Infortelecom

Noticias de justicia

29-04-2020 | Fuente: abc.es
La UE abre expendiente sancionador a Polonia y pone en duda la limpieza de sus próximas elecciones
La Comisión Europea ha enviado a Polonia una carta comunicándole la apertura de un expediente sancionador, por ignorar todas las advertencias previas en las que le reprochan que la reforma de su sistema judicial «compromete la independencia de los jueces» y «está en contra de los principios de la Unión Europea». La carta es el primer paso para que se ponga en marcha una nueva fase del mecanismo previsto en el artículo 7 del Tratado y que desemboca en sanciones contra este país. La comisaria de Justicia, Vera Jurova, que ha hecho pública esta decisión, dijo que la Comisión «invita al Gobierno polaco a que atienda nuestras preocupaciones» y cambie la ley en cuestión. Teniendo en cuenta las circunstancias especiales, la Comisión ha dado dos meses en vez de uno, como es habitual, para que el Gobierno polaco envíe sus alegaciones a la carta, antes de poner en marcha la vía de las sanciones. Para la Comisión sus objeciones «están basadas en firmes evidencias jurídicas». Además, la comisaria Jurova también dio a entender que la Comisión tiene «serias preocupaciones» de que las medidas extraordinarias que han previsto en este país para la elección presidencial del 10 de mayo puedan no ser conformes a los principios de la legislación europea. Para no suspender esa convocatoria electoral, el Gobierno ha decidido que no haya campaña y que todos los ciudadanos voten por coreo. «Hemos dicho a las autoridades polacas que esperamos que las elecciones se desarrollen con todas las garantías» dijo la comisaria checa antes de añadir que ?si fuera una ciudadana polaca me estaría haciendo muchas preguntas? sobre el funcionamiento del proceso electoral.
29-04-2020 | Fuente: abc.es
Prisioneros argentinos
Prisioneros de sus delitos y de la ley, los reclusos de la cárcel de Villa Devoto, en Buenos Aires, se amotinaron. La población confinada reclamaba los mismos derechos que los de los delincuentes de guante blanco. Dicho de otro modo, de condenados como el ex vicepresidente Amado Boudou o Luis D´Elía, el piquetero pro iraní que asaltó una comisaría y algunos artículos del Código Penal. Boudou, el que se «afanó» la imprenta de papel moneda, y D´Elía, pasaron de estar en la celda a compartir cuarentena en sus viviendas junto a sus familias. El argumento para su liberación fue que, entre rejas, existía la posibilidad de contagio de Coronavirus. Su liberación prendió la chispa de la rebelión, que se convirtió en amago de incendio por el agravio comparativo, en otras cárceles de Argentina. El Gobierno de Alberto y de Cristina Fernández, por intermedio del secretario de Justicia y director del Sistema Penitenciario, se sentó a negociar antes de que el sistema penitenciario estallara por la violencia de las protestas. Su interlocutor, Guillermo Alvarez, alias el concheto (pijo), es un condenado a cadena perpetua por asesinar a cuatro personas. El primer motín en la ciudad (hubo otros en la provincia con muertos), el de Devoto, quedó sofocado pero las negociaciones, con el mismo portavoz de los presos (todos con móviles), huelgas de hambre y amenaza de nuevos motines, continúan pese a que más de mil reos han salido ya. Alberto Fernández, lejos de censurar la manga ancha con internos peligrosos (incluidos violadores), consideró oportuna la amnistía encubierta y ejecutada por medio de los suyos. El presidente sabe que, por ese camino, la responsabilidad por la previsible ola de crímenes de los reincidentes será adjudicada a los jueces y no a él. De paso, en la estampida, libera a sus viejos compañeros de Gobierno y da satisfacción a su vicepresidenta, mas «avivada» que el resto, al blindarse con los fueros para estar lejos del calabozo y quizás, del Coronavirus.
27-04-2020 | Fuente: elmundo.es
Pablo Casado anuncia que no "va a apoyar el decreto" del Gobierno contra el colapso de la Justicia pese a que el PP no le puso objeciones
En la reuniones mantenidas entre el ministro de Justicia y el responsable del ramo del PP no se pusieron objeciones a las "líneas generales" del decreto-ley. 
