Infortelecom

Noticias de inmigracion

03-06-2020 | Fuente: abc.es
Johnson abre las puertas del Reino Unido a tres millones de hongkoneses
Boris Johnson ha abierto de forma oficial la puerta de Reino Unido a casi tres millones de hongkoneses en un artículo publicado en el periódico The Times, en el que asegura estar dispuesto a hacer «uno de los cambios más importantes» en la historia del sistema de visas británico para permitir que 2,85 millones de ciudadanos del territorio puedan obtener no solo la residencia británica, sino la ciudadanía de pleno derecho. Las declaraciones de Johnson llegan después de que ya el ministro de Exteriores, Dominic Raab, anunciara a los parlamentarios la intención de acoger a los hongkoneses portadores del llamado pasaporte británico de ultramar que quieran salir del país después de que China aprobara la nueva ley de seguridad nacional, que amenaza con alterar la Ley Básica de Hong Kong y poner en peligro su autonomía, obtenida en los acuerdos bajo los cuales Reino Unido le devolvió la ex colonia a China en 1997. «Si China impone su ley de seguridad nacional, el Gobierno británico cambiará las reglas de inmigración y permitirá que cualquier titular de estos pasaportes de Hong Kong venga al Reino Unido por un período renovable de 12 meses y se le otorgarán más derechos de inmigración, incluyendo el derecho al trabajo, lo que podría colocarlos en una ruta hacia la ciudadanía», aseguró el «premier», que añadió que «muchas personas en Hong Kong temen que su forma de vida, que China prometió defender, esté amenazada. Si China procede a hacer realidad sus miedos, entonces Gran Bretaña no podría, en buena conciencia, encogerse de hombros y alejarse; en su lugar, cumpliremos con nuestras obligaciones y ofreceremos una alternativa». «Hong Kong tiene éxito porque su gente es libre», manifestó el primer ministro, y agregó que ante las circunstancias actuales, Gran Bretaña «no tiene más remedio» que mantener sus lazos con el territorio. Defensa de las libertades Por su parte, Raab manifestó en la Cámara de los Comunes que la nueva supone una «clara violación» de las obligaciones internacionales de China y «socavaría» los compromisos de proteger los derechos y las libertades del pueblo de Hong Kong, como se establece en la Declaración conjunta, y aprovechó para advertirle a Pekín que aún hay tiempo para «reconsiderar» el camino que ha decidido tomar. China considera que sus decisiones sobre seguridad nacional en Hong Kong son asunto suyo y que la conexión entre el territorio y Reino Unido es producto de una «colonización agresiva y de tratados desiguales» y aconsejaron al Gobierno de Johnson «dar un paso atrás» en su interferencia.
02-06-2020 | Fuente: abc.es
EE.UU. ofrece 5 millones de dólares por información sobre otro funcionario del Gobierno de Maduro
Las autoridades de Estados Unidos, en concreto el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en sus siglas en inglés) de Nueva York ha anunciado este lunes una recompensa por 5 millones de dólares por información que lleve a la captura o condena de Joselit de la Trinidad Ramírez Camacho, superintendente Nacional de Criptomonedas del régimen de Nicolás Maduro. Ramírez, mano derecha del ministro de Petróleo y presidente de Pdvsa, Tareck El Aissami, acusado de narcotráfico y por el que EE.UU. ofrece hasta 10 millones de dólares por pistas sobre su paradero, se une a la lista de «los más buscados» junto a al menos otras 14 figuras claves del chavismo en donde resaltan personajes como Nicolás Maduro (ofrecen 15 millones de dólares), Diosdado Cabello y Hugo Carvajal (10 millones de dólares por cada uno), entre otros. El responsable de gestionar la criptomoneda venezolana llamada «Petro» y todo el entramado financiero construído alrededor de la misma para legitimar actividades ilícitas está acusado de tener vínculos políticos, sociales y económicos profundos con presuntos narcotraficantes y por lavado de dinero, según manifiesta ICE en su anuncio. Ramírez, que hasta ahora era un total desconocido, resalta como un funcionario venezolano responsable del crimen organizado transnacional internacional. Tras conocerse la noticia, el embajador de Guaidó en EE.UU., Carlos Vecchio, aseguró: «seguimos trabajando junto a EE.UU. y otros aliados para develar y neutralizar el entramado de corrupción y crimen organizado internacional de la dictadura de Maduro». Vecchio define la Superintendencia de Criptomonedas como «una agencia del la dictadura de Maduro utilizada para apoyar las actividades ilícitas internacionales del régimen». Más temprano, Mike Pompeo adelantó en su cuenta de Twitter que Estados Unidos anunciaría una recompensa por información para llevar ante la justicia a otro funcionario del régimen de Maduro responsable del crimen organizado transnacional internacional. «Seguiremos trabajando para proteger a los ciudadanos estadounidenses y ayudar a los venezolanos a restaurar su democracia». ABC publicó en julio de 2019 una información de cómo el Gobierno de Venezuela facturaba los impuestos aeroportuarios generados por las aeronaves nacionales e internacionales que operan en la principal terminal del país en criptomonedas y, posteriormente, desviado al exterior a cuentas de testaferros sin que regresara a Venezuela. Las tasas aeroportuarias se convertían en bitcoins, un tipo de criptomonedas, y luego lo ubicaban en cuentas: si eran en Venezuela utilizan alguna de las siete casas de intercambio autorizadas por la Superintendencia Nacional de Criptoactivos (Sunacrip), a cargo de Joselit Ramírez; si no, las desvían al exterior, principalmente a Hong Kong, Rusia, China, Bulgaria y Rumanía a través de casas de intercambio internacional.
