Infortelecom

Noticias de inmigracion

23-10-2020 | Fuente: abc.es
Trump y Biden por fin contraponen ideas en el último debate
El segundo y último debate entre los dos candidatos a la presidencia de Estados Unidos fue, por fin, una contraposición coherente de ideas que reflejaron dos visiones muy distintas del futuro inmediato del país. O bien un regreso a las políticas de la era de Barack Obama en materia de sanidad, inmigración y política exterior, o la liquidación definitiva de estas con cuatro años más de gobierno de Donald Trump, quien prometió erradicar los nefastos efectos de la pandemia. Lo realmente importante, sin embargo, fue que ayer los candidatos respetaron escrupulosamente los turnos de palabra, y se ahorraron los exabruptos, a diferencia del primer cara a cara, bronco y plagado de insultos. Sí llegó en un momento Joe Biden a llamar «xenófobo» y «mentiroso» al presidente, pero este lo dejó pasar. La única ocasión en que Trump intentó interrumpir a su oponente, se le silenció el micro, como había prometido la comisión que organiza los debates. La tendencia de los candidatos fue la de volver en algunos puntos a las acusaciones personales, sobre todo por parte de Trump contra los negocios millonarios del hijo de Biden en Ucrania. El demócrata respondió que varios de los colaboradores del presidente son peones de Rusia dentro de una estrategia para interferir en las elecciones y desestabilizar el sistema democrático estadounidense. «¡Ya estamos otra vez con Rusia, debe estar de broma!», llegó a exclamar Trump. Pero esos momentos de tensión fueron escasos. Se notaba que ambos candidatos venían preparados, dispuestos a contenerse para no repetir el penoso espectáculo del primer debate. Hubo promesas concretas. Biden dijo que si gana legalizará a 11 millones de indocumentados, una amnistía en toda regla, y crear siete millones de empleos. Trump avanzó un nuevo plan de reforma sanitaria, que se le ha resistido los pasado cuatro años, y anunció ?por enésima vez? una vacuna contra el coronavirus en cuestión de semanas. «Todas las cosas que prometes, ¿por qué no las hiciste cuando estuviste ocho años en el gobierno?», le espetó Trump al que fue vicepresidente de Obama. «Hablas mucho, pero no haces nada», añadió. En un momento, a Biden le asomaron las lágrimas a los ojos al hablar de medio centenar de niños sin papeles bajo custodia del gobierno a cuyos padres no han podido localizar las autoridades. «Los trajeron los coyotes y los cárteles», dijo Trump al ser preguntado por esos menores. La pandemia centró la parte inicial del debate, y Trump, presionado por la moderadora y su oponente, se vio obligado a decir: «Por supuesto que asumo mis responsabilidades, pero yo no tengo la culpa de que vino aquí, es culpa de China». Biden recordó la elevada cifra de muertos, más de 200.000, y el presidente criticó las duras medidas de los demócratas: «Miren Nueva York, parece una ciudad fantasma». En todo el debate, de más de hora y media, quedaron esbozados dos proyectos de futuro para el país: consumar el proyecto trumpista de fortaleza económica, proteccionismo comercial y aislamiento migratorio, o volver a las políticas sociales de la era Obama, cuyo nombre salió a relucir en varias ocasiones. «Joe, yo estoy aquí por ti. Me presenté por Barack Obama. Porque hicisteis un mal trabajo. Si pensara que hicisteis un buen trabajo, nunca me habría postulado», dijo Trump. En teoría debería haber habido tres debates, pero tras el primero, el presidente fue diagnosticado con coronavirus, y el segundo quedó anulado. Las elecciones serán el 3 de noviembre. Trump llegó al escenario sin máscara. La razón es, según dijo después durante el debate, que ha pasado el virus y se considera inmune. Al acabar el cara a cara, Biden se puso su máscara. Las esposas de ambos candidatos subieron al escenario, las dos con la cara tapada. Melania Trump también ha pasado el virus, y no había sido vista en público desde entonces hasta este jueves, cuando acompañó a su marido al lugar del debate, en Nashville.
