Infortelecom

Noticias de iglesia catolica

27-02-2020 | Fuente: abc.es
La oposición nicaragüense lanza una coalición para frenar a Daniel Ortega
Siete organizaciones de la oposición nicaragüense se han juntado para crear una coalición que tiene como objetivo disputar al presidente Daniel Ortega las elecciones presidenciales de noviembre 2021. Así, organizaciones de la sociedad civil entre los que se incluyen agricultores, empresarios, estudiantes, feministas, evangélicos y partidos políticos se han unido bajo el nombre de Coalición Nacional para enfrentar en las urnas a Ortega, candidato del Frente Sandinista para la Liberación Nacional (FSLN) y presidente del país desde 2007. Las dos principales promotoras de la Coalición Nacional son la Alianza Cívica y la Unidad Nacional Azul y Blanco. Se trata de dos de los principales movimientos que lideran la oposición al gobierno desde el 18 de abril de 2018, cuando comenzaron las protestas contra Ortega debido a una impopular reforma del sistema de Seguridad Social. Desde entonces, han muerto más de 325 personas a causa de la represión del gobierno para tratar de acallar las manifestaciones en contra del sandinista, según la OEA. «Quienes aquí firmamos nos comprometemos a poner todo nuestro empeño para buscar a la ciudadanía y organizaciones que faltan para unir esfuerzos (..) para provocar el nuevo y definitivo nacimiento de la democracia», dice una parte de la proclama con la que se crea la Coalición Nacional. Entre los firmantes se encuentran organizaciones políticas como Partido Restauración Democrática, el Partido Liberal Constitucionalista, la Fuerza Democrática Nicaragüense y el Movimiento Campesino. El acto en el que se constituyó la coalición tuvo lugar en una librería en Managua, la capital, y estuvo controlado por un enorme despliegue policial, ya que el gobierno planeó desactivar cualquier tipo de manifestación en las calles. Antes de que ocurriera el evento, la esposa de Ortega y vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, atacó a los opositores y los tildó de «criminales de odio», «malévolos» y «diablos» entre otros insultos. «Sabemos perfectamente quiénes son, y a su feria de vanidades y mascaradas de odio, no olvidamos, ni olvidaremos jamás», dijo Murillo. La Coalición Nacional todavía no ha nombrado quien será el líder del movimiento. Entre los firmantes del acuerdo se encuentra Carlos Tünnermann, quien representó a la oposición en la mesa de negociación que celebró la Alianza Cívica con el Gobierno de Ortega con la que se intentó cerrar la crisis política de 2018. Tras meses de acaloradas discusiones, el Gobierno de Nicaragua cerró la vía del diálogo en agosto del año pasado a pesar de los esfuerzos realizados por la Iglesia Católica para que las partes alcanzaran un acuerdo. Línea roja El principal escollo de las negociaciones siempre fue un posible adelanto electoral de los comicios de 2021, en los que ni Ortega ni Murillo podrían presentarse. Esa siempre fue una línea roja que Ortega no se ha mostrado dispuesto a cruzar, por lo que todo apunta a que tendrá que medirse con la oposición en 2021. Las negociaciones, sin embargo, lograron la excarcelación de un centenar presos a los que se les dio casa por cárcel. Se estima que unas 800 personas han sido detenidas en Nicaragua por participar en las protestas contrarias al gobierno, según la Comisión Permanente de Derechos Humanos, una ONG local. Cifra que la ONU rebaja a 400 personas. Las manifestaciones de 2018 crecieron significativamente cuando el Gobierno de Nicaragua comenzó a reprimir las pacíficas protestas celebradas en contra de la reforma de la Seguridad Social. Desde entonces, la policía del país centroamericano ha puesto en marcha duras medidas, prohibiendo cualquier tipo de manifestación.
