Infortelecom

Noticias de juicios

18-05-2020 | Fuente: elmundo.es
Dos meses de sentencias por el confinamiento: reincidentes, marginados y chulos conformados
Los juicios rápidos contra los detenidos por incumplir el estado de alarma han concluido mayoritariamente en condenas, aunque algunas resoluciones cuestionan la vía penal impulsada por el Gobierno 
13-05-2020 | Fuente: abc.es
Paul Manafort, ex jefe de campaña de Trump, pasa de la cárcel a arresto domiciliario
Paul Manafort, el ex jefe de campaña electoral de Donald Trump, fue excarcelado y enviado a cumplir en su domicilio el resto de la pena de siete años y medio de prisión por razones de salud, informaron este miércoles sus abogados. Manafort, de 71 años, había sido condenado por evasión de impuestos y conspiración y permanecía hasta ahora en una prisión de baja seguridad en Loretto (Pensilvania). Los letrados del ex jefe de campaña de Trump, citados por medios locales, indicaron que la decisión de llevar al convicto a su hogar en Alexandria, cerca de Washington, respondió a un pedido hecho a la Oficina federal de Prisiones el mes pasado en la que aludían a los riesgos de que su cliente contrajera una infección de coronavirus teniendo en cuenta la edad y otras condiciones de salud de Manafort, informa Efe. No se ha informado de que en la prisión de Loretto, en la que purgan sus delitos menos de 800 convictos y de la cual Manafort debía salir en noviembre de 2024, se hayan confirmado contagios del coronavirus. El pasado mes de abril se conoció que Michael Cohen, el exabogado de Donald Trump que ayudó a este a tapar trapos sucios y que cumple una condena de tres años de cárcel, sería uno de los reclusos que podrían salir de prisión como medida para frenar la expansión del coronavirus. En marzo del año pasado, Paul Manafort fue condenado a siete años y medio de prisión y a devolver seis millones de dólares tras dos juicios acusado de fraude fiscal y bancario, en un proceso relacionado con la llamada trama rusa. Asesoramiento al expresidente Yanukóvich Manafort, que dirigió la campaña de Trump entre mayo y agosto de 2016, tuvo que dimitir tras descubrirse que había recibido 12,7 millones de dólares por asesorar en secreto al expresidente ucraniano Víktor Yanukóvich (2010-2014), vinculado a Moscú. Cuando en mayo de 2017 el Departamento de Justicia nombró a Robert Mueller para investigar la presunta injerencia del Kremlin en las elecciones a la Casa Blanca del año anterior, este puso la lupa en las finanzas de Manafort para forzarle a firmar un acuerdo de colaboración en la investigación de la campaña de Trump a cambio de recibir una condena reducida en sus procesos. Sin embargo, Mueller rompió el trato al considerar que el asesor le había mentido de forma reiterada, algo que la jueza Amy Berman Jackson, que llevó el caso, consideró probado y lo que podría haber agravado la sentencia. En diciembre pasado, Manafort ya estuvo hospitalizado varios días debido a un incidente cardiaco, y se recuperó en un hospital local de Pensilvania bajo la supervisión de las autoridades de la prisión. Según los abogados, Manafort, quien toma once medicamentos todos los días, sufre de alta presión arterial, enfermedad del hígado y afecciones respiratorias, además de haber contraído gripe y bronquitis en febrero pasado. La pandemia de coronavirus ha infectado a cientos de reclusos y empleados de cárceles de todo el país, y en los centros de detención de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) se han detectado casi 900 casos entre los más de 29.500 hombres, mujeres y niños recluidos en diferentes centros en todo el país.
