Infortelecom

Noticias de institutos

28-05-2020 | Fuente: abc.es
China enseña los dientes a EE.UU. por la ley de seguridad de Hong Kong
Escalada retórica de China antes de desvelar este jueves la controvertida Ley de Seguridad Nacional que le quiere imponer a Hong Kong sin pasar por su Parlamento autónomo, lo que ha reactivado la revuelta reclamando democracia en la excolonia británica. Ante las represalias de Estados Unidos por esta nueva ley, que considera una violación del principio de «un país, dos sistemas» que rige en Hong Kong, Pekín enseña los dientes. Demostrando que ambas superpotencias viven el peor momento de sus siempre difíciles relaciones, agravadas por la catástrofe del coronavirus, el ministro de Defensa chino, el general Wei Fenghe, advirtió este miércoles de que «EE.UU. ha intensificado nuestra supresión y contención desde la epidemia y la confrontación estratégica ha entrado en un periodo de alto riesgo», informa el periódico «South China Morning Post». Avisando al Ejército Popular de Liberación de que «debemos fortalecer nuestro espíritu de lucha, atrevernos a pelear y ser buenos en el combate», así lo dijo en la Asamblea Nacional Popular, la reunión anual del Parlamento orgánico del régimen, que concluye este jueves. Su llamamiento se une al de otros altos cargos militares e incluso al del presidente Xi Jinping, quien el miércoles ordenó al Ejército estar preparado para el combate. «Es necesario explorar modos de entrenamiento y prepararse para la guerra porque los esfuerzos para controlar la epidemia se han normalizado», señaló Xi en un encuentro con oficiales durante la Asamblea, según recoge la agencia estatal Xinhua. En su caso se refería a las «amenazas para la seguridad por parte de las fuerzas independentistas de Taiwán», la isla separada de China cuya soberanía reclama Pekín, pero sus palabras revelan el endurecimiento de su discurso por las crecientes tensiones con la Casa Blanca. Aunque el régimen ha renunciado a fijar su habitual objetivo de crecimiento económico por culpa del coronavirus y ha metido tijera a sus presupuestos, los gastos militares han subido este año un 6,6 por ciento. Con una dotación oficial de 1,17 billones de yuanes (163.000 millones de euros), es la partida más baja desde hace dos décadas, pero sigue siendo considerable en medio de los actuales recortes por la epidemia. Pekín lo justifica por la arrolladora reelección en Taiwán de la presidenta Tsai Ing-wen, cuyo discurso soberanista y sus compras de armamento a EE.UU. son aprovechadas por el régimen del Partido Comunista para elevar su retórica militar. A Taiwán, las disputas territoriales en el Mar del Sur de China y la guerra comercial con EE.UU. se suma ahora la Ley de Seguridad Nacional para Hong Kong, que penará la subversión, la secesión, el terrorismo y las injerencias extranjeras. Con la revuelta en la antigua colonia británica avivada por dicho proyecto de ley, este miércoles se vivió una nueva jornada de incidentes. El motivo fue otra ley, la de respeto al himno chino, que empezó a debatirse en el Parlamento de Hong Kong para acabar con los cada vez más frecuentes agravios que sufre, sobre todo en los partidos de fútbol. Dicha normativa prevé penas de hasta tres años de cárcel y multas de 50.000 dólares de Hong Kong (5.800 euros) para quien insulte o silbe la «Marcha de los Voluntarios». Incidentes y detenidos Con 3.000 antidisturbios y la sede del Consejo Legislativo (Legco) fortificada con pesadas barreras de dos metros llenas de agua, el fuerte despliegue policial abortó el cerco al que había llamado la oposición demócrata para sabotear la tramitación de la ley, que se desarrollará durante cuatro sesiones. Pero la presencia de los agentes no impidió que hasta el anochecer estallaran incidentes en varios puntos de la ciudad, desde el distrito Central hasta la zona comercial de Causeway Bay y el barrio popular de Mong Kok. En total, y según la radiotelevisión pública RTHK, hubo más de 360 detenidos, entre los que figuran hasta escolares uniformados, ya que este miércoles era el primer día de clase en los institutos después de cuatro meses suspendidas por el coronavirus. Tal y como mostraron sus imágenes, durante todo el día se repitieron los incidentes y los antidisturbios dispersaron las concentraciones con pelotas de espray de pimienta y practicando numerosos arrestos. Con edades comprendidas entre los 14 y los 40 años, algunos de los detenidos portaban cócteles molotov, palos o barras que podían usar como armas, cascos, gafas y máscaras. Además de protestas callejeras, los manifestantes intentaron ralentizar el tráfico conduciendo muy despacio en uno de los túneles que conecta la isla de Hong Kong con la península de Kowloon y bloquearon las puertas del metro para interrumpir su servicio. Tras la vuelta de las protestas, prosigue otra semana de lucha que continuará el domingo con la manifestación en recuerdo de la matanza de Tiananmen, que no ha sido autorizada por la Policía pero volverá a sacar a la multitud a la calle. Mientras tanto, y a pesar de los intentos de la oposición por retrasar el debate con varias mociones que fueron rechazadas, el Parlamento empezó a discutir la ley para prohibir que los hongkoneses silben el himno nacional de China. Gracias a la mayoría del Gobierno, se espera su aprobación para el 4 de junio, que será otra jornada movida porque se cumplen 31 años de Tiananmen.
