Infortelecom

Noticias de hambre

20-09-2018 | Fuente: elpais.com
Una ONG alerta del riesgo de hambre para otro millón de niños en Yemen
Save the Children teme que el asalto a Hodeida bloquee el acceso de alimentos a través de su puerto
20-09-2018 | Fuente: abc.es
La crisis vacía las aulas de alumnos y profesores en Venezuela
El ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz, ha hecho un fuerte llamamiento para que los siete millones de alumnos de la primaria y la secundaria acudan esta semana al inicio de las clases. Pero su llamamiento no ha tenido suficiente eco en un 60% de los estudiantes que han preferido sumarse al éxodo o quedarse en su casa por falta de condiciones para ir a la escuela. Otro tanto ocurre en el lado de los maestros y profesores universitarios cuya deserción ronda en 30% y 40%. La mayoría ha huido a Colombia, Chile y Ecuador donde les ofrecen sueldos atractivos entre 3.000 y 6.000 dólares mientras que en Venezuela ganan apenas 25 dólares después del «paquetazo rojo» de Nicolás Maduro. Por lo general la vuelta a clases en septiembre es una actividad febril y dinámica que moviliza a las familias de 7 millones de escolares para la compra de útiles escolares, uniformes y calzado. Pero este año para el período de 2018-2019 la población escolar se ha reducido a 3 millones de niños, menos de la mitad, por el impacto que ha causado la crisis como la falta de alimentos, medicinas, la caída de los ingresos por el «madurazo» y la hiperinflación de 34.000% en lo que va de año. Terminadas las vacaciones, el bullicio de los escolares en septiembre ya forma parte de un pasado no muy lejano. Recorrer las escuelas, los liceos y los pasillos de las universidades en estos momentos es como andar sobre un espacio desolado, saqueado, ruinoso y moribundo. La ruina se palpa en todos los niveles de la educación pública gratuita, cuando antes era el orgullo por la masificación y la calidad de su enseñanza en América Latina. Con el éxodo, impulsado por la revolución chavista-madurista, Venezuela ha perdido su mayor riqueza que es el capital humano, formado en los últimos 50 años. Desmayados por hambre Angela Castillo es madre de tres niños en edad escolar. Vive en el barrio de Petare. «Han eliminado el vaso de leche en las escuelas. Este año voy a llevar a la escuela solo al mayor que va a terminar la primaria y no a los dos pequeños porque no tengo con qué alimentarlos, ni para darles el transporte», decía con un dejo de tristeza a la espera de que las cosas cambien. Sin efectivo, sin transporte y sin comida, es difícil que los estudiantes puedan acudir a las aulas de clases. Reportan entre 5 y 6 casos de estudiantes desmayados por hambre. Lo certifica la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida de la población Venezolana (Encovi): Cuatro de cada 10 niños y adolescentes entre 3 y 17 años (38 % en 2017) dejan de asistir a clases por distintas causas, incluyendo problemas de transporte, apagones o falta de alimentación. «Hoy le señalamos al Ministerio Público que el 87% de los planteles en el país no tienen acceso al sistema de alimentación escolar, lo que propicia la deserción escolar y la inasistencia por parte de quienes representan el futuro de Venezuela», dijo Javier Tarazona, director de la ONG Fundación Redes. La deserción afecta más la provincia que en Caracas. Javier Tarazona, denunció que según un estudio realizado en julio pasado por su ONG en más de 1.500 escuelas del territorio nacional, el abandono de las aulas fue de 58 %, mientras que en los estados fronterizos se eleva a 80 %. Tarazona añadió que en los estados fronterizos como Táchira, Táchira, Zulia, Apure, Bolívar y Amazonas este fenómeno propicia que grupos irregulares colombianos recluten niños y adolescentes para «sus organizaciones terroristas». El Colegio de Profesores del estado Aragua (centro del país) afirma que la deserción estudiantil en planteles públicos donde no ofrecen el PAE (Programa de Alimentación Escolar) alcanza 50% mientras que la diáspora de educadores puede superar el 40%, unos 3.000 profesores de la zona no se incorporaron en 