Infortelecom

Noticias de inmigrantes

11-11-2019 | Fuente: elpais.com
La cruzada antiinmigrantes que hundió a los republicanos en California y sirve de moraleja a EE UU
California recuerda el 25 aniversario de la Proposición 187, una ley xenófoba que en 1994 movilizó a los latinos y convirtió al Estado en demócrata
11-11-2019 | Fuente: elpais.com
La cruzada antinmigrantes que hundió al Partido Republicano en California y sirve de moraleja a EE UU
California recuerda el 25 aniversario de la Proposición 187, una ley xenófoba que en 1994 movilizó a los latinos y convirtió al Estado en demócrata
10-11-2019 | Fuente: abc.es
¿Recuerdan la crisis de los refugiados entrando en Europa a miles cada día en el año 2015? Fue cuando la progresía se inventó lo de los «migrantes» como forma de negar la evidencia: no era inmigrantes quienes así son definidos en el Diccionario de la Real Academia Española. Porque el inmigrante es el que llega a un país extranjero para radicarse en él. Y eso no se podía admitir. Si sólo eran migrantes no se sabía de dónde venían ni a qué lugar se dirigían. El primer ministro húngaro, Viktor Orban, cometió la barbaridad de decir que en el mundo hay fronteras que deben ser respetadas y que para cruzarlas hay que cumplir requisitos. Algo que ocurre en casi todo el planeta, pero que, de repente, se volvió políticamente incorrecto en Europa. Ya sabemos que Orban se volvió la encarnación de Lucifer y todos renegaron del cumplimiento de los tratados europeos que prohíben la entrada sin control en nuestras fronteras. Cuánta agua ha corrido bajo los puentes desde entonces. Esta semana hemos escuchado al presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron, fijar las cuotas de inmigrantes que podrán entrar en Francia legalmente. No sé ustedes, pero yo, por más que he indagado sobre posibles críticas a Macron por su anuncio, por más que he buscado las previsibles acusaciones de xenofobia y otras descalificaciones similares que se lanzaron contra Orban, no las he visto en ningún medio de comunicación. Cuando Orban impedía en 2015 la entrada en Hungría de todos aquellos inmigrantes sin control, el destino que estos buscaban era Alemania. La canciller Merkel abrió las puertas y dijo que podían llegar casi sin límite. Luego ha tenido los problemas de orden público de todos conocidos. Esta semana, el ministro alemán del Interior, el socialcristiano Horst Seehofer, ha anunciado el establecimiento de controles policiales en todas las fronteras. ¿Con qué objetivo? Obviamente con el de controlar la entrada de indeseables en Alemania. Lo mismo que pretendía Orban en 2015. ¿Han visto ustedes alguna crítica al Gobierno de Merkel por hacer lo mismo que propugnaba Orbán? Es más, confieso que después de una larga campaña de descrédito contra él desde las páginas del diario El País, me quedé pasmado el pasado miércoles cuando este diario abría su sección internacional en la página 2 con una gran fotografía de un Orban sonriendo al primer ministro checo Andrej Babis. El húngaro ya no es Satanás. El título aclaraba por qué: «España lucha junto a países del Sur y del Este contra los recortes de la UE». Cielos, de repente el malvado Orban es nuestro aliado. ¿Se lo habrán hecho mirar Sánchez y Borrell? La hipocresía del progresismo europeo ante ciertas situaciones políticas viene de largo y no parece probable que acabemos con ello. ¿Recuerdan en 2000 la crisis con Austria? El Partido Popular Austriaco rompió la tradicional gran alianza con el Partido Socialista. Sólo había servido para engordar a la extrema derecha del Partido de la Libertad. Así que los populares formaron gobierno con la extrema derecha. Europa bramó: se estableció un «cordón sanitario» en torno a Austria que padeció diferentes sanciones. Dos años después todas ellas eran levantadas y los populares ganaban unas elecciones -anticipadas- por primera vez desde 1966. ¿Cree alguien que si el Frente Nacional francés ganase las elecciones en Francia hoy -algo no inimaginable- Francia sería sancionada? Quizá Macron, Merkel y otros empiecen a darse cuenta de que el auge del populismo en Europa se debe, entre otras razones, a que los grandes partidos no han querido atender las demandas de sus electores. Gente como Orban sí. Y aunque pidió la baja temporal por iniciativa propia antes de las últimas elecciones europeas, nunca ha dejado de pertenecer al Partido Popular Europeo. En el fondo saben que tiene razón.
