Infortelecom

Noticias de justicia

19-11-2017 | Fuente: elpais.com
José Manuel Maza, un servidor público, un hombre de Estado
El ministro de Justicia glosa la figura del fiscal general del Estado fallecido en Buenos Aires
19-11-2017 | Fuente: abc.es
Los venezolanos huyen del autoritarismo
Durante muchos meses miles de manifestantes se enfrentaron a la Policía y a los grupos paramilitares chavistas pidiendo democracia y mejores condiciones de vida. Los enfrentamientos se saldaron con 124 muertos, 1.958 heridos y más de 5.000 detenidos, según ha reconocido la propia ONU. Esta última etapa de protesta violenta en la ya larga crisis venezolana se originó cuando el chavismo intentó deslegitimar a la Asamblea Nacional, legalmente elegida por los venezolanos y controlada por la oposición, que preparaba el proceso revocatorio del presidente Maduro. El chavismo arremetió usando el Supremo contra la Asamblea y, posteriormente, organizó unas eleciones fraudulentas que dieron origen a la Asamblea Nacional Constituyente, no reconocida por ningún país. Los opositores calificaron este hecho de fraudulento, se lanzaron a las calles a protestar y fueron duramente reprimidos. Muchos, cegados por el poder y ante la carencia de un liderazgo capaz de conseguir justicia a través de las urnas en las elecciones regionales, aceptaron ir a otra contienda electoral (las regionales) que terminó aniquilando y dividiendo casi por completo a los partidos de oposición. En las calles se quedó la gente con una sensación de traición y tristeza después de tantos muertos. Las protestas que tomaron las calles de Venezuela no solo pusieron en evidencia la violación sistemática de derechos humanos, sino la precariedad de la coalición política opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que demostró no tener ningún plan objetivo ni haber aprendido de los errores de las manifestaciones de 2014. Incluso las caras más visibles como María Corina Machado y el excandidato presidencial Henrique Capriles han desertado de sus filas. Entonces muchos venezolanos optaron por el exilio. Hablar de asilo o refugio ya es algo cotidiano. A los venezolanos les sobran motivos para huir al exilio, están psicológicamente exhaustos. El pueblo se siente huérfano de líderes que puedan generar un cambio. El país está aplastado por una inflación sostenida (pronosticada para llegar al 1.600% a finales de año), cada día con menos alimentos y medicinas y más asesinatos, desnutrición y enfermedades tropicales erradicadas hacía más de medio siglo. «Estoy decepcionado: tanto luchar para que nos abandonaran», se lamenta Martín Pinto. «No pienso volver hasta que las cosas cambien. Prefiero huir, pero no quiero seguir sintiendo miedo». La región se prepara para la mayor diáspora en la historia de los venezolanos. Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), en 2015 habían salido de Venezuela 606.281 personas, mientras que el Banco Mundial sitúa esta cifra en 655.400. La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) aseguran que ha habido un aumento del 8,8% en el número de solicitudes de asilo por venezolanos. Steffany Hurtado, 28 años, ama de casa. «El hambre me hizo huir de Venezuela». Tras años de hacer colas para llevar comida a casa, cuando aprobaron la Constituyente «me di cuenta de que era mejor largarse»Los misioneros Scalabrinianos tienen en Colombia desde hace cuarenta años una casa para migrantes, que otrora solo era usada para los colombianos expulsados de Venezuela. «Es preocupante lo que viven los venezolanos en este momento, cada día son más los que llegan y esto finalmente puede desencadenar en un éxodo masivo con grandes consecuencias sociales», asegura el sacerdote Francesco Bortignon, que dirige la misión Scalabrini en Cúcuta. Pinto vendió lo poco que tenía, tomó su mochila e hizo el viaje por tierra hasta el estrecho puente fronterizo Simón Bolívar en agosto. Ahora, mientras sobrevive en las calles de Cúcuta capital del Norte de Santander, en Colombia, solo espera encontrar un trabajo para poder seguir su camino hacia Perú y ayudar a su familia. Las refugiados venezolanos ocupan plazas, parques y rotondas de Cúcuta Son tantos que parecería que huyen de un país devastado por un terremoto, un huracán o algún otro desastre natural. Y no, huyen de la catástrofe generada por el autoritarismo militar del socialismo del siglo XXI.
