Infortelecom

Noticias de ideologias

24-04-2022 | Fuente: abc.es
«Es un gran error pensar que Putin no ambiciona ir más allá de Ucrania»
David contra Goliat. Así se puede resumir la narrativa imperante a nivel mundial para describir lo que le ha sucedido a Rusia en su intento de invadir Ucrania. Más aún si se dan por buenas las cifras que ofrece el gobierno de Kiev, que reconoce unos 3.000 militares fallecidos entre sus filas frente a más de 20.000 en el bando de Moscú. Yuriy Sak, teniente, consejero del ministro de Defensa y portavoz de ese ministerio, asegura en una entrevista con ABC que son «estimaciones bastante fiables», y recuerda que en la guerra «siempre son los atacantes quienes sufren el mayor número de bajas». Pone como ejemplo el sitio de Mariúpol: «La superioridad militar rusa es abrumadora y, sin embargo, un pequeño grupo de soldados logran mantener su posición. Continúan matando a los rusos y destrozando sus tanques». Sak añade que, para que una invasión resulte exitosa, «los atacantes necesitan al menos una superioridad numérica de cinco a uno, una proporción que se traslada también a las cifras de muertos». Sobre el terreno, es evidente que Rusia ha sufrido grandes pérdidas. Los alrededores de Kiev están plagados de tanques, blindados y cuerpos de sus soldados. «Claro que Putin no quiere reconocerlo y prefiere dejar a las madres sin los cuerpos de sus hijos que reconocer las bajas», señala Sak. Pero la retirada de los rusos también ha revelado el horror que la población civil ha sufrido bajo su ocupación. Las fosas comunes de Bucha y la devastación de localidades como Borodianka han helado la sangre del mundo. Y la batalla no ha acabado, solo se ha trasladado al este, a la región rusoparlante del Donbás. Y, allí, Vladimir Putin tiene más ventaja porque se puede aprovisionar con más facilidad. ?Hasta ahora han conseguido repeler su invasión. ¿Cuáles han sido las claves de este éxito militar inicial de Ucrania? ?Para responder a esta pregunta tenemos que remontarnos a 2014, cuando Rusia inició la invasión de nuestro país y se anexionó Crimea. Porque, desde entonces, nuestras tropas se han ido preparando para una agresión a mayor escala, tanto desde el punto de vista psicológico como militar. El Ejército ha llevado a cabo una transformación considerable. Se ha modernizado, está muy motivado y ahora tiene experiencia de combate. Nuestros aliados de la OTAN han entrenado a los soldados y les han proporcionado armamento avanzado. Por eso, el 24 de febrero -cuando Rusia inició su 'operación militar especial'- el ejército ucraniano no era el mismo que hace ocho años, cuando estalló la guerra en el Donbás. Rusia ha infravalorado esta modernización. Y también muchos otros países que no creyeron posible que resistiésemos tanto. ?Tampoco se esperaba gran cosa de su presidente, Volodimir Zelensky, cuya imagen estaba muy ligada a su pasado como actor cómico. ?Tenemos informes que revelan cómo muchos en Occidente creyeron que huiría, que se marcharía del país. Y creo que Putin también lo esperaba. Rusia acumuló tropas en la frontera y en Bielorrusia, y pensó que eso amedrentaría a nuestros líderes políticos y militares. Pero se ha demostrado que estaba equivocado. ?En parte gracias al envío de armamento más avanzado que el ruso. ?Sí. Como los misiles Harpoon y Starstreak del Reino Unido, las jabalinas antitanque de Estados Unidos, o los Stinger que recibimos de diferentes países incluso antes de que comenzase la guerra. Han sido muy efectivos para provocar grandes pérdidas entre las filas rusas, pero sirven de poco si no hay un ejército motivado que las utilice. Fue cuando Putin vio que se la atragantaba la invasión terrestre cuando cambió de táctica y comenzó a lanzar todos los misiles a su alcance. ?¿Dio usted credibilidad a las advertencias de Estados Unidos que anunciaban la invasión y que gran parte del mundo desoyó? ?Lógicamente, nosotros recibíamos detallados informes de Inteligencia sobre los planes de Rusia para lanzar una invasión. Reconozco que todos teníamos la esperanza de que no se materializasen, de que la presión internacional y las repercusiones económicas lo evitasen, pero la experiencia anterior nos hizo tomar la amenaza en serio. En 2014, el mundo tampoco creyó que Rusia fuese a invadir Crimea y lo hizo. Ahora está amenazando a Finlandia y a los estados bálticos, y su maquinaria de propaganda, que transmite las opiniones que el Kremlin no se atreve a verbalizar en público, demuestra que esta guerra no acabará en Ucrania, salvo que estemos bien armados y protejamos así el futuro de Europa. ?Ahora la mayoría tampoco cree que Putin vaya a poner la diana más allá de Ucrania. ¿Cree que es otro error? ?Es un gran error pensar que Putin no ambiciona ir más allá. Hay que rebobinar un poco y analizar discursos como el que pronunció en diciembre de 2021, en el que lanzó un ultimátum a Occidente para que la OTAN se replegase al territorio que ocupaba antes de 1991. Eso quiere decir que muchos países, como Polonia o Hungría, no deberían pertenecer a la Alianza. Es un error pensar que Putin no está muy loco. Y lo que está haciendo en Ucrania prueba que es una persona completamente desconectada de la realidad. Y con gente como él no funciona el