10-11-2019 | Fuente: abc.es
De las cuotas de Macron a los controles fronterizos en Alemania: las nuevas políticas migratorias en la UE
Los enfoques para afrontar el complejo desafío de la inmigraciíon en la Unión Europea son variados, sin que Bruselas haya dado aún con la fórmula que consiga aunarlos con éxito. Estas son algunas de las tendencias en algunos de los principales estados miembros. España: cooperación en origen y nuevas vías de acceso El Gobierno de Pedro Sánchez apuesta por una «inmigración ordenada», algo que en su opinión será posible con una política reforzada de cooperación al desarrollo en los países de origen y tránsito y con nuevas vías de acceso a Europa. El Ejecutivo está convencido de que ningún país puede abordar este fenómeno de forma aislada. Sánchez ha reducio en 2019 la inmigración ilegal africana al 50% al lograr financiación europea para Marruecos. Información de L. L. C. Francia: Macron propone cuotas de extranjeros legales por sectores, ciudades y regiones Emmanuel Macron ha decidido que Francia fije cuotas y «objetivos cifrados» del número «preciso y concreto» de inmigrantes legalmente aceptados en las regiones y sectores que Gobierno, sindicatos y patronal estimen «necesarios y oportunos». Se trata de una transición de la «inmigración sufrida» a una «inmigración aceptada y necesaria». Irá acompañada de una política policial y judicial «más firme» contra la inmigración ilegal: aumentando las expulsiones, reduciendo el tiempo necesario para aceptar o rechazar demandas de asilo, reduciendo las posibilidades de acceso a los servicios médicos y hospitalarios nacionales. Entrará en vigor a lo largo de 2020 tras una negociación gremial, sectorial y territorial. El Ministerio de Trabajo discutirá y negociará con sindicatos y patronales el número de inmigrantes legales en sectores, ciudades y regiones, y el Parlamento fijará el «techo» anual de las cuotas de inmigrantes. Información de J. P. Quiñonero. Italia: mayor flexibilidad que en la era Salvini El Gobierno italiano formado por el Partido Democrático y el Movimiento 5 Estrellas pretende ser más flexible que el anterior, en el que la política migratoria estaba marcada por el líder de la Liga, Matteo Salvini. En Italia existe una política oficial de cuotas para trabajadores no comunitarios. El Ministerio fijó en abril para este año una cuota de 30.850 trabajadores. La mayoría, 18.000 se destinaron sobre todo a agricultura y turismo. Información de Á. Gómez Fuentes. Alemania: controles en las fronteras para frenar a los criminales que tienen prohibida la entrada El ministro de Interior, Horst Seehofer, anunció esta semana que establecerá controles fronterizos para impedir que accedan al país quienes tengan prohibida la entrada. Por orden del ministro, que pertenece a la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU) y que como presidente regional ya instauró en 2015 controles en la frontera con Austria, el jueves comenzaron los controles en el paso de Görlitz, Sajonia, en la frontera con Polonia. El decreto fue emitido la noche del miércoles al presidente de la Policía Federal. Seehofer impulsará también una reforma legal para que quienes consigan entrar en Alemania, pese a no poder hacerlo, permanezcan detenidos hasta que se dirima su situación, por ejemplo en el caso de que hayan solicitado asilo. Reacciona así al escándalo por la reaparición en suelo alemán del apátrida Ibrahim Miri, deportado al Líbano en julio, tras ser condenado por dirigir una organización criminal y que había regresado y pedido asilo para «cuidar a su madre enferma». Información de Rosalía Sánchez.
