Infortelecom

Noticias de grupos rebeldes

31-07-2018 | Fuente: abc.es
Al menos seis muertos en un atentado atribuido a Abu Sayyaf en el sur de Filipinas
Al menos seis personas, entre ellas un niño de diez años, murieron este martes a raíz de un atentado con un coche bomba atribuido al grupo terrorista islamista Abu Sayyaf en Basilan, una pequeña isla ubicada en el sur de Filipinas. El gobernador de la provincia de Basilan, Jim Saliman, informó del atentado a medios locales y apuntó que hay indicios de que Abu Sayyaf, que ha jurado lealtad al Estado Islámico (EI), esté detrás del mismo. El teniente Ron Villarosa, portavoz del 4º Batallón de las Fuerzas Especiales, que lucha contra Abu Sayyaf en la zona, confirmó a Efe el suceso, pero apuntó que los detalles sobre la autoría o el número de víctimas se darán a conocer en un comunicado oficial de las Fuerzas Armadas a lo largo del día. La explosión de la bomba, situada en una furgoneta, se produjo en un control militar en Lamitan, capital de Basilan, cuando el conductor suicida del vehículo hizo detonar el explosivo, según contaron testigos a medios locales. Los militares en el punto de control pidieron refuerzos al comprobar que el conductor de la furgoneta se comportaba de manera extraña, pero la bomba explotó antes de que llegaran. El atentado se produce menos de una semana después de que el presidente filipino, Rodrigo Duterte, firmara el pasado jueves la ley que amplía la autonomía de la región de mayoría musulmana en el sur del país, donde se incluye la isla de Basilan, y que aspira a asentar la paz en esa zona donde operan varios grupos rebeldes. La Ley Orgánica del Bangsamoro -como se denomina la norma- es necesaria para implementar el acuerdo de paz alcanzado en 2014 con el Frente Moro de Liberación Islámica (FMLI), el mayor grupo rebelde musulmán del país, que pasará ahora a gobernar esa región. Sin embargo, en la zona operan otros grupos más radicales, como Abu Sayyaf o el Grupo Maute, que han declarado lealtad al Estado Islámico y son considerados terroristas por Filipinas, Estados Unidos o la Unión Europea.
12-03-2018 | Fuente: abc.es
La guerra de Siria se cobra al menos 511.000 muertos en siete años
Al menos 511.000 personas han muerto en la guerra en Siria, que el próximo jueves cumple su séptimo aniversario, según cálculos difundidos este lunes por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. La ONG, que cuenta con colaboradores en toda Siria, ha conseguido documentar 353.935 de esas muertes, de las que casi un tercio corresponde a civiles. El recuento recopila la muerte de 106.390 civiles, entre los que 19.811 eran menores de edad y 12.513, mujeres. Asimismo, el Observatorio ha documentado la muerte de 59.424 sirios y 63.360 extranjeros que combatían en grupos rebeldes o islamistas. En las filas leales al presidente sirio, Bashar al Assad perecieron 63.820 militares, 48.814 milicianos sirios, 1.630 miembros del grupo chií libanés Hezbolá y otros 7.686 extranjeros chiíes. Entre las muertes documentadas por la ONG figuran 196 personas desconocidas y 2.615 desertores. El Observatorio agregó que el Gobierno de Al Assad controla actualmente el 57,57 % del territorio sirio, mientras que las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), milicias encabezadas por kurdos, dominan el 26,8 %. Diferentes facciones islamistas y rebeldes poseen 12,7 % del terreno; las fuerzas turcas, que iniciaron una ofensiva en el norte del país el pasado 20 de febrero, se hicieron con el control del 1,9 % de Siria; y el Estado Islámico (EI) controla una parte marginal del resto del país.
