Infortelecom

Noticias de jamal khashoggi

10-10-2018 | Fuente: abc.es
EE.UU. conocía los planes de Arabia Saudí para capturar al periodista Khashoggi
Los servicios de inteligencia estadounidenses conocían los planes del Gobierno de Arabia Saudí para capturar al periodista Jamal Khashoggi, después de interceptar comunicaciones de funcionarios del país árabe, informó hoy el diario «Washington Post» en su edición impresa. El rotativo capitalino, que citó de manera anónima a una persona familiarizada con la cuestión, explicó que los funcionarios saudíes querían arrestar a Khashoggi y llevarlo de regreso a su país, aunque «no estaba claro si tenían la intención de interrogar al periodista o matarlo». Khashoggi se distanció de la monarquía saudí el año pasado, después del nombramiento del actual príncipe heredero, Mohamed bin Salman, y se exilió en Estados Unidos, donde empezó a escribir para el diario Washington Post columnas críticas con la monarquía del país árabe. El periodista desapareció el pasado martes 2 de octubre en Estambul, donde se hallaba para encontrarse con su prometida turca, Hatice Cengiz, y visitó el consulado saudí en esa ciudad para recoger documentos necesarios para su próxima boda. No se han vuelto a tener noticias de él desde que entró en la legación, mientras Cengiz lo esperaba fuera, lo que ha suscitado todo tipo de especulaciones. Precisamente, Cengiz escribió una columna en la edición de hoy del Post en la que reclamó al presidente estadounidense, Donald Trump, y a la primera dama, Melania Trump, que ayuden a «arrojar luz» sobre la desaparición de su prometido. «Jamal es una persona valiosa, un pensador ejemplar y un hombre valiente que ha estado luchando por sus principios. No sé cómo puedo seguir viviendo si fue secuestrado o asesinado en Turquía», señaló Cengiz. Trump aseguró este lunes estar «preocupado» por la desaparición de Khashoggi, mientras Turquía aumentaba la presión sobre Arabia Saudí para aclarar el paradero del reportero y continuaban los rumores sobre su posible asesinato. Por su parte, el Ministerio de Exteriores turco anunció este martes que «se procederá a un registro del consulado en el marco de las investigaciones», tras recordar que el jefe de la misión ha dado su visto bueno, un requisito obligatorio, ya que las legaciones diplomáticas son inviolables, según la Convención de Viena. La relación con Arabia Saudí es una de las prioridades de la Casa Blanca de Trump, que eligió ese país para su primer viaje al extranjero como presidente el año pasado y lo defendió en su disputa diplomática con Catar, hasta el punto de entrar en contradicción con la postura de su propio Departamento de Estado.
10-10-2018 | Fuente: elpais.com
¿Dónde está Jamal Khashoggi?
EL PAÍS reconstruye los hechos que rodean la misteriosa desaparición del periodista saudí, crítico con el príncipe heredero Mohamed Bin Salmán, el hombre fuerte de Arabia Saudí
10-10-2018 | Fuente: abc.es
Clamor mundial para que Riad aclare la suerte de Khashoggi
Pasan los días y crece el misterio sobre el paradero de Jamal Khashoggi. Naciones Unidas, la Unión Europea y Estados Unidos pidieron a las autoridades saudíes «una investigación completa y transparente» sobre lo ocurrido con el famoso periodista saudí, crítico con la monarquía, desaparecido desde el pasado martes cuando acudió al consulado de su país en Estambul para realizar un trámite burocrático. Desde Riad insisten en que Khashoggi abandonó el edificio y, como muestra de su disposición a colaborar con la investigación, abrieron las puertas de la legación a los expertos turcos que tratan de aclarar este caso, tal y como informó el ministerio de Exteriores de Ankara. La presión internacional en torno a Arabia Saudí crece en mitad de las declaraciones de fuentes policiales turcas y amigos personales del desaparecido que aseguran que fue «asesinado de manera salvaje». Citando diferentes fuentes próximas al caso, The New York Times señaló que «fue asesinado y descuartizado». The Wall Street Journal añadió que «el cuerpo fue posiblemente sacado en pedazos del edificio», la misma versión defendida por los testimonios recogidos por The Washington Post, medio con el que colaboraba el desaparecido, que aseguraron que «el cadáver de probablemente se descuartizó y se metió en cajas antes de sacarlo del