18-11-2017 | Fuente: elpais.com
José Manuel Maza, un servidor público, un hombre de Estado
El ministro de Justicia glosa la figura del fiscal general del Estado fallecido en Buenos Aires
18-11-2017 | Fuente: abc.es
Maduro irá a elecciones si le suspenden las sanciones financieras en su contra
El presidente Nicolás Maduro ha sacado su carta bajo de la manga para el diálogo, y es el levantamiento o suspensión de las sanciones financieras que pesan sobre la economía nacional a cambio de ir a elecciones presidenciales el próximo año sin especificar si va a adelantarlas que por constitución están previstas en diciembre de 2018. Pero lo más llamativo es que el mandatario pide que sea la oposición la que haga una campaña en el exterior para convencer a la comunidad internacional de este propósito. Antes de celebrarse la reunión técnica en República Dominicana este viernes Maduro dijo que «los emisarios del gobierno pedirán que ellos se comprometan, los opositores Julio Borges y Luis Florido, que han negociado conmigo, se comprometan a hablar con el Gobierno de EE.UU. y exigir que levante la persecución financiera y económica, y las sanciones contra Venezuela, esa es la exigencia que lleva Venezuela a la mesa de diálogo». Y añadió: «Nosotros pusimos un tema entre muchos, un tema central, yo le mandé a exigir a la oposición venezolana que para el año 2018 desde ya lleguemos a un acuerdo para que haya elecciones presidenciales con garantías, garantías económicas, que cesen las sanciones del gobierno de EE.UU., que cese la persecución financiera». El diputado opositor de Un Nuevo Tiempo e integrante de los dialogantes, Enrique Márquez, precisó: «las sanciones internacionales se dieron por la ruptura del orden constitucional. No tenemos nada que ver con eso». Entre la oposición y el régimen de Maduro persiste la desconfianza, pero los grupos opositores tiene más razones para desconfiar de su interlocutor chavista tras verse utilizados en el diálogo dos veces 2016 y 2017 para desmovilizar las manifestaciones que pedían un cambio de gobierno pacíficamente. El régimen afirma que dará garantías en las elecciones pero en los últimos dos comicios como el de asamblea constituyente del 30 de julio y las regionales del 30 de octubre, la oposición denunció monumentales fraudes que se cometieron. Y Maduro, un tanto cínico y socarrón, aseguró que la oposición pide cambiar el sistema electoral pero para qué, se preguntó, «si tenemos el mejor y perfecto sistema electoral del mundo». Ayer viernes concluyó la reunión técnica en República Dominicana para preparar el encuentro formal del 1 y 2 de diciembre entre el gobierno venezolano y la oposición. La reunión contó con la participación de una delegación experta en aspectos técnicos y de negociación por parte de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), integrada por Vicente Díaz, Gustavo Velásquez y José Luis Cartaya. Por su lado, el gobierno designó a los hermanos Jorge y Delcy Rodríguez, y a Elías Jaua como sus representantes. Los facilitadores del encuentro fueron el canciller de República Dominicana, Miguel Vargas, y el ex presidente del gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero. Como garantes se confirmó la participación de México, Chile y Paraguay, propuestos por la oposición, y Nicaragua y Bolivia, planteados por el gobierno. Aún queda por determinar el tercer país, pero el chavismo no lo ha anunciado todavía. Aunque no se ha determinado quiénes formarán parte del equipo negociador por parte de la oposición, se da por descontado la participación de Luis Florido, presidente de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional, y portavoz principal del proceso. «El clima de la reunión fue bastante adecuado, aunque esto no es garantía de lo que vendrá después», señaló al indicar que además de los negociadores se debe precisar el apoyo de asesores nacionales e internacionales. Reiteró que el Parlamento instaló el jueves una comisión que consultará a la ciudadanía, con miembros de diversas toldas, incluso de los que no están de acuerdo con la negociación. El equipo está integrado por Jorge Millán, de Primero Justicia; Olivia Lozano, de Voluntad Popular; Edgar Zambrano, de Acción Democrática; Stalin González, de Un Nuevo Tiempo; Manuel Texeira, de Movimiento Progresista; Julio César Reyes, de Avanzada Progresista; Omar González, de Vente Venezuela; Edwin Luzardo, de Alianza