18-10-2017 | Fuente: abc.es
EE.UU. lanza su primer ataque aéreo contra Daesh en Yemen
La aviación estadounidense ejecutó esta semana su primer ataque aéreo contra Daesh en territorio de Yemen, según anunció este martes el Pentágono. La operación se realizó el lunes en la región de Al Bayda, al sureste de la capital del país, Sanaa. El comunicado del Pentágono explica que los ataques «mataron a decenas de miembros de Daesh» en una operación contra dos campamentos de entrenamiento de la organización terrorista. Los campamentos, que estaban a unos 35 kilómetros de distancia, se utilizaban para «entrenar a los militantes en la ejecución de ataques terroristas con rifles AK-47, ametralladoras, lanzagranadas y entrenamiento de resistencia». Según aseguraron fuentes del Pentágono a varios medios estadounidenses, en ellos había medio centenar de terroristas. Uno de estos centros de entrenamiento ganó notoriedad la semana pasada, cuando apareció en un vídeo propagandístico de Daesh en el que los instructores daban patadas en la entrepierna a los reclutas para demostrar su dureza. En el ataque aéreo participaron tanto drones como aviones pilotados. Yemen se ha convertido en un territorio de alta actividad militar para EE.UU. En lo que va de año, se han ejecutado más de cien ataques aéreos -la mayoría con drones-, el triple que el año pasado. El primer muerto estadounidense en combate desde la llegada de Donald Trump al poder se produjo en Yemen, cuando un miembro de las fuerzas especiales falleció en una operación para obtener inteligencia sobre Al Qaida La facción en Yemen de Al Qaida, una de las más activas de la red global de terrorismo -fue responsable por ejemplo, de la matanza de la revista satírica «Charlie Hebdo» en París- ha sido el objeto de los ataques de Washington durante los últimos diez años. Vacío de poder tras la guerra civil Daesh opera en la zona aprovechando, como Al Qaida, el vacío de poder que deja una guerra civil muy cruenta desde 2014. Ha ejecutado algunos de los ataques más violentos en el país, como el que acabó con 137 personas en dos atentados simultáneos en mezquitas de Saná en marzo de 2015. Aquel año, el entonces presidente del país, Abed Rabbo Mansour Hadi, tuvo que huir ante la insurrección de grupos rebeldes hutíes, de confesión chií y apoyados por Irán. Contra ellos pelean las fuerzas suníes respaldadas por Arabia Saudí, a quien EE.UU. ha dado cierto apoyo. Varios residentes en la zona donde se produjeron los ataques contradijeron la versión estadounidense, según Reuters, y aseguraron que el objetivo de la operación eran militantes de Al Qaida desplegados en aquel territorio para luchar contra los hutíes apoyados por Irán.
23-08-2017 | Fuente: elpais.com
La discreta guerra de Netanyahu en Siria
Israel, que presta apoyo a grupos rebeldes cerca de los Altos del Golán, teme que Irán se despliegue en la frontera
26-07-2017 | Fuente: abc.es
La Justicia ucraniana pide abrir una investigación contra Poroshenko por alta traición
La Justicia ucraniana ha ordenado abrir una investigación contra el presidente del país, Petro Poroshenko, acusado de alta traición por supuestamente haber financiado a las unidades del Ejército ruso que estarían apoyando a los separatistas prorrusos en su lucha contra las fuerzas ucranianas en la región de Donbas, en el este de Ucrania. Un tribunal de Kiev ha ordenado al Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) que abra una investigación contra Poroshenko, tras aceptar la demanda penal del abogado Renat Kuzmin, que acusa al presidente de alta traición por haber financiado presuntamente una sección del Ejército ruso, según han informado la agencia de noticias rusa Itar-Tass. «A pesar de la presión sin precedentes de las autoridades, el tribunal, sin embargo, ordenó a la SBU investigar al presidente, Petro Poroshenko, por delitos de alta traición», ha escrito Kuzmin en su cuenta de Facebook, donde también ha publicado el fallo. Kuzmin ha acusado al presidente ucraniano de haber utilizado su cargo como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas para financiar al Ejército ruso desplegado en la región de Donbass desde «2013 a 2017 a través de la sede de su empresa Roshen en la ciudad rusa de Lipetsk». Kuzmin ha publicado también la respuesta de la SBU, que defiende la legalidad de Poroshenko porque realizó esos actos a través de su empresa, que no estaba sometida a ninguna normativa. Además, la SBU ha amenazado con demandar al abogado por difamación, a lo que Kuzmin ha respondido pidiendo la apertura de un expediente disciplinario contra los servicios de Inteligencia. Las fuerzas gubernamentales y los separatistas prorrusos se enfrentan desde 2014 en las provincias de Donestk y Lugansk, en la región de Donbas, este de Ucrania. Kiev acusa a Moscú de apoyar a los grupos rebeldes, pero el Kremlin siempre ha negado cualquier injerencia en este conflicto armado.