22-10-2020 | Fuente: elmundo.es
Informe PISA: España es el país que más respeta a otras culturas en la escuela y que más estudia la igualdad de género
Los alumnos de 15 años saben moverse en este mundo interconectado. Destacan en resiliencia, empatía, resolución de conflictos, conciencia social y ambiental o tolerancia a la inmigración 
17-10-2020 | Fuente: abc.es
Francia descubre alarmada las amenazas de los musulmanes rusos, paquistaníes y turcos
Francia descubre alarmada la presencia creciente de musulmanes rusos (chechenos), paquistaníes y turcos, cuya violencia criminal es tan temible como el yihadismo «tradicional» de origen magrebí, africano y medio oriental. El joven de 18 años que decapitó la tarde del viernes a un profesor en una escuela de Conflans-Sainte-Honorine (Yvelines), al oeste de París, ha nacido en Moscú y formaba parte de una banda de delincuentes comunes, de diversa «sensibilidad» religiosa. Sus padres y otros siete familiares fueron detenidos con rapidez, sospechosos de alguna forma de complicidad con un asesino que confirmó su crimen en estos términos: «Atención, Macron, dirigente de los infieles, he ejecutado a un perro». Rusos de origen checheno Se trata de una novedad relativa: «culpar» al jefe del Estado francés de los «delitos» de maestros y p«ofesores en ejercicio. Macron había «respondido» anticipadamente: «Han asesinado a un francés, maestro, por enseñar la libertad, en la escuela». La presidencia de la República anunció la celebración de un homenaje al profesor decapitado la tarde del viernes. La novedad étnica del asesinato de Conflans-Sainte-Honorine confirma de manera espectacular y ensangrentada la gravedad inquietante de la implantación en Francia de los musulmanes rusos, de origen checheno, en su inmensa mayoría. El mes de junio pasado, el «archipiélago multicultural» francés fue protagonista de enfrentamientos violentásemos entre bandas de inmigrantes chechenos y argelinos en los guetos suburbanos de Dijon (150.000 habitantes, al este de Francia). Bandas chechenas llegadas de varios países europeos (Bélgica, Alemania), armadas con fusiles y armas automáticas, sembraron el terror durante varios días. Fue necesario recurrir a numerosas unidades de anti disturbios para terminar imponiendo el orden. La decapitación del viernes, en la «banlieue» oeste de París se inscribe en esa estala ensangrentada. Una parte de la inmigración musulmana rusa (chechena) es hostil a todo tipo de integración y forma parte de los movimientos «separatistas?» musulmanes, que es la elíptica forma «macroniana» de calificar el yihadismo subversivo. Atentado paquistaní Hace apenas cuatro semanas, el 25 de septiembre pasado, un joven paquistaní de 18 años, intentó asesinar a un hombre y una mujer a las puertas de la antigua redacción del semanario satírico «Charlie Hebdo». Era el primer atentado criminal, yihadista, de origen paquistaní. El joven criminal tiene convicciones religiosas, musulmanas, próximas a varios movimientos radicales, originalmente sufíes, influenciado por las manifestaciones de protesta, musulmanas, que estallaron en varias ciudades de Pakistán, tras el comienzo del juicio de los cómplices de la matanza yihadista del mes de enero de 2015, en la redacción de ?Charlie Hebdo?. Los musulmanes rusos (chechenos) y paquistaníes, instalados en Francia, tienen una fe radical, semejante pero distinta a la fe no menos radical, igualmente yihadista y subversiva, de los musulmanes franceses de origen medio oriental, africano y magrebí. De hecho, hay estallidos de violencia y «guerra civil», religiosa, entre esas y otras formas de interpretación del Corán. Musulmanes rusos y paquistaníes son minoritarios en Francia, pero confirman tendencias ultra violentas. Los turcos musulmanes instalados en Francia (unos 200.000), por su parte, también tienen tentaciones radicales muy diversas. La gran mayoría dicen ser partidarios de la «no violencia». Pero los servicios de seguridad franceses detectaron hace meses la implantación en Francia y otros países europeos (Alemania, Bélgica) de algunas sectas ultra nacionalistas, conocidas por su violencia radical. Emmanuel Macron, presidente de la República, sospecha que el Gobierno turco de Recep Tayyip Erdo?an intenta propagar y promover el «separatismo musulmán» entre la diáspora turca, francesa y europea.
