Infortelecom

Noticias de justicia

07-06-2020 | Fuente: abc.es
Los McCann reaparecen 13 años después de la desaparición de Madeleine
Han pasado ya 13 años desde la última vez que los británicos Kate y Gerry McCann vieron a su pequeña hija Madeleine, dormida en su cama en el complejo vacacional de Praia da Luz, en el Algarve portugués, junto a sus hermanos gemelos de 18 meses. Mucho ha llovido desde aquella noche en la que la niña, de solo tres años, desapareció mientras sus padres cenaban con unos amigos a pocos metros del apartamento donde se hospedaban. Ambos removieron cielo y tierra para encontrarla, sobre todo a través de una campaña mediática sin precedentes que llegó a todo el planeta y para la que recibieron donaciones millonarias. Gracias a ella, Madeleine estaba de repente en todas partes, aunque no estuviera en realidad en ninguna, y las fotos de aquellos dulces ojos infantiles, enmarcada en su melena rubia, llenaron periódicos, revistas y escaparates. Su ojo derecho tenía una llamativa mancha en el iris conocida como coloboma, que para sus padres era una de las grandes esperanzas de encontrarla: gracias a ella, cualquiera podría reconocerla. No obstante, nada se supo nunca de Maddie, como la llamaban cariñosamente, pese a las muchas teorías, tan creíbles unas como descabelladas otras, sobre su paradero. A pocos días de su cumpleaños número 17, su nombre ha vuelto a los titulares: Christian Brueckner, un alemán de 43 años que está encarcelado por varios delitos sexuales en Alemania, y pendiente de cumplir una pena de siete años por violar a una mujer estadounidense de 72 años en Praia da Luz en el 2005, un año y medio antes de que se perdiera el rastro de Madeleine, está siendo investigado por las autoridades alemanas, portuguesas y británicas como el principal sospechoso de la desaparición de la niña, una posibilidad a la que los McCann dan credibilidad. A lo que aún se resisten es a creer que su hija está muerta, como da por hecho la fiscalía de Braunschweig. «Nunca hemos perdido la esperanza de encontrarla viva», es un mantra de estos padres que en su momento fueron tan mediáticos como su hija. Dieron decenas de entrevistas y aparecieron una y otra vez en los medios de comunicación. Hasta que el acoso inmisericorde de la prensa, las acusaciones sin fundamento en su contra -se llegó a decir que ellos la habían asesinado e incluso fueron formalmente acusados como sospechosos- y la necesidad de cuidar de sus otros dos hijos, los gemelos Sean y Amelie, ahora de 15 años, los llevaron a alejarse de los focos, aunque sin darse por vencidos y manteniendo abierta la web www.findmadeleine.com Ahora, según su portavoz Clarence Mitchell, siguen en privado las últimas novedades del caso en su hogar en Leicestershire, desde donde emitieron un comunicado esta semana: «Todo lo que siempre hemos querido es encontrarla, descubrir la verdad y llevar a los responsables ante la justicia», afirmaron, y añadieron que «nunca renunciaremos a la esperanza de encontrar a Madeleine con vida, pero sea cual sea el resultado, necesitamos saber lo que sucedió para encontrar la paz». Según Mitchell, «esta es la única vez en 13 años que la policía ha sido tan específica acerca de un sospechoso», lo cual le da a los McCann una nueva ilusión de la que agarrarse. Vivir «una vida normal, feliz y satisfactoria» Gerry, nacido en Glasgow, y Kate, en Liverpool, se conocieron cuando ambos empezaron a ejercer como médicos, pero ella dejó de trabajar tras la tragedia. En el 2011, en un ejercicio catártico, Kate publicó un libro titulado «Madeleine» en el que describe la profunda depresión que sufrió al no saber nada de su pequeña, los pensamientos suicidas que la acompañaron mucho tiempo y cómo el sufrimiento estuvo a punto de acabar con su matrimonio. «Me consume la tortura de pensar dónde y con quién puede estar mi hija», escribió. Se volcó en la búsqueda, trabajó con organizaciones benéficas e incluso se involucró en una asociación de personas desaparecidas. Su círculo familiar, sus hijos pequeños y su fe católica han sido a lo largo de los años lo que los ha mantenido a flote. Gerry, cardiólogo, siguió trabajando y actualmente es profesor en la Universidad de Leicester, y Kate recuperó su trabajo. En mayo del 2017, en el décimo aniversario de la desaparición de su primogénita, declararon que por fin se habían adaptado a ser una familia de cuatro y no aquel «núcleo familiar perfecto de cinco» miembros y decidieron que esa adaptación era el camino para ayudarle a sus otros dos hijos a vivir «una vida normal, feliz y satisfactoria». Pero tuvieron que pasar diez años de aquel horror para llegar a ese punto. Eso no significa que pasaran página. Aunque ahora mantengan un perfil bajo y lleven una vida tranquila, e incluso se hayan negado a participar en un documental de Netflix sobre la desaparición de su hija, las nuevas revelaciones son una pequeña luz de esperanza para la resolución del caso y para que ambos, juntos a sus hijos, encuentren la ansiada paz que necesitan. Lo que venga será mejor que la tortura de la incertidumbre.