13-05-2020 | Fuente: abc.es
Austria y Alemania reabrirán su frontera el 15 de junio
Austria ha llevado a cabo en las últimas semanas un intenso trabajo diplomático que culminaba ayer, con una conversación telefónica entre el canciller, Sebastian Kurz, y la canciller, Angela Merkel, en la que quedó cerrado el acuerdo para abrir la frontera común a partir del 15 de julio. El sector turístico del país alpino aspira a recibir a los turistas alemanes, que suponen una importante aportación a su PIB, lo que será posible gracias al anuncio que acaba de realizar la ministra austriaca de Turismo y Agricultura, Elisabeth Köstinger, en una entrevista con la radio pública Ö1: «A partir del 15 de julio, se podrá abrir la frontera entre Alemania y Austria (?) tras negociaciones intensas entre los dos gobiernos». Merkel mantuvo ayer también una conversación telefónica con el presidente francés Macron, por lo que es muy posible que también sea anunciada pronto la fecha de reapertura de la frontera con Francia. Alemania da estos pasos en la línea de la propuesta que hoy mismo presentará en Bruselas la Comisión Europea, para un plan de fases de apertura de las fronteras internas basado en el levantamiento de las barreras entre países con similares niveles de contagio. Buena gestión En este sentido, Austria ha alegado que a principios de mayo superó con éxito la primera fase de desconfinamiento sin rebrote de infecciones y ha proseguido con la flexibilización de las restricciones. «La primera etapa ha sido bien gestionada», ha declarado el ministro de Salud, Rudolf Anschober, «la situación es estable, hemos tomado las decisiones correctas en el momento adecuado y ahora recogemos los frutos del esfuerzo». El alza de nuevos contagios ha sido reducida al 0,2% solo quedan en pie las restricciones de distancia social en lugares cerrados y la obligación de llevar mascarilla en comercios y transportes públicos. Austria ha logrado hacer olvidar, por tanto, que precisamente en una de sus principales zonas turísticas, el Tirol, se produjo uno de los grandes focos de infección en la llegada de la pandemia a Europa, y que desde allí el virus se repartió por los cinco continentes. Los magistrados de la fiscalía de Innsbruck han presentado ya el primer informe policial, de mil páginas, que acusa a las autoridades locales de no haber actuado correctamente, por temor a perder la temporada turística invernal. La región se enfrenta ahora, de hecho, a una avalancha de reclamaciones y juicios. «Las consecuencias de imagen para la región son importantes, pero esperamos ir en la avanzadilla de la reapertura para paliar esos efectos en lo posible», dice el alcalde de St. Anton am Arlberg, Helmut Mall, en referencia a que muchos turistas que no podrán todavía viajar a otros destinos, visitarán Austria este verano gracias a que el país se ha adelantado en la apertura del sector turístico. De los menos afectados Con un total de casos infectados de 15.910 y 623 fallecidos, Austria es uno de los países europeos menos afectados por la crisis sanitaria y su sector turístico lleva semanas preparándose con las instalación de mamparas de metacrilato entre comensales en los restaurantes y reservas por adelantado que garantizan una ocupación repartida en el tiempo, menor que antes del coronavirus pero sostenible para los negocios. Desde mediados del pasado mes de marzo, Austria ha mantenido cerradas sus fronteras terrestres con Alemania, Italia, Suiza, Liechtenstein, República Checa y Eslovaquia. La entrada al país solo se permite en determinados pasos fronterizos, provistos de material y equipo sanitario para realizar pruebas de fiebre, y con un certificado médico que garantiza que la persona ha dado negativo en un test virológico de biolegía molecular SARS-CoV-2 de no más de cuatro días de antigüedad.
