Infortelecom

Noticias de indignados

13-06-2019 | Fuente: abc.es
Tregua en Hong Kong hasta que el Parlamento debata la ley de extradición a China
Tras la tempestad de ayer, la calma ha vuelto este jueves a Hong Kong, sobrecogido por el caos que desataron las protestas contra la ley de extradición a China, contundentemente aplacadas por la Policía. Bajo la tormenta, en medio de un ambiente gris que parecía sacado de un apocalipsis zombi, en los alrededores del Parlamento se acumulaban los restos de la batalla campal, como paraguas rotos, mascarillas y cascos, entre las numerosas furgonetas «lecheras» de la Policía. A la espera de que el Parlamento vuelva a convocar otra sesión para debatir el proyecto de ley, los manifestantes se han replegado y solo pequeños grupos se concentran ante los controles policiales para reprocharles la fuerza con que dispersaron las protestas. «¡No disparéis contra los estudiantes de Hong Kong!», «¡Parad la violencia!», rezaban los carteles que un puñado de indignados mostraban ante los agentes en el paso elevado que lleva hasta el Consejo Legislativo (Legco), escenario de los disturbios. Además de con carteles, algunos mostraban sus mensajes en las pantallas de sus móviles o de una «tablet», demostrando así que Hong Kong es uno de los lugares más tecnológicos del mundo. Menos acostumbrados a estos avances, los más mayores seguían recurriendo al método tradicional: el insulto. «No tenéis vergüenza. Habéis traicionado a Hong Kong y al futuro de vuestros hijos», les reprochaban a grito limpio mientras los agentes, por lo general, aguantaban el chaparrón. Tanto el que caía en la calle como el de dentro del túnel. A esta protesta pronto se unieron los cristianos que llevan desde el domingo cantando «Aleluya» sin descanso. «Aunque yo soy de China, llevo ya una década en Hong Kong y he venido para pedir paz», explicaba a ABC Cindy, una mujer de 40 años, con lágrimas en los ojos. A su lado, su compañera Mei criticaba la «violencia policial» porque «los agentes han pegado y detenido a los jóvenes incluso cuando algunos estaban heridos». Asegurando que «el sistema ha cambiado y ya no hay privacidad en Hong Kong», denunciaba que «los heridos y los voluntarios tienen miedo de ir a los hospitales porque los médicos y enfermeros están informando a la Policía para que los arresten». De los once detenidos por los disturbios, hay dos que fueron capturados cuando acudieron a un centro médico para curarse sus heridas, según informa el periódico «South China Morning Post». Este creciente control explica que la mayoría de los manifestantes se tapen el rostro con una máscara y solo digan su nombre de pila o un apodo. Un cambio notable con respecto a la «Revuelta de los Paraguas» de 2014, cuando los jóvenes protestaban a cara descubierta y no tenían ningún inconveniente en dar su nombre y que se les fotografiara. «Tenemos que protegernos porque pueden acusarnos de varios delitos, como el de provocar disturbios», justificaba Johnny, de 35 años, voluntario en un puesto de socorro en las inmediaciones del Parlamento. Con vendas, agua oxigenada y colirio para los ojos irritados por los gases y el espray de pimienta, él y sus compañeros, Oscar y Apple, tenían intención de seguir acampados por si las protestas vuelven cuando se reanude el debate parlamentario. Falta de liderazgo De momento, no se sabe lo que va a pasar porque en estas manifestaciones no hay un líder que dirija a la masa. Desde el principio, las movilizaciones han estado organizadas por grupos de jóvenes y adolescentes que se coordinan a través de la red social Telegram, que está sufriendo «ciberataques» de los «hackers» («piratas informáticos») chinos. «No tenemos un liderazgo aquí. La gente joven se está organizando de forma muy eficiente, espontánea y descentralizada», contaba Yau Wai-pink, profesor del Departamento de Traducción de la Universidad Baptista de Hong Kong. Junto a una decena de académicos e intelectuales, Yau participa en una huelga de hambre de 103 horas (en honor de los 1,03 millones de personas que, según la organización, se manifestaron el domingo contra la ley de extradición). En principio, esta falta de un rostro visible permite a la Policía sofocar las protestas rápidamente, pero también le impide neutralizar a sus líderes, que ya se están moviendo en Telegram haciendo acopio de suministros para próximas protestas. «La situación es muy simple. La jefa ejecutiva, Carrie Lam, debe abrir el diálogo y consultar a la gente sobre esta ley de extradición a China, que amenaza el modo de vida de Hong Kong y sus libertades básicas», justificaba el profesor la continuidad de las movilizaciones. El mismo grupo que montó la multitudinaria marcha del domingo, el Frente Civil por los Derechos Humanos, ha convocado otra manifestación para este domingo, cuyo permiso ya ha solicitado a la Policía. Mientras tanto, Hong Kong sigue tranquilo, con la vida volviendo a la normalidad en esa típica calma que siempre precede a toda tempestad.
