Infortelecom

Noticias de ghana

30-11-2017 | Fuente: abc.es
Las promesas de Macron «El Africano»
A los seis meses de su instalación en el Palacio del Elíseo, el presidente Emmanuel Macron ha «descubierto» África, en la mejor tradición de todos los presidentes de la V República: presentándose como el mejor «embajador» de los africanos en Europa, anunciando una nueva «ruptura» con las tradiciones «neocoloniales» de su predecesores. Como Giscard, Mitterrand, Chirac, Sarkozy y Hollande, Macron ha prometido «renovar» las relaciones de París y sus antiguas colonias, durante su primera gira africana, del 27 al 30 de este mes de noviembre, con escalas en Burkina Faso, Costa de Marfil y Ghana. El presidente de la República hizo una primera visita a Malí a los pocos días de ser elegido presidente de la República. Tras el magno legado de la descolonización protagonizada por el general de Gaulle, Giscard fue el primer presidente de la V República que intervino militarmente en África para proteger la estabilidad de un aliado político. Mitterrand confirmó las alianzas militares estratégicas de Francia con sus antiguas colonia. La modernización y renovación de las antiguas relaciones neo coloniales se vieron mancilladas durante su mandato por grandes escándalos político financieros (Elf Aquitaine). Chirac y Sarkozy confirmaron la vieja tradición del paternalista gaullista con los amigos y aliados africanos. Hollande no dudó en lanzar una gran operación militar, en Malí, con un doble objetivo: la lucha contra el terrorismo, la estabilidad regional y la defensa de las minas de uranio regionales, esenciales para la economía nuclear francesa. Aportando su visión personal a esa tradición inmediata, el presidente Macron comenzó su gira, el lunes, recordando y lamentando los crímenes de la colonización, para mejor seducir a sus interlocutores más jóvenes, con esta frase: «Los crímenes de la colonización europea son incontestables». En Uagadugú, la capital de Burkina Faso, Macron echó los cimentos de su proyecto africano personal, con dos puntales originales: «África es el corazón del futuro. Europa debe estar más presente en el continente africano, llamado a un gran futuro, a la luz de sus riquezas, su demografía y sus oportunidades». En Abiyán, capital de Costa de Marfil, Macron participará, el miércoles y el jueves, en la quinta cumbre Europa - África, entre la UE y la Unión Africana (UA), en la que participarán durante cuarenta y ocho horas 83 jefes de Estado y gobierno y unos 5.000 participantes de 55 países africanos y 28 países europeos. En ese marco multilateral, el presidente francés se presentará como un interlocutor privilegiado de las antiguas colonias francesas, cuando el Brexit margina relativamente a otra antigua potencia colonial, el Reino Unido. Inmigración, seguridad y cooperación económica son temas comunes de la gira europea de Macron y la cumbre euro africana.
23-11-2017 | Fuente: abc.es
Quedan demasiados «Mugabes» en África
El expresidente Robert Mugabe dijo una vez que solo la muerte le apartaría de la presidencia. Se equivocaba. Él ya forma parte de la historia de Zimbabue, pero en África todavía hay más de una decena de dictadores, ávidos de poder, que llevan décadas arrasando sus países, llevando a su gente a sangrientas guerras civiles, ahogándoles económicamente, vulnerando sus derechos humanos. Países, que tiene muy muy poca esperanza de cambio debido a la inexistencia de límites de mandatos, a la corrupción y a la falta de transparencia en los comicios ?democráticos?. Esto no se cumple en todos los países africanos. En 2016, 17 de los 54 países del continente africano celebraron elecciones presidenciales y de éstas el 60% se llevaron a cabo pacíficamente y con total transparencia. La victoria de Akufo-Addoen en Ghana es un ejemplo de éxito de la democracia en este continente. Sin embargo, este año, las elecciones presidenciales en Angola, Liberia y Kenia se han visto manchadas por la sombra del fraude electoral, la justicia ha llegado a anular comicios por irregularidades. Son tiempos difíciles para la democracia. En pleno siglo XXI, todavía son demasiados los regímenes autoritarios en el