27-04-2020 | Fuente: elmundo.es
Pablo Casado anuncia que el PP no "va a apoyar el decreto" del Gobierno contra el colapso de la Justicia
Critica que una ley orgánica se quiera modificar con un real decreto, y se queja de que Sánchez no le ha planteado nada: "Ni un papel" 
25-04-2020 | Fuente: abc.es
Jair Bolsonaro y Sergio Moro protagonizan un nuevo cruce de acusaciones en las redes sociales
El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, ha reprochado este sábado al ya exministro de Justicia y Seguridad Pública, Sergio Moro, que le apoyó cuando éste fue cuestionado por las filtraciones del caso de corrupción «Lava Jato» en el que trabajaba Moro y que propició la condena del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva. «Las filtraciones de "Lava Jato" comenzaron en junio de 2019. Fueron filtraciones sistemáticas de conversaciones con Sergio Moro con miembros de la Fiscalía. Buscaban anular procesos y acabar con la reputación del exjuez. En julio (los partidos) PT (de Lula) y el PDT pidieron prisión contra él. En septiembre llegaban al Tribunal Supremo. Bolsonaro en el desfile del día 7 hizo eso», ha publicado Bolsonaro en Twitter en un mensaje acompañado de una fotografía del presidente apoyando su mano en el hombro de Moro. Bolsonaro compara así las filtraciones que perjudicaban a Moro con las declaraciones por parte de Moro cuestionando la destitución del director de la Policía Federal, Maurício Valeixo: «El presidente me dijo que quería colocar una persona afín, que le pudiese pasar informaciones, informes de Inteligencia. El papel de la Policía no es facilitar ese tipo de información», reveló Moro. En respuesta a las palabras de Bolsonaro de esta mañana, Moro, nombrado ministro tras la victoria de Bolsonaro en las presidenciales tras anularse la candidatura de Lula, ha publicado su propio mensaje en redes sociales. El mensaje incluye el enlace una noticia que relata cómo Moro pidió investigar al portero de una finca de Bolsonaro en el caso de homicidio de la activista política Marielle Franco. «Sobre la reclamación en la red social del señor presidente sobre una supuesta ingratitud: yo también apoyé al presidente de la república cuando él fue injustamente atacado. Pero preservar la Policía Federal de la interferencia política es una cuestión institucional, de Estado de Derecho, y no de relaciones personales», ha indicado. El viernes Moro y Bolsonaro cruzaron una serie de mensajes sobre la intención de Bolsonaro de destituir al director general de la Policía Federal. Moro explicó que le dijo a Bolsonaro que no tenía «ningún problema» en cambiar al director de la Policía, siempre y cuando hubiese una razón justificada, por ejemplo «un error grave» por parte de Valeixo.
25-04-2020 | Fuente: abc.es
Miles de italianos piden justicia por la muerte de sus familiares y se abre una investigación por «epidemia culposa»
«Queremos justicia». Este es el grito que hoy expresan con rabia infinita miles de italianos ante la tragedia del coronavirus. La curva de la difusión de la pandemia desciende, pero crece la ira de los familiares de los muertos. Las cifras oficiales indican que son más de 26.000 los fallecidos, pero habría que añadir otros 10.000, según un estudio interdisciplinar de científicos hecho público en esta semana. Los familiares quieren saber la verdad: Por qué ha habido tantos errores en la gestión de la Covid-19 y cuáles se podrían haber evitado. La máquina para descubrir la verdad se ha puesto en marcha. Toda Italia piensa hoy en cómo será la fase 2, la disminución de las draconianas medidas para impedir la difusión del coronavirus. Pero al mismo tiempo se comienza ya a perfilar la que, que según el periódico digital Linkiesta, podría ser «la fase de la criminalización del contagio», es decir, «la pandemia se convertirá en un gran juicio colectivo». La máquina ya la ha puesto en marcha la fiscalía de Bérgamo (Lombardía). La magistrada María Cristina Rota ha abierto una investigación por «epidemia culposa», es decir, por considerar que pueden haberse realizado actos u omisiones por imprudencia o negligencia. Otras fiscalías están investigando qué pudo suceder en algunas residencias de ancianos donde hubo muertes por coronavirus, en las que hubo errores y denuncias de familiares. Investigación judicial La acción de la fiscalía de Bérgamo llega después de que se creara en Facebook el grupo «Nosotros