01-06-2020 | Fuente: elmundo.es
Vox rectifica otra vez sobre el ingreso mínimo: lo rechaza y lo ataca por "llamar a gritos" a la inmigración ilegal
Opina ahora que "cronifica la pobreza" por tener carácter temporal "permanente" en lugar de ser "extraordinario" y exclusivo para este momento de crisis 
01-06-2020 | Fuente: abc.es
La pandemia golpea los centros para ilegales en California
Una ola de contagios por coronavirus se expande por los centros de detención de inmigrantes de Estados Unidos, donde cientos de extranjeros indocumentados enferman mientras esperan resolver su situación legal. Más de 1.200 detenidos han dado positivo por Covid-19 estando bajo custodia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, lo que representa el 50% de los 2.394 que han sido testeados por sospecha de Covid-19. EE.UU. alberga en sus prisiones cerca 26.000 indocumentados, pero sólo un 10% ha sido testeado. El centro de inmigrantes con más contagiados es el de Otay Mesa, una comunidad al sur de San Diego que hace frontera con la ciudad mexicana de Tijuana. A finales de mayo había 233 detenidos infectados, además de 29 empleados de CoreCivic, la empresa privada que administra el centro. Asimismo, Otay Mesa fue donde falleció el primer inmigrante infectado por Covid-19 bajo custodia del gobierno federal. Se trataba de Carlos Ernesto Escobar Mejía, un salvadoreño de 58 años que intentó entrar en EE.UU. para reunirse con sus familiares. «No han dado máscara a todos los detenidos, tampoco cumplen los requisitos de distancia mínima y no proveen la asistencia sanitaria necesaria», dice Enrique Morones, director de Gente Unida, una ONG ubicada en San Diego. Muchos de los detenidos de Otay Mesa son refugiados o solicitantes de asilo que están en prisión a la espera de que llegue su cita judicial. Sin embargo, la crisis sanitaria ha ralentizado los procesos judiciales en Estados Unidos, lo que provoca que miles de peticiones de asilo se acumulen en los juzgados. Esta situación hace que los inmigrantes tengan que pasar más tiempo encerrados en unos centros donde el coronavirus se expande como un incendio en la sequía. «Una demora en el proceso judicial es ya una condena, porque están continuamente expuestos al virus», comenta Morones a ABC. «Aquí en Otay Mesa hay muchos que están ya enfermos. Nadie viene a explicarnos lo que está pasando allá afuera en el mundo. Tenemos mala alimentación. No somos animales», dicen algunos de los inmigrantes de este centro de detención en una serie de audios divulgados en abril por Pueblos Sin Fronteras, una ONG enfocada en la defensa de los derechos humanos. Organizaciones no gubernamentales como Pueblos Sin Fronteras y el Comité de Amigos Americanos han pedido al gobernador de California que investigue la situación y haga responsable a CoreCivic de los posibles daños de salud que puedan sufrir los inmigrantes. Menores de edad Muchos de los detenidos son menores de edad que intentan adentrase en Estados Unidos sin compañía de sus padres, asegura Morones. «Van al norte para escapar de la violencia, pero luego las autoridades los regresan a sus países donde vuelven a ser víctimas de las bandas criminales», dice el activista. Al menos 1.000 niños migrantes no acompañados han sido devueltos a sus países desde EE.UU. a México y Centroamérica desde inicios de marzo, según Unicef. «Unicef alerta de que se están perpetrando actos de violencia y discriminación contra los repatriados, a los que se percibe como infectados por la enfermedad», señaló la organización en un comunicado. Según Unicef, que forma parte de Naciones Unidas, hay zonas de Honduras y Guatemala donde se prohíbe la entrada a los deportados para tratar de frenar la expansión de la enfermedad. Antes de la pandemia, se calculaba que unas 500.000 personas cada año salían de Centroamérica rumbo al norte. La razón principal por la que las personas emigran de El Salvador, Honduras y Guatemala son sus altos niveles de violencia, que se encuentran entre los más elevados del mundo. EE.UU. es el país con la población carcelaria más grande del mundo. Al menos 29.251 presos han dado positivo por Covid-19, es decir, aproximadamente un 1,4% de las 2,2 millones de personas encarceladas en las prisiones estadounidenses. Hasta el momento, 1,7 millones de personas en EE.UU. han contraído la enfermedad, mientras que alrededor de 104.500 han fallecido.
