Infortelecom

Noticias de indignados

22-06-2020 | Fuente: as.com
El precandidato Font sigue la doctrina Piqué: "¡Vergüenza¡"
El líder de la plataforma Sí al Futur, que se presentará a la presidencia en 2021, el precandidato Farré y el ex portavoz y ex candidato Freixa, indignados por el arbitraje en el Reale Arena.
22-06-2020 | Fuente: as.com
El precandidato Font sigue la doctrina Piqué: "¡Vergüenza!"
El líder de la plataforma Sí al Futur, que se presentará a la presidencia en 2021, el precandidato Farré y el ex portavoz y ex candidato Freixa, indignados por el arbitraje en el Reale Arena.
05-06-2020 | Fuente: as.com
Rubiales deja a la Región de Murcia sin el Playoff
La RFEF no quería asumir ningún coste económico. Algunos clubes están indignados con el giro de la Federación, que ahora debe buscar una alternativa.
04-06-2020 | Fuente: abc.es
Obama dice que las protestas reflejan «un cambio de mentalidad» en EE.UU.
El expresidente estadounidense Barack Obam a alentó este miércoles a los jóvenes que han liderado las protestas por la violencia contra los afroamericanos a continuar para asegurarse de que producen cambios, y opinó que el movimiento refleja un «cambio de mentalidad» inédito en la historia del país. En una charla organizada por su fundación, el primer presidente afroamericano de EE.UU. (2009-2017) aseguró que no está del todo de acuerdo con las comparaciones de las protestas actuales con los disturbios registrados tras el asesinato de Martin Luther King en 1968, porque «hay algo diferente» en el movimiento actual. «Miras estas protestas (de ahora) y ves una muestra mucho más representativa de la diversidad de Estados Unidos en las calles, protestando pacíficamente, que se han sentido llamados a hacer algo. Eso no existía en la década de 1960, esta coalición tan amplia», subrayó Obama. El exmandatario agregó que «aunque algunas protestas se han visto empañadas por las acciones de una minoría enana que se implicó en violencia, la mayoría de los estadounidenses sigue pensando que las protestas están justificadas», algo que «no habría pasado hace 40 o 50 años». «Hay un cambio de mentalidad que está sucediendo, un mayor reconocimiento de que podemos hacer las cosas mejor», opinó. Obama evitó criticar directamente la gestión de las protestas del presidente Donald Trump y se centró en cambio en enviar un mensaje de esperanza para todos aquellos jóvenes que están indignados por el homicidio de George Flo yd y de otros afroamericanos que han perdido las vidas a raíz de la violencia policial en los últimos años. «Espero que (los jóvenes) se sientan esperanzados al mismo tiempo que enfadados, porque tienen el poder de cambiar las cosas. Han comunicado un sentido de urgencia que es de lo más poderoso y transformador que he visto», dijo Obama. «Solo puedo darles las gracias (a los jóvenes) por ayudar a traernos hasta este momento», añadió. El expresidente les pidió que sigan presionando para «asegurar que se dan pasos» hacia un cambio, porque lo que suele ocurrir con las protestas es que «llega un punto en el que la atención se distrae» o los grupos de manifestantes empiezan a reducirse. Obama recordó que muchos de los grandes cambios históricos en el país han sido gracias a la gente joven, y que tanto Luther King como César Chávez, Malcolm X eran jóvenes cuando se echaron a las calles, igual que las líderes del movimiento feminista o del de los derechos de la comunidad LGTBQ.
04-06-2020 | Fuente: abc.es
«No sois aliados»: las protestas tratan de despegarse de los saqueos y la violencia
Una docena de pantalones vaqueros diseñados en un pueblo de Galicia salen por los aires en Broadway a la altura de la calle Vesey, en el Sur de Manhattan. Un grupo de chavales han roto la disciplina de la manifestación, ha arrancado los tablones que protegen una tienda de Zara, han roto la puerta y salen con las manos llenas de prendas. La mayoría son muy jóvenes, casi niños. Alguno, más mayor, llena de forma metódica una bolsa de deporte con lo sustraído. Hay carreras, confusión, avisos de que viene la policía. Un joven lanza los vaqueros al cielo oscuro, como confeti. Hay también enfrentamientos. «¿Qué mierda hacéis? No sois aliados de nuestra causa», increpa un manifestante, de cerca de treinta años, a los saqueadores. Agarra a uno que trata de escapar, se enzarzan en el suelo, se forma un tumulto mientras el autor del placaje sigue rugiendo «¡No eres aliado de ?Black Lives Matter?!», en referencia al movimiento contra los abusos policiales y el racismo estructural contra la minoría negra. En un par de minutos, la escena se inunda de policía, se producen arrestos. Un hombre mayor está esposado, contra el suelo, boca abajo, con un agente antidisturbios encima. Es una detención cualquiera. Pero es imposible no acordarse de la imagen de George Floyd, el hombre negro que murió a manos de la policía en Mineápolis. Esposado, boca abajo, sujeto por otros dos agentes, el policía -Derek Chauvin, ahora acusado de