Infortelecom

Noticias de grecia

14-09-2020 | Fuente: abc.es
Los inmigrantes de Lesbos solo tendrán futuro en el nuevo campamento
Las autoridades griegas han sido tajantes: para que los inmigrantes que se encontraban en el campamento de Moria puedan presentar y tramitar sus solicitudes de asilo, deberán ir al nuevo centro, situado en la cercana zona de Kara Tepé, donde se les hará una prueba para detectar si tienen Covid y de ser negativos, pasarán a ser instalados en tiendas de campaña. Así volverá el orden tras el caos provocado por dos incendios provocados la semana pasada. Unas 12.000 personas, la mayoría afganos y africanos, dejarán así de malvivir entre olivares y carreteras, entre barricadas de la policía y el ejército y sin acceso ni a sanitarios ni a agua corriente. Se quedan frecuentemente sin comida también, ya que no acuden cuando se distribuye puntualmente. Las autoridades y mas concretamente el ministro de Protección del Ciudadano, Mijalis Jrisojoídis, ha afirmado que ningún inmigrante o refugiado podrá abandonar la isla de Lesbos «si no ha pasado anteriormente por el nuevo campamento de Kara Tepé y seguido los trámites para su legalización». En el anuncio oficial se subraya que «Queremos que abandonéis Lesbos. Por ello hemos preparado el campamento.¡Venid ahora para poder iros rápido!». Los más de 400 menores no acompañados del centro de acogida de Moria fueron los primeros en ser evacuados a otras partes de Grecia tras los incendios y otras 1.000 personas vulnerables fueron puestas a salvo después. Casi mil personas ya están en el nuevo campamento y los más reticentes y agresivos son los jóvenes afganos sin familias.
13-09-2020 | Fuente: abc.es
Los refugiados de Lesbos, la herida abierta de Europa
«Ahora ya no huele a mierda. Solo a quemado», explica a ABC José Fernández, el gallego de la ONG evangelista REMAR, organización que está distribuyendo agua a una cola de miles de personas del campamento, todas ellas en la carretera, en cuyo borde han dormido ya varias noches. Se refiere a las consecuencias de los dos incendios provocados, uno seguro por un grupo de inmigrantes afganos al grito de «Bye Bye Moria» y el otro aún por investigar, que ha destruido el desastroso Centro de Acogida e Identificación de Moria en la isla de Lesbos. Los de REMAR distribuyen desde la mañana del jueves lo que hay: comida del catering del ejército dos veces al día, y más cosas como agua y fruta, enviadas por distintas ONGs así como donaciones de países europeos, junto con sacos de dormir y mantas. Durante años, esta organización aguantó en Moria, aun cuando se fueron todas las demás ONGs protestando contra el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía en marzo de 2016. Distribuían tres veces al día, con colas kilométricas de varias horas, la comida del catering del campamento. Lo peor era la violencia, las peleas entre grupos de jóvenes y la falta de seguridad hasta ahora en Moria: se denunciaba al menos una violación por semana y por la noche todas las mujeres que no vivían con su familia en un contenedor preferían ponerse pañales para no arriesgarse a ir, casi sin luz, a uno de los malolientes sanitarios portátiles. Campamento del infierno El nombre de Moria ya no se asocia con el pequeño pueblito a 10 kilómetros de la capital, Mitilini, sino con el «campamento del infierno», el mayor de Europa para inmigrantes ilegales que llegan de las costas turcas, creado por el ejército para menos de 3.000 personas y donde malvivían hasta la noche del miércoles en contenedores tiendas de campaña unas 13.600 personas (aunque llegó a acoger a más de 20.000). Todos llegaron desde las costas turcas, a unas pocas millas de distancia de Lesbos y e otras islas cercanas como Kos, Samos, Leros y Jíos. Ahora el ritmo de llegadas se ha ralentizado, porque las patrullas tanto griegas como turcas, así como las fuerzas de Frontex, vigilan estrechamente la zona y hay también drones. En lo que llevamos de año, han llegado a Lesbos 4.287 personas, mientras que en todo 2019 la cifra fue de 27.148. Desde la llegada de los conservadores al Gobierno griego, liderado por Kiriakos Mitsotakis, la gestión de la inmigración irregular ha mejorado con respecto al anterior Ejecutivo: menos llegadas y proceso