimite Nikki Haley, la cara amable del «trumpismo»
Las dimisiones, despidos o una mezcla de ambos no son novedad en el Gobierno de Donald Trump. Una treintena de salidas de altos cargos -incluidos media docena de miembros del Gabinete- en menos de dos años de presidencia han sacudido periódicamente a la Administración Trump. El adiós de Nikki Haley, que ayer anunció su abandono como embajadora de EE.UU. ante Naciones Unidas, sí tuvo algo novedoso: no estuvo envuelto en drama ni en grandes polémicas. Haley, una política hábil con grandes ambiciones, abandona el «trumpismo» entre sonrisas, vítoreada por su jefe y con una imagen positiva en buena parte del país. Una salida limpia de una presidencia volcánica que le deja intacta para futuras aventuras políticas. El anuncio del adiós de Haley fue por sorpresa. Nada hacía presagiar que la embajadora dejara su cargo cuando todavía no se ha cumplido la mitad del primer mandato de Trump y sin que haya sido protagonista de grandes controversias en una presidencia atiborrada de ellas. Las explicaciones de Haley, ofrecidas en una comparecencia junto a Trump en el Despacho Oval, no fueron contundentes. «Es importante que los cargos gubernamentales entiendan cuándo hay que echarse a un lado», dijo desde la Casa Blanca. «Lo he dado todo en estos últimos ocho años y creo que a veces es bueno que entre otra gente que ponga la misma energía y poder en ello», añadió sobre el tiempo que ha sido gobernadora de Carolina del Sur y su destino diplomático ante Naciones Unidas. «La verdad es que quiero que esta administración y este presidente tenga la persona más fuerte para la lucha». Trump se deshizo en elogios hacia Haley: «Ha sido muy especial para mí», «ha hecho un trabajo increíble», «es una persona fantástica», «entiende de qué va esto», «te echaremos de menos»? La embajadora respondió asegurando que ha sido «el honor de mi vida» trabajar para Trump, «una bendición» y que, con la política exterior del presidente, «ahora a EE.UU. se le respeta». El presidente aseguró que Haley ya le había adelantado hace seis meses que quería dejar el cargo a finales de este año y anunció que se anunciará un sustituto «en las dos o tres próximas semanas». Las flores que se lanzaron el uno al otro no ocultan que Trump y Haley han tenido diferencias. La embajadora ha sido una voz crítica con Rusia, en la línea tradicional del republicanismo, diferente a la política laxa que favorece Trump, que ha pasado de puntillas ante las evidencias de las interferencias de Moscú en las elecciones presidenciales que él ganó, ha buscado moderar las sanciones contra autoridades y empresas rusas y ha favorecido el acercamiento a Vladimir Putin, rematado con la cumbre entre ambos en Helsinki el año pasado. Su principal choque en este capítulo fue cuando el pasado abril Haley anunció sanciones a compañías rusas que habían colaborado en el arsenal de armas químicas de Siria. La Casa Blanca contradijo su anuncio, desechó las sanciones y un alto cargo aseguró que la embajadora sufrió «una confusión momentánea». «Con todo respeto, yo no me confundo»; respondió con personalidad Haley. Más allá de estos roces, Haley ha desplegado con vehemencia la política exterior de Trump en la ONU: atacó a Corea del Norte cuando el presidente intercambia insultos con Kim Jong-un, ha sido el azote de lo que ella ha llamado «el prejuicio antiisraelí» en la organización internacional, ha sacado al país de la Comisión de Derechos Humanos y ha sido una defensora feroz de la salida de EE.UU. del acuerdo con Irán, una de las grandes líneas exteriores de Trump. En el último año, sin embargo, su perfil político había perdido brillo. Haley gozó de mucho protagonismo en el año escaso que Rex Tillerson, un empresario que rehuía la atención pública, estuvo como secretario de Estado. La llegada de Mike Pompeo como jefe diplomático de EE.UU. y de John Bolton, un diplomático agresivo que tuvo su cargo en la ONU bajo la presidencia de George W. Bush, como asesor de seguridad nacional, redujeron su poder de decisión y su influencia sobre Trump. «No tengo nada decidido sobre qué haré a partir de ahora», aseguró Haley en la comparecencia. Lo que nadie duda es de que, antes o después, volverá a la política, después de haberse convertido en un valor en alza en el partido republicano en sus años de gobernadora y salir de la Administración Trump apenas sin mácula. «No me voy a presentar a las elecciones de 2020», insistió