2017. Diáspora de docentes La diáspora de docentes en estados del occidente del país, como Lara, Falcón, Portuguesa, Barinas y Zulia, supera 40%, mientras que en el centro del país y la región capital, la migración de educadores ronda 25% de acuerdo con las estimaciones de la Federación Unitaria del Magisterio de Venezuela (Fetramagisterio). La crisiseconómica de Venezuela, cuya hiperinflación diluye cualquier intento gubernamental de ajustar sueldos y salarios de los docentes, es la razón principal por la que el país se está quedando sin educadores con años de experiencia y sin estudiantes en formación que se conviertan en la generación educativa de relevo. La Alianza del Lápiz, que dirige Antonio Ecarri, señala que 30% de los maestros activos y jubilados del país se han marchado en busca de un mejor futuro, mientras que el ingreso de estudiantes a carreras docentes apenas alcanzó 20% en el primer trimestre de 2018. Falta de alumnos en las universidades Hay especialidades docentes como Física, Química y Matemática, en las que solo ingresaron 2 o 3 estudiantes en instituciones universitarias como los pedagógicos. En el 2018 solo ingresaron a nivel nacional 187 estudiantes a la UPEL en todas las carreras de docencia, refiere Nelson González, presidente de Fetramagisterio. En la Facultad de Ciencias de la Universidad Central de Venezuela en Caracas hay cátedras en las que no se han inscrito los alumnos por lo que no abrirán este año. La deserción de profesores universitarios, profesionales y técnicos están dejando el país sin recursos humanos para su desarrollo y formación. La fuga es brutal: 22.000 médicos que representaban el 30% del personal médico en 2014; 5.000 enfermeros, 6.000 bionalistas, radiólogos y técnicos terapeutas que han abandonado el país. En los colegios privados, muchos son los padres que se han visto obligados a retirar a sus hijos, bien porque decidieron irse del país o porque el presupuesto familiar no alcanza para cubrir las elevadas matriculas. Los planteles privados, imposibilitados de realizar ajustes en sus matrículas, tampoco pueden cubrir las exigencias y compromisos salariales y de mantenimiento de sus plantas físicas.
19-09-2018 | Fuente: elpais.com
Una ONG alerta del riesgo de hambre para otro millón de niños en Yemen
Save the Children teme que el asalto a Hodeida bloquee el acceso de alimentos a través de su puerto
19-09-2018 | Fuente: abc.es
Más de cinco millones de niños sufren riesgo de hambruna en Yemen por culpa de la guerra
Un millón de niños más podrían sufrir hambruna en Yemen tras una subida del precio de los alimentos provocada por la ofensiva de las fuerzas gubernamentales en el puerto de Hodeida, la tercera ciudad del país, como ha advertido este miércoles la ONG Save the Children. En total, 5,2 millones de niños sufren riesgo de hambruna en Yemen, un país arrasado por la guerra que enfrenta a las fuerzas progubernamentales con los rebeldes hutíes. «Cualquier perturbación en el abastacimiento de comida y de carburante que pase por Hodeida podría provocar una hambruna sin precedentes», ha denunciado la ONG británica en un informe. Hodeida, en el mar Rojo, es el principal punto de entrada de las importaciones y de la ayuda humanitaria internacional en Yemen, donde tres personas de cada cuatro necesitan ayuda, sobre todo alimenticia, según la ONU. Bebés débiles «hasta para llorar» Pero la nueva ofensiva de las fuerzas progubernamentales yemeníes, apoyadas por los Emiratos y Arabia Saudí, sobre este puerto estratégico para vencer a los hutíes, apoyados por Irán, hace temer otro drama humanitario en el país, con 27 millones de habitantes. Cualquier perturbación en el abastecimiento de este puerto estratégico «podría poner en peligro inmediato la vida de cientos de miles de niños», ha advertido Save the Children. «Miles de niños ignoran cuándo será su próxima comida», ha lamentado Helle Thorning-Schmidt, directora general de la ONG. «En un hispital que he vistado en el norte de Yemen, los bebés estaban débiles hasta para llorar, y su cuerpo estaba agotado por el hambre»
18-09-2018 | Fuente: abc.es