asesinato en tercer grado y homicidio imprudente- asfixió con su rodilla contra el cuello de Floyd durante casi nueve minutos. La última tragedia de los abusos policiales contra la minoría negra ha levantado en protestas a todas las grandes ciudades de EE.UU. Primero en Mineápolis y después en todo el país. La violencia, el vandalismo y los saqueos han acompañado a las protestas y se han comido la atención, dentro y fuera de EE.UU. En los últimos días, con la imposición de toques de queda -desde la muerte de Martin Luther King en 1968, no se habían decretado tantos al mismo tiempo- los disturbios violentos han perdido fuelle. En Nueva York, el toque de queda se adelantó el martes a las ocho de la tarde, tres horas antes que la jornada anterior, donde se multiplicaron los saqueos. La presencia policial se había multiplicado. Pero, en la calle, en la media docena de manifestaciones que serpenteaban ayer Manhattan, y en otras en Brooklyn y otros distritos de la ciudad, la intención de separarse de la violencia y el saqueo es evidente. «No queremos vuestra paz» «¡Marchamos, no saqueamos!», corea un grupo que desciende por la calle Varick hacia el Sur. Poco antes, otro grupúsculo ha roto las vidrieras de una tienda de GAP en Broadway con la calle 8. A veces da la impresión que es solo un entretenimiento adolescente: un renacuajo emerge entre los cristales rotos con un maniquí bajo el brazo. Otras, el producto de la rabia: «¡No queremos vuestra paz!, ¡Hay que pelear con fuego!», grita un manifestante antes de pegar un codazo a la ventana de una furgoneta de Correos. Ya de madrugada, en Brooklyn, otro grupo se concentra en la confluencia de las dos principales avenidas del distrito, Flatbush y Atlantic. Se corean las consignas habituales y se improvisan discursos. «Creímos que el viaje había acabado en 1968», dice un hombre subido a la mediana en referencia al movimiento de derechos civiles. «Estamos muy lejos de llegar. Y los blancos tenéis que estar con nosotros para que veáis cómo sufrimos los abusos cada día». Otro discurso llama al levantamiento contra la policía. «¡Protestas pacíficas!», corea buena parte del grupo en respuesta. Muchos son conscientes que los coches de policía en llamas y los negocios destrozados han diluido su mensaje. A la espera de cómo se desenvuelva esta madrugada del jueves, la intensidad de los disturbios ha decaído en las últimas dos noches en Nueva York. También en el resto del país, a pesar de que se registraron incidentes en ciudades como Atlanta, Milwaukee, Portland o la capital, Washington, aunque mucho menos graves que en los días anteriores El presidente de EE.UU., sin embargo, prefiere poner la atención en la violencia y animaba a las autoridades de Nueva York a pedir ayuda federal. «Está totalmente fuera de control», decía Donald Trump el martes por la noche sobre la ciudad en la que se crió, y se quejó de que a la policía de Nueva York no se le permitía «hacer su magia». Ayer siguió con sus llamamientos a que la policía endureciera sus actuaciones y defendió el despliegue del ejército. Trump ha defendido que la violencia se debe a los grupos «antifa» -radicales antifascistas- y de extrema izquierda, un discurso que le beneficia políticamente de cara a las elecciones del próximo noviembre, donde se juega permanecer en el cargo otros cuatro años. En las manifestaciones estos días en Nueva York ha quedado claro que hay elementos «antifa» que han participado en las protestas, pero no está claro si son el principal motor de los disturbios violentos, en los que también se observa que participan jóvenes indignados y oportunistas. Un informe interno fechado el 1 de junio del Departamento de Seguridad Interior al que tuvo acceso Reuters asegura que la contribución de los «antifa» y otros grupos extremistas similares es limitada y que la mayoría de la violencia se debe a oportunistas, como los jóvenes que se llevaban vaqueros de un Zara.
16-04-2020 | Fuente: marca.com
Valencia y Getafe, indignados con Rubiales
  Leer
02-04-2020 | Fuente: as.com
Alarma en Portugal: las TV amenazan con no pagar
Los clubes portugueses, indignados, acusan a las operadoras de "falta de solidaridad" y de que su falta al compromiso puede llevar a varios a la quiebra.
21-02-2020 | Fuente: as.com
Si quieres ver al Sporting debes quitarte los zapatos
Los aficionados que acudieron a ver el encuentro de Europa League ante el Estambul Basaksehir protestaron indignados por el trato recibido antes de entrar al estadio.
20-02-2020 | Fuente: as.com
La afición del Lega, incendiada tras las salida de Braithwaite: "Es una vergüenza"
AStv se desplazó a Leganés para preguntar a la afición por la marcha de Braithwaite al Barcelona. Los fans se mostraron muy indignados.
10-02-2020 | Fuente: as.com
"El arbitraje ha perseguido al Betis; estamos indignados"
El vicepresidente verdiblanco López Catalán vuelve a quejarse de los colegiados: "Sergi Roberto mereció la segunda amarilla y se la perdonaron".
1
...