Infortelecom

Noticias de foros

19-05-2022 | Fuente: finanzas.com
El Foro Asesores Financieros, organizado por la revista Inversión y Banco Mediolanum, se celebra el 1 de junio en Barcelona.
18-05-2022 | Fuente: abc.es
Biden condena a quienes propagan la ideología racista detrás de la matanza de Búfalo
Joe Biden acudió este martes a Búfalo, el escenario de la matanza racista perpetrada el pasado fin de semana por un joven consumido por ideología de extrema derecha. El presidente de EE.UU. y la primera dama, Jill Biden, se acercaron hasta el memorial improvisado en un supermercado de un barrio negro en las afueras de la segunda mayor ciudad del estado de Nueva York, donde el acusado, Payton Gendron, se plantó el sábado y disparó a todo el que se puso por delante. Mató a diez personas e hirió a otras tres. Once de las víctimas eran de raza negra y Gendron dejó claro en un manifiesto colgado en internet varios días antes que su acción estaba motivada por ideas racistas. «El supremacismo blanco es veneno», dijo Biden en un discurso después de haber mostrado sus condolencias a la familia. Se refirió también en concreto la la ?teoría del reemplazo?, una teoría conspiradora racista en la que Gendron se basó para la matanza y que defiende la existencia de un plan -liderado por elites liberales y judíos- para acabar con la raza blanca a través de la inmigración y de la tasa más alta de natalidad de otras minorías raciales. Son ideas que también inspiraron otras matanzas raciales, como las de El Paso (Texas) o de mezquitas en Christchurch (Nueva Zelanda), ambas en 2019. Estas teorías, marginales y solo con presencia en foros racistas y xenófobos de internet hasta hace pocos años -en ellos fue donde se radicalizó Gendron-, han sido adoptadas por figuras conservadora de gran peso en EE.UU., como el presentador estrella de Fox News, Tucker Carlson, o la diputada republicana Elise Stefanik, tercera en el escalafón de su partido en la Cámara de Representantes. Utilizan la idea del «reemplazo» para retratar las oleadas de inmigrantes indocumentados como una forma de amenaza al peso político y cultural de su audiencia y votantes, que son mayoritariamente blancos. «EE.UU. no puede dejar que la minoría que odia acabe con el país» «Aquellos que dicen que amana América, pero que no entienden América, dan mucho oxígeno al odio y al mieco» Biden defendió que la raíz de episodios de violencia como el sufrido este fin de semana es un odio fomentado «por la prensa, los políticos e internet, que han radicalizado a personas cabreadas, aisladas y solas hasta hacerles creer que van a ser reemplazados por un otro, por gente con apariencia distinta a la suya». Aseguró que EE.UU. no puede dejar que una «minoría que odia» acabe con el país. «El experimento de la democracia estadounidense está más en peligro que nunca», dijo el presidente de EE.UU. «Aquellos que dicen que aman a América, pero que no entienden a América, dan mucho oxígeno al odio y al miedo». «La ideología del supremacismo blanco no tiene sitio en EE.UU. Ningún sitio. Y no decirlo es como ser cómplice», dijo Biden en una referencia a los sectores del partido republicano que han agitado ideas alrededor del reemplazo. «Hago un llamamiento a todos los estadounidenses a rechazar esa mentira», dijo sobre la teoría del reemplazo, «y condeno a aquellos que la propagan por poder, interés político o beneficios económicos». Biden no mencionó ninguna figura mediática ni política de forma específica. Tampoco dijo que fueran responsables de incitar la matanza del otro día. «Creo que todo aquel que propaga el reemplazo es culpable», dijo por la mañana, antes de salir hacia Búfalo. «No de este crimen en particular, sino de que no tiene más finalidad que el beneficio económico o político. Y eso está mal».