31-05-2020 | Fuente: abc.es
Hong Kong se resiste a ser como la China de Xi Jinping
Como centro financiero global y meca del capitalismo, Hong Kong era una de las ciudades más prósperas, seguras, eficientes, vibrantes y libres de la Tierra. Con más de 1.200 rascacielos, esta espectacular megalópolis celebraba cada año un sinfín de congresos y exposiciones y en 2018 atrajo a 65 millones de turistas. Cuatro de cada cinco venían de China continental para gastarse un dineral en sus restaurantes y «boutiques» de marca, que copaban el 5 por ciento de las ventas de lujo en todo el mundo. Pero Hong Kong lleva un año sumido en una agitación social que venía de antes y ya había hundido el turismo y la economía antes de que el coronavirus le diera la puntilla. Con permiso de Vargas Llosa, «¿cuándo se jodió el Perú?». En la memoria colectiva aparece un año, 2012, a partir del cual las cosas empiezan a torcerse. Curiosamente, o no, es el mismo en que Xi Jinping sucede a Hu Jintao, primero como secretario general del Partido Comunista y, al año siguiente, como presidente de China. Justo antes del primer relevo, las masivas protestas estudiantiles contra una ley de educación patriótica que quería imponer Pekín obligaron finalmente a retirarla en el verano de 2012. En el año más duro tras la «Gran Recesión» de 2008, que agravó las desigualdades que sufre esta ciudad con la vivienda más cara del mundo, nació una generación de jóvenes muy comprometidos políticamente. Tras este éxito inicial, la promesa incumplida del sufragio universal desató la Revuelta de los Paraguas en el otoño de 2014, cuando los manifestantes bloquearon durante casi tres meses tres puntos neurálgicos. Aquella protesta fracasó cuando sus campamentos fueron levantados por la Policía y sus cabecillas condenados por los tribunales. «¡Volveremos!», prometieron mientras se apagaba la llama del descontento sin haber logrado sus objetivos. Pedían pleno sufragio universal para elegir al jefe ejecutivo de Hong Kong, escogido por un comité afín a Pekín, y libre presentación de candidatos, ya que el régimen solo permitía una terna de aspirantes filtrados para no perder el control de la ciudad. Tras un lustro de relativa calma, en la que continuó la siempre problemática inmigración de chinos del continente y se acrecentó el control de Pekín con el «secuestro» de los libreros críticos, el malestar volvió a estallar hace un año. Una polémica ley de extradición a China sacó a millones de personas a las calles en las manifestaciones más multitudinarias que se recuerdan en la excolonia británica. Aunque empezaron de forma pacífica y con el civismo de los hongkoneses por bandera, desembocaron en una violencia nunca vista en la ciudad. Desde la toma del Parlamento local el 1 de julio, aniversario de la devolución a China, una «guerrilla urbana» formada sobre todo por jóvenes tomó por costumbre enfrentarse cada fin de semana con la Policía. Cuando la ley de extradición fue retirada en septiembre, era tarde. Con batallas campales que dejaron dos muertos, un hombre quemado vivo, 8.500 detenidos y una sociedad polarizada, las protestas se pararon con la epidemia del coronavirus. Como todo. Pero su control y el anuncio de China de una Ley de Seguridad Nacional, que penará la subversión, la secesión, el terrorismo y las injerencias extranjeras, las han reactivado con la misma fuerza que antes. Dentro de esta vorágine «acción-reacción», Pekín se ha saltado al Parlamento de Hong Kong para imponerla directamente en su Ley Básica, mini-Constitución de la ciudad. Tan controvertida decisión ha encontrado una fuerte oposición social y el rechazo internacional por considerarla una violación del principio «un país, dos sistemas», que otorga al antiguo enclave británico autonomía y más libertades de las que tiene el resto de China. Dicho principio, piedra angular de la Declaración Conjunta Sino-Británica suscrita en 1984 para acordar la devolución en 1997, está vigente cincuenta años. Bajo el autoritarismo de Xi Jinping, que persigue con dureza a los disidentes y aspira a perpetuarse en el poder, Pekín parece haber perdido la paciencia y no esperará hasta 2047 para la integración completa de Hong Kong en China. Con esta Ley de Seguridad Nacional no solo pretende aplastar la revuelta, sino mantener el control de la ciudad ante la previsible victoria de la oposición demócrata en las elecciones de septiembre al Parlamento autónomo. Espoleado por las protestas, su arrollador triunfo en los comicios municipales de noviembre augura un vuelco en el Consejo Legislativo (Legco), que podría bloquear al Gobierno local y volverse intratable