30-05-2019 | Fuente: abc.es
La Fiscalía de Colombia deja en libertad al exlíder de las FARC Jesús Santrich
Seuxis Paucias Hernández, alias «Jesús Santrich», ya es libre. El líder más mediático del otrora grupo guerrillero FARC, acusado de narcotráfico ante una corte federal en EE.UU., salió ayer de prisión después de que la Fiscalía de Colombia acatara la orden de la Corte Suprema. La reclamación norteamericana llevó a su detención el año pasado y desató un galimatías jurídico que mantuvo al país polarizado. El Departamento de Justicia de EE.UU. calificó ayer mismo la decisión de «lamentable», si bien dijo respetar la resolución del alto tribunal colombiano. La Corte, a su vez, había recibido del Consejo de Estado la confirmación de que Santrich ostenta la investidura de congresista ?al haber obtenido el escaño como parte del Acuerdo de Paz de 2016? y por ello debe ser juzgado por la Suprema. Dos horas antes, Santrich se comprometió por escrito a comparecer ante todas las llamadas de dicho tribunal. Esta tarde se disponía a tomar posesión como congresista. «En este momento Fiscalía da cumplimiento a decisión de Corte Suprema de Justicia respecto al señor Seuxis Paucias Hernández Solarte. El procedimiento es acompañado con medidas de seguridad de la Unidad Nacional de Protección», afirmó la entidad en un mensaje en su cuenta de Twitter. #ATENCIÓN En este momento #Fiscalía da cumplimiento a decisión de @CorteSupremaJ respecto al señor Seuxis Paucias Hernández Solarte. El procedimiento es acompañado con medidas de seguridad de @UNPColombia? Fiscalía Colombia (@FiscaliaCol) May 30, 2019En el caso Santrich, perfecto para una serie televisiva, hay quienes consideran que los vídeos y pruebas recabadas por los fiscales de EE.UU. eran concluyentes para que perdiera sus beneficios, fuera entregado a la justicia ordinaria y extraditado a ese país. Otros sostienen que las evidencias no eran concluyentes y su caso debía pasar a la Corte Suprema, como determinó finalmente la Justicia Especial para la Paz (JEP), justicia transicional prevista en los acuerdos de paz para juzgar los delitos cometidos por los guerrilleros, paramilitares y militares involucrados en el conflicto armado. La Fiscalía colombiana dejó este jueves en libertad al exlíder de las FARC Seuxis Paucias Hernández, alias «Jesús Santrich», en acatamiento a una orden de la Corte Suprema de Justicia, que consideró que goza de «fuero» por haber sido designado congresista. Así termina el capítulo de esta semana, donde el caso Santrich sigue dividiendo a los colombianos, hoy muchos muy indignados por su nueva libertad, mientras otros afirman que se ha fortalecido la institucionalidad pues se cumple el debido proceso. Ahora la Corte Suprema debe iniciar el proceso que definirá finalmente la suerte judicial del congresista Seuxis Paucias Hernández Solarte. Este mismo mes se había desatado un terremoto político en el país después de que la Justicia Especial para la Paz (JEP) denegara la extradición de Santrich ordenara a la Fiscalía su inmediata puesta en libertad. Detenido hace más de un año Santrich fue capturado por la Fiscalía el 9 de abril de 2018 con base en una circular roja de Interpol a petición de Estados Unidos, cuya Justicia lo acusa de tener un acuerdo para exportar diez toneladas de cocaína a ese país después de que las FARC firmaron el acuerdo de paz con el Gobierno colombiano. Si los delitos que se le imputan ocurrieron después de la firma de la paz, Santrich perdería los beneficios de la justicia transicional y si caso pasaría a la justicia ordinaria. Sin embargo, el pasado 15 de mayo la Justicia Especial para la Paz (JEP) le concedió la garantía de no extradición y ordenó a la Fiscalía su libertad inmediata. Dos días después Santrich salió de la cárcel bogotana de La Picota en una silla de ruedas pero enseguida agentes del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía le leyeron una nueva orden de detención y lo arrestaron aduciendo que contaban con nuevas pruebas en su contra.