17-05-2022 | Fuente: abc.es
El ?reemplazo?: la ideología de la extrema derecha de EE.UU. detrás de la matanza racista de Búfalo
«Los judíos no nos reemplazarán». Ese fue uno de los gritos en las marchas ultras, con simbología nazi, que tomaron Charlottesville en agosto de 2017 y que acabaron de forma trágica (una mujer murió y una veintena de personas resultaron heridos cuando un supremacista blanco los embistió con su coche). Por aquel entonces, la idea del reemplazo no tenía gran presencia en la sociedad estadounidense más allá de foros racistas y xenófobos en internet. En esencia, se trata de una teoría conspiradora que asegura que hay un plan -impulsado por elites liberales y judíos- para acabar con el poder político y cultural de la mayoría blanca en EE.UU. a través de inmigrantes -no blancos, claro- y de la alta tasa de natalidad de minorías raciales. Han pasado cinco años, y la ideología del reemplazo ha aparecido como la justificación detrás de la matanza racista del pasado fin de semana en Búfalo, la segunda mayor ciudad del estado de Nueva York. Payton Gendron, un joven blanco de 18 años, condujo durante horas hasta el distrito con más porcentaje de población negra del estado, se plantó en un supermercado y disparó a todo el que se le puso por delante. Mató a diez personas e hirió a otras tres. Once de las víctimas eran de raza negra. Un manifiesto de 180 páginas Gendron, al que las autoridades investigan ahora por crímenes de odio y por un «violencia extremista de motivación racista», dejó escrito un manifiesto de 180 páginas en el que explica que preparó y cometió la matanza por su creencia en esa idea del reemplazo. Desgranó las tasas de natalidad de inmigrantes y de las minorías raciales, acusó a los demócratas de querer cambiar la composición racial del país para ganar elecciones, habló de «genocidio blanco» y apuntó como «reemplazadores» a quienes «invaden nuestra tierra, viven en nuestro suelo, viven de subvenciones del gobierno y sustituyen a nuestra gente». Gendron aseguró que se radicalizó durante la pandemia, por «extremo aburrimiento» y a través de foros de internet, como 4chan, el mismo desde el que se propagaron las teorías conspiradoras de QAnon. La diferencia entre lo ocurrido en 2017 y la actualidad es que esa ideología del reemplazo -que tiene uno de sus orígenes en el libro ?El gran reemplazo?, del escritor francés ultranacionalista Renaud Camus- ha ganado peso en el discurso político y mediático de EE.UU. De ser ideas compartidas en foros oscuros y marginales, ahora es una concepción casi convencional. «La izquierda busca diluir los estadounidenses clásicos» Donald Trump, que dijo había «gente buena en ambos lados» sobre los neonazis que marchaban con antorchas en Charlottesville y los activistas de extrema izquierda que se enfrentaron con ellos, no ha hablado de forma específica de «reemplazo», aunque sí de «invasores» cuando se refiere a las oleadas de inmigrantes indocumentados. La voz más significativa sobre la idea del reemplazo es, con probabilidad, la de Tucker Carlson, presentador estrella de Fox News, con el programa de política con más audiencia de EE.UU. Según un análisis de ?The New York Times?, Carlson ha mencionado las ideas del reemplazo en 400 ocasiones desde 2016. En abril del año pasado, defendió que llegan inmigrantes «del tercer mundo» para «reemplazar al electorado actual» y «diluir el poder político de la gente que vive aquí». Unos meses después, acusó a Joe Biden de animar a la llegada de inmigrantes «para cambiar la composición racial del país» y «reducir el poder político de la gente cuyos ancestros vivía aquí». Pero también han hablado del reemplazo otras voces conservadoras en los medios estadounidenses, como el desaparecido Rush Limbaugh -la personalidad radiofónica más seguida-, o los también presentadores de Fox News Bill O?Reilly, Ann Coulter, Jeanine Pirro o Laura Ingraham. Esta última dijo a su audiencia en 2018 que los demócratas «quieren reemplazaros a vosotros, los