10-11-2019 | Fuente: abc.es
El desorden migratorio europeo: la UE se prepara para reforzar el control de las fronteras exteriores
La crisis política que se desencadenó en 2015 con la llegada masiva de refugiados de la guerra de Siria fue sin duda la prueba más grave para las estructuras institucionales de la Unión Europea. Todo el sistema de libre circulación basado en el Tratado de Schengen estuvo a punto de saltar por los aires mientras los gobiernos se enzarzaban en una disputa nunca vista hasta entonces, ante la impotencia de la Comisión Europea por imponer su sistema de cuotas de acogida obligatorias. El fenómeno de la inmigración ilegal es diferente, pero ha sido amalgamado en las sociedades europeas que se desgarran entre aquellos que creen que la solución es la de seguir enviando barcos de rescate al Mediterráneo mientras otros asisten con entusiasmo al ascenso de fuerzas populistas que se aprovechan de la situación. Durante toda la legislatura pasada, la Comisión fue incapaz de imponer una reforma al reglamento de Dublín que establece que el país por el que una persona ha entrado en Europa es el responsable de acogerlo o de decidir si se le concede el estatus de asilado, lo que hace que todo el peso de la gestión de millones de personas recaiga en los países del sur, incluyendo a Grecia, que desde hace más de una década está tratando de salir de la ruina financiera. La nueva presidenta de la Comisión, la alemana Ursula von der Leyen, conoció en primera persona la crisis de los refugiados en Alemania y está decidida a hacer de la inmigración uno de los elementos centrales de su programa. El panorama que le deja la Comisión saliente está basado en todo lo que se dijo que no sería la política europea de inmigración y que se basa en el refuerzo rotundo de la solidez de las fronteras exteriores, para salvaguardar la libre circulación y la desaparición de los controles interiores. Por primera vez se va a dedicar un presupuesto específico para el despliegue de unos 10.000 guardafronteras de la agencia Frontex, que ya han empezado a ser contratados. A la Comisión tampoco le ha salido bien su política de imponer a los países terceros una cláusula de readmisión de los inmigrantes ilegales. Por ahora, todos los países que juegan un papel esencial en la emisión de inmigrantes sin papeles se han negado a firmarla y las dos docenas que lo han hecho no representan una amenaza verdadera en este campo. Por ahora, la única receta que ha probado su eficacia para regular la llegada de inmigrantes económicos o de demandantes de asilo ha sido la subcontratación de terceros países. La Comisión de Jean-Claude Juncker lo hizo con Turquía a cambio de 6.000 millones de euros y a través de un polémico «contrato» de «prestación de servicios», y lo hace ahora con Libia, un país del que lo menos que puede decirse es que está a años luz de ser fiable desde el punto de vista del respeto a los derechos humanos. Recortes en el presupuesto Así las cosas, la decisión de reforzar las fronteras exteriores se ha tomado porque en estos momentos, y a pesar de todo lo que se diga oficialmente, es el único común denominador de los Veintisiete. El dinero necesario procederá del recorte en las grandes políticas que salen del presupuesto comunitario: la agrícola y la de cohesión. En el marco presupuestario 2021-2027 este será uno de los cambios más importantes en las últimas décadas. Sin embargo, es un hecho que todos los expertos, demógrafos, esconomistas y sociólogos coinciden en recordar que Europa necesita inmigrantes para combatir su envejecimiento galopante. La cuadratura del círculo es la nueva vicepresidencia que ha creado Von der Leyen y que ha llamado «Defensa del Modo de Vida Europeo», una denominación que incluye todo lo que quiere hacer encajar en la gestión del fenómeno migratorio: tratar de regularlo sin que ello acabe aprovechando a los partidos nacional populistas, que por ahora han sido los principales beneficiarios de la sensación de temor que se ha extendido en muchas sociedades europeas. En ocasiones, este fenómeno se produce con más fuerza en países con una baja proporción de extranjeros como Italia (poco más del 8%) que en otros como Irlanda, donde llega al 15%. En aquellos donde sus gobiernos han sido más rigurosos al oponerse a la llegada de inmigrantes los porcentajes son menores, como en el caso de Polonia, donde no llega al 2%, o en el de Hungría, donde representa un módico 5%. En todo caso, se trata de un problema europeo y la Unión no ha encontrado todavía un mecanismo para hacerle frente que combine protección y solidaridad con la estabilidad política.