de asilo más rápido, así como el deseo de deportar o repatriar a quien no tiene derecho a quedarse. El Gobierno radical de Syriza, que se consideraba solidario y cuya juventud era partidaria de una Europa sin fronteras, tuvo que afrontar sin experiencia y casi sin medios el millón de personas que «pasaron» por Grecia en el 2015. Los números fueron disminuyendo, pero los problemas sobre cómo afrontar a este grupo de personas se multiplicaron y eso que ahora el partido neonazi Amanecer Dorado lleva tiempo callado y sin actividad violenta: ya no tiene diputados en el parlamento. Estos días, Mitsotakis ha recordado que se trata de un problema europeo y que tiene que haber una distribución justa de quienes llegan a su país por mar o por tierra, y aún mas ahora en época de pandemia. Y tras entrevistarse con el Vicepresidente de la Comisión Europea Margaritis Schinas este viernes, tras la visita de este a Lesbos, quedó claro que se prepararán nuevas regulaciones europeas de migración y asilo, incluyendo la distribución equitativa de los migrantes entre todos los estados miembros de la UE. Dos frentes Lesbos y otras islas están ahora divididas: por un lado los inmigrantes, las ONGs y los mas solidarios que quieren ayudar a quienes llegan a sus costas y quieren un campamento de acogida pequeño, bien organizado y controlado, para que luego los inmigrantes sean enviados con rapidez (y no permaneciendo meses, hasta años para efectuar la solicitud inicial de asilo) a otra parte de Grecia. Por el otro está la mayoría de la población local, exacerbada por elementos nacionalistas y populistas, que quieren que el problema desaparezca sin pensar que aunque todos los inmigrantes se vayan mañana llegarán muchos más. Kostas Muzuris, gobernador de la región, y el Alcalde de Mitilini insisten en la necesidad de que la isla se vacíe de inmigrantes. Y entre estos dos bandos, los inmigrantes, por una vez, están de acuerdo con la población local: quieren abandonar lo antes posible y para siempre la isla y no se cansan de decirlo.
11-09-2020 | Fuente: abc.es
Diez países europeos se comprometen a acoger a 400 menores del campo de Moria
Alemania ha conseguido implicar diez socios en la «solución europea» al problema de los refugiados menores de edad que se hacinan en el campo de Moria. El ministro germano de Interior, Horst Seehofer, ha anunciado que diez países de la UE se han comprometido a acoger en total a 400 de estos menores y que la cifra de niños que llegará a Alemania superará el centenar. «Diez países miembros participan en el traslado y Francia y Alemania acogeremos entre 100 y 150 menores cada uno», ha especificado. Holanda ha anunciado por su parte que recibirá a otros 100. Se trata de menores que llegaron a Grecia continental tras el incendio que arrasó el miércoles el campo que acumulaba 1.200 refugiados y su traslado ha sido acordado con el comisario europeo encargado de Emigración, Margaritis Schinas. También ha informado que continúan las conversaciones con otros países europeos, por lo que la lista todavía podría aumentar. Desde el incendio de Moira, políticos de casi todos los partidos alemanes han elevado la presión sobre el ministro de Interior, que ha terminado tomando la iniciativa. «Gracias a Dios no hubo muertos ni heridos, pero sin duda es una emergencia humanitaria especial», ha admitido Seehofer en una conferencia de prensa. «La protección del clima es importante, las consecuencias económicas de la crisis sanitaria también, pero no hay que equivocarse: la inmigración es el problema más importante en la UE. No podemos simplemente hablar de humanidad y declarar buenos propósitos, ¡tenemos que hacerlo!», ha dicho. Además de la colaboración en el reasentamiento de los menores, Seehofer ha recordado que la ayuda en el sitio es ahora el soporte más urgente. «Tenemos que volver a ofrecer alojamiento y suministros a la población allí lo antes posible. Actuamos en estrecha coordinación con el Gobierno griego», ha informado sobre la actividad del Gobierno alemán al respecto. Alemania ha recibido una «lista de requisitos» y las organizaciones no gubernamentales alemanas ya están trabajando para brindar el mayor apoyo posible. «Desde que asumí el cargo, he estado luchando para lograr una