como se ha visto en los últimos enfrentamientos entre sus diputados. «Quieren un control administrativo total: establecer oficinas y agencias (de la seguridad pública) en Hong Kong. Enviarán cuadros del Partido Comunista para supervisar al ejecutivo, al legislativo y al judicial. Es solo el principio», alertó el viernes en la cadena pública RTHK Martin Lee, veterano demócrata que estuvo en el comité redactor de la Ley Básica de 1985 a 1989. A su juicio, la imposición de la Ley de Seguridad Nacional es inconstitucional pese a que la jefa ejecutiva, Carrie Lam, prometa que respetará todos los derechos. Pero el Ministerio de Seguridad Pública de China ya ha anunciado que «guiará y apoyará a la Policía de Hong Kong a detener la violencia y restaurar el orden», lo que hace temer una represión contra los activistas políticos como en el continente. Para este domingo había convocada una marcha en recuerdo de la matanza de Tiananmen, cuyo 31º aniversario se conmemora el jueves, pero no ha sido aprobada. Veremos si se repiten los incidentes del domingo pasado. Mientras más control impone China, más se resiste Hong Kong, y viceversa.
25-05-2020 | Fuente: abc.es
Reino Unido estudia un plan para dar refugio a hongkoneses que quieran huir del comunismo chino
El Gobierno del primer ministro Boris Johnson está estudiando un plan para dar refugio en Reino Unido a miles de hongkoneses que quieran huir del comunismo chino, en un momento en que las protestas se han reactivado en la colonia británica a raíz de los temores provocados por la nueva ley de seguridad china, que busca prohibir la traición, secesión, sedición y subversión y Hong Kong considera una nueva afrenta a la libertad de expresión. Johnson mantuvo una reunión a principios de este año en la que expresó que el Ejecutivo está listo para dar refugio a los ciudadanos de Hong Kong, según información del Sunday Express. La apuesta de Johnson no parece casual, ya que la excolonia se caracteriza por su alto nivel en ciencia y tecnología, algo que el «premier» ha calificado como fundamental tras la salida del país de la Unión Europea. Laurie Fransman, abogada especialista en inmigración y asesora del Gobierno, colaboró a desempolvar el asunto hace unas semanas, al enviar una carta a la ministra del Interior, Priti Patel, en la que explicaba que no había motivos legales para negar el derecho de residencia en Gran Bretaña a los británicos de Hong Kong, aquellos nacidos antes de 1997, cuando el país devolvió la colonia a China, y además le expresó a los miembros del partido Conservador la posibilidad de que a los titulares de pasaportes británicos de ultramar se les pueda ofrecer legalmente el derecho de residencia en el Reino Unido. Además, ahora que los manifestantes han regresado a las calles de Hong Kong, el parlamentario «tory» Bob Seeley pidió al Gobierno de Johnson que revise su política sobre los derechos de los portadores del pasaporte especial británico y declaró que «sería una mancha en la reputación de nuestro país si otras naciones abrieran sus brazos, metafóricamente hablando, a la gente de Hong Kong con pasaporte BNO en esta hora de necesidad, antes de que el Reino Unido lo hiciera». Otros diputados de la formación apoyan su iniciativa, la que podría contar con la aprobación del primer ministro. Miles de ciudadanos de Hong Kong que tienen pasaporte británico podrían intentar mudarse al Reino Unido, según han señalado algunos medios británicos, por temor a las consecuencias de la nueva ley de seguridad. Antes de que Reino Unido devolviera la colonia a China en 1997, concedió un pasaporte a 3,5 millones de hongkoneses. No obstante, este pasaporte especial conocido con el nombre de BNO, siglas en inglés de British National Overseas, supone un estatus especial que permitía a sus portadores seguir conservando la ciudadanía del Reino Unido y su carné de identidad local, pero no otorga un permiso de residencia, ya que es un documento para «británicos en el extranjero» que solo permite una estancia de un máximo de seis meses en Gran Bretaña. El documento debe renovarse cada diez años pagando una tasa de poco más de cien euros, y actualmente miles de personas lo tienen en vigor y muchos incluso lo están renovando tras tenerlo caducado durante años. Sin embargo, desde hace tiempo hay una campaña para que se produzca un cambio en la legislación que les garantice la plena ciudadanía a estas personas, y que por tanto les permita emigrar con garantías. El debate no es nuevo, pero el temor a la nueva ley de seguridad y esta nueva puerta potencialmente abierta por parte del Gobierno británico, lo ha reavivado.
