Infortelecom

Noticias de juventud

25-05-2018 | Fuente: abc.es
Maduro recupera a Cabello como número dos para su Gobierno
De nada ha servido el rechazo a las elecciones presidenciales que se celebraron el pasado domingo en Venezuela por parte de la comunidad internacional. El presidente Nicolás Maduro, adelantó ayer su toma de posesión y juró el cargo, pese a que su actual mandato no se agota hasta el próximo mes de enero. Un buen número de organismos internacionales como la ONU, la Unión Europea, la Organización de Estados Americanos o el Grupo de Lima han denunciado falta de transparencia, legitimidad y garantías en los comicios celebrados. «Juro cumplir y hacer cumplir la Constitución y llevar adelante todos los cambios revolucionarios», dijo en su toma de posesión. Y para no dejar lugar a dudas ha vuelto a mostrar la cara más oscura y dura del chavismo al rescatar a Diosdado Cabello como vicepresidente ejecutivo, el auténtico hombre fuerte del país y un político que lo ha sido todo a lomos de la revolución bolivariana. El actual número dos del régimen lo ha sido todo en la Venezuela chavista. Fue presidente interino durante una de las operaciones a las que se sometió Chávez, vicepresidente, ministro de Interior y Justicia, de Obras Públicas, de Infraestructuras, de Secretaría de la Presidencia, además de gobernador del estado de Miranda, presidente de la Asamblea Nacional, y diputado de este mismo organismo, último cargo que ha desempeñado desde las graves acusaciones vertidas contra él por corrupción y vinculado con el narcotráfico, como ya denunció ABC en 2015. Meses más tarde, en noviembre de ese mismo año, son arrestados en Miami un sobrino y un ahijado de la mujer de Maduro, Cilia Flores, por introducir 800 kilos de cocaína. Ambos confesaron haber actuado bajo las órdenes de Cabello. «Rectificación profunda» Con todo, ayer, el reelegido presidente venezolano quiso empezar con buen pie y reconoció en su toma de posesión que «no se han hecho las cosas bien. Tenemos que cambiarlas y hacerlas mejor», al tiempo que prometió una «rectificación profunda» para aliviar la grave crisis que sufre el país. Como primer paso, Maduro se mostró dispuesto a liberar a un número no determinado de presos políticos en pos de la «reconciliación». También se comprometió a reanudar el diálogo con la oposición. En cuanto al resto de su gabinete son personas de su entera confianza, que estarán a las órdenes tanto de él como de su número dos y hombre fuerte, Diosdado Cabello. En las elecciones del pasado día 20, según datos del Consejo Nacional Electoral (CNE), Maduro ganó un segundo mandato con 6.224.040 votos, frente a los 1.917.036 votos conseguidos por el disidente chavista Henri Falcón, su principal rival. La abstención se situó en torno al 54 por ciento, según este organismo, aunque la empresa demoscópica Meganálisis lo eleva hasta un 88%. La Mesa de Unidad Democrática (MUD), principal fuerza opositora del país, no presentó candidato y llamó a los venezolanos a no votar, por lo que ha interpretado la baja participación electoral como una victoria. El nuevo Ejecutivo ?Diosdado Cabello. Vicepresidente ejecutivo ?Jorge Rodríguez. Vicepresidente de Servicios de Salud ?Aristóbulo Istúriz. Educación ?Alí Rodríguez Araque. Pte. de PDVSA ?Carlos Mendoza Potella. Petróleo ?Manuel Fernández. Vicepresidente de Servicios Públicos ?Pascualina Cursio. Economía ?Remigio Ceballos. Ministro de Estado Frente de Guerra Occidental ?María Alejandra Díaz. Comercio ?Tony Boza. Presidente del BCV ?Juan Valdez. Pte. del Seniat ?Ernesto Villegas. Comunicación ?Freddy Bernal. Interior ?Jorge Arreaza. Relaciones Exteriores ?Suárez Chourio. Defensa ?Gabriela Jiménez. Agricultura ?Ronald Rivas. Juventud, Mujer, Pueblos Indígenas y Comuna
23-05-2018 | Fuente: elpais.com
En la Fuente de la eterna juventud
En San Agustín, Florida, se puede visitar el legendario manantial de Ponce de León, y beber de él
20-05-2018 | Fuente: as.com
El poderoso equipo de jugadores sub-24 de la MLB
El futuro es brillante para las Grandes Ligas con jugadores que actualmente son parte fundamental convirtiendo su juventud en una virtud.