Bravo Pueblo, y Mariela Magallanes, de La Causa R. «Sabemos contra quien luchamos, pero tenemos la firme convicción de que este proceso no se va a convertir en un show mediático», advirtió el diputado Florido. La MUD lleva en su agenda las elecciones presidenciales con un nuevo Consejo Nacional Electoral, reconocimiento de la Asamblea Nacional, la apertura del canal humanitario y la liberación de presos políticos y amnistía. Por su lado el régimen de Maduro lleva en la agenda según lo anunció Jorge Rodríguez: «cese del sabotaje y del bloqueo financiero, cese a cualquier forma de sanción y la apropiación indebida de los recursos del Estado, el cese a la violencia externa contra Venezuela de cara a las elecciones de 2018, reconocimiento a la asamblea constituyente y la comisión de la verdad en estos 18 años».
18-11-2017 | Fuente: abc.es
El expresidente Sebastián Piñera, principal favorito para vencer en las elecciones chilenas
Las elecciones presidenciales y parlamentarias de este domingo en Chile tienen una certeza: el empresario y ex presidente Sebastián Piñera llega como favorito para ocupar el primer lugar; pero lo más probable es que su votación no sea suficiente para superar el 50 por ciento, por lo que deberá competir en la segunda vuelta del 17 de diciembre. Una incertidumbre es cómo la indiferencia y malestar de la ciudadanía impactará en una eventual baja participación del electorado. Ocho candidatos compiten para llegar a La Moneda por un periodo de cuatro años y suceder a la socialista Michelle Bachelet, que finaliza un segundo mandato marcado por una larga lista de logros pero con un telón de fondo de bajo crecimiento de la economía, que en todo caso tiene mejores indicadores que el resto de la región sudamericana. En las encuestas, el segundo lugar lo ocupa el periodista y senador independiente Alejandro Guillier, apoyado por los sectores socialdemócratas del oficialismo, seguido de la también periodista del debutante Frente Amplio, que agrupa a una docena de movimientos y partidos que alcanzaron protagonismo en las movilizaciones sociales y estudiantiles de los últimos años. La democratacristiana y senadora Carolina Goic buscar marcar la identidad de su partido, que ha perdido empuje electoral en la última década. Por tercera vez postula a La Moneda el cineasta Marco Enríquez-Ominami, apoyado por un pequeño partido progresista; mientas con menor adhesión también compiten el senador Alejandro Navarro, escindido del Partido Socialista, y el profesor Eduardo Artés, líder de una agrupación que adhiere al estalinismo y férreo defensor de Corea del Norte. También el margen se ubica la candidatura del diputado de derecha y ex UDI, José Antonio Kast, partidario de militarizar los territorios indígenas en conflicto, de derogar la reciente ley de aborto terapéutico, de facilitar la posesión de armas para luchar contra los delincuentes y de liberar a los militares condenados por violaciones a los derechos humanos cometidas durante la dictadura militar de Augusto Pinochet. Baja participación La eventual baja participación electoral, en tanto, tiene sus raíces en la década de los 90 pero se ha intensificado en los últimos años, cuando comenzó a regir el voto voluntario. El distanciamiento de la ciudadanía de la actividad política y su malestar, además, se ha visto acentuado desde hace tres años, cuando estallaron los primeros escándalos por el financiamiento irregular de las campañas electorales y los partidos políticos. Todo el espectro terminó salpicado por los casos de corrupción, con grandes empresarios y parlamentarios llevados a justicia. La propia presidenta Bachelet se vio afectada cuando su hijo y nuera aparecieron involucrados en una operación especulativa de venta de terrenos, lo que impactó en su popularidad y adhesión al gobierno, que hoy bordea el 30 por ciento. En las elecciones municipales de octubre del año pasado, apenas un 36 por ciento de los potenciales 14,3 millones de electores acudió a las urnas Los casos de corrupción coparon la agenda política durante casi dos años y el impacto fue de proporciones. En las elecciones municipales de octubre del año pasado, apenas un 36 por ciento de los potenciales 14,3 millones de electores acudió a las urnas. Piñera llega como favorito a las elecciones de mañana, entre otras cosas, porque logró mantener unida su coalición de partidos, conformada por la Unión Demócrata Independiente (UDI, de derecha conservadora) y Renovación Nacional (liberal). Además de conseguir estructurar una lista única de candidatos al Congreso. Al contrario, el oficialismo se fracturó. La antigua Concertación, una alianza integrada por la Democracia Cristiana y colectividades socialdemócratas, derivó en 2014 hacia una coalición que incorporó al Partido Comunista y otros partidos menores que dieron soporte a la elección y gobierno de Bachelet. La alianza no llegó a puerto con un candidato único, y de ella salieron Guillier, Goic y Navarro. Por lo mismo, también llevan listas de candidatos al Congreso por separado. La alta dispersión de candidaturas y la eventual baja participación vaticinan que cualquiera sea el presidente electo, ninguno contaría con mayoría parlamentarias en el próximo periodo presidencial. Asperezas en la campaña Las elecciones de este domingo se realizan con una nueva ley electoral, que regula drásticamente los aportes económicos a las campañas, así como los volúmenes de dinero que los candidatos pueden invertir. Ello ha hecho casi desaparecer la propaganda electoral en las calles, por lo que la competencia se transformó en una batalla por conseguir un espacio en los medios de comunicación. Sebastián Piñera ha dicho: «Chile está en el suelo y lo vamos a poner el pie» - Reuters Tal escenario produjo una campaña áspera, con acusaciones cruzadas de corrupción, irregularidades y una notoria escasez de propuestas programáticas. El blanco favorito de las acusaciones ha sido Piñera, quien ostenta una fortuna personal, estimada por Forbes, de unos 2.300 millones de euros. Una decena de ex colaboradores de su anterior gobierno (2010-2014) están procesados por la justicia. El ex presidente ha centrado sus fuegos en la administración de Bachelet, a la que acusa de haber frenado el crecimiento económico y la inversión privada, realizar reformas ?como la educativa y tributaria? deficientes y regresivas, además de ser incapaz de controlar la inseguridad ciudadana. Por ello ha prometido revisar los proyectos de gratuidad de la educación para el nivel universitario, tomar medidas para aumentar la inversión privada y con ello generar nuevos empleos. «Chile está en el suelo y lo vamos a poner de pie», suele repetir en sus discursos. Quién es quién en estas eleciones. Los candidatos: Sebastián Piñera Con 67 años de edad, el empresario e inversor postula a un segundo mandato de la mano de una coalición de derechas. Las encuestas lo ubican a unos diez puntos por encima de su más directo competidor. Alejandro Guillier Conocido por su trabajo en televisión como conductor de noticieros, también es sociólogo y cuenta con el apoyo de la mayoría de los partidos oficialistas socialdemócratas. A sus 64 años de edad, es senador y su primera competencia por La Moneda. Su candidatura aparece en segundo lugar en las encuestas. Beatriz Sánchez Es la candidata del Frente Amplio, un bloque fundado a inicios de este año por una docena de organizaciones surgidas de las movilizaciones sociales. Periodista y con 46 años de edad, declara que hará un ?gobierno feminista?. Aspira a pasar a la segunda vuelta si logra derrotar a Guillier. Carolina Goic Trabajadora Social de 44 años de edad es senadora de la Democracia Cristiana, partido que se escindió de la coalición de gobierno para la competencia electoral y que probablemente disminuya en su representación parlamentaria. Marca entre 5 y 6 puntos en las encuestas. Marco Enríquez-Ominami Es el tercer intento que hace este cineasta de 44 años de edad por terciarse la banda presidencial. Ex diputado del Partido Socialista marca entre 5 y 6 puntos en los sondeos, lejos de los casi 20 puntos que obtuvo en su primera incursión a la presidencia de Chile en 2009. José Antonio Kast Escindido de la UDI, partido por el cual fue elegido diputado, este abogado de 51 años de edad marca menos de 5 puntos en los sondeos. Concentra su mayor apoyo en sectores de extrema derecha. Alejandro Navarro Senador por la sureña y populosa región de Concepción, este ex socialista aparece en las encuestas con menos de tres puntos. Si pierde la elección seguirá en el Senado por cuatro años más. Eduardo Artés Profesor de 61 años edad, lidera el izquierdista Partido Comunista-Acción Proletaria (de origen maoísta-estalinista) que integra la coalición Unión Patriótica formada por pequeños partidos. En las encuestas marca menos de dos puntos.