24-05-2020 | Fuente: abc.es
Suecia, infierno y paraíso
Una vez comprobado que la teoría de la inmunidad de la manada no ha dado los resultados esperados y que la cifra de fallecidos víctimas del Covid-19 se ha disparado, más de 3.800 fallecidos en una población de 10,2 millones de habitantes, la pregunta es ¿qué es lo que realmente ha fallado en la estrategia aplicada por Suecia para contener la expansión del nuevo virus? En los años setenta apareció un librito que, bajo el título «Suecia, infierno y paraíso», pretendía introducirnos en las contradicciones de aquel admirado y ejemplar país escandinavo llamado Suecia. Se trataba de un curioso volumen empeñado en descubrirnos la tenebrosa realidad que se escondía tras la imagen de bienestar social y de progreso que proyectaba Suecia. En este empeño su autor, el italiano afincado en Noruega, Enrico Altavilla, recurría al alto índice de alcoholismo o al número de suicidios que se producían en Suecia para desvelarnos los misterios de una sociedad al parecer no tan perfecta. Ahora, conocidos los primeros resultados adversos de la singular estrategia con la que Suecia se ha enfrentado a la expansión del coronavirus, se ha producido una reacción similar para demostrar que tampoco en el norte de Europa todo es perfecto. ¿Pero qué ha hecho mal Suecia? No se trata de que haya negado la peligrosidad del virus ?nada que ver con el escapismo de Jair Bolsonaro o las ocurrencias de Donald Trump?, todo lo contrario. Lo que ha sucedido es que puestos a elegir una solución local para enfrentar un problema global, como por otra parte ha hecho todo el mundo, Suecia ha optado por la estrategia de no confinar a su población. Partiendo del alto grado de responsabilidad de la sociedad y respetando escrupulosamente la independencia de la máxima autoridad de la sanidad pública, Folkhälsomyndigheten, y la de su epidemiólogo responsable, Anders Tegnell, firme defensor de la teoría de la inmunidad de la manada, Suecia recomendó quedarse en casa al menor síntoma, el teletrabajo, lavarse las manos con frecuencia y a los mayores de setenta años, recluirse. Eso fue todo. Colegios y negocios abiertos En Suecia han funcionado los colegios con normalidad y solo han cerrado los centros universitarios y los de bachiller superior. Han permanecido tiendas, restaurantes, bares, peluquerías, gimnasios o comercios abiertos. También los cines de pequeño aforo, aunque no así los teatros. Las reuniones de más de cincuenta personas están prohibidas, aunque se puede practicar deporte y por supuesto también la actividad al aire libre. Suecia tampoco cerró sus fronteras, como hicieron sus vecinos escandinavos. Con la confianza depositada en el principio de que la transparencia de los procesos democráticos legitima toda decisión acordada, los líderes políticos de todos los partidos, extrema derecha (Sveriges Demokraterna) incluida, se presentaron juntos ante las cámaras para informar de las medidas acordadas para paliar la crisis sanitaria, económica y social que se avecinaba. La larga tradición democrática sueca y la costumbre para llegar a acuerdos, unido al altísimo grado de confianza que procesan los suecos por sus instituciones hace prácticamente imposible entender aquí el bocado a la yugular del adversario político en tiempos de pandemia y no digamos promover una cacerolada de protesta por decisiones adoptadas democráticamente; aunque cosas más raras se han visto. En cualquier caso, el protagonismo de la gestión de la crisis recayó sobre la ministra de Economía, la socialdemócrata y figura emergente, Magdalena Andersson, sobre la ministra de Sanidad y Asuntos Sociales, Lena Hallengren, y sobre el epidemiólogo Anders Tegnell, convertido ya en el nuevo icono pop de la crisis. El primer ministro, Steffan Lofven, se reservó una brevísima e intensa intervención televisiva en horario nocturno de máxima audiencia para advertirnos de la complejidad de la situación. A pesar de los datos adversos y de las críticas cada vez más frecuentes, las encuestas le siguen proporcionando una valoración muy alta en lo que respecta a la gestión de la crisis. Su partido, el socialista (Socialdemoktraterna), subiendo también en las encuestas con él. Más allá de la laxitud de las medidas aplicadas en Suecia, a mi entender han fallado tres cosas. La primera ha sido la integración o, mejor dicho, los problemas de integración de la población inmigrante. Suecia, su sociedad, segrega con frecuencia a sus inmigrantes en barrios donde apenas se habla sueco y donde suelen vivir bajo un mismo techo tres generaciones de una misma familia. Nada que ver con los oriundos suecos que, en un altísimo porcentaje, casi dos millones de personas, viven solos y no tienen la sana costumbre de reunirse con la familia a la menor oportunidad. En estos barrios de inmigrantes no se facilitó la información suficiente en los idiomas originarios de sus moradores, ni se tuvo la precaución de evitar las aglomeraciones. Mayores mal protegidos Como en casi todos los sitios, en Suecia ha fallado también la protección de los mayores. En manos de fondos de alto riesgo, las residencias de ancianos, como ha sucedido en todo Occidente, se han convertido en un negocio muy lucrativo con un personal contratado no cualificado ni pertrechado para enfrentar una situación tan dramática. Las autoridades tampoco han sido capaces aquí de evitar lo que era un desastre anunciado. Y, en tercer lugar, aunque en menor medida, ha fallado la meteorología. Un invierno menos riguroso en el norte ha cambiado las costumbres de los suecos, que salen más a la calle y que se han abalanzado antes de hora a los parques y a las terrazas para disfrutar de la llegada de la primavera, olvidándose de los rigores del invierno y también de las medidas de distancia social recomendadas por las autoridades con tanta amabilidad. Con todo y con ello, aunque en los últimos días ha cedido la curva de infectados y de fallecidos, son cada vez más las voces autorizadas locales críticas con la gestión de la pandemia. Todavía es pronto para sacar conclusiones. La nueva normalidad, tan deseada en los países que ahora salen de la cuarentena, es realmente lo más parecido a lo que tenemos en Suecia. Habrá que esperar a ver como evolucionan las diferentes medidas adoptadas y ante una previsible segunda oleada de infecciones, que esperemos que no sea tan devastadora, valorar cuál ha sido la mejor estrategia para enfrentar los efectos sanitarios, económicos y sociales de la pandemia. Porque, por lo que parece, todavía queda mucho partido por jugar. Gaspar Cano es editor y periodista. Dirigió los Institutos Cervantes de Estocolmo y Berlín. Actualmente vive en Estocolmo