26-05-2019 | Fuente: as.com
Pochettino, otro de los indignados con el final de 'Juego de Tronos'
El entrenador del Tottenham se suma la bando de los que no han quedado nada contentos con el final de la saga.
19-05-2019 | Fuente: elmundo.es
Política | Casado se presenta junto a Feijóo como el "proyecto moderado" para quienes ya están "indignados" con Vox y Ciudadanos
El ex presidente Rajoy advierte en León contra los "bisagristas" de Ciudadanos que son capaces de "pactar con uno y con otro según les convenga" 
02-05-2019 | Fuente: abc.es
Leopoldo López: «No quiero volver a la cárcel, la cárcel es un infierno, pero no le tengo miedo a la dictadura»
El opositor venezolano declaró a los medios minutos más tarde que se liberara una orden de captura en su contra, luego que quedó en libertad el martes gracias a un indulto que le otorgó Guaidó Desde la residencia del embajador de España en Caracas, lugar en el que se encuentra Leopoldo López en calidad de «huésped», ha hablado este jueves el opositor venezolano a los medios de comunicación luego que se dictara una orden de captura en su contra por salir de su vivienda cuando cumplía arresto domiciliario. A las 5.00 de la tarde, (hora local) López aseguró que la decisión de alojarse en el recinto diplomático fue de él y que nada tiene que ver el gobierno español con ello. «Agradecemos el apoyo de Pedro Sánchez. La decisión de venir acá es mía, no del gobierno de España. Mi condición es de huésped. Estoy acá porque sino me detendrán de nuevo». Sobre la orden que liberó el Tribunal de Caracas, y que ratificó el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), López ha dicho que no quiere «volver a la cárcel. La cárcel es un infierno, pero también quiero dejar claro que no le tengo miedo a la cárcel, ni a Maduro ni a la dictadura. El quiebre ha comenzado, la fisura que comenzó el 30 de abril, se convertirá en una grieta». Ha explicado que mientras se mantuvo prisionero en su domicilio, estuvo en conversaciones con líderes de varios países, y en tal sentido, ha asegurado que el proceso para cesar la usurpación de Nicolás Maduro se ha estado preparando, por lo que descartó que sea una improvisación: «Esto se planificó». Del mismo modo, el otrora preso político ha sostenido que en su vivienda recibió y se reunió con muchos funcionarios del cuerpo castrense, por lo que afirmó que vendrán más movimientos del sector militar. «El día 30 de abril un grupo de venezolanos uniformados decidieron cumplir con su Constitución, con el artículo 333. Dejaron a un lado el miedo, la intimidación y el chantaje», ha dicho López. Este marte, él junto con el presidente interino, Juan Guaidó, aparecieron en la base aérea La Carlota, en Caracas, con un grupo de 40 militares en lo que se definió como el inicio del levantamiento militar que pondrá fin al régimen de Maduro. López espera que sean semanas las que pasen para celebrar el cese de la usurpación. «No vamos a descansar bajo ninguna circunstancia hasta lograr el cese de la usurpación», sentenció. «Estamos creando una coalición que solo tiene comparación con la que se realizó en la Segunda Guerra Mundial. El quiebre se va a dar, tengan confianza, conozco el rango militar, conozco sus sentimientos, y sé que ellos están indignados al ver a niños que están muriendo. Sé que ellos se sienten impotentes cuando ven que las tropas que ellos están comandando comer arroz con gusanos», señaló López, antes de volver a la residencia diplomática.
