Infortelecom

Noticias de justicia

05-05-2020 | Fuente: abc.es
Keiko Fujimori sale en libertad bajo fianza y se somete a la prueba del Covid-19
Keiko Fujimori, hija del expresidente peruano Alberto Fujimori (1990-2000) y líder del movimiento político fundado por su padre, salió este lunes en libertad por segunda vez en cinco meses después de que la Justicia revocase nuevamente la medida de prisión preventiva por presunto lavado de dinero. Fujimori fue puesta en libertad condicional en el momento más crítico del pandemia del Covid-19 en Perú, después de que denunciase el riesgo de contraer el coronavirus en la cárcel igual que decenas de mujeres ancianas, embarazadas o con hijos menores de 3 años con las que compartió reclusión en la misma cárcel. La líder del partido fujimorista Fuerza Popular abandonó la prisión de mujeres del distrito limeño de Chorrillos en torno a las 16:00 hora local (21:00 GMT), en un momento muy distinto a la gran expectación que suscitó la misma salida de la cárcel el pasado noviembre. Esta vez Fujimori atravesó rápidamente un pasillo de policías para tomar un taxi donde estaba su hermano mayor Hiro. Al frente, algunos periodistas gráficos fueron los únicos testigos del momento, a los que Fujimori dedicó un breve saludo. En ese mismo lugar hace cinco meses, un tumulto de periodistas se agolpaba en torno a la pequeña puerta del penal y cientos de simpatizantes la aclamaban hasta el automóvil familiar mientras se abrazaba con su esposo Mark Vito, que había acampado varios días frente a la prisión. Desde la cárcel, Keiko se dirigió a su domicilio familiar, en el distrito limeño de Surco, donde ya le esperaba un empleado de un laboratorio privado para practicarle una muestra rápida y otra molecular (PCR) de descarte del virus SARS-CoV-2, que ya ha matado en Perú a más de 1.300 personas y contagiado a más de 47.000. Antes de abandonar la prisión, Fujimori ya había adelantado en sus redes sociales que no se reuniría con su familia hasta estar completamente segura de no tener el virus. Mientras tanto, Mark Vito y sus dos hijas permanecen en el domicilio de Susana Higuchi, la madre de Keiko. Las hacinadas prisiones de Perú, que albergan a 97.500 presos cuando su capacidad es para poco más de 40.000, se han vuelto un gran foco infeccioso del coronavirus que ha causado la muerte de al menos 30 presos y el contagio de otros 600, y entre los funcionarios penitenciarios también hay no menos de 7 muertos y 180 infectados. Ante esta situación, la Segunda Sala Penal de Apelaciones Nacional Especializada en Delitos de Crimen Organizado otorgó el jueves la libertad condicional a Fujimori bajo fianza de 70.000 soles (unos 20.500 dólares). Según esa resolución, Fujimori deberá comparecer ante el juzgado una vez al mes, no cambiar de domicilio sin avisar antes al juez que tutela la investigación y no comunicarse con los demás imputados en la investigación. Sobre esta última condición la abogada de Fujimori, Giulliana Loza, explicó que han pedido una aclaración al tribunal y hasta que no llegue su patrocinada no mantendrá contacto con su marido, su madre ni con ella. Precisamente la razón por la que Fujimori estaba en prisión preventiva era el peligro de fuga y la obstrucción de la investigación tras reconocer varios testigos del caso que habían sido presionados para no declarar contra la máxima responsable del partido fujimorista. La heredera del expresidente Fujimori ingresó por primera vez en prisión preventiva a inicios de noviembre de 2018 y logró recuperar la libertad a finales de noviembre de 2019 gracias a una polémica decisión del Tribunal Constitucional, pero dos meses más tarde la Justicia ordenó que volviese a prisión provisional hasta este lunes. Durante su tiempo encarcelada, Keiko perdió todo el poder político que tenía tras las elecciones de 2016, pues el Congreso que el fujimorismo dominaba con mayoría absoluta fue cerrado constitucionalmente por el presidente, Martín Vizcarra, y el capital electoral quedó reducido a una mínima fracción a causa de las serias acusaciones de corrupción.