14-05-2020 | Fuente: abc.es
Una organización científica de Nueva York, víctima de sus lazos con Wuhan
EcoHealth es una organización científica sin ánimo de lucro, con sede en Nueva York, dedicada, entre otros temas, al estudio de la transmisión de virus entre animales y humanos con el potencial de provocar pandemias. Recibía fondos federales de Estados Unidos para tratar de identificar virus en murciélagos ?como se sospecha que ha podido pasar con la enfermedad Covid-19? en Asia. Este mes, los Institutos Nacionales de Salud (NIH) han suspendido la subvención de 3,4 millones de dólares durante seis años, después de que EcoHealth se viera envuelta en un embrollo político y mediático relacionado con el coronavirus. El Instituto de Virología de Wuhan , la ciudad china donde comenzó la pandemia de coronavirus, es una de las cuatro entidades con las que colaboró EcoHealth y EE.UU. ha acusado a sus laboratorios de estar detrás del virus. Acusaciones de Trump a China La Administración Trump asegura tener pruebas abundantes ?aunque por el momento no las han mostrado? de que se originó allí. El consenso científico es que el virus es de origen natural y la posibilidad de un accidente en el laboratorio de Wuhan no se ha demostrado. La subvención solo suponía 100.000 dólares al año para esta organización científica neoyorquina, pero fue suficiente para que los medios afines a Trump lo retrataran como un uso maligno del dinero de los contribuyentes. «Estoy muy preocupado por dónde nos deja esto», ha dicho al diario «USA Today» Peter Daszak, director de EcoHealth. «Cuando pasemos este Covid-19, ¿qué pasará con el Covid-20? ¿O con el Covid-21? Nuestra subvención estaba diseñada específicamente para localizar esos virus e impedir que afectaran a Estados Unidos».
07-05-2020 | Fuente: abc.es
Francia iniciará el desconfinamiento con muchas cautelas y limitaciones
Sin descartar el riesgo de una «segunda ola» de propagación del coronavirus, Édouard Philippe, primer ministro, confirmó la tarde del jueves los contornos muy cautelosos del desconf inamiento que iniciará Francia a partir del próximo lunes día 11. Acompañado de los ministros del Interior, Economía, Trabajo y Sanidad, Philippe avanzó un panorama muy moderadamente optimista, con muchas zonas de incertidumbre: París, su región (Isla de Francia) y otras tres de las trece regiones de Francia, todavía no podrán beneficiarse plenamente del desconfinamiento previsto para el resto de Francia. A partir del próximo lunes, los franceses podrán desplazarse libremente, sin autorización, pero con muchas reservas: el uso del automóvil solo es aconsejado cuando sea indispensable; los transportes públicos irán recuperándose lentamente, sin alcanzar un tráfico definitivamente normal; solo están autorizados los desplazamientos a unos cien kilómetros del domicilio habitual; el tráfico dentro de la Unión Europea (UE) no será restaurado hasta mediados de junio, si existen las condiciones sanitarias esperadas; las playas continuarán estando cerradas, salvo autorización del Prefecto del Estado. Francia discutirá con sus vecinos el tráfico transfronterizo a partir de primeros / mediados de junio. El uso masivo de mascarillas y el distanciamiento serán siendo de rigor, en los desplazamientos públicos y privados. En París y la región parisina, autobuses y metro volverán a incrementar su circulación, que pudiera llegar al 75 o el 80% del tráfico normal. Se aconseja a los parisinos evitar las salidas a la «banlieue», la periferia, los suburbios, donde el multiculturalismo sigue alimentando una situación de crisis muy particular, con unos índices de contaminación altos. Limitado el tráfico individual y colectivo, el Gobierno francés espera relanzar la actividad económica: 400.000 empresas, en las que trabajan 875.000 empleados, volverán a funcionar con relativa normalidad. 77.000 peluquerías, 33.000 comercios textiles, 15.000 floristas y 3.300 librerías volverán a abrir sus puertas. Pequeños museos, bibliotecas, centros culturales con capacidad reducida, volverán a abrir «paulatinamente». Queda para más adelante el resto de los sectores productivos y culturales, como cines y teatro, bares y restaurantes, cuya situación se evaluará a finales de mayo. Sectores sensibles, como la construcción, podrán volver a trabajar. El Gobierno aconseja el recurso masivo al teletrabajo. Como estaba previsto, entre el 87 y el 90% de las escuelas y guarderías de toda Francia podrán volver a funcionar a partir de la semana que viene. La vuelta a clase irá siendo una realidad progresiva en los 50.500 escuelas de Francia. La reapertura de los institutos podría ser realidad dentro de dos semanas. El Gobierno sigue trabajando con la jerarquía de la Iglesia católica y los representantes de los cultos judío y musulmán la reapertura de iglesias y lugares de culto, más adelante. Tras la información básica de sus ministros, Édouard Philippe lanzó una advertencia de fondo: la situación evoluciona positivamente, se ha limitado el tráfico del virus? pero: no es posible descartar una segunda ola. En ese caso, el Gobierno francés tomaría las medidas que fuesen necesarias.