26-04-2019 | Fuente: abc.es
Emmanuel Macron ha hecho lo más urgente para afrontar la crisis de los chalecos amarillos. Desde el otoño pasado, ha reconocido a la amalgama de descontentos, indignados y coléricos y se ha reunido en sesiones maratonianas con miles de ciudadanos que querían transmitirle su malestar. También se ha ocupado de proteger el orden público ante la deriva salvaje las manifestaciones en las grandes ciudades. Tras el ejercicio paciente de escucha, la presidencia de Macron evoluciona para dejar de ser jupiterina y distante a favor de un liderazgo más terrenal y empático. Ayer convocó una gran rueda de prensa y propuso adoptar un conjunto muy amplio de reformas que mermen la ola populista. Es cierto que la puesta en escena fue en el espléndido salón principal del Elíseo, emulando al general De Gaulle. Pero su intención era restar apoyos a los movimientos anti?sistema, tomar la iniciativa política e incluso buscar el efecto sorpresa. La idea fuerza fue devolver la esperanza a cada ciudadano pidiendo a cambio que aporte a Francia lo mejor de sí mismo. Anunció la bajada de impuestos a los que tienen menos ingresos y una reforma sustantiva del acceso a la función pública, en busca de la diversidad y la verdadera meritocracia. También prometió una descentralización administrativa, unida al refuerzo del poder de los alcaldes. Se opuso a debilitar la democracia representativa y no aceptó recuperar el impuesto sobre las grandes fortunas, una decisión que ahuyentaría a los inversores. Reivindicó fronteras seguras y un patriotismo inclusivo que consiga la integración social de los inmigrantes. Fue menos claro al explicar cómo va a abordar la dura tarea de forjar estos consensos con el fin de cambiar un país difícilmente reformable. La aspiración de fondo del presidente sigue siendo modernizar el Estado y reducir el grado de intervención en la economía. Sabe que distintos grupos sociales opondrán toda la resistencia imaginable a perder sus privilegios. Pero ayer era el momento de apelar a la unidad y a la renovación «del arte de ser francés», cuando aún tiene tiempo para influir en el veredicto popular sobre su presidencia.
16-03-2019 | Fuente: abc.es
El terrorista australiano se radicalizó en Europa
El australiano de 28 años Brentan Tarrant, autor material de la matanza ayer de 49 personas en dos mezquitas de Nueva Zelanda, se radicalizó durante un viaje por España, Portugal y Francia en 2017, según se desprende del «manifiesto» de 74 páginas que publicó en las redes sociales poco antes de perpetrar la masacre. El texto, que abunda en lugares comunes de la terminología supremacista y de la extrema derecha radical -como el «genocidio de los blancos» o «la protección de la herencia y de la cultura»- ha despertado tanto la perpejlidad de los servicios de inteligencia europeos como su «interés» por saber qué contactos estableció Tarrant en el Viejo Continente. Junto al presunto autor de la matanza, la Policía neozelandesa detuvo ayer a otras dos personas por posible complicidad. Rompiendo en mil pedazos la tranquilidad de Nueva Zelanda, el ataque coordinado contra dos mezquitas en la ciudad de Christchurch dejó además 48 heridos, de los que muchos están graves. Para hacer aún más espeluznante el salvaje atentado, Brenton Tarrant difundió en directo el ataque a través de Facebook Live. Ataviado con un traje negro y armado con fusiles automáticos, llegó con su coche a una de las mezquitas y disparó como si fuera un videojuego contra todo lo que se movía en el templo, que a esa hora estaba lleno para el rezo del viernes, el más importante para la religión musulmana. Se calcula que en una de las mezquitas había entre 300 y 500 personas, incluidos varios jugadores del equipo de criquet de Bangladés, que hoy tenía previsto disputar un encuentro contra del de Nueva Zelanda y milagrosamente resultó ileso. Tal