país en avión». Esta versión llegó reforzada por las informaciones de medios turcos sobre la llegada a Estambul de 15 personas a bordo de un avión privado saudí, que realizaron un vuelo de ida y vuelta el mismo día de la desaparición. La respuesta oficial a estas acusaciones llegó de boca del príncipe Khalid Bin Salman, embajador saudí en Washington, que las calificó de «absolutamente falsas y sin fundamento», pero su consulado en Estambul sigue sin aportar pruebas que confirmen la salida de Khashoggi del edificio. El periodista tiene 59 años y reside desde hace un año en Estados Unidos, donde se autoexilió debido a su postura crítica con la monarquía y el príncipe heredero, Mohamed bin Salman, el auténtico hombre fuerte del país. Es columnista en la sección de Opinión de The Washington Post y una semana después de su desaparición el presidente estadounidense, Donald Trump, declaró su «preocupación», pero confesó no haber hablado del tema con las autoridades de Riad, sus grandes aliados regionales junto a Israel. Su secretario de Estado, Mike Pompeo, pidió a los saudíes una «investigación completa», lo mismo que la la alta representante europea para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, quien añadió que espera «máxima transparencia» por parte del reino. Analistas como Ali Soufan escribió en las redes sociales que Bin Salman «está envalentonado porque no tiene que rendir cuentas por nada, ni por sus atrocidades en Yemen, ni por el secuestro del primer ministro libanés, ni por la purga interna contra disidentes? el caso Khashoggi es un paso más inevitable en esta trayectoria».
09-10-2018 | Fuente: abc.es
Turquía pide registrar el consulado saudí en busca del periodista presuntamente asesinado
El Gobierno de Turquía ha pedido permiso a Arabia Saudí para poder registrar el consulado de ese país en Estambul, en el marco de la investigación policial sobre la desaparición del periodista saudí Jamal Khashoggi, el martes pasado, tras entrar en la legación, informa este martes el diario turco Hürriyet. El viceministro de Exteriores turco, Sedat Önal, citó ayer al embajador saudí, Walid bin Abdulkarim Al Khereiji, para que compareciera en su Ministerio con el fin de transmitirle la petición formal de efectuar el registro. Según el rotativo, el jefe de la diplomacia turca indicó al embajador que esperaba «plena cooperación» por parte del reino wahabí. Es la segunda vez que el Gobierno turco cita al máximo representante de Riad en Turquía, que ya tuvo que acudir al Ministerio el jueves pasado para dar explicaciones sobre el caso de Khashoggi, un periodista crítico con la situación en su país que vivía exiliado en Estados Unidos. Ankara ha confirmado que Khashoggi, que se hallaba en Estambul para preparar la boda con su novia turca, entró el martes en el consulado saudí y no volvió a salir, pero no ha hablado hasta el momento de sospechas concretas sobre qué pudo haber sucedido. Asesinado en el consulado Sin embargo, el periodista turco Turan Kislakçi, amigo personal de Khashoggi y dirigente de la Asociación de prensa turco-árabe, aseveró ayer que su colega saudí fue asesinado en el consulado y que la noticia estaba «confirmada», aunque no aclaró sus fuentes. En declaraciones al diario Hürriyet, Kislakçi añadió hoy que el cadáver de Khashoggi fue troceado y posteriormente sacado del consulado por un equipo de 15 agentes saudíes. La agencia de noticias semipública turca Anadolu informó hace varios días de que la policía investigaba la pista de un equipo de 15 ciudadanos saudíes que habían llegado en dos vuelos a Estambul, que se hallaban en el consulado al mismo tiempo que el periodista y que regresaron a su país poco después. No obstante, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, se limitó a afirmar, ayer, que seguía atentamente «el caso». El consulado saudí de Estambul rechazó el domingo de forma «tajante» la acusación de que las autoridades de Riad estarían implicadas en el supuesto asesinato, que calificó de «infundada». La ONG pro derechos humanos Aministía Internacional (AI) ha declarado que de confirmarse que es cierto el asesinato de Khashoggi en el consulado, que es territorio saudí, equivaldría a una «ejecución extrajudicial». AI ha pedido a las autoridades turcas que hagan públicos los resultados de su investigación.