votantes estadounidenses, con ciudadanos recién amnistiados y un creciente número de inmigrantes en cadena (en referencia a aquellos que reciben sus papeles por vínculos familiares)». Con la creciente polarización que vive EE.UU., el mensaje ha llegado hasta la política. Newt Gingrich, que fue presidente de la Cámara de Representantes y candidato republicano a la presidencia, ha defendido que la izquierda busca «diluir» a los «estadounidenses clásicos». Elise Stefanik, republicana de Nueva York, que ha endurecido su discurso para conseguir el favor de Trump, aseguró en un anuncio electoral que los demócratas buscaban «expulsar a nuestro electorado actual y crear una mayoría liberal permanente en Washington». Las 14 palabras de la teoría del reemplazo Todas estas voces siempre defienden que esa idea del reemplazo no tiene nada que ver con el racismo, sino que es una cuestión de inmigración y electoral. Y se apresuran a condenar tragedias como la de Búfalo, o anteriores como la matanza en El Paso (Texas) de 2019 -el atacante iba a por hispanos- o el año anterior en una sinagoga de Pittsburgh (Pensilvania) en la que el autor acusaba a los judíos de impulsar la entrada de «invasores». Esas aclaraciones y condenas no evitan una realidad: agitar las teorías del reemplazo desde algunos de los púlpitos más influyentes para el votante conservador -ya sea por excitar a la audiencia o por movilizar al electorado- contribuye a convertir lo marginal en convencional y a dar legitimidad a quienes impulsan odio racista desde las ideas del reemplazo. También en sus versiones más radicales y terroríficas, como la que mostró Gendron este fin de semana. En su rifle semiautomático, Gendron llevaba inscritos dos mensajes: ?negrata?, un insulto racista que nadie pronuncia de forma pública en EE.UU.; y el número 14, que hace referencia a un eslogan con catorce palabras -en su versión en inglés- de la teoría del reemplazo: «Debemos garantizar la existencia de nuestro pueblo y un futuro para los niños blancos».
15-05-2022 | Fuente: abc.es
El autor de la matanza racista de Búfalo se radicalizó por internet en la pandemia por «aburrimiento»
Payton Gendron, el sospechoso de la matanza racista de este fin de semana en Búfalo (Nueva York), fue investigado por la Policía del condado de Broome en junio del año pasado. Uno de los responsables del instituto en el que estudiaba, el Susquehanna Valley High School, avisó a las autoridades de que que Gendron, entonces de 17 años, había amenazado con tirotear a sus compañeros de clase «durante la graduación o algún tiempo después». Gendron ya había mostrado comportamientos extraños. Durante una semana, apareció en el instituto con un traje de protección de materiales radioactivos. En clase de política, cuando tuvo que elegir un sistema de gobierno de su gusto, describió uno de estilo totalitario, hitleriano. El incidente de la graduación no acabó con ninguna imputación. Le hicieron una revisión de su salud mental, asistió a unas sesiones de terapia y eso fue todo. La denuncia tampoco le impidió comprar, algunos meses después, varias armas de gran calibre de forma legal. Este sábado las utilizó para atacar un supermercado en un barrio negro de la segunda mayor ciudad del estado de Nueva York. Entorno conservador Gendron vivía en Conklin, una localidad de cinco mil habitantes, en el estado de Nueva York, pero en las antípodas de la ciudad que da nombre al estado. Es un entorno rural, tranquilo y seguro, a pocos kilómetros de la frontera con Pensilvania, con gente de clase media, en su gran mayoría blancos, de voto ?trumpista? y costumbres tradicionales, que viven en casas unifamiliares con jardines cuidados. La América convencional, que también domina el interior del estado de Nueva York, pese a que el gran peso demográfico, político y cultural esté en la gran ciudad. Gendron vivía con sus padres, Paul y Pamela, ambos ingenieros civiles, y dos hermanos pequeños. El atacante se había matriculado en cursos de ingeniería