continente africano. Un caso que merece especial mención es el de Paul Kagame, presidente de Ruanda desde marzo de 2000, después de que Bizimungu fuera destituido. Se le conoce por su papel durante la campaña que le puso fin al genocidio del país en 1994 y por su intervención en la Segunda Guerra del Congo. El odio tribal estalló entre abril y junio de 1994, cobrándose la vida de 800.000 personas y obligando a dos millones de ruandeses a huir del país. Las irregularidades en los comicios y acoso a la oposición, le preceden. En 2003, Kagame arrasó en las primeras elecciones democráticas disputadas desde que su gobierno tomara el poder (1994). Siete años después fue reelegido en condiciones similares. El 2015, se celebró un referéndum para que éste pudiera permanecer en el poder hasta 2024 y ganó el sí con un 98% de los votos. Mismo resultado que le valió la reelección a Kagame en 2017. Por su parte, Teodoro Obiang Nguema Mbasogo, 74, lleva la friolera de 37 años al frente de Guinea Ecuatorial (antigua colonia española). Se alistó en el Ejército español y, en 1963 se desplazó a la Academia Militar de Zaragoza, donde se graduó como segundo teniente en 1965. Accedió al poder el 3 de agosto de 1979 tras derrocar y ejecutar a su tío Francisco Macías (con fama de sanguinario y admirador de Hitler) en un golpe militar que se denominó «Golpe de la Libertad». Poco antes de las elecciones legislativas de 1993, 10 de los 14 partidos fueron ilegalizados lo que se tradujo en una abstención entorno al 80% y una nueva victoria de Obiang. Diez años después, el presidente fue votado por el 93,7% del electorado con una participación del 93%, lo que despertó sospechas de fraude electoral por parte de la oposición y grupos de los derechos humanos. Según organizaciones internacionales de Derechos Humanos como Amnistía Internacional y Human Rights Watch, el gobierno de Obiang es uno de los más represores del mundo por sus reiteradas violaciones los derechos humanos y la represión contra opositores políticos, que le han valido la solicitud de detención por genocidio en numerosas ocasiones. Otro de los veteranos de la política africana es Omar H.A. Al-Bashir, presidente de Sudán (norte) desde el 30 de junio de 1989. El líder, que proviene de un entorno rural y de clase trabajadora, luchó contra la rebelión en el sur del país. En junio de 1989, organizó un golpe de estado contra el gobierno de la Coalición electo de Sadiq Al-Mahdi. Ha sido acusado de genocidio, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra por la Corte Penal Internacional. Sin embargo, nunca se le procesó ya que la Justicia local, la Liga Árabe, Rusia y China se mostraron contrarias al procesamiento del presidente sudanés. Al-Bashir respondió a su intento de procesamiento internacional con la expulsión de 13 ONG?s, cuya consecuencia fue la desatención de más de 1 millón de refugiados. A día de hoy, sigue sin saldar cuentas con la justicia por estos crímenes que se le atribuyen. Su política de islamización del Sudán y la aplicación de la Ley Islámica han alimentado la guerra con Sudan del sur, quien se independizó en 2011. Una de las naciones más empobrecidas del continente africano desde los años 90 es el Chad. Las sequías y una serie de gobiernos corruptos han debilitado la economía del país que se ha vuelta dependiente de ayuda externa. Al frente de su gobierno se encuentra Idriss Deby, quién fuera general en la Guerra Civil del Chad. En 1990, sus tropas se enfrentaron con a las del ex presidente Hissène Habré, hasta que el 2 de diciembre ocuparon la capital del país, haciéndose del gobierno. La instalación de Déby en el poder mejoró las relaciones con el antiguo enemigo del norte (liberó 2.500 presos de Libia) y con su líder Muammar Gaddafi. Se considera que llevó la democracia al país. Al asumir el cargo, prometió instaurar un gobierno democrático, y los partidos políticos fueron reconocidos en 1991. También estableció una comisión para investigar los abusos contra los derechos humanos durante el régimen de Habré, que finalmente acusó al exlíder de 40,000 asesinatos políticos. Superó tres intentos de golpes de estado entre 1991 y 1992. Tras una