14-10-2020 | Fuente: abc.es
Los inmigrantes pagan al Estado más de lo que reciben en Italia
Los trabajadores inmigrantes son un beneficio para las arcas públicas italianas. Los números son claros. Los 5,26 millones de inmigrantes en Italia pagaron al Estado 26.600 millones de euros en impuestos en el 2018, mientras que el costo total de los beneficios estatales que recibieron alcanzó los 26. 100 millones de euros. Si comparamos los impuestos y cotizaciones de IRPF que pagan los extranjeros con los que el Estado gasta en ellos (escuela, salud, pensiones y servicios locales), las arcas públicas obtienen un beneficio neto de 500 millones de euros. La riqueza que producen en Italia alcanza los 147.000 millones de euros (el 9,5% del PIB). Son datos del Informe anual sobre la economía de la inmigración de la Fundación Leone Moressa, pequeña biblia del mundo de la inmigración en Italia. El documento, que se acaba de hacer público, destaca cómo la presencia de inmigrantes extranjeros residentes en Italia es conveniente para el Estado. Los extranjeros son jóvenes y tienen poco impacto en las pensiones y la salud, los principales capítulos del gasto público. Pero los trabajos poco cualificados y la baja movilidad social pueden generar un saldo negativo a largo plazo, explica el informe. Los extranjeros que viven legalmente en Italia representan el 8,7% de la población, superando el 10% en muchas regiones. Los rumanos constituyen el grupo más numeroso, seguido de los albaneses, los marroquíes y los chinos. Realizan sobre todo trabajos mal pagados, que a menudo rechazan los italianos. Por tanto, actualmente el trabajo de los inmigrantes es complementario al empleo italiano. No se ha tenido en cuenta en el informe los inmigrantes sin papeles, que se ven obligados a realizar trabajo en negro. El informe señala que la contribución de los extranjeros podría ser aún mayor, eliminando ese trabajo ilegal. En este año se han regularizado 600.000 inmigrantes, lo que aportó de forma inmediata 30 millones de euros a las arcas del Estado (aportación única neta de gastos administrativos), cantidad a la que se podría añadir otros 360 millones de euros anuales, en forma de impuestos y cotizaciones de los trabajadores regularizados. Aumentan los emprendedores extranjeros Un dato significativo que destaca el informe de la Fundación Leone Moressa, para comprender mejor la aportación económica de los extranjeros, es el capítulo dedicado a su capacidad como emprendedores. En la última década, los pequeños empresarios extranjeros han constituido un fenómeno muy relevante: los emprendedores nacidos en Italia han disminuido (-9,4%), mientras que los nacidos en el extranjero han aumentado (+32, 7%). Las nacionalidades más numerosas de los emprendedores son China, Rumania, Marruecos y Albania, pero el crecimiento más significativo se registra entre empresarios de Bangladesh y Pakistán, recuerda el informe. El 95% de las empresas extranjeras gestionadas por extranjeros son de propiedad extranjera «exclusiva», es decir, sin socios italianos. Las empresas extranjeras producen un valor añadido de 125.900 millones de euros, equivalente al 8% del total. La mayor incidencia se registra en la construcción (18,4% del valor añadido del sector). Del informe se deduce que la tendencia demográfica italiana, entre las más bajas del mundo (la media de la maternidad está en 1,29 hijos, lejos del 2,1 necesario para evitar la decreciente natalidad), hará necesaria la inmigración con el fin de realizar ciertos trabajos y para que se puedan pagar los impuestos de los italianos.
