Infortelecom

Noticias de justicia

29-02-2020 | Fuente: abc.es
Putin y Erdogan pactan una reducción de las hostilidades en la región siria de Idlib
Los presidentes de Rusia y Turquía, Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan, han pactado una reducción de las hostilidades en la región siria de Idlib tras la muerte esta semana de 36 militares turcos dentro de la ofensiva contra el bastión rebelde y yihadista que el Ejército sirio, con el respaldo de Moscú, está efectuando en la zona, donde Ankara tiene fuerzas desplegadas. «Las partes confirmaron su propósito de reducir las tensiones sobre el terreno mientras continúa la lucha contra los terroristas que fueron reconocidos como tales por el Consejo de Seguridad de la ONU, para proteger a los civiles dentro y fuera de la zona de distensión y brindar asistencia humanitaria urgente a todos los necesitados», según un comunicado emitido este sábado por el Ministerio de Exteriores ruso y recogido por la agencia oficial de noticias rusa, RIA Novosti. Estados Unidos ha señalado en las últimas horas a Rusia como responsable final de la nueva ofensiva siria al entender que las fuerzas de Damasco están completamente incapacitadas para progresar sin el respaldo aéreo y la ayuda estratégica que le proporciona el mando ruso. Mientras tanto, el presidente de Turquía ha informado este sábado que sus fuerzas militares han destruido fábricas de armas químicas del Ejército sirio dentro del contraataque lanzado esta semana contra las fuerzas de Damasco en represalia por la muerte de los militares. «Varios sitios, incluidos aeródromos, depósitos de municiones, sistemas de defensa aérea, hangares e instalaciones de producción de armas químicas resultaron incendiados y destruidos», ha declarado Erdogan en Estambul, en comentarios a los miembros de su partido Justicia y Desarrollo. «Desde ayer por la noche hemos destruido siete almacenes con materiales químicos», dijo Erdogan, alegando que más de 2.100 soldados sirios y casi 300 vehículos militares, incluidos 94 tanques, fueron destruidos. Erdogan ha asegurado que «los militares de Turquía se encontraban en Siria, y en Idlib», concretamente, «por invitación del pueblo sirio», pero no con la invitación del presidente Al Assad. Enfurecido, Erdogan ha declarado que comentó a Putin la posibilidad de dejar el asunto completamente en manos de Turquía. «Mientras el pueblo no nos proponga irnos, no saldremos de allí. Yo le dije a Putin: déjeme con el régimen cara a cara, nosotros haremos lo que haga falta», indicó el mandatario.
29-02-2020 | Fuente: elpais.com
La justicia global planea sobre la campaña electoral israelí
Los palestinos llevan a La Haya su denuncia de la ocupación mientras los partidos conservadores de Israel prometen más colonias
29-02-2020 | Fuente: abc.es
Turquía lleva la guerra de Siria a las fronteras de Europa
La tensión se desbordó ayer en la ciudad siria de Idlib tras la muerte de 33 soldados turcos en un bombardeo. Turquía, que ya ha perdido 54 militares este mes, activó una respuesta militar, con duros ataques contra el Ejército sirio; otra diplomática, a través de una conversación directa entre Recep Tayyip Erdogan y Vladimir Putin, que se comprometieron a adoptar «medidas adicionales» para normalizar a situación; y una tercera en la que dio luz verde a cientos refugiados a poner rumbo a las fronteras con la Unión Europea para presionar a Bruselas e intentar que logre mediar con Moscú. De esta forma, los combates en el norte de Siria tuvieron un reflejo directo en las fronteras de Grecia y Bulgaria, donde los emigrantes llegaron para intentar dar el salto a territorio europeo, pero se encontraron con las puertas cerradas y un fuerte despliegue policial. En Turquía hay 3,5 millones de refugiados sirios y otros 900.000 desplazados por los combates en Idlib esperan junto al muro de separación para poder acceder al país. El alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrel l, se dirigió a las partes en conflicto para advertirles del «riesgo de caer en una gran confrontación militar internacional abierta» y pidió que «la escalada actual se debe detener de manera urgente». Ante la llegada de refugiados, y para que no se repitan las escenas del verano de 2015, Borrell adelantó que «la UE considerará todas las medidas necesarias para proteger sus intereses de seguridad». Pese a la llegada de refugiados en autobuses, taxis o caminando por las carreteras principales, y seguidos periodistas de los medios turcos, el portavoz del Ministerio de Exteriores turco, Hami Aksoy, declaró que «como el país que más refugiados acoge del mundo, no hay cambio en la política de Turquía