Infortelecom

Noticias de jovenes

24-05-2018 | Fuente: abc.es
París, Mayo 1968: «¿Qué?»
Las jornadas parisinas y francesas del mes de mayo de 1968 tienen un eco fantasmal muy superior a su verdadero alcance histórico cultural, social y político, muy inferior al de otras y más profundas insurrecciones de aquel mismo año, en Berkeley, California, y Praga, Checoslovaquia, entre otros numerosos movimientos internacionales, de muy diverso alcance y naturaleza del Japón al Brasil, pasando por México y Madrid. La primavera de Berkeley, en San Francisco, California, EE. UU., duró una década corta y, hacia 1968, confirmó su muy profunda influencia en la escena internacional a través de movimientos culturales, sociales y políticos de inmenso calado. El movimiento Beat influyó en la poesía y la música popular (Ginsberg, Dylan), no solo estadounidense. La revuelta estudiantil contra la guerra del Vietnam fue el «modelo» importado con éxito por los estudiantes parisinos. La insurrección cívica norteamericana tuvo dos vertientes, pacífica (Martin Luther King) y violenta (Black Panters), dos movimientos que cambiaron la historia de la lucha de los derechos civiles en la primera democracia mundial La primavera de Praga se prolongó entre el 5 de enero y el 20 de agosto de 1968, cuando Checoslovaquia fue invadida por los tanques de la URSS y sus aliados del Pacto de Varsovia. Aquella primavera tuvo raíces culturales, sociales y políticas profundísimas, que comenzaron a minar la estabilidad amenazada de la URSS y el antiguo Pacto de Varsovia. Entre esos dos aldabonazos de alcance mundial, grandes movimientos sociales (pacifistas, feministas, homosexuales, liberación sexual, ecologistas, etc.), distintos movimientos culturales y artísticos (hippies, happening, fluxus, pop-art, videoarte, land art, psicodelia, etc.) tuvieron muy diversas raíces, en California, Nueva York, Berlín y París, sin duda. Se trataba del «alzamiento» de una generación privilegiada (nacida entre 1940 y 1950), en los EE. UU. y Europa, que descubría su identidad tirándose a la calle contra las grandes potencias imperiales (la URSS y los EE.UU.), roturando nuevos territorios sociales y culturales, globalmente «anti autoritarios», aspirando a crear «nuevas formas de vida» y «relaciones sociales» (de la autogestión a las «comuna»). En ese marco, las jornadas del mes de mayo de 1968, en París y Francia, tuvieron y tienen un eco excepcional, pero dejaron una herencia harto incierta. «Olvidar 68» Embrión de las jornadas de mayo, la Internacional Situacionista (1958 - 1969) fue el movimiento cultural más genuinamente subversivo de su época. Desapareció sin posible descendencia. Los pensadores franceses que estuvieron al frente del primer movimiento de la época, los maestros «estructuralistas», terminaron difuminándose en una diversidad antagónica: Claude Leví-Strauss osciló hacia el liberalismo, Michel Foucault terminó apoyando el retorno del ayatolá Jomeini a Teherán, Louis Althusser estranguló a su propia esposa? y los jóvenes activistas del 68 parisino (André Glucksmann, Bernard-Henri Lévy) comenzaron por denunciar la impostura totalitaria comunista, para terminar oscilando hacia el reformismo tranquilo. Desaparecida la Internacional Situacionista, el 68 francés no inspiró textos subversivos comparables a la Comuna Zamorana de Agustín García Calvo. En el terreno estrictamente político, los jóvenes parisinos del 68 estaban divididos en numerosas capillas izquierdistas: trotskistas ( Alain Krivine), maoístas (Alain Geismar), anarquistas (Daniel Cohn-Bendit), divididas, a su vez, en «subcapillas» (trostkistas de distinta obediencia, «maoistas libertarios», entre muchas otras otras). Jamás hubo entre esas familias antagónicas un «proyecto político común». Krivine deliraba con un putsch leninista, «tomando» el palacio del Elíseo: proyecto de Cohn-Bendit le quitó de la cabeza, con dos sentencias devastadoras. Entre la cultura y la política, el magno legado del 68 francés fue el hundimiento de la hegemonía comunista. Por vez primera, desde 1945, el PCF y los intelectuales comunistas fueron denunciados como un grupo de presión arcaico y totalitario. Entre la cultura y la agitación social, la contestación juvenil parisina no tuvo la importancia excepcional que tuvo la contracultura californiana? El «papa» de la revolución sexual (Wilhelm Reich) llegó «importado» de Berlín y Berkeley. El «papa contraconsumista» (Herbert Marcuse) era alemán y enseñaba en California. La «intelligentsia» estrictamente parisina intentó «sumarse» y «participar» de alguna manera en las jornadas de mayo, pero no dejó una huella duradera. El sociólogo Alain Touraine elaboró sucesivas teorías de un «socialialismo autogestionario» que no tuvo ningún éxito y terminó diluido en la «unión de la izquierda». Henri Lefebvre fue acusado de plagiario. Sartre, Beauvoir y Foucault intentaron en vano montarse en algún «carro», pero también ellos pertenecían a un pasado nada heroico y terminaron apoyando a los terroristas de la Fracción Ejército Rojo. Entre muchas otras herencias cosmopolitas, los novelistas, poetas y cineastas checos y norteamericanos (Kundera, Ginsberg, etcétera) dejaron obras de gran calado en la historia literaria y visual de la época. La Nouvelle Vague francesa (de formación políticamente conservadora) paralizó el Festival de Cannes de aquel año, pero la obra de Godard del momento destaca por su colosal confusión no siempre significante. Sin duda, la defensa de la Cinemateca parisina de Henri Langlois tuvo un cierto tono épico, sin herencia. En el terreno social, la CGT (sindicato comunista) se benefició del gigantesco lío, negociando unos acuerdos salariales que terminaron por enterrar los sucesos de mayo, con un «pacto social» entre De Gaulle y los comunistas. De Gaulle disolvió la Asamblea Nacional el 30 de mayo. Veintisiete días después de la aparatosa ocupación de la Sorbona, se iniciaba una rapidísima vuelta a la normalidad más conservadora. En las elecciones generales del mes de junio siguiente, la Union pour la défense de la République (UDR, derecha gaullista) consiguió 294 de los 485 escaños: una de las mayorías conservadoras más grandes de la historia política de Francia. Los centristas de Progrès et démocratie moderne (PDM) consiguieron 27 escaños. Los Républicains indépendants (RI, centristas) consiguieron 64 escaños. El PCF consiguió 34 escaños. La Federación izquierda demócrata socialista 57 consiguió escaños. Así terminaban políticamente varias semanas de agitación sin destino conocido más allá de poéticas proclamas literarias: el alzamiento y triunfo de la Francia más conservadora. Comenzaba el inconcluso diluvio de los millares de libros y ensayos glosando una «revolución» que nunca existió, los fuegos fatuos de unos movimientos culturales, sociales y políticos que no habían comenzado en Francia y solo tuvieron en París el eco confuso de una explotación comercial sin herencia cultural «autónoma», al margen de las grandes corrientes sociales, culturales, artísticas y políticas europeas y norteamericanas. Daniel Cohn-Bendit, la figura más emblemática del 68 francés, publicó el 2008 un libro titulado «Forget 68» (Olvidar 68) y hoy, tras apoyar la candidatura de Emmanuel Macron al Elíseo, defiende una Europa federal, una economía «liberal libertaria».
24-05-2018 | Fuente: abc.es
Los obispos suspenden el diálogo nacional en Nicaragua por falta de acuerdos
Los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua han anunciado este miércoles 23 de mayo la suspensión del diálogo nacional, ya que las partes no han llegado a un acuerdo, y ha propuesto la formación de una comisión mixta para llegar a un consenso. «Lamentamos vernos obligados debido a la falta de consenso a suspender, por ahora, esta mesa plenaria del diálogo nacional», ha afirmado el presidente de la Conferencia Episcopal nicaragüense, el cardenal Leopoldo Brenes, según ha recogido el diario local «El Nuevo Diario». «No obstante, pedimos la formación de una comisión mixta de seis personas, tres por cada parte, con el objetivo de que logre un consenso para superar este impase», ha aseverado. Las partes del diálogo no han alcanzado un acuerdo en cuanto a la propuesta del Gobierno de desactivar los tranques, y la de los universitarios, la sociedad civil y empresarios, de adelantar las elecciones. Las protestas comenzaron el pasado mes de abril por una reforma de la seguridad social que aumentaba las retenciones a trabajadores y empresarios y ponía a cotizar a los jubilados, pero crecieron rápidamente hasta reclamar la «democratización» del país. Según el balance de víctimas proporcionado este lunes por la CIDH, al menos 76 personas murieron, 868 resultaron heridas y 438 fueron detenidas. La mayoría de las víctimas eran jóvenes manifestantes, aunque los investigadores regionales han identificado también a dos policías muertos y han registrado «agresiones» contra otros funcionarios. EL presidente del país, Daniel Ortega, propuso como solución el diálogo nacional que arrancó la semana pasada en medio de renovadas protestas.