12-10-2020 | Fuente: abc.es
A la caza del olvidado, pero decisivo, voto de los haitianos en Florida
En su reciente visita en busca de votos a Miami, la primera parada de Joe Biden no fue la Pequeña Habana. Antes que el famoso epicentro de la comunidad cubana del sur de Florida, el candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos optó el pasado lunes por detenerse en otro punto de la ciudad, menos conocido: la Pequeña Haití. ¿Qué le llevó a Biden hasta ese pobre y olvidado barrio que los turistas suelen pasar de largo? Aunque cuando se habla de Florida se suele pensar en su enorme población latina ?cubanos, puertorriqueños, venezolanos..?, en este estado que será clave en las próximas elecciones presidenciales existe también una significativa comunidad haitiana que puede resultar determinante a la hora de inclinar la balanza hacia uno u otro candidato. Allí se concentran más de medio millón de personas con raíces en ese pequeño país caribeño, casi la mitad de las 1.084.455 asentadas en todo EE.UU., según los últimos datos censales. Y los condados que forman el área metropolitana de Miami son el principal foco. De hecho, en el condado de Miami-Dade la información electoral oficial y las papeletas figuran no solo en inglés y en español, sino también en criollo, la lengua derivada del francés que emplean mayoritariamente los haitianos. Se trata de un sector de población nada despreciable, dado que el total de habitantes de Florida ronda los 21,5 millones y que buena parte de los haitianos asentados en EE.UU. están naturalizados y tienen derecho a votar. Según datos del Partido Demócrata citados por Efe, se estima que pueden ser 300.000 los posibles electores haitianos en este estado. Haitiano-estadounidenses danzan durante la visita de Joe Biden a Miami - AFP Su papel, que a menudo pasa inadvertido para el público, es muy relevante si se tiene en cuenta que Florida aporta 29 de los 538 votos del Colegio Electoral que decidirá quién será el presidente los próximos cuatro años y que los resultados en él suelen ser muy ajustados, a veces con diferencias de apenas un puñado de votos ciudadanos. Hace cuatro años Donald Trump derrotó a Hillary Clinton en Florida por poco más de un punto porcentual de diferencia (49% frente a 47,8%), llevándose así los 29 votos electorales del estado. Ahora Biden aventaja a Trump en las encuestas por casi cuatro puntos (48% frente a 44,3%), según la media que realiza RealClearPolitics, si bien algún sondeo da ganador al republicano, como el del canal de televisión conservador Fox (46-43%), mientras que el de Estados Unidos Today/Suffolk arroja un empate a 45%. El electorado haitiano-estadounidense, en general de raza negra y escasos recursos, vota tradicionalmente al Partido Demócrata. Sin embargo, causa irritación en esta comunidad que ese respaldo se dé por descontado. Por ello desató críticas que la aspirante a la vicepresidencia de EE.UU., Kamala Harris, no se reuniera con los haitianos en la visita que realizó hace unas semanas a Miami, donde sí fue en busca de los votantes hispanos. «Hay un sentimiento de que demócratas y republicanos dan por hecho a los haitiano-estadounidenses», asegura a ABC Marleine Bastien, una de las activistas más destacadas de este grupo social en Florida. Es cierto que la mayoría de haitiano-estadounidenses son de tendencia demócrata, sostiene Bastien, si bien indica que «parece que hay un creciente nicho de republicanos que sacan músculo y se esfuerzan por obtener reconocimiento», y que se inclinan por «no poner todos los huevos en la misma cesta». Biden no quiso cometer el mismo error que su compañera de «ticket». Acudió a Little Haiti nada más llegar a Miami el 5 de octubre para prometer apoyo a esta comunidad y pedir su voto. «¿No sería una ironía, la ironía de todas las ironías, si en la noche electoral, resulta que los haitianos dieran un golpe de gracia en esta elección?», animó el candidato demócrata a la Casa Blanca, según recogieron medios locales. Mujeres de origen haitiano, en Little Haití con el traje típico al candidato demócrata - AFP Su antecesora en 2016, Hillary Clinton, había despertado un amplio rechazo entre los haitianos por su cuestionado papel en la reconstrucción tras el terremoto de 2010. Tanto ella, que fue secretaria de Estado con Barack Obama, como la fundación que creó con su marido Bill, recibieron fuertes críticas por aprovecharse supuestamente de sus actividades en el país sin que su labor repercutiera apenas en beneficio de la población. «Los Clinton son despreciados por muchos haitiano-estadounidenses aquí, y peor en Haití», señala Marleine Bastien. Entre otros hechos, recuerda que respaldaron la llegada a la presidencia haitiana de Michel Martelly, quien habría dado después «carta blanca» a un hermano de Hillary para extraer oro en las minas y «saquear la isla», denuncia. «Los Clinton son despreciados por muchos haitiano-estadounidense, y peor en Haití», afirma Bastien Donald Trump aprovechó en 2016 esos recelos hacia la candidata demócrata para presentarse durante la campaña en la Pequeña Haití de Miami y ofrecerse como el gran adalid de su causa. Sin embargo, tras alcanzar la presidencia levantó a su vez la ira de los haitianos, al oponerse a la entrada en EE.UU. de más inmigrantes procedentes de lo que calificó como «países