05-05-2020 | Fuente: abc.es
Netanyahu pone en marcha el proyecto de ley para anexionar las colonias de Cisjordania a Israel
Mientras los abogados de Benjamín Netanyahu comparecían ante el Tribunal Supremo para defender que un imputado por corrupción puede formar gobierno, el partido del primer ministro presentó ante el Parlamento el proyecto de ley para poner en marcha la anexión de todos los asentamientos judíos de Cisjordania y del Valle del Jordán. Se trata de una promesa electoral de Netanyahu que cuenta con el amplio apoyo de la Cámara, por lo que los medios israelíes aseguran que saldrá adelante. El Likud apeló a la política de hechos consumados y dio el primer paso de manera independiente al «Plan del siglo» de Donald Trump, que también recoge la anexión, pero que contempla a cambio la creación de un Estado palestino en un plazo de cuatro años, lo que amplios sectores del parlamento consideran una amenaza. La Liga Árabe calificó el plan de anexión como «un nuevo crimen de guerra» y los embajadores del Reino Unido, Bélgica, Francia, Alemania, Irlanda, Italia, los Países Bajos, España, Suecia y el Embajador Adjunto de la UE comunicaron al Ministerio de Asuntos Exteriores israelí su rechazo a esta medida unilateral que supone un golpe definitivo a la solución de los dos Estados en la que trabaja desde hace décadas la comunidad internacional. La anexión de los asentamientos de Cisjordania será la tercera anexión realizada por los israelíes, que aplicaron esta estrategia que viola el derecho internacional con Jerusalén Este, en 1980, y los Altos del Golán, en 1981. La llegada de Trump a la Casa Blanca aceleró la política colonizadora israelí y desde noviembre Estados Unidos no considera «ilegales» unos asentamientos en los que más de 600.000 colonos viven entre unos tres millones de palestinos entre Cisjordania y Jerusalén Este. El jefe negociador palestino, Saeb Erekat, recordó a Netanyahu que «la anexión total o parcial de Cisjordania a Israel destruye cualquier posibilidad de llegar a una paz negociada entre las dos partes y consolida la discriminación y el racismo». Los medios locales adelantaron que en julio ya puede ser efectiva la anexión. El futuro de Netanyahu, en el Supremo El Parlamento tiene ya en sus manos el proyecto de ley, pero Israel carece de Gobierno y espera la decisión del Supremo sobre Netanyahu. Los once magistrados del Tribunal Supremo se reunieron por segundo día para analizar las ocho denuncias presentadas por organizaciones ciudadanas y un partido político, Yesh Atid, formación que estaba dentro de la coalición ?Azul y Blanco?, contra la posibilidad de que una persona imputada pueda formar gobierno y contra el pacto de gobierno de unidad alcanzado por Netanyahu y el exjefe de la oposición, Benny Gantz. Este acuerdo puso fin a un bloqueo político de más de un año en el que se tuvieron que realizar tres elecciones. La respuesta a estas cuestiones se podría hacer pública en las próximas 24 horas, pero parece que será favorable a los intereses del primer ministro en funciones, según el dictamen que transmitió a los jueces el fiscal general Avichai Mandelblit, el mismo que acusó al líder del Likud de corrupción. Mandelblit aseguró que no ve impedimento legal para que el procesado pueda liderar el próximo gobierno y consideró que el acuerdo alcanzado con Gantz presenta «dificultades (legales) importantes», pero que no lo invalidan. Superado este paso, Netanyahu tendrá que comparecer ante la Justicia el 24 de mayo, fecha prevista para el inicio del proceso al que se enfrenta por tres delitos de corrupción.
04-05-2020 | Fuente: elmundo.es
El ministro Campo: "Es absolutamente falso que se oculten datos sobre fallecidos por Covid-19"
El titular de Justicia critica en el Congreso que se trate de obtener "rédito político" con el "sufrimiento generado" en la crisis sanitaria. 