16-02-2020 | Fuente: elmundo.es
Luis Argüello: "Falta libertad para plantear asuntos sin que a uno le acusen de algún tipo de fobia"
El obispo auxiliar de Valladolid es licenciado en Derecho, lector profuso y tuitero con cargas de profundidad. Y es también la voz del centro de poder de la Iglesia católica española, una organización que vive expectante, y alerta, ante el nuevo Gobierno 
31-01-2020 | Fuente: abc.es
Evangélicos en Tierra Santa
Como político y estratega, al presidente Trump se le pueden encontrar muchas carencias. Pero hay una virtud que nadie le niega: su capacidad de agradecimiento hacia sus amigos y hacia quienes le rinden buenos servicios. El «histórico plan de paz para Oriente Próximo» anunciado en la Casa Blanca es ante todo un histórico reconocimiento personal de Donald Trump a quienes le ayudaron a encumbrarse en el poder de la superpotencia, y a los que son ahora sus más fieles colaboradores. El entorno judío del líder republicano ?que toca también a su familia a través de su yerno, Jared Kushner? es sin duda el primer beneficiario de un plan que concede al Estado de Israel el «placet» de Estados Unidos a la anexión de los asentamientos en Cisjordania. Donald Trump premia los desvelos en particular del multimillonario Sheldon Adelson, el «rey de los casinos», generoso contribuyente de su campaña en 2016, que oupaba esta semana un puesto de honor en el Ala Este de la Casa Blanca durante el anuncio del plan. El segundo grupo beneficiado es el poderoso sector evangélico de Estados Unidos, que en 2016 votó mayoritariamente por Trump. Los evangélicos, que tienen una clara estrategia de penetración en América latina, defienden una visión particular del cristianismo en la que el Antiguo Testamento se impone en ocasiones sobre el Nuevo. Los seguidores de esa corriente creen que Dios concedió a los judíos la Tierra Santa en legítima y exclusiva posesión , y que solo cuando esa promesa se cumpla se producirá la segunda venida de Cristo. El resto del orbe cristiano, en particular la Iglesia católica, defiende en cambio la convivencia de judíos y árabes, y un estatus internacional para Jerusalén, la capital de las tres religiones monoteístas, que garantice el acceso libre y sin trabas a sus lugares sagrados. Donald Trump, cuyas convicciones religiosas son motivo de debate, agradece a los evangélicos su apoyo electoral , y la lealtad que le muestran dos evangélicos prominentes de su Gabinete: el vicepresidente Mike Pence y el secretario de Estado, Pompeo.
29-01-2020 | Fuente: abc.es
Los palestinos se quedan solos ante el «plan del siglo» de Trump
La tibieza generalizada de la comunidad internacional en las respuestas al «plan del siglo», presentado por Donald Trump y Benjamín Netanyahu, se contagió a los territorios palestinos donde apenas se registraron incidentes. Pese a que el texto supone un desafío al marco vigente planteado por los Acuerdos de Oslo, solo países como Turquía, Catar, Líbano o Irán mostraron un rechazo frontal ante un plan que da luz verde a la anexión de todos los asentamientos de Cisjordania y del Valle del Jordán, ilegales desde el punto de vista de la legislación internacional, y convierte el futuro Estado palestino en pequeñas islas comunicadas con puentes y túneles, con capital en los suburbios de Jerusalén que Israel dejó al otro lado del muro de separación. La Liga Árabe, dividida por la proximidad de Egipto, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos a Trump, se sumó a las voces dispuestas a «estudiar» la propuesta. «Hay una fatiga general y además, este plan no supone una sorpresa porque en los últimos meses ya se habían filtrado algunas partes a la prensa, por eso no creo que estemos a las puertas de una oleada de violencia o una Intifada», reflexiona Mahmoud Muna, responsable de la Educational Bookshop, librería de referencia de Jerusalén Este. En las estanterías de su establecimiento se condensa la historia del conflicto y piensa que «aunque el texto no cumple ni con el mínimo de las aspiraciones palestinas, la Autoridad Nacional debería considerar la opción de discutirlo punto a punto en los próximos cuatro años porque ahora mismo EE.UU. es la única potencia con influencia». La mesura de la diplomacia internacional contrastó con la declaración de los representantes de la Iglesia Católica en Tierra Santa, que se unieron para advertir que el plan «no traerá una solución, sino que creará más tensiones y probablemente más violencia y derramamiento de sangre y denunciar que no ofrece «dignidad ni derechos a los palestinos». La minoría cristiana sufre como el resto de palestinos los efectos de la ocupación. Trump pretende zanjar de un plumazo dos de los grandes puntos del conflicto, que estaban pendientes de un acuerdo entre las dos partes. Jerusalén se convierte en capital única e indivisible del Estado judío y elimina «el derecho al retorno o absorción de refugiados palestinos por el Estado de Israel», tal y como reconoce la ONU. Anexión antes de las elecciones La indignación e impotencia a un lado del muro, se convirtió en alegría al otro, pero el proceso de anexión, que Netanyahu quería comenzar este mismo fin de semana, parece que deberá esperar unos días más debido a que «es necesario preparar varios documentos», reveló Yariv Levin, ministro de Turismo. Lo que parece claro es que el tema se pondrá en marcha antes de las elecciones del 2 de marzo, las terceras en el último año y en las que Netanyahu intentará sacar el máximo rédito político del «acuerdo del siglo». Este «logro histórico», según sus palabras en la Casa Blanca, tendrá la complicada misión de eclipsar su procesamiento por casos de corrupción, que ya está en marcha de manera oficial tras su decisión de retirar la petición de inmunidad a la cámara.