18-11-2017 | Fuente: abc.es
Piñera busca su regreso a La Moneda tres años después frente a una izquierda dividida
Sebastián Piñera intentará este 19 de noviembre volver a La Moneda para un nuevo mandato presidencial de cuatro años como representante conservador y, a juzgar por los sondeos sobre intención de voto, lo tendrá fácil, al menos en este primer asalto, debido a la profunda división de la izquierda chilena. Los chilenos están convocados este domingo a las urnas para elegir a sus representantes en la Cámara de Diputados y en el Senado, así como en los Consejos Regionales, y para votar en la primera vuelta de las elecciones presidenciales, el plato fuerte de esta jornada electoral. Piñera, que ya ostentó la Jefatura del Estado entre 2010 y 2014, es el favorito. Las encuestas le conceden en torno a un 40 por ciento de los sufragios, una cifra que le convertiría en ganador de esta primera vuelta, pero que le obligaría a defender el podio en el balotaje del próximo 17 de diciembre, al no superar el umbral del 50 por ciento. El abanderado de Chile Vamos ha estado en barbecho como candidato de la derecha desde que abandonó la Presidencia, con un 50 por ciento de popularidad. Su antigua ministra de Trabajo, Evelyn Matthei, le guardó la silla en los comicios de 2013 --a los que Piñera no podía concurrir por prohibición constitucional--, aunque fue arrollada por Michelle Bachelet. El ex presidente se mantuvo en un segundo plano hasta que el horizonte electoral comenzó a acercarse y los rumores sobre su regreso a la primera línea a intensificarse. Piñera alimentó la incógnita hasta marzo de este mismo año, cuando hizo oficial lo que ya había asumido todo el espectro político: sería candidato. A pesar de ser la gran esperanza de la coalición conservadora -que tuvo que reformularse tras el batacazo electoral de Matthei-, su candidatura no ha estado exenta de polémica. La Justicia le ha investigado por financiación ilegal de su primera campaña presidencial y por fraude fiscal. Uno de los escándalos más sonados de Piñera, el tercer hombre más rico del país suramericano, ha sido por la inversión que hizo siendo presidente en una pesquera peruana que se benefició del fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que concede 22 kilómetros de mar a Perú a costa de Chile. El principal rival, un periodista El principal rival de Piñera es Alejandro Guillier, un conocido periodista de 64 años que el pasado mes de abril se hizo con la nominación presidencial de la Nueva Mayoría -la alianza izquierdista con la que gobierna Bachelet- derrotando a uno de sus iconos: Ricardo Lagos. Todas las mediciones coinciden en que Guillier quedará segundo este domingo, con cerca de un 20 por ciento de las papeletas, por lo que sus expectativas se sitúan en el 17 de diciembre, cuando, incorporando los apoyos de los candidatos descartados en primera vuelta, sí podría hacer frente a Piñera. Su gran lastre en esta toma de contacto es la división del voto en la izquierda chilena porque compite con otros cinco candidatos de su misma cuerda, entre los que destacan la también periodista Beatriz Sánchez y Carolina Goic, también bajo el paraguas de la Nueva Mayoría. Es la primera vez desde la caída del régimen del general Augusto Pinochet que la tradicional alianza izquierdista acude dividida a unas elecciones presidenciales. Y lo hace porque la Democracia Cristiana (DC) se negó a aceptar otro candidato que no fuera Goic y la Nueva Mayoría decidió seguir adelante con la nominación de Guillier, con mejor rendimiento electoral. Goic, una trabajadora social Goic, una trabajadora social de 44 años, goza de tirón popular por su