18-05-2018 | Fuente: elpais.com
Segunda juventud
Ridley Scott nos sirve el miedo a domicilio y por capítulos en 'The Terror'
17-05-2018 | Fuente: abc.es
Así es Manuel Valls, el posible candidato a la alcaldía de Barcelona del que Macron no se fía
Corría abril de 1982, la izquierda francesa vivía sus años dorados y un joven «militante socialista», con pinta de adolescente, intervenía en un programa de la televisión para explicar el impacto del paro sobre la juventud. El jersey de rombos, la camisa y algunos lapsus, quizá fruto del nerviosismo, no permitían imaginar en él al futuro primer ministro. Manuel seguía siendo Manuel, y no Valls; seguía siendo, en definitiva, el hijo de un pintor catalán y una mujer suiza; el muchacho «reservado, autoritario y ambicioso» que «leía enormemente», según su hermana Giovanna; el admirador del socialista de centro Michel Rocard; y el estudiante de Historia al que nunca había tentado la revolución. Ahora, pasando de puntillas por la política francesa y barajando la idea de presentarse a la alcaldía de Barcelona con Ciudadanos, el político, según ha informado el semanario satírico «Le Canard Enchaînée», se enfrenta a un duro golpe: la desconfianza de Macron. «No me fío de Valls. Lo creo capaz de cualquier mala jugada», habría afirmado el inquilino del Elíseo. Tras abandonar las filas del Partido Socialista, Valls se unió a las de «La República en Marcha», el partido de Macron, en junio del año pasado. «Deseo estar en la mayoría, es una forma de coherencia. Apoyé a Emmanuel Macron antes de la primera vuelta, me costó caro», afirmó el ex primer ministro entonces. «Me quiero sentar en el corazón de esa mayoría por coherencia, una parte de mi vida política termina, dejo el Partido Socialista o el Partido Socialista me deja», añadió. Lo cierto es que, desde su juventud, el ex primer ministro había sido crítico con la formación en la que militaba. Un «reformista» Inevitablemente ligado al conservadurismo, el pragmatismo y el gusto por mantener el orden, ostentar el cargo de ministro de Interior siempre ha identificado a su titular con esos rasgos. Manuel Valls lo alcanzó en mayo de 2012, cuando el por entonces nuevo presidente, François Hollande, lo designó para el puesto. El joven político ya venía curtido de once años al frente de la alcaldía de Evry, una ciudad de la periferia parisiense con fama de conflictiva. Su nueva ocupación le quedaba como un guante. Con un perfil muy poco izquierdista, Valls siempre ha reivindicado a figuras políticas de centro, con un carácter moderado y poco apegadas a los cambios bruscos. En su despacho, cuentan, cuelga un retrato de Georges Clemenceau, un gesto que equivale a una declaración de intenciones: el que fuera dos veces primer ministro de la Tercera República Francesa consideraba que «la emancipación de los desheredados» debía resultar «de su propio esfuerzo». Una tarea a la que los políticos debían contribuir creando un medio social adecuado, y «cada vez más favorable». Nada, en definitiva, de alborotos o revueltas sociales. «La ideología ha conducido a desastres, pero la izquierda que defiendo guarda un ideal: la emancipación individual. Es pragmática, reformista y republicana», explicaba Valls en octubre de 