de mierda». Una de las naciones a las que se refería con esa expresión despectiva era Haití. Trump ha querido retirar el Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) del que se beneficiaban los haitianos en EE.UU. tras el destructivo seísmo. «Trump vino a la Pequeña Haití en 2016 y dijo a los haitiano-estadounidenses: ?Yo seré vuestro defensor?. Bien, hasta ahora ha sido una pesadilla», afirma por correo electrónico Marleine Bastien, fundadora y líder del Movimiento de la Red Acción Familiar (FAMN, por sus siglas en inglés). Precisamente, Biden se comprometió durante su visita a Miami a garantizar esa protección a los haitianos y les avanzó que creará una reforma migratoria que les facilitará el camino a la ciudadanía. «La inmigración es sin duda una prioridad» para los votantes haitianos, destaca Bastien. Su organización, el FANM, es una de las que demandó a la Administración Trump porque «violó las leyes al emplear animosidad y xenofobia para acabar con el TPS», y además «frenó el programa de libertad condicial para reunificación familiar que la FANM tardó cinco años en organizar», comenta. Los haitianos suelen ser de inclinación demócrata (como los que aparecen en la imagen), aunque Marleine Bastien asegura que hay un «creciente nicho» republicano también - Reuters Los problemas de empleo, vivienda, igualdad racial y brutalidad policial son otros de los asuntos que tienen en mente los miembros de su comunidad a la hora de poner en su papeleta el nombre de uno u otro candidato, apunta. Los haitianos, explica, «han sido muy activos en el movimiento Black Lives Matter (Las vidas de los negros importan)». En los últimos tiempos, a los asuntos a tener en cuenta se suma la gestión de la pandemia por parte de Trump, con la que «la mayoría están insatisfechos», según Marleine Bastien. «La mayor parte de los dólares de estímulo han ido a grandes corporaciones, dejando a la clase media y a las familias con bajos ingresos en una situación de crisis», denuncia, mientras «muchos no pueden pagar la renta o la hipoteca porque ha sido muy difícil para los trabajadores acceder a los servicios de desempleo en Florida», algo que achaca a que el anterior gobernador, el republicano Rick Scott, «amañó el sistema haciendo casi impositble parala gente recibir sus beneficios de paro». «El nivel de miseria o crisis no tiene precedentes», señala. En defintiva, resume Marleine Bastien, «el voto haitiano es significativo y muy importante en unas elecciones presidenciales que estarán muy reñidas ¡y Florida es imprescindible para ganar!».
11-10-2020 | Fuente: abc.es
Londres sopesa poner redes en el Canal de la Mancha para impedir la llegada de inmigrantes
El Gobierno de Boris Johnson está contemplando la posibilidad de colocar redes en el mar con el fin de detener a las pateras con inmigrantes que llegan a sus costas. En una entrevista con el «Sunday Telegraph», Dan O?Mahoney, el comandante especial que fue nombrado en agosto por la ministra del Interior, Priti Patel, para supervisar las operaciones antiinmigración, declaró: «Definitivamente estamos muy, muy cerca de poder poner en práctica una táctica de retorno seguro en la que lo que hacemos es una intervención en los botes de inmigrantes, llevándolos a bordo de nuestro barco de regreso a Francia». Las redes obstruyen las hélices de los «small boats», como son conocidos en el Reino Unido, pero no afectan a barcos más grandes. No obstante, el comandante aclaró que «el problema actualmente es que los franceses no los aceptarán de regreso» al país. La idea de poner redes forma parte de un plan de cuatro etapas para abordar el problema de la migración ilegal a través del Canal de la Mancha, que ha alcanzado cifras de hasta 400 llegadas en un solo día. Según los datos oficiales, solo en las primeras tres semanas de septiembre al menos 1.892 migrantes cruzaron el Canal desde Francia, un número superior al alcanzado en todo el 2019. Ese año, al menos del 30% de entrada de inmigrantes sin papeles al Reino Unido se produjo por vía marítima, una cifra que ha aumentado hasta el 70% durante el 2020. Así, con su nuevo plan el Gobierno pretende detener el flujo de inmigrantes desde África y Oriente Medio hacia el norte de Francia; reducir el número de personas que se embarcan desde allí hasta las costas británicas; impedir la entrada al Reino Unido, y reformar el sistema de asilo. Muertes en el mar O?Mahoney, ex alto oficial de los Royal Marines y veterano de las guerras de Irak y Kosovo, explicó que el Ejecutivo está poniendo en marcha medidas como campañas en las redes sociales para instar a los inmigrantes potenciales de África y Oriente Medio a solicitar asilo en el primer país seguro al que lleguen, en lugar de correr el riesgo de morir en un «viaje increíblemente peligroso» para llegar al Reino Unido de forma ilegal. «La gran mayoría de las personas que buscan refugio en el Reino Unido son auténticos solicitantes de asilo. Y provienen de países con condiciones difíciles en su país», afirmó O?Mahoney, por lo que no se trata de devolverlos a su lugar de origen, sino de que soliciten asilo en el primer país que pisen y eviten además alimentar a las mafias pagando por sus viajes. El comandante señaló que, además de proteger las fronteras, su prioridad es evitar que se produzcan más muertes en el mar.