23-05-2018 | Fuente: elpais.com
Youtubers y candidatos: el debate presidencial que enfrentó a dos generaciones en Colombia
Sergio Fajardo, Humberto de la Calle y Gustavo Petro contestaron las preguntas de jóvenes influenciadores con millones de suscriptores en las redes sociales
23-05-2018 | Fuente: abc.es
Más de 200 militares venezolanos detenidos por supuesta «traición a la patria»
La tensión crece en las filas de la Fuerza Armada Nacional de Venezuela y, aunque las cifras varían según las fuentes, las detenciones de militares se suceden. El expresidente de la Asamblea Nacional Julio Borges eleva hasta más de 200 el número de oficiales apresados por rebelarse contra el régimen de Nicolás Maduro. Borges aseguró desde Washington a la emisora Unión Radio que existe en marcha un alzamiento militar y que los uniformados cubanos «persiguen» y «torturan» a jóvenes militares venezolanos descontentos. «En la última semana hay más de 200 oficiales presos y detenidos, porque simplemente se han rebelado. Ya no es un tema de que hay descontento en la fuerza armada, es que hay, a voces abiertas, una rebelión, sobre todo de los jóvenes, contra lo que está pasando en el país», señaló Borges. El diputado opositor señaló que lo que está pasando en el seno de la fuerza armada bolivariana «es un problema estructural que no se detiene con el garrote, con la represión». «Están torturando jóvenes, están persiguiendo jóvenes militares y lo están haciendo de manera vergonzosa oficiales cubanos», señaló, para agregar que el proceso de salida del poder de Nicolás Maduro, reelegido el pasado domingo en unas elecciones que la oposición considera «una farsa», «ya comenzó» y es «indetenible». También indicó que va a seguir haciendo «todo el trabajo» que ha adelantado, junto con otros diputados del Parlamento de mayoría opositora, para «desenmascarar» a Maduro ante el mundo. Sin abogado particular El portal venezolano «La Patilla», por su parte, informa de que los tribunales castrenses han detenido a once oficiales. Según una fuente consultada por este medio, entre estos arrestados hay una mujer y se les ha imputado los cargos de «traición a la patria, instigación al motín y delitos contra el decoro militar». Y no se les ha permitido nombrar defensores privados, sino públicos. Algunos fueron presentados ante el tribunal primero en funciones de control, mientras que otros fueron sancionados por el tercero de control, ambos de la jurisdicción militar. El informante indicó que, de los once detenidos, hay ocho identificados: teniente de fragata Gustavo Enrique Carrero Angarita, teniente de navío Ángel José Acosta Pérez, capitán de corbeta Carlos Gustavo Macsotay Rauseo, teniente de fragata Argenis David Rodríguez Corona, teniente de fragata Elías José Noriega Manrique, teniente coronel Roberto Molina, teniente de navío Raúl Eduardo Díaz Casado y teniente de navío Antonio Julio Scola Lugo. La fuente precisó que varios de ellos pertenecen al grupo de Fuerzas Especiales UOPE, miembros del grupo comando adscrito a la Armada Venezolana y a la Aviación. Hasta el momento no está precisado el sitio de reclusión dictado por la juez primera de control, mayor Claudia Carolina Pérez de Mogollón, para nueve de los imputados, por lo que se presume que los privados de libertad se encuentren nuevamente en la sede la Dirección de Contra Inteligencia Militar (Dgcim) en Boleíta, en el norte de Caracas. Según versión militar, de los oficiales procesados unos fueron aprehendidos en la base naval de Turiamo ubicada en el estado Aragua, y otros fueron capturados mientras se encontraban reunidos en el propio Comando Estratégico Operacional (CEO) del Fuerte Tiuna.
23-05-2018 | Fuente: elpais.com
Varios países de la UE piden crear un ?Erasmus de la Cultura?