29-12-2019 | Fuente: abc.es
Maduro se erige en líder evangélico para atajar la caída chavista
Nicolás Maduro ha vuelto la mirada hacia los evangélicos para buscar apoyo en un momento en el que el oficialismo se prepara en Venezuela para enfrentarse a sus rivales políticos en las elecciones parlamentarias de 2020. El chavismo ve en su empobrecido abanico de opciones una nueva estrategia para tomar el control de la Asamblea Nacional, que durante cinco años lo ha tenido la oposición venezolana. Así que este, y cualquier mecanismo para sumar votos a su favor, le servirá al líder chavista para aliviar el malestar que le ha provocado su mísera popularidad en el país, que según la encuestadora Datanálisis se sitúa en el 12%. De 57 años, Maduro ha hecho dudar a más de uno sobre su verdadera religión. Ha dicho abiertamente que es fiel al movimiento espiritual Sai Baba, con origen en la India y más de 30 millones de seguidores en todo el mundo. También ha predicado la palabra de Cristo en sus discursos, porque dice ser cristiano, apelando al legado de Hugo Chávez, de quien heredó la presidencia y fue visto por sus seguidores como el «Cristo de los pobres» después de su muerte en 2013. El fallecido presidente venezolano sembró la creencia de que Jesucristo era el jefe de la revolución bolivariana y con frecuencia predicaba el Evangelio en sus apariciones públicas, una maniobra vista por muchos como manipulación. Miles de dólares en santeros La brujería sería otra a la que Maduro rinde devoción, por lo que es considerado el cliente predilecto de los babalaos. Hugo Carvajal, exjefe de la contrainteligencia militar venezolana y buscado por Estados Unidos, afirmó que Maduro «gasta cientos de miles de dólares» en santeros cubanos. Pero Maduro no es el único. Gran parte de la cúpula del régimen venezolano está altamente involucrada en el espiritismo, del que el propio Chávez quedó seducido por los rituales cubanos desde que comenzó su amistad con Fidel Castro. El catolicismo es una de las religiones que Maduro ha dicho públicamente no compartir. Aunque paradójicamente en el año 2016 el Papa Francisco recibió al líder chavista en El Vaticano. La visita se dio ante «la preocupante situación de crisis política, social y económica» que atraviesa Venezuela, por lo que la Santa Sede se reunió en privado con Maduro para pedir un encuentro pacífico entre ambos sectores políticos. Antes de este encuentro (2015), el presidente chavista había puesto como excusa un problema de salud para suspender la reunión con el Sumo Pontífice. A principios de este año, el Papa reprochó a Maduro, a través de una carta filtrada por el diario italiano «Corriere della Sera», el incumplimiento de acuerdos entre Miraflores y la Santa Sede, en el diálogo de negociación que se llevó a cabo en la República Dominicana en 2018 y en la que El Vaticano participó como mediador. En la misiva, Francisco se dirigió a Maduro como «excelentísimo señor» y no como presidente, una expresión que aplaudió la oposición venezolana, que aún celebraba la proclamación de Juan Guaidó como presidente interino. El modesto regaño de Jorge Bergoglio, no sorprendió a los líderes de la Iglesia Católica de Venezuela, quienes desde hace mucho tiempo han estado en la acera de enfrente de la revolución bolivariana. La Venezuela chavista no es ajena al auge del Evangelio en otros países de América. Un espejo en el que pudiera estar viéndose Maduro es el de Estados Unidos, un país que ha tomado muy en serio a los cristianos al ser un grupo clave en la victoria de Donald Trump en 2016. Otro espejo, y más cerca de Venezuela, es el de Brasil, donde gobierna Jair Bolsonaro desde enero de 2019, gracias al apoyo de la comunidad cristiana, fundamental para su elección. A la política venezolana llegó un pastor que decidió competir contra el líder chavista en las elecciones presidenciales de mayo de 2018, en las que Maduro terminó alzándose con un segundo mandato tras unos resultados que siguen siendo poco creíbles. Javier Bertucci, de 50 años, es un líder de la Iglesia Maranatha, y ha utilizado sus principios religiosos como bandera para ayudar a los más afectados por la cruenta crisis del país. En las fraudulentas elecciones, Bertucci obtuvo un millón de votos que lo dejó en el tercer lugar. El Gobierno de Maduro se ha dado cuenta un poco tarde de que el pueblo cristiano ha sido muy activo en las elecciones. Para Bertucci, los evangélicos, que rondan las seis millones de personas, fueron ignorados por mucho tiempo y, no obstante, «las incidencias de las últimas acciones de Maduro son muy mal vistas en la mayoría de los seguidores cristianos y sienten un rechazo muy alto hacia el Gobierno nacional, porque ellos viven lo que todos los venezolanos vivimos», dijo a ABC. En ese sentido, Bertucci ha puesto en duda que a Maduro le sirva esta nueva estrategia para triunfar electoralmente el próximo año.