04-05-2020 | Fuente: abc.es
El juez «verdugo» de Lula da Silva amenaza también a Bolsonaro
«Nadie me dará un golpe», declaró este sábado el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en un veloz encuentro con sus simpatizantes frente a la residencia oficial, el Palacio de Alvorada. Bolsonaro lanzó la frase sin ningún contexto y con cara de pocos amigos antes de subirse al coche, sin informar a dónde se dirigía. El momento intempestivo, común en sus actos, resume la tensión en que se encuentra Brasil, bajo las voces que apuntan al tercer impeachment de su joven democracia. Acorralado, Bolsonaro está siendo investigado y cuestionado en varios frentes. El juez de la Corte Suprema, Celso de Mello, dio dos meses para que la Policía Federal (PF) interrogara al célebre exjuez, Sergio Moro ?principal garante del Gobierno Bolsonaro hasta su renuncia hace una semana? para averiguar las acusaciones que lanzó contra el presidente antes de dejar el cargo, entre ellas, de que habría tratado de interferir en investigaciones policiales que involucran a su familia. Llamado «Judas» por Bolsonaro, Moro se presentó el sábado en la sede de la Policía Federal en Curitiba, para declarar ante comisarios, acompañado por sus abogados. Durante ocho horas, el exministro presentó pruebas, entre ellas, el registro de 15 meses de conversaciones por WhatsApp, y respondió a preguntas sobre las graves acusaciones que hizo sobre el presidente. Se trata del mayor escándalo que afronta Bolsonaro desde que está en el poder. El resultado de las investigaciones que deben ir a las manos del Fiscal General de la República, Augusto Aras, pueden ser el material más importante para un proceso de juicio político contra Bolsonaro, o una acusación de falso testimonio contra el exministro de Justicia. Además de la vía judicial, la renuncia de Moro aumentó el número de peticiones de destitución entre los congresistas. Según el juez Mello, «los crímenes supuestamente practicados» por Bolsonaro parecen tener «íntima conexión con el ejercicio del mandato presidencial», lo que abre camino para su investigación. La petición del juez enumera siete posibles delitos cometidos por Bolsonaro, entre ellos prevaricación y obstrucción a la justicia. La tensión política ocurre en cuando Brasil está en el centro de la atención mundial por el aumento de casos de coronavirus, y cuando Bolsonaro se enfrenta contra la mayoría de gobernadores y alcaldes del país, que han mantenido las medidas de aislamiento social y de cuarentena. El mandatario y sus militantes han salido a las calles todos los fines de semana en marchas que piden la vuelta de la normalidad y de la economía. Bajada de popularidad En una de esas ocasiones, hace dos semanas, Bolsonaro acusó al Congreso y a la Corte Suprema de no dejarlo gobernar y apoyó los gritos de los manifestantes que pedían un Acto Institucional 5 (AI-5), el decreto con el que los militares confirmaron la dictadura en 1964. Criticado por políticos y por la opinión pública, que consideraron la actuación del presidente un motivo para destituirlo, Bolsonaro retrocedió, dijo que no había apoyado a los manifestantes y elogió la democracia. Una encuesta de Datafolha, publicada esta semana muestra que mientras un 45% de los brasileños apoya un «impeachment» en el Congreso, el 48% piensa lo contrario. Al mismo tiempo, su popularidad cae, en medio de caceroladas que han aumentado frente a la pandemia. El número de quienes consideran su Gobierno regular cayó del 32% en diciembre, al 26% esta semana; y el de los que lo califican de malo o pésimo subió del 36% al 38%. «La destitución es la última opción», declaró Luis Roberto Barroso, uno de los más antiguos ministros de la Corte Suprema, en una entrevista publicada el sábado en el diario O Estado de São Paulo. «Los hechos deben ser serios y demostrados», afirmó el juez sobre la posibilidad de que Brasil tenga su tercer juicio político en tres décadas, después de Fernando Collor de Mello (1992) y de Dilma Rousseff (2016). Barroso, que presidirá la Corte Electoral a partir del 25 de mayo, asumirá uno de esos procesos que pueden llevar a la destitución. El más importante, sin embargo, es el que tramita en la Corte Suprema, iniciado por Celso de Mello, a partir de la denuncia de Moro, que apunta la interferencia del mandatario en la Policía Federal (PF). Hijos investigados Uno de los motivos de la salida de Moro fue el deseo de Bolsonaro de cesar al hombre de confianza del exjuez en la PF, Mauricio Valeixo, para sustituirlo por un amigo de sus hijos, el comisario Alexandre Ramagem, en un momento en que la organización investiga a dos de los cuatro hijos del presidente. El mayor, el senador Flavio Bolsonaro, es investigado por desvío de recursos públicos y por vínculos con grupos paramilitares en Río de Janeiro;mientras que el concejal Carlos Bolsonaro lo es por producción y difusión de noticias falsas. Por esos motivos, el ministro de la Corte Suprema, Alexandre de Moraes, suspendió el nombramiento de Ramagem, provocando la furia de Bolsonaro, que demuestra no aceptar la convivencia entre tres poderes. «Quien manda aquí soy yo», gritó antes de aceptar que tendría que cumplir la orden.