11-05-2020 | Fuente: elmundo.es
El CGPJ recomienda "limitar en lo posible" los juicios en el mes de agosto
El Ministerio de Justicia declaró hábiles el periodo entre los días 11 al 31 de agosto para todas las actuaciones judiciales 
10-05-2020 | Fuente: abc.es
El coronavirus recrudece la Guerra Fría entre EE.UU. y China
A la misma velocidad con que se propaga, el coronavirus está deteriorando las siempre difíciles relaciones entre Estados Unidos y China por su disputa sobre el origen de la pandemia y la catástrofe que ha desatado paralizando todos los países. Con cuatro millones de contagiados y más de 273.000 fallecidos, la enfermedad Covid-19 ha reventado la globalización y está recrudeciendo la «Guerra Fría» comercial y tecnológica que ya libraban en los últimos años las dos mayores economías del planeta, amenazando con volver a un mundo bipolar como en los tiempos de la extinta Unión Soviética. En un giro inesperado, y tras unas durísimas negociaciones, el presidente de EE.UU. dijo el viernes que se plantea anular el acuerdo comercial con China cuya primera fase firmó él mismo en enero. «Estoy decidiendo qué hacer», desveló Donald Trump en una llamada telefónica a la cadena Fox News. «Pero sin duda es algo sobre lo que debo tomar una decisión», añadió el presidente estadounidense. Apenas doce horas antes, el propio Gobierno de Washington había difundido un comunicado en el que anunciaba que negociaba ya la segunda fase de ese acuerdo comercial para levantar aranceles. El jueves, el secretario del Tesoro (ministro de Economía), Steven Mnuchin, y el jefe de la oficina comercial de la Casa Blanca, Robert Lighthizer, hablaron por teléfono con el viceprimer ministro Liu He, responsable de la política económica china, y los tres acordaron seguir negociando en plena pandemia para que pueda entrar en vigor la fase segunda del acuerdo comercial entre ambos países. Negociaciones en el aire «Las partes negociaron cumplir con los compromisos adquiridos dentro de los plazos establecidos», rezaba el comunicado que difundió la Casa Blanca. La primera fase del acuerdo entró en vigor a mediados del mes de febrero. Ahora, Trump amenaza con hacer saltar esas negociaciones por los aires. De hecho, una creciente desconfianza ha ido complicando las posibilidades de un acuerdo que ponga fin a la guerra arancelaria que sembró el temor a una recesión mundial el año pasado. Trump se jactó de haber obligado a China a comprar productos agrícolas de EE.UU. por valor de 200.000 millones adicionales a los niveles registrados en 2017, un objetivo hoy imposible por el colapso económico del coronavirus. Según datos del Gobierno estadounidense, en los tres primeros meses de 2020 las exportaciones agrícolas a China están 7.000 millones de dólares por debajo de los niveles de 2017. Sí hay productos que China está comprando más, como la carne de cerdo ante la escasez en su mercado nacional por la fiebre porcina, pero otras adquisiciones se han desplomado, como las de soja. Según Scott Kennedy, experto en China en el Centro de Estudios Estratégicos Internacionales de Washington, «no existe la posibilidad de que China cumpla con esos compromisos». Después de haberse enfrentado a las acusaciones de que ganó las elecciones presidenciales de 2016 por la ayuda de la inteligencia rusa, Donald Trump ha decidido relacionar a los demócratas con China: primero denunciando que el Gobierno de Barack Obama fue excesivamente blando con Pekín al no poner trabas al libre comercio, y después acusando a la familia del exvicepresidente y candidato «de facto» Joe Biden de negocios oscuros y cobros millonarios en el gigante asiático. La Casa Blanca ha filtrado a los medios que Trump prepara una respuesta formal a China por negligencia en la gestión de la crisis del coronavirus con medidas insólitas: retirarle a sus autoridades la inmunidad diplomática y denunciarlas por daños y perjuicios, aplicar más aranceles e incluso el impago de la deuda. Se trata de una verdadera afrenta, dado que Pekín tiene deuda estadounidense por valor de 1,3 billones de dólares. El «virus chino» En numerosas ocasiones, el presidente estadounidense se ha referido a la enfermedad Covid-19 como el «virus chino», y ha expresado dudas sobre si su origen está en un laboratorio de la ciudad de Wuhan -primer foco conocido de la epidemia-, algo que niegan sus propias agencias de inteligencia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la mayoría de la comunidad científica internacional. Un reciente informe del Departamento de Seguridad Nacional norteamericano acusa a China de haber mentido sobre el coronavirus a principios de año para hacer acopio de material sanitario