trabajo en el Congreso a favor de las causas sociales y por una historia personal plagada de tragedias familiares que incluye un linfoma de Hodgkin que logró superar y que ha hecho de la ley general contra el cáncer su promesa estrella en esta campaña electoral. Sin embargo, las simpatías de los chilenos apenas tienen reflejo en los sondeos, que le otorgan un cuatro por ciento, aunque es una suma suficiente para socavar las aspiraciones presidenciales de Guillier en primera vuelta y determinante para el balotaje, en el que solo se medirán los dos candidatos más votados. Más allá de las luchas intestinas en la Nueva Mayoría, la verdadera rival por la izquierda de Guillier es Sánchez. 'La Bea' -como gusta en llamarse a sí misma- representa al Frente Amplio, un bloque integrado por líderes estudiantiles y otros activistas que trata de superar la dicotomía entre los dos grandes polos de la política chilena. Podría adjudicarse hasta un 15 por ciento de los votos. Adiós a Bachelet En el 'debe' de Guillier --por extensión de la Nueva Mayoría-- pesa también la mala sensación que estos últimos cuatro años de Bachelet en La Moneda han dejado a los chilenos. Prueba de ello es que esta vez se despide de la Presidencia con un 20 por ciento de popularidad, muy lejos del 80 por ciento de 2010. Bachelet arrasó en 2013 por el buen recuerdo de su primera etapa en el Gobierno (2006-2010), que le valió incluso el cargo de primera directora ejecutiva de ONU Mujeres, y por el impulso reformista con el que pretendía desmantelar las últimas estructuras de la dictadura militar. En este segundo mandato ha conseguido aprobar la ansiada reforma educativa que motivó violentas protestas durante su primer Gobierno y el de Piñera y una reforma fiscal que ha puesto a tributar de verdad a las grandes empresas. Asimismo, ha logrado legalizar el aborto en tres supuestos y las uniones civiles entre homosexuales. Uno de los hitos de su regreso ha sido la eliminación del sistema binominal, una reminiscencia 'pinochetista' que históricamente ha expulsado del arco parlamentario a los partidos pequeños y a los candidatos independientes, y su sustitución por un sistema proporcional que se testará por primera vez este domingo. «Hemos roto varios cerrojos que asfixiaban nuestra democracia y hemos puesto en el centro de las decisiones a las ciudadanas y a los ciudadanos de Chile», dijo Bachelet en la última rendición de cuentas ante el Congreso sobre su gestión presidencial. Hcia una nueva era Se le ha quedado en el tintero una ambiciosa reforma constitucional con la que pretendía impulsar a Chile hacia una nueva era. El bronco debate político sobre esta cuestión solo le ha permitido enmendar levemente la Carta Magna para que los chilenos que residen en el extranjero puedan votar. Carga además con una larga lista de casos de corrupción que le han afectado en primera persona por su hijo, Sebastián Dávalos, y su nuera, Natalia Compagnon, que se habrían valido de su vínculo familiar con la presidenta para obtener un ventajoso crédito. La mala imagen en el plano doméstico contrasta con su perfil internacional, que permitirá a Bachelet, una pediatra de 66 años, volver a Naciones Unidas, esta vez, como miembro de una junta consultiva sobre mediación. Salvo sorpresa, se espera que sea su retirada definitiva. Este final agridulce ha contribuido en gran medida a despejar el camino a Piñera, que vuelve con la esperanzadora promesa de sacar a Chile de «este clima de frustración y estancamiento» (también económico) y devolver al país a «la senda del progreso y el desarrollo». «Hagámosla corta. Este domingo vota por los tiempos mejores», ha arengado.