para desechar rumores sobre una candidatura contra Trump. «Prometo que lo que haré es hacer campaña por est»?, dijo señalando a Trump. El valor de esas promesas es discutible, pero no lo es la importancia del momento en el que dice adió. Se produce al día siguiente de la jura de Brett Kavanaugh como juez del Tribunal Supremo, después de que el elegido por Trump tuviera un proceso de confirmación sacudido por acusaciones de ataques sexuales y de que el propio presidente se mofara de una de las acusadoras y de sus alegaciones. Haley ha sido una de las pocas voces discordantes en el «trumpismo»: «Hay que escuchar a esas mujeres», llegó a decir sobre las acusaciones de agresiones sexuales que recibió el propio Trump durante la campaña. Haley es una excepción en el Gobierno de Trump por ser mujer -hay cinco-, pero, sobre todo, por tener el favor de la opinión pública. En una encuesta de abril de la Universidad Quinnipiac la colocaba como la mejor valorada del Gobierno, con una aprobación del 63%, unos números con los que Trump solo puede soñar. Quizá en el futuro Haley sea su pesadilla política.
09-10-2018 | Fuente: elpais.com
Kim Jong-un invita al papa Francisco a visitar Corea del Norte
El presidente surcoreano, Moon Jae-in, entregará la invitación al Vaticano la semana próxima, dice Seúl
05-10-2018 | Fuente: abc.es
Kim Jong-un y Trump son los grandes favoritos de las casas de apuestas para ganar el premio Nobel de la paz
El ganador del premio Nobel de la paz de este año se anunciará este viernes en Oslo, y aunque el comité no hace públicos a los nominados, ha habido muchas especulaciones sobre quién podría ganar el prestigioso premio. Todo lo que se sabe es que hay 331 nominados, 216 individuos y 115 grupos, según el comité del Nobel. El proceso de selección es muy secreto, pero aquí hay una lista de posibles ganadores basados en las casas de apuestas, que incluye figuras controvertidas como Kim Jong-un y Donald Trump. Kim y el presidente surcoreano Los líderes de las dos Coreas reanudaron las conversaciones a principios de este año, lo que llevó a que las tensiones en la región cayeran a su nivel más bajo en décadas. Este hecho fue particularmente notable debido a que solo un año antes Corea del Norte y Donald Trump habían amenazado con iniciar una guerra. Los dos hombres celebraron tres cumbres históricas este año, después de una década de política surcoreana que fue hostil al Norte. La pareja es actualmente la favorita en Ladbrokes, la casa de apuestas británica, pero aún está por verse si el comité noruego del Nobel otorgaría el premio a Kim, quien dirige uno de los regímenes más opresivos del mundo y una red de gulags notoriamente severos. Donald Trump El presidente de EE.UU. ha tomado el crédito en repetidas ocasiones por la atmósfera positiva que generó en la Península coreana y se convirtió en el primer presidente americano en estrechar la mano al líder de Corea del Norte cuando se reunió con Kim en Singapur en junio. Un grupo de 18 legisladores republicanos escribió al comité del Nobel en mayo, nominando a Trump «en reconocimiento a su labor para poner fin a la Guerra de Corea, desnuclearizar la península de Corea y llevar la paz a la región». Angela Merkel La canciller alemana dio la bienvenida a cientos de miles de refugiados sirios en el país ante la guerra que ha durado más de siete años. Merkel, ya ha sido galardonada con el premio «Lámpara de la Paz» que otorga la Orden de San Francisco de Asís, después sobresalir en el trabajo de reconciliación y la convivencia pacífica entre los pueblos. Otros favoritos Denis Mukwege, un médico ginecólogo congoleño que ha hecho campaña contra la violencia sexual, es otro candidato al premio de la paz. Al igual que Raif Badawi, un blogger saudí encarcelado, que sigue tras las rejas por «insultar al Islam a través de las redes sociales» a pesar del intento del nuevo rey de Arabia Saudita de presentarse como una fuerza liberalizadora. La ACLU, la organización legal que ha estado a la vanguardia de desafiar las políticas de Trump, como la infame prohibición de viajar a EE.UU. o la separación de familias inmigrantes, también está en la carrera. Los corredores de apuestas también han dado buenas probabilidades al exlíder catalán Carles Puigdemont, quien huyó a Bélgica después de un fallido referéndum de independencia el año pasado. Jeremy Corbyn y Theresa May están empatados en Ladbrokes con probabilidades de 100-1.