La iniciativa facilitaría la movilidad de los jóvenes artistas a partir de 2020
23-05-2018 | Fuente: elpais.com
Las chicas, más descontentas con su físico y más proclives a los trastornos mentales que los chicos
Solo el 26% de las jóvenes se siente a gusto con su peso frente al 33% de los varones
23-05-2018 | Fuente: abc.es
Macron lanza su «no plan» contra el cáncer nacional de los suburbios
Emmanuel Macron propone una «revolución» para intentar acabar con el cáncer urbano, social, político y cultural que gangrena los suburbios de París y toda Francia: no lanzar un nuevo «programa banlieue», intentar que la iniciativa privada, la fiscalidad y la «liberación económica», permitan consumar el cambio siempre esperado y nunca conseguido con los 70.000 millones de euros invertidos durante cuarenta años a través de sucesivos y fallidos «planes de Estado». Se esperaba que Macron anunciase un nuevo «plan banlieue». «Banlieue»? la palabra que nombra los suburbios franceses, donde más de 700 zonas urbanas sensibles son un polvorín social y multicultural desde hace décadas. Un ex ministro de Nicolas Sarkozy, Jean-Louis Borloo, le presentó un nuevo «plan»: comenzar por invertir otros 5.000 millones de euros, «de entrada», en proyectos de renovación y relanzamiento de zonas víctimas de numerosas crisis. Se esperaba que Macron utilizase el «plan Borloo», para matizarlo, continuar y prolongar el intervencionismo de Estado que comenzó Valery Giscard d?Estaing, en 1977, con un primer programa que se llamó «Habitat y vida social»? François Mitterrand, Jacques Chirac, Nicolas Sarkozy y François Hollande, lanzaron todos ellos nuevos «planes» de Estado: Zonas de Educación Prioritaria (ZEP), Banlieue 89, Plan Marshall para las ciudades, Zonas Francas Urbanas (ZFU), Renovación y Solidaridad (RyS), Esperanza Banlieue, Plan Ayrault, Plan Vallaud-Belkacem? Uno rosario de «planes» que jamás aportaron soluciones «concluyentes», con un costo evaluado en unos 70.000 millones de euros. El invierno del 2005, Chirac tuvo que recurrir al ejército para sofocar la sublevación de la ?banlieue?. El mes de febrero de 2017, Holande recurrió masivamente a las unidades anti disturbios para sofocar estallidos de violencia incontrolada en toda la periferia de París. Con tales antecedentes, Emmanuel Macron ha resumido de este modo su proyecto personal para abordar el problema de fondo de los «banlieue»/los suburbios de Francia: «No presentaré un enésimo Plan Marshall para la banlieue? ya sabemos lo que han dado de sí cuarenta años de planes. Vamos a intentar otra cosa, a otro ritmo, con otra filosofía». 1.300 nuevos policías Descartado un «plan Macron» para la «banlieue», el presidente de la República si insiste en las «medidas prácticas» que su gobierno ha puesto en marcha y continuará matizando: -Mejorar la seguridad: 1.300 nuevos policías estarán más presentes o serán enviados a unos 60 o 100 barrios periféricos, con el objetivo concreto de mejorar la seguridad e intentar cortar por lo sano el tráfico de drogas y el tráfico de drogas. -Mejorar las operaciones de renovación urbana, a través de la Agencia nacional de cohesión de los territorios. Sin dotaciones presupuestarias nuevas, se espera «agilizar» la burocracia y favorecer la iniciativa privada. -Creación de becas de estudios de formación básica y profesional, esperando ofrecer mejor enseñanza, a más de 30.000 adolescentes y jóvenes de la periferia. -C rear nuevas formas de ayudas fiscales destinadas a favorecer el micro crédito y la creación de micro empresas, esperando la «generalización de iniciativas privadas». -Nuevas iniciativas contra la radicalización? a juicio de Emmanuel Macron, «los discursos racistas y anti semitas se han agravado en los suburbios: es una muy mala noticia; debemos combatir ese problema de fondo». El presidente de la República anuncia futuras medidas para combatir la proliferación de ideas racistas y la «intolerancia religiosa y cultural».