de la universidad estatal local. Nada era en especial sobresaliente de la familia Gendron, aunque algunos han descrito a Paul como una persona «extraña» en declaraciones a medios locales como ?Buffalo News? y a Pamela con cierto aire de superioridad. Pero otros los retrataban como «gente normal» y otros como «fantásticos». Gendron vivía con sus padres y vivía en Conklin, una pequeña localidad tranquila y segura Sea como fuere, su primogénito cogió el coche el sábado y condujo durante más de tres horas hasta el supermercado en las afueras de Búfalo para perpetrar su matanza. Lo había telegrafiado todo en un manifiesto que colgó un par de días antes en internet. En él, se mostraba sin ambages como un joven radicalizado hasta el extremo, consumido por la ideología racista del supremacismo blanco. Escribió 180 páginas en los que detalló cómo sería el ataque y en qué lo justificaba. Aseguró que se radicalizó por internet, en foros como 4chan, el mismo que diseminó las teorías conspiradoras de QAnon que han ganado peso en sectores del partido republicano. Fue durante la pandemia. Estaba «aburrido», escribió. Supremacismo Gendron, en esencia, justificó su ataque en la teoría supremacista del «reemplazo»: la idea -agitada por la extrema derecha estadounidense- de que la presencia creciente minorías raciales y los inmigrantes busca «acabar de forma racial y cultural» con los blancos de origen europeo. Gendron habló de «genocidio blanco», desgranó la diferencia en los índices de natalidad entre minorías raciales y la población blanca y cómo, en su relato racista, los demócratas lo promueven para ganar elecciones. No es el caso del entorno de Gendron. Más del 95% de la población de Conklin es de raza blanca. Pero él buscó el distrito postal con mayor población negra. Lo encontró en Búfalo y fue a por él. En el manifiesto describía con todo detalle qué haría ese día -incluso el bocadillo de fiambre de ternera que desayunaría- y a qué hora ejecutaría el ataque. Lo preveía a las 4 de la tarde, pero se adelantó en una hora. Mató a diez personas e hirió a otras tres. Diez de las víctimas eran de raza negra. Su plan incluía proseguir la matanza en las inmediaciones del supermercado. Pero se entregó a la policía en la puerta del establecimiento.
26-04-2022 | Fuente: abc.es
«Ayudaremos a Ucrania a ganar hoy la guerra y mañana a reconstruirse»
Los servicios de inteligencia estadounidenses consideran que la guerra en Ucrania está entrando «en una fase resolutiva». «Las próximas semanas serán decisivas», dijo este martes el secretario de Estado de Defensa, Lloyd James Austin, en la base militar alemana de Ramstein, a la que había convocado a homólogos y altos mandos del ejército de 40 países aliados para coordinar el apoyo a Kiev y establecer las bases del futuro esquema de defensa de la región. Austin expresó su confianza en que Ucrania pueda detener definitivamente la invasión rusa. «Ucrania cree que puede ganar», dijo en el Club de Oficiales de la Base de la Fuerza Aérea estadounidense en Alemania, «y todos los aquí presentes creemos lo mismo». Relacionó la lucha defensiva de Ucrania con dos batallas de la Segunda Guerra Mundial bien conocidas para los allí reunidos: la Batalla de Iwo Jima en el Pacífico, que duró 36 días, y la Batalla de las Ardenas, en el frente occidental de Europa, de 40 días de duración. Recordó que los ucranianos han estado luchando durante 62 días y que «su resistencia es una inspiración para todo el mundo libre, que se mantiene unido detrás del Gobierno de Kiev». Esa presencia ha de materializarse en envíos de armas y hoy quedó organizado un órgano que se encargará de optimizar y coordinar las entregas de armamento, así como de aumentar la presión sobre las donaciones. «Moveremos cielo y tierra para satisfacer las necesidades de armamento de Ucrania», dijo, y anunció la creación de un grupo de contacto que se reunirá de forma mensual a tal efecto. «La reunión de hoy se prolongará en un grupo de contacto mensual», dijo, «que