serie de reformas políticas que condujeron a la elección libre de 1996 en la Déby salió reelegido como presidente por un período de cinco años, algo que repetiría en 2001. Según Amnistía internacional, hay un creciente abuso de leyes represivas contra sus críticos y opositores. A este grupo de longevos presidentes de dudosa reputación, se unen Paul Biya, que con 83 años lleva 34 años ejerciendo como máximo mandatario de Camerún; el presidente de la república del Congo, Denis Sassou-Nguesso, de 73 años (38 años no consecutivos en el poder); el líder guerrillero y ex ministro de Defensa, Yoweri Museveni, que derrocó a un régimen militar en enero de 1986 en Uganda y fue presidente durante 10 años antes de ser elegido en las primeras elecciones presidenciales directas del país (1996). De esta lista cabe destacar también el caso del Rey Mswati III de Swazilandia, la última monarquía absoluta que queda en África (el país tiene un Parlamento electo y Mswati elige un primer ministro de entre los miembros elegidos). Fue proclamado rey con tan solo 18 años y lleva 30 en el poder. La renuncia de Robert Jacob se suma a la de otros dictadores que en los últimos meses han dejado el poder como José Eduardo Dos Santos, presidente de Angola en los últimos 38 años o Yahya Jammeh que, tras cinco mandatos y 22 años en la presidencia de Gambia, fue apartado del poder y exiliado gracias a un ejercicio de delicada diplomacia y amenaza militar, sin violencia, que recuerda a la reciente dimisión del expresidente de Zimababue. Son dos casos inéditos en la historia reciente de África.
19-11-2017 | Fuente: as.com
EE UU organizará un Mundialito con Italia, Chile, Ghana, Gabón...
Estados Unidos quiere organizar un Mundial paralelo con todas las grandes selecciones eliminadas para Rusia 2018. Presentará el proyecto a Infantino.
16-11-2017 | Fuente: abc.es
Hombres por 400 euros: los «mercados de esclavos» regresan a Libia
Por unos 400 euros, hombres y mujeres son vendidos en nuevos mercados de esclavos en Libia, un negocio que florece en el país, tomado por las milicias y señores de la guerra que controlan o se benefician de los grandes flujos migratorios de África subsahariana que cruzan el país norteamericano con la esperanza de alcanzar Europa. Mientras se amontonan los testimonios de supervivientes a este indigno negocio recogidos por periodistas, oenegés y organizaciones internacionales, nuevas imágenes publicadas en sendos vídeos del South China Morning Post (SCMP.TV) y CNN dan cuenta de las subastas en las que inmigrantes de Nigeria, Gambia o Ghana son vendidos al mejor postor. «Hombre fuerte para trabajar en el campo», anuncia el subastador mientras apoya la mano en el hombro de un hombre subsahariano, vestido de blanco, en el primer vídeo, grabado en agosto en una localización sin precisar en el oeste de Libia. Otros tantos esperan su turno mientras el tratante grita números frente a un público fuera de plano. Son las primeras imágenes que ponen testimonio gráfico a una realidad denunciada por supervivientes que finalmente logran alcanzar a Europa u otros que regresan a sus países de origen: «Tenemos decenas de testimonios que nos cuentan las espantosas condiciones que han vivido en Libia. Nos cuentan cómo son retenidos y hacinados en centros controlados por milicias, cómo les obligan a llamar a sus familias para pedir un rescate para ?pagar? el viaje. A uno le quemaron el brazo mientras estaba al teléfono con su familia para que lo oyeran gritar», relata a ABC el director de la ONG Proactiva Open Arms Óscar Camps. Si no logran pagar el rescate, pueden acabar siendo vendidos entre mafias, según informes de UNICEF, o finalmente entregados como esclavos a compradores particulares. Los hombres de aspecto fuerte, aptos para la construcción o el trabajo duro, o las mujeres -como esclavas sexuales- son los más solicitados y se venden por desde 200 a algo más de 500 dólares. El pasado abril, la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) denunció y documentó la existencia de intercambios de «cientos» de inmigrantes como en «mercados de esclavos» en el país norteafricano. «Todos (los testimonios) confirmaron los riesgos