29-04-2020 | Fuente: abc.es
Así es la desescalada para salir del confinamiento en el resto de Europa
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentó ayer el plan de desescalada para salir del confinamiento que consta de cuatro fases de dos semanas y se aplicará a nivel provincial, hasta volver a la llamada «nueva normalidad». La hoja de ruta marcada por el Ejecutivo se aleja en algunos puntos de las medidas de desconfinamiento tomadas ya por algunos países europeos que pueden servir como ejemplo. En España, con carácter general, el curso académico comienzará en septiembre; mientras que en Alemania, los alumnos de selectividad y último curso de bachillerato ya se han reincorporado parcialmente a las aulas y el 4 de mayo lo harán el resto de los alumnos. En Italia y Alemania, los restaurantes, cines, teatros y conciertos permanecen cerrados. En españa, se podrá disfrutar de una cerveza al aie libre a partir del 11 de mayo. Sin embargo, hay varios países, especialmente nórdicos y de Centroeuropa, que llevan desde el 14 de abril en vías de normalización. Los daneses, por ejemplo, apenas han sufrido el confinamiento porque no ha sido obligatorio y muchos comercios han seguido abiertos. En Reino Unido la cuarentena ha sido menos estricta que en España. Desde el inicio se le ha permitido a la gente salir a hacer ejercicio durante una hora diaria por lo que las autoridades ordenaron que los parques permanecieran abiertos. Francia En Francia se podrá circularse libremente a partir del 11 de mayo, sin autorización, con reservas: uso de mascarillas, respeto de las distancias, limitando los desplazamientos (en moto o automóvil) a unos cien kilómetros de la residencia habitual. Ese mismo día comenzarán a funcionar las escuelas y guarderías. Pero los padres serán libres de llevar o no llevar a sus hijos a las escuelas. A finales de mayo o primeros de junio se decidirá cuando volverán a funcionar institutos y universidades. Los comercios menores podrán abrir de nuevo con un número reducido de clientes en las tiendas y comercios. No podrán abrir las grandes superficies comerciales de más de 40.000 metros cuadrados de exposición. Las playas seguirán estando prohibidas hasta el 1 de junio, de entrada. La temporada futbolística 2019 - 2020 no podrá reiniciarse hasta fecha indefinida. También se reanudarán muchas actividades culturales, abrirán pequeños museos, bibliotecas. Seguirán cerrados los grandes museos nacionales. Estarán permitidas manifestaciones deportivas y culturales, festivales, que no reagrupen a más de 5.000 participantes. Por el contrario, cines y teatros seguirán cerrados. Todas las ceremonias religiosas están canceladas hasta el 11 de junio próximo. Entierros y ceremonias funerarias están limitadas a la participación de 20 personas. Tras la primera etapa, del 17 de marzo al 11 de mayo, el Gobierno francés se propone realizar 700.000 tests semanales, durante la segunda del confinamiento, que deberá prolongarse hasta el 2 de junio. A finales de mayo se evaluará la nueva situación, para tomar medidas de una tercera fase, antes de las todavía lejanas e imprevisibles vacaciones. Italia A partir del 4 de mayo comienza el desconfinamiento en Italia. Solo se permite el desplazamiento dentro de la región. Es obligatoria la autocertificación en un folio, para justificar el motivo del desplazamiento. Es posible realizar actividad física con niños o caminar con personas que no son autosuficientes. Se abrirán los parques, pero habrá controles y con límite de personas. Los atletas profesionales y aficionados pueden reanudar el entrenamiento tras el 4 de mayo. A partir del día 18, pueden entrenarse los atletas de deportes de equipo. Pero queda en el aire la reanudación del campeonato de fútbol. Se inician las actividades productivas. Algunas empresas que ya estaban preparadas reiniciaron el lunes, día 27. Reabren el 18 de mayo los museos, exposiciones, bibliotecas y lugares culturales. El mismo día abrirán las tiendas y negocios al por menor. Bares y restaurantes tendrán que esperar hasta el 1º de junio, aunque se les permitirá, a partir del 4 de mayo, vender comida para consumir exclusivamente en la casa. Peluquerías, centros de estética y de masajes están entre las últimas actividades que abrirán: el 1º de junio. La apertura de escuelas se planteará en septiembre. No