Infortelecom

Noticias de inundaciones

13-08-2017 | Fuente: elpais.com
69 turistas españoles, atrapados en Nepal por las inundaciones
Las lluvias los mantienen aislados en el parque natural de Chitwan. Hay 53 muertos en el país
05-07-2017 | Fuente: elpais.com
La presa de Valverde de la Vera revienta y provoca inundaciones
El muro de contención se ha roto y el agua y el lodo han corrido por las calles de este municipio cacereño
30-06-2017 | Fuente: elpais.com
Las lluvias colapsan el norte de la Ciudad de México
La segunda jornada de fuertes precipitaciones provoca inundaciones en Indios Verdes, la avenida Insurgentes y otras zonas de la capital mexicana
25-06-2017 | Fuente: abc.es
Schulz se lanza al ataque contra Merkel
A tres meses de las elecciones generales y 15 puntos por detrás de Merkel en las encuestas, Martin Schulz lanzó este domingo al Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) a un ataque frontal contra la canciller alemana y sus políticas, como si su propio partido no llevase cuatro años gobernado con ella codo con codo. Schulz acusó a Merkel de jugar con la participación electoral para favorecer a la CDU y de una «arrogancia del poder» que calificó como «ataque a la democracia». Con Merkel en el centro de la diana, Schulz disparó cuantas flechas le permitía el estrecho margen de oposición que deja el hecho de formar parte de la gran coalición de gobierno y acusó la líder cristianodemócrata de «negarse sistemáticamente a debatir el futuro del país» y de «evitar el auténtico debate democrático» y de «utilizar la táctica de hablar claramente ni tomar posición porque le va bien electoralmente». «Pero en 2017 no será así», aventuró ante los 600 delegados y los 5.000 invitados añadidos al evento, insistiendo en que «el partido no puede albergar dudas» y dando por hecho que el programa electoral que el SPD presentaba en este congreso de Dortmund tiene fuerza suficiente para revertir el desastre que anuncian los sondeos. El programa defiende que los jardines de infancia sean gratuitos y apuesta por la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo. «¿Queremos una Alemania armada hasta los dientes en el corazón de Europa? Conocemos nuestra historia y sabemos que más armas no significa más seguridad», dijo Schulz en alusión a la exigencia de Donald Trump de que Alemania aumente su contribución a la OTAN y acusando de nuevo a Merkel de ser «poco clara» en su postura respecto al actual presidente de Estados Unidos. También se presentó, en contraposición con Merkel, como auténtico defensor de la libertad y la tolerancia, sin lograr despegar su discurso ni un centímetro del que defiende la canciller en materia de libre comercio o política de refugiados. El programa en cuestión es un bloque de 72 páginas que no llegará en ese estado hasta las elecciones. Schulz tiene previsto emitir un documento propio, «un programa condensado, más a la medida de su estilo personal y más fácilmente entendible», según fuentes del partido y que espera hacer público el 16 de julio en Berlín. Aunque el programa «reducido» de Schulz, en el que trabajan ya «expertos y personas de su confianza», estará redactado sobre las bases del presentado este domingo, «llevará su sello propio» y pondrá relieve a asuntos como la digitalización, además de recoger propuestas ya anunciadas como la liberación de 15.000 millones de impuestos a las rentas más bajas con la consiguiente subida a las más altas. Defendiendo este programa, faltaron sobre el escenario figuras como Sigmar Gabriel, que hubo de ceder la presidencia del partido y la candidatura a Schulz meses atrás, cuando este alegó internamente que el haber formado parte del gobierno Merkel supondría un lastre. La estrella del congreso, incluso eclipsando a Schulz, fue sin duda el ex canciller alemán Gerhard Schröder, que tres legislaturas después de perder contra Merkel sigue conservando su capacidad de inyectar impulso electoral y que se centró en convencer a las bases de que no hay que dar por perdidas las elecciones todavía. Schröder se retrotrajo al verano de 2002, cuando el SPD estaba en una situación demoscópica similar a la actual y una crecida del Elba dio la vuelta a las encuestas, después de que él apareciese en televisión en