25-12-2019 | Fuente: abc.es
El nuevo camino que lleva a Belén
No hay un minuto que perder. El reloj avanza, se acercan los días más importantes del año en Belén y las obras no se han terminado ni en la calle de la Estrella, la ruta que según la tradición siguieron José y María hasta llegar al portal donde nació Jesús, ni en la Basílica de la Natividad, declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco. El trabajo de los últimos años ha hecho que el organismo internacional los saque de la lista de «patrimonio en peligro» en el que ingresaron en 2012 tras la solicitud de «protección especial» por parte de la Autoridad Nacional Palestina (ANP). Las obras avanzan con rapidez y la afluencia de turistas ha obligado a los responsables a ampliar el horario de apertura de la Natividad hasta las ocho de la tarde para dosificar las visitas y regular las colas. El ministerio de Turismo palestino es optimista y piensa que puede cerrar el año superando los 1,5 millones de visitas de 2018. La mayoría de grupos de turistas llegan en autobuses. Aparcan junto a la plaza del Pesebre, presidida ahora por un enorme árbol de Navidad, los peregrinos bajan, entran directos a la iglesia, hacen la cola pertinente para ver la gruta del nacimiento y se van. «En la inmensa mayoría de casos se trata de una visita de apenas 4 horas en total en la que el turista solo nos deja basura, porque el turoperador israelí no les permite ni parar en las tiendas para comprar recuerdos, de forma que hacen todo el gasto al otro lado del muro», lamenta Fadi Kattan, responsable de Hosh Al Syrian, una antigua casa restaurada en plena ciudad vieja convertida en restaurante y minihotel de 12 habitaciones. Kattan califica Belén de «prisión», debido al impacto del muro de separación y la expansión sin freno de los asentamientos israelíes, ilegales desde el punto de vista de la legislación internacional. Guerra al turismo exprés Las autoridades de Belén, elegida como capital de la Cultura Árabe el próximo año, trabajan para que este tipo de turismo exprés cambie. En la calle de la Estrella los operarios colocan nuevos adoquines, pintan las persianas metálicas de las tiendas y se esmeran por mejorar las fachadas de piedra blanca de estas casas levantadas en el siglo XIX. Es la tercera vez en las últimas dos décadas que se restaura un lugar que antes de antes de 2001 contaba con un centenar de tiendas. El estallido de la Segunda Intifada y el descenso del turismo hicieron que la mayoría cerrara sus puertas. Los primeros que apoyaron las obras fueron los españoles a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo (Aecid), después llegó el turno para la cooperación estadounidense y ahora es Rusia quien sufraga el coste de la que se espera sea la definitiva restauración de este lugar emblemático para la ciudad y el cristianismo. Algunos grupos se aventuran por esta ruta en obras y en algunos tramos deben ponerse en fila de a uno para poder avanzar. Se trata de un recorrido de unos minutos que desciende de forma suave hasta la plaza del Pesebre. La primera parte transcurre en absoluta calma y silencio, pero el tramo final atraviesa una zona comercial en la que el peregrino está rodeado a derecha e izquierda por comercios de todo tipo, desde los que recibe las llamadas de los vendedores. En la plaza espera el punto fuerte de la visita: la Natividad. Los andamios ya han desaparecido del exterior del templo. Después de seis años de intensos trabajos, el final previsto para las obras era este mes de diciembre, «pero no ha podido ser, calculo que apenas nos queda un 15%, pero necesitamos 2,5 millones de euros más para concluir y hasta que tengamos el dinero no podemos establecer una nueva fecha. Esperemos que no tarde mucho y que las gestiones de nuestras autoridades den frutos rápido», informa Imad Nassar, miembro del equipo encargado de la restauración de este templo del siglo IV después de Cristo, levantado por orden del emperador romano Constantino I. La Natividad ha sobrevivido a quince terremotos, invasiones, incendios, disputas entre sus tres inquilinos (Iglesia Católica, la Iglesia Ortodoxa Griega y la Iglesia Apostólica Armenia), y al encierro durante 39 días de 200 palestinos en 2002. Ahora sale a luz una procesión de ángeles bizantinos que durante siglos fueron los encargados de señalar a los recién llegados el pesebre, donde tradicionalmente se cree que nació Jesús, y que recuperan su esplendor en pleno siglo XXI con sus tonos dorados, verdes, rosas? Gracias al trabajo minucioso de seis años los mosaicos relucen como nuevos y vuelven a marcar la dirección a la gruta. «Cuando logremos el dinero y cerremos las obras, lo único que quedará pendiente de restaurar será esta gruta. Se trata del lugar más sagrado y en este caso serán las tres iglesias las que se encarguen de llevar adelante los trabajos, aunque siempre nos tendrán a su lado en caso de que necesiten ayuda o asesoramiento», apunta Nassar, para quien, como cristiano, es un honor inmenso poder formar parte del proyecto.