2014. Avispado, el periodista que le entrevistaba captó el matiz, preguntándole si no debía ser también socialista. «Lo repito: pragmática, reformista y republicana», zanjó el sin embargo miembro del Partido Socialista. Sus declaraciones no resultaban sorprendentes, porque siempre había sido crítico con esa etiqueta política: en 2009, ya propuso cambiar el nombre de su formación, sustituyendo el término «partido» por el más abierto «movimiento», y desterrando para siempre el de «socialismo», un concepto que consideraba «desfasado» y propio «del siglo XIX», por otro que no especificó. Ministro estricto Valls no se aburrió en el cargo. Uno de los momentos más difíciles de su gestión llegó con el llamado «caso Diuedonné», así bautizado por el humorista Dieudonné M'bala M'bala, muy popular en Francia e inventor de un saludo, llamado la «quenelle», consistente en estirar el brazo derecho, recto, hacia abajo. Su parecido con el saludo nazi, unido a las bromas sobre el Holocausto hechas por el cómico y a su vinculación con el político negacionista Robert Faurisson, llevaron al ministro del Interior a emprender una batalla personal en su contra: «Hay que acabar con esta mecánica del odio. Dieudonné es antisemita y racista», afirmó en diciembre de 2013, cuando también expresó su deseo de prohibir sus espectáculos. Lo cierto es que en el pasado ya había mostrado sus sensibilidades por el tema. En 2011, en Estrasburgo, se declaró «ligado de forma eterna a la comunidad judía y a Israel». Como ministro del Interior, Valls también tuvo que hacer frente a la cuestión romaní. Los romaníes, poblaciones gitanas procedentes de la Europa del Este, comenzaron a sufrir deportaciones a sus países de origen durante la Presidencia de Nicolas Sarkozy. En septiembre de 2010, François Hollande criticó la decisión del conservador, que por entonces consideraba «inmoral e ilegal». Su llegada al poder cambió su punto de vista, cuando defendió, en septiembre de 2013, que «solo una minoría» de ellos buscaba la integración. Hollande cerraba así filas con su ministro del Interior, que ya había afirmado que los romaníes tenían «intención de regresar a Bulgaria y Rumanía». La lucha antiterrorista Con un aura de socialista conservador y de hombre de orden, Valls accedió al cargo de primer ministro en marzo de 2014. Desde ese puesto tuvo que lidiar con el que ha sido el principal desafío de su mandato: el terrorismo islamista. En enero de 2015, el asesinato de los dibujantes de la revista satírica «Charlie Hebdo» y el asalto a un supermercado kosher de París iniciaron la oleada de violencia que ha sacudido Francia durante los dos últimos años. Los atentados contra la capital en noviembre de 2015 y contra Niza en julio de 2016 ahondaron la espiral de inseguridad. «Debemos comprender que las primeras víctimas son los musulmanes», afirmó al respecto en septiembre de este año. Poco antes también había señalado que Francia «estaba en guerra contra el terrorismo». Valls, que gozó de la buena consideración de los ciudadanos franceses durante su etapa al frente del Ministerio del Interior, sufrió una grave una caída en popularidad provocada por su desgaste como primer mininistro y por su cercanía al presidente François Hollande.