hay fechas para la apertura de pubs, teatros, cines, discotecas y gimnasios. Alemania El Gobierno de Berlín ha hecho obligatorio a partir de este miércoles el uso de mascarillas en los comercios y departamentos de la Administración. Desde el lunes ya lo era en el transporte público. En Alemania ya están abiertos los comercios de hasta 800 metros cuadrados de superficie con la condición de dar acceso solo a un cliente por cada 20 metros cuadrados y evitar que se formen colas en la calle. Siguen cerradas las peluquerías, servicios de manicura y masajes, así como la prostitución. Los alumnos de selectividad y último curso de bachillerato se han reincorporado parcialmente a las aulas y el 4 de mayo lo harán también el resto de los alumnos, aunque se reducirá el número de horas lectivas y continuarán clases online de asignaturas secundarias, mientras cada colegio desarrolla conceptos para permitir la distancia de seguridad entre alumnos. Las guarderías y Kindergarten seguirán abiertos solo con servicios mínimos como hasta ahora. Restaurantes, cines, teatros y conciertos permanecen cerrados. Se sigue recomendando a la población salir de casa lo imprescindible pero el confinamiento sigue siendo voluntario. La Budesliga reanudará partidos sin público a mediados de mayo. Las iglesias cuentan ya con el visto bueno para celebrar misas, aunque con cambios en la liturgia. Austria Austria permitirá ya reuniones de hasta 10 personas a partir del viernes. La restricción de movimientos, en vigor desde mediados de marzo, expirará también a final de esta semana, con la obligación de mantener la distancia de seguridad de un metro, excepto en el transporte público, donde los pasajeros tendrán que llevar obligatoriamente mascarilla. Hoteles y piscinas abrirán a finales de mayo para aliviar al sector turístico, que representa el 6% del PIB austriaco y que es especialmente golpeado por la pandemia. Para facilitar el monitoreo de la enfermedad, está ya accesible para cualquier teléfono móvil la aplicación «Stopp Corona», administrada por la Cruz Roja y desarrollada por la empresa Accenture. No es obligatoria, pero ya tiene 400.000 usuarios regulares. Dinamarca El Gobierno danés reabrió los colegios y guarderías el 15 de abril, con una serie de condiciones. Los niños, pedagogos y profesores deben lavarse las manos como mínimo cada dos horas, y deben desinfectarse dos veces al día juguetes y puntos de contacto como grifos, inodoros, mesas, pomos y barandillas. Estas medidas no pudieron ser garantizadas por todos los centros desde el principio y se dio flexibilidad para que se organizasen. El primer día abrió aproximadamente un tercio del total y el resto va incorporándose a su ritmo. Para evitar aglomeraciones a las puertas de los colegios, muchas escuelas han fijado horarios de salida escalonados. Los alumnos son divididos en grupos pequeños manteniendo la distancia de seguridad y la actividad se desarrollará en el exterior tanto tiempo como sea posible. La población danesa nunca ha sufrido confinamiento obligatorio y la apertura de colegios no ha tenido efectos negativos significativos en las cifras de contagio. Reino Unido Hace solo dos días, el primer ministro Boris Johnson volvió después de tres semanas de ausencia tras padecer Covid-19 para pedirle a la población «paciencia» ya que la nación está «en el momento de máximo riesgo» y es prioritario evitar «un segundo pico» del brote. La próxima revisión oficial de las medidas de confinamiento, vigentes desde el 23 de marzo, será el 7 de mayo, y se espera que se extiendan durante más tiempo, aunque es posible que con algunos cambios. En Reino Unido la cuarentena ha sido menos estricta que en España. Por ejemplo, desde el inicio se le ha permitido a la gente salir a hacer ejercicio durante una hora diaria por lo que las autoridades ordenaron que los parques permanecieran abiertos. Eso sí: es obligatorio respetar la distancia de al menos dos metros con quienes no sean del mismo grupo familiar. Las autoridades han establecido cinco puntos necesarios para levantar las restricciones, que incluyen la caída sostenida del número de fallecidos diarios e insisten en que en este momento no se plantean el inicio de la fase dos. La oposición y algunos sectores empresariales está exigiendo a Johnson que detalle su plan de desconfinamiento cuanto antes.