denunciaremos», que cuenta ya con casi 50.000 personas. Se recogen testimonios dramáticos de familiares que perdieron a sus seres queridos en el silencio y hoy piden en alta voz justicia. Solo quieren que haya luz sobre las eventuales responsabilidades. Hay rabia, pero no pretenden venganza ni compensación económica. El grupo lo creó, junto a su hijo Stefano, Luca Fusco de Bergamo, 60 años, tras fallecer su padre y una tía por coronavirus. De la iniciativa se han ocupado los periódicos y televisiones de Italia, incluidos telediarios y programas de los canales públicos de la RAI, así como los principales medios internacionales, desde el Guardian al New York Times. Luca Fusco, economista, explicó a ABC los objetivos y la repercusión que está teniendo el grupo de Facebook: «Nosotros solo queremos justicia por los 30.000 muertos, no nos interesan las compensaciones económicas, solamente queremos que quien ha cometido errores y es responsable, quien no ha querido ver lo que estaba sucediendo, responda con su responsabilidad; eso lo decidirá un juez, nosotros no somos jueces. La semana próxima constituiremos un comité para constituirnos parte civil en la investigación que ha abierto la fiscalía de Bérgamo porque la magistratura ha visto que hay cosas que no han funcionado. Lo que nosotros pretendemos es que haya un sistema que funcione, para evitar que se repita otra situación parecida. Queremos la verdad. Y que se busquen las eventuales responsabilidades de las autoridades, hasta llegar si es preciso a los ministros y al jefe del gobierno». Luca Fusco sigue muy de cerca la situación en España y ve similitudes con la situación que se ha creado en Lombardía, la región más afectada por la epidemia (oficialmente, con más de 13.000 muertos, la mitad de los fallecidos en todo el país): «Seguimos muy de cerca lo que sucede en España -nos dice Fusco-; aún no logramos comprender en Italia cómo es posible que, dos semanas después de que el coronavirus explosionara en Italia, las autoridades españolas cayeran en ciertos errores, es alucinante. Si hubieran decidido antes la clausura? por ejemplo en Madrid, con motivo de la Fiesta de la Mujer, el 8 de marzo, si hubieran eliminado la manifestación habrían evitado miles de muertos, porque habrían parado la difusión del virus; en España no se podía no saber que en Italia se estaba produciendo una catástrofe». En el Guernica de Picasso Con emoción, Luca Fusco recuerda que se ha vivido una «hecatombe que se ha llevado por delante casi toda la generación que había construido la Italia posterior a la Segunda Guerra Mundial». Para describir la tragedia evoca el Guernica: «La mejor imagen de lo que hemos vivido está en el Guernica de Picasso: Nosotros estábamos bajo las bombas que eran los virus y no podíamos escapar, ni movernos; solo teníamos que esperar que la bomba no nos cayera sobre la cabeza; esta situación en Europa, en el año 2020, no es posible. Han muerto también médicos, enfermeros, policías.. no estábamos preparados con sistemas de protección, sin mascarillas?Parecía un país del tercer mundo, no de Europa». Luca Fusco asegura que jamás se hubiera imaginado vivir una experiencia tan dramática: «La sensación de angustia ha sido increíble; a mi edad, sesenta años, jamás hubiera imaginado tener que vivir algo parecido: La angustia por uno mismo, por sus seres queridos, por tus amigos?algo devastador, alucinante». Pasada la emergencia sanitaria, será el tiempo de la justicia, para exigir eventuales responsabilidades y llegar a la verdad. Mientras, reconoce Luca Fusco, solo hay rabia y lágrimas entre los familiares de los muertos: «Veo o leo historias y me pongo a llorar como un niño?». En Italia no solo está el grupo de Luca Fusco en Facebook. Hay ya varios y surgirán más. La rabia se extiende por el país. Elena Gazzolla, abogada en Codogno, la ciudad de Lombardía donde surgió el foco de la epidemia el 21 de febrero, ha manifestado a The Guardian: «Los abogados están estudiando el tema y recopilando documentos para eventuales procesos judiciales o compensación por daños», dijo Gazzolla al diario británico, confirmando que hasta ahora ha sido contactada por cinco personas que han perdido a sus seres queridos. Según la abogada, «hay muchos, muchos aspectos a considerar». Elena Gazzolla espera que varios grupos emprendan muchas acciones legales una vez que la emergencia haya terminado.