06-06-2020 | Fuente: abc.es
Miles de personas se manifiestan contra el racismo en Reino Unido pese a las restricciones por el coronavirus
Miles de personas a todo lo largo y ancho de Reino Unido participaron hoy en las manifestaciones contra el racismo pese a las restricciones vigentes para evitar la propagación del coronavirus. Mañana hay convocadas de nuevo protestas en varias ciudades para exigir justicia tras el asesinato de George Floyd en Estados Unidos y contra la desigualdad racial y la brutalidad policial. Las concentraciones en ciudades como Londres, Glasgow, Manchester o Bristol y convocadas bajo el paraguas del «Black Lives Matter», en teoría son ilegales en este momento en Reino Unido ya que las restricciones por la pandemia del Covid-19 no permiten las reuniones de más de seis personas. Así lo confirmó la directora de la Policía Metropolitana, Dame Cressida Dick, quien aseguró que esto «no solo es ilegal, sino que, quizás lo más importante, es que ponerse en riesgo a sí mismo y a la familia ahora es un riesgo innecesario». No obstante, varios jefes policiales citados por medios como la «BBC» o «The Guardian» hablaron de forma anónima de su «deber de facilitar» las manifestaciones pacíficas y que solo recurrirán a la fuerza si se producen disturbios. Otros agentes fueron un paso más allá uniéndose al gesto simbólico de arrodillarse, algo que fue posteriormente prohibido por la directora policial. Por su parte, la ministra del Interior, Priti Patel, instó a la población a no unirse a las protestas porque «debemos poner la salud pública primero en este momento en particular». En la misma línea se manifestó el ministro de salud, Matt Hancock, quien en su cuenta de Twitter escribió: «Estoy horrorizado por la muerte de George Floyd y entiendo el porqué la gente está profundamente molesta. Pero estamos enfrentando una crisis sanitaria». Pese a que la muerte de George Floyd a manos de un policía blanco el pasado 25 de mayo fue el desencadenante de las protestas que han recorrido medio planeta, para los británicos han adquirido además una dimensión local. Los manifestantes, portando carteles con mensajes como «Reino Unido no es inocente», también recordaron en pancartas con sus nombres a víctimas negras que murieron o quedaron con discapacidades importantes por culpa de la policía. Entre esos nombres destacaba hoy el de Belly Mujinga, la trabajadora del metro que falleció por coronavirus solo unos días después de informar a sus superiores que un usuario infectado le había escupido. No obstante, la Policía de Transporte decidió no presentar cargos.