04-07-2017 | Fuente: abc.es
Turquía bombardea posiciones kurdas en el norte de Siria
La tensión máxima que se vive en el norte de Siria debido a los numerosos actores presentes en la zona se ha vuelto a traducir en enfrentamientos con artillería pesada entre dos aliados de Estados Unidos: el Ejército turco y las milicias kurdas de las YPG (Unidades de Protección Popular). Una mujer y dos niños han muerto, según activistas kurdos, debido a los proyectiles disparados a lo largo de la noche del lunes por Ankara desde su propio territorio (en la zona fronteriza cercana a la localidad de Kilis). De acuerdo con el Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, plataforma con sede en Reino Unido pero con una extensa red sobre el terreno, el ataque golpeó a una docena de pueblos y otras diez personas resultaron heridas. La agencia turca de noticias Dogan, por su parte, ha informado de que la artillería turca tomó la iniciativa como respuesta a un ataque kurdo en el área fronteriza. Turquía ha acumulado fuerzas en la zona bajo su influencia en Siria: el triángulo entre Kilis, Jarabulus y Al BabLa violencia del lunes por la noche no es un caso aislado. Durante las últimas jornadas el Ejército turco ha acumulado fuerzas en la zona bajo su influencia en el interior de Siria, que comprende un triángulo entre la mencionada Kilis, Jarabulus y Al Bab. Desde allí ha lanzado obuses contra las posiciones kurdas, a lo que las YPG han respondido con fuego de mortero. El cantón de Afrín, donde se han producido los enfrentamientos, se encuentra separado de Rojava, es decir, del resto de territorio en control de las milicias kurdas, desde donde se ha lanzado la ofensiva (con importante apoyo de Estados Unidos) para arrebatar a los yihadistas de Daesh la ciudad de Raqqa, considerada su capital. Los rifirrafes entre Washington y Ankara, debido a las políticas incompatibles en Siria de los dos aliados de la OTAN, no han menguado con la llegada de Donald Trump. A pesar de las esperanzas que albergaban en el país euroasiático, el nuevo presidente de los Estados Unidos mantiene a las YPG como su principal aliado en el país árabe en la lucha contra Daesh. Sin embargo, para Turquía esta fuerza kurda no es más que un grupo terrorista, pues consideran que se trata de la rama siria del PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán), organización activa dentro de Turquía y que tanto EE.UU. como la Unión Europea sí etiquetan como terrorista. Se acercan a Raqqa Mientras los kurdos se aproximan al centro de Raqqa, la tensión con Turquía en el cantón de Afrín se dispara por momentos. Medios próximos a las milicias kurdas denuncian que Ankara prepara una operación, y desde la capital turca no se desmiente: «En caso de necesidad Turquía no se abstendrá de lanzar una operación en Afrín», ha asegurado el ministro de Defensa Fikri Isik. El pasado viernes, las YPG emitieron un comunicado en el que mostraban su objetivo de «liberar» la zona que en estos momentos está en manos de los grupos rebeldes apoyados directamente por el ejército turco. De esta manera unirían sus territorios en el norte de Siria y completarían el «pasillo kurdo». Toda una pesadilla para Ankara. De hecho el portavoz de la Presidencia turca, Ibrahim Kalin, no tardó en responder que su país «no dudaría en contraatacar si existiera una amenaza terrorista desde la región de Afrín u otra parte».