09-10-2020 | Fuente: abc.es
Fría acogida de los países al plan de la UE sobre inmigración
Los ministros europeos del Interior acordaron ayer que la última propuesta de la Comisión para renovar el sistema de gestión de asilo puede ser una base para las futuras negociaciones, pero también constataron que están todavía muy lejos de lograr un acuerdo. Esta reunión se preveía como la primera toma de temperatura de los países miembros ante el plan elaborado por la Comisión. Para maquillar de alguna manera este gesto, que podría considerarse también como un rechazo al menos a parte de esas medidas, los ministros pidieron aclaraciones sobre una lista muy consecuente de aspectos del paquete elaborado por el equipo de Ursula von der Leyen y bautizado como Nuevo Pacto para la Migración y el Asilo. El grueso de las dudas se refiere a los planes de deportar de forma rigurosa a las personas que han llegado irregularmente a territorio europeo y a las que no se les permite quedarse. El ministro del Interior alemán, Horst Seehofer, que presidió esta reunión por teleconferencia, dijo que el plan «aborda los puntos clave para un posible futuro pacto migratorio», pero admitió que no todos los países estaban de acuerdo con sus fundamentos ya que «hay diferentes perspectivas, diferentes puntos de vista». La ministra italiana, Luciana Lamorgese, se mostró alentada de que las propuestas marquen un cambio de política pero, dijo que todavía «estamos en el inicio de un largo proceso y una negociación muy compleja». Su colega español, Fernando Grande-Masrlaska defendió «la necesidad de articular una verdadera cooperación con los países de origen y tránsito de la inmigración, un elemento que ha señalado como indispensable si se quiere poner en marcha una política europea realmente eficaz en materia de inmigración y asilo». El nudo gordiano de este problema radica en lograr que no sean solamente los países con fronteras exteriores, específicamente los del sur, los que tengan que resolver la situación de todas las personas que llegan a su territorio. El plan prevé un refuerzo de la vigilancia de las fronteras y una política contundente para devolver a sus países a aquellas personas que no cumplan los requisitos para quedarse en Europa o recibir asilo. Los recién llegados serán identificados sistemáticamente. Todos los países deben compartir el coste de la tarea y se permite a aquellos que no quieran admitir emigrantes, que contribuyan a los costes de la repatriación de los que sean expulsados y al control de las fronteras exteriores.
08-10-2020 | Fuente: abc.es
Polémica por el plan de Australia de examinar inglés para que los inmigrantes obtengan el visado de pareja
El gobierno de Australia planea realizar un examen de inglés a las personas procedentes de países no anglófonos y que soliciten un visado permanente de pareja, lo que fue tildado de discriminatorio por algunos sectores. Las autoridades, por su parte, defienden que la propuesta, que todavía debe ser aprobada por el Parlamento, fomenta la cohesión social y el acceso de los inmigrantes al mercado laboral. De pasar la votación en el Legislativo, donde el Gobierno cuenta con mayoría, la aplicación de la medida comenzaría a finales de 2021. Los nuevos solicitantes, y en el caso pertinente el patrocinador, "tendrán que tener un nivel de inglés funcional o demostrar que han dado los pasos razonables para aprender inglés" de, al menos 500 horas de estudio, indicó el ministro de Inmigración Alan Tudge. Los inmigrantes pueden residir en el país con un permiso temporal de hasta dos años antes de someterse a la prueba. "El inglés es nuestro idioma nacional y es fundamental para obtener un trabajo, participar en nuestra democracia y para la cohesión social", defendió el ministro en un mensaje en su cuenta de Twitter. Recuerda a la «Australia blanca» del siglo XX El anuncio del plan ha levantado polémica entre la oposición política y otros sectores. La demógrafa australiana Liz Allen comentó a la cadena SBS que los cambios recuerdan a la política de la "Australia blanca" del siglo pasado que promovía la inmigración desde países europeos. "¿El gobierno de Morrison está forzando a los australianos a elegir de quién se enamoran o se casan con base a la capacidad de hablar el inglés?", cuestionó la laborista Kristina Keneally. En Australia casi un millón de los 25 millones de habitantes no habla inglés o tienen dificultades para comunicarse en la lengua nacional, según datos oficiales.