el escenario de las inundaciones, calzando botas de agua y con la mejilla manchada de barro, mientras consolaba a una madre y su bebé ante la casa anegada por el agua. También se refirió a las elecciones de 2005, en las que logró remontar 20 puntos en pocas semanas para terminar alcanzando a Merkel por los pelos, lo que en la memoria colectiva del SPD han pasado a ser epopeyas electorales cuyo relato es repetido de generación en generación y a menudo en torno a buena cerveza. Los nueve minutos de aplausos sirvieron al partido de terapia de autoayuda tras encadenar tres derrotas regionales consecutivas y desplomarse en las encuestas «Aún no está nada decidido. Todavía tenemos tiempo», arengó Schulz a los suyos. «¡Venceremos!», gritó en un torpe español Gerhard Schröder, que recurrió al voluntarismo para fijar la esperanza: «Solo quien de verdad y con todas sus fuerzas desea la Cancillería puede conseguirla», dijo, un déjà vu que devolvió por un instante al SPD a los años 80, cuando el propio Schröder volvía de tomar unas copas con unos amigos y trepó a la reja de la Cancillería, por entonces en Bonn, gritando a todo pulmón: «¡Yo quiero entrar ahí!». Claves del programa Impuestos- Liberación de 15.000 millones de impuestos a las rentas más bajas con la consiguiente subida a las más altas. La tasa impositiva del 42% contaría a partir de unos ingresos anuales de 60.000 euros, y no de 54.000 euros como hasta ahora, y para financiar esa medida, subiría hasta el 45% la tasa a los ingresos superiores a los 76.200 euros anuales, además de eliminar para rentas medias y bajas el ?Soli?, impuesto de solidaridad para trasvasar riqueza a la Alemania del este. Matrimonio homosexual- Schulz ha prometido que no firmará coalición alguna si no es bajo el compromiso de legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo. En Alemania, desde 2001 están permitidas las uniones civiles de personas del mismo sexo pero los homosexuales casados no gozan de plena igualdad jurídica y se les niegan determinados derechos, por ejemplo, en áreas como la adopción. Guarderías- El SPD defiende que los Kindergarten sean completamente gratuitos, en lugar de las actuales tarifas que responden al nivel de ingresos de los padres. Gasto en Defensa- En contra de los que la gran coalición del gobierno de Berlín ha defendido hasta ahora, se niega a cumplir con la exigencia de Donald Trump de que Alemania aumente su contribución económica a la OTAN. Donald Trump- A pesar de que Merkel es considerada por la prensa internacional como la líder occidental anti Trump, Schulz la culpa de ser «poco clara» al respecto y se propone como auténtico líder anti Trump. Digitalización- La digitalización, que cumple un punto destacado en las políticas y en el programa electoral con el que Merkel acude de nuevo a las elecciones, no ha sido completamente desarrollado en el programa del SPD, a pesar de que en el actual gobierno ha sido el socialdemócrata Sigmar Gabriel el encargado de implementar las políticas. Fuentes del partido aseguran sin embargo que Schulz presentará en julio un nuevo documento actualizado en el que este asunto entrará de lleno en el programa económico. Apoyo Hace solo tres meses, el SPD cantaba victoria por adelantado y proclamaba el «efecto Shculz» que había inflado a su favor las encuestas en lo que terminaría siendo un soplo fugaz. Hoy nada queda de ese entusiasmo y el descenso ha llevado al partido a la desesperación, según los cristianodemócratas de la CDU. «La desesperación no debe ser tan grande nunca como para que entre demócratas nos acusemos de ataque a la democracia», tuiteó el secretario general, Peter Tauber, apenas terminó Schulz su discurso en Dortmund. «Los ataques personales contra la canciller no dan resultado y muestran la gran desorientación que afecta ahora al SPD», diagnosticó por su parte el secretario general del ala bávara de la formación conservadora de Merkel, Andreas Scheuer, recordando que hay encuestas que señalan hasta 16 puntos porcentuales de ventaja para Merkel. «Quiere ser Emmanuel Macron y Jeremy Corbyn al mismo tiempo», decía el analista Jasper von Altenbockum, aludiendo a una ?solidez? a la que el SPD recurre en sus careles electorales pero que no parece ser suficiente.