03-05-2020 | Fuente: abc.es
Caracas afirma haber frustrado un «intento de golpe militar» por parte de un grupo de «mercenarios»
El ministro del Interior y Justicia, el general Néstor Reverol, anunció hoy que en horas de la madrugada frustraron una «invasión vía marítima», dirigida por «mercenarios» por las costas del puerto La Guaira, litoral de Caracas, donde resultaron unos 8 abatidos, varios heridos y detenidos. El general Reverol afirmó que el grupo de paramilitares procedía de la vecina Colombia, que entró a territorio venezolano con la supuesta intención de «asesinar» a líderes políticos y dar un golpe de Estado. «Estos terroristas intentaron ingresar en lanchas rápidas por las costas del estado de La Guaira pero gracias a la acción oportuna y efectiva de nuestra fuerza armada nacional bolivariana y de la fuerza y de acción especial y policiales de la Policía Nacional Bolivariana fueron abatidos unos y detenidos otros», dijo en la transmisión de la estatal Venezolana de Televisión. Según dijo en su cuenta de Twitter el periodista Román Camacho, fueron 8 los abatidos, entre ellos el capitán Robert Colina, alias Pantera y hay 2 personas detenidas. También se incautaron 10 fusiles, 1 pistola Glock 9mm, 2 ametralladoras AFAG, robadas del parque de armas del Palacio Federal Legislativo. El capitán Robert Colina Ibarra alias «Pantera», fue jefe de seguridad del ex ministro chavista Andrés Izarra, cuando éste estaba al frente de la cartera de Comunicación e Información. Hace dos meses, el actual ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, vinculó al capitán Robert Colina en el plan conspirativo que organizó el general Cliver Alcalá Cordones desde Colombia antes de entregarse a la justicia de Estados Unidos por cargos de narcoterrorismo. El mayor general retirado, Herbert García Plaza, refutó la versión ofrecida por el ministro Reverol de una supuesta invasión marítima en Macuto, La Guaira, y considera que pudiera tratarse de una guerra entre carteles de la droga. «Procedentes de Colombia y van a ingresar por el Norte de Venezuela y precisamente por Macuto ?Algo no cuadra de esa incursión. Será guerra entre cárteles de la droga pero incursión terrorista no parece ser y por eso la vocería se la dieron al Ministro del Interior y Justicia, uno de los capos de ese cartel», precisó el también ex ministro García Plaza.
01-05-2020 | Fuente: as.com
La justicia argentina prohíbe a Sebastián Villa salir del país
El futbolista de Boca no podrá salir de Argentina durante 30 días por temor a que regrese a Colombia tras ser acusado de violencia de género.
01-05-2020 | Fuente: abc.es
EE.UU. sanciona al régimen de Maduro para impedir que trafique con tecnología militar y radares
El Departamento de Comercio de Estados Unidos anunció nuevas sanciones y restricciones contra el régimen de Nicolás Maduro para evitar que adquiera o trafique con tecnología militar y de vigilancia estadounidense, informó el embajador Carlos Vecchio, representante del gobierno legítimo de Juan Guaidó en Washington. La medida busca impedir que países como Rusia, China y ahora con el puente aéreo de Irán , intenten a través de Venezuela comprar tecnología estadounidense que podría usarse en el desarrollo de armas, aviones militares o tecnología de vigilancia como radares mediante proveedores civiles. Igual afecta el mantenimiento de los aviones F-16 que posee Venezuela y patrulleras navales españolas que disponen de accesorios estadounidenses. Según indica la nota de prensa de la Embajada de Venezuela, el secretario de Comercio de EE.UU., Wilbur Ross, señala que «es importante considerar las ramificaciones de hacer negocios con países que tienen antecedentes de desviar bienes comprados a compañías estadounidenses para aplicaciones militares». «Ciertas entidades en China, Rusia y Venezuela han tratado de eludir los controles de exportación de Estados Unidos y socavar los intereses estadounidenses en general, por lo que nos mantendremos atentos para garantizar que la tecnología estadounidense no caiga en las manos equivocadas». Carlos Vecchio: «Una grave amenaza para la paz» Por su lado el embajador Carlos Vecchio calificó de «importante» la acción, afirmando que «esta medida evidencia lo que hemos venido denunciando: la dictadura de Nicolás Maduro es una grave amenaza para la paz, la estabilidad y la seguridad de toda la región, incluyendo los Estados Unidos. Sus vínculos con Irán, Rusia y China deben ser evaluados por la comunidad internacional que, como en este caso, debe actuar en consecuencia para contener el peligro». Para Vecchio, la medida del Departamento de