y como se aprecia en las imágenes, el atacante llevaba escritos en las armas numerosos nombres que parecen hacer referencia a luchas contra los musulmanes a lo largo de la Historia. Además de la mezquita de Al Noor, el otro edificio atacado fue el Centro Islámico Lindwood. El jefe de la Policía neozelandesa, Mike Bush, anunció la detención de una mujer y tres hombres, entre ellos Brenton Tarrant, que hoy pasará a disposición judicial acusado de múltiple asesinato. Uno de los detenidos fue liberado a última hora de ayer. El «manifiesto» Para hacer el mayor daño posible, habían colocado además varios artefactos explosivos en sus vehículos, que la Policía consiguió desactivar. Ante la alarma generada, el Gobierno decretó el estado de máxima alerta. Situada en la isla sur de Nueva Zelanda, los únicos titulares que había acaparado Christchurch en los últimos años se debían a los terremotos que sufrió entre 2010 y 2012, destacando uno que dejó 185 muertos el 22 de febrero de 2011. Desde Australia, el primer ministro Scott Morrison se solidarizó con sus vecinos: «Estamos horrorizados, consternados, indignados y condenamos este ataque cometido hoy por un terrorista, un violento extremista de derechas». Según reconoce el asesino en su «manifiesto», Nueva Zelanda «no era mi primera elección» para llevar a cabo lo que él mismo califica de «ataque terrorista», aunque finalmente pensó que esa era la mejor opción para sus fines. Por otra parte, el objetivo de llevar a cabo una matanza entre musulmanes se debería más a razones racistas y propiamente supremacistas, que a un rechazo ideológico hacia la religión del islam. Los musulmanes «tienen una tasa de fertilidad particularmente elevada», afirma el asesino psicópata en su texto, por lo que son los principales enemigos a batir para evitar lo que denomina «El gran reemplazo», concepto que da título a su manifiesto en las redes. Precisamente «El gran reemplazo» es una obra de cabecera de la extrema derecha europea, de la que es autor el francés Renaud Camus, de 72 años, al que el asesino cita entre decenas de otros nombres, vivos o protagonistas de hazañas épicas del pasado. La tesis de Camus afirma, en suma, que los pueblos europeos acabarán siendo desbordados y desaparecerán en beneficio de los pueblos no europeos inmigrantes. En unas declaraciones a France Presse, el ensayista francés se mostró profundamente irritado por «el plagio del título de mi libro» y la interpretación «demencial» hecha por el terrorista australiano. «Soy pacifista, en ningún momento he defendido el uso de la violencia», señaló enfáticamente Camus. Perplejidad ¿Cómo financió el terrorista australiano, que no duda en calificarse de «fascista» y «racista», su acción y su viaje por España, Portugal y Francia en 2017? ¿Con qué personas y organizaciones tuvo contactos? Las preguntas circulan ahora entre los servicios de inteligencia de Oceanía y Europa, para tratar de tirar del hilo de una posible trama más compleja. Tarrant podría ser un «lobo solitario», un demente asesino perdido en su insania, pero sus referencias a ideólogos supremacistas y a otros terroristas vivos siembran dudas. El terrorista australiano cita, entre otros, al noruego Anders Breivik -que asesinó a 77 jóvenes socialistas-, al norteamericano Dylan Roof -que atacó una iglesia frecuentada por negros en EE.UU. en 2015- y al neonazi español Josué Estébanez, que cumple condena por asesinato. Según el psicópata, estaba en Europa en abril de 2017 -probablemente en España o en Portugal- cuando un terrorista islámico atropelló y mató en Estocolmo a cinco personas, entre ellos una niña, «hecho que me conmocionó». Pero, según su manifiesto, el momento clave de su decisión de matar musulmanes se produjo al término de su gira europea «como turista», cuando visitó pequeñas ciudades francesas y advirtió que «los invasores ya estaban allí».