ley europea común de asilo», ha recordado Seehofer, «porque no solo la situación en Grecia es problemática, sino también en Chipre, Malta, Italia y España». El vicepresidente de la Comisión de la UE, Margaritis Schinas, ha mantenido una videoconferencia retransmitida por las televisiones alemanas en la que ha afirmado que «se acabó el tiempo en que Europa no tenía una política migratoria común; ahora es el momento de cambiar eso», en referencia a que el 30 de septiembre debería iniciarse un segundo intento para negociar el pacto de asilo y migración de la UE. Casa de tres pisos Según Schinas, este pacto debería estructurarse como una casa de tres pisos. En primer lugar, acuerdos con los países de origen y tránsito para que las personas no huyan y tengan la perspectiva de una vida mejor en sus países de origen. «Y que no tengan que confiar sus vidas a los traficantes», ha subrayado. En segundo lugar, «un sistema sólido de protección de las fronteras exteriores con una nueva guardia de fronteras y costas de la UE que estará mejor equipada en términos de tecnología y personal». Y, por último, un sistema de solidaridad permanente y efectiva dentro de los estados de la UE. La responsabilidad del procedimiento de asilo debe ser asumida de forma conjunta, y no solo por algunos Estados miembros que se encuentran en las fronteras exteriores o, como Alemania, quieren recibir inmigrantes. El pasado mes de marzo, antes de que la pandemia congelase también el proyecto, los partidos políticos alemanes había llegado a un acuerdo para que más de 140 municipios que se habían presentado voluntarios acogiesen a menores procedentes de campos de refugiados griegos sobresaturados, bajo el estatus de protección subsidiaria. Alemania estaría dispuesta a recibir «a una parte razonable y limitada» en el marco de una «coalición humanitaria de voluntarios europeos», decía el texto del acuerdo, con el que la primera potencia europea buscaba además presionar a sus vecinos de la UE para que sigan sus pasos. En ese momento, la decisión contemplaba «apoyar a Grecia» ante el nuevo desafío que suponía la apertura de la frontera por parte del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y mencionaba la cifra total de entre 1.000 y 1.500 niños. Se trataría de menores de 14 años que no estén acompañados o que necesiten atención médica urgente debido a alguna enfermedad, preferentemente niñas. La presidenta de la CDU, Annegret Kramp-Karrenbauer, se refirió al pacto como una «buena combinación de orden y humanidad», y se aventuró a decir que algunos países europeos, como Francia, ya habían mostrado su disposición a ayudar. Ahora, el incendio ha precipitado la reapertura del expediente, que aviva a su vez los resquemores que despertó la decisión de Angela Merkel de abrir la frontera alemana a los refugiados sirios en 2015.
11-09-2020 | Fuente: abc.es
Los residentes de Lesbos no quieren otro campo de refugiados
Tras los incendios provocados que han destruido casi en su totalidad el centro de acogida e identificación de Moria, el mayor campamento de inmigrantes ilegales de Europa con hasta ahora 12.600 personas, la situación sigue siendo muy difícil. No hubo ni muertos ni heridos y los 408 menores no acompañados ya están a salvo en otra parte del país. Las familias y los más vulnerables, mas de mil personas (familias con niños pequeños, inválidos, enfermos graves o con problemas psiquiátricos y ancianos), serán llevados al ferry Blue Star Chios, atracado en otra parte de la isla. Faltan dos barcos de la Marina griega, que también alojarán a otros 1.000. Por ahora casi todos se encuentran bloqueados por la Policía y el Ejército, que quiere mantenerles alejados de la capital, Mitilini, y ya durmieron una noche con mantas al borde de la carretera, en olivares y hasta en el pequeño cementerio del pueblo de Moria. La población local, encabezada por el alcalde de Mitilini, Stratís Kitélis, exige por su parte que, tras la destrucción del campamento. las autoridades se lleven a todos los inmigrantes de la isla y para ello los camiones de la alcaldía bloquearon ayer por la mañana las carreteras que llevan a otros antiguos campamentos militares, donde en principio se instalarán tiendas de campaña para el resto de los