El festín de Maduro en Turquía escandaliza a los venezolanos: «Esto es una burla al hambre en mi país»
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, recibió hoy fuertes criticas tras la difusión de varios vídeos en los que se le observa comiendo carne en un famoso restaurante de Turquía, mientras el país atraviesa una grave crisis traducida en escasez y falta de poder adquisitivo par comprar a alimentos. «Esto es una sola vez en la vida ¿verdad?», dice Maduro en uno de los vídeos mientras el famoso cocinero Nusret Gökçe, conocido como «Salt Bae», pica trozos de carne para el mandatario venezolano y su esposa, Cilia Flores. Las imágenes, que fueron difundidas por «Salt Bae» en su cuenta de Instagram junto al mensaje: «me gustaría darle las gracias al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, por su visita», fueron borradas después de que se hicieran virales. En otro de los audiovisuales se ve a Maduro fumar tabaco mientras recibe una camisa con la imagen del cocinero. El «60% de los venezolanos no ha comido proteínas en los últimos 30 días y mientras tanto Nicolás Maduro se da un banquete de carne en el restaurante más caro del mundo. Mientras él se da la buena vida por el mundo, la crisis a la que nos trajo se profundiza», dijo en Twitter el diputado opositor Juan Andrés Mejía. 60% de los venezolanos no ha comido proteínas en los últimos 30 días y mientras tanto Nicolás Maduro se da un banquete de carne en el restaurant más caro del mundo. Mientras él se da la buena vida por el mundo, la crisis a la que nos trajo se profundiza. pic.twitter.com/liEO9Jp5sD? Juan Andrés Mejía (@JuanAndresMejia) 17 de septiembre de 2018Entretanto, el parlamentario Juan Pablo García indicó: «Mientras millones de venezolanos comen basura y huyen de nuestro país por hambre, estos degenerados disfrutan del dinero robado al patrimonio Público! Pagarán!». Mientras millones de venezolanos comen basura y huyen de nuestro pais por hambre, estos degenerados disfrutan del dinero robado al patrimonio Público!Pagarán! pic.twitter.com/3M9OrawdxM? Juan Pablo García (@JuanPabloGve) 18 de septiembre de 2018En la misma línea se han pronunciado también comediantes y artistas venezolanos como el cantante Miguel Ignacio Mendoza, conocido como Nacho. «Esto es una burla al hambre en mi país. Qué vidón se da nuestro poco apreciado, Nicolás, ¿no??? Qué triste lo que tiene que aguantar mi querida Venezuela", dijo Nacho en Instagram al compartir el material. «Nos recibieron con los brazos abiertos» El presidente venezolano se ha referido a esta comida y ha dicho que fue invitado al «centro histórico de Estambul y a almorzar con algunas autoridades de la ciudad», cuando se disponía a regresar a Caracas tras su visita a China. «Y nos recibieron con los brazos abiertos y allí compartimos en un restaurante famoso, Nusret, le envío un saludo a Nusret, nos atendió él personalmente, estuvimos conversando disfrutando con él, un hombre muy simpático, muy alegre, ama a Venezuela me lo dijo varias veces», dijo Maduro en transmisión obligatoria de radio y televisión. El jefe de Estado venezolano hizo esta declaración horas después de que se divulgaran las imágenes por las que recibió críticas en redes sociales. Venezuela atraviesa una grave crisis económica traducida en hiperinflación, fallos en los servicios públicos, pérdida del poder adquisitivo y escasez de alimentos. Según la Encuesta sobre Condiciones de Vida (Encovi) que realizan anualmente las principales universidades del país, más de la mitad de los venezolanos, por encima del 61 %, pasó a vivir en la pobreza extrema en 2017 y perdió más de 10 kilos de peso. El Gobierno ha puesto en marcha una serie de medidas para hacer frente a la crisis económica, incluida la regulación de los precios de algunos productos como la carne. Desde entonces esta proteína no se encuentra en los supermercados.
16-09-2018 | Fuente: as.com
Torres felicita desde Japón a Garcés por su histórico gol
"Muy feliz de ver a este chico marcar su primer gol en LaLiga. Siempre le he visto humilde y con hambre", ha escrito la leyenda del Atlético de Madrid.