14-06-2017 | Fuente: as.com
Sergio Ramos embajador de Unicef
El delantero del Real Madrid ha viajado, como embajador de Unicef, para conocer de primera mano a los menores damnificados por las inundaciones de Perú
13-06-2017 | Fuente: abc.es
Al menos 86 muertos por los deslizamientos de tierra en el sur de Bangladesh
Al menos 86 personas murieron y diez desaparecieron a causa de los deslizamientos de tierra provocados por las fuertes lluvias registradas hoy en Bangladesh, donde se espera que continúen las precipitaciones en las próximas horas. Menos de 15 días después de que el ciclón «Mora» golpeara el litoral suroriental bangladesí, un frente de bajas presiones que comenzó hace tres días y se intensificó desde ayer ha vuelto a anegar caminos y suelos especialmente en zonas escarpadas de los distritos de Rangamati, Bandarban y Chittagong. El director general del Departamento de Gestión de Desastres de Bangladesh (DMD), Reaz Ahmed, indicó a Efe que hasta el momento han contabilizado 51 muertos en Rangamati, 29 en Chittagong y seis en Bandarban. «Las víctimas en Rangamati incluyen a cuatro militares y hay once heridos en Rangamati y dos en Chittagong», dijo. Indicó que aún no tienen certeza sobre el número de afectados por la situación pero señaló que 700 personas han sido evacuadas a diez refugios en Rangamati. «Hemos pedido a las autoridades del distrito que pongan todos sus medios. Han involucrado a la Policía, a los bomberos y al Ejército en las operaciones», indicó, al subrayar que en este momento la prioridad son las tareas de rescate. El jefe de bomberos del distrito, Didadurl Alam, indicó a Efe que está siendo muy difícil realizar el trabajo porque el barro ha bloqueado carreteras. Señaló que siete equipos están desplegados pero no han podido llegar a las zonas más remotas por los problemas con las comunicaciones. «Desde este mañana hemos rescatado a 18 personas y tenemos noticias de entre diez y doce personas desaparecidas», indicó. El subjefe de Policía de Rangamati, Mohammad Shahidullah, confirmó a Efe que entre los muertos hay varios militares que participaban en un operativo de rescate y fueron arrollados por un deslave de barro, cuando trabajaban para restablecer la conexión en una carretera. El responsable policial indicó que la orografía del terreno y las lluvias están haciendo muy difícil las tareas, por lo que no descartó que pueda haber más muertos. «El tiempo está muy mal aquí y la zona es montañosa, así que se ha vuelto muy complicado para nosotros llevar adelante las tareas de rescate», manifestó. «Todavía no tenemos información de muchas zonas aisladas, tememos que el número de muertos suba», afirmó Shahidullah. Un portavoz del Departamento Meteorológico de Bangladesh, Abdul Alim, indicó que en Rangamati a las 6.00 hora local (00.00 GMT) se habían recogido 343 milímetros de agua en 24 horas y el pronóstico es de más lluvia para las próximas horas. Las autoridades han pedido a la población que se encuentra en zonas de riesgo, sobre todo en ubicaciones elevadas de colinas y montes, que se desplacen hacia zonas seguras. En Chittagong, donde se han recogido 131 milímetros de lluvia, las autoridades han formado dos equipos de trabajo para tratar de sacar a la gente de lugares que se encuentran en riesgo, de acuerdo con medios locales. El ciclón «Mora» causó hace dos semanas al menos siete muertos, 60 heridos y cerca de 70 desaparecidos en Bangladesh. En 2015, otro frente de lluvias causó 17 muertos y afectó a unas 100.000 personas en la misma zona suroriental del país, donde se registraron también corrimientos de tierra e inundaciones. Los distritos del sur de Bangladesh sufren habitualmente los efectos del monzón y de los ciclones tropicales en esta época del año, lo que muchas veces se ha traducido en catástrofes que se han cobrado gran cantidad de vidas, pese a los intentos del Gobierno por regular la construcción y emplazamiento de viviendas.