06-06-2020 | Fuente: abc.es
Francia teme la propagación de un movimiento anti racista nacional
El Gobierno francés está tomando medidas excepcionales para intentar «contener» la propagación de una ola de protestas que denuncian los comportamientos racistas y violentos entre las fuerzas de seguridad del Estado. Se trata de un movimiento específicamente francés, aparecido como respuesta de solidaridad con el movimiento norteamericano de protesta surgido tras la muerte de George Floyd. El martes pasado, más de 20.000 hombres y mujeres jóvenes participaron en una manifestación prohibida por el ministerio del Interior, en solidaridad con la familia de Adama Traoré, un joven francés, negro, de 24 años, muerto el 19 de julio de 2016, en la «banlieue», los suburbios de París, tras un altercado que lleva años suscitando mucha controversia. La manifestación terminó con estallidos de violencia suburbana. Durante los últimos tres días, sociólogos y analistas analizan los paralelismos y diferencias entre el gran movimiento surgido en los EE. UU. y los estallidos de violencia esporádica que se suceden en los suburbios de París, desde hace años. Estallidos de cólera La noche del viernes, volvieron a sucederse un rosario de manifestaciones de violencia contenida, en París, Burdeos, Nantes, Limoges, Poitiers, Marsella, Lille? La solidaridad inicial con la familia de Adama Traoré, pidiendo «justicia», se transformó rápidamente, en París, en estallidos inflamables de cólera y violencia «de baja intensidad» contra las fuerzas de seguridad del Estado. Alarmado, ante la propagación de las protestas, Christophe Castaner, ministro del Interior, miembro de la «guardia pretoriana» de Emmanuel Macron, ha decidido pedir la intervención de la justicia, con el fin de «investigar» la propagación de mensajes y comportamientos expresamente racistas entre grupos minoritarios de policías y gendarmes. Un vasto despliegue comercial Castaner ha prometido castigar con severidad los mensajes y comportamientos racistas o presumidamente xenófobos de algunos gendarmes y policías. Pero ese gesto político del ministerio del Interior no ha pacificado completamente a los convocantes de nuevas manifestaciones. A primera hora de la tarde del sábado, un impresionante despliegue de fuerzas de seguridad acordó los alrededores de la parisina Plaza de la Concordia y la Embajada de los EE. UU. donde habían sido convocadas varias manifestaciones de protesta. Un despliegue policial, semejante, evitó tensiones graves, la mañana del sábado, en Lyon, Burdeos, Nantes, Rennes, Marselle, Lille, donde se sucedieron manifestaciones algo más que simbólicas convocadas, la mayoría, por el colectivo «Afro Descendientes», integrado por franceses negros, hijos de inmigrantes africanos, o franceses nacidos en las antiguas colonias.
06-06-2020 | Fuente: abc.es
Un hospital de Moscú emplea cámaras de alta presión para tratar el coronavirus
El Hospital Sklifosóvski, uno de los más reputados de la capital rusa, ha anunciado que ha empezado a emplear de forma experimental cámaras hiperbáricas en el tratamiento de la COVID-19. Estos reducidos recintos, que habitualmente se utilizan para curar la enfermedad de descompresión que sufren los buzos o la embolia gaseosa, provocan que el paciente respire cantidades mayores de oxígeno al hacerlo a una presión superior a la normal. Esta información fue publicada ayer en la web (mos.ru) del Ayuntamiento de Moscú. «Lo que se persigue con esta terapia es intentar evitar que al paciente sea transferido a la UCI y se le tenga que someter al aparato de ventilación pulmonar asistida», asegura Serguéi Pétrikov, uno de los facultativos del departamento encargado de tratar el coronavirus en el Sklifosóvski. «Las sesiones con la cámara hiperbárica se combinan con otras terapias para mejorar el tratamiento en general y el resultado es que aumenta la cantidad de oxígeno en la sangre y el enfermo respira mejor», explica Pétrikov. Según sus palabras, «el oxígeno hiperbárico mejora el efecto del tratamiento antiviral y antibacteriano, además de reducir sus efectos secundarios». Moscú, ciudad que acapara cerca de la mitad de todos los contagios habidos hasta ahora en Rusia por COVID-19, ha suavizado las restricciones permitiendo paseos y salidas para hacer deporte o acudir a los centros comerciales recién abiertos, pero el confinamiento domiciliario obligatorio seguirá vigente por lo menos hasta el 14 de junio. Imagen de la cámara hiperbárica - ABC Sin embargo, ello no ha impedido que la capital rusa abra hoy una de sus ferias del libro, el «Festival Plaza Roja». Es cierto, sin embargo, como reconocen sus organizadores, que la mayoría de las editoriales no estarán presentes por «motivos sanitarios» y por las dudas sobre la «rentabilidad» que pueda tener el evento. El órgano de control Rospotrebnadzor calcula