09-10-2018 | Fuente: elpais.com
Turquía pide registrar el consulado saudí para buscar al periodista desaparecido
Jamal Khashoggi entró el martes en la legación y las autoridades sospechan que ha sido asesinado
08-10-2018 | Fuente: abc.es
Denuncian que el periodista crítico desaparecido fue descuartizado en el consulado de Arabia Saudí
Turquía quiere pruebas que certifiquen que Jamal Khashoggi abandonó el consulado de Arabia Saudí en Estambul. Una semana después de la desaparición del periodista, el presidente Recep Tayyip Erdogan reclamó a los saudíes las pruebas que sirvan para respaldar su versión de los hechos, según la cual Khashoggi habría abandonado la legación tras realizar un trámite burocrático, ya que «ese fue el último lugar en el que se vio con vida». La Policía turca y amigos personales del desaparecido denuncian que fue asesinado dentro del edificio. Turan Kislakci, responsable de la asociación de prensa turco árabe, declaró que fuentes policiales le confirmaron que «su cuerpo fue desmembrado». El caso de este periodista de 59 años, crítico con la monarquía de Riad y que desde hace un año vive auto exiliado en Estados Unidos, donde colabora como columnista con The Washington Post, tensa la complicada relación entre Turquía y Arabia Saudí, que ofrecen versiones totalmente distintas de los hechos y que ya se encuentran distanciados por la crisis de Catar, en la que Ankara apoya al pequeño emirato. Poco antes de las palabras de Erdogan, las autoridades turcas pidieron de forma oficial registrar el consulado. El viceministro de Exteriores, Sedat Önal, citó al embajador saudí, Walid bin Abdulkarim Al Khereiji, para que compareciera en su Ministerio con el fin de transmitirle esta petición y solicitar «plena cooperación» en la investigación. El diario The New York Times informó de que un día antes de su visita a Estambul, donde viajó con el objetivo de conseguir los documentos del divorcio para poder así casarse con su prometida turca, Khashoggi comió en Londres con dos amigos. El tema central de conversación fue el contenido de su última columna de opinión que tituló «Todo el mundo tiene miedo» y estaba dedicada a la falta de libertad de expresión en el mundo árabe. Pese a las advertencias sobre el peligro que podía correr, el periodista acudió al consulado tras haber solicitado una cita previa, y tranquilizó a sus compañeros de mesa diciendo que «los funcionarios son ciudadanos saudíes ordinarios, y la gente ordinaria en mi país es buena gente». Una semana después nadie sabe dónde se encuentra. Amnistía Internacional (AI) mostró su preocupación por el paradero del periodista y señaló que, de confirmarse que es cierto el asesinato en el consulado, que es territorio saudí, equivaldría a una «ejecución extrajudicial». Silencio de Estados Unidos A la espera de poder resolver el misterio sobre el paradero de Khashoggi, la Casa Blanca guarda silencio ante un caso que salpica directamente al príncipe Mohamed Bin Salman, uno de sus grandes aliados regionales. El joven heredero al trono compareció el viernes ante los micrófonos de Bloomberg para defender la versión oficial saudí. «Según tengo entendido, entró y salió después de unos minutos o una hora. No estoy seguro, pero no tenemos nada que esconder», apuntó el auténtico hombre fuerte del país y una de las figuras más criticadas por el periodista desaparecido en sus artículos debido al exceso de poder que concentra en sus manos. Pese a la imagen exterior de aperturista y reformista, Bin Salman ha encarcelado en los últimos meses a decenas de activistas de los derechos humanos y dirige una guerra en Yemen en la que, según los informes de la ONU, su Ejército podría estar cometiendo «crímenes de guerra». Sin embargo, ha sabido comprar a base de contratos millonarios el silencio de Occidente que no solo no critica su gestión, sino que mantiene vigentes los contratos de ventas de armas pese a las recomendaciones del organismo internacional.