se propone encaminar la acción de las naciones de buena voluntad para intensificar los esfuerzos, coordinar la asistencia y concentrarse en la victoria de las batallas de hoy y los combates de mañana», refiriéndose a la reconstrucción del país. La lista de la compra de Ucrania La idea es que Ucrania presente su lista de la compra a este Grupo de Contacto y que éste se encargue de «fijar el marco» de las ayudas y rebuscar entre los arsenales occidentales las posibilidades de donación disponibles, «entender de manera conjunta las necesidades de Ucrania y coordinar la ayuda internacional con el fin de que los ucranianos puedan defenderse ellos mismos». La pregunta que quedó en el aire es quiénes formarán ese grupo de contacto y, muy especialmente, si China participará de alguna manera en ese esfuerzo internacional. La invitación a esta «reunión del Grupo Consultivo de Defensa de Ucrania» en Alemania partió del Pentágono, que había convocado a numerosos socios, tanto miembros de la OTAN como ajenos a la Alianza, incluidos Finlandia, Israel y Japón. Algunos de ellos estaban conectados a través de videoconferencia. El JEMAD español participaba de forma presencial. También estaba presente el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que confirmó por su parte que la invasión de Ucrania «ha entrado en una nueva fase», y recontó que, hasta el momento, más de 30 países, junto con Estados Unidos, han anunciado ayudas a Ucrania por valor de más de 5.000 millones de dólares. Solamente Washington ha aprobado envíos de armas por 3.700 millones de dólares. El ministro de Defensa de Ucrania, Oleksiy Resnikov, fue recibido entre aplausos y recibió un fuerte abrazo de la ministra alemana de Defensa, Christine Lambrecht, que acababa de anunciar un giro en la política ucraniana de la 'coalición semáforo' de Olaf Scholz, que por fin se ha decidido a enviar armamento pesado. Se trata sin duda de un paso importante, pero los foros atlantistas alemanes criticaban hoy las dimensiones del envío. El popular 'Bild Zeitung' criticaba que el envío de munición para los tanques «da para 20 minutos de combate». Pero a pesar de la lentitud y timidez de la reacción alemana, Austin utilizó un lenguaje comprensivo y ajeno a los reproches hacia el Gobierno de Berlín. «Alemania es un gran amigo y un importante socio», dijo el militar, que cumplió servicio precisamente en bases alemanas durante su juventud, «se trata de un buen anuncio, de un paso importante en el refuerzo de la capacidad de Ucrania, y lo que siga haciendo Alemania es una decisión soberana, me limito a decir que estamos seguros de que harán todo lo que puedan». Se refería a las dificultades de Alemania para hacer llegar armas a Ucrania y al mismo tiempo cumplir con el equipamiento propio que requiere su membresía de la OTAN. Para subrayar ese esfuerzo, el ministro alemán de Economía anunciaba hoy la disposición de su país de prescindir de las importaciones de petróleo ruso. «Hoy puedo decir que un embargo (de petróleo) se ha vuelto manejable para Alemania», afirmó durante una visita a Varsovia. Amenaza nuclear Todo esto sucedía mientras, desde Moscú, el ministro ruso de Exteriores Lavrov volvía a mencionar en voz alta la amenaza de una guerra nuclear, a la que Austin evitó referirse. «Naturalmente pueden pasar muchas cosas, pero la retórica de una guerra nuclear que nadie quiere y de la que todos saldrían perdedores no sirve para nada y no beneficia a nadie, no voy a entrar en esa especulación», respondió. Sobre las noticias que llegaban en tiempo real acerca de explosiones en la república separatista moldava de Transnistria, Austin se limitó a decir que «todavía no sabemos con certeza lo que está pasando allí, estamos analizando las causas y seguimos de cerca la situación», además de señalar que es importante evitar que la guerra de Ucrania «se desborde». «Con este fin», insistió, «es urgente que hagamos todo lo posible para reforzar la capacidad de defensa del ejército ucraniano».