diálogo. De hecho, me recuerda a lo que sucedió cuando los líderes europeos trataron de apaciguar a Hitler antes de que invadiese Polonia. ?Menciona a Hitler, y muchos les acusan a ustedes de ser nazis. ¿Qué tratamiento están dando a los soldados rusos capturados y muertos? ?No es exactamente mi campo, pero le puedo asegurar que las fuerzas armadas de Ucrania están dispensando al enemigo un tratamiento acorde al que recogen la Convención de Ginebra y la legislación internacional. De hecho, hemos estado demandando a la parte rusa que haga lo mismo y que intercambie prisioneros y fallecidos para darles tratamiento médico y un funeral digno. Pero como Rusia rehúsa dar a conocer las cifras oficiales de bajas, prefiere listar a los caídos como desaparecidos en vez de dedicarles funerales masivos que dejarían en evidencia su fracaso. ?Pero también hemos visto vídeos de soldados ucranianos disparando en la pierna a rusos. ?Estamos en una guerra en la que se producen combates cruentos y no todo se puede controlar, pero los soldados ucranianos están respetando las normas de la guerra, y las autoridades están incluso invitando a investigadores extranjeros para documentar los crímenes de guerra ?España enviará un grupo de casi 40 expertos? y recabar pruebas para la Corte Penal Internacional. No tenemos un doble rasero ni nada que esconder. ?El armamento es un punto de fricción importante con sus aliados. ¿Están recibiendo suficientes de las potencias occidentales? ¿Qué les hace falta? ?Sí, es el mayor desafío, tanto a nivel militar como político. Desde el primer día estamos tratando de hacer llegar un mensaje sencillo: necesitamos armamento pesado. Tanques, blindados, cazas. Cada día de retraso provoca la muerte de civiles y la destrucción de ciudades. En su día reclamamos una zona de exclusión aérea sobre Ucrania, y rápido se hizo evidente que no iba a suceder. Así que dijimos, vale, lo haremos nosotros, pero enviadnos las herramientas para lograrlo. Estamos agradecidos por la ayuda que recibimos, pero es insuficiente. ?Países como España han incrementado los envíos de armamento? ?Afortunadamente, esta semana las cosas han comenzado a cambiar y empezamos a recibir este armamento, que marca un punto de inflexión. Porque no es lo mismo tener que estar a 700 metros para destruir un carro de combate con una jabalina que hacerlo con artillería a 30 kilómetros. Esto cambia por completo la dinámica del combate y reduce nuestras bajas. Necesitamos más tanques y, sobre todo, cazas. Porque, si bien estamos haciendo un gran trabajo en el ámbito terrestre, la superioridad aérea todavía es rusa. Para ser más eficientes, necesitamos aviones de guerra. También hacen falta misiles para destruir los cruceros desde los que nos atacan. Cuanto antes tome Occidente la decisión de enviarlos, más vidas se salvarán y antes recuperaremos la paz en Europa. No es cuestión de semanas, los necesitamos ya. Todo lo que llega va directamente al frente, donde se utiliza de inmediato. Y, como dijo el presidente Zelensky, si hubiésemos tenido este armamento antes, no estaríamos viendo ahora la tragedia de ciudades como Mariúpol o Kharkiv. ?Pero ¿entiende usted las implicaciones de lo que demanda y por qué la OTAN no quiere involucrarse de una forma más directa? ?Si Ucrania hubiese sido aceptada como miembro antes, esta guerra no habría tenido lugar. Desafortunadamente, no ha sucedido ni siquiera habiendo incluido en nuestra Constitución que entrar en la OTAN es una parte vital de nuestra estrategia internacional. Pero entiendo que, al enfrentarse con un enemigo tan impredecible como Putin, la OTAN actúa con dificultad porque no es un país sino una organización formada por países de ideologías e intereses geopolíticos muy diferentes. Así es difícil alcanzar la unanimidad requerida para actuar. También entiendo que haya quienes quieren evitar la Tercera Guerra Mundial a toda costa, y el presidente Biden ya ha dejado claro que sus tropas no van a entrar en Ucrania. En cualquier caso, no es descartable que Rusia acabe atacando Polonia, por ejemplo, y se tenga que invocar el artículo 5 -que supondría declarar la guerra al atacante-. ?¿Cuánto tiempo cree que pueden resistir en el este? ?Nosotros estamos convencidos de que vamos a ganar esta guerra, la única incógnita es a qué precio. Precio humano, pero también de destrucción. En manos de nuestros aliados está la duración del conflicto y, por lo tanto, el grado de devastación. Deben dejar de procrastinar y actuar ya. ?Hay muchos rumores sobre la posibilidad de que Putin dé por concluida la operación el próximo día 9 -Día de la Victoria-. ¿Lo cree posible? ?Creemos que, en efecto, el Kremlin desea celebrar esa jornada con algún tipo de victoria. Pero lo cierto es que, en casi dos meses de guerra, no ha sido capaz de anotarse ninguna. De ahí que esté destinando todos sus recursos al este, en una segunda fase de la invasión en la que está utilizando bombarderos estratégicos que llevan el combate a otro nivel. Estamos repeliendo estos ataques y hay lugares en los que incluso lanzamos contraataques y recuperamos territorios antes perdidos. Así que Rusia sigue muy lejos del éxito. Y, si recibimos ese armamento pesado, les fastidiaremos el Día de la Victoria.