refugiados, más de 11.000 personas. Quiere impedir la instalación de cualquier otro campamento, por muy temporal que sea. Miedo al Covid-19 La población local también quieren la salida de todos los inmigrantes de la isla porque temen el contagio del Covid-19: de los dos mil refugiados examinadas hace días, más de treinta dieron positivo y con el primer incendio desaparecieron y solo se ha localizado (y aislado) a ocho de ellas. Los más optimistas o ingenuos comentan en Atenas que con la llegada del vicepresidente de la Comisión, Margaritis Schinas, ayer por la tarde, y la promesa de distintas ayudas y financiación para la isla, las cosas mejorarán. La presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, dejó claro el apoyo de su institución y que su prioridad es «la seguridad de quienes se quedan sin refugio». Mientras Francia y Alemania se han mostrado dispuestos a acoger menores inmigrantes, la ministra de Exteriores española, Arancha González Laya, tras mostrar su solidaridad con Grecia, se desmarcó sobre la posibilidad de recibir a alguno de los afectados. González Laya recordó ayer, que España acoge ya a «un grandísimo número de refugiados, demandantes de asilo e inmigrantes en general».
09-09-2020 | Fuente: as.com
Tragedia en Grecia
El campo de refugiados de Moria, en Lesbos, calcinado por las llamas. La causa podría ser el enfrentamiento entre los refugiados al detectarse varios casos de COVID-19.
08-09-2020 | Fuente: as.com
El Málaga agiliza las salidas para poder inscribir
El Maccabi Haifa hizo oficial la llegada de José Rodríguez, la marcha de Juankar al Panathinaikos también está a punto y Renato Santos (en Grecia le colocan en el AEK) es otro jugador que está próximo a salir.
08-09-2020 | Fuente: abc.es
Belgrado y Pristina se reúnen en Bruselas para limar asperezas
El presidente serbio, Aleksandar Vucic, y el primer ministro kosovar, Avdullah Hoti, se reunieron ayer en Bruselas en una nueva sesión del diálogo promovido por la UE para lograr que Belgrado y Pristina normalicen sus relaciones. La reunión se produce horas después de la que tuvo lugar en Washington en la que Serbia y su antigua provincia autoproclamada independennnte aceptaran acordar unas reglas básicas para sus relaciones económicas, aunque ni siquiera han querido firmar el mismo documento. Para la UE, el principal aliciente que puede poner sobre la mesa para los dos es el horizonte de llegar a ser miembros de pleno derecho, una vez que acepten regularizar sus relaciones, lo que significa que Serbia deberá aceptar la independencia de Kosovo. Además, ayer el portavoz del Alto Representante para la Política Exterior, Josep Borrell, envió un claro mensaje a Belgrado en el que le instaba a mantenerse en sintonía con la política exterior europea en asuntos esenciales y no asumir las presiones de Estados Unidos para trasladar su Embajada desde Tel Aviv a Jerusalén. «Como país candidato esperamos de Serbia que alinee progresivamente sus posiciones con las adoptadas por la UE», aseguró el portavoz del Servicio de Acción Exterior, Peter Stano. Kosovo cuenta con un apoyo intenso por parte de Washington, mientras que Belgrado podría intentar atraer el interés de EE.UU. con un gesto de este calibre que irritaría a Bruselas. Por ahora, ninguno de los dos países puede pedir oficialmente el ingreso en la UE para convertirse en país candidato, porque la UE quiere que lo hagan a la vez y hay cinco países (España, Rumanía, Eslovaquia, Grecia y Chipre) que no reconocen la independencia de Kosovo. El trámite no se iniciará hasta que Belgrado no haya reconocido la independencia de Kosovo. De hecho, Borrell, que ahora ejerce como mediador para buscar el entendimiento entre los dos, cuando era ministro español de Exteriores, que es su cargo inmediatamente anterior, debía abandonar la sala cada vez que había una reunión en la que participasen representantes oficiales de Kosovo. En la OTAN se produce una situación similar, de manera que la visita también ayer del primer ministro de Kosovo fue anunciada formalmente como la del «señor Avdullah Hoti, de Kosovo» sin ninguna alusión a su cargo Los dos, Hoti y Vucic se volverán a reunir a finales de septiembre, después de una tanda de reuniones técnicas de altos funcionarios.