como mascarillas y reducir sus exportaciones de forma irregular.En enero, Trump firmó el acuerdo para poner fin a la guerra comercial con China, pero mantiene aranceles de un 25 por ciento sobre bienes por valor de 370.000 millones de dólares (340.000 millones de euros) fabricados en ese país asiático. Varios economistas han advertido a la Casa Blanca de que este momento, con los mayores índices de desempleo desde la Gran Depresión, es el peor para reanudar una guerra comercial con China. «Es una locura, justo lo último que necesita ahora la economía de EE.UU.», dice Joe Brusuelas, economista jefe de la consultora RSM. Presión internacional Con EE.UU., el Reino Unido, Alemania y otros países pidiéndole una investigación internacional sobre el confuso origen del coronavirus, el autoritario régimen de Pekín sabe que se enfrenta a la mayor hostilidad desde la matanza de Tiananmen en 1989 y basa su respuesta en dos claras estrategias. La primera de ellas es su «diplomacia de las mascarillas», que consiste en donar, pero sobre todo vender, material sanitario y de protección a los países en apuros, que en ocasiones reciben productos defectuosos que dañan todavía más el sello «Made in China». La segunda, liderada por sus diplomáticos más agresivos, ataca directamente a Trump por su nefasta gestión de la crisis, que ha dejado ya en EE.UU. más de 1,2 millones de contagiados y 76.000 fallecidos. «Los políticos americanos han ignorado repetidamente la verdad y siguen diciendo mentiras descaradas. Su único objetivo es eludir su responsabilidad de sus pobres medidas de prevención y control de la epidemia y desviar la atención pública», critica en sus comparecencias uno de los portavoces del Ministerio de Exteriores chino, Geng Shuang. Dando pábulo a «teorías de la conspiración» que sitúan el origen del coronavirus en un laboratorio del Ejército estadounidense o con vídeos de la propaganda que ridiculizan los bandazos de Trump con una moribunda Estatua de la Libertad, Pekín ha pasado a la confrontación directa para torpedear su reelección en noviembre. Dejando atrás su habitual perfil bajo, esta virulencia de China sugiere una radicalización del «ala dura» del Partido Comunista para proteger al presidente Xi Jinping de las críticas internas por los problemas que se le acumulan por su autoritarismo. Entre ellos destacan la guerra comercial, la revuelta de Hong Kong y ahora la pandemia, que intentó ocultar al principio silenciando a los médicos que dieron las primeras voces de alerta y demorando una respuesta que podría haber evitado el desastre. «La relación entre China y el resto del mundo va a cambiar de forma fundamental. Realmente, empezó antes con Trump. Pero esto ha sido un punto de inflexión. No importa cómo se recupere Occidente ni si Trump es reelegido o no; va a haber un cambio», analiza para ABC Xu Bin, profesor de Economía y Finanzas de la Escuela Internacional de Negocios Chino-Europea de Shanghái (CEIBS). A juicio de este experto, «China va a ser desplazada del escenario internacional y ahora tiene que explotar su mercado doméstico para no depender tanto del extranjero, pero cuenta con la ventaja de haber aprendido mucho de Occidente con la globalización y haber creado su propia tecnología e internet». Aunque el profesor Xu cree que «nos enfrentamos a un mundo bipolar», aventura que «en el siglo XXI será una competición económica, más que ideológica o política». Por ese motivo, no espera «un desacoplamiento total, sino una reducción de la dependencia de China, que es una parte importante de la cadena global de suministros y un gran mercado para las empresas occidentales», explica. Un «prestigio herido» Con él coincide Jean-Pierre Cabestan, profesor de Políticas de la Universidad de Hong Kong, quien cree que «el Gobierno chino ha intentado aprovecharse de una crisis sanitaria sin precedentes no solo para demostrar su capacidad para superarla rápidamente, sino también para ampliar su influencia diplomática, mejorar su imagen y desafiar el estatus hegemónico de EE.UU.». Pero «la agresividad de Pekín y la incoherencia de su relato» ha hecho, en opinión de Cabestan, que la crisis del coronavirus «ponga de manifiesto lo mucho que el mundo depende de los productos médicos y farmacéuticos de China, llevando a EE.UU. y sus aliados, si no a desacoplarse completamente, a reducir dicha dependencia». Para este especialista, «más que mitigar la competencia económica y geoestratégica entre EE.UU. y China, esta crisis sanitaria planetaria ha intensificado la ?nueva Guerra Fría? entre ambas potencias. Al mismo tiempo que ha herido el prestigio de EE.UU., no ha demostrado la capacidad de liderazgo de China».