23-05-2018 | Fuente: abc.es
Condenada una madre en Reino Unido por forzar a su hija para que se casara en Pakistán
Una madre ha sido condenada en Reino Unido por engañar a su hija para que viajara a Pakistán para que tuviera un matrimonio forzado. La joven de 18 años tuvo que casarse con un hombre 16 años mayor que ella, cuando realmente le habían dicho que se trataba de unas vacaciones familiares en Pakistán. Su madre fue hallada culpable de engañarla para que viajara y la obligó a casarse después de un juicio en el tribunal de Birmingham, donde un jurado escuchó cómo la víctima había sollozado al estar casada con un pariente, que la había dejado embarazada después de un viaje anterior. Los activistas dijeron que la histórica condena del martes enviaría un fuerte mensaje a las familias que planean coaccionar a sus hijas para que se casen, y que animará a más jóvenes a que hablen y denuncien. El jurado del Birmingham Crown Court en el centro de Inglaterra supo que la niña estaba comprometida con un hombre 16 años mayor que ella en una visita a Pakistán cuando tenía 13 años. El hombre tuvo relaciones sexuales con ella y la niña se sometió a un aborto a su regreso a Gran Bretaña, según han informado los fiscales. La madre llevó a su hija de vuelta a Pakistán en el año 2016 bajo el pretexto de unas vacaciones, pero al llegar le dijo que tenía que casarse. Cuando protestó, su madre la agredió y amenazó con quemar su pasaporte, según el testimonio de la joven. La pena máxima es de 7 años El día de la boda, justo después de cumplir 18 años, se realizó una ceremonia islámica y se obligó a la muchacha a firmar un certificado que probaba que el matrimonio había tenido lugar, dijeron los fiscales. La madre regresó a Gran Bretaña sin su hija. Cuando un juez del Tribunal Supremo ordenó el regreso de la niña, su madre la amenazó con magia negra si le contaba a alguien lo que sucedió. Reino Unido prohibió el matrimonio forzado en 2014. También es un crimen llevar a alguien al extranjero para casarse en contra de su voluntad. La pena máxima es de siete años. Karma Nirvana, una organización benéfica que apoya a las víctimas del matrimonio forzado, elogió el veredicto. «Establece un gran precedente», dijo Natasha Rattu, un legislador Karma Nirvana. La Unidad de Matrimonio Forzado del gobierno recibió informes de casi 2,000 casos posibles el año pasado, muchos de ellos con niñas de origen asiático, pero los activistas dicen que la cifra es solo la punta del iceberg. El veredicto es la segunda condena por matrimonio forzado en Gran Bretaña, pero la primera donde el acusado estaba relacionado con la víctima. En 2015, un tribunal galés condenó a un hombre por usar coacción para que una mujer se casara con él. La superintendente detective Sally Holmes de West MidlandsPolice elogió la valentía «extraordinaria» de la víctima. «Cualquiera que esté considerando casarse con una persona en contra de su voluntad deberá comprender que investigaremos a fondo esas ofensas, donde sea que se produzcan en el mundo», dijo.
23-05-2018 | Fuente: abc.es
«Para Occidente no soy una artista, soy una feminista saudí que hace arte»
Desde el pasado 15 de mayo, las autoridades saudíes han detenido a un total de siete destacadas defensoras de los derechos de las mujeres, según la ONG Human Rights Watch. Precisamente, la detención de estas activistas -que han luchado durante años por, entre otras cosas, la abolición de la figura del guardián masculino para las mujeres- ha llegado a falta de un mes de la derogación final de la ley que prohíbe conducir a las saudíes. La encarcelación de estas activistas ha empañado el optimismo de muchas mujeres saudíes ante los cambios en el reíno wahabí. «Ninguna de mis amigas ni mis hermanas pueden conducir. Mi madre no, que seguro que mataría a gente con su coche (ríe). Imagina lo emocionante que es para nosotras», dice a ABC la artista Manal al Dowayan (Dhahran, 1973), de visita hace dos semanas en Madrid para hablar de liderazgo y participación femenina en los países árabes. Afincada en Londres desde hace meses por una beca, la obra de Al Dowayan abarca desde fotografías en blanco y negro, vídeo y sonidos hasta esculturas e instalaciones participativas a gran escala sobre la memoria colectiva y la situación en la sociedad de las mujeres saudíes. Muchos medios occidentales la presentan como Manal al Dowayan, la artista feminista de Arabia