17-05-2018 | Fuente: abc.es
Más de 300 imanes extranjeros desembarcan en Francia para predicar durante el Ramadán
Trescientos imanes marroquíes, argelinos y turcos, esencialmente, «desembarcan» en Francia este jueves, para «asegurar» y «mejorar» los servicios religiosos musulmanes durante las cuatro semanas que durará el ramadán, el mes esencial de la piedad islámica, cuando los fieles practican el ayuno diario, respetando un prolijo calendario de oraciones colectivas y privadas. En Francia, el ramadán comienza este jueves día 17 y termina el 15 de junio. Desde hace años, el Estado francés, ha aceptado la llegada temporal de imanes extranjeros, con el fin de «asegurar» y «mejorar» los servicios religiosos islámicos. Entre 5 y 6 millones de franceses son confesionalmente musulmanes, en un país de 67 millones de ciudadanos. Los atentados yihadistas de los últimos tres años, perpetrados casi siempre al grito de «¡Alá es grande.!», han dado al «desembarco» de imanes extranjero una dimensión particular. Jeannette Bougrab, nacida en el seno de una familia argelina, ex ministra de la juventud y los deportes de Nicolas Sarkozy, ha lanzado una primera y severa advertencia: «Organizar la instalación temporal en Francia de imanes extranjeros es una herejía cívica». «Innecesario» Temporalmente exilada, por razones personales y laborales, Bougrab ha desenterrado un problema de imprevisible calado social, cultural, político y diplomático. El matutino conservador «Le Figaro» ha publicado un sondeo significativo: entre el 60 y el 80 % de los franceses no consideran necesaria la instalación temporal en Francia de imanes extranjeros, venidos a predicar en un contexto de tensiones multiculturales muy vivas. El «desembarco» de imanes extranjeros, llegados a Francia para «ayudar» a la jerarquía religiosa musulmana, durante el ramadán, es una práctica aceptada y reglamentada durante las presidencias de François Mitterrand, Jacques Chirac, Nicolas Sarkozy y François Hollande. Sarkozy creó el 2003, siendo ministro del Interior, la institución Consejo Superior de los Musulmanes de Francia (CSMF), ligado a la Gran Mezquita de París. Se trataba, entonces, de crear un «marco de diálogo e integración». El CSMF nunca funcionó con una eficacia concluyente, para terminar convirtiéndose en una institución muy dividida, que no inspira confianza a nadie ni es capaz de imponer alguna forma de «disciplina común» a los musulmanes franceses, muy divididos entre diversas formas antagónicas de entender su religión. Ministros del interior de muy diversa sensibilidad, como Charles Pasqua, conservador, o Manuel Valls, socialista moderado, defendieron en su día, el «desembarco» de imanes durante el ramadán, justificando la visita por razones de orden público. Los atentados yihadistas de los últimos tres años, la matanza del viernes pasado, dan al «desembarco» que comenzó hace días y culminará este jueves una dimensión particular. Prefectos, gendarmes, unidades anti terroristas, fuerzas de seguridad del Estado, han sido movilizadas. Las embajadas de Francia en Marruecos, Argelia, Turquía y otros países musulmanes, han estudiado uno a uno el «dossier» de todos los imanes que van a predicar en Francia durante las próximas cuatro semanas. El ministerio del Interior reconoce el comienzo de ?un periodo delicado?.
11-03-2018 | Fuente: abc.es
Los cubanos «eligen» a 605 diputados entre 605 candidatos