que a la feria, que durará todo el fin de semana, acudirán unas 18.000 personas. Para acceder al pabellón será necesario tener el correspondiente salvoconducto QR e ir provisto de mascarilla y guantes. Se tomarán también medidas para garantizar el distanciamiento social y los menores de 7 años y los mayores de 65 no podrán entrar. Hoy también se abren en Moscú las iglesias y los monasterio, en donde también se han adoptado medidas de protección para evitar contagios. Tras registrar en las últimas 24 horas 1.992 nuevos casos de COVID-19, un poco más que el día anterior, Moscú alcanza ya la cifra total de 193.061 infectados. Ha habido además 58 nuevas muertes desde el viernes, lo que eleva el total de fallecimientos en la capital rusa a 2.864. Los curados desde ayer ascienden a 3.073 personas y dejan el total de recuperados en la principal ciudad del país en 100.431. En el conjunto de Rusia se han producido 8.855 nuevos contagios, casi lo mismo que el día anterior, situando la cifra total en 458.689. Las muertes han aumentado al pasar de 144 el viernes a 197 hoy y dejar el total en todo el país en 5.725. Se han restablecido en un día 8.708 pacientes, lo que sitúa el total de curados en Rusia en 221.388. Por otro lado, el Ministerio de Justicia ruso afirma en un comunicado que «las restricciones aplicadas en Rusia en la lucha contra el coronavirus son legales y se ajustan a la Constitución». «Las prohibiciones cumplen con los objetivos constitucionales de proteger la vida de los ciudadanos y se adoptan en el marco de las competencias propias de los poderes públicos», sostiene la nota oficial. Sin embargo, un cierto número de organizaciones y particulares dicen disponerse a interponer demandas contra el Estado, al que acusan de conculcar derechos fundamentales.
05-06-2020 | Fuente: abc.es
Furia en México por el presunto asesinato de un joven a manos de la Policía
Crece la indignación en México ante un presunto caso de brutalidad policial. El jueves por la tarde ? madrugada en España? un grupo de manifestantes prendió fuego a tres coches policiales, un agente y la fachada del palacio de gobierno en Guadalajara durante una protesta por la muerte de Giovanni López, un mexicano de 30 años, que fue detenido el 4 de mayo en el municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos. Los familiares no supieron nada de Giovanni hasta el día siguiente, cuando falleció en un hospital de Guadalajara, la capital del estado de Jalisco. El jueves, las redes sociales se llenaron de mensajes expresando rechazo por la muerte del joven después de que está semana se difundiera el vídeo de su detención por no llevar mascarilla, de uso obligatorio por la pandemia. Según los manifestantes, Giovanni habría sido asesinado por la policía municipal, una acusación que se produce en medio del actual contexto de disturbios que experimenta EE.UU. por la muerte de George Floyd, asfixiado por un policía cuando estaba siendo arrestado. «Lamento los hechos, estoy a favor de resolver los problemas mediante el diálogo y sin el uso de la fuerza, soy partidario de la no violencia», dijo el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, durante una rueda de prensa el viernes. Sin embargo, López Obrador dijo que su gobierno no intervendrá ni investigará a los policías involucrados en el supuesto asesinato. Durante la protesta en Guadalajara los manifestantes pidieron que los presuntos culpables sean investigados, una demanda que fue escuchada por Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco. «Lo que pasó es una atrocidad, producto de la actuación de la autoridad municipal. No vamos a parar hasta que se haga justicia», dijo en redes sociales. «Los responsables pagarán por ello», sentenció Alfaro, quien no está afiliado a ningún partido político. No obstante, Alfaro criticó la violencia con la que se desarrolló la protesta. Las redes sociales y los medios de comunicación recogieron imágenes de policías y manifestantes enfrentándose con palos y piedras. Uno de los vídeos muestra cómo un hombre con el rostro cubierto por un pañuelo y gafas de sol rocía un líquido en la espalda de un policía y le prende fuego. Otros seis agentes resultaron heridos durante las cerca de dos horas que duraron los disturbios. Hubo 27 detenidos. «Fue un acto de violencia que nunca vimos en esta ciudad», dijo Alfaro, quien sugirió a continuación que López Obrador y su partido Morena podrían estar detrás de la manifestación. «Le pido al presidente que le diga a su partido [Morena] que ojalá estén midiendo lo que están haciendo, el daño que le están generando al país con este ambiente de confrontación, porque son ellos los que han generado todo esto que estamos viviendo», dijo. «Claro que no tengo absolutamente nada que ver. Si el gobernador tiene pruebas, que las dé a conocer», dijo López Obrador el viernes.