31-05-2017 | Fuente: abc.es
Rusia ha disparado este miércoles cuatro misiles de crucero contra posiciones de Estado Islámico en los alrededores de la localidad siria de Palmira desde una fragata y un submarino desplegados en el mar Mediterráneo. El Ministerio de Defensa ruso ha detallado que los misiles disparados son de tipo 'Kalibr', asegurando que todos ellos han impactado "todos los objetivos", según ha informado la agencia rusa de noticias Sputnik. Los misiles han sido lanzados desde la fragata 'Almirante Essen' y desde el submarino 'Krasnodar', tal y como ha recogido la agencia rusa de noticias Itar-Tass. Rusia respalda al Gobierno de Siria en su lucha contra Estado Islámico y un abanico de grupos rebeldes que combaten en el país para intentar derrocar al presidente, Bashar al Assad.
21-05-2017 | Fuente: abc.es
Las autoridades sirias declaran «libre de armas y armados» la ciudad de Homs
Las autoridades sirias declararon este domingo «libre de armas y armados» la ciudad central de Homs, conocida en el pasado como «la capital de la revolución», tras la salida de los últimos combatientes y civiles del barrio de Al Waer. Así lo anunció el gobernador de la provincia de Homs, Talal al Barazi, según la agencia de noticias oficial SANA. La televisión estatal mostró, por su parte, imágenes en el interior del distrito de Al Waer, el único donde todavía había presencia rebelde hasta la salida hoy de los últimos insurgentes y sus familias, en aplicación del acuerdo logrado entre las partes para pacificar la zona. Según SANA, 989 personas, entre ellas 308 milicianos, abandonaron hoy Al Waer a bordo de 26 autobuses en dirección a la población de Yarabulus, en el norte de la provincia de Alepo y controlada por facciones rebeldes respaldadas por Turquía. A estos evacuados se suman otras 463 personas, de las que 151 son combatientes, que fueron trasladadas a la provincia de Idleb, dominada casi totalmente por facciones islámicas e insurgentes. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos confirmó la salida de los últimos insurgentes y civiles de Al Waer en dirección a Idleb y Yarabulus. El pasado 18 de marzo comenzó la evacuación de civiles y combatientes de Al Waer, que ha sido gradual a lo largo de doce tandas, gracias a un pacto logrado entre las autoridades sirias y las facciones locales. Estas evacuaciones se enmarcan dentro de la estrategia del Gobierno sirio de alcanzar lo que denomina «procesos de reconciliación nacional». Dichos procesos son, en la práctica, acuerdos de rendición que se aplican en zonas sitiadas y que se alcanzan tras negociaciones entre las autoridades y grupos rebeldes locales. Normalmente se implementan en áreas rodeadas por los leales al presidente sirio, Bachar al Asad, aunque también se han dado casos, como el de los pueblos de mayoría chií de Fua y Kefraya, asediados por grupos islámicos como el Organismo de Liberación del Levante, la alianza de la exfilial de Al Qaeda. Al Waer era el último barrio que quedaba por pacificar en Homs, que en su día recibió el sobrenombre de la capital de la revolución, tras el inicio de las protestas contra el Gobierno de Damasco en 2011, y que en su día fue una de las localidades más castigadas por los choques y los bombardeos.