Saudí. «Soy feminista, pero creo que la gente que me pone etiquetas limita lo que soy. Si me llamas feminista, significa que un artista masculino es un auténtico artista mientras que yo soy una feminista; y si dices que soy artista saudí, el resto son artistas, pero yo estoy definida por mi país. Yo soy artista y me llamo Manal, fin de la historia». [Este periodista ha evitado preguntarle sobre por qué no lleva velo durante esta entrevista ni sobre su religiosidad.] La prensa internacional ha descrito al heredero al trono saudí Mohamed bin Salman como revolucionario gracias a sus decisiones sobre las concesiones a las mujeres y su agenda reformista. ¿Espera grandes cambios o solo cosméticos? Solo han tomado unas pocas medidas desde hace solo seis meses. Es demasiado pronto para decirlo. No lo sé. Espero que sí. Soy optimista. Siento realmente que tocamos fondo en derechos para las mujeres; no se puede ir a peor. Teníamos la peor situación para las mujeres. No podemos conducir, en ningún otro sitio del mundo tienen esta ley. Tenemos un guardián, no somo ciudadanos de primera clase. Pese a todo, soy optimista. La iniciativa del permiso de conducir para las mujeres, aunque la idea no sea ejecutada completamente, es ya un inicio. Cada vez que una celebridad o una política occidental visita Arabia Saudí y se niega a usar el velo es aplaudida como una forma de luchar contra la imposición. Por otro lado, otros alegan que ese gesto es injusto para las saudíes, que no pueden rechazar la ley, y que no deja de ser un gesto para la galería; que sería más efectivo declinar directamente la invitación a visitar el país. El debate en las redes volvió a surgir tras la estancia en Arabia Saudí de la actriz estadounidense Katie Holmes. ¿Qué piensa usted al respecto? ¿Es más eficaz rechazar visitar el país que la cuestión del velo? No sabía que Katie Holmes había ido. Es una buena pregunta. Las celebrities rechazan llevar velo y es una asunción que tengan que llevar el velo. Cada vez que una política o celebrity visita Arabia Saudí lo primero que se dice en es «mirad nuestra primera dama». No dicen más. Es un estereotipo, es propaganda de los medios para contar una bonita historia de nuestras mujeres que dijeron no. Si buscas en Google cualquier mujer que va a Arabia Saudí hay artículos diciendo que rechazó llevar el velo. La norma en mi país era así, pero ya no es obligatorio llevar el velo. Te lo garantizo. Aunque si voy a tu país lo normal es que siga las normas de tu país, ¿no? ¿Qué ha aprendido de las relaciones sociales a través de sus exposiciones de fotografía y técnicas mixtas sobre tradición y regulación política en la sociedad saudí contemporánea? Es una pregunta complicada, ¿de qué tipo de periódico eres tú? ¿Relaciones sociales? Diría que la mayoría de artistas o están socialmente implicados y luchan con la idea de participar en el sistema social, o bien son observadores. Es una gran diferencia: ser solo un observador, no estar implicado sino contar una historia desde un ángulo, y estar dentro y comprometido, donde la historia se crea por sí misma, y tú no eres un narrador sino que eres parte de ella. Realmente creo que soy parte de la historia, intento dar lo mejor de mí para no ser nunca una observadora, aunque no pasa nada con ello. Mi forma de trabajar es estar completamente implicada en desarrollar la historia, mi trabajo involucra a otras mujeres. Este compromiso con los que participan en mis obras es muy importante. ¿Cómo es el intercambio con las modelos?, ¿son saudíes? No son modelos, son todas mujeres de a pie. Creo que hasta este día he hecho arte durante 13 años creo que todo todo el mundo sea en España o Arabia Saudí se muestra interesado en aparecer en un trabajo artístico realizado por un artista. La razón es que quieren dejar una marca en este mundo con la esperanza que con este trabajo sobreviva tanto al artista como a ti. Quieren dejar una huella en este universo. Es un compromiso poético entre la gente y yo como artista. De hecho, a veces tengo que rechazar a muchos que se ofrecen voluntarios. Las mujeres que aparecen en uno de sus trabajos están cubiertas. ¿Se sienten más libres así que sin un velo que les tape el rostro? El trabajo lo hice en 2005, es decir hace 13 años. No fue sobre el velo, no lo llevaban para ocultar su identidad, porque algunas fueron fotografiadas mostrando su cara. Pero puse algunas cosas