16-09-2018 | Fuente: elpais.com
Refugiados
Hambre y enfermedad en el éxodo venezolano
15-09-2018 | Fuente: abc.es
El secretario general de la OEA «no descarta» una invasión militar en Venezuela
El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha declarado este viernes que una intervención militar a Venezuela no debe ser descartada como una alternativa para superar la situación política y económica del país caribeño. «En cuánto a la intervención militar para derrocar a Nicolás Maduro, no debemos descartar ninguna opción», ha asegurado Almagro, según declaraciones citadas por el diario colombiano «El Tiempo». Almagro ha señalado que el «régimen» del presidente venezolano, Nicolás Maduro, «está perpetrando crímenes de lesa humanidad y violación de Derechos Humanos» en Venezuela. Además de generar «sufrimiento de la gente en el éxodo inducido que esta impulsando». Sin embargo, ha precisado que antes de pensar en una intervención militar, «las acciones diplomáticas están en primer lugar». Almagro ha liderado este viernes en Cúcuta ?una localidad colombiana muy cercana a la frontera con Venezuela? una comisión de la OEA encargada de elaborar un informe que incluirá una definición de mecanismos de cooperación que puedan ser destinados a Colombia como país receptor de inmigrantes venezolanos. Colombia es el primer lugar que visita el equipo técnico de la OEA, que también viajará a las fronteras de los otros países receptores de migrantes venezolanos. Son los casos de Perú, Ecuador y Brasil, donde definirá una serie de ayudas económicas para hacer frente a la alta inmigración. La inmigración, asunto pendiente Almagro llegó a Colombia el miércoles, tiempo durante el cual también se reunió con el presidente colombiano, Iván Duque, mientras que este viernes viajó a la zona de frontera junto con el canciller de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, y con el director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Manuel Vivanco, así como con representantes de organismos estatales colombianos. «Llegamos a Cúcuta a revisar la situación humanitaria, porque esta región es el reflejo de las mentiras del régimen; acá se ejemplifica el hambre, la miseria y la represión que genera la dictadura venezolana», ha indicado Almagro, cuya visita a Colombia finaliza este viernes. Durante la visita de la comisión a Cúcuta, el gobernador del departamento de Norte de Santander, William Villamizar, reveló que a través de los 2.200 kilómetros de frontera entre ambos países han pasado cerca de 20 millones de venezolanos en los últimos cinco años. De estos, tres millones se han quedado en el país. La cifra contrasta con la anunciada hace pocas semanas por la estatal Migración Colombia, que sostiene que alrededor de 1,3 millones de venezolanos permanecen en el país, entre legales e ilegales. A pesar de ello, no se han registrado protestas ni brotes xenófobos contra los inmigrantes como sí han ocurrido ya en Brasil, por lo que el Gobierno central ha pedido ayuda a la comunidad internacional para atender la contingencia.
14-09-2018 | Fuente: abc.es
Mentira, poder y odio en Venezuela
Mentira y poder se han fusionado en Venezuela, a unos extremos que sobrepasan cualquier previsión. La mentira y el ejercicio del poder se han vuelto indisociables en nuestro país. Mentir equivale a respirar: es uno de los dos mecanismos -el otro es reprimir-, que permite al régimen seguir con vida. Mentir ya no tiene un carácter instrumental, es decir, Maduro y su Gobierno no mienten de forma esporádica o en unas determinadas ocasiones. Tampoco mienten de forma parcial, sacando provecho a medias verdades. No exagero cuando digo que mienten sin límite de tiempo y espacio: el poder venezolano es una fábrica de falsedades que trabaja los 365 días del año, las 24 horas. Mienten en todas partes. No se detiene nunca. Mienten ante las pequeñas cosas y, también, ante las más evidentes e inocultables realidades. El poder venezolano ha escenificado la vieja premisa de que la mentira tiene una capacidad de mutar que no se agota nunca. Mienten con tanta recurrencia e intensidad, que la mentira se ha vuelto constitutiva. Se ha convertido en la naturaleza del régimen. Mentir es su modo de pensar, su lenguaje, su modo de relacionarse entre ellos y con los demás. Mentir es su modo de percibir y entender el mundo real. Y, como ya sugerí antes, es uno de sus dos modos primordiales de actuar: u ordenan reprimir -insultar, amenazar, golpear, gasear, detener, secuestrar, torturar, herir, enjuiciar o matar-, o lanzan y repiten mentiras, de forma específica o bajo la modalidad de campañas. Veamos. Algunas de los usos más reiterados de la mentira son los siguientes. Uno: mienten sobre sus objetivos. Quizás el más emblemático ejemplo sea el de «Ahora Pdvsa es de todos», que generó una cantidad incalculable de discursos que ocultaban lo que debe ser el más cuantioso robo de los recursos de una corporación, que se haya