15-03-2017 | Fuente: abc.es
La dos caras de una misma guerra
Tantas Sirias como voces que la describan. El pasado verano, en plena ofensiva del Gobierno de Bashar al Assad apoyada desde el aire por bombardeos rusos para recuperar Alepo, con buena parte de la histórica ciudad destruida, el régimen difundió varios vídeos de una realidad paralela: una discoteca local llena a reventar de jóvenes que bailaban el último hit occidental y una panorámica aérea de Tartus que mostraba las delicias de la costa siria. «Me parece escandaloso porque aunque esa realidad está ahí los que salen en esos vídeos no representan hoy al país. Forman parte de la propaganda del régimen sirio, que insiste en que a pesar de la guerra se puede vivir donde Assad gobierna», explica a ABC Barah Mikail, fundador franco-sirio de la consultora Stractegia. El contraste de las panorámicas de Tartus -ciudad costera en poder del régimen- y Homs -tercera ciudad de Siria antes de la guerra, hoy en ruinas- es el epítome de las capacidades militares de los bandos en seis años de conflicto. Las zonas bajo control del Ejército sirio desde el principio de la contienda «funcionan mejor que las dominadas por los rebeldes aunque falte medicina y personal en los hospitales por la masiva llamada a filas. Las zonas opositoras han estado sometidas a mucha presión y condiciones muy duras. El Ejército Libre Sirio trató de levantar en vano sistemas de servicios básicos», agrega Mikail. De 38 años, con dos niñas y antes profesor de matemáticas en una escuela de Damasco, Ahmed Youssef se juega hoy la vida como casco blanco de la Defensa Civil Siria para rescatar desde los escombros a las víctimas de ataques aéreos de las fuerzas afines a Assad. «Hemos salvado también a soldados del régimen y a miembros de milicias fines. Pero es cierto que principalmente actuamos en zonas fuera de su control porque reciben bombardeos y sus gentes se ven obligados a desplazamientos forzosos. En las otras regiones la vida transcurre casi con normalidad», apunta en entrevista con ABC. Como otros de sus compañeros, Youssef dice ser neutral en su trabajo pero no en la denuncia a Bashar al Assad, más tras haber vivido en carne propia la matanza con armas químicas en Guta el 21 de agosto de 2013, en la que murieron 1.400 personas y otras 3.000 heridas resultaron heridas, en lo que fue el ataque químico más mortífero en 25 años. Le impresionó ver a bebés que parecían estar vivos como si durmieran plácidamente sin apenas rasguños. Para Youssef, el régimen trata de hacer ingeniería demográfica tras cada ofensiva. «No podemos dejar de vivir porque en otras zonas se esté viviendo una guerra», decía en un reportaje de «Euronews» una siria habitante de la zona de Alepo controlada por el Gobierno. Esos días de septiembre las fuerzas de Assad se encontraban en plena ofensiva para aislar la zona este, controlada por militantes islamistas y grupos rebeldes. Frente al agujero negro de la parte este, los periodistas entrevistaron a varios hombres de negocios mientras disfrutaban del sol y la piscina en un ambiente de paz. Galería de imágenes Vea la galería completa (26 imágenes) La alta concentración de civiles en áreas bajo el control de Assad también funciona a favor del régimen, sostiene un estudio del instituto Carnegie, ya que puede desincentivar el ataque de la oposición «tal como ocurrió con el ataque rebelde al barrio de Mahata en Daraa en 2014». Según el informe, este barrio controlado entonces por Damasco sufrió decenas de muertos por la ofensiva de la oposición, y entre las víctimas se contaban familias que habían apoyado la insurgencia. «Esas muertes aumentaron el apoyo popular al régimen entre partidarios firmes de la oposición», concluye. Según el fundador de Stractegia, es posible pasar de un bando a otro, aunque es mucho más complicado pasar del lado del régimen al rebelde: «No quieren parecer débiles». Los «especuladores de la guerra» Yara Bader, periodista siria, estuvo encerrada en las cárceles del régimen varios días. Para ella, hay dos realidades en el país: «Si entras con el Gobierno, lo haces de forma legal y es más seguro porque no hay bombardeos aéreos ni vas a sufrir de hambruna. Fui en noviembre de 2015 a Latakia y no pasaba casi nada». Su marido, Mazen Darwish, también periodista, ha exigido este martes ante la sede de la ONU en Ginebra rendición de cuentas y justicia por los abusos de Bashar al Assad. El