07-06-2017 | Fuente: abc.es
Miles de ratas invaden aldeas de una isla de Birmania
Miles de ratas han invadido las aldeas de una isla situada en el sudoeste de Birmania, un suceso que ha sido interpretado por algunos como una señal premonitoria de algún desastre, según informó este martes un responsable local. Desde el fin de semana, los habitantes de la isla de Haingyi, una de las principales en el delta del Irrawaddy, han visto masas de roedores. Impotentes, las autoridades han resuelto ofrecer 50 kyats (4 centavos estadounidenses) por animal muerto a fin de contener la invasión. «Se ha matado a más de 4.000 ratas desde que asaltaron las aldeas», declaró a la agencia France Presse el diputado local Phyo Zaw Shwe. «Tradicionalmente se cree que estos animales presagian desastres, por lo que la gente teme posibles inundaciones o terremotos». Estudios efectuados por científicos japoneses han revelado que los ratones y las ratas son sensibles a las ondas electromagnéticas similares a las observadas a menudo antes de seísmos de gran magnitud. Sin embargo, no se ha registrado en Birmania en los últimos días ninguna actividad sísmica destacable. Fotos compartidas en las redes sociales muestran a habitantes que llevan ratas muertas para apilarlas. Algunos de ellas han sido enviadas a laboratorios para investigar la posible presencia de enfermedades, sin resultado por el momento. Los lugareños matan las ratas «con palos, hondas y piedras», relató a los medios locales un habitante del pueblo de Than Cho Tan. «Esta tarde, las ratas entraron en nuestro pueblos y ya hemos logrado matar a más de 800», dijo a News Watch. Este fenómeno ya ha ocurrido en otros lugares de Birmania. El estado Chin (noroeste) es regularmente víctima de invasiones de ratas que acuden a darse un festín de frutos del bambú, que solo aparecen cada cincuenta años. Durante la última invasión hasta la fecha, en 2008, las ratas aprovecharon para devorar también todos los cultivos locales.
02-06-2017 | Fuente: abc.es
Republicanos de Florida se rebelan contra Trump y exigen actuar ante el cambio climático
Si hay un lugar en Estados Unidos donde la amenaza del cambio climático es patente, ese es Florida. El estado de sol, que cuenta con más de 20 millones de habitantes y que el pasado año atrajo a cerca de 113 millones de turistas, sufre ya de forma directa los efectos de la subida del nivel del mar, especialmente en el sur. Frecuentes inundaciones causadas por las tormentas y las mareas altas causan importantes daños en las abarrotadas zonas costeras en el área de Miami. Pero lo peor está por llegar. Los científicos prevén que este fenómeno se agrave y las predicciones para las próximas décadas son estremecedoras. Por eso, políticos tanto demócratas como republicanos del sur de Florida trabajan para prevenir el impacto del cambio climático y paliar sus consecuencias. La retirada de Estados Unidos del Acuerdo del Clima de París, anunciado por Trump este jueves, es un jarro de agua fría para quienes bregan al pie de la orilla con el ascenso de los oceános. Las autoridades locales del sur de Florida vienen trabajando desde hace años en numerosas medidas para adaptarse a la subida del nivel del mar y mitigar su impacto, que van desde la construcción de barreras físicas para evitar inundaciones hasta la elevación de las vías de transporte, pasando por la instalación de bombas y tuberías para achicar agua, la plantación de árboles, mejorar las redes de alcantarillado o la reducción de la emisión de gases con efecto invernadero, entre otras. Las inundaciones en Miami son ya frecuentes- M. Trillo La preocupación por el impacto del cambio climático en el sur de Florida cunde entre políticos de distintas tendencias, no solo demócratas, sino también republicanos. El pasado día 24, solo dos días antes de que Donald Trump se negara a un compromiso con el cambio climático con el resto de líderes del G-7 reunidos en Taormina (Sicilia), el representante republicano por Florida Carlos Curbelo registró, junto con el demócrata de Massachusetts Seth Moulton, un proyecto de ley para la protección frente a las inundaciones costeras en la que solicita destinar a este fin 3.000 millones de dólares anuales entre 2018 y 2024. Con ese dinero se adaptarían las infraestructuras y se actuaría en dunas y vegetación, entre otras medidas. Al día siguiente, en un grupo de trabajo bipartidista creado en la Cámara de Representantes para buscar soluciones a los desafíos climáticos, Curbelo advirtió de la «seria amenaza» que supone la subida del