19-11-2019 | Fuente: abc.es
Violentos afines al Gobierno profanan la catedral de Managua y golpean a un sacerdote y a una monja
Simpatizantes del Gobierno del presidente Daniel Ortega agredieron este lunes a un sacerdote y a una monja en el interior de la Catedral Metropolitana de Managua, donde al menos nueve madres iniciaron una huelga de hambre por la liberación de sus hijos, denunció la Arquidiócesis de la capital nicaragüense. El sacerdote agredido, identificado como Rodolfo López, fue golpeado por «grupos violentos afines al Gobierno» que ingresaron y tomaron el control de la catedral, según una declaración pública de la entidad eclesiástica. Simpatizantes del gobierno golpean a vicario de la Catedral de Managua! pic.twitter.com/HoxIARCaSL? MICHELLE POLANCO (@Michelcomunica) November 19, 2019 La agresión ocurrió después de que el sacerdote y sor Arelys Guzmán increparan a los simpatizantes de Ortega, que respondieron con violencia golpeando al cura y a la religiosa, «quienes se encuentran bien, pero tuvieron que salir del templo para resguardarse». Profanación de la catedral En las redes sociales circulan vídeos sobre la agresión y en ellos se ve cuando un grupo de jóvenes golpea en diferentes partes del cuerpo, incluido el rostro, al sacerdote. Asimismo, la Arquidiócesis de la capital nicaragüense denunció que esta noche personas de ese mismo grupo rompieron con fuerza los candados del templo, «profanando de esta manera la Catedral Metropolitana de Managua». «Condenamos estos hechos de profanación, asedio e intimidación que no abonan a la paz y a la estabilidad del país», agregó. +++URGENTE NOTA DE PRENSA SOBRE LO QUE OCURRE EN CATEDRAL DE MANAGUA.+++ Descargar PDF: https://t.co/MjyJSFNne0 pic.twitter.com/6wAuj3T4CG? Arquidiócesismanagua (@arquimanagua) November 19, 2019 La Arquidiócesis de Managua, que dirige el cardenal Leopoldo Brenes, también pidió al presidente Ortega y a su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, que adopten acciones inmediatas para que se respeten todos los templos católicos de Nicaragua. Asimismo, demandó a la Policía Nacional que retire «sus tropas que asedian e intimidad la Catedral y nuestras parroquias». Sitio policial al templo La Catedral de Managua está cercada por centenares de agentes de la policía que cerraron las vías de acceso, aunque permitieron el ingreso de los simpatizantes de Ortega y de medios oficiales, según la misma fuente. Los seguidores de Ortega, que se identificaron como «católicos revolucionarios», protestaron contra la Iglesia Católica por acoger en sus templos a madres que hacen huelga de hambre por la liberación de sus hijos, y advirtieron de no permitirán otra Bolivia en Nicaragua. Los «católicos revolucionarios», dirigidos por Tomás Valdez, miembro de la comunidad cristiana nicaragüense San Pablo Apóstol, irrumpieron en la catedral después de que al menos nueve madres de «presos políticos» se sumaran a la huelga de hambre que 11 mujeres iniciaron la semana pasada en una parroquia de Masaya para exigir al presidente Ortega la liberación de sus hijos. Efecto Bolivia Valdez dijo que los «católicos revolucionarios» no permitirán que la oposición, junto con los sacerdotes, hagan lo que hicieron con el pueblo de Bolivia, donde, según dijo, le dieron un golpe de Estado a Evo Morales, que renunció a la presidencia del pais hace nueve días tras ser presionado por las Fuerzas Armadas para dejar el cargo. Antes de la agresión, los sandinistas entraron a la catedral en medio de gritos, consignas y portando pancartas contra los sacerdotes, a quienes tildaron de «fariseos» e «hipócritas», y los acusaron de promover la violencia y la desunión de los nicaragüenses. Al menos 20 mujeres están en huelga de hambre por la liberación de sus familiares y en protesta contra Ortega, un grupo de 11 en la parroquia San Miguel Arcángel en la ciudad de Masaya (sureste), y 9 ahora en la Casa Cural de la Catedral de Managua. Desde abril de 2018, Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos locales elevan la cifra a 651 y el Gobierno reconoce 200 y denuncia un supuesto intento de golpe de Estado.