08-11-2019 | Fuente: elpais.com
El Defensor del Pueblo alerta sobre la xenofobia contra los menores inmigrantes desatada en campaña
La institución pide que se proteja a estos jóvenes, ?los más vulnerables de los vulnerables?, que se han convertido en blanco de los ataques de Vox
07-11-2019 | Fuente: abc.es
Detenido un hombre por conducir un camión con 15 personas en su interior en Reino Unido
Un hombre ha sido detenido este miércoles por la noche por conducir un camión con quince personas en su interior cerca de la localidad de Chippenham, en el condado británico de Wiltshire, en el sur del país. El sospechoso, que tendría unos 50 años y cuya identidad no ha sido revelada, ha sido arrestado por haber colaborado presuntamente con el tráfico de personas hacia Reino Unido. Las quince personas han sido halladas con vida en el camión, que había parado en una de las principales carreteras de la zona. Los equipos de emergencia recibieron una llamada después de que la Policía de Wiltshire fuera alertada de «actividad sospechosa» sobre las 20.30 (hora local), según ha informado la cadena de televisión británica «BBC». Un agente ha indicado que «la Policía ha acudido al lugar de los hechos y ha encontrado quince personas dentro del vehículo«. «En este momento podemos decir que creemos que todas ellas son mayores de 16 años», ha aseverado. «Se han comenzado a realizar los exámenes médicos pertinentes», ha explicado el policía, que ha señalado que 14 de ellos se encuentran bajo custodia mientras que uno de ellos ha sido trasladado a un hospital para recibir un examen más exhaustivo. El incidente se ha producido tan solo una semana después de que ocho personas fueran detenidas tras el hallazgo a finales de octubre de 39 inmigrantes muertos en un camión frigorífico en Grays, Essex. Los 38 adultos y un adolescente encontrados en un parque industrial de Grays (a unos 32 kilómetros al este de Londres centro) eran, en su mayoría, recolectores de arroz en su provincia vietnamita de Nghe An, convertida en centro de tráfico de personas en el país desde que hace dos años fuera escenario de uno de los más grandes desastres medioambientales de la historia del país, el provocado por la metalúrgica taiwanesa «Formosa Plastics» con un vertido que contaminó las aguas de la costa y acabó con la pesca. Hace unos días, la Policía griega encontró a 41 personas escondidas en un camión refrigerado en el norte del país gracias a un control rutinario. Aunque algunas de las personas encontradas sufrían problemas respiratorios debido al ambiente sofocante dentro del vehículo, las autoridades celebraron que el sistema refrigerador no estuviera conectado, ya que podría haber alcanzando temperaturas de hasta -25 grados centígrados.