hacia los refugiados y solicitantes de asilo». Unas palabras diferentes a las del portavoz del partido islamista Justicia y Desarrollo (AKP), Ömer Çelik, quien apeló a una especie de ojo por ojo y declaró que «como resultado del ataque, los refugiados que están en Turquía se dirigen hacia Europa, y los que se hallan en territorio sirio se dirigen a Turquía». La noche del jueves fue muy larga en el frente. El ministerio de Defensa ruso emitió un comunicado en el que recogió que «los soldados turcos fueron alcanzados por fuego sirio cuando combatían junto a grupos terroristas», pero desde Ankara denunciaron que Moscú «conocía la posición de nuestros hombres» El jefe de la Presidencia de Comunicaciones del Gobierno turco, Fahrettin Altun, declaró que «se ha golpeado con apoyo de artillería y fuego aéreo todos los objetivos conocidos del régimen», pero no hizo alusión alguna a las fuerzas rusas, principales aliadas de Bashar Al Assad y responsables de controlar el espacio aéreo. Medios turcos elevaron a «más de trescientos» los soldados muertos en la operación de respuesta. Turquía invocó el artículo 4 del tratado de Washington, bajo el que cualquier aliado de la OTAN puede solicitar consultas cuando cree que su integridad territorial, independencia política o seguridad se ven amenazadas. Víctimas inocentes Este incremento de tensión se produjo cuando concluía el ultimátum dado por Erdogan a comienzos de mes a Bashar Al Assad para retirar sus tropas de las proximidades de sus doce puestos de observación establecidos a lo largo de la línea pactada con Rusia en 2018 y tras una jornada marcada por el avance turco y de sus milicias islamistas sirias aliadas, que lograron recuperar la estratégica ciudad de Saraqeb. El Ejército sirio no solo no ha hecho caso al ultimátum sino que, según declaraciones del ministerio de Exteriores recogidas por la agencia oficial Sana, adelantó que «no permitiremos que países occidentales y sus aliados terroristas locales controlen el país». El Ejército sirio, con ayuda de Rusia, avanza desde el 1 de diciembre y tiene el objetivo de recuperar el control de Idlib, provincia fronteriza con Turquía controlada por el brazo sirio de Al Qaida y donde Ankara tiene una red de puestos de observación. La semana pasada los sirios recuperaron el control de la autopista que conecta Alepo con Damasco, pero el jueves esta vía clave de comunicación volvió a ser cortada. Los turcos cuentan con miles de hombres desplegados en Idlib en apoyo a diferentes grupos locales islamistas que actúan baja la bandera del autodenominado Ejército Nacional Sirio. En apenas dos meses, 900.000 civiles han escapado de los combates, según las cifras de Naciones Unidas. Huyen hacia el norte, pero Turquía, que ya cuenta con 3,5 millones de refugiados, mantiene cerrada la frontera por lo que viven ahora en campos improvisados a lo largo de la línea fronteriza. En estos campos varios niños ya han muerto congelados debido a las condiciones extremas.
29-02-2020 | Fuente: elpais.com
Justicia a medias por el asesinato del periodista mexicano Javier Valdez
El conductor de los asesinos llega a un acuerdo con la fiscalía y pasará 14 años en la cárcel. El autor material irá a juicio, mientras que el intelectual sigue preso en EE UU
29-02-2020 | Fuente: elpais.com
La justicia global planea sobre la campaña israelí
Los palestinos llevan a La Haya su denuncia de la ocupación mientras los partidos en Israel prometen más colonias
28-02-2020 | Fuente: elpais.com
La justicia de EE UU paraliza la política de dejar a los demandantes de asilo bloqueados en México
Una corte de apelaciones frena la medida estrella del Gobierno de Donald Trump para reducir la inmigración en la frontera sur
28-02-2020 | Fuente: abc.es
José Daniel Ferrer acusa al régimen cubano de mentir durante su juicio de 13 horas
Desmejorado y «muy delgado», así pudieron ver a José Daniel Ferrer algunos de los testigos que fueron citados para testificar en su juicio, que tuvo lugar el miércoles y que duró algo más de 13 horas, según explicó a ABC la hermana del opositor cubano, Ana Belkis. Según relata, cinco fueron los testigos citados a declarar en favor de Ferrer, y los otros tres activistas detenidos ?Fernando González Vaillant, Roilán Zárraga Ferrer y José Pupo Pacheco?. Entre ellos, se encontraba Ebert Hidalgo Cruz, que el domingo fue detenido junto a su hijo y amenazado por agentes de la Seguridad del Estado con ser encarcelado si declaraba en favor de Ferrer. A pesar de ello, lo hizo ayer, aunque «apenas lo dejaron hablar porque dijo que la esposa de Sergio [el hombre que acusa a Ferrer de haberle retenido y causado lesiones] dio testimonio