08-10-2018 | Fuente: elpais.com
Turquía pide registrar el consulado saudí para buscar al periodista desaparecido
Jamal Khashoggi entró el martes en la legación y las autoridades sospechan que ha sido asesinado
08-10-2018 | Fuente: elpais.com
Turquía acusa a Riad de matar a un periodista en el consulado de Estambul
Las autoridades saudíes sostienen que Jamal Khashoggi, crítico con Riad, abandonó el edificio poco después de recoger unos documentos hace cinco días
07-10-2018 | Fuente: abc.es
La desaparición de un periodista crítico con Riad en Estambul enfrenta a Turquía y Arabia Saudí
Jamal Khashoggi entró el martes en el consulado de su país en Estambul para obtener un justificante de divorcio, desde entonces permanece en paradero desconocido y amigos suyos aseguraron que «está confirmado» que fue asesinado en el interior del edificio. El periodista, de 59 años y columnista de «The Wahisngton Post», tuvo que abandonar hace un año Riad por sus críticas a la familia real y se refugió en Estados Unidos. Viajó a Turquía para poder casarse con su prometida, Hatice Cengiz, pero para ello necesitaba antes cumplir con un trámite burocrático para que el pidió cita previa y se personó en la legación saudí cuando le informaron de que todo estaba listo. Nadie le vio salir de allí. Cengiz permaneció 11 horas en la puerta y fue la primera en dar la voz de alarma siguiendo las instrucciones que le había dado el propio Khashoggi en caso de que pasara algo extraño. Avisó directamente a un asesor del presidente Recep Tayyp Erdogan y desde entonces el paradero del periodista se ha convertido en motivo de disputa entre los gobiernos de Ankara y Riad, cuyas relaciones no pasan por sus mejores momentos debido al apoyo turco a Catar. «Creo que, al ser un país partidario de la libertad de pensamiento, no podemos dejar este asunto de lado. Como presidente, estoy siguiendo el caso. Se investigan todas las entradas y salidas de la embajada, se hace seguimiento. Daremos a conocer al mundo el resultado», dijo Erdogan en una rueda de prensa, transmitida por la cadena CNNTürk. En medio de una jornada marcada por el pesimismo y las declaraciones por parte de distintas fuentes sobre el supuesto asesinato del informador en el interior del consulado, el mandatario turco aseguró que «todavía tengo buenos presentimientos», pero no dio más detalles. Las palabras de Erdogan llegaron poco después de las de Mohamed Bin Salman, heredero al trono saudí y auténtico hombre fuerte del país, quien declaró a Bloomberg que «según tengo entendido, entró y salió después de unos minutos o una hora. No estoy seguro, pero no tenemos nada que esconder». El consulado, que abrió sus puertas a la agencia Reuters, emitió un comunicado para aclarar que mantiene «la coordinación con las autoridades turcas locales para aclarar las circunstancias de su desaparición» e insiste en que, aunque nadie le ha visto desde el martes y su prometida estaba en la misma puerta, el periodista abandonó el edificio tras realizar el trámite. Críticas a Bin Salman El todopoderoso Bin Salman ha sido precisamente la figura más criticada por Khashoggi, a quien no le temblaba la voz a la hora de repetir que «el reino necesita reformas y el régimen dirigido por un solo hombre es malo», según escribió en uno de sus último artículos de opinión para The Washington Post. También eran frecuentes sus objeciones a la guerra que lanzó el príncipe contra los rebeldes hutíes en Yemen. Turan Kislakçi, presidente de la asociación de prensa turco-árabe, y amigo personal de Khashoggi, aseguró al diario Hürriyet, que «está confirmado» que fue asesinado y pudo haber ocurrido «de forma muy salvaje», aunque no aportó más datos. Otro amigo personal del disidente saudí, Yasin Aktay, asesor de la dirección del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), pidió al consulado «una declaración clara» porque «está confirmado que entró, pero no consta que haya salido. Eso es seguro. Si preguntamos, nos dicen que salió, pero no hay registro de ello en las cámaras». Otra fuente cercana al Gobierno turco señaló a la agencia AFP que «la policía considera en sus primeras conclusiones que el periodista fue asesinado en el consulado por un equipo que fue especialmente a Estambul y se marchó el mismo día». Se trataría de un equipo de 15 personas enviado desde Riad y que hizo un viaje de ida y vuelta a Estambul ese mismo día.
07-10-2018 | Fuente: elpais.com
Jamal Khashoggi, un periodista crítico pero no un disidente
El saudí 'desaparecido' en Estambul expresaba sus opiniones con franqueza sin cuestionar la monarquía