de ser vendidos como esclavos en plazas o garajes de Sebha, ya sea por sus conductores o por los lugareños que reclutan a los inmigrantes para trabajos diarios en la ciudad, a menudo en la construcción, y luego, en vez de pagarlos, venden sus víctimas a nuevos compradores», señaló un oficial de la OIM en Níger. Aunque la OIM no cuenta con cifras exactas de subsaharianos vendidos, «vender seres humanos se ha convertido en una tendencia entre traficantes conforme las redes de tráfico de personas se hacen fuertes en Libia», señaló en rueda de prensa el representante de la OIM en Libia, Othman Belbesi. «Esto lleva algún tiempo ocurriendo, pero ha aumentado y se ha convertido en significativo a partir del año pasado». Según otro portavoz de la OIM Joel Millan, migrantes retornados a sus países de origen han relatado cómo en diversos enclaves del desierto libio se mercadea con personas a plena luz del día en la calle. Sebha, a 770 kilómetros al sur de Trípoli, es hoy día centro neurálgico del intercambio de inmigrantes entre mafias de tráfico. Según la CNN, se han documentado otras subastas en al menos ocho ciudades más: Zuara, Sabratha, Castelverde, Gharyan, Alrujban, Zintan, Kabaw y Ghadames en el sur y oeste de Libia. En el vídeo obtenido por la CNN, filmado en un pueblo cercano a Trípoli, la reportera documenta la venta de 12 hombres nigerianos, «en estado de shock». «Este es un hombre grande y fuerte, ¿alguien necesita?», ofrece el vendedor, mientras los precios van subiendo 50 a 50 dinares. Se estima que más de 300.000 inmigrantes están permanecen atrapados en Libia. Los últimos acuerdos de la Unión Europea y países como Francia e Italia por los que se financia y entrena a antiguas milicias como guardacostas para ?mantener cerrada? la frontera sur europea bloquean a cientos de inmigrantes en un ?infierno en la tierra?, donde los subsaharianos sufren torturas, violaciones y maltratos. En una cooperación ?inhumana?, según ha denunciado esta semana el Alto Comisionado para los Refugiados de las Naciones Unidas (ACNUR), la UE ofrece su apoyo a la Guardia Costera Libia para interceptar barcos de inmigrantes incluso en aguas internacionales, ?pese a las preocupaciones expresadas por grupos de derechos humanos acerca de que esta medida condena a más refugiados a detenciones arbitrarias e indefinidas y les expondría a torturas, violación, trabajos forzosos, explotación y extorsión?. Aunque únicas en el horror, la historia de muchos inmigrantes y refugiados en Libia es similar: procedentes en su mayoría de países como Nigeria, Guinea o Costa de Marfil, pagan un primer monto para cruzar el Sáhara hacia Níger y el sur de Libia, una frontera muy porosa donde el Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA) auspiciado por las Naciones Unidas carece de poder efectivo y son las tribus locales y las mafias de tráfico quienes controlan el área. Muchos pasan por Sebha, donde, según relata Mustafa (nombre falso), él y otros miembros de su grupo procedente de Senegal fueron retenidos por hombres armados que les demandaban el pago del trayecto hacia las ciudades costeras del norte de Libia como Zuara, Sabratha o Zauiya, desde donde salen cada día un puñado de chalupas con destino a Europa. A Mustafa se le pidió pagar otros 480 dólares: ante su incapacidad de reunir el dinero, fue entonces ?comprado? por otro libio, que le solicitó entonces 970 dólares para ser liberado. Gracias a dinero enviado por su familia logró escapar de Libia y regresar a Níger, desde donde relata su historia. En casas reconvertidas prisiones, cientos de inmigrantes se hacinan en condiciones inhumanas, sin apenas comida o bebida y sujetos a malos tratos, según sucesivos informes de Unicef y Oxfam publicados en este diario. Según Mustafa, cuando alguien moría o era liberado, los secuestradores «volvían al mercado para comprar nuevos migrantes para reemplazarlos». «El sufrimiento de los inmigrantes detenidos en Libia es una atrocidad para la conciencia humana», ha afirmado esta semana el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad al Hussein, quien concluye: "Lo que ya era una situación nefasta ahora se ha vuelto catastrófica?.