16-11-2019 | Fuente: abc.es
Bolivia vive la jornada más fuerte desde el estallido de las protestas
Bolivia vivió este viernes la jornada más dura desde que se registran las protestas tras las elecciones del 20 de octubre, con fuertes enfrentamientos en la región de Cochabamba con un saldo de 5 muertos y 29 heridos, en medio de importantes anuncios sobre política exterior. En 26 días de manifestaciones, la situación en Bolivia se ha ido agudizando tras las elecciones en las que Evo Morales fue reelegido para un cuarto mandato consecutivo, entre denuncias de fraude que luego fueron corroboradas por un informe de la Organización de Estados Americanos, que pidió repetir esos comicios. Morales renunció a la Presidencia el pasado domingo y al día siguiente viajó a México en condición de asilado, no sin antes pedir a sus bases condenar lo que él considera un «golpe de Estado», que «se consumó» luego de que Jeanine Áñez asumiera la Presidencia interina de Bolivia. Áñez le advirtió este viernes a Morales que tiene cuentas pendientes con la Justicia si regresa a Bolivia, por un supuesto delito electoral y presuntos casos de corrupción de su Gobierno. Campo de guerra Como si se tratara de un campo de batalla, así fue el duro enfrentamiento entre grupos cocaleros del trópico de Cochabamba que por segundo día intentaron entrar en la ciudad, donde la Policía y el ejército tienen bloqueada la entrada para evitar su llegada. El representante en Cochabamba de la Defensoría del Pueblo de Bolivia, Nelson Cox, dijo a Efe que «penosamente tenemos cinco (muertos) en Sacaba», por heridas de bala. Desde el domingo ha habido «una escalada de intervenciones de las fuerzas conjuntas, policiales y de las Fuerzas Armadas que han tenido de forma desproporcional sus intervenciones», concluyó. La Policía Boliviana informó que sus agentes «fueron atacados con armamento letal y armas de fuego improvisadas en el puente Huayllani», entre las ciudades de Cochabamba y Sacaba. La nueva gobernadora del Departamento de Cochabamba, Esther Soria, señaló que se va a conformar una comisión integrada por la Iglesia Católica, la Defensoría del Pueblo y demás autoridades para instalar un diálogo con las partes en conflicto e hizo un llamado urgente a la pacificación. Evo Morales, que desde México se encuentra muy activo en sus redes sociales, condenó la represión contra los grupos cocaleros y llamó a las Fuerzas Armadas y a la Policía Boliviana a «que paren la masacre». Continúan los disturbios Miles de personas provenientes de varias provincias del departamento boliviano de La Paz marcharon nuevamente en las ciudades de La Paz y El Alto y se registraron incidentes con la Policía y el ejército que usaron gases lacrimógenos. A diario estos grupos intentan llegar a la plaza Murillo, donde queda el Palacio Quemado, antigua sede del Gobierno que la presidenta interina retomó, pues Evo Morales ejercía la Presidencia desde otro edificio contiguo en La Paz. Las Fuerzas Armadas dan apoyo a la Policía, que se vio desbordada para poder enfrentar el vandalismo y los disturbios, que en ciudades como La Paz y El Alto ha llevado a sus pobladores a «blindar» sus casas, comercios y edificios con laminas de madera y cartón. Rupturas con socios históricos En materia de política exterior, el Gobierno interino tomó fuertes decisiones que en principio rompen los lazos históricos que formó Evo Morales en sus casi 14 años de Gobierno. Bolivia rompe relaciones con el Gobierno del mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, abandona la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), de la que Morales era uno de sus líderes, e inicia los trámites para retirarse de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). La canciller interina de Bolivia, Karen Longaric, confirmó estos anuncios al señalar que «las embajadas no van a ser un punto de operación política» desde este momento. Grupos armados La presidenta interina denunció la presencia de grupos «subversivos armados» conformados por extranjeros y bolivianos