07-11-2019 | Fuente: abc.es
El Gobierno griego decide trasladar a 4.000 refugiados de las islas a otras regiones
Kiriakoss Mitsotakis, el primer ministro griego que acaba de regresar de China, ha presidido una reunión ministerial en Atenas hoy para afrontar el problema de la inmigración irregular proveniente de Turquía. En lo que va de año, más de 45.000 personas han llegado ya a las costas griegas comparado con los 32.500 que lo hicieron en todo el año pasado y son las islas cercanas a la costa turca las que sufren las consecuencias directas: falta de infraestructuras, sobrepoblación en los campos de acogida y problemas con la población local. La situación mas trágica es la de la isla de Lesbos, con el centro de acogida de Moria, organizado para 3.000 personas, recibiendo ahora a casi 14.000 personas en condiciones infrahumanas, seguida por las islas de Samos, Kos, Jíos y Leros. Por ello en la reunión ministerial se ha dado prioridad a transportar a 4.000 personas, principalmente familias, menores no acompañados y quienes son más vulnerables desde las islas donde han llegado a otras partes de Grecia hasta finales de año. Stelios Pétsas, el portavoz gubernamental ya comentó que serán hospedados en instalaciones hoteleras. Se espera que sean localidades que no han recibido hasta ahora inmigrantes, probablemente en el Peloponeso. Para evitar problemas, protestas y focos de violencia, se especifica que dicha población inmigrante nunca superará el 1% de la población local. Asimismo se mejoraran los servicios y la infraestructura de las comunidades locales que a partir de ahora recibirán a estos inmigrantes. También se espera la construcción de cinco nuevos establecimientos cerrados en los que serán llevados quienes no han recibido asilo político y deberán de ser deportados, algo que dejará claro las intenciones del gobierno actual: quien no tiene derecho al asilo deberá ser deportado y no podrá seguir circulando libremente por todo el pais, como hasta ahora. Por ello se ha mencionado también que se espera que unos 10.000 de estos inmigrantes a los que se les deniega el asilo serán devueltos a Turquía antes del final de 2020. Oficialmente han sido pocas las devoluciones al país vecino desde la firma del acuerdo entre la Unión Europea y Turquía en marzo de 2016, sin contar las devoluciones en caliente que no son contabilizadas aunque se efectúan en la frontera en el norte del país. Y este acuerdo ha sido suspendido este verano, tras las sanciones europeas por las exploraciones de gas en aguas de Chipre. Situación dramática Mijalis Jrisojoídis, el Ministro de Protección Ciudadana (antiguamente Orden Publico) que es quien ahora se encarga de los asuntos de migración, ha descrito a su vez en tono dramático la situación de los refugiados en las islas del Egeo ante la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior del Parlamento Europeo. Describió como tanto los funcionarios como el personal sanitario se enfrentan en estas islas a centenares de llegadas todos los días, destacando que «es imposible dar un trato humanitario a tal ritmo» y que se trata «de una catástrofe humanitaria y un desastre a nivel social». Algo ayudará la ayuda europea: Maciej Popowski, el subdirector general encargado de la ampliación de la UE ha anunciado una serie de medidas y más dinero (unos 50 millones de euros) para reforzar la guarda costera turca y también para mejorar las condiciones de vida de los refugiados que ya se encuentran en Turquía.
06-11-2019 | Fuente: abc.es
Así funciona la política migratoria en España e Italia
Eemmanuel Macron ha decidido fijar cuotas de inmigrantes que podrán entrar legalmente en Francia, estableciendo un «techo» y «objetivos» cifrados del número muy preciso de inmigrantes que se aceptarán anualmente en regiones y sectores laborales necesitados de mano de obra cualificada. Aquí, el funcionamiento de la política migratoria en España e Italia. España El Gobierno de España apuesta por una «inmigración ordenada», que en su opinión sólo será posible con la creación de una política reforzada de cooperación al desarrollo en los países de origen y tránsito y con la implementación de nuevas vías de acceso a Europa. Fundamental para el Ejecutivo es la convicción de que ningún país puede abordar este fenómeno de manera aislada. En términos prácticos, lo que Pedro Sánchez ha hecho este 2019 es reducir la inmigración ilegal africana al 50% a fuerza de lograr financiación europea para Marruecos, que ha reforzado su colaboración en tres ejes: control de su costa mediterránea, rescate de pateras y caza a las mafias que trafican con personas. Italia Italia tiene establecida una política oficial de cuotas para trabajadores no comunitarios. Según la circular del Ministerio del Interior del 9 de abril 2019, la cuota para este año se fijó en 30.850 trabajadores. El Ministerio de Trabajo y de las Políticas Sociales los repartió entre las regiones, según sus necesidades. La mayoría, 18.000, que procedían de 30 países no comunitarios, fueron destinados fundamentalmente a trabajos en los sectores de agricultura y turismo. El actual Gobierno pretende ser más flexible que lo fue el anterior ministro del Interior, Matteo Salvini, cuyo lema era: «Primero los italianos, porque tenemos tres millones de personas en paro».
05-11-2019 | Fuente: elpais.com
Macron vira su política de migración hacia la derecha
El Gobierno francés quiere cuotas para los inmigrantes y límites a la cobertura médica de los demandantes de asilo
1
...