08-10-2020 | Fuente: abc.es
Biden rechaza debatir con Trump el día 15 si sigue contagiado
La campaña del presidente Donald Trump está completamente paralizada por su positivo en la prueba de coronavirus, pero el candidato está convencido de que, sea como sea, va a acudir al debate que está previsto en Miami el próximo 15 de octubre, es decir, en una semana. El aspirante demócrata Joe Biden, que tiene 77 años, se resiste y asegura que si no tiene un diagnóstico negativo de Trump antes, no acudirá a ese cara a cara, que es el segundo de tres. Ayer, el equipo de doctores del presidente emitió un nuevo parte médico, el quinto desde que diera positivo en las pruebas. El informe comenzaba con unas llamativas palabras: «Esta mañana el presidente dice: me encuentro genial». El médico del presidente, Sean Conley, afirmaba que Trump no había tenido síntoma alguno en las pasadas 24 horas, pero sí presentaba «niveles detectables de anticuerpos» del virus en sangre. Es decir, no está libre de coronavirus, como le pide Biden. Según dijo el demócrata en una conversación con la prensa el martes en Maryland: «Creo que tendremos que seguir pautas muy estrictas. Demasiadas personas se han infectado ya y este es un problema muy serio. Así que me guiaré por las pautas de la Clínica Cleveland, y lo que digan los médicos será lo que hagamos, siempre y cuando decidamos participar en el debate». La Clínica Cleveland es la que supervisa las medidas de prevención en los debates. Las encuestas La edad de ambos candidatos -Trump tiene 74, tres años menos que Biden- les convierte en población de riesgo. En el anterior debate, mantenido en Ohio el 29 de septiembre, ambos mantuvieron la distancia de seguridad y no se dieron la mano, para prevenir el contagio. Dos días después, Trump dio positivo en la prueba. El foco del contagio parece ser un multitudinario acto celebrado en la Caza Blanca el 26 de septiembre, tras el cual ha habido ya casi una veintena de positivos. Con el presidente aislado en sus dependencias de las plantas altas de la Casa Blanca, el Ala Oeste, donde está el Despacho Oval y trabaja su equipo, parece estos días desierta. Hay más de una decena de funcionarios que han contraído el virus, varios de ellos en el departamento de comunicaciones. El último en dar positivo en la prueba es Stephen Miller, un influyente asesor que ha escrito algunos de los discursos más incendiarios del presidente sobre temas candentes como la inmigración. El debate entre los vicepresidentes de anoche se mantuvo en agenda porque el vicepresidente Mike Pence ha dado negativo en varias pruebas, a pesar de haberse visto con Trump varias veces la semana pasada. En el escenario, eso sí, se instalaron mamparas de metacrilato para prevenir el contagio por aire. Pence tiene 61 años y su oponente, la demócrata Kamala Harris tiene 55. El presidente pidió el alta voluntaria el lunes, tras apenas tres días ingresado. No ha dejado su residencia desde entonces. En su agenda no figura evento alguno desde el viernes. La Casa Blanca no reveló ayer si ha recibido informes detallados sobre asuntos prioritarios, como el huracán Delta, que ayer estaba a punto de llegar al golfo de México. El presidente padeció una baja en las encuestas tras ser diagnosticado de coronavirus. Un alarmante sondeo de CNN decía a principios de esta semana que Biden está 15 puntos por encima en intención de voto. En la media que efectúa RealClearPolitics, Biden está en un 51% de intención de voto, frente al 42% de Trump. De todos modos los sondeos ya fracasaron estrepitosamente en 2016, y la presidencia no se juega en votos directos sino en el cómputo del colegio electoral y los estados clave como Florida, Ohio y Pensilvania.