05-06-2020 | Fuente: abc.es
Así sería hoy Maddie McCann a los 17 años
La vida de Praia da Luz ya nunca ha vuelto a ser igual desde que desapareció sin dejar rastro en 2007 la niña británica Madeleine McCann, entonces con solo cuatro años. Y ahora esta idílica localidad del Algarve portugués se vuelve a sobresaltar con las novedades que llegan desde Alemania, porque un nuevo sospechoso ha puesto de nuevo el extraño caso en primer plano. La gran incógnita se mantiene: ¿Sigue viva la pequeña? La respuesta está en el aire, con un reguero de pistas desconcertantes que apuntan en una u otra dirección. Pero, si continúa en pie aquella rubita con aspecto angelical, ¿cómo sería hoy? ¿qué aspecto ofrecería? Suponiendo que se encuentre en alguna parte, Maddie tendría tendría 17 años, de modo que el misterio puede desembocar en nuevos giros bajo la hipótesis de que transcurran los meses y alcanzara la mayoría de edad. A la izda, aspecto de la criatura cuando desapareció. A la dcha. otra recreación - AFP De momento, las policías británica y alemana se han basado en las fotografías que se hallaban en su poder de aquella encantadora criatura para aplicar un innovador algoritmo que desarrolla un modelo de fisonomía virtual pero muy creíble. El resultado es que se difunden así unas imágenes de cómo estaría hoy físicamente la que todo el mundo recuerda como la frágil McCann. Llamamiento a la población Si alguien en Reino Unido, en Alemania, en Portugal o en España cree haber visto a esta joven, solo tiene que dirigirse a la policía y relatar lo que haya observado. Porque cualquier indicio (altura, ropa, similitudes) puede contribuir a resolver uno de los enigmas más complejos del mapa de las investigaciones policiales en la Unión Europea. De nuevo, regresa la pesadilla para los padres de la niña, K ate y Gerry, quienes han acudido recientemente al Tribunal de Estrasburgo. Lo hicieron en febrero, con el Brexit ya consumado, pero considerando que los antecedentes los autorizaban a recurrir otra vez a la justicia para interponer una demanda contra el inspector portugués Gonçalo Amaral, que fue apartado del caso y se lanzó a escribir un polémico libro titulado «La verdad de la mentira» (traducido al español y publicado por la editorial Esquilo) para defender la tesis de que el señor McCann es el responsable de la desaparición de su propia hija. Una teoría derivada de sus pesquisas personales mientras estuvo al frente del espinoso asunto. Y una teoría que ningún responsable policial ha vuelto a divulgar ni siquiera por asomo. Amaral desató una verdadera oleada de sorpresa, pero hoy se preserva completamente al margen de una controversia que quedó sepultada por todo tipo de reconstrucciones y detalles posteriores.
05-06-2020 | Fuente: elpais.com
¿Por qué el ingreso mínimo vital nace con estigma?