producido en la historia mundial de las empresas. Dos: Estas prácticas demagógicas, de eslóganes y campañas sistemáticas se han prodigado en la totalidad de las áreas y las organizaciones del Estado: en las empresas básicas, en la salud, en la educación, en puertos y aeropuertos, en el Saime, en el Seniat, en las instituciones culturales, en la FANB y donde se quiera. Todo ese palabrerío conquistó las expectativas y la necesidad de creer, durante algún tiempo, de una parte de la sociedad venezolana. Hasta que, una a una, todas las mentiras cayeron aplastadas por el poderío de los hechos, por lo incontestable del fracaso y de la destrucción. Tres: Sistemáticas han sido las mentiras sobre los resultados de la gestión. El poder venezolano no logró nunca resolver los dramas sociales, no logró mejorar la productividad de Pdvsa, no logró operar los servicios públicos -hoy, inoperantes, en ruinas o a punto de colapso-, no logró ni un solo beneficio de las fincas y empresas que expropió -hoy devenidas en tierras y galpones sin valor-, no logró cambiar el destino de las familias pobres de Venezuela, ni bajar los índices de la delincuencia, ni reducir las tasas de mortalidad y morbilidad, ni mejorar la calidad de la educación, ni mucho menos proteger las fronteras venezolanas, ya que escogió aliarse con grupos narco guerrilleros y bandas de delincuentes que controlan la frontera. Cuatro: Una de las especialidades -práctica que tiene en Stalin y en Mao sus dos figuras más inspiradoras- ha sido y es la de inventar expedientes, conspiraciones y supuestos planes en contra del Gobierno o de sus jefes. Estas acusaciones son, en sí mismas, temerarias: no les importa que carezcan de lógica, de viabilidad, de sentido o de conexión alguna con la realidad. Se formulan, aunque su credibilidad sea igual a cero, para así abrir el cauce a las acciones represivas de entidades como el Sebin, Dgcim, FAES y otras. Cinco: Asociada a lo anterior, otra de las corrientes predilectas del régimen: culpar a terceros -a los escuálidos, a la burguesía, al imperialismo, a Álvaro Uribe, a Mariano Rajoy, a Donald Trump, a los medios de comunicación, a Julio Borges, a los dirigentes opositores, a Luis Almagro, a la Iglesia, a Fedecámaras, a Cáritas, a las universidades o a quien sea, de sus errores y omisiones, de la absoluta e indiscutible responsabilidad que tienen en el diseño y ejecución de la inmensa crisis que vive Venezuela. Seis: Que mentir es un sistema, que se opera con lineamientos y métodos de propaganda, lo revela el que el régimen no reconoce la realidad. Habla, con desparpajo inconmovible, para negar los hechos, para negar las más terribles y dolorosas realidades del país. Dicen: no hay un éxodo masivo, no hay presos políticos, no hay torturados, no hay hambre, no hay epidemias, no hay una catástrofe sanitaria, no hay represión, no hay contrabando de gasolina, no hay escasez de alimentos, no hay impunidad, no hubo fraude electoral, la ANC es legítima, etcétera. Todos son inventos de los enemigos de la revolución, como los listados en el punto 5. Podría seguir añadiendo más y más variantes de los modos de mentir de Maduro, Cabello y demás jerarcas del régimen (una variante que merece un estudio es la de ?hacerse el loco? con respecto a lo que ocurre en el país, que es la modalidad preferida de Padrino López: mientras el país se hunde en la miseria, él publica tuits dedicados a las más inútiles efemérides patrioteras). Pero antes de cerrar este artículo quiero referirme a una cuestión de fondo: la mentira como método para encubrir el verdadero vínculo que el poder venezolano tiene con la sociedad. Sostengo lo siguiente: la vastedad, la recurrencia y la diversidad del sistema de mentiras que Gobierna a Venezuela, tiene un propósito fundamental: ocultar en qué consiste el sentimiento, la visión que el poder tiene de la sociedad venezolana. Lo medular es que Maduro y su banda odian al país, odian a los venezolanos, odian a las familias, odian a las instituciones, odian a las leyes. En síntesis: odian la vida. Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, Jorge Rodríguez, Delsy Rodríguez, Mario Silva, Pedro Carreño y tantos otros voceros del odio, no son excepcionales: son la medida, el promedio, la expresión neta de un poder que, mientras más arrinconado está, más odia. A medida que se van quedando solos -son miles y miles los funcionarios y supuestos dirigentes del PSUV que han huido del país en los últimos meses-, a medida que crece el consenso mundial de que el régimen debe acabarse, a medida que los expedientes crecen y las denuncias se multiplican, el odio crece. Porque, al igual que ocurre con las personas, de tanto y tanto mentir, en el régimen no queda sino esa materia oscura e insaciable que es el odio. Ese es el odio que no se detiene en la destrucción del país, es el odio que los venezolanos estamos en la obligación política y moral de vencer lo más pronto que sea posible.
1
...