26-04-2022 | Fuente: abc.es
Lloid Austin: Polonia confirma que ha dejado de recibir gas ruso «Ayudaremos a Ucrania a ganar hoy la guerra y mañana a reconstruirse»
Los servicios de inteligencia estadounidenses consideran que la guerra en Ucrania está entrando «en una fase resolutiva». «Las próximas semanas serán decisivas», dijo este martes el secretario de Estado de Defensa, Lloyd James Austin, en la base militar alemana de Ramstein, a la que había convocado a homólogos y altos mandos del ejército de 40 países aliados para coordinar el apoyo a Kiev y establecer las bases del futuro esquema de defensa de la región. Austin expresó su confianza en que Ucrania pueda detener definitivamente la invasión rusa. «Ucrania cree que puede ganar», dijo en el Club de Oficiales de la Base de la Fuerza Aérea estadounidense en Alemania, «y todos los aquí presentes creemos lo mismo». Relacionó la lucha defensiva de Ucrania con dos batallas de la Segunda Guerra Mundial bien conocidas para los allí reunidos: la Batalla de Iwo Jima en el Pacífico, que duró 36 días, y la Batalla de las Ardenas, en el frente occidental de Europa, de 40 días de duración. Recordó que los ucranianos han estado luchando durante 62 días y que «su resistencia es una inspiración para todo el mundo libre, que se mantiene unido detrás del Gobierno de Kiev». Esa presencia ha de materializarse en envíos de armas y hoy quedó organizado un órgano que se encargará de optimizar y coordinar las entregas de armamento, así como de aumentar la presión sobre las donaciones. «Moveremos cielo y tierra para satisfacer las necesidades de armamento de Ucrania», dijo, y anunció la creación de un grupo de contacto que se reunirá de forma mensual a tal efecto. «La reunión de hoy se prolongará en un grupo de contacto mensual», dijo, «que se propone encaminar la acción de las naciones de buena voluntad para intensificar los esfuerzos, coordinar la asistencia y concentrarse en la victoria de las batallas de hoy y los combates de mañana», refiriéndose a la reconstrucción del país. La lista de la compra de Ucrania La idea es que Ucrania presente su lista de la compra a este Grupo de Contacto y que éste se encargue de «fijar el marco» de las ayudas y rebuscar entre los arsenales occidentales las posibilidades de donación disponibles, «entender de manera conjunta las necesidades de Ucrania y coordinar la ayuda internacional con el fin de que los ucranianos puedan defenderse ellos mismos». La pregunta que quedó en el aire es quiénes formarán ese grupo de contacto y, muy especialmente, si China participará de alguna manera en ese esfuerzo internacional. La invitación a esta «reunión del Grupo Consultivo de Defensa de Ucrania» en Alemania partió del Pentágono, que había convocado a numerosos socios, tanto miembros de la OTAN como ajenos a la Alianza, incluidos Finlandia, Israel y Japón. Algunos de ellos estaban conectados a través de videoconferencia. El JEMAD español participaba de forma presencial. También estaba presente el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que confirmó por su parte que la invasión de Ucrania «ha entrado en una nueva fase», y recontó que, hasta el momento, más de 30 países, junto con Estados Unidos, han anunciado ayudas a Ucrania por valor de más de 5.000 millones de dólares. Solamente Washington ha aprobado envíos de armas por 3.700 millones de dólares. El ministro de Defensa de Ucrania, Oleksiy Resnikov, fue recibido entre aplausos y recibió un fuerte abrazo de la ministra alemana de Defensa, Christine Lambrecht, que acababa de anunciar un giro en la política ucraniana de la 'coalición semáforo' de Olaf Scholz, que por fin se ha decidido a enviar armamento pesado. Se trata sin duda de un paso importante, pero los foros atlantistas alemanes criticaban hoy las dimensiones del envío. El popular 'Bild Zeitung' criticaba que el envío de munición para los tanques «da para 20 minutos de combate». Pero a pesar de la lentitud y timidez de la reacción alemana, Austin utilizó un lenguaje comprensivo y ajeno a los reproches hacia el Gobierno de Berlín. «Alemania es un gran amigo y un importante socio», dijo el militar, que cumplió servicio precisamente en bases alemanas durante su juventud, «se trata de un buen anuncio, de un paso importante en el refuerzo de la capacidad de Ucrania, y lo que siga haciendo Alemania es una decisión soberana, me limito a decir que estamos seguros de que harán todo lo que puedan». Se refería a las dificultades de Alemania para hacer llegar armas a Ucrania y al mismo tiempo cumplir con el equipamiento propio que requiere su membresía de la OTAN. Para subrayar ese esfuerzo, el ministro alemán de Economía anunciaba hoy la disposición de su país de prescindir de las importaciones de petróleo ruso. «Hoy puedo decir que un embargo (de petróleo) se ha vuelto manejable para Alemania», afirmó durante una visita a Varsovia. Amenaza nuclear Todo esto sucedía mientras, desde Moscú, el ministro ruso de Exteriores Lavrov volvía a mencionar en voz alta la amenaza de una guerra nuclear, a la que Austin evitó referirse. «Naturalmente pueden pasar muchas cosas, pero la retórica de una guerra nuclear que nadie quiere y de la que todos saldrían perdedores no sirve para nada y no beneficia a nadie, no voy a entrar en esa especulación», respondió. Sobre las noticias que llegaban en tiempo real acerca de explosiones en la república separatista moldava de Transnistria, Austin se limitó a decir que «todavía no sabemos con certeza lo que está pasando allí, estamos analizando las causas y seguimos de cerca la situación», además de señalar que es importante evitar que la guerra de Ucrania «se desborde». «Con este fin», insistió, «es urgente que hagamos todo lo posible para reforzar la capacidad de defensa del ejército ucraniano».