El desquicie de la política española divide a la población y dificulta hacer la pedagogía necesaria para que se entienda que esta ayuda es justicia social
04-06-2020 | Fuente: abc.es
Revuelta de generales, expresidentes y líderes republicanos y demócratas contra Trump
Donald Trump se enfrenta a la peor crisis gobernanza de Estados Unidos en décadas cada vez más aislado y ante un país en llamas. Han criticado su decisión de desplegar al Ejército para ahogar los disturbios todos sus predecesores vivos, demócratas y republicanos. Le han condenado algunos de los generales retirados más respetados de su generación. Le ha reprobado hasta la Iglesia Católica por medio del arzobispado de Washington. Y la mayoría de diputados y senadores republicanos guarda un clamoroso silencio cuando se les pregunta por él. Tan grande fue la conmoción de que el Gobierno desplegara el lunes a las fuerzas armadas para desalojar una manifestación pacífica frente a la Casa Blanca, que el fiscal general (ministro de Justicia) tuvo que salir este jueves, obligado, a reivindicar la decisión como propia, tratando de eximir a Trump de culpa. «No hubo una correlación entre nuestro plan táctico de ampliar el perímetro una manzana y la visita del presidente a la iglesia», dijo William Barr. El lunes, 25 minutos antes del toque de queda decretado en Washington, los antidisturbios cargaron contra manifestantes que protestaban en la plaza de Lafayette, justo ante la Casa Blanca, empleando granadas aturdidoras y gas pimienta. Tras el toque de queda, Trump salió de la Casa Blanca a hacerse una foto ante una iglesia cuyos bajos habían sido quemados el domingo. Generales críticos James Mattis, un respetado general del Marine Corps, ha criticado a Trump por «falta de madurez» y por «dividir en vez de unir» en un artículo publicado en la revista «The Atlantic». Otro general, John Allen, que fue comandante en Afganistán, dijo que la presidencia de Trump «bien puede ser el final del sueño americano». El almirante retirado Mike Mullen, que fue jefe del Estado Mayor Conjunto, añadió que Trump ha tratado a manifestantes pacíficos, ciudadanos estadounidenses, como «enemigos». La senadora conservadora Lisa Murkowski, de Alaska, dijo este jueves que las críticas del general Mattis a Trump son «bienvenidas y necesarias». Se suma al expresidente republicano George W. Bu sh, quien dijo antes que «quienes opten por silenciar voces no saben qué es este país, y cómo hacerlo mejor». Barack Ob ama y Jimmy Carter hicieron lo propio. Este último dijo: «Necesitamos un gobierno que sea como mínimo tan bueno como su ciudadanía, y desde luego somos mejores que esto». <blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Este es el momento en que el lunes los antidisturbios lanzaron gas pimienta a los manifestantes ante la Casa Blanca. <a href="https://t.co/m8jBU4kpeM">pic.twitter.com/m8jBU4kpeM</a></p>&mdash; David Alandete (@alandete) <a href="https://twitter.com/alandete/status/1268614719608217600?ref_src=twsrc%5Etfw">June 4, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Mientras, la Casa Blanca sigue acordonada, tras unas barricadas protegidas por antidisturbios y soldados tanto de la Guardia Nacional como del Ejército y la Fuerza Aérea. Cada tarde protestan ante ella miles de personas. Son días de clara confusión en la sede de la presidencia. El secretario (ministro) de Defensa, Mark Esper, dio el miércoles la orden de comenzar a replegar los casi 2.000 soldados que hay en la zona de la capital, y se vio obligado a corregir por orden de Trump, que no da su brazo a torcer. También dijo Esper en rueda de prensa en el Pentágono que no cree que este sea un momento de desplegar aún más las fuerzas armadas. Trump ha desplegado al Ejército en Washington porque la capital es un distrito federal, sin gobernador. En el resto del país son los gobernadores los que deben solicitar la movilización de tropas de reservistas dentro de la Guardia Nacional. Ninguno lo ha solicitado de momento, aunque en una llamada con ellos el lunes, Trump les llamó débiles, y dijo que se arriesgan a parecer «una panda de idiotas».<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Refuerzos permanentes tras las nuevas verjas instaladas en la Casa Blanca. Imponente movilización: Servicio Secreto, la Guardia Nacional (reservistas que son parte de las Fuerzas Armadas), Guardia Forestal, la Agencia Antidroga, el FBI, el Servicio de Prisiones.. <a href="https://t.co/m7u9GCp1vC">pic.twitter.com/m7u9GCp1vC</a></p>&mdash; David Alandete (@alandete) <a href="https://twitter.com/alandete/status/1268152948430901249?ref_src=twsrc%5Etfw">June 3, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Una imponente masa de uniformados lleva desde el domingo apostada en torno a la residencia del presidente, sin identificarse. Entre ellos hay antidisturbios y soldados de uniforme, todos con chaleco antibalas y casco. La presidenta de la Cámara de Representantes del Capitolio, la líder demócrata Nancy Pelosi, escribió al presidente este jueves para pedirle una lista completa de los departamentos implicados en ese dispositivo. «La creciente militarización y la falta de claridad pueden provocar el caos», dijo Pelosi.