04-09-2020 | Fuente: abc.es
Primer caso de Covid-19 en el centro de refugiados de Moria, en Lesbos
Esta semana ha ocurrido lo que todo el mundo se temía: se ha diagnosticado el primer caso de Covid-19 entre la población de inmigrantes y refugiados en el centro de acogida e identificación de Moria, a pocos kilómetros de la ciudad de Mitilini en la isla de Lesbos. Se trata de un refugiado somalí de cuarenta años que no se sintió bien y las autoridades sanitarias, tras examinarle, detectaron que era positivo. El somalí, del que ya se conoce que ya tenía concedido el estado de refugiado, tenía orden de abandonar la isla para ir a Atenas a recoger sus documentos. Viajó a la capital el 17 de Agosto. Al no poder encontrar trabajo y donde vivir, decidió volver a la isla y al campamento que conocía, para instalarse de nuevo en la tienda de campaña que había sido su alojamiento durante meses, reencontrándose con sus amigos y teniendo acceso a alimentos. Nada más ser diagnosticado positivo, fue trasladado al hospital de la capital, Mitilini, mientras que todo el campamento se encuentra en cuarentena durante los próximos 14 días y continúan los controles médicos, comenzando por las personas que estuvieron en contacto con él. Queda prohibido el salir o entrar en este campamento salvo casos de emergencia. Refugiados sin trabajo y sin vivienda Aun no se ha dado a conocer cómo y dónde se ha contagiado este refugiado, pero si los detalles de su caso: llegó de forma ilegal a las costas de la isla, pasando a ser instalado en una de las tiendas de campaña en los olivares que rodean al campamento de Moria, construido para acoger inicialmente a tres mil personas. Ahora en la zona malviven más de 13.000, muchos de ellos mujeres y niños, y si tienen suerte lo hacen en los contenedores del campamento inicial, donde tienen agua, electricidad y su propio aseo. Si no, se instalan en tiendas de campaña en los olivares de los alrededores, donde el acceso al agua y a los aseos es dificil. Las grandes ONGs que ayudan a esta población denuncian el hacinamiento, la falta de higiene y las malas condiciones en general de los centros de acogida y el que nada mas recibir el estatus legal de refugiados la gran mayoría de estos inmigrantes se encuentran literalmente en la calle. Proceso legal agilizado pero falta de medios Ahora mismo hay menos personas intentando llegar a las costas griegas, en parte por las deportaciones en caliente que el Gobierno griego no confirma y en parte por los controles turcos. También ya desde hace meses el Gobierno conservador de Kiriakos Mitsotakis ha agilizado el proceso de identificación y solicitud de asilo, consiguiendo que más de diez mil personas que se encontraban en las cinco islas más cercanas a Turquía (Lesbos, Leros, Kos, Jíos y Samos) fueran trasladadas a otras partes de Grecia y son centenares los menores no acompañados que son acogidos en otros países europeos. Niños en el campo de Moria (Lesbos) esperan autobuses que les lleven a Atenas - REUTERS Pero la mayoría de las personas que se encuentran en Grecia, nada más ser reconocidas como refugiadas, pierden automáticamente el derecho a tener donde vivir y comer gratuitamente, algo que inquieta no solo a las autoridades locales sino a todas las ONGs que les ayudan. Ello es debido «a que nadie les informa de cómo solicitar ayuda y de qué derechos tienen», como dice Irini, una asistente social de una gran organización filantrópica que trabaja con ACNUR y fondos europeos para proporcionar pisos y distintos tipos de ayuda para los inmigrantes que terminan su proceso de asilo o son ya refugiados. «Para inscribirse en las listas de los distintos programas hay que estar informados y saber dónde acudir y si no es la policía la que se los lleva de forma obligatoria a algún campamento en las cercanías de Atenas o del Pireo hasta que se solucione su futuro inmediato», explica Irini, que lamenta el que no haya más programas de integración y apoyo financiero para los nuevos refugiados legales que no ven futuro en el país. Campamentos cerrados El contagio de este somalí desesperado no solo muestra los problemas existentes para los inmigrantes legalizados, sino que deja claro que los campamentos, que en principio son abiertos (permitiendo entradas y salidas) no permiten controlar a esta población. Los habitantes locales por su parte ahora aceptarían más fácilmente los campamentos «cerrados», es decir con entradas y salidas controladas, algo que no querían hasta ahora ya que se temían que esto eternizaría la situación en sus islas.