04-10-2018 | Fuente: abc.es
Donald Trump, Kim Jong-un y Carles Puigdemont, candidatos al Nobel de la Paz según las casas de apuestas
Este viernes se desvelará el nombre del nuevo ganador del premio Nobel de la Paz, un galardón que la Academia sueca entrega cada año a una persona o grupo que haya hecho grandes avances a favor de la paz en el mundo a lo largo de su trayectoria. En 2017, la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN por sus siglas en inglés: «International Campaign to Abolish Nuclear Weapons») se alzó con el premio, convirtiéndose en la vigésimo tercera organización en lograrlo desde 1901. En esta ocasión, hay 331 candidatos ?216 personas individuales y 115 agrupaciones?. Se trata de la segunda cifra de nominados más alta de la historia, después de la de 2016, y los nombres de sus integrantes aún no se han hecho públicos: como en cada edición, sus identidades permanecen ocultas y guardadas bajo llave por la Academia. Solo las casas de apuestas desvelan pistas, algunas de ellas de lo más locas e inesperadas. La revista «Time» recoge algunas personalidades tan dispares y llamativas como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el mandatario de Corea del Norte, Kim Jong-un, o el expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont: «La cara visible del referéndum no autorizado que celebró Cataluña en octubre del año pasado vive exiliada en Bélgica desde que abandonó el país para evitar ser arrestado por las autoridades españolas. La votación precipitó una enérgica reacción por parte del Gobierno central, lo que ensardeció los ánimos de los independentistas. Puigdemont ha estado fuera de la actualidad política desde entonces, pero la casa de apuestas Ladbrokes le ve posibilidades (12/1)». La lista se completa con otras personalidades y organizaciones como ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados), el Papa Francisco, el bloguero saudí Raif Badawi ?arrestado en 2012 por «insultar al Islam através de canales electrónicos»? y la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés: «American Civil Liberties Union»).
04-10-2018 | Fuente: abc.es
La revista «Time» incluye a Trump y Puigdemont en la lista de posibles Nobel de la Paz 2018
Este viernes se desvelará el nombre del nuevo ganador del premio Nobel de la Paz, un galardón que la Academia sueca entrega cada año a una persona o grupo que haya hecho grandes avances a favor de la paz en el mundo a lo largo de su trayectoria. La revista «Time» recoge algunas personalidades tan dispares y llamativas como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el mandatario de Corea del Norte, Kim Jong-un, o el expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont: «La cara visible del referéndum no autorizado que celebró Cataluña en octubre del año pasado vive exiliada en Bélgica desde que abandonó el país para evitar ser arrestado por las autoridades españolas. La votación precipitó una enérgica reacción por parte del Gobierno central, lo que ensardeció los ánimos de los independentistas. Puigdemont ha estado fuera de la actualidad política desde entonces, pero la casa de apuestas Ladbrokes le ve posibilidades (12/1)». La lista se completa con otras personalidades y organizaciones como ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados), el Papa Francisco, el bloguero saudí Raif Badawi ?arrestado en 2012 por «insultar al Islam através de canales electrónicos»? y la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés: «American Civil Liberties Union»). En 2017, la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN por sus siglas en inglés: «International Campaign to Abolish Nuclear Weapons») se alzó con el premio, convirtiéndose en la vigésimo tercera organización en lograrlo desde 1901. En esta ocasión, hay 331 candidatos ?216 personas individuales y 115 agrupaciones?. Se trata de la segunda cifra de nominados más alta de la historia, después de la de 2016, y los nombres de sus integrantes aún no se han hecho públicos: como en cada edición, sus identidades permanecen ocultas y guardadas bajo llave por la Academia. Solo las casas de apuestas desvelan pistas, algunas de ellas de lo más locas e inesperadas.