04-05-2020 | Fuente: abc.es
Concluye sin sentencia el juicio por la tragedia de la Loveparade en la que murieron 21 jóvenes en Alemania
La Audiencia Provincial de Duisburgo (oeste de Alemania) anunció este lunes la suspensión del proceso contra tres acusados por la tragedia en 2010 de la Loveparade, multitudinaria fiesta al aire libre en la que en una avalancha humana murieron 21 jóvenes, entre ellos dos españoles, y más de 650 resultaron heridos. Concluye así sin sentencia y tras 184 sesiones uno de los juicios más costosos -alrededor de cinco millones de euros- desde el fin de la II Guerra Mundial; sólo el alquiler de la sala en el centro de congresos de Düsseldorf a la que tuvo que trasladarse el proceso por razones de espacio ha costado alrededor de 25.000 euros por sesión. El tribunal había propuesto a principios de abril suspender el proceso entre otras razones ante la dificultad de celebrar las vistas debido al peligro de contagio por el coronavirus, a lo que se suma que muchos de los implicados en el juicio pertenecen al grupo de riesgo. En caso de querer continuar con el juicio, habría que calcular una extensión considerable del mismo en el tiempo, lo que a su vez imposibilitaría dictar sentencia hasta el 27 de julio de este año, cuando prescribe el delito, precisó en su momento. «Culpa limitada», según la fiscalía La Fiscalía de Duisburgo, por su parte, había considerado «justificada» la suspensión dadas las circunstancias y coincidió con el tribunal en que la culpa de los acusados «puede considerarse limitada» y en que continuar con el juicio, teniendo en cuenta la pena que puede esperarse en caso de una condena, «ya no es proporcional». En la decisión de la Fiscalía pesó también que a pesar de haber quedado probada la responsabilidad de los acusados en lo relativo a la no idoneidad del recinto, la falta de un concepto para un evento de estas dimensiones y la gestión errónea del flujo de visitantes, el informe técnico realizado apunta a una tragedia difícilmente previsible y consecuencia de múltiples negligencias. Los familiares de los fallecidos, dos de ellos españoles, se mostraron contrarios a la decisión judicial, que no es recurrible También los tres acusados se mostraron de acuerdo con la suspensión del juicio, mientras que la mayoría de los familiares de las víctimas, en calidad de acusación particular, se pronunciaron en contra, aunque su consentimiento no era jurídicamente necesario, por lo que la decisión de concluir el proceso no es recurrible. En febrero del año pasado, la Audiencia Provincial decidió dar carpetazo al proceso tras 101 sesiones contra siete de los diez acusados -seis empleados municipales y uno de los miembros de la organización del festival-, para los que el juicio, que comenzó en diciembre de 2017, concluyó sin pena ni fianza. Los otros tres acusados, también miembros de la empresa organizadora Lovapent, rechazaron en su caso la suspensión del proceso a cambio del pago de una fianza de 10.000 euros, respectivamente. La Fiscalía había respaldado la propuesta del tribunal de suspender el juicio contra los diez acusados -entre otros cargos, por homicidio involuntario-, para siete de ellos sin condiciones, y para los otros tres, con fianza.