03-09-2020 | Fuente: abc.es
Rusia reanuda sus vuelos y abre su frontera con otros tres países más
El primer ministro ruso, Mijaíl Mishustin, acaba de firmar una orden añadiendo tres destinos más a la lista de países con los que se han reanudado los vuelos. Se trata de Egipto, los Emiratos Árabes Unidos y las Maldivas. Según el Gobierno ruso, la decisión ha sido adoptada siguiendo las recomendaciones de la célula operativa creada para combatir la propagación del coronavirus. Se señala en un comunicado que la dinámica del aumento de nuevos casos en esos tres países se mantiene dentro de un nivel aceptable. A partir de hoy, Egipto tendrá 3 vuelos semanales y dos los Emiratos y las Maldivas. Se ha anunciado además que el número de vuelos semanales a Suiza aumentará de dos a cuatro. De esta manera, la lista de países a los que los rusos pueden ahora viajar se ha ampliado a siete. Con anterioridad, Rusia reanudó las conexiones aéreas con Reino Unido, Suiza, Tanzania y Turquía. Las autoridades rusas, sin embargo, no han tomado todavía ninguna decisión en relación con otros países que desean restablecer los vuelos con Rusia. Tales son los casos de Grecia, Montenegro, Tayikistán y otros países de la antigua Unión Soviética. Grecia, en particular, ha ofrecido a los rusos visitar el país entre el 7 y el 21 de septiembre, pero no más de 500 personas por semana y llegando solamente a través de los aeropuertos de Atenas, Tesalónica y la isla de Creta. Los que opten por viajar deberán llevar consigo obligatoriamente un certificado de resultado negativo del test de coronavirus en inglés. Deberán también cumplimentar un formulario indicando el lugar de alojamiento. La Asociación de Operadores de Turismo de Rusia lleva semanas presionando para que el Gobierno autorice los vuelos con las antiguas repúblicas soviéticas, desde donde siempre ha habido un flujo estable de turistas a ciudades como Moscú y San Petersburgo. Se esperaba una decisión al respecto con el comienzo de septiembre, pero el Ejecutivo no se ha pronunciado todavía al respecto. Rusia suspendió todos los vuelos internacionales a finales del pasado mes de marzo a causa de la pandemia de Covid-19.
02-09-2020 | Fuente: abc.es
Turquía anuncia que medió entre Maduro y el exlíder opositor Capriles
Enrique Serbeto27europasBruselasLudmila VinogradoffludmilavinoCaracasLa ruptura de la oposición en Venezuela ya es un hecho. El gobierno interino que preside Juan Guaidó desconoció las negociaciones secretas que adelantaron los opositores Henrique Capriles y Stalin González con el régimen de Nicolás Maduro a través del canciller de Turquía para liberar a 110 presos políticos a cambio de apoyo internacional de cara a las legislativas de diciembre. La negociación anunciada este martes por el canciller de Turquía, Mevlut Cavusoglu, impactó negativamente en la presidencia interina de Guaidó, cuyos esfuerzos por unificar a la oposición se han visto contrariados por María Corina Machado y Henrique Capriles, que han expresado sus discrepancias respecto de la conducción política de Gobierno interino. Horas antes de la reunión programada entre Guaidó y Capriles para hablar sobre el pacto unitario, el canciller turco, que es un aliado de Maduro, sorprendió con su tuit en donde anunciaba que dos líderes de la oposición venezolana, «Henrique Capriles y Stalin González, estaban dialogando con el gobierno venezolano para participar en las elecciones legislativas». Nadie ha explicado como apareció de repente la mediación del ministro turco en la escena política nacional. Mevlut Cavusoglu detalló en su rueda de prensa que Capriles y González hablaron con funcionarios turcos para que se garantice la presencia de observadores internacionales en la votación de las parlamentarias, a lo que Maduro accedió, dice la agencia Reuters. Lo que eran unas conversaciones secretas entre dos dirigentes opositores y el régimen chavista, que han sido desveladas por el gestor turco, han conmocionado a la plana mayor del