nivel del mar para las comunidades del litoral. En su caso, citó datos del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU., según el cual la superficie marina se elevaría 25 centímetros de aquí a 2045. «Se calcula que un incremento de 30 centímetros en el nivel del mar amenaza 6.400 millones de dólares en inmuebles sometidos a impuestos en el país», planteó. Según otra proyección, la que maneja la entidad contra el cambio climático que agrupa a cuatro condados del sureste de Florida, se espera que en 2030 el nivel del mar suba entre 15 y 25 centímetros con respecto al registrado en 1992, entre 35 y 66 cm en 2060 y entre 79 y metro y medio en 2100. En un territorio sin apenas elevaciones, las consecuencias pueden ser devastadoras, tanto para las populosas zonas urbanizadas como para la rica biodiversidad de los Everglades. «Un daño irreparable» Curbelo no es el único republicano que defiende tomar medidas contra el cambio climático. Otro es el miembro de la Cámara de Representantes Ted Deutch, procedente de Boca Raton, situado en el condado de Palm Beach, precisamente en el que el presidente de Estados Unidos tiene su ultralujoso club social Mar-a-Lago. Una retirada del Acuerdo de París podría causar «daño irreparable a nuestra Tierra, obstaculizar gravemente nuestra economía y cambiar radicalmente nuestro modo de vida», ha advertido Deutch en un comunicado. El alcalde de Miami, Tomás Regalado, ha dado también la voz de alerta. El pasado marzo, en el discurso sobre el Estado de la Ciudad, avisó de que el cambio climático es «el mayor desafío que jamás afrontará» la soleada urbe y propuso al municipio destinar 100 millones de dólares para protegerla de la subida del nivel del mar. «Debemos actuar ya, porque este tema no puede demorarse más y, si no, nuestro hijos y nietos no tendrán la Ciudad Mágica que nosotros hemos disfrutado», aseguró en unas declaraciones recogidas por el «Miami Herald» el regidor, también del ámbito republicano. Adaptar infraestructuras, prioritario ante la subida del nivel del mar en Miami Beach- M. Trillo Con todo, también hay en Florida firmes opositores al Acuerdo del Clima de París, empezando por el gobernador del estado, el republicano Rick Scott, del que se llegó a especular durante la última campaña electoral como posible candidato a vicepresidente de Donald Trump. Una información del Centro para el Reporterismo de Investigación de Florida reveló en 2015 que Scott había prohibido emplear la expresión «cambio climático» en el departamento estatal de Protección Medioambiental. Así mismo, el senador Marco Rubio, que compitió con Trump en las primarias por la candidatura republicana a la Casa Blanca, también es un escéptico ante las políticas sobre cambio climático y en la campaña aseguró: «No voy a destruir la economía de Estados Unidos para pasar una ley que no cambiará nuestro clima». Entre los demócratas, hay mayor unanimidad contra la decisión de Trump. «Nuestro medio ambiente y nuestro futuro están seriamente amenazados», ha asegurado Andrew Gillum, alcalde de la capital de Florida, Tallahassee, y candidato a gobernador. «Florida -subraya Gillum en un mensaje publicado en Facebook- es el epicentro del cambio climático y estas decisiones nos impactarán más fuerte que al resto de Estados Unidos».
02-06-2017 | Fuente: abc.es
Florida se rebela contra Trump y exige actuar ante el cambio climático
Si hay un lugar en Estados Unidos donde la amenaza del cambio climático es patente, ese es Florida. El estado de sol, que cuenta con más de 20 millones de habitantes y que el pasado año atrajo a cerca de 113 millones de turistas, sufre ya de forma directa los efectos de la subida del nivel del mar, especialmente en el sur. Frecuentes inundaciones causadas por las tormentas y las mareas altas causan importantes daños en las abarrotadas zonas costeras en el área de Miami. Pero lo peor está por llegar. Los científicos prevén que este fenómeno se agrave y las predicciones para las próximas décadas son estremecedoras. Por eso, políticos tanto demócratas como republicanos del sur de Florida trabajan para prevenir el impacto del cambio climático y paliar sus consecuencias. La retirada de Estados Unidos del Acuerdo del Clima de París, anunciado por Trump este jueves, es un jarro de agua fría para quienes bregan al pie de la orilla con el ascenso de los oceános. Las autoridades locales del sur de Florida vienen trabajando desde hace años en numerosas medidas para adaptarse a la subida del nivel del mar y mitigar su impacto, que van desde la construcción