para abstraer sus caras. Por ejemplo, una de las mujeres era una ingeniera llevaba un vestido con monedas, no era un vestido normal, sino de hace cientos de años acorde a la tradición de cuando una mujer se casaba llevaba monedas de plata. Así, tenía su plan de reserva por si su marido sufría alguna desgracia. Ella es verdaderamente una ingeniera petrolera. Ponerse este vestido en un lugar ajeno a esa realidad queda raro y no forma parte de una fotografía normal. La idea es preguntarse sobre las tradiciones entremezcladas con la religión, en medio de un lugar del que en teoría no forman parte y que parece que está equivocado. Es lo que me cuestiono: la interpretación religiosa en el trabajo. Hubo un gran debate sobre qué tipo de trabajos pueden hacer las mujeres en Arabia Saudí según su naturaleza como mujer. Lo que yo digo es quién decide mi naturaleza y qué indumentaria me corresponde. ¿El debate que genera esa colección, la mujer saudí, las tradiciones y el trabajo, seguirá vigente las próximas décadas? El debate de 2005 llegó cuando las mujerse solo representaban un 3% de la fuerza de trabajo. Ahora todavía sigue siendo muy bajo con 18%. El debate sigue ahí todavía. ¿Si mi trabajo tiene caducidad en veinte años? No tengo ni idea. Ojalá, que lo tenga, es lo que marca un buen trabajo, que desaparezca su vigencia en el mismo año que se crea. Espero que algunos de mis trabajos terminen siendo documentos históricos y no contemporáneos. ¿Cómo ha sido la reacción a su trabajo en Arabia Saudí desde que empezó como artista? Nunca he sido censurada en mis casi 15 años de carrera. Todo mi trabajo ha sido expuesto en Arabia Saudí y ha sido publicado en todos los periódicos, conservadores y más progresistas. No tengo problemas en mostrar mi trabajo, incluso el público general lo acogió de forma muy positiva. Es una bendición de Dios. Es un trabajo conceptual y espero que entiendan el concepto que hay detrás. Estoy muy feliz de que la gente lo disfrute. ¿Su trabajo tiene sentido en Occidente? Mi trabajo tiene sentido en todo Occidente. Piensa en ello. Trato diferente temas a los que se enfrentan las mujeres en el mundo. En EE.UU., España, Inglaterra, América Latina hay todavía luchas por los derechos de las mujeres que no han terminado aún. Mi tema es muy particular con respecto a Arabia Saudí, pero lo muestro en museos británicos, en EE.UU., en la Biblioteca Clinton, en España también.. y he notado que las mujeres lo entienden. Saben que en Arabia Saudí la situación es distinta, pero al mismo tiempo entienden que hay un problema en el trabajo: que son excluidas por su condición como mujer. En España por ejemplo las mujeres no están al frente de las empresas. Es lo mismo en todas partes teniendo en cuenta las particularidades de cada país. Mi proyecto se acoge muy positivamente fuera, si miras las caras no son las tuyas, tampoco los vestidos, pero el concepto es universal. A las feministas europeas se les suele decir que miren para el mundo árabe y que luchen más por sus derechos, que aquí ya hay igualdad. Ve allí porque estamos bien, ¿no? No me corresponde a mí analizar la situación española. No tenemos democracia ni derechistas ni izquierdas, sino que tenemos un movimiento conservador y otro liberal. Los conservadores siempre dicen ?mirad a Occidente que las mujeres tienen que trabajar día y noche y sus cuerpos se han convertido en mercancías para vender, mirad que van en bikini?.. Todo el tiempo miran a Occidente para agradecerles a Dios que están seguros. Esta mentalidad es universal. El problema está allí, nosotros somos geniales, así que.. ¿qué decías de derechos? Es ridículo. Es ridículo. Hace unos meses leí «Sexo y mentiras», de la autora marroquí Leila Slimani, sobre la sexualidad como tabú en Marruecos. Lo que ella relata se resume en «haz lo que quieras pero en secreto». ¿Esta situación también ocurre en Arabia Saudí, pero llevada al extremo? No he trabajado en temas sexuales, en el sentido de homosexualidad, teorías 'queer'? no es mi espacio artístico. No soy homosexual, pero tengo ideas sobre inclusión, creo que todo el mundo necesita estar incluido. Las teorías 'queers' apoyan incluir minorías, mujeres de distintas clases.. Hay estilos de la escena artística de Occidente que son muy diferentes con respecto a Oriente, incluso con la palabra escrita. Por supuesto que el sexo existe en lo privado. Lo que pasa en privado se