fundador del Centro Sirio de Medios y Libertad de Expresión estuvo encarcelado por informar durante más de tres años. #Aleppo, now dubbed as the "World's Most Dangerous City", still boasts a thriving nightlife, as shown in one of this summer's events #Syria pic.twitter.com/kFUDtGvHME? SANA English (@SANA_English) 24 de septiembre de 2016«En un principio, desde España hubo cierta empatía con las protestas para derrocar a un gobierno represivo, pero cuando la situación se volvió más compleja empezó a calar el análisis fácil de que los árabes ya se estaban peleando entre ellos por la religión en lugar de destacar sus causas sociopolíticas: falta de justicia social o cómo la mafia de los Assad ha monopolizado los recursos», comenta a ABC la profesora gallego-siria Leila Nachawati, autora de la novela «Cuando la revolución termine». El régimen ha trasladado sus instituciones dentro de las ciudades a barrios bajo su control. Los recortes del Gobierno de Assad en el presupuesto general han obligado a reducir bruscamente los subsidios a bienes estratégicos como el pan y el gasóleo. La guerra ha reordenado las relaciones económicas y está sentando las bases de una amplia transformación de la estructura socioeconómica del país. Según un reportaje del proyecto de medios independientes «Syria Untold», la guerra se ha convertido en una empresa económica financiada por fuentes internas y externas. Rami Makhlouf, primo de Bashar al AssadLa guerra siria está creando nuevas élites económicas por el vacío de la clase empresarial que ha abandonado el país en estos años. Estos «especuladores de la guerra» se han convertido en un elemento esencial en el funcionamiento de Siria e incluso rivalizan con aliados anteriores de la familia Assad en el corazón de la élite siria, según un artículo del portal de información católica «La Croix International». Dedicándose especialmente a la importación de bienes agrícolas y al petróleo, estos «empresarios» sortean el embargo y sanciones internacionales en una economía que cada vez más ha ido dependiendo de la importación procedente de países aliados como Rusia o Irán. «Gente que tenía vida normal o incluso pobres se han enriquecido en este conflicto. Tenemos un embargo, vale, pero europeos y americanos no se van a oponer a importar productos básicos. La guerra favorece la creación de una economía paralela: Rusia imprimió divisa siria al principio del conflicto e Irán se ha convertido en un importante proveedor de armas», subraya Mikail. Del lado del Gobierno, uno de los casos más sonados es el del primo de Bashar al Assad, Rami Makhlouf, uno de los hombres más ricos del país gracias al imperio familiar en sectores de telecomunicaciones, bancos o petróleo. Ciudades como Homs o Alepo, según Mikail, se han vaciado al 80%. «No creo que gente que ha perdido por completo su hogar vuelva tan fácilmente». Si gana Assad, la reconstrucción liderada por iraníes y rusos ayudará a la propaganda del régimen, agrega. Durante décadas, Siria mantuvo zonas en ruinas para mostrarlas a los turistas y decirles: «¿Veis eso? Es lo que nos hicieron los israelíes en la Guerra de los Seis Días». Seis años después del comienzo de esta guerra intestina, los Assad tienen nuevas ruinas que mostrar y a un enemigo a quien culpar. [Fotos de Homs proporcionadas por el Comité español de ACNUR]
14-03-2017 | Fuente: abc.es
Siria, seis años de guerra multipolar
Esta semana se cumplen seis años desde que comenzó la guerra civil en Siria. Lejos de remitir, el conflicto está «mutando» y «multipolarizándose». Los focos de violencia se van trasladando. En la actualidad, doce ciudades viven sitiadas. Y los intereses de la población civil siguen sacrificados al instinto de supervivencia del presidente Bashar al Assad, a la expansión de Daesh y a la agenda de las potencias internacionales, que han utilizado el conflicto sirio para incrementar su influencia en la región, como es el caso de Rusia. Mientras tanto, la tragedia no deja de crecer: 470.000 muertos, 11 millones de desplazados (6,3 dentro de Siria, y 4,9 fuera); 13,5 millones de personas que necesitan ayuda humanitaria en el interior del país, según datos de Acción contra el Hambre.. Y de fondo: el alto el fuego roto, conversaciones de paz en Ginebra y en Astaná sin resultados, conferencias de donantes ?la próxima se celebrará en Bruselas? que no cumplen sus compromisos, idas y venidas sobre el problema de los