15-03-2019 | Fuente: abc.es
Un atentado en Nueva Zelanda deja al menos 49 muertos tras el tiroteo en dos mezquitas
El horror golpea a Nueva Zelanda, un país donde, afortunadamente para sus habitantes, casi nunca pasa nada. Rompiendo en mil pedazos esa anodina tranquilidad, un ataque coordinado contra dos mezquitas en la ciudad de Christchurch ha dejado, de momento, 49 muertos y 48 heridos, de los que muchos están graves, según informan las agencias internacionales. Para hacer aún más espeluznante este salvaje atentado, uno de los atacantes ha difundido el ataque a través de Facebook Live. Ataviado con un traje negro que parece ser ropa de asalto y armado con fúsiles automáticos, en un vídeo colgado en internet aparece llegando con su coche a una de las mezquitas y disparando contra todo lo que se mueve, que a esa hora estaba llena para el rezo del viernes, el más importante para la religión musulmana. Se calcula que en una de las mezquitas había entre 300 y 500 personas, incluidos varios jugadores del equipo de criquet de Bangladés, que mañana tenía previsto disputar un encuentro contra del de Nueva Zelanda. Tal y como se aprecia en las imágenes, el atacante lleva escritos en las armas numerosos nombres que parecen hacer referencia a luchas históricas contra los musulmanes. Además, en las redes sociales circula un manifiesto de los atacantes con comentarios despectivos sobre esta religión y los inmigrantes musulmanes que llegan al país. Junto la mezquita de Al Noor, el otro edificio atacado es el Centro Islámico Lindwood. «Este tipo de violencia e ideología extrema no tiene ningún sentido en Nueva Zelanda. Esto no es lo que somos», ha lamentado de inmediato la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern. Tras afirmar que se trata de «un acto de violencia extraordinario y sin precedentes», ha calificado esta triste jornada como «uno de los días más negros de la historia de Nueva Zelanda». Por su parte, el jefe de la Policía, Mike Bush, ha anunciado la detención de una mujer y tres hombres, uno de los cuales será puesto a disposición judicial mañana acusado de asesinato. Uno de los asaltantes ya ha sido identificado como Brenton Tarrant, un australiano del Estado de Nueva Gales del Sur, según indicó una fuente policial de ese país a la televisión TVNZ. «Hay cuatro personas bajo custodia. No nos consta que haya más pero no podemos asumir que no haya más», indicó el mando policial. Al parecer, ninguno de los detenidos estaba fichado. Para hacer el mayor daño posible, habían colocado además varios artefactos explosivos en sus vehículos, que la Policía ha conseguido desactivar. Ante la alarma generada, el Gobierno ha decretado el estado de máxima alerta y la Policía ha cerrado la ciudad de Christchurch, recomendando a sus vecinos permanecer en sus casas por si hay más atacantes sueltos. Las mezquitas y escuelas de todo el país han sido clausuradas hasta nueva orden entre el pánico generalizado, ya que el ataque ha sido una gran sorpresa en este apacible archipiélago por sus bajísimos índices de delincuencia. Situada en la isla sur de Nueva Zelanda, los únicos titulares que había acaparado la ciudad de Christchurch en los últimos años se debían a los terremotos que sufrió entre 2010 y 2012, destacando uno que dejó 185 muertos el 22 de febrero de 2011. Desde Australia, el primer ministro Scott Morrison se ha solidarizado con sus vecinos: «Estamos horrorizados, consternados, indignados y condenamos este ataque cometido hoy por un terrorista, un violento extremista de derechas». Galería de imágenes Vea la galería completa (18 imágenes) La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, ha afirmado que el asalto fue «un acto de violencia extraordinario y sin precedentes», en lo que calificó como «uno de los días más negros de Nueva Zelanda». «Este tipo de violencia no tiene ningún sentido en Nueva Zelanda. Esto no es lo que somos», dijo en rueda de prensa. Imágenes del atentado en Nueva Zelanda divulgadas por la televisión mostraron a un hombre detenido al lado de un todoterreno blanco que fue embestido por un coche de la policía. Los agentes mantienen acordonada gran parte de Christchurch, donde miles de estudiantes han quedado confinados en las escuelas hasta que se haya garantizado la seguridad en las calles. Uno de los tiroteos del atentado en Christchurch (Nueva Zelanda), fue retransmitido en directo a través de las redes sociales por uno de los asaltantes, que aparece con ropa militar dentro del centro de culto disparando a bocajarro a varias personas con un arma automática de la que cambió el cargador al menos dos veces.