queda en privado, ¿verdad? Eres humano, haces cosas en privado que no dices en público y se habla de eso, pero no se describen los detalles. A veces encuentro libros muy sensacionalistas que buscan encontrar semejanzas y contrastes entre Occidente y Oriente. El arte árabe no está inspirado en pintar desnudos.. tenemos culturas distintas, aquí tenéis la influencia griega que comenzó todo, con figuras y formas; es un panorama distinto. De hecho, tengo todo un proyecto de 'Voices (Re) Claimed', donde hablamos de las voces de los otros. Hay tanta gente en este mundo que han escrito libros sobre mujeres saudíes y no son saudíes. La mayoría nunca ha estado incluso en Arabia Saudí. Esto me fascina. La gente que trata de contarme mi narrativa en un lugar como este sobre democracia, socialismo, comunismo, feminismo, arte, política? y quieren escribir de algo de lo que no forman parte. Es como si yo escribiera de la historia de España, puedo buscar en Google, buscar y escribir mi opinión de que España es demasiado conservadora y religiosa. No puedo decir eso. No es verdad. Digo grandes cosas y las pongo en un bonito libro y vendértelo. Y tú, que no has estado en Arabia Saudí, lo lees, lo compras y te lo crees. Por suerte tenemos internet y ya no tienes excusa para seguir siendo un ignorante. Ahora puedes escribirle a un marroquí y preguntarle si hay un movimiento sexual según has leído en un libro. Definitivamente, Arabia Saudí es muy diferente de España y de Reino Unido. ¿Eso quiere decir que un caso es mucho mejor que el otro? No. Cada uno es diferente y es lo que hace bonito al mundo. Todo es diferente. Nuestros estereotipos son o mujeres que lloran y oprimidas o bien la super visible activista que es al mismo tiempo una mujer solitaria que va a la cárcel. Pero detrás hay muchas mujeres trabajando en el sistema y tratando de cambiar las cosas Hemos pasado de un orientalismo que dibujaba Oriente con toques de exotismo y erotismo a un neo-orientalismo de las mujeres con burka. Y al mismo tiempo tenemos las librerías llenas de libros sobre Oriente y pocos son escritos por autores de Oriente. ¿Estas dos cuestiones están relacionadas? Tienes mucha razón. Lo he sufrido también. A lo largo de mi carrera he sido entrevistada por periodistas de todo el mundo, ya sea por email o Skype, y siempre preguntan por fotografías. ¿Sabes que tengo que pelear para aparecer así (sin velo) en la prensa occidental? Porque siempre me preguntan: «¿Tienes alguna con velo?». Es lo que quiere la audiencia. Si voy como tú, pasan la página. El 100% de los titulares de las entrevistas no vienen de conversaciones interesantes de la artista, sino de una mujer saudí que hace arte. Las etiquetas y las imágenes son una obsesión, es lo divertido, es exótico. Es exactamente lo mismo en mi país si solo sacamos de España a mujeres cantando y bailando flamenco, así es como se ve en mi país, no siempre, hay intelectuales. Nuestros estereotipos están ahí: mujeres que lloran y oprimidas o la super visible activista, una mujer solitaria que va a la cárcel. Pero detrás hay muchas mujeres trabajando en el sistema y tratando de cambiar las cosas por los derechos de las mujeres y de los niños, pero no interesan a nadie porque no están en la cárcel ni aparecen llorando. ¿Qué te parece? ¿Qué podemos aprender del arte saudí contemporáneo? Lo más importante es que el arte cree debate, que la gente está cuestionando y debatiendo. No somos robots oprimidos todo el tiempo. La escena artística se está moviendo, está haciendo arte en un contexto político. El pensamiento crítico es esencial para cambiar las cosas. Con respecto a la inauguración del Louvre Abu Dabi, ¿es posible el desarrollo del arte en una teocracia? Esta pregunta está ya obsoleta antes de que tu la formules. Tenemos museos, instituciones, galerías, mercados primarios y secundarios, bienales, escuelas de arte, ¿qué más se necesita para la escena artística? Tenemos ocho nuevos museos en la región. Esta pregunta ha sido un debate para Occidente, porque Occidente no quiere aceptar que tenemos nuestro propio estilo, que no es una réplica de lo que pasa aquí. Tenemos jóvenes que no tienen mochila. La mayoría de los coleccionistas aquí y en EE.UU. son personas mayores, porque son los que tienen el dinero. ¿Quiénes son los coleccionistas en mi región? Son los jóvenes y asumen riesgos. La escena artística va a ser muy innovadora.
1
...