28-04-2020 | Fuente: abc.es
Philippe anuncia una «nueva vida en Francia» a partir del 11 de mayo
«A partir del 11 de mayo, nuestra vida tomará un nuevo rumbo», anunció la tarde del martes Édouard Philippe, primer ministro, jefe de Gobierno, ante la Asamblea Nacional (AN, primera cámara del Parlamento francés), para presentar la segunda fase del confinamiento, que deberá prolongarse hasta el 2 de junio, tras la experiencia previa de la apertura de escuelas y comercios, la restauración del servicio de los transportes públicos y el desconfinamiento tutelado por el Estado en departamentos y regiones. Tras un proceso de concertación con fuerzas políticas, autoridades locales y municipales, el primer ministro francés anunció un desconfinamiento por etapas. Tras la primera etapa, del 17 de marzo al 11 de mayo, la segunda deberá prolongarse hasta el 2 de junio. A finales de mayo se evaluará la nueva situación, para tomar medidas de una tercera fase, antes de las todavía lejanas e imprevisibles vacaciones. A partir del 11 de mayo, podrá circularse libremente, sin autorización, con muchas reservas: uso de mascarillas, respeto de las distancias, limitando los desplazamientos (en moto o automovil) a unos cien kilómetros de la residencia habitual. A partir del día 11, comenzarán a funcionar las escuelas y guarderías. Pero los padres serán libres de llevar o no llevar a sus hijos a las escuelas. A finales de mayo o primeros de junio se decidirá cuando volverán a funcionar institutos y universidades. Los comercios (detalle) podrán abrir, de nuevo, a partir del 11 de mayo, con limitaciones muy estrictas: uso de mascarillas, respeto de distancias sanitarias aconsejadas, número reducido de clientes en las tiendas y comercios de diversa naturaleza. No podrán abrir las grandes superficies comerciales. Los transportes públicos, metros y autobuses, volverán a funcionar con relativa normalidad (el 75 %) en París y las grandes ciudades, con medidas muy estrictas de seguridad sanitaria: respeto de distancias, uso de mascarillas. Los autobuses escolares podrán funcionar en toda Francia. A partir del 11 de mayo se reanudarán muchas actividades culturales, en museos, bibliotecas. Estarán permitidas manifestaciones deportivas y culturales, festivales, que no reagrupen a más de 5.000 participantes. Por el contrario, cines y teatros seguirán cerrados. Todas las ceremonias religiosas están canceladas hasta el 11 de junio próximo. Entierros y ceremonias funerarias están limitadas a la participación de 20 personas. El Gobierno continúa negociando con la patronal, los sindicatos y los distintos sectores productivos las nuevas normas de trabajo, para intentar relanzar la producción económica, a un ritmo creciente. Durante la segunda fase del confinamiento nacional, entre el 11 de mayo y el 2 de junio, el Gobierno aconseja «la más extrema prudencia». El primer ministro francés advirtió: «A partir del 11 de mayo, el Estado no será el único responsable de la seguridad nacional, que seguirá siendo una responsabilidad cívica colectiva. Una ligereza y nos asaltaría una nueva catástrofe. Un exceso de celo sería un desastre». En la segunda fase del confinamiento seguirán limitados los desplazamientos nacionales a más de cien kilómetros, salvo en situaciones familiares o profesionales excepcionales. El Estado será el único garante de la gestión de la segunda fase del confinamiento, a través de los prefectos, los representantes del Gobierno en regiones y departamentos. Las regiones no tendrán responsabilidades particulares. La Asamblea Nacional aprobó el plan: 368 diputados votaron a favor, 100 votaron contra y 103 diputados se abstuvieron.
19-04-2020 | Fuente: abc.es
Macron, en las antípodas de Sánchez
En los antípodas de Pedro Sánchez, Emmanuel Macron prepara la «nueva fase» del confinamiento, a partir del 11 de mayo, con un debate parlamentario, previo o simultáneo, anunciando un plan nacional en el que trabaja su gobierno tras la consulta de toda la clase política nacional. Édouard Philippe, primer ministro, presentó la «nueva fase» la tarde del domingo, durante una intervención audiovisual, seguida de rueda de prensa, haciendo un resumen muy minucioso de lo hecho y lo proyectado, en todos los terrenos sanitario, económico, social y político. De entrada, una advertencia del primer ministro y jefe de Gobierno francés: «Debemos aprender a vivir con el virus. Aprender a vivir de otra manera, respetando normas sanitarias básicas». Ese aprendizaje deberá prolongarse durante semanas y meses. «Es poco aconsejable hacer reservas para viajes al extranjero», subrayó Philippe. Hecha tal advertencia, Philippe recuerda que Francia no gobierna «en secreto», considera esencial el respeto de las libertades básicas y la vida democrática: «A primeros de mayo, antes del 11 de mayo, o inmediatamente después, se celebrará un debate parlamentario, en la Asamblea Nacional. Los franceses tienen derecho a saber y discutir libremente. Debe preservarse la vida democrática». Sentados los principios básicos de trabajo gubernamental, Philippe avanzó y matizó las condiciones de la «nueva fase» del confinamiento. El gobierno comenzará por nombrar a un gestor del proceso global del fin escalonado del confinamiento: Jean Castex, antiguo funcionario muy curtido en la vida política local, estará al frente de un equipo de expertos y técnicos, colaborando con los distintos ministerios y la presidencia de la República. Visitas a las residencias A partir de este lunes, 20 de abril, volverán a ser posibles las visitas a los Ehpad (Etablissement d'Hébergement pour Personnes Agées Dépendantes, residencias de ancianos dependientes). Esas visitas estarán sometidas a un control sanitario particular. Tras el día 11, la fecha de entrada de la «nueva fase» del confinamiento, abrirán las escuelas y guarderías. Sin embargo, esa apertura se hará de manera escalonada, «aleatoria», según los distintos territorios, departamentos y regiones nacionales. Quizá se alternen los días de escuela, para reducir las clases a la mitad de los alumnos. Institutos y universidades abrirán más adelante. Los transportes públicos (metro y autobuses, en París) han seguido funcionando «al ralentí» durante la primera fase del confinamiento. A partir del día 11 habrá más metros y autobuses, pero será «muy probable» el uso de mascarillas de protección. En su día se harán públicas las normas estrictas. El Gobierno francés espera contar con una producción nacional de 17 millones de mascarillas destinadas al gran público, por semana. Se cuenta, siempre, con nuevas importaciones y productos médicos de uso sanitario, fabricados en China y la India. El comercio de proximidad (panaderías, tiendas de comestibles y vinos) ha funcionado con horarios muy estrictos durante la primera fase del confinamiento. A partir del día 11 está prevista la apertura de nuevos comercios, donde la «distanciación» será siempre de rigor. Se sigue estudiando la posible apertura de restaurantes «más adelante». Un colectivo de grandes cocineros publica un artículo este lunes en el diario «Le Figaro» pidiendo a Macron la reapertura de los restaurantes. Se trata de un sector en estado «crítico». 500.000 test semanales El Gobierno francés espera poder realizar 500.000 tests médicos, semanales, a partir del 11 de mayo. En la actualidad apenas se realizan unos 25.000. En el terreno del control policial de la política sanitaria y el confinamiento, Édouard Philippe subrayó el principio cardinal de la política francesa: «libertad y responsabilidad». Los franceses han podido salir a la calle, con relativa facilidad, firmando un modelo autorización, comprometiéndose a respetar las normas (distancias, máscaras, etcétera). De esa manera, es posible realizar trabajos básicos, salidas imprescindibles, aceptado el principio de los controles permanentes. Desde el principio del confinamiento, el 17 de marzo pasado, en Francia (67 millones de habitantes), se han realizado 13,5 millones de controles, en calles y carreteras, y han castigado, con multas de 135 a 1.500 euros, unas 800.000 infracciones.