15-03-2019 | Fuente: abc.es
Atentado en Nueva Zelanda: al menos 49 muertos tras el tiroteo en dos mezquitas
El horror golpea a Nueva Zelanda, un país donde, afortunadamente para sus habitantes, casi nunca pasa nada. Rompiendo en mil pedazos esa anodina tranquilidad, un ataque coordinado contra dos mezquitas en la ciudad de Christchurch ha dejado, de momento, 49 muertos y 48 heridos, de los que muchos están graves, según informan las agencias internacionales. Para hacer aún más espeluznante este salvaje atentado, uno de los atacantes ha difundido el ataque a través de Facebook Live. Ataviado con un traje negro que parece ser ropa de asalto y armado con fúsiles automáticos, en un vídeo colgado en internet aparece llegando con su coche a una de las mezquitas y disparando contra todo lo que se mueve, que a esa hora estaba llena para el rezo del viernes, el más importante para la religión musulmana. Se calcula que en una de las mezquitas había entre 300 y 500 personas, incluidos varios jugadores del equipo de criquet de Bangladés, que mañana tenía previsto disputar un encuentro contra del de Nueva Zelanda. Tal y como se aprecia en las imágenes, el atacante lleva escritos en las armas numerosos nombres que parecen hacer referencia a luchas históricas contra los musulmanes. Además, en las redes sociales circula un manifiesto de los atacantes con comentarios despectivos sobre esta religión y los inmigrantes musulmanes que llegan al país. Junto la mezquita de Al Noor, el otro edificio atacado es el Centro Islámico Lindwood. «Este tipo de violencia e ideología extrema no tiene ningún sentido en Nueva Zelanda. Esto no es lo que somos», ha lamentado de inmediato la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern. Tras afirmar que se trata de «un acto de violencia extraordinario y sin precedentes», ha calificado esta triste jornada como «uno de los días más negros de la historia de Nueva Zelanda». Por su parte, el jefe de la Policía, Mike Bush, ha anunciado la detención de una mujer y tres hombres, uno de los cuales será puesto a disposición judicial mañana acusado de asesinato. Uno de los asaltantes ya ha sido identificado como Brenton Tarrant, un australiano del Estado de Nueva Gales del Sur, según indicó una fuente policial de ese país a la televisión TVNZ. «Hay cuatro personas bajo custodia. No nos consta que haya más pero no podemos asumir que no haya más», indicó el mando policial. Al parecer, ninguno de los detenidos estaba fichado. Para hacer el mayor daño posible, habían colocado además varios artefactos explosivos en sus vehículos, que la Policía ha conseguido desactivar. Ante la alarma generada, el Gobierno ha decretado el estado de máxima alerta y la Policía ha cerrado la ciudad de Christchurch, recomendando a sus vecinos permanecer en sus casas por si hay más atacantes sueltos. Las mezquitas y escuelas de todo el país han sido clausuradas hasta nueva orden entre el pánico generalizado, ya que el ataque ha sido una gran sorpresa en este apacible archipiélago por sus bajísimos índices de delincuencia. Situada en la isla sur de Nueva Zelanda, los únicos titulares que había acaparado la ciudad de Christchurch en los últimos años se debían a los terremotos que sufrió entre 2010 y 2012, destacando uno que dejó 185 muertos el 22 de febrero de 2011. Desde Australia, el primer ministro Scott Morrison se ha solidarizado con sus vecinos: «Estamos horrorizados, consternados, indignados y condenamos este ataque cometido hoy por un terrorista, un violento extremista de derechas». Galería de imágenes Vea la galería completa (18 imágenes) La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, ha afirmado que el asalto fue «un acto de violencia extraordinario y sin precedentes», en lo que calificó como «uno de los días más negros de Nueva Zelanda». «Este tipo de violencia no tiene ningún sentido en Nueva Zelanda. Esto no es lo que somos», dijo en rueda de prensa. Imágenes del atentado en Nueva Zelanda divulgadas por la televisión mostraron a un hombre detenido al lado de un todoterreno blanco que fue embestido por un coche de la policía. Los agentes mantienen acordonada gran parte de Christchurch, donde miles de estudiantes han quedado confinados en las escuelas hasta que se haya garantizado la seguridad en las calles. Uno de los tiroteos del atentado en Christchurch (Nueva Zelanda), fue retransmitido en directo a través de las redes sociales por uno de los asaltantes, que aparece con ropa militar dentro del centro de culto disparando a bocajarro a varias personas con un arma automática de la que cambió el cargador al menos dos veces.
1
...