Comercio complementa las acciones del Tesoro y del Departamento de Justicia de EEUU. «Envía un claro mensaje a todos quienes insisten en lucrarse del saqueo a Venezuela y del sufrimiento del pueblo venezolano. Ya no estamos hablando solo de compra de gases y elementos para la represión, esto evidencia que la banda criminal narcoterrorista encabezada por Maduro junto a grupos terroristas internacionales pudiera estar avanzando en otros fines en la región. Hacer negocios oscuros con el régimen narcoterrorista de Maduro, eludiendo las sanciones internacionales, definitivamente trae y traerá consecuencias». Las nuevas restricciones amplían los controles sobre los requisitos de licencia en China, Rusia y Venezuela para el suministro de elementos como equipos de semiconductores, sensores y otras tecnologías buscadas para uso final militar o para usuarios finales militares en estos países. También elimina una excepción de licencia para exportaciones, reexportaciones o transferencias (en el país) a usuarios finales civiles en países de preocupación de seguridad nacional para artículos controlados por Seguridad Nacional (NS). Igualmente, elimina las excepciones de licencia para la reexportación permisiva (APR). Según la página digital «Primer Informe» de Casto Ocando, los vuelos secretos de la iraní Mahon a la localidad venezolana de Punto Fijo en la península de Paraguaná, no solo estarían transportando material para reactivar la refinería de Cardón sino equipos militares, entre ellos radares de vigilancia y detección que podrían ser sujetos de sanciones y prohibiciones por parte de Estados Unidos en los próximos días.
01-05-2020 | Fuente: abc.es
Venezuela pide al Banco de Inglaterra que libere sus reservas de oro para hacer frente al coronavirus
Venezuela ha solicitado al Banco de Inglaterra que libere las reservas que tiene de oro venezolano, según informó la agencia Reuters citando fuentes gubernamentales, p ara combatir la epidemia del coronavirus, que se ha cobrado hasta el momento la vida de diez personas, según cifras oficiales. No hay confirmación de que el Gobierno de Nicolás Maduro haya recibido una respuesta, pero Londres ya dijo que no en el 2018 y en el 2019, aunque la solicitud se presentara por motivos distintos a la emergencia del Covid-19. El Banco de Inglaterra es uno de los mayores proveedores del servicio de custodia de oro a nivel mundial, y Venezuela tiene almacenadas en sus bóvedas aproximadamente 31 toneladas de oro, valoradas en más de 1,6 mil millones de dólares. Venezuela ha pedido, según las fuentes, que una parte sea vendida y el dinero sea invertido en la lucha contra el coronavirus en el país a través de la ONU. Según un portavoz del programa Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, «se ha abordado recientemente la exploración de mecanismos para utilizar los recursos del Banco Central de Venezuela en instituciones financieras fuera del país para financiar los esfuerzos en curso para abordar las urgentes necesidades humanitarias, de salud y socioeconómicas derivadas de la pandemia». La crisis del petróleo y las sanciones impuestas por Estados Unidos han dejado al país sin liquidez, y esta no es la primera vez que los chavistas piden la recuperación de sus activos. Hace poco más de un año, en febrero de 2019, Maduro exigió a Reino Unido la devolución de las reservas de oro, que cifró en «más de 80 toneladas». «Espero que la legalidad internacional sea respetada, que la justicia prime y que Venezuela no sea despojada de algo que le pertenece», aseguró entonces. Pero Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por más de medio centenar de países, incluido Reino Unido, solicitó tanto a la entonces primera ministra Theresa May como al Banco de Inglaterra que no devolviera las reservas, con el fin de protegerlas. Para Guaidó, la repatriación de esos activos pertenecientes a las reservas extranjeras del Banco Central de Venezuela, habría sido en ese momento una «transacción ilegítima». Maduro hizo otra solicitud en el 2018 que tampoco prosperó, y algunas fuentes señalaron que el gobierno de Estados Unidos ejerció presión sobre Londres para que la operación fuera denegada. Esta vez, el Banco de Inglaterra se ha limitado a declarar que «no da información sobre las relaciones con sus clientes». El ex jefe de ayuda humanitaria de la ONU, Jan Egeland, pidió esta semana que se levanten las sanciones contra Venezuela y otros países como Siria e Irán. «Temo que el lamentable tsunami de pobreza y hambre que vino con la pandemia sea peor que el virus», dijo Egeland en una rueda de prensa virtual en Ginebra.