refugiados (primero, el acuerdo de reasentamiento firmado por la UE en 2015 e incumplido ?solo un 3% ha sido reubicado?, y después el firmado con Turquía). Y mientras tanto, la guerra continúa y las cifras siguen aumentando: en 2016, murieron 652 niños (gran parte de ellos en las escuelas o cerca de ellas), un 20% más que el año anterior;y se produjeron 338 ataques contra instalaciones hospitalarias y personal sanitario, según un informe de Unicef. Y la guerra sigue.. A continuación hacemos un repaso por los momentos y los datos más importantes del conflicto. ¿Cuándo comenzó el conflilcto? Se marca como fecha oficial el 15 de marzo de 2011. En enero y febrero habían surgido las primaveras árabes en países vecinos, de las que se contagió Siria. En marzo, tuvieron lugar manifestaciones pacíficas en Deraa (en la imagen), que el régimen de Al Assad reprimió con dureza, encendiendo la mecha del conflicto. ¿Quién está en cada bando? Por una parte está gobierno de Al Assad, que cuenta con el apoyo de Irán, Rusia y la milicia Hizbola. En el otro, la oposición formada por grupos rebeldes apoyados por Turquía, los kurdos y Estados Unidos;y contra todos, los yihadistas de Daesh y Al Qaida. ¿Dos conflictos enredados? A la guerra civil se sumó, en el mismo escenario, la expansión de Daesh, que empezó a ganar territorio en abril de 2013 y convirtió la ciudad de Raqqa en capital de su «califato» en Siria. Actualmente está en marcha una ofensiva por parte de las fuerzas turcas y tropas de EE.UU. para retomar la ciudad. ¿Cuál fue la posición de EE.UU. en la guerra? Durante la Administración de Obama, EE.UU. apoyó económicamente y con armamento al bando opositor para derrocar a Al Assad. El presidente Trump no ha movido ficha todavía, pero durante la campaña se mostró partidario de dialogar y sumar fuerzas con Rusia para acabar con el conflicto ¿Se han usado armas químicas? El uso de armas químicas por parte del régimen de Al Assad en el verano de 2013 estuvo a punto de provocar la intervención de EE.UU. Finalmente, se llegó a un acuerdo para que observadores de la ONU examinaran los arsenales y Al Assad aceptó deshacerse de ellas. Sin embargo, el fantasma de las armas químicas ha sobrevolado constantemente el conflicto, con denuncias hacia ambos bandos. ¿Qué papel juega la coalición internacional? En 2014 se pone en marcha la coalición antiyihadistas. Formada por EE.UU., Arabia Saudí, Bahréin, Emiratos Árabes y Jordania, más tarde se unió Turquía, que utilizó sus posiciones más contra los kurdos ?con los que mantiene un conflicto histórico? que contra Daesh. ¿Qué efectos ha tenido sobre la población la guerra? Además de cientos de miles de muertos (470.000, según las últimas cifras), el conflicto sirio ha provocado el desplazamiento de 11 millones de personas. No fue hasta el verano de 2015 que el mundo fue consciente de la gran tragedia que sufría Siria. Cientos de miles de refugiados arribaron a las costas de la UE. Muchos de ellos perdieron la vida en el Mediterráneo, entre ellos, el niño Aylan. Su foto avergonzó al mundo. La UE se apresuró a firmar un acuerdo que comprometía a los países a reasentar a 180.000 refugiados en dos años. A fecha de hoy solo ha sido reubicado un 3% (en España un 6,5%, según Oxfam). ¿Qué países han recibido más refugiados? Turquía ha recibido durante estos seis años 2.9 millones de sirios, frente a 1.3 millones del Líbano, un país mucho más pequeño. Si bien Turquía decidió cerrar las fronteras, un acuerdo económico con la UE le ha convertido en un tapón para que no lleguen refugiados a Europa. ¿Qué papel ha jugado Rusia en el conflicto? Los aviones rusos se unieron al bando de Al Assad en octubre de 2015, impulsando el avance del régimen en la guerra. La ayuda rusa fue definitiva para la recuperación de Alepo, que fue el bastión de los rebeldes al inicio de la guerra. ¿Cuál es el futuro de Al Assad? Rusia ha defendido su permanencia, frente a otros países, como EE.UU., Francia o Turquía que quieren su salida. Al Assad sostiene que eso deberá decidirlo la población siria a través de un referéndum. ¿Los niños, los más afectados? El año pasado murieron 652 niños, un 20% más que en 2015, la mayoría en escuelas o cerca de ellas. Uno de cada tres niños solo conoce la guerra. Con una población estimada de 18.5 millones de personas en Siria, 13,5 millones necesitan ayuda humanitaria. Dos de cada tres no tienen acceso a agua potable.
1
...