01-05-2020 | Fuente: abc.es
El Observatorio Cubano de DD.HH. pide a la Asamblea Nacional que declare inconstitucional la «Ley Azote»
Las formas del régimen cubano para reprimir y silenciar las críticas son múltiples. La última es el uso que está haciendo el Gobierno de Miguel Díaz-Canel del Decreto-Ley 370, más conocido como «Ley Azote». Aprobado en diciembre de 2018, ha sido a partir del mes de enero en el que ha sido utilizado contra todos aquellos que fotografiaban o escribían algo que al régimen le molestara, especialmente en relación con la gestión del coronavirus en la isla. En estos cuatro primeros meses del año, una veintena de periodistas indpendientes han sido detenidos y sancionados con multas que ascienden a 3.000 pesos (120 dólares). Esto ha llevado a numerosas organizaciones a denunciar este decreto y pedir su derogación. La última ha sido el Observatorio Cubano de Derechos (OCDH), que ha pedido a la Asamblea Nacional de Cuba que declare inconstitucional dicho decreto. Lo ha hecho a través de una denuncia presentada ante la institución este miércoles por los activistas Enix Berrio Sardá y Luis Manuel Otero Alcántara, representantes de la ONG, en La Habana. En ella se solicita a la Asamblea Nacional que «revise y declare inconstitucionales» dos artículos del Decreto-Ley 370 que regula el uso de las nuevas tecnologías en la isla, según ha informado la ONG, con sede en Madrid, a través de un comunicado. Según el organismo, el artículo 68 del Decreto-Ley 370 «entra en colisión directa» con el artículo 54 de la Constitución cubana sobre el «supuesto respeto y garantía de la libertad de pensamiento, conciencia y expresión». Dicho artículo considera delito «difundir, a través de las redes públicas de transmisión de datos, información contraria al interés social, la moral, las buenas costumbres y la integridad de las personas», un delito que lleva asociada una sanción de 3.000 pesos. Censura política y cultural Para la ONG, la aplicación de este artículo es una forma «encubierta e ilegal» de extender el alcance punitivo y la censura política y cultural «bajo la apariencia de normas administrativas contra actuaciones que no van contra los bienes jurídicos más importantes (..) Queremos llamar la atención -subraya la denuncia- de que en estos momentos las autoridades están usando el precitado artículo para sancionar con multas significativas a ciudadanos por sus publicaciones en redes sociales abiertas, como Facebook y Twitter, o por enviar artículos y noticias a medios de comunicación independientes de los oficiales». El segundo artículo que denuncia el OCDH es el número 76, que según la ONG se «contradice» con el artículo 99 de la Constitución cubana, «sobre daños o perjuicios sufridos por órganos del Estado, sus directivos, funcionarios o empleados, con motivo de la acción u omisión indebida de sus funciones, y la correspondiente reparación o indemnización». También se contradice, según expresan en el comunicado, con el derecho consagrado en el artículo 94 de la Carta Magna, «sobre el debido proceso en los ámbitos judicial y administrativo y, en consecuencia, con los derechos de reparación por los daños materiales y morales e indemnización por perjuicios». Impunidad «En cualquier caso -concluye el comunicado-, el artículo 76 del Decreto Ley 370 que se cuestiona, limita de manera inconstitucional el derecho que ha querido garantizar la Constitución como protección del ciudadano ante las actuaciones u omisiones indebidas, entre otros, de los funcionarios estatales. Y ello tiene el gran peligro de alimentar la impunidad de la administración en sus actuaciones, dado que tendría una especie de fuero o inmunidad», argumenta el OCDH.
30-04-2020 | Fuente: as.com
Toulouse y Amiens recurrirán la decisión de los descensos y el Lyon también se plantea reclamar
Ambos clubes descenderían a Ligue 2 con el criterio utilizado por la LFP para decidir la temporada. El Lyon dice que podria reclamar daños y perjuicios.
29-04-2020 | Fuente: elmundo.es
La Diputación de Valencia suspende el contrato de Casas y le libera de pagar el canon de 207.901 euros
El ente provincial da luz verde a la suspensión temporal pedida por el productor francés, que solicitará la reparación de los perjuicios sufridos y el reequilibrar económicamente el contrato 
1
...