07-10-2020 | Fuente: abc.es
Tony Abbott, el polémico asesor de Johnson que comparan con Trump
El ex primer ministro australiano Tony Abbott fue nombrado el pasado septiembre asesor comercial del Gobierno británico. Desde entonces, ríos de tinta han corrido con su nombre no solo en las columnas de opinión de los medios del Reino Unido, sino también en cartas que van y vienen entre bastidores, con unos destacando sus virtudes; otros, remarcando sus defectos y muchos, entre ellos políticos y organizaciones como Amnistía Internacional o Greenpeace, pidiendo su desvinculación del Gobierno. Su perfil es complejo. Abbott, nacido en Londres de padres australianos hace 62 años y miembro del Partido Liberal de Australia, es un personaje controvertido que incluso algunos comparan con Donald Trump, y ha sido tildado de racista, homófobo y misógino en varias ocasiones por sus políticamente incorrectas -o directamente ofensivas- declaraciones. Hace ocho años, por ejemplo, antes de convertirse en primer ministro en el 2013 tras seis años de gobierno laborista, aseguró que «los hombres están mejor adaptados que las mujeres para ejercer la autoridad», lo que cayó como un balde agua fría en la nación, que además en aquel momento tenía una primera ministra, Julia Gillard. El nombramiento de Abbott, que estudió Economía y Derecho en Sydney antes de pasar también también por Oxford, ha caído sin embargo en saco roto, como otras decisiones tomadas por Johnson que han sido duramente criticadas. Incluso el líder laborista Keir Starmer mostró su preocupación porque el polémico político forme parte del Consejo de Comercio del Reino Unido. «No creo que sea la persona adecuada para el puesto. Si yo fuera primer ministro, no lo nombraría», aseguró. Las críticas también llegaron desde las filas tories. Por ejemplo, la ex ministra conservadora Caroline Nokes calificó su nombramiento como algo «horrible». Conservador y euroescéptico Llamado de forma despectiva «el Monje Loco», ya que también coqueteó con el sacerdocio, estuvo solo dos años en el poder, pero sus seguidores aseguran que pese a protagonizar diversas controversias, tiene los contactos suficientes y necesarios para cumplir un papel decisivo en los acuerdos comerciales que necesitará Reino Unido tras el Brexit, sobre todo con Australia, así como con los otros estados del los «Five Eyes» (Nueva Zelanda, Estados Unidos y Canadá). Monárquico, conservador, euroescéptico y cuya imagen de «macho men» tuvo que suavizar para ganar adeptos, no fue sin embargo tan precavido con lo que salía de su boca. Si bien sus políticas estuvieron siempre dentro de lo esperado en el espectro conservador, como la oposición a relajar las leyes sobre el aborto y contra los matrimonios entre personas del mismo sexo, la polémica la sirvió en bandeja con sus palabras. Por ejemplo, dijo que la virginidad es «el mejor regalo» que una mujer «puede darle a a alguien»; cuando se le preguntó si se sentía amenazado por los homosexuales, respondió: «Probablemente me siento un poco amenazado, como mucha gente. No hay duda de que (la homosexualidad) desafía las nociones ortodoxas del orden correcto de las cosas»; y entre sus afirmaciones también está una sobre la islambofobia, tan aplaudida como odiada: «Con demasiada frecuencia en las filas de los funcionarios existe la idea de que la islamofobia es un problema casi tan grande como el terrorismo islamista. Bueno, la islamofobia no ha matado a nadie». También es acusado de no creer en el cambio climático, algo que él niega, pese a que sus declaraciones podrían ser perfectamente parte del guión de Trump. Por ejemplo, dijo que que las concentraciones altas de dióxido de carbono actúan como «alimento vegetal» y «en realidad están reverdeciendo el planeta y ayudando a elevar los rendimientos agrícolas», y el año pasado aseveró que el mundo está «dominado por un culto climático». También se opone a la investigación con células madre. No obstante, su hermana Christine, lesbiana, siempre le ha defendido diciendo que las acusaciones en su contra son «infundadas» y «deshonestas», e incluso sus detractores reconocen, a regañadientes, que durante el poco tiempo que ejerció como premier se alcanzaron importantes acuerdos de libre comercio con China, Corea y Japón. Sus adeptos también le aplauden sus logros para detener la inmigración ilegal y bajar algunos impuestos, y desde Australia se felicitan por su nombramiento. «Gran Bretaña no podría haber encontrado un líder internacional con un historial más sólido para ayudar a los exportadores que Abbott, y no hay duda de que trabajará tan duro y eficazmente para Gran Bretaña como lo hizo para Australia», señaló en un artículo publicado en «The Telegraph» Mark Higgie, que fuera asesor internacional de Abbott durante cuatro años y embajador de Australia en la UE durante tres. «Boris Johnson y Liz Truss (la ministra británica de comercio internacional) deben ser felicitados por ignorar las tonterías que se han dicho sobre Tony Abbott», manifestó.