Más de ocho millones de cubanos han sido llamados este domingo a las urnas en la última fase de un enrevesado proceso electoral que, en definitiva, consiste en ratificar a los 605 candidatos designados a dedo por el oficialismo para los 605 escaños de la Asamblea Nacional. La única particularidad de estos comicios generales es que entre los aspirantes se halla el sucesor de Raúl Castro ?su familia lleva casi seis décadas al frente de la dictadura?, que será nombrado por la Asamblea en la simbólica fecha del 19 de abril (victoria de Bahía de Cochinos). Los cubanos mayores de 16 años también eligieron este domingo a los 1.265 delegados de las asambleas provinciales. Aunque el voto no es obligatorio, los ciudadanos se sienten presionados a acudir a las urnas en sus centros de trabajo, estudio o en los barrios. El ambiente este domingo era especialmente represivo para los opositores. Varios puntualizaron a ABC que se trata de «una mascarada», «una votación, no una elección». La edad media de los candidatos es de 49 años, según el diario Granma, para un momento en que Cuba se encamina hacia el relevo de la generación histórica de la revolución con la marcha del menor de los Castro (86 años), aunque el general seguirá al frente del partido único hasta 2021 y extraoficialmente del Ejército. Díaz-Canel Algunos de los aspirantes más emblemáticos son Mariela Castro (55), hija del dictador, y dirigentes históricos como José Ramón Fernández (94), José Ramón Machado Ventura (87) o Ramiro Valdés (85). Y, en especial, el primer vicepresidente y favorito para suceder a Castro en la mayoría de las quinielas, Miguel Díaz-Canel (57), que en los últimos tiempos ha aumentado sus apariciones públicas y declaraciones a tono con el castrismo. Al votar en Santa Clara (centro de la isla), Díaz-Canel aseguró que participar en estas elecciones implica «compromiso» con la revolución, que está siendo «atacada y amenazada» por Estados Unidos, país que ha aprobado medidas que «ofenden y perjudican a millones de cubanos». Los candidatos a la Asamblea Nacional pasaron el filtro de un sistema electoral organizado en escalones, en el que para subir al siguiente peldaño es necesario pasar la criba de las llamadas comisiones de candidaturas, que existen a nivel municipal, provincial y nacional, férreamente controladas por organizaciones oficialistas. «Nadie que tenga otra opinión puede ser elegido», apostilla la periodista independiente Miriam Leiva. Varios grupos de la disidencia intentaron presentar a candidatos independientes. La plataforma ciudadana #Otro 18 propuso a 156 aspirantes en toda la isla, explica su portavoz, el opositor Manuel Cuesta Morúa. Pero no les dejaron ni pasar la criba para las municipales del pasado 26 de noviembre. Las casas de los observadores Yosvani Martínez, Ismael Boris, Roberto Pérez, Zaqueo Báez y Lázaro Matamoros permanecen sitiadas por G-2. El gobierno quiere impedir que contemos a todos los ciudadanos que se atreven a rechazarlo.#PoraCuba #CubaDecide #NoAlVotoFraude @JuventudLAC? Rosa María Payá A. (@RosaMariaPaya) 11 de marzo de 2018 Rosa María Payá, líder del movimiento Cuba Decide, se encontraba en La Habana para promover la abstención, la anulación del voto y el rechazo a esta «sucesión dinástica» que supone en realidad que «el heredero sea designado a dedo por la familia Castro y los generales en el poder». La hija del desaparecido disidente Oswaldo Payá -muerto en un cuestionado accidente de tráfico en julio de 2012- propone celebrar un plebiscito vinculante que cambie el sistema de gobierno y haya elecciones libres. Payá denunció en Twitter el arresto del director de teatro Adonis Milán, así como que seis equipos de observadores de Cuba Decide en esta «farsa electoral» se encontraban «bajo acoso impedidos por ahora de llegar a los colegios». El pasado jueves, la opositora cubana entregó de forma simbólica el Premio Oswaldo Payá a la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), después de que el día anterior el régimen de La Habana vetara la entrada al país a los expresidentes Andrés Pastrana y Jorge Quiroga. Pese a la represión y sus pésimas condiciones de vida, los cubanos no pierden el sentido del humor. Según testigos presentes en otros escrutinios, para demostrar su malestar y anular la papeleta, escriben palabras como «plebiscito», «elecciones libres» o una expresión muy cubana: «¡Abajo el que suba!».