de que se cayó de una moto y fue presionado por agentes de la Seguridad del Estado para decir que había sido mi hermano», explica Ana Belkis. A pesar de la duración del juicio, que comenzó a las nueve de la mañana en el Tribunal Municipal de Santiago de Cuba y concluyó pasadas las 10 de la noche, José Daniel «apenas pudo hablar», ya que «no dejaban de interrumpirle». Eso no le impidió, según la información que ha obtenido Ana Belkis de familiares cercanos a Ebert Hidalgo, encararse contra el juez al que recriminó «porque no estaba prestando la debida atención a los testigos y estaba tergiversando lo que declaraban». Cuando tuvo oportunidad, Ferrer también acusó a la dictadura «por mentir, calumniar, asaltar el lugar donde vive y saquearlo constantemente». Y «por torturas y golpizas» que ha sufrido desde que fue detenido el pasado 1 octubre. Aunque se trataba de un juicio público, ningún observador internacional tuvo acceso para garantizar la transparencia de un proceso lleno de irregularidades ?pruebas fabricadas y testimonios falsos?, que el régimen ha sentenciado ya, como demostró un tuit colgado ayer ?y posteriormente borrado? por el Ministerio de Justicia de Cuba, En él afirmaba que Ferrer iba a tener «un juicio justo en el cual se le garantizaría su debido proceso, más de lo que tuvo el hombre que secuestró propinándole una severa golpiza. Es un delicuente común, no un preso político». Sentenciado antes del juicio Este tuit, acompañado por el hashtag #FerrerPresoPorDelicuente, se enmarca dentro de la campaña de desprestigio que el régimen ha urdido durante los últimos meses en las redes sociales y en medios públicos contra Ferrer, con el fin de desvirtuar la imagen exterior que se tiene del disidente como defensor de los DD.HH. en Cuba. Y condenarlo en el tribunal por un delito común, con el único fin de que la comunidad internacional, que ha reclamado su liberación durante los últimos meses, le dé la espalda. La sentencia ?la Fiscalía pide una pena de 9 años por los delitos de lesiones, privación de libertad y atentado contra Sergio García? será dada a conocer el próximo 12 de marzo a Ferrer, que no podrá comunicársela a su familia, por no tener derecho a llamadas. Está irá a la cárcel el 14 de marzo, cuando les será entregado el documento.
28-02-2020 | Fuente: abc.es
Londres amenaza con dejar en junio la negociación con Bruselas si no hay acuerdo
El Gobierno británico dio a conocer ayer sus líneas rojas para un acuerdo comercial con la Unión Europea, y amenazó con retirarse de las negociaciones el próximo mes de junio si el club comunitario no accede a darle al Reino Unido un trato similar al de otros países con los que tiene tratados comerciales. El documento, titulado «La futura relación con la UE: el enfoque del Reino Unido para las negociaciones», es la declaración de intenciones británica ante el establecimiento de los lazos que mantendrá con la UE una vez consumado el Brexit, cuando acabe el período de transición en diciembre de este año. La idea de los británicos es que si en cuatro meses no se ha llegado a nada, entonces la opción es un «no acuerdo» a partir de enero. «Si no es posible negociar un resultado satisfactorio, la relación comercial con la UE se basará en el Acuerdo de Retirada de 2019 y será similar a la de Australia», avisan. El documento también confirma lo que ya había anunciado el primer ministro Boris Johnson: que el Gobierno no extenderá el período de transición más allá del 31 de diciembre bajo ninguna circunstancia, ya que tal y como está planteada la hoja de ruta se está «dejando un tiempo limitado pero suficiente para que el Reino Unido y la UE lleguen a un acuerdo». Entre «estados soberanos» El Ejecutivo de Johnson insiste en que su objetivo es alcanzar un «tratado de libre comercio integral» y que, como ha manifestado en otras ocasiones, su expectativa es que sea del estilo del acuerdo con Canadá. «Este es el tipo de acuerdo de libre comercio que debería poder alcanzarse entre estados soberanos que respetan su independencia, tal y como lo ha hecho la UE en el pasado», indican desde Downing Street. En este sentido, aseguran que «el Gobierno británico está pidiendo el tipo de trato que la UE ha dado a otros países» y que «la proximidad no es el factor determinante. Por ejemplo, el acuerdo entre Estados Unidos, Canadá y México no requiere de una alineación regulatoria a las normas de ninguno de ellos». Así, Johnson ha sido claro en que «no va a aceptar una alineación con la UE, ya que su objetivo principal es garantizar el restablecimiento de la independencia económica y política del Reino Unido el 1 de enero de 2021». Las conversaciones