20-04-2022 | Fuente: abc.es
Los franceses, ante la segunda vuelta: «Me disgusta votar a Macron, pero no quiero que gane Le Pen»
A pocos días de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, los sondeos siguen otorgando la victoria al presidente de Francia, Emmanuel Macron, que según las encuestas volverá a derrotar a su adversaria y candidata de Agrupación Nacional, Marine Le Pen. A pesar de la inminente cita en las urnas, las calles de París parecían ayer muy ajenas a la votación del domingo, concurridas por el buen tiempo y el ajetreo más animado de un día de primavera. Sentadas en un banco frente a los muros del cementerio de Montparnasse, Alina y Delia, de 16 años, compartían con este periódico su certeza de que Macron va a volver al Elíseo, «porque muchas personas están de su lado». «Creo que las elecciones están trucadas», apuntaba Delia, sin aportar más detalles sobre su sorprendente afirmación. Según una encuesta del Ifop para la Fundación Reboot, un 14 por ciento de los franceses piensa que los resultados de los comicios van a ser manipulados, una idea a la que sobre todo dan crédito los votantes de Le Pen (30 por ciento) y Zemmour (29 por ciento). Un poco más adelante, en la intersección del bulevar Montparnasse con el bulevar Raspail, Mimouna, una estudiante de 21 años, tampoco se mostraba demasiado entusiasmada. «Es la primera vez que voto en las presidenciales y estoy disgustada por haberlo hecho por Macron, pero es que no podía por la extrema derecha», se lamentaba. «Tengo fe en los franceses y espero que no quieran de presidenta a Le Pen», añadía con inquietud. «Como será su último mandato, Macron se va a relajar, y temo por los pobres o por la ecología. Se hace pasar por el presidente de los jóvenes y sabe que el medio ambiente es un asunto muy importante para nosotros». División por edades De hecho, Macron tiene la certeza de que su conexión con los jóvenes funciona con intermitencias. Según los sondeos del Ifop, el 51 por ciento de los franceses entre 18 y 34 años votaron por Le Pen en la primera vuelta, mientras que el presidente contó con el 51 por ciento de las papeletas de los votantes entre 50 y 69 años, como recordaba recientemente el corresponsal de ABC Juan Pedro Quiñonero. «Creo que los dos candidatos tienen el mismo perfil, aunque sus ideologías sean diferentes», comenta Kevin, de 31 años Quizá la experiencia anime a la cautela. Después de despedir a Mimoune y apenas cruzando la calle, Elianne, de 75 años, y Anne Marie, de 86, interrumpían su charla para atender a este periódico. «La desaparición de Los Republicanos y el Partido Socialista es muy triste, porque en ambos partidos había valores», reflexionaba Elianne, sobre el declive de las formaciones que hasta ahora habían articulado la vida política de la Quinta República. «He votado a Macron, que espero que sepa despertar ilusión», comentaba Anne Marie. «Los franceses son muy difíciles», concluía, mientras su amiga sonreía con un gesto divertido. Ya en la rue Daguerre, Kevin, de 31 años, también pensaba que Macron va a ganar el domingo, lo que sobre todo le despertaba un sentimiento de indiferencia. «Creo que los dos candidatos tienen el mismo perfil, aunque sus ideologías sean diferentes», reflexionaba, sin un ápice de ilusión ante los candidatos al Elíseo. Como una sombra, el voto en blanco y la abstención sobrevuelan las urnas. Antes de la votación, la siguiente gran cita se celebra este miércoles, con el debate televisado entre Macron y Le Pen.
10-04-2022 | Fuente: as.com
¿Qué ideología tiene Macron con 'En Marche!' y cuál era su profesión antes de ser político?
El actual presidente francés se define como un político ?ni de izquierdas ni de derechas?, pero los expertos sitúan sus políticas en ideologías de derecha.
12-03-2022 | Fuente: abc.es
Arabia Saudí ejecuta a 81 personas en un día por delitos de «terrorismo»
Arabia Saudita ejecutó a 81 personas en un día por diversos delitos ligados al «terrorismo», superando el número total de ejecuciones de 2021 en ese país del Golfo. La agencia oficial de prensa (SPA) dijo que los condenados «son culpables de cometer múltiples crímenes atroces» y estaban vinculados al«Estado Islámico, Al Qaida, fuerzas rebeldes hutíes de Yemen y otras organizaciones terroristas» Los ejecutados habían estado planeando ataques en el reino, como la muerte de «un gran número» de civiles y miembros de las fuerzas de seguridad, detalla el comunicado de la SPA. «También incluyen condenas por atacar al personal del gobierno y lugares económicos vitales, matar a fuerzas de seguridad y mutilar sus cuerpos, y plantar minas terrestres para atacar vehículos policiales», indicó la agencia. Entre las sentencias figuran «delitos de secuestro, tortura, violación, contrabando de armas y bombas al reino», agregó. De los 81 ajusticiados, 73 eran ciudadanos sauditas; siete, de Yemen; y uno, de Siria. La SPA explicó que los condenados fueron juzgados en tribunales de Arabia Saudita, en juicios separados a cargo de 13 jueces. «El reino continuará adaptando una postura estricta e inquebrantable contra el terrorismo y las ideologías extremistas que amenazan la estabilidad», prosiguió. Este país del Golfo es uno de los que más personas ejecutan en el mundo e, incluso, ha llevado a cabo sentencias de muerte por decapitación. Arabia Saudita sufre una serie de atentados mortales desde finales de 2014 reivindicados por el grupo Estado Islámico. Además, el país del Golfo también lidera una coalición militar que ha estado luchando en Yemen desde 2015 para apoyar al gobierno contra los rebeldes hutíes respaldados por Irán y que ha lanzado ataques en el reino. El anuncio realizado este sábado de 81 ejecuciones en un sólo día supera la cifra total en todo el 2021: 69. En la actualidad, alrededor de 50 países del globo siguen aplicando la pena de muerte. En 2020, el 88% de las 483 ejecuciones denunciadas tuvo lugar en sólo cuatro países: Irán, con 246; Egipto, 107; Irak, 45; y Arabia Saudita, 27, según Amnistía Internacional. Las ejecuciones del sábado se notificaron un día después de la liberación del bloguero saudí y activista de derechos humanos Raif Badawi, que había sido condenado a diez años de prisión y a 1.000 latigazos acusado de insultar al Islam. Sin embargo, Badawi, que sólo recibió 50 azotes antes de que detuvieran el castigo por clamor mundial, tiene prohibido abandonar Arabia Saudita durante los próximos diez años. De esta manera, Badawi no podrá reunirse con su esposa Ensaf Haidar y sus tres hijos en Canadá, donde huyeron tras el arresto.