con la intención de provocar daños en dependencias públicas y bloquear provisiones a las principales ciudades del país. Áñez señaló que las últimas protestas se han convertido en un «mecanismo de asfixia» para que en ciudades como La Paz comience la escasez de combustibles y de algunos alimentos, con «agresiones físicas» en dependencias estratégicas. Además, el ministro interino de Gobierno (Interior), Arturo Murillo, presentó a nueve venezolanos acusados de «sedición» por su presencia en las manifestaciones que supuestamente defendían a Morales, quienes portaban insignias e identificaciones de la Policía de Venezuela y el PSUV, el partido de Nicolás Maduro. La canciller interina confirmó también que tuvo una conversación con su homólogo de Cuba, Bruno Rodríguez, quien le señaló que retirarán del país a 725 cubanos, ante las acusaciones de que sus ciudadanos estarían vinculados con las protestas y le pidió pruebas. Finalmente, las asociaciones de Periodistas en Bolivia rechazaron la advertencia de la ministra interina de Comunicación, Roxana Lizárraga, de procesar a «pseudoperiodistas» que alienten la sedición y también condenaron que el argentino Rolando Graña haya usado el gentilicio «boliviano» como insulto.
13-11-2019 | Fuente: elpais.com
Un mexicoamericano será el máximo representante de la Iglesia católica en Estados Unidos
José Gómez, inmigrante nacido en México y arzobispo de Los Ángeles, ha sido elegido presidente de la Conferencia de Obispos estadounidense
09-11-2019 | Fuente: abc.es
Tres héroes que cambiaron el mundo
Ronald Reagan, Juan Pablo II y Margaret Thatcher fueron capaces, hace treinta años, de derribar el comunismo y dar a la libertad y a Occidente una gran victoria. La caída del Muro de Berlín, el símbolo de la prisión de los pueblos de Europa Central y del Este, fue el momento cumbre de aquella victoria. A muchos les debe de molestar sobremanera que se recuerde hogaño el reto que Occidente tenía ante sí y cómo ellos fueron capaces de plantar cara y vencer. El gran John O?Sullivan lo contó en su fascinante libro «El Presidente, el Papa y la Primera Ministra. Un trío que cambió el mundo», (Gota a Gota. Madrid, 2007). O?Sullivan explica que hasta que llegó ese trío, Occidente estaba convencido de la supuesta superioridad militar y moral de los soviéticos. Y ante ese tipo de certeza, lo más sencillo, e incluso lo más lógico, es rendirse. Pero el nuevo trío no estaba por la labor. En el arranque de la década de 1970 todos ellos estaban bien situados para llegar a los puestos que coronarían sus vidas. Pero entonces el éxito era todavía imposible porque Karol Wojtyla era demasiado católico en una Iglesia en constante rendición de sus posiciones, una Iglesia que buscaba portar un mensaje pactista y alguien que lo transmitiera, lo que sin duda no era un papel para el cardenal polaco por muy buen actor que fuera; Thatcher era demasiado conservadora en un partido al que Edward Heath había dejado muy alejado de sus posiciones naturales y Ronald Reagan era demasiado americano. O sea, era lo peor que se podía ser para la izquierda europea. Pero el 11 de febrero de 1975 Thatcher asumía la jefatura del Partido Conservador y de la oposición al Gobierno laborista de Harold Wilson. Y el 20 de noviembre de 1975 -de todos los días que tuvo la década, ése tuvo que ser- el ex gobernador californiano Ronald Reagan anunciaba en el diario británico «The Daily Telegraph» su intención de luchar por la Presidencia de los Estados Unidos. La URSS y la sombra de Agca En cinco años el trío decisivo estaría en el poder: Juan Pablo II fue elegido en octubre de 1978, Thatcher en mayo de 1979 y Reagan en noviembre de 1980. Resultó ser una conjunción arrolladora. El 2 de octubre de 1979, Juan Pablo II denunciaba en la ONU la condición de ciudadanos de segunda categoría que se imponía en la URSS a los creyentes. Seis semanas después, el secretariado del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS) aprobaba un documento titulado «Decisión de trabajar contra