25-05-2020 | Fuente: abc.es
Así es Dominic Cummings, el «Rasputín» de Johnson que puede dimitir por saltarse el confinamiento
Dicen en los pasillos de Whitehall que Dominic Cummings es a Boris Johnson lo que Rasputín al Zar Nicolás. Aunque en la analogía hay una importante diferencia: mientras que la zarina Alexandra estaba tan absolutamente obnubilada por el monje con fama de sanador que incluso llegó a declararle en una carta que solo tenía un deseo, «caer dormida, dormir para siempre en tus hombros, abrazada por ti» (no nos equivoquemos, que su declaración no era romántica, sino la de una persona agobiada a su más fiel confidente), la pareja del primer ministro británico, Carrie Symonds, lo último que desea es un abrazo de Cummings. La periodista y el político, de 48 años, no hacen buenas migas. Aunque ella no es la única que no tiene buena relación con el consejero favorito de su pareja: si el pasado febrero la prensa británica se hizo eco de una acalorada discusión entre ambos en relación con la reestructuración del gabinete que el «premier» puso en marcha, desde entonces la polémica en torno a Cummings no ha dejado de crecer. Acusado por la prensa y por algunos ministros y asesores de tener una actitud muy agresiva que perjudica al jefe del Gobierno y, por tanto, al país, provocó entonces la salida del Ejecutivo de un peso pesado en media reorganización tras el triunfo del líder conservador en las elecciones del 12 de diciembre y tras la puesta en marcha del Brexit el 31 de enero. El exministro del Tesoro Sajid Javid renunció de forma inesperada después de haber recibido la orden de despedir a su propio equipo, a lo que se negó. Según un portavoz, «el primer ministro le indicó que tenía que despedir a todos sus asesores especiales y reemplazarlos con asesores especiales designados por ?el número 10? (la oficina del jefe del Gobierno). El canciller dijo que ningún ministro respetuoso con su equipo aceptaría esos términos». Inmediatamente fue reemplazado por el hasta ahora secretario en jefe del Tesoro, Rishi Sunak, que ha cobrado un gran protagonismo durante la crisis provocada por el coronavirus. John McDonnell, canciller en la sombra del Partido Laborista, aseguró que «Dominic Cummings claramente ha ganado la batalla para tomar el control absoluto del Tesoro e instalar a su títere» como ministro de Finanzas. La renuncia de Javid se produjo en medio de una escalada de tensión con Dominic Cummings, el principal asesor y mano derecha de Johnson, que no deja de aumentar. Hace una semanas volvió a estar en el centro de la polémica después de que un medio británico revelara que asistió a algunas reuniones del Grupo Asesor Científico para Emergencias (Sage), encargado de aconsejar al Gobierno en relación a la emergencia del Covid-19, lo que despertó la desconfianza y múltiples críticas desde diversos frentes, incluida la oposición, y provocó que el Ejecutivo publicara la lista de miembros del Sage, en un ejercicio de trasparencia a medias, ya que su nombre no figura en ella. Los medios y la población se preguntaron, una vez más, por qué parece que Cummings está siempre detrás de todo lo que se cuece en el Gobierno y su presencia puso en duda la independencia del grupo científico. Se saltó el confinamiento En medio de una pandemia que acapara la mayoría de las noticias, su nombre ha vuelto a los titulares, tras conocerse que se saltó el confinamiento al que está sometida la población británica desde el pasado 23 de marzo al desplazarse entre su vivienda de Londres y el hogar de sus padres en el condado de Durham, a unos 400 kilómetros de distancia, según reveló una investigación de los periódicos The Mirror y The Guardian, cuando la pareja tenía síntomas de Covid-19. Cummings justificó la decisión en que su hijo necesitaba ser «atendido adecuadamente». Este fin de semana, otros medios informaron de que se habría saltado el confinamiento en más ocasiones. La policía de Durham condenó los hechos tras hablar con la familia del político, al menos una decena de diputados de su propio partido han pedido su dimisión y el líder del opositor partido Laborista, Keir Starmer, exige una investigación y condena la pasividad del primer ministro Boris Johnson, que ha cerrado las puertas a cualquier crítica, defiendo a capa y espada a su mano derecha. El hombre del Brexit El llamado «arquitecto del Brexit», ya que fue no solo uno de los principales promotores del divorcio entre Reino Unido y la Unión Europea, sino su principal estratega, nació en Durham, al noreste de Inglaterra, en 1971. Está casado con la periodista Mary Wakefield, editora de la revista «The Spectator», donde también trabajó Johnson, y se convirtieron en padres de un niño en el 2016. Fanático de Rusia y de su cultura, habla perfectamente el idioma y es un ávido lector de novelistas como Dostoievski. Según el famoso periodista de «The Guardian» Patrick Wintour, está obsesionado con Anna Karenina, Bismarck y las matemáticas. Quizá de ahí viene su paciencia para hacer cálculos, tanto matemáticos como políticos. El último que le ha salido bien fue la ruptura del llamado «Muro rojo», las regiones tradicionalmente votantes del Partido Laborista que en las pasadas elecciones eligieron a los tories. Y les sirvieron el triunfo en bandeja. También es un amante de la ciencia y la tecnología, y se cree que, también por influencia suya, Boris Johnson le ha dado una gran importancia a estas áreas en sus discursos. La idea de convertir al Reino Unido en una potencia científica en la era post-Brexit fue una de las grandes promesas del «premier», que incluso ha dicho que, pese a sus planes de regular la inmigración con un estricto sistema de puntos, los científicos de alto nivel tendrán «vía libre» para vivir y trabajar en el país. Graduado en Historia Moderna por la Universidad de Oxford, Cummings tuvo su gran incursión en el Gobierno británico en 2007 bajo la protección del entonces secretario de educación Michael Gove. Y desde entonces se ha labrado un camino con pocos amigos, cada vez más enemigos y grandes victorias. Pese a ser tan inteligente como creativo, algo que nadie niega, sus formas ponen de los nervios a más de uno, ya que puede ser tan carismático como explosivo. En todo caso, la mejor forma de conocerlo ?o no? es leer su blog, en el que no se corta un pelo con sus opiniones. O leer lo que piensan otros de él. Como el ex primer ministro David Cameron, que en 2014 lo llamó «psicópata profesional». Boris Johnson, sin embargo, es su más fiel protector.
18-05-2020 | Fuente: abc.es
Grecia endurece su postura contra la inmigración ilegal
El ministro de Migración griego, Notis Mitarakis, ha declarado que nada más abrirse las fronteras cerradas por las medidas contra el Covid-19, serán deportados a Turquía o a sus países de origen más de 11.000 inmigrantes que han visto sus solicitudes de asilo rechazadas en los meses de marzo y abril. Lo hizo durante una entrevista radiofónica la semana pasada, en la que destacó que el estudio de las solicitudes de asilo funciona a otra velocidad ahora: se han que pasado de 4.000 decisiones al mes a 7.000 en el mes de marzo y 16.000 en el mes de abril. «Continuaremos con este ritmo en el mes de mayo», afirmó el ministro, que aprovechó para subrayar una vez más la necesidad de crear un mecanismo europeo obligatorio para que quienes tienen derecho a asilo sean distribuidos en los países de la Unión Europea y de aplicar un mecanismo común para el retorno de quienes no tienen derecho a protección internacional. Personas vulnerables en hoteles Destacó también que más de 7.000 personas vulnerables se encuentran ya en estos momentos fuera de los campamentos de las islas, residiendo en distintos hoteles del resto del país, gracias a programas de la UE que son administrados por la Organización Internacional de Migración. Y considera que hasta finales de este año no habrá terminado el proceso de examen de sus solicitudes de asilo. Esta medida es una de las principales que está tomando el Gobierno para conseguir reducir el número de inmigrantes en las islas más cercanas a la costa turca, donde malviven más de 35.000 personas en condiciones difíciles. Todos estos campamentos y los restantes del país se encuentran en cuarentena por el momento. Asimismo grupos de menores no acompañados siguen siendo acogidos por otros países europeos, una de las prioridades griegas ya que se considera que hay más de 5.000 ahora en los campamentos de las islas de Lesbos, Jíos, Samos, Kos y Leros. El primer país europeo en aceptar menores fue Luxemburgo, acogiendo a 12 de un total de 1.600 acordado por la Unión Europea. Ahora será un grupo de 500 menores no acompañados los que serán reubicados en Portugal dentro de pocos días, cuando se vuelvan a abrir las fronteras. Los últimos en viajar hasta ahora han sido 50 que han sido reubicados en el Reino Unido, llegando este lunes a Londres. Inspección de ONGs El Gobierno ha impuesto también que a partir de ahora todas las ONGs que se ocupan de inmigrantes se inscriban en un registro especial y ha comenzado un trabajo de inspección. Esta semana dos de las ONGs más conocidas y un centro de menores, todos ellos en Atenas y la zona costera de Glyfada, han recibido la visita de