de barreras físicas para evitar inundaciones hasta la elevación de las vías de transporte, pasando por la instalación de bombas y tuberías para achicar agua, la plantación de árboles, mejorar las redes de alcantarillado o la reducción de la emisión de gases con efecto invernadero, entre otras. Las inundaciones en Miami son ya frecuentes- M. Trillo La preocupación por el impacto del cambio climático en el sur de Florida cunde entre políticos de distintas tendencias, no solo demócratas, sino también republicanos. El pasado día 24, solo dos días antes de que Donald Trump se negara a un compromiso con el cambio climático con el resto de líderes del G-7 reunidos en Taormina (Sicilia), el representante republicano por Florida Carlos Curbelo registró, junto con el demócrata de Massachusetts Seth Moulton, un proyecto de ley para la protección frente a las inundaciones costeras en la que solicita destinar a este fin 3.000 millones de dólares anuales entre 2018 y 2024. Con ese dinero se adaptarían las infraestructuras y se actuaría en dunas y vegetación, entre otras medidas. Al día siguiente, en un grupo de trabajo bipartidista creado en la Cámara de Representantes para buscar soluciones a los desafíos climáticos, Curbelo advirtió de la «seria amenaza» que supone la subida del nivel del mar para las comunidades del litoral. En su caso, citó datos del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU., según el cual la superficie marina se elevaría 25 centímetros de aquí a 2045. «Se calcula que un incremento de 30 centímetros en el nivel del mar amenaza 6.400 millones de dólares en inmuebles sometidos a impuestos en el país», planteó. Según otra proyección, la que maneja la entidad contra el cambio climático que agrupa a cuatro condados del sureste de Florida, se espera que en 2030 el nivel del mar suba entre 15 y 25 centímetros con respecto al registrado en 1992, entre 35 y 66 cm en 2060 y entre 79 y metro y medio en 2100. En un territorio sin apenas elevaciones, las consecuencias pueden ser devastadoras, tanto para las populosas zonas urbanizadas como para la rica biodiversidad de los Everglades. «Un daño irreparable» El alcalde de Miami, Tomás Regalado, ha dado también la voz de alerta ante los efectos del cambio climático. El pasado marzo, en el discurso sobre el Estado de la Ciudad, avisó de que el cambio climático es «el mayor desafío que jamás afrontará» la soleada urbe y propuso al municipio destinar 100 millones de dólares para protegerla de la subida del nivel del mar. «Debemos actuar ya, porque este tema no puede demorarse más y, si no, nuestro hijos y nietos no tendrán la Ciudad Mágica que nosotros hemos disfrutado», aseguró en unas declaraciones recogidas por el «Miami Herald» el regidor, también del ámbito republicano. Adaptar infraestructuras, prioritario ante la subida del nivel del mar en Miami Beach- M. Trillo Con todo, también hay republicanos en Florida firmes opositores al Acuerdo del Clima de París, empezando por el gobernador del estado, el republicano Rick Scott, del que se llegó a especular durante la última campaña electoral como posible candidato a vicepresidente de Donald Trump. Una información del Centro para el Reporterismo de Investigación de Florida reveló en 2015 que Scott había prohibido emplear la expresión «cambio climático» en el departamento estatal de Protección Medioambiental. Así mismo, el senador Marco Rubio, que compitió con Trump en las primarias por la candidatura republicana a la Casa Blanca, también es un escéptico ante las políticas sobre cambio climático y en la campaña aseguró: «No voy a destruir la economía de Estados Unidos para pasar una ley que no cambiará nuestro clima». Entre los demócratas, hay mayor unanimidad contra la decisión de Trump. «Nuestro medio ambiente y nuestro futuro están seriamente amenazados», ha asegurado Andrew Gillum, alcalde de la capital de Florida, Tallahassee, y candidato a gobernador. «Florida -subraya Gillum en un mensaje publicado en Facebook- es el epicentro del cambio climático y estas decisiones nos impactarán más fuerte que al resto de Estados Unidos». El miembro de la Cámara de Representantes Ted Deutch, asegura que una retirada del Acuerdo de París podría causar «daño irreparable a nuestra Tierra, obstaculizar gravemente nuestra economía y cambiar radicalmente nuestro modo de vida». Este representante demócrata procede de Boca Raton, situado en el condado de Palm Beach, precisamente en el que el presidente de Estados Unidos tiene su ultralujoso club social Mar-a-Lago.
...
8
...