las políticas del Vaticano en relación con los Estados Socialistas» en el que se urgía al Ministerio de Exteriores a «entrar en contacto con los grupos de la Iglesia católica que trabajan por la paz» y explicarles «las políticas de la Unión Soviética a favor de la paz mundial». Al mismo tiempo se urgía al KGB a emplear «canales especiales» para mostrar que «la jefatura del nuevo Papa, Juan Pablo II, es peligrosa para la Iglesia católica». El documento, redactado por Yuri Andropov, futuro secretario general del PCUS, llevaba el aval de dos firmas importantes: Konstantin Chernenko y Mijail Gorbachov. Ambos llegaron al mismo cargo que Andropov. Recuérdese el auge de los movimientos pacifistas europeos de la década de 1980 y el prominente papel jugado en ellos por algunos activistas «católicos». Y sería pura casualidad, pero dos semanas después de la firma de ese documento, Mehmet Alí Agca huía de una prisión turca, rumbo a su objetivo criminal en la plaza de San Pedro. El documento del Comité Central demuestra qué pronto se dieron cuenta del calibre de la amenaza. La izquierda europea se embarcó en una campaña pacifista que sólo podía beneficiar a los soviéticos. Reagan, respaldado por Thatcher, se involucró en la Iniciativa de Defensa Estratégica -vulgo «Guerra de las Galaxias»- que acabaría por quebrar a una URSS que no podía ocultar por más tiempo su ruina económica. La IDE fue denunciada incluso por muchos obispos, mas nunca por Juan Pablo II. Durante años, una vez al trimestre, el Papa recibía a un embajador volante del presidente Reagan: el ex director adjunto de la CIA y católico de profundas raíces Vernon A. Walters. Walters me contó en mi casa, en largas horas de diálogo, cómo enseñaba al Pontífice multitud de documentos, fotografías de satélites y pruebas variadas de los movimientos de tropas soviéticas, de sus silos de misiles secretos.. de la amenaza de aniquilación de Occidente, pues para eso tenían esas armas. Aquel papel jugado por el enviado de Reagan logró que Juan Pablo II nunca levantara la voz contra esa «carrera armamentista» y nosotros nunca más hemos oído justificar sus posiciones a las voces muy autorizadas que aseguraban que Reagan y Thatcher nos llevaban al holocausto nuclear. Creadas las condiciones adecuadas, el sistema al que combatieron Juan Pablo II, Reagan y Thatcher se desmoronó con rapidez. En la primavera de 1989 la población de la República Democrática de Alemania se manifiesta cada vez con más frecuencia y algunos empiezan a planificar activamente su marcha de la RDA. Tras la celebración de las elecciones europeas de junio el eurodiputado Otto de Habsburgo, presidente de la Unión Paneuropea y Príncipe Heredero del Reino de Hungría, decide organizar un «picnic paneuropeo» en la frontera entre Austria y Hungría, en Sopron. Se fija la fecha del 19 de agosto de 1989, víspera de la fiesta nacional. La noticia del «picnic» corrió como la pólvora entre los alemanes que estaban buscando una forma de salir de su prisión. Cientos de ellos comparecen en Sopron. Una hija de Otto de Habsburgo, la Archiduquesa Walburga, corta con cizallas la alambrada de la frontera y 661 refugiados de la RDA cruzan a Austria. Desde ese día ya fue imposible frenar el goteo de alemanes que huía a la libertad de Occidente. Confrontada la URSS con gestos como el de Sopron, pero sobre todo con la seguridad que exudaban los Estados Unidos y el Reino Unido, todos los compromisos de Brezhnev con el Tercer Mundo quedaron cancelados entre 1988 y 1992. Gorbachov ya no pudo impedir la caída del Muro de Berlín que él no deseaba. En su despedida de la Casa Blanca en enero de 1989, Reagan evocó su Presidencia como un empeño conjunto con el pueblo americano para salvaguardar Estados Unidos como «la ciudad iluminada sobre una colina»: «Amigos, lo hicimos. No sólo estábamos ganando tiempo. Creamos una diferencia. Hicimos a la ciudad más fuerte. Hicimos a la ciudad más libre. Y la dejamos en buenas manos. En resumen, no está mal. No está nada mal. Así pues, adiós».
1
...