13-02-2022 | Fuente: abc.es
Un hombre de centro que tiende puentes
Las carreras políticas suelen pasar por un momento definitorio, que sella su legado al tiempo que hace avanzar la historia por determinado camino. Y ese momento aparece a menudo destilado en una sola frase, como el «whatever it takes» de Mario Draghi, sobre la que todavía hoy se sostiene la liquidez de los periféricos europeos, o «la solidaridad y la responsabilidad son las dos caras de una misma moneda» de Merkel, que mantuvo a la UE en la senda de las reformas estructurales durante la penúltima crisis. El momento definitorio de la carrera de Frank-Walter Steinmier, que este domingo ha sido reelegido como presidente de Alemania para el próximo lustro, tuvo lugar en noviembre de 2017. Merkel había ganado por cuarta vez las elecciones pero no lograba formar gobierno. Legislatura tras legislatura, la canciller alemana había ido fagocitando el perfil político de sus socios, que se hundían después en las urnas, y nadie quería pactar con ella. Fue entonces cuando Steinmeier pronunció su frase: «El encargo de formar gobierno es el más alto mandato que reciben los partidos políticos». Su partido, el socialdemócrata, entendió que estaba siendo llamado a un sacrificio propiciatorio. Dejar gobernar a Merkel en minoría significaba inestabilidad y debilidad para Alemania. Y aquella última gran coalición no solamente reforzó a Alemania ante el mundo, sino que terminó convirtiendo al SPD, por entonces en coma y con un resultado electoral del 20%, en la primera fuerza política alemana de la era postMerkel. Este es también el momento que explica por qué Steinmeier, en la votación que se ha producido hoy en la Asamblea Federal, cuenta con el apoyo de los tres partidos que forman la actual coalición de gobierno (socialdemócratas, liberales y verdes) y también de la oposición conservadora CDU/CSU. La Asamblea Federal alemana se reúne solamente para elegir al presidente. Está formada por los 736 diputados del Budenstag, otros 736 representantes de los Bundesländer y entre ellos hay, no solamente políticos, sino también personalidades de la cultura, los movimientos civiles y el deporte. El consenso ha sido tan amplio a favor de Steinmeier que el resto de candidatos han sido presentados solamente para cumplir con la burocracia y con carácter simbólico. Los Verdes han nominado a la actriz Sibel Kekilli, un guiño a la cultura. La Izquierda ha presentado a un médico y experto en pobreza, Gerhard Trabert, mientras que la derecha populista de AfD propone a Max Otte, un economista que milita en la CDU, y Freie Wäler (Electores Libres) a una política local de Brandemburgo, la Alemania vacía, Stefanie Gebauer. Ninguno de ellos tiene posibilidades. «El gran tema de Steinmeier, el que imprime carácter a su Presidencia, es que la democracia y la libertad no es algo que se pueda dar por sentado», señala la politóloga Andrea Römmele Sus pies políticos están anclados con fuerza al centro, pero ha sabido ejercer su cargo hasta ahora muy por encima de ideologías y, sobre todo, de partidismos Lo cierto es que, en su primera elección en 2016, Steinmeier ya contó con un gran consenso en torno a su persona. Tanto fue así que la CDU/CSU no presentó candidato para poder votar a su favor. «Una señal de estabilidad en tiempos inciertos», presentó Merkel la jugada, Con Trump en la Casa Blanca, AfD en el parlamento alemán y gobiernos de tintes populistas en Polonia y en Hungría. «El gran tema de Steinmeier, el que imprime carácter a su Presidencia, es que la democracia y la libertad no es algo que se pueda dar por sentado», señala la politóloga Andrea Römmele, «hace valer la responsabilidad política en manos de los partidos y pivota desde el centro, siempre en defensa de una Alemania fuerte». «Es un gran constructor de puentes», destaca Römmele, y se refiere a lo que se ha convertido ya en una firme tradición en el Palacio de Bellevue, la «mesa café» del presidente, en la que regularmente y en torno a una taza humeante, sienta a dialogar a antivacunas con científicos, maestros con empresarios, inquilinos con propietarios, ecologistas con parados.. Durante la pandemia, estas reuniones se tornaron virtuales y fueron retransmitidas en abierto en Internet, lo que ha valido para reforzar su perfil de amalgamador de unidad nacional. Los pies políticos de Steinmeier están anclados con fuerza al centro, pero ha sabido ejercer su cargo hasta ahora muy por encima de ideologías y, sobre todo, por encima de partidismos. Pero la pandemia ha puesto duramente a prueba su capacidad de mantener unida a Alemania. Solo un 19% de los alemanes, en una encuesta de Civey, cree que Steinmeier ha evitado la polarización en torno a las restricciones y el 37% se pregunta ahora si su oficina de representación es prescindible. Es su asignatura pendiente. «Steinmeier es un factor de estabilidad en este país (?) una roca algo aburrida en medio de las olas de la tormenta», juzga Stefan Aust, editor de Die Welt, que publica esa encuesta, «tenemos la suerte de que anunció su voluntad de postularse nuevamente para el cargo de forma temprana, impidiendo que la Presidencia Federal entrara en la campaña electoral como parte de una jugada de póquer político». Aust analiza las alternativas a su continuidad y concluye que «todo esto fue impedido por la voluntad de Frank Steinmeier de postularse para el cargo y solo por eso merece todos los votos».