entre ambas partes empiezan el próximo lunes, pero Gran Bretaña se niega a suscribirse a las demandas de «igualdad de condiciones» que Bruselas exige en algunas áreas, como en materia de ayudas estatales, así como en normas y reglamentos relativos a derechos de los trabajadores o alimentación. Justamente es este uno de los puntos -en concreto la polémica del pollo clorado- lo que ha dejado en evidencia esta semana que las cuerdas se están tensando aun sin haber empezado a hablar. «El control de sus leyes» «Pase lo que pase, el Gobierno no negociará ningún acuerdo en el que el Reino Unido no tenga control de sus propias leyes y vida política», dice el mandato británico, y «eso significa que no aceptaremos ninguna obligación de que nuestras leyes estén alineadas con las de la UE, o que las instituciones de la UE, incluido el Tribunal de Justicia, tengan jurisdicción en el Reino Unido». Otra materia que se prevé compleja en la negociación es el protocolo de Irlanda del Norte. El Reino Unido sostiene que «los acuerdos sobre el comercio en la frontera irlandesa están cubiertos por el Acuerdo de Retirada y se discutirán de forma separada a las conversaciones comerciales generales». Pese a las líneas rojas de Johnson, otras voces han mostrado un tono más conciliador, como es el caso del embajador británico en España, Hugh Elliott, quien sostiene que «queremos una relación con la UE basada en una cooperación amistosa entre iguales que tenga al libre comercio en el centro», ya que «es una relación que se inspira además en nuestra historia y valores compartidos». Elliot hace además un apunte local: «Como he dicho en numerosas ocasiones, hemos salido de la Unión Europea pero no nos vamos de Europa, y naturalmente, nuestra amplia y profunda relación con España seguirá siendo fundamental». Menos complacidos deben de estar en Bruselas, aunque la respuesta fue prudente. Michel Barnier, jefe negociador de la Comisión Europea, expresó en su cuenta de Twitter que «tomamos nota del mandato del Reino Unido publicado hoy y discutiremos nuestras respectivas posiciones el lunes» , y agregó que «queremos una asociación ambiciosa y justa con el Reino Unido en el futuro».
27-02-2020 | Fuente: abc.es
El régimen cubano amordaza a la disidencia durante el juicio «político» contra José Daniel Ferrer
Según la retórica del régimen, en Cuba no hay presos políticos. Sin embargo, es posible afirmar que sí existen los juicios políticos. El caso contra el opositor y líder de Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), José Daniel Ferrer y los tres activistas de la organización Fernando González Vaillant, Roilán Zárraga Ferrer y José Pupo Pacheco, evidencian esta afirmación. Enjuiciados por los presuntos delitos de lesiones, privación de libertad y atentado ?cargos para los que la Fiscalía pide 9 años de cárcel para Ferrer, y entre 7 y 8 para los otros encausados?, los cuatro opositores están siendo procesados desde una praxis utilizada, durante seis décadas, para coartar cualquier manifestación que disienta o denuncie al régimen: los juicios «sumarios» o, en este caso, «ejemplarizantes». Después de cinco meses en prisión, ayer la Fiscalía Provincial de Santiago de Cuba celebró la vista pública del juicio contra los cuatro opositores, en la sede del Tribunal Provincial de esta ciudad. Ninguno de los periodistas independientes, ni activistas de diversas organizaciones opositoras, lograron acceder al edificio que se encontraba desde horas tempranas custodiado por un excesivo cerco policial que suele disponerse, por regla general, para delitos comunes como la violación sexual o asesinatos graves. «El juicio oral es público, pero solo los familiares tienen acceso a la sala»; fue la respuesta dada por el jefe del operativo policial a quienes se acercaron para acudir a la vista oral. Un reportero del periódico independiente Diario de Cuba reportó que, «el acceso al Tribunal fue imposible para cualquier persona que sea de interés de la policía política». Un diplomático también intentó acceder, y le fue negado el paso. Sin embargo, el operativo dispuesto por la policía política no solo se limitó al Palacio de Justicia, sede del Tribunal. Desde el lunes decenas de opositores y activistas, miembros de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), de la que es líder Ferrer, y la plataforma Cuba Decide de varias provincias del país, fueron sitiados y amenazados en sus domicilios. Otros fueron arrestados, bloqueadas sus líneas de teléfonos móviles y sus cuentas de acceso a internet invalidadas. Cuentas bloqueadas Un operativo policial extendido a lo largo del país y con una única finalidad: evitar una