04-06-2020 | Fuente: elmundo.es
La Justicia condena al Gobierno de Aragón por no suministrar material de protección a los sanitarios frente al coronavirus
La Administración debió actuar "según el principio de precaución, acorde con ese nuevo orden que evidenciaban las coordenadas expuestas", dice el Juzgado de lo Social de Teruel 
04-06-2020 | Fuente: abc.es
La Corte Suprema de Colombia abre una investigación contra Álvaro Uribe por escuchas de militares
El expresidente colombiano Álvaro Uribe Vélez genera amores y odios, pero pocas sentencias judiciales. El martes, un nuevo llamado de la Corte Suprema de Justicia vuelve a cercarlo a las salas de audiencias, esta vez en fase de indagación previa, recinto que ha visitado en más de una ocasión quien fuera el mandatario de los colombianos entre 2002 y 2010 y el político más influyente y cuestionado de este siglo en el país suramericano. La sala de instrucción de la Corte esta vez lo vincula al caso de las escuchas ilegales por parte de la inteligencia militar, sucedidas en 2019, pero que se hicieron públicas el mes pasado, justo cuando los colombianos estaban bajo llave por cuenta del coronavirus. El escándalo se regó como pólvora pues las famosas escuchas ilegales o «perfilamientos», como son registrados en el documento publicado originalmente por la revista Semana, no solo fueron a políticos, periodistas locales e internacionales, defensores de derechos humanos y abogados, sino a uno de los asesores cercanos del propio presidente Iván Duque, el pupilo del hoy senador Uribe Vélez, a quien el partido que lidera llevó a la Casa de Nariño. Toda esta historia de espionaje, intrigas y traiciones sale por capítulos, en ese clásico desgaste de la justicia colombiana que avanza poco, pero da mucho de qué hablar, no siempre para bien. Este nuevo llamamiento realmente se remonta a un anónimo que llegó a la Sala Especial de Instrucción de la Corte, a finales de 2019, correo electrónico que indicaba que esas escuchas tenían como destinatario final al expresidente Uribe. De allí se desprende este llamado que, con fecha del pasado 15 de mayo, para el abogado de Uribe Vélez, Jaime Granados, no es más que una actuación rutinaria y «un escándalo mediático sobre un caso que, además de ser absolutamente inmeritorio, apenas obedece a un trámite normal de la justicia», dado que la Sala tiene la obligación de investigar todo lo que llega a sus manos. Pero otras cosas piensan los detractores de Uribe, quien a su haber tiene 20 procesos en etapa preliminar y uno solo ha avanzado a etapa de instrucción por cuenta de la supuesta manipulación de testigos (soborno y fraude procesal) que habría hecho para que un exparamilitar no lo involucrara como parte del nacimiento de las Autodefensas en su departamento natal, Antioquia, un asunto que lo persigue desde hace años y sobre el cual se especula que tendría algún vínculo con estos ejércitos ilegales de derecha, tema en el que su hermano, Santiago Uribe Vélez sí está involucrado en un proceso, acusado por la Fiscalía de auspiciar a grupos paramilitares y crear a los infames Doce Apóstoles, juicio que se dilata a pesar de estar ya en etapa de proferir una sentencia definitiva. El caso por manipulación de testigos está en pausa mientras el magistrado César Reyes Medina decide si vincula a Uribe Vélez formalmente al proceso penal, ordena su captura y lo llama a juicio, o si precluye. Este caso ha pasado ya por las manos de otros dos magistrados y es considerado como una papa caliente pues es el que más posibilidades tendría de llevar a Uribe Vélez ante los estrados, dado que las demás indagaciones preliminares vigentes están abiertas por denuncias de calumnia y difamación, principalmente. El tema del supuesto interés de Uribe Vélez por las escuchas no es nuevo. En medio del revuelo, ha vuelto a surgir el recuento de la larga pelea entre la Corte Suprema de Justicia y el expresidente por cuenta de las chuzadas, como se le dice en Colombia a las oídas ilegales, que miembros de esa corporación sufrieran en tiempos de la presidencia de Uribe Vélez, precisamente los magistrados que llevaban los casos de acusación de su supuesto auspicio a las Autodefensas Unidas de Colombia, el más poderoso y violento grupo paramilitar del país, en épocas en que el senador fuera gobernador de Antioquia (1995- 1997). El mismo grupo con el cual durante su presidencia hizo una desmovilización, entre los años 2003 y 2006.