13-02-2022 | Fuente: abc.es
El Daesh busca un nuevo líder ante la ausencia de figuras conocidas en su núcleo duro
La muerte del líder de Estado Islámico, Abú Ibrahim al Hashimi al Quraishi, en una operación llevada a cabo por las fuerzas especiales de Estados Unidos en la provincia siria de Idlib (noroeste) ha sumido al grupo yihadista en un nuevo proceso para elegir quién encabezará la red, si bien la presión militar internacional ha reducido el círculo de confianza del que podría salir el nuevo dirigente terrorista. Al Hashimi, quien fue nombrado tras la muerte de octubre de 2019 del 'califa' del grupo, Abú Bakr al Bagdadi -también en una operación estadounidense en Idlib-, estuvo poco más de dos años al frente del grupo, periodo en el que no realizó declaraciones ni participó en actos públicos. La muerte de Al Hashimi genera dudas sobre la capacidad organizativa de Estado Islámico de reagruparse y nombrar a un líder con las credenciales militares y religiosas de los anteriores jefes de la organización terrorista, que tuvieron una especial relevancia en sus capacidades de reclutamiento. The Soufan Center, el centro de estudios que dirige el exagente del FBI Ali Soufan, ha resaltado que «ante el surgimiento de filiales descentralizadas y ramas en África y el sur de Asia, cómo afecte esto a sus operaciones e ideologías definirá la violencia y el conflicto en muchos lugares clave». «Si el núcleo de Estado Islámico es incapaz de comunicarse con sus ramas regionales, grupos como Estado Islámico en África Central (ISCA), Estado Islámico en África Occidental (ISWA) y Estado Islámico Provincia de Jorasán (ISKP) podrían centrarse más en asuntos locales o provinciales», ha explicado. En este sentido, Hassan Hassan, experto en yihadismo y redactor jefe de la revista 'New Lines Magazine', ha apuntado a la especial relevancia de la red conocida como 'qaradish', que aglutina al principal núcleo central y fundacional de Estado Islámico, socavada durante los últimos años de lucha antiterrorista. Hassan ha incidido en que el grupo ya nombró a Al Hashimi como líder a pesar de no pertenecer a una comunidad árabe --si bien Estado Islámico aseguró que pertenecía a la tribu de los coraichitas, de la que era miembro el profeta Mahoma--, en una muestra del debilitamiento de la organización. El nombramiento tuvo lugar después de que el principal favorito para suceder a Al Baghdadi, Abu Alí al Anbari, con una posición cimentada en el movimiento yihadista internacional, muriera en un bombardeo estadounidense en 2018, privando al 'califa' de su entonces mano derecha. Al Hashimi fue además diferente a los anteriores líderes debido a que era una figura prácticamente desconocida, en contraste con Al Baghdadi o el yihadista jordano Abú Musab al Zarqaui, quien fundó en 2004 Al Qaeda en Irak (AQI), del que surgiría posteriormente Estado Islámico. Pese a ello, Hassan ha destacado que los servicios de Inteligencia identificaron rápidamente a Al Hashimi y lograron determinar su paradero, a pesar de no haber aparecido en público o emitido comunicados, algo que habitualmente ha servido para localizar a los sospechosos. De esta forma, ha dicho que esto fue en parte posible «debido a que el número de candidatos para el Estado Islámico post-califato era extremadamente pequeño», antes de agregar que el hecho de que Al Bagdadi y Al Hashimi estuvieran escondidos en Siria demuestra su frágil situación en Irak. «Agreguen a estos problemas internos una serie de factores que benefician a sus enemigos, incluida la creciente fortaleza de grupos rivales y gobiernos y el debilitamiento del movimiento yihadista internacional, y queda claro que las posibilidades de recuperación de la organización son escasas», ha argüido. Los desafíos de un perfil bajo En esta línea, Colin Clarke, investigador de The Soufan Center, ha dicho que la muerte de Al Hashimi "es un varapalo para Estado Islámico, especialmente si su sustituto es otro operativo de bajo perfil, en lugar de una celebridad visible como Al Bagdadi". «Los líderes menos conocidos habitualmente tienen problemas para inspirar a nuevos seguidores y generar una propaganda que resuene entre potenciales reclutas», ha dicho, si bien ha advertido de que «dada la histórica resiliencia de Estado Islámico, hay pocos motivos para creer que el golpe será el mazazo mortal que Estados Unidos desea». Clarke, en un artículo de opinión publicado en 'Politico', ha resaltado que el reemplazo del líder de Estado Islámico «probablemente será un desafío» para el grupo, «especialmente si el nuevo líder no es alguien con una reputación que iguale a la de los anteriores cabecillas yihadistas, como Al Bagdadi y Al Zarqaui». «La sucesión presenta a los grupos terroristas con decisiones difíciles. Los líderes carismáticos y de alto perfil pueden ser efectivos a la hora de reclutar, pero también presentan objetivos atractivos a los esfuerzos antiterroristas», ha explicado. De esta forma, ha recordado que "las transiciones de liderazgo crean además el riesgo de diferencias entre comandantes destacados, abriendo tensiones de larga duración entre facciones que se encuentran en competencia interna", lo que abriría un nuevo frente de crisis para la organización yihadista. Por contra, Ben Connable ha apuntado en un artículo para el 'think tank' Atlantic Council que la muerte de Al Hashimi «es irrelevante para el esfuerzo general de disuadir y derrotar a los grupos terroristas en el mundo». «No ha dado un 'duro golpe' a Estado Islámico (..) porque no es el tipo de organización que pierde el paso