15-04-2020 | Fuente: abc.es
Alemania reabrirá el lunes algunos negocios, y los colegios a partir del 3 de mayo
La canciller alemana, Angela Merkel, ha optado por una decisión salomónica. Frente a los estados federados con más prisa por recuperar la actividad y los expertos del Instituto Roland Koch, que advierten que es pronto para prescindir de las medidas, ha acordado con los presidentes de los Bundesländer un plazo hasta el 3 de mayo en el que se mantendrán en Alemania las?restricciones de?contacto, movimiento?y?el?cierre?de?escuelas,?con el objetivo de seguir?frenando?la?pandemia?del coronavirus. En una videoconferencia en la que ha participado junto a los presidentes de los 16 Bundesländer y que ha durado casi cuatro horas, la canciller alemana ha recabado además apoyo para que las restricciones se vayan levantando progresivamente?a?partir?de?esa?fecha, de acuerdo a criterios de vulnerabilidad y contagio. «Hemos conseguido algo hasta ahora», ha dicho Merkel, «hemos conseguido no colapsar el sistema sanitario y eso nos permite un margen de maniobra, pero es un margen muy pequeño». Así ha justificado que siga siendo obligatorio mantener la distancia de 1,5 metros de seguridad en la calle así como la mascarilla en público. La canciller alemana confía en que la App desarrollada por Sanidad sirva para precisar el conocimiento y control de las cadenas de contagio y en la capacidad de testar a la población, que ha resultado decisiva en el control de la expansión del virus. «En Alemania obtenemos unos resultados visiblemente mejores que en otros países de Europa y eso es porque hemos seguido la estrategia correcta», se ha felicitado el presidente de Baviera, Markus Söder, «ha sido nuestra estrategia correcta, rápida y consecuente». Söder ha insistido en que los comercios que vayan abriendo respeten el aforo de un cliente por cada 20 metros cuadrados y que ha adelantado que los grandes eventos no pueden contar con volver a celebrarse hasta finales de agosto Comercios de hasta 800 metros cuadrados Los primeros en abrir serán los establecimientos comerciales de hasta 800 metros cuadrados, bajo condición de condiciones de distancia y seguridad, control de acceso y gestión para evitar las colas. Después del 3 de mayo, se mantendrán las prohibiciones de reuniones y viajes privados, al igual que la prohibición de los eventos religiosos, aunque todavía se está discutiendo sobre posibles permisos para bautizos, bodas y funerales con un máximo de 15 personas. «Quiero agradecer especialmente la creatividad que han desarrollado las iglesias para que todos los creyentes hayan podido celebrar la Pascua a distancia y de las más diversas maneras. Esta semana habrá nuevas conversaciones, también con el Ministerio de Interior, para recuperar cuanto antes y en toda su definición la libertad de culto». Entre los servicios que exigen mayor contacto, serán las peluquerías las que deben prepararse para volver a la actividad, también bajo condiciones y a partir del 4 de mayo. En cuanto a instalaciones de ocio, se considerará primero la reapertura de museos, zoológicos y jardines botánicos. Los teatros y los conciertos, así como los negocios de gastronomía y hoteles, permanecerán cerrados durante más tiempo. Alemania permitirá los «partidos fantasma» de la Bundesliga, sin público, pero los gimnasios y clubes de fitness deberán permanecer cerrados. Los hoteles deben continuar «solo disponibles para fines necesarios y expresamente no turísticos», mientras que se prevé permitir en el futuro en primer lugar la apertura de restaurantes que sirvan comida al aire libre por el momento. Y todo ello sujeto a que las cifras de contagio no repunten, en cuyo caso estas medidas serían revertidas. Una salida escalonada 20 de abril: abren los comercios de hasta 800 metros cuadrados. 4 de mayo: abren los colegios. 31 de agosto: se abre la veda a los grandes eventos. La mascarilla no es obligatoria, pero altamente recomendable. Continúa la obligatoria distancia de 1,5 metros entre personas. Continúa la recomendación de trabajar en casa. Alemania intenta de esta forma compaginar la protección de la salud con la lucha contra la recesión, situación económica en la que ha entrado ya en marzo y que seguirá así «al menos hasta mediados de año», según acaba de anunciar el Ministerio de Economía. «El hundimiento de la demanda, la interrupción de los sistema de producción y suministros, los cambios en los hábitos de consumo y la incertidumbre de los inversores están repercutiendo con fuerza en la economía», dice el comunicado, que confirma que unas 725.000 empresas han presentado expedientes de regulación de empleo temporal. En su pronóstico, el Fondo Monetario Internacional calcula para Alemania una recesión del 7% este año, pero según las proyecciones de los institutos económicos alemanes, esa recesión alcanzará el 9,8%.