24-04-2020 | Fuente: marca.com
"Es una vergüenza, una injusticia deportiva tremenda"
  Leer
24-04-2020 | Fuente: abc.es
Dimite el ministro de Justicia de Bolsonaro por «interferencias politicas» en la lucha contra la corrupción
Símbolo de la Operación Lavacoches, y uno de los principales garantes del Gobierno del brasileño, Jair Bolsonaro, el juez Sergio Moro, renunció este viernes a su cargo de 'Super' ministro de Justicia y Seguridad Pública, disparando una metralladora giratoria contra el polémico mandatario, y dejándolo aún más frágil en un momento en que se acumulan en el Congreso una serie de pedidos por su destitución. El exjuez, de 47 años, famoso por llevar al popular expresidente Luiz Inácio Lula da Silva a la prisión (2018), hizo el anuncio después de que Bolsonaro sustituyese a uno de los principales cuadros de su ministerio, el jefe de la Policía Federal (PF), Mauricio Valeixo, principal brazo de las investigaciones judiciales, para substituirlo por un nombre de su confianza , en el momento en que su hijo mayor, el senador Flavio Bolsonaro, es investigado por desvíos de fondos públicos. «La interferencia política puede llevar a relaciones impropias entre el director de la PF y el Presidente de la República. No puedo estar de acuerdo. No tengo como continuar sin condiciones de trabajo y sin preservar la autonomía de la PF. El presidente me quiere fuera del cargo», afirmó Moro en una declaración que le ha puesto los pelos de punta a los militares que apoyan al ultraderechista. Según el diario O Estado de São Paulo, militares de alta patente del Gobierno, se manifestaron «perplejos» y en «choque» con la entrevista de Moro al dejar el cargo. Uno de los generales entrevistados consideró la presión de Bolsonaro, un «suicidio» político y dijo que el presidente ahora es en «zombi». La analista de política del mismo diario, Vera Magalhães, comentó que Moro se vuelve con su discurso «gravísimo» en el principal motivo para un poceso de destitución contra Bolsonaro, al dejar clara su intención de interferir en investigaciones, tener acceso a informes de inteligencia e insinuar que quiere acceso a las averiguaciones sobre el caso de su hijo, en trámite en la Corte Suprema. Otra declaración de Moro que sorprendió fue cuando comparó el comportamiento de Bolsonaro al de los expresidentes Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, los principales blancos de la Operación anticorrupción que encabezó. «Imaginénse si en la Lavacoches, un ministro o entonces, la presidenta Dilma o el expresidente (Lula) llamasen a cada rato al superintendente de Curitiba (sede de la operación) para pedir informaciones», comparó el exministro para dejar muy evidentes las presiones de Bolsonaro y su falta de compromiso con la democracia y la ética. Moro, además, también se distanció de la forma en que Bolsonaro conduce el combate a la Covid-19, presionando a que los brasileños vuelven a las calles, y destituyendo la semana pasada al ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, que insistía en la necesidad de una cuarentena más larga, justo en el momento en que la curva de contagios está en ascenso. El coronavirus ha sido uno de los asuntos que viene restándole popularidad al presidente, que desde que asumió el cargo, en enero del año pasado, no ha mostrado resultados ni en el área económica ni en la lucha anticorrupción, dos de los principales temas que justificaron su elección. En la última encuesta Datafolha, el 51% de los brasileños admitió que Bolsonaro empeora la lucha contra la pandemia. Aislado por todos lados, Bolsonaro está en el peor momento de su Gobierno. El juez Moro Sergio Moro, que deja el Gobierno Bolslonaro tras 16 meses, fue el implacable juez que condijo los procesos de investigación contra el expresidente Lula da Silva y los principales nombres de su Partido de los Trabajadores (PT), en la que fue la mayor operación anticorrupción de la historia brasileña. Las investigaciones llevaron a la prisión de Lula en abril de 2018, de donde salió en noviembre del año pasado. La operación reveló, desde 2014, una red de corrupción sustentada por constructoras y servida por la estatal brasileña Petrobras, que abastecía las cuentas de empresarios y de políticos de todos los partidos. Los tentáculos de esa red, llegaron a paraísos fiscales y encontraron refugio en empresas europeas, africanas y en Estados Unidos. Moro, que sigue gozando de alta popularidad y le hace sombra a Bolsonaro, vio su imparcialidad cuestionada cuando se subió al Gobierno de un político polémico que nunca estuvo precisamente asociado a la ética. Bolsonaro llegó al poder, desconocido por buena parte de la población, con un discurso de «nueva política», tras haber sido militar y diputado durante tres décadas, sin aprobar un solo proyecto. Imparcialidad manchada El exministro también tuvo su imparcialidad manchada por la filtración de mensajes que mostraron que él y los principales jueces de la operación tenían intereses políticos y asumían una persecución contra los líderes del PT. Los diálogos de WhatsApp filtrados por el portal The Intercept, Glenn Greenwald, fueron publicados e investigados por los principales diarios brasileños. Con su salida y su fuerte popularidad, Moro deja el Gobierno antes que se hunda y se convierte en uno de los nombres que suenan para suceder al actual Gobierno.