manifestación masiva en apoyo a los cuatro opositores que, en las redes sociales y bajo la consigna #YoSoyElQueAcusa, se estaba realizando semanas antes. Pero desde el lunes, las cuentas que habían tuiteado este hashtag permanecieron bloqueadas o suspendidas temporalmente. Como señaló un editorial de Diario de Cuba en referencia a la asistencia pública al juicio contra Ferrer, «el proceso de la Fiscalía, que imputa delitos comunes de lesiones y privación de libertad, no tiene para ello el mérito legal para que el juicio se realice sin el cumplimiento de la garantía universal». Dicha garantía asegura el control popular sobre el desarrollo del ejercicio de poderes ejecutivos y judiciales en el seno de un juicio oral de naturaleza penal, y «custodia a los acusados de abusos y excesos que se cometen cuando una maquinaria de la justicia desea actuar en privado para garantizar la secretividad y evitar la denuncia popular». La connotación política contra los cuatro opositores se establece en la magnitud misma del operativo policial, en la coacción y amenaza a los testigos en favor de los imputados, y en la campaña de desacreditación contra Ferrer en los medios de prensa estatales de la Isla. No son pocos los que han opinado que el encarcelamiento, procesamiento y enjuiciamiento de los opositores, es más un mensaje para los ciudadanos cubanos ?advertencia ante una inminente manifestación popular? y un gesto claro de omisión a las denuncias de la Organización de Naciones Unidas. A inicios de febrero, la ONU emitió una resolución donde condena el uso que hace el régimen cubano de las figuras penales de desacato, desorden público, peligrosidad social y atentado, para sancionar y llevar a prisión a ciudadanos por razones políticas. El documento, del Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de la ONU reconoció que estas figuras penales «son sumamente vagas y carecen de requisito de precisión suficiente para dotar de certeza legal a la población». Observadores Pero a la vaguedad de los delitos hay que añadir las irregularidades que se producen durante los procesos como el de Ferrer, acusado de unos cargos sobre testimonios falsos y pruebas «fabricadas», como han denunciado ONGs y organismos internacionales. A esto se suma la imposibilidad de poder seguir el juicio, como denunciaba este martes Amnistía Internacional en una carta. Otras ONGs, como el Observatorio Cubano de Derechos Humanos exhortaba a Unión Europea para que enviara a un observador para «monitorear» el juicio. Desde el Parlamento Europeo, mostraban su preocupación sobre el proceso:«Tengo pocas expectativas de que José Daniel Ferrer tenga un juicio justo, dado todo lo que hemos visto hasta ahora. Desde que le detuvieron arbitrariamente en octubre, ha habido todo tipo de irregularidades en el proceso, además del abuso y tortura a la que fue sometido José Daniel. Por lo tanto, el Parlamento Europeo estará siguiendo el caso de cerca y reaccionará en consecuencia», advertía Dita Charanzová, vicepresidenta del Parlamento Europeo para América Latina, en declaraciones a ABC. Uno de los testigos denuncia ante la justicia las amenazas de la Seguridad del Estado S. GAVIÑA Ebert Hidaldo, uno de los testigos citados para testificar en el juicio de Ferrer, presentó ayer una queja en la Fiscalía Militar y el Tribunal Municipal de Santiago de Cuba por la intimidación ?fue detenido el domingo junto con su hijo? y amenazas de los que fue víctima por parte de agentes de la Seguridad del Estado para que no declarara a favor del opositor. «Ebert Hidaldo fue intimidado por agentes de la Seguridad del Estado para evitar que diera su testimonio a favor de José Daniel Ferrer, eso es abuso de autoridad y una forma de coacción, afectando el derecho a las garantías del debido proceso», declaró a Cubanet Laritza Diversent, abogada del testigo. Hidalgo tras recibir la citación fue detenido y conducido a una unidad policial, advirtiéndole con ser llevado a prisión si su testimonio obstaculizaba el proceso contra Ferrer, algo que denunció a través de la redes sociales la hermana de Ferrer, Ana Belkis Ferrer este domingo. El testimionio de Ebert es fundamental en este proceso, pues él, su hijo y varios vecinos fueron testigos de cómo la persona que acusa a Ferrer de detención y lesiones, Sergio García, salió de la sede de Unpacu «sin lesiones» el pasado 21 de septiembre. Hidalgo habría además conversado con la esposa de García, quien le informó que la Seguridad del Estado presionó a su marido para que acusara a Ferrer de haberle provocado las lesiones que él sufría como consecuencia de un accidente de tráfico. El opositor fue detenido el 1 de octubre.