12-04-2022 | Fuente: abc.es
Zelenski veta la visita del presidente alemán por su «no» a dejar de depender del gas ruso
El presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, ha admitido recientemente que cometió errores cuando ocupaba el cargo de ministro de Relaciones Exteriores, en el Gobierno de Angela Merkel, en referencia a su política hacia Rusia. «Mi adhesión al proyecto Nord Stream 2 fue un error», reconoció el pasado 4 de abril, «nos hemos aferrado a puentes en los que Rusia ya no creía y sobre los que nuestros socios nos advirtieron». También mencionó el «fracaso en el enfoque de integrar a Rusia en una arquitectura de seguridad común», lo que, sumado a lo anterior, constituía todo un mea culpa del Gobierno alemán de cara a los ucranianos. Pero su acto de contrición no ha sido suficiente para Ucrania. Anexa a la visita oficial que realiza este martes a Polonia, Steinmeier había planeado una visita a Kiev para mostrar personalmente su apoyo en territorio de guerra, pero el presidente Zelenski se opuso y Steinmeier no ha podido hacer ese viaje. Después de entrevistarse con el presidente polaco, Andrzej Duda, y de visitar instalaciones de Cáritas Polonia que están centrando la acogida masiva de refugiados, Steinmeier tenía la intención de viajar a Kiev y hubo de cambiar su programa porque Volodimir Zelenski se negaba a recibir al presidente federal alemán y debía evitar el desplante. Ha destapado esa visita frustrada, que no había sido comunicada a la prensa, el diario alemán 'Bild', que cita a un diplomático ucraniano que afirma: «Todos conocemos los estrechos vínculos de Steinmeier con Rusia, que también fueron moldeados por la fórmula de Steinmeier. Actualmente no es bienvenido en Kiev. Veremos si eso cambia de nuevo». Según la información de 'Bild', que no ha sido desmentida por el Palacio de Bellevue, la sede de la Presidencia, hubo un claro anuncio de Kiev a la Oficina del Presidente Federal de que actualmente no estaban listos para una reunión, aunque también dejaron abierta la posibilidad al añadir que no se excluye una reunión en el futuro. Arrepentimiento La guerra de Ucrania ha sido causa de que Steinmeier se haya mostrado en reiteradas ocasiones particularmente arrepentido, pero sus declaraciones no han dado lugar a dudas desde el inicio de la invasión e incluso ha pedido públicamente que el presidente ruso, Vladímir Putin, sea llevado ante el tribunal de crímenes de guerra en La Haya después de la masacre de Bucha. Durante su visita a Polonia, Steinmeier ha dicho sobre la cancelación de Kiev que le hubiera gustado viajar a la capital ucraniana junto con los presidentes de Letonia, Lituania y Estonia «para enviar una fuerte señal de solidaridad de Europa». «Me hubiera gustado haber aprovechado esta oportunidad. Tengo que reconocer que esto obviamente no es deseado». El hombre responsable de que Zelenski haya abortado sus planes no es otro que el embajador de Ucrania en Berlín, Andriy Melnyk, que ha estado acusando públicamente a Steinmeier de «tejer una telaraña de contactos con Rusia». El pasado lunes, Melnyk aceptó una invitación de la Oficina Presidencial. Según fuentes de Exteriores, el diplomático se reunió con el jefe del departamento de Asuntos Exteriores de Steinmeier, Wolfgang Silbermann, y con el jefe de la Oficina Presidencial, Dörte Dinger. Ambas partes guardan silencio sobre los detalles de la entrevista. Steinmeier fue considerado durante mucho tiempo alguien con conexiones especiales con Moscú. Como ministro de Exteriores, tendió puentes y llegó a referirse a Rusia como a un «socio indispensable» Steinmeier fue considerado durante mucho tiempo alguien con conexiones especiales con Moscú. Como ministro de Exteriores, tendió puentes y llegó a referirse a Rusia como a un «socio indispensable». Melnyk no considera que su orientación haya cambiado. «Para Steinmeier, la relación con Rusia era y sigue siendo