funcionarios de la denominada «policía financiera» y de la Autoridad Nacional sobre Transparencia. La investigación está relacionada con una queja efectuada por la mala gestión del dinero en una de ellas y por la auditoría de la autoridad sobre transparencia. Existen quejas sobre otras ONGs también, que se verán sometidas a controles financieros. Los funcionarios incautaron material y tomaron declaraciones a sus empleados. Pero el tema es delicado: existen organizaciones que han presentado una demanda contra el gobierno, considerando que no cumple los acuerdos tomados para operar distintos campamentos de inmigrantes. Mitarakis considera que hay muchas organizaciones que han contribuido de forma decisiva a abordar la inmigración «de forma adecuada y organizada», protegiendo también a la población local griega, pero también ha habido ONGs con «mala gestión y objetivos dudosos en la gestión de la inmigración», incluyendo la organización de distintas protestas, etc. Los profesionales de estos temas consideran que los registros conseguirán que mejore el funcionamiento de las ONGs con estructura y financiación demostrada, ya que desde finales de 2014 son múltiples las organizaciones más o menos serias y fiables que funcionaban en el país. El Gobierno anterior no tuvo capacidad para controlar este tema, que ahora afronta este Ejecutivo.
13-05-2020 | Fuente: abc.es
Paul Manafort, ex jefe de campaña de Trump, pasa de la cárcel a arresto domiciliario
Paul Manafort, el ex jefe de campaña electoral de Donald Trump, fue excarcelado y enviado a cumplir en su domicilio el resto de la pena de siete años y medio de prisión por razones de salud, informaron este miércoles sus abogados. Manafort, de 71 años, había sido condenado por evasión de impuestos y conspiración y permanecía hasta ahora en una prisión de baja seguridad en Loretto (Pensilvania). Los letrados del ex jefe de campaña de Trump, citados por medios locales, indicaron que la decisión de llevar al convicto a su hogar en Alexandria, cerca de Washington, respondió a un pedido hecho a la Oficina federal de Prisiones el mes pasado en la que aludían a los riesgos de que su cliente contrajera una infección de coronavirus teniendo en cuenta la edad y otras condiciones de salud de Manafort, informa Efe. No se ha informado de que en la prisión de Loretto, en la que purgan sus delitos menos de 800 convictos y de la cual Manafort debía salir en noviembre de 2024, se hayan confirmado contagios del coronavirus. El pasado mes de abril se conoció que Michael Cohen, el exabogado de Donald Trump que ayudó a este a tapar trapos sucios y que cumple una condena de tres años de cárcel, sería uno de los reclusos que podrían salir de prisión como medida para frenar la expansión del coronavirus. En marzo del año pasado, Paul Manafort fue condenado a siete años y medio de prisión y a devolver seis millones de dólares tras dos juicios acusado de fraude fiscal y bancario, en un proceso relacionado con la llamada trama rusa. Asesoramiento al expresidente Yanukóvich Manafort, que dirigió la campaña de Trump entre mayo y agosto de 2016, tuvo que dimitir tras descubrirse que había recibido 12,7 millones de dólares por asesorar en secreto al expresidente ucraniano Víktor Yanukóvich (2010-2014), vinculado a Moscú. Cuando en mayo de 2017 el Departamento de Justicia nombró a Robert Mueller para investigar la presunta injerencia del Kremlin en las elecciones a la Casa Blanca del año anterior, este puso la lupa en las finanzas de Manafort para forzarle a firmar un acuerdo de colaboración en la investigación de la campaña de Trump a cambio de recibir una condena reducida en sus procesos. Sin embargo, Mueller rompió el trato al considerar que el asesor le había mentido de forma reiterada, algo que la jueza Amy Berman Jackson, que llevó el caso, consideró probado y lo que podría haber agravado la sentencia. En diciembre pasado, Manafort ya estuvo hospitalizado varios días debido a un incidente cardiaco, y se recuperó en un hospital local de Pensilvania bajo la supervisión de las autoridades de la prisión. Según los abogados, Manafort, quien toma once medicamentos todos los días, sufre de alta presión arterial, enfermedad del hígado y afecciones respiratorias, además de haber contraído gripe y bronquitis en febrero pasado. La pandemia de coronavirus ha infectado a cientos de reclusos y empleados de cárceles de todo el país, y en los centros de detención de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) se han detectado casi 900 casos entre los más de 29.500 hombres, mujeres y niños recluidos en diferentes centros en todo el país.