18-11-2017 | Fuente: abc.es
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, deseó hoy entre risas «felicidad» al alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, y pidió a España que no devuelva a su país a este político que burló la pasada madrugada su arresto domiciliario para escapar a Colombia, desde donde viajó a Madrid. «La vida es un componente de muchas cosas, pero para que sea vida hace falta amor y humor, de eso sabe bastante el director del Sebin (servicio de inteligencia), no tanto de amor pero sí de humor, le gusta jugarle algunos chistes a la oposición ¿ah? (risas). Hoy se nos escapó Antonio Ledezma», dijo el jefe de Estado venezolano. En un acto para impulsar la «Gran Misión Justicia Socialista», Maduro se refirió a Ledezma como el «vampiro», y deseó «felicidad» al opositor, que se encontraba en arresto domiciliario desde abril de 2015, que fue detenido el 19 de febrero de ese mismo año y pasó sus dos primeros meses privado de libertad en la cárcel militar de Ramo Verde. Maduro llama a Ledezma «vampiro» al compararlo con uno de los personajes de la serie estadounidense «The Munsters», que se emitió en los años 1960. «Antonio Ledezma, el vampiro volando libre por el mundo, ahora se va el vampiro protegido dicen que pa' España a vivir la gran vida compadre, a ir a tomar vino a la Gran Vía (..) quedó pendiente lo que tú sabes, ya sabes Antonio», agregó Maduro. Asimismo, el presidente venezolano pidió «que no nos lo devuelvan» tras escuchar la sugerencia del chavista Diosdado Cabello, uno de los hombres fuertes del oficialismo. «Que se queden con su vampiro por allá. Cuidado a la gente de Madrid en la noche», dijo el líder de la revolución bolivariana. Ledezma llegó hoy a Colombia tras escapar de su arresto domiciliario para dirigirse a España y reunirse con su esposa, Mitzy Capriles. El político es acusado por la Fiscalía de haber incurrido en delitos de conspiración y asociación para delinquir, pero nunca ha sido juzgado. El opositor no ha sido inhabilitado en su cargo, pero tras su detención la alcaldía, la plaza de mayor peso político en el país petrolero después de la Presidencia de la República, quedó delegada en manos de Helen Fernández, una militante de su partido, Alizanza Bravo Pueblo (ABP).
17-11-2017 | Fuente: elpais.com
Un halo de justicia en la matanza de los jesuitas españoles en El Salvador
Estados Unidos extraditará a España a uno de los militares que participaron en la masacre de seis sacerdotes, entre ellos Ignacio Ellacuría
17-11-2017 | Fuente: abc.es
El Gobierno concede la nacionalidad española a los padres de Henrique Capriles
El portavoz del Gobierno, Íñigo Mendez de Vigo, ha anunciado este viernes que el Consejo de Ministros ha aprobado dos reales decretos para conceder la nacionalidad española a los padres del líder opositor venezolano Henrique Capriles como muestra del apoyo del Ejecutivo a la defensa de los derechos humanos. En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, Méndez de Vigo ha explicado que el Gobierno ha acordado conceder la nacionalidad española a Henrique Capriles García y a Mónica Cristina Radonski-Bochenek. Ambos son los padres del dirigente del partido opositor Primero Justicia (PJ) y dos veces candidato presidencial en Venezuela, Henrique Capriles, a quien según ha recordado el ministro el Gobierno venezolano le ha retirado el pasaporte. La concesión de la nacionalidad española a sus padres es, según ha apuntado, «una muestra más del apoyo del Gobierno a los españoles en libertad y la defensa de los derechos humanos en todas partes».
17-11-2017 | Fuente: elpais.com
Junqueras asegura en una carta desde la cárcel que se dedica a la reflexión y a la oración
El exvicepresidente de la Generalitat acusa a la justicia española de "pactar de antemano" su encarcelamiento
1
...