gobierno opositor, subiendo al rojo vivo la temperatura de la crisis interna, que ha derivado en una ruptura. El mismo Capriles admitió las conversaciones con la representación turca en un tuit: «Hablar con un miembro de la comunidad internacional es lo normal cuando crees en la política y en la democracia. Para muestra un botón. Tengan claro: con chinos, con rusos, con europeos, hablaremos con todo el que sea necesario para sacar a los venezolanos de esta crisis». Pero también el excandidato presidencial y exgobernador de Miranda se ufanó de haber logrado la liberación con indultos de 110 presos de los cuales 50 son políticos, «Hoy, por mis "gestiones personales?, nos sentimos satisfechos de la libertad de 110 presos políticos. Mi único interés es defender a los venezolanos y lograr la libertad de Venezuela. ¡No nos vamos a resignar, así como ningún venezolano lo hará hasta ver el cambio en el país!». Capriles no ha dicho todavía si participará en las elecciones legislativas de diciembre aunque no podría postularse porque está inhabilitado políticamente y Maduro debería indultarlo también. Lo cierto es que la confesión pública del ex candidato presidencial causó su separación del gobierno interino de Guaidó y alejando la unidad de la oposición. No obstante, la Unión Europea no cree que se den todavía las condiciones para la celebración de elecciones libres en Venezuela y desconoce las gestiones de Turquía en aquel país. Normalmente, las instituciones comunitarias se abstienen de comentar declaraciones de terceras partes, aunque una fuente autorizada del Servicio de Acción Exterior (SEAE) que dirige Josep Borrell dijo ayer a ABC que las palabras que se atribuyen al ministro turco de Asuntos Exteriores sobre un supuesto encargo de mediación por parte europea no se corresponden con la realidad y que «el Alto Representante Borrell se mantiene regularmente en contacto con diferentes actores de la oposición, así como con el gobierno de Maduro, en un esfuerzo por fomentar el diálogo como una salida a la crisis política y humanitaria en Venezuela. Estos contactos son particularmente importantes dado el breve calendario electoral y la necesidad de elecciones libres, inclusivas y transparentes». Borrell había considerado la semana pasada en redes sociales «un paso en la buena dirección» la liberación por parte de la dictadura de cierto número de presos políticos, un gesto arbitrario que solo demuestra la injusticia de su detención. No obstante, las fuentes del SEAE se remitían ayer a la declaración oficial de la diplomacia europea del 8 de agosto en la que se afirma que después de sus contactos con dirigentes venezolanos el Alto Representante constataba que «no se dan las condiciones, en esta etapa, para un proceso electoral transparente, inclusivo, libre y justo». Borrell afirmaba haber pedido a la dictadura un aplazamiento de las elecciones como demanda la oposición pero «como respuesta he recibido una carta del ministro de Asuntos Exteriores informándome de un acuerdo sobre ese tema con un sector de la oposición. Es un paso en la dirección correcta, pero no suficiente para que la Unión Europea pueda desplegar una Misión de Observación Electoral. Para ello, necesitamos una respuesta precisa y ampliamente positiva a los requisitos mínimos definidos por la oposición». Las relaciones entre la UE y Turquía no atraviesan su mejor momento y en estas últimas semanas la tensión se ha agravado considerablemente debido a la disputa territorial con Grecia y Chipre en el Mediterráneo Oriental. Ante las presiones de países como Francia, la diplomacia europea ha considerado incluso la posibilidad de decretar sanciones contra responsables turcos. Por otro lado, hoy tendrá lugar en Luxemburgo la vista del recurso de los miembros de la dictadura venezolana contra las sanciones que le impuso la UE. Se trata de una etapa necesaria en el proceso de imposición de sanciones. Raramente los jueces han revocado lasa sanciones impuestas por el Consejo.