30-04-2020 | Fuente: abc.es
China rechaza una investigación internacional «politizada» sobre el origen del coronavirus
China rechaza «resueltamente» aceptar una investigación sobre el origen del coronavirus porque considera que estaría «politizada» y «presumiría la culpabilidad» del gigante asiático, afirmó el vicemenistro chino de Asuntos Exteriores Le Yucheng, según un comunicado publicado hoy por ese departamento. «Apoyamos el intercambio entre científicos pero nos oponemos a que se siente a China en el banquillo de los acusados sin ninguna prueba y con presunción de culpabilidad», aseveró Le en una entrevista con la televisión estadounidense NBC, recogida en la nota de Exteriores. El diplomático indicó que no hay una «base» para llevar a cabo una investigación internacional y que ésta «solo contribuiría a estigmatizar a China». Desde hace semanas, Pekín y Washington han intercambiado acusaciones sobre el origen del virus, y en una reciente entrevista con la cadena Fox, el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, afirmó que el Ejecutivo chino «sabía del virus antes de que se decidieran a dar información al público». En respuesta, Le aseguró que «algunos políticos han politizado la pandemia», y que deben «luchar juntos» en lugar de culparse los unos a los otros. También defendió que las medidas que tomó China para controlar el brote fueron «abiertas, transparentes y responsables», y que el país «no ocultó ni retrasó ninguna información». «Debemos ser tratados con justicia» Además, Le Yucheng señaló que «hay que confiar en los expertos que han asegurado que el coronavirus proviene de la naturaleza» y, citando al director del Instituto de Virología de Wuhan, aseguró que es «imposible» que el virus surgiera allí, como han sugerido algunos políticos estadounidenses. Le recordó que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), «hasta la fecha se desconoce la fuente del SARS-CoV-2» pero todos los datos disponibles sugieren que tiene un origen animal y, por tanto, no sería un virus creado en un laboratorio. «China no ha causado la pandemia, es un desastre natural que también hemos sufrido. Somos una víctima del virus, no un cómplice. Además, China ha contribuido a combatir la pandemia. Culpar a China o pedirle a China una compensación es una farsa», afirmó. Según Le, China pagó un «precio muy alto» y «se sacrificó» para ganar tiempo: «Hemos pasado por un periodo muy difícil, pero hemos contenido el brote y ganado experiencia. Por eso, debemos ser tratados con justicia», dijo. También reiteró que China informó a la OMS sobre el virus el pasado 3 de enero y que el día 12 de ese mes anunció la secuencia de su genoma, «proporcionando importante información para el diagnóstico y el tratamiento, y para la investigación de una vacuna». «Y el 23 de enero se cerró la ciudad china de Wuhan, algo sin precedentes. Gobiernos como el de EE.UU. debían tener muy clara la gravedad del virus. ¿Por qué íbamos a sellar la ciudad si no?», se preguntó. Sobre si el Gobierno chino tardó demasiado en revelar la información disponible sobre el brote, o por casos como el de Li Wenliang, el doctor reprendido en diciembre tras alertar de que en el hospital donde trabajaba había un grupo de enfermos con síntomas de una neumonía similar a la del SARS ?que azotó a China en 2003? Le se limitó a decir que la respuesta de China fue «rápida». Mientras que el Gobierno de EE.UU. insinúa que se originó en un laboratorio, algunas autoridades chinas han promovido la teoría de que soldados estadounidenses introdujeron la enfermedad durante su participación en los Juegos Mundiales Militares de Wuhan el pasado octubre. El alto funcionario respaldó a los diplomáticos chinos que, según él, han defendido al país ya que tenían todo el derecho a expresar su indignación: «Trabajan muy duro y lo que les llegaba de los políticos de EE.UU. era abusivo, envilecía a China. No es aceptable, debían expresar su enfado», comentó. «Oímos comentarios muy negativos contra China, pero mucha gente también pide que los dos países se opongan a una nueva guerra fría. Podemos cooperar, debemos tener fe», añadió. Por último, Le también defendió el desempeño «profesional, pragmático y eficiente» de la OMS, y consideró que es irracional que EE.UU. haya decidido congelar su aportación al organismo en lugar de concentrar sus esfuerzos en combatir la pandemia.