07-11-2017 | Fuente: abc.es
El Tribunal Supremo retrasa indefinidamente la segunda vuelta de las presidenciales en Liberia
El Tribunal Supremo de Liberia ha anunciado que retrasa indefinidamente la segunda vuelta de las elecciones presidenciales hasta que se resuelva la demanda de fraude electoral interpuesta por el candidato Charles Brumskine, del Partido de la Libertad. El martes 7 de noviembre se debía celebrar la segunda vuelta de las elecciones generales. Con esta fecha ya descartada, el Tribunal Supremo debía pronunciarse esta mañana para establecer una nueva fecha para celebrar los nuevos comicios o, por el contrario, retrasarlos hasta que la comisión electoral termine su investigación sobre las irregularidades en las elecciones del pasado 10 de octubre. Finalmente, se optó por la segunda opción. La Comisión Nacional Electoral tiene hasta el 22 de noviembre para presentar las conclusiones de su investigación. El exfutbolista George Weah de la Coalición para el Cambio Democrático (CDC) y el vicepresidente del gobierno, Joseph Boakai, del Partido de la Unidad (UP) son los candidatos a sustituir a la premio Nobel de la Paz, Ellen Johnson Sirleaf. Weah, que parte como favorito, obtuvo un 38.4% de los votos y Boakai, el 28,8%. Por su parte, Brumskine fue tercero con el con el 9,7%. Brumskine también denunció a la actual presidenta, Ellen Johnson Sirleaf, de «interferir» en el proceso y de apoyar a Weah en lugar de a su vicepresidente, algo que ella negó con rotundidad. Sirleaf, de 79 años, dejará su cargo en enero de 2018 tras dos términos ?de seis años cada uno- en el poder, el máximo permitido en este país. Se trata de la primera transición democrática en Liberia en siete décadas, por lo que la expectación es máxima. Además, la comunidad internacional ha contribuido tanto económicamente como a nivel de efectivos a través de la ONU (quién estuvo 13 años en el país) para mantener la paz en dicho país. El Tribunal Supremo es respetado en Liberia, pero muchos temen que una demora excesiva en el proceso electoral pueda desestabilizar la democracia, marcada por dos guerras civiles consecutivas (1989 a 2003). Sirleaf, en los «Papeles del Paraíso» La presidenta Ellen Johnson Sirleaf, en el cargo desde 2006, fue anteriormente directora la una compañía de Bermudas llamada Songhai Financial Holdings Ltd., una filial de Databank Brokerage Ltd. Se trata de un proveedor de servicios financieros con sede en Ghana. De hecho, el actual ministro de finanzas de dicho país, Ken Nana Yaw Ofori-Atta fue cofundador de Databank y codirector, Sirleaf de Songhai Financial Holdings. Sirleaf figura como directora desde abril de 2001 hasta septiembre de 2012, según los archivos de Appleby. Sin embargo, la presidenta de Liberia habría renunciado a este cargo antes de iniciar su campaña electoral, renuncia que no se efectuó hasta el 2012 debido a «un descuido administrativo».
01-11-2017 | Fuente: as.com
Fallece a los 35 años Yakubu, exjugador de Ajax y Vitesse
Abubakari Yakubu ha muerto tras no poder superar una larga enfermedad. Fue internacional con Ghana en el primer Mundial al que acudió su país.
26-10-2017 | Fuente: as.com
Baba Sule, de campeón del mundo a utillero del Fuenla
El Mundial Sub-17 que se llevó con Ghana en 1995 le trajo a España. Pasó infortunios en Mallorca, Orense, Real Madrid y Leganés.
21-10-2017 | Fuente: as.com
Inglaterra y Malí son los primeros semifinalistas del mundial Sub-17
Los británicos derrotaron a Estados Unidos por 1-4, mientras que Malí a Ghana por 2-1, y se enfrentará el 25 de octubre al ganador del España-Irán.
11-10-2017 | Fuente: as.com
El recital de Thomas con Ghana: misil que rompe la red y 'asistencia'
El centrocampista rojiblanco confirmó  su excepcional estado de forma en el amistoso de Ghana contra Arabia Saudí.
09-10-2017 | Fuente: as.com
Ghana pide a FIFA repetir el partido contra Uganda
A la selección de Thomas le invalidaron un gol legal en el 94? con 0-0. Ghana emitió un comunicado en el que reclama un gol y un penalti.
1
...