09-03-2018 | Fuente: abc.es
Merkel estrena gobierno con muchas caras nuevas
El esfuerzo de los grandes partidos alemanes por renovarse ha dado como fruto un gobierno de gran coalición con muchas caras nuevas. Entre los ministros socialdemócratas, cuya designación acaba de hacer pública el SPD, destaca sin duda el ministro de Finanzas, el hasta ahora alcalde de Hamburgo, Olaf Scholz, no solo coordinará el trabajo del resto de los ministros socialdemócratas, sino que sustituye en el Eurogrupo al ahorrador compulsivo Wolfgang Schäulbe y que llevará a Alemania y a Europa por un camino en el que el gasto y la reducción del déficit guarden entre sí un cierto equilibrio. Puede hablarse con él de temas hasta ahora vetados en las conversaciones con Alemania, como una política europea de límite del superávit al 1% del PIB. Otra estrella socialdemócrata es Heiko Maas, que pasa a Exteriores desde el Ministerio de Justicia, donde ha elaborado varias leyes de alto nivel durante la última legislatura que incluyen normas pioneras en protección y retención de datos, así como la nueva normativa para permitir una lucha más efectiva contra el terrorismo cortando fuentes de financiación y dando más margen a las fuerzas de seguridad. Abogado de 51 años, católico y convencido europeísta, ha establecido cuotas femeninas y frenos a la subida de los precios de los alquileres. Presentación de los nuevos ministros socialdemócratas, este viernes en la sede del SPD - Efe El Ministerio de Familia queda en manos de Franziska Giffey, hasta ahora alcaldesa del berlinés distrito de Neukölln, una de las 20 mayores ciudades alemanas y donde se las ha visto con complicados guetos musulmanes y difíciles puzles sociales. Jóven, mujer y procedente del este, cumple con todas las exigencias de las cuotas, pero lo que más cuenta para su partido es la experiencia obtenida en ese campo de pruebas y que será aplicada ahora a escala federal. Será seguramente el perfecto contrapeso socialdemócrata al Ministerio de Interior, que queda en manos del socialcristiano Horst Seehofer. Seehofer era hasta ahora presidente de Baviera y líder de su partido, la CSU, pero ha perdido decisivas batallas internas y llega a Berlín como a un cementerio de elefantes. Todo lo que pudiera hacer desde este ministerio lo ha negociado previamente la gran coalición: restricciones a la reunificación familiar de refugiados y normativas de integración. Su ministerio ha sido renombrado para añadirle la palabra «Heimat», que significa hogar, nación? para facilitar a su partido la lucha contra Alternativa para Alemania en las próximas elecciones bávaras, pero Seehofer va de salida y no cabe esperar grandes cambios en esa cartera. Muy diferente es el caso de Jens Spahn. Joven, conservador y ambicioso, en un cuestionario del colegio ya respondió que de mayor quería ser «canciller» y a los 22 años se sentaba en el Bundestag. Es lo contrario a Angela Merkel dentro de la CDU: quiere limitar el número de refugiados, prohibir el burka, suprimir la doble ciudadanía, apostar por las políticas de ley y orden y para él consenso significa parálisis, pero desde el Ministerio de Sanidad no tendrá mucho margen de maniobra y se enfrenta a reformas de las cajas de salud que le costarán un alto grado de desgaste. Sopresa en la cartera de Trabajo A la cartera de Medio Ambiente llega Svenja Schulze, que ha tenido que lidiar en la región de Renania del Norte-Westfalia con comisiones de investigación sobre el escándalo del fraude de los motores diésel y ha conseguido salir ilesa del trance. Esta experiencia le proporciona la formación necesaria para lo que sobreviene al sector y Schulze es, un común denominador de los nuevos ministros de Merkel, una gran negociadora. La última sorpresa socialdemócrata para el nuevo gobierno ha sido Hubertus Heil para el Ministerio de Trabajo. Por sus manos pasarán las equiparaciones salariales que la gran coalición quiere promover en Europa, junto a marcos laborales y sistemas sociales homologables que ayuden a luchar contra el dumping laboral y la emigración económica. Su gran baza para el cargo son sus muy buenas conexiones con patronal y sindicatos, además de un profundo conocimiento de la estructura del SPD, del que ha sido secretario general, y posibilidades de hablar con los Jusos, las juventudes socialdemócratas que libran una guerra particular con la directiva del SPD.
06-03-2018 | Fuente: as.com
"Vinícius no pidió esta atención, pero si fichas por el Madrid..."
El centrocampista del Flamengo, ex del Atlético de Madrid, sale en defensa de su compañero y achaca sus errores a su juventud.
1
...