03-10-2018 | Fuente: elpais.com
Pompeo se reunirá el domingo con Kim Jong-un en Corea del Norte
El secretario de Estado revisará los avances en materia de desnuclearización y afinará los detalles para una segunda cumbre entre Trump y Kim
30-09-2018 | Fuente: abc.es
Trump, sobre Kim Jong-un: «Al final nos enamoramos. Me escribe cartas preciosas»
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, bromeó este sábado durante un mitin en el estado de Virginia, asegurando que él y el líder norcoreano, Kim Jong-un, «se han enamorado» después de intercambiar correspondencia durante varias semanas. Ambos líderes han asegurado que quieren trabajar juntos hacia la desnuclearización de la península norcoreana, por lo que celebraron una cumbre histórica a principios de año en Singapur para discutir la idea. Antes de la cumbre, los dos mandatarios habían intercambiado insultos y amenazas de manera pública: Trump había llamado a Kim «el hombre cohete» y el líder norcoreano había asegurado que contaba con un misil nuclear capaz de alcanzar Estados Unidos. «Estaba siendo muy duro, pero él también. Así íbamos de un lado al otro», afirmó Trump en su encuentro con seguidores en Virginia. «Pero al final nos enamoramos, ¿vale? No, en serio. Me escribe cartas preciosas, cartas que son increíbles», añadió. Sus votantes presentes en el discurso estallaron inmediatamente en carcajadas y aplaudieron al presidente. Trump agregó que sus opositores le van a calificar de ser «poco presidencial» por describir a Kim en términos tan cercanos. La Administración de Estados Unidos se está preparando para una segunda cumbre con Kim en la que abordarán los avances para la desnuclearización, aunque por el momento se desconoce el lugar y la fecha del encuentro. A pesar de la calidez de la relación que ha descrito Trump, Corea del Norte no ha cumplido las demandas por parte de Washington de proporcionar un inventario de su armamento nuclear.
30-09-2018 | Fuente: elpais.com
Trump, en un mitin: ?Kim y yo nos enamoramos. Él me escribió cartas preciosas?
El presidente de Estados Unidos dice haber sido en el pasado "realmente duro" con el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, y asegura que ambos han cambiado su actitud
19-09-2018 | Fuente: abc.es
Las dos Coreas intentarán presentar una candidatura conjunta para los Juegos Olímpicos de 2032
Corea del Sur y Corea del Norte han acordado trabajar para presentar una candidatura conjunta para organizar los Juegos Olímpicos de Verano de 2032 como parte de los acuerdos alcanzados en la tercera cumbre intercoreana de este año. «Sur y Norte participarán en eventos o tornos internacionales, incluidos los JJ.OO. de 2020, y decidieron cooperar para la organización comunal de los Juegos de Verano de 2032», estipula la declaración firmada por el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, en la segunda de las tres jornadas de la cumbre. La propuesta, planteada durante el tercer encuentro que los líderes coreanos están celebrando en la capital de Corea del Norte, fue adelantada por el ministro surcoreano de Deportes, Do Jong-hwan, durante una visita a Tokio la semana pasada, y supondría la organización de los eventos en Seúl y Pionyang, explicó entonces. El deporte ha cobrado especial simbolismo en el acercamiento protagonizado este año por las dos Coreas, una distensión que arrancó en el discurso de Año Nuevo del mariscal norcoreano, en el que anunció que su país estaba dispuesto a participar y enviar una delegación a los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang 2018. Ambos países protagonizaron en el evento deportivo de febrero un desfile conjunto bajo una misma bandera, la de la unificación, una estampa que no se veía en unos Juegos desde Turín 2006, y que se repitió en los Juegos de Asia celebrados en agosto en Indonesia. En ambas citas Sur y Norte participaron con equipos conjuntos, una iniciativa que ambos reafirmaron en sus compromisos de este miércoles.