15-04-2020 | Fuente: abc.es
El fin de la cuarentena será selectivo en Francia, con ayudas a familias y empresas
El fin todavía desconocido del confinamiento nacional será, en Francia, parcial y selectivo, acompañado de ayudas económicas a las familias y empresas más necesitadas, con un proceso de concertación política y sindical para proceder a las sucesivas etapas que comenzarán el próximo día 11 de mayo. En la mejor tradición de su manera de gobernar, Emmanuel Macron anunció el domingo las grandes líneas de su política nacional y europea contra la pandemia: nueva fase del confinamiento a partir del 11 de mayo; cierre de las fronteras nacionales y previsiblemente europeas a los países que no pertenezcan a la zona de seguridad policial del Espacio Schengen, del que forman parte 26 miembros de la Unión, con una población de 422 millones de habitantes y una superficie de 4.312.099 kilómetros cuadrados. Sentados esos principios cardinales, el jefe de Gobierno y los ministros de Sanidad, Interior, Educación y Asuntos Exteriores han matizado por lo menudo todas las cuestiones esenciales. Olivier Véran, ministro de Sanidad, comenzó por esta matización de fondo: «El 11 de mayo será la primera fecha de un fin escalonado del confinamiento. Según varios estudios científicos solventes, un 10 % de la población de Francia (67 millones de habitantes) habría estado infectada. Y esa parte de la población podría estar inmunizada al día de hoy. Ante las dudas, el fin del confinamiento debe ser escalonado. Hay hombres y mujeres, como los seniors, más frágiles. Debemos tener en cuenta ese y otros factores». Christophe Castaner, ministro del Interior, ha subrayado otra cuestión básica: «El presidente no ha anunciado el fin del confinamiento, que se prolonga, hasta una fecha que no es posible precisar. Es prudente prolongar las medidas sanitarias y policiales de control». Coordinación europea Édouard Philippe, primer ministro, jefe de Gobierno, añadió: «Presentaremos un plan completo de salida del confinamiento antes del 11 de mayo. Será una salida escalonada y descentralizada, concertada con las autoridades municipales, departamentales y regionales». Jean-Michel Blanquer, ministro de Educación, ha matizado una de las grandes cuestiones: «Es evidente que la vuelta a las guarderías, los colegios e institutos no se realizará un solo día. Se procederá por grupos, regionales, incluso municipales, en concertación con los profesores. Una parte de los colegios abrirán sus puertas por grupos de alumnos. Y, en muchos liceos e institutos, los estudiantes podrán trabajar a través de internet. Se trabajará, muy en particular, la vuelta escalonada a las guarderías». A pesar de la prudencia gubernamental, las familias reciben con inquietud la noticia de la vuelta al colegio y guarderías a partir del 11 de mayo. Según un sondeo del matutino conservador Le Figaro, un 54 % de los franceses dicen «rechazar» la vuelta al colegio, temiendo los «riesgos sanitarios». Según el mismo sondeo, un 92 % de los franceses aprueban calurosamente la decisión presidencial de cerrar «herméticamente» las fronteras nacionales a los extranjeros de países que no son miembros de la Unión Europa. Emmanuel Macron ha discutido con Angela Merkel de ese cierre y aislamiento continental de Europa. Jean-Yves Le Drian, ministro de Europa y Asuntos Exteriores, dialoga regularmente con sus colegas europeos. Bruno Le Maire, ministro de Economía, y Gérarld Darmanin, ministro del Presupuesto, anuncian nuevos paquetes de ayudas de urgencia, para familias modestas, para muy pequeñas y pequeñas empresas, para cafés y restaurantes. Le Maire dialoga con sus colegas europeos para trabajar en las ayudas de la UE. Darmanin trabaja con bancos y compañías de seguros, intentando conseguir créditos y flexibilidad para la clientela menos favorecida. Francia supera los 15.000 fallecimientos Jérôme Salomon, director general de Sanidad, dijo que «la pandemia sigue siendo activa en Francia», aunque, añade, «gracias al confinamiento hemos limitado la difusión del virus». Según Salomon, durante las últimas veinticuatro horas, del domingo al lunes (tarde), en Francia murieron 541 personas. Un día antes se había contabilizado 335 fallecimientos. El director general de Sanidad no facilitó cifras concretas de las muertes ocurridas en residencias y clínicas privadas, los últimos días. Según Salomon, Francia superado ya las 15.000 muertes, desde el 1 de marzo: 10.129 fallecimientos en los hospitales y 5.600 muertos en residencias y clínicas privadas.
1
...