algo fundamental, incluso sagrado, pase lo que pase. La guerra de agresión tampoco juega un papel importante», ha declarado al diario 'Tagesspiegel'. Personaliza en el presidente la retahíla de reproches que dedica una y otra vez a Alemania, un país que, a su juicio, sigue teniendo demasiados intereses propios en relación con Rusia. «Las acciones de Steinmeier como jefe de la Cancillería y después como ministro de Relaciones Exteriores también tienen la culpa», defiende Melnyk, apuntando igualmente sus dardos al actual Gobierno de Alemania, «mucha gente está involucrada en esto, gente que ahora está en la coalición de los semáforos». Mencionó por su nombre al asesor de Política Exterior del canciller Olaf Scholz (SPD), Jens Plötner, y al secretario de Estado en el Ministerio de Relaciones Exteriores, Andreas Michaeliis, además de «muchos embajadores importantes». A Melnyk le enfureció especialmente la organización por parte de la Presidencia Federal de un concierto de solidaridad con Ucrania, por parte del presidente federal, en el que también actuaban músicos rusos. «Desde mi punto de vista, el concierto fue una señal clara para Moscú, tal vez incluso para mostrarle a Putin: yo estoy sosteniendo el fuerte aquí. Steinmeier sabe lo delicado que es el tema, pero parece que sensibilidad es una palabra extranjera para Steinmeier, al menos en relación con Ucrania».«Él no tiene ninguna relación con nosotros los ucranianos. Steinmeier no sabe qué hacer con nosotros, aunque él mismo ha estado en Kiev e incluso en Leópolis», ha sentenciado.
04-04-2022 | Fuente: abc.es
Zelenski presiona a Alemania para que deje de comprar gas ruso
Las compras energéticas de Alemania a Rusia siguen inyectando en las arcas de Putin 200 millones de euros al día y el gobierno ucraniano aumenta la presión por todos los medios a su alcance para que Berlín acceda a nuevas sanciones que interrumpan esa vía de liquidez para la invasión. El embajador de Ucrania en Alemania, Andriy Melnyk, ha acusado al presidente federal alemán, el socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier, de estar «demasiado cerca de Rusia», en una entrevista en la que no ha dejado títere con cabeza en el gobierno alemán. «Para Steinmeier, la relación con Rusia ha sido y sigue siendo algo fundamental, incluso sagrado, pase lo que pase. La guerra de agresión no juega para él un papel importante», ha dicho Melnyk en declaraciones a Tagesspiegel, en una entrevista en la que ha acusado a Alemania de seguir manteniendo demasiados intereses propios en relación con Rusia, como la dependencia del gas, el petróleo y el carbón. «Las acciones de Steinmeier como jefe de la cancillería y luego como ministro de Relaciones Exteriores también tienen la culpa», ha reprochado al presidente alemán, «Steinmeier ha estado creando una telaraña de contactos con Rusia durante décadas. Mucha gente está involucrada en esto, gente que ahora está al frente del gobierno de los semáforos», en relación a la coalición de gobierno que soporta al canciller socialdemócrata Olaf Schol y de la que forman parte liberales y Verdes. Melnyk ha mencionado por su nombre a Jens Plötner, asesor de política exterior del canciller Olaf Scholz y al secretario deSe ha referido también a «muchos embajadores importantes». «Todo eso hace la diferencia», ha lamentado. Melnyk ha lamentado muy especialmente la organización de un concierto de solidaridad con Ucrania organizado por el presidente federal, que él boicoteó personalmente porque estaba prevista la actuación de músicos rusos. «Sensibilidad es una palabra extranjera para Steinmeier», ha criticado, «desde mi punto de vista, el concierto fue una señal clara para Moscú, tal vez incluso para mostrarle a Putin: yo estoy defendiendo el fuerte aquí». A pesar de que, en su discurso sobre la reelección como presidente federal, saldó cuentas con Putin como nunca antes, Melnyk antepone que «no tiene