19-09-2018 | Fuente: abc.es
Donald Trump: el presidente del «American First»
Donald Trump es justo lo opuesto a John F. Kennedy. Y como todo lo antagónico, tienen algunas cosas en común. La primera de ellas es su relación directa con el público, lo que les convierte en presidentes populistas y haber hecho su carrera en la televisión más que en el Congreso o en el Senado. Pero mientras Kennedy se esforzó en promover lo positivo del espíritu norteamericano, Trump se esfuerza en promover lo negativo que hay en él. Lo curioso es que tanto el uno como el otro alcanzaron la presidencia teniéndolo casi todo en contra. El 20 de enero de 2017, Donald Trump jura su cargo como nuevo presidente de EE.UU., tras ganar las elecciones en noviembre de manera sorpresiva contra la demócrata Hillary Clinton, la gran favorita.El lema de Kennedy era «la nueva frontera». Un país como el suyo, que se ha hecho a base de caravanas en busca de colonizar el Oeste, se entusiasmó con la idea. Trump, en cambio, lo que hace es cerrar fronteras, impedir que lleguen nuevos emigrantes, lo que choca si se piensa que todos los norteamericanos tienen un antepasado más o menos lejano inmigrante. Sin embargo, le votaron. De la Alianza para el Progreso que lanzó Kennedy para Hispanoamérica no queda ni rastro, e incluso la joya de la corona, haber luchado dos veces en Europa para liberarla de sus peores instintos, menos todavía. Mientras Kennedy se sentía a gusto en París, en Londres, en Berlín, Trump no oculta su incomodidad en ellas, y prefiere entenderse con los enemigos, como Putin o Kim Jong-un. Su foto, cruzado de brazos rodeado de los líderes europeos que le acosan, es elocuente. Podría incluso sostenerse que el actual presidente norteamericano representa los valores opuestos a los de su país, y que tenga problemas no ya con su partido, el republicano, sino con su equipo, del que lleva despedidos unos cuantos, lo corrobora. Sin embargo, le votaron y su índice de popularidad se mantiene. Algo debe de tener y quien se acerque a EE.UU. lo nota. Galería de imágenes Vea la galería completa (7 imágenes) Los norteamericanos están enfadados y tienen razones para ello. Trabajan más que los europeos, ganan menos, su seguridad social es rudimentaria y las cargas cada vez mayores. Y vienen cargando con la seguridad no ya de Europa, sino del mundo, aunque esa seguridad explote en muchas ocasiones. Su presupuesto de Defensa equivale al de los doce países que le siguen. Están hartos y Trump ha sabido capitalizar esa frustración. Exigen más de los aliados, de los rivales, de todo el mundo, y es cuando nos damos cuenta de que no han votado a Trump. Han votado contra los demás. El problema es que su política contra todo y contra todos, desde el cambio climático a las tarifas arancelarias, puede conducirnos al desastre. Pues esas son guerras en las que no hay vencedores, sólo vencidos. Por lo que los europeos haríamos bien en tomarnos en serio a Trump, no como una aberración pasajera en la historia y la política norteamericana sino como la consecuencia lógica de haber llevado demasiado tiempo el peso de la púrpura mundial.
1
...