24-04-2020 | Fuente: abc.es
Alemania está «conmovida» por la entrega de los sanitarios españoles
Al tener lugar solo un día después del Consejo Europeo, la reunión bilateral entre los ministros de Exteriores de España y Alemania, celebrada por videoconferencia, ha quedado bastante vacía de contenido, pero el ministro Heiko Maas no ha desaprovechado la ocasión de expresar su admiración por los sanitarios españoles y la entrega con la que están realizando su trabajo en primera línea de la crisis sanitaria. «Las conmovedoras imágenes que nos llegan de Madrid», ha dicho el responsable de la diplomacia alemana, «nos tocan profundamente? nos duele la dramática situación». «España ha tomado durísimas medidas y me maravilla la disciplina con la que las ha aceptado la población», ha afirmado con asombro, «pero muy especialmente me conmueve el valor del personal sanitario y la forma en que realiza su trabajo». Maas ha dedicado buena parte de sus declaraciones a recordar que «Europa cree en las crisis y particularmente crece con esta, día a día». Ha expuesto que «hemos encontrado vías de solidaridad» para con los países socios, entre las que ha destacado las donaciones de material sanitario y medicamentos, la acogida a cientos de pacientes de coronavirus de Francia e Italia en hospitales alemanes y el programa de repatriación de alemanes en el extranjero que ha servido para devolver también a Europa a más de 6.000 ciudadanos de otras nacionalidades. Se ha referido también a los paquetes de ayudas europeos por valor de 500.000 millones de euros «movilizados para acelerar la recuperación de las economías de todos los países europeos». «Evidentemente necesitamos una respuesta europea conjunta a esta crisis», ha dicho, «igual que la necesitamos en otros ámbitos como el de la inmigración y asilo». De esta manera, el ministro alemán está indirectamente solicitando compromisos en materia migratoria a cambio de cesiones en el diseño del fondo de recuperación en el que el Consejo Europeo está trabajando. La ministra española, Arancha González Laya, tras un intento de saludar en alemán a su homólogo germano, se ha limitado a expresar brevemente que España apoya la próxima presidencia por turnos de la UE, incluido el presupuesto común y los planes sociales para una rápida recuperación económica. También ha sugerido que España participará «con convicción» en los diálogos surgidos en el seno de la Unión, tanto en dirección este-oeste como norte-sur. González Laya se ha mostrado como una defensora del multilateralismo y ha puesto sobre la mesa la disposición de España para participar junto con Alemania en programas de ayuda para paliar los efectos del coronavirus en África y Latinoamérica. Para decepción de muchos alemanes, que ven frustrado su deseo de pasar las próximas vacaciones de verano en España, el asunto no ha estado sobre la mesa. Quizá solamente porque sea otro Ministerio el que se está ocupando. Fuentes del gobierno confirman que José Luis Ábalos ha mantenido contactos con Berlín para estudiar la posibilidad de que «con garantía de seguridad sanitaria» puedan regresar a sus segundas residencias en España los alemanes que así lo deseen. La idea de lograr corredores de seguridad para favorecer la vuelta de cierto turismo se ha planteado en Baleares, donde el cierre de fronteras y los hoteles clausurados, además de la masiva cancelación de vuelos, hacen por ahora imposible pensar en una temporada de verano con los negocios abiertos. Y a falta de nueva mención del asunto en esta bilateral, siguen en vigor las últimas palabras del ministro alemán de Exteriores, que son la guía sobre la que planifican tanto los turoperadores alemanes como sus clientes. Maas dejó claro hace ya una semana que «este verano no podremos disfrutar de unas vacaciones normales», dando a entender que los vuelos seguirán seguramente cancelados y no es seguro hacer reservas «sobre unas bases estables».
1
...