cuando su líder es eliminado», ha argüido, antes de recordar que el grupo «funciona como una organización paraguas para muchas organizaciones regionales semiindependientes y a nivel de país». Reorganizaciones pasadas En este sentido, ha dicho que George W. Bush afirmó tras el anuncio de la muerte de Al Zarqaui que se trataba de «un duro golpe» para Al Qaida, mientras que sobre el terreno fue reemplazado y se registró un «significativo aumento» de la violencia en Irak. Connable ha sostenido que Donald Trump describió a Al Baghdadi como «el importante» tras su muerte, si bien Al Hashimi ha encabezado un proceso de reestructuración que llevó a la «expansión» del grupo yihadista a nivel mundial, con un mayor número de combatientes a finales de 2021 que en cualquier momento de las últimas dos décadas, según datos del Wilson Center. «En lugar de vacilar, Estado Islámico probablemente continuará recuperándose de su derrota operacional en Siria e Irak. Expandirá sus operaciones en Afganistán (..) y seguirá socavando la estabilidad con ataques terroristas en Europa, África Asia e incluso América Latina y Estados Unidos», ha reseñado. Pese a todo ello, la coalición internacional contra Estado Islámico ha resaltado esta semana que la muerte de Al Hashimi «es otro golpe significativo» a la organización y ha recalcado que «sigue comprometida a lograr una derrota duradera» del grupo. «Nosotros, como coalición, mantendremos la presión necesaria para evitar cualquier intento de Estado Islámico de reconstituirse o recuperar y mantener territorio en Siria e Irak», ha dicho, ante el repunte de los ataques del grupo durante los últimos meses, incluid el perpetrado en enero contra una cárcel en la provincia siria de Hasaka (noreste) gestionada por las autoridades kurdas, en un intento por tomar las instalaciones y liberar a miles de reos. Por ello, la coalición ha subrayado que «la derrota duradera de Estado Islámico en Siria e Irak» sigue siendo su «principal prioridad». «Seguiremos usando la experiencia de la coalición para hacer frente a las ramas y redes globales de Estado Islámico y llevando a sus miembros ante la justicia. Usaremos todas las herramientas disponibles en la búsqueda de este objetivo y no descansaremos hasta que Estado Islámico deje de constituir una amenaza», ha remachado.
11-02-2022 | Fuente: abc.es
Bolsonaro condena el nazismo ante las presiones de las comunidades judía y evangélica de Brasil
El despido de dos comunicadores por apología al nazismo esta semana en Brasil levantó una polémica que cobró una respuesta del presidente brasileño, el ultraderechista Jair Bolsonaro, sobre el asunto, a veces tratado por él con ambigüedad. Bolsonaro, que se eligió con el apoyo de un sector de la comunidad judía en Brasil, tardó casi dos días, pero finalmente rechazó claramente el nazismo. «La ideología nazi debe ser repudiada de manera incondicional y permanente, sin concesiones que permitan su florecimiento», escribió Bolsonaro en su cuenta de Twitter la noche del miércoles, casi dos días después del comentario del youtuber, y tras las presiones para que tomase una posición. La polémica estalló cuando el youtuber Bruno Aiub, apodado Monark, defendió la existencia de un partido nazista, con la participación del diputado Kim Kataguiri, del partido Demócratas, que se manifestó de forma ambigua sobre el tema. «Creo que tendría que haber un partido nazi reconocido por la ley», dijo Monark durante su programa en YouTube, uno de los más asistidos de Brasil, con 3,6 millones de suscriptores en YouTube. «Si alguien quiere ser antijudío, creo que tiene derecho a serlo», completó. Monark pidió disculpas públicas afirmando que estaba embriagado, pero no evitó su despido, además de perder patrocinios. Perseguir el nazismo y el comunismo Horas más tarde, partidos, de izquierda y de derecha pidieron la destitución de Kataguiri, un joven diputado que fue una de las revelaciones políticas en las protestas anticorrupción contra el Partido de los Trabajadores (PT), en 2013. Las mociones de censura llegaron del PT, y del hijo del presidente, el diputado Eduardo Bolsonaro, opuestos entre sí y adversarios del diputado. El Fiscal General de la República, Augusto Aras, abrió un proceso de investigación por crimen de «apología de nazismo» contra Monark y Kataguiri. El mismo día en la noche, un comentarista de la cadena Jovem Pan, Adrilles Jorge, también fue despedido por terminar el programa haciendo un saludo nazista. En su declaración, que no cita directamente los casos de Monark y Jorge, Bolsonaro también habló del comunismo. «Es nuestro deseo, incluso, que otras organizaciones que promueven ideologías que predican el antisemitismo, la división de las personas en razas o clases, y que además han aniquilado a millones de inocentes en todo el mundo, como el comunismo, sean alcanzadas y combatidas por nuestras leyes», continuó el mandatario. También en Twitter, su hijo Eduardo, recordó un proyecto de ley que presentó el año pasado para criminalizar el nazismo y el comunismo, diciendo que ambas doctrinas «generan genocidios». En Brasil el Partido Comunista (PCdoB) existe desde 1922, y tiene actualmente 46 alcaldes y 8 diputados. Las polémicas de Bolsonaro con el nazismo El tema del nazismo es delicado para Bolsonaro que tiene apoyos entre entre grupos judíos brasileños y especialmente entre los evangélicos neopentecostales que consideran el Estado de Israel, fundado en 1948, la sustitución del pueblo electo por Dios en el Antiguo Testamento. Estas iglesias, que usan la bandera de Israel entre sus símbolos, apoyan, como Bolsonaro el traslado de la embajada brasileña de Tel-Aviv a Jerusalén, ciudad disputada por judíos y palestinos. Con cerca de 50 representantes en el Congreso, estas iglesias piden el apoyo a Israel frente a Palestina, y al mismo tiempo, le cobran a Bolsonaro sus posiciones más extremistas y conservadoras, varias veces coincidentes con el nazismo. En un viaje a Israel, en abril de 2019, en visita a su entonces aliado, el ex Primer Ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, Bolsonaro declaró que el nazismo fue un régimen de izquierda por llevar la palabra socialista en el nombre. «No hay duda. Partido Socialista.. ¿Cómo es? De Alemania. Partido Nacional Socialista de Alemania». La declaración provocó repudio instantáneo entre dirigentes de partidos alemanes. En enero del 2020, su entonces secretario de Cultura, Roberto Alvim, dimitió tras discursar en la televisión citando parte de una famoso discurso sobre el arte de Joseph Goebbels, el ministro de propaganda de Adolf Hitler. Como fondo musical, Alvim eligió el preludio de Lohengrin, ópera de Richard Wagner (1813-1883), anterior al nazismo, pero reverenciado por nazistas. En mayo del mismo año, la Secretaría de Comunicación de la Presidencia transmitió un video con las medidas de combate a la pandemia con el mensaje «El trabajo, la unión y la verdad harán libre a Brasil», muy parecido a la frase «El trabajo te hace libre» («Arbeit macht frei», en alemán), inscrita en la entrada del antiguo campo de exterminio de Auschwitz, en la Segunda Guerra Mundial. El video salió del aire bajo el repudio de grupos judíos. Bolsonaro también fue criticado en julio del año pasado cuando él y figuras importantes de su equipo se reunieron y se fotografiaron con Beatrix von Storch, diputada del partido Alternativa para Alemania (AfD), fundado en 2013 y considerado un partido neonazista en Alemania por difundir ideas racistas y xenófobas, especialmente contra judíos y musulmanes. En esa ocasión la diputada publicó la foto al lado del mandatario brasileño con el mensaje «los conservadores debemos unirnos». Bolsonaro no publicó la foto, pero recibió una serie de cuestionamientos, incluso del Museo del Holocausto, que lamentó el encuentro e informó que la diputada es nieta del ministro de finanzas de Adolf Hitler, Lutz Graf Schwer.
09-02-2022 | Fuente: abc.es
Castillo denuncia intentonas golpistas en Perú y presenta su cuarto gobierno en siete meses
A siete meses de haber asumido como presidente, Pedro Castillo anunció ayer que tomará juramento al cuarto gabinete presidencial tras la atropellada salida del primer ministro, Héctor Valer, acusado de golpear a su esposa y su hija y que duró solo cuatro días en el cargo. «En las próximas horas, el día de hoy vamos a juramentar al nuevo gabinete ministerial con ese compromiso de que miremos a las regiones? Mañana tenemos nosotros nuestra primera sesión de Consejo de Ministros con el nuevo gabinete», declaró el gobernante peruano durante un acto oficial. El nombramiento de Héctor Valer como jefe del gabinete ministerial levantó la polémica en todo el espectro ideológico peruano incluido tres miembros del propio gabinete de Valer: el ministro de salud, Hernando Cevallos; el canciller, César Landa y el ministro de Comercio Exterior y Turismo, Roberto Sánchez. Todos coincidieron en pedirle a Valer que deje el cargo. Hasta hoy Castillo no se ha dado por aludido ni ha hecho ninguna autocrítica por el nombramiento de un agresor de mujeres sino que atribuye las críticas a su gestión a «una nueva campaña mediática que tiene como objetivo promover la vacancia presidencial? que solo buscan desestabilizar al país y ponen en riesgo la gobernabilidad». Rechazó la existencia de ?un gabinete en la sombra?, que existe según dijo a ABC la ex primera ministra, Mirtha Vásquez, y que es liderado por Biberto Castillo León. Derrocar al Gobierno El gobernante del sombrero denunció también «los intentos golpistas que se están orquestando con más fuerza desde esta semana y volvió a reiterar «su firme compromiso de dar soluciones a los grandes problemas del Perú, pensando siempre en el ciudadano de a pie». «Fui elegido por el pueblo y por mayoría popular. Mi compromiso sigue vigente y con más fuerza que nunca hasta el 28 de julio de 2026. Me apena que los grupos de poder promuevan de manera sistemática una innecesaria vacancia presidencial. Si realmente quieren al Perú, convoquen a la unidad y gobernabilidad», concluyó. El historiador Juan Luis Orrego comparó la inestabilidad que vive el país andino -desde que ascendió al poder Pedro Pablo Kuczynski en julio de 2016, época desde la cuál ha habido cuatro presidentes en cinco años- con el período que vivió Perú durante el tránsito del Virreinato a convertirse en una República, entre 1821 a 1845, cuando hubo 53 presidentes, seis constituciones, diez congresos y un período donde hubo seis presidentes a la vez. «Era una época muy similar a la que vivimos ahora donde debido a la turbulencia política no se hizo ninguna obra pública y los caudillos no luchaban por ideologías sino por hacerse con el botín, que era el Estado», explicó Orrego a ABC. «Desde hace 30 años, arrastramos la corrupción, la informalidad y un discurso antiEstado que se instaló en la población. Hemos ido minando, corroyendo la poca institucionalidad que quedaba y la mejor muestra es que no hay partidos políticos sino clubes electorales. Si no hacemos una reforma política y electoral, la puerta va a estar abierta para todos los aventureros de la política», concluyó.
05-02-2022 | Fuente: abc.es
El primer ministro de Perú, Héctor Valer, presenta su renuncia al cargo
El primer ministro peruano, Héctor Valer, anunció anoche que presentó su carta de renuncia al cargo al considerarse «un obstáculo» para que el Gobierno consiga la aprobación del voto de investidura en el Congreso. «Acepto la derrota ametrallado por los periódicos del Perú que pertenecen a un grupo vinculado a la extrema derecha del país, que construyeron una imagen de maltratador a este combatiente que se retira a sus cuarteles de invierno», dijo Valer, visiblemente molesto, en la puerta del Palacio de Gobierno ubicado en el centro de Lima. «En el campo de la batalla política hay que saber reconocer victorias y derrotas. Pero mi derrota se construyó en base de portadas de periódicos sobre hechos falsos», dijo Valer, al tiempo que agregó: «Las denuncias que me han sacado están hechas en base a la mentira. He venido a dejar una gota de sangre como aporte para la construcción de este Gobierno». Apenas asumió como primer ministro, el pasado 1 de febrero, aparecieron denuncias presentadas antes el Poder Judicial de agredir a su esposa -ya fallecida- y a su hija de 29 años. Según el documento judicial al que accedió ABC, en el 2016 se impusieron medidas de protección a la esposa del primer ministro tras la paliza recibida. También la hija de Valer lo denunció ante una comisaría en Lima diciendo que le dio «bofetadas, puñetazo, patadas en el rostro y diferentes partes del cuerpo y jalones de los cabellos». Según la Constitución peruana, cuando dimite el primer ministro todo el gabinete renuncia automáticamente hasta que se vuelve a nombrar a los nuevos y que juren el cargo todos a la vez. Con la salida de Héctor Valer del cargo, el Gobierno de Pedro Castillo habrá tenido cuatro primeros ministros y cuatro remodelaciones del gabinete en siete meses desde que llegó al poder el pasado 28 de julio. Horas antes de conocerse la renuncia de Valer, el presidente ya había anunciado la «recomposición en el gabinete». No se sabe oficialmente qué ministros se verán afectados por la recomposición del gabinete ministerial integrado por 19 miembros más el primer ministro. «He tomado la decisión de recomponer el gabinete ministerial y estos cambios se harán teniendo en cuenta la apertura a las fuerzas políticas, académicas y profesionales del país, ya que, más allá de la forma de pensar o de ideologías, debemos apuntar a servir de la mejor manera al peruano de a pie, que lucha día a día; al emprendedor, que es el motor del país; y a nuestras hermanas y hermanos del Perú profundo», refirió el gobernante sin pronunciar ni una palabra sobre Valer.
05-02-2022 | Fuente: abc.es
Castillo anuncia cambios en el Gobierno peruano sin hacer autocrítica
El presidente Pedro Castillo anunció la «recomposición en el gabinete» tras la polémica que ha causado el nombramiento de Héctor Valer como primer ministro y quien ha sido acusado ante el Poder Judicial de agredir a su esposa -ya fallecida- y a su hija de 29 años. Según el documento judicial al que accedió ABC, en el 2016 le ordenaron medidas de protección a la esposa del primer ministro tras la golpiza recibida. También la hija de Valer lo denunció ante una comisaría en Lima diciendo que le dio «bofetadas, puñetazos, patadas en el rostro y diferentes partes del cuerpo y tirones de pelo». Hasta hoy no se sabe oficialmente que ministros se verán afectados por la recomposición del gabinete ministerial integrado por 19 miembros más el primer ministro. Desde que llegó al poder Pedro Castillo cada diez días ha habido un cambio de ministros. ABC se comunicó con el jefe de comunicaciones del primer ministro, Héctor Valer, a quien le preguntó si se seguía o no su jefe en el cargo y él respondió: «Está en incertidumbre. Ahora no hay información precisa». Según la Constitución peruana, si se confirma la salida de Héctor Valer como primer ministro, todo el gabinete renuncia automáticamente hasta que se vuelve a nombrar a los nuevos y que juramenten todos a las vez. El récord del primer ministro peruano que ha durado menos tiempo en el cargo lo tiene aún Miguel Mujica Gallo, que fue nombrado primer ministro por el expresidente Fernando Belaúnde el 2 de octubre de 1968 y fue sustituido en la madrugada del 3 de octubre cuando el general Juan Velasco Alvarado (1968-1975) le hizo un golpe de Estado a Belaunde. En tanto, en un hecho inédito, los ministros de relaciones exteriores, César Landa; el de salud, Hernando Cevallos; y de Comercio Exterior y Turismo, Roberto Sánchez; le han pedido a Valer a través de sus cuentas en Twitter que deje el cargo tras las graves denuncias que pesan sobre él. «He tomado la decisión de recomponer el gabinete ministerial y estos cambios se harán teniendo en cuenta la apertura a las fuerzas políticas, académicas y profesionales del país, ya que, más allá de la forma de pensar o de ideologías, debemos apuntar a servir de la mejor manera al peruano de a pie, que lucha día a día; al emprendedor, que es el motor del país; y a nuestras hermanas y hermanos del Perú profundo», refirió el gobernante sin pronunciar ni una palabra sobre la controversia que rodea al primer ministro Valer. Hoy se realizará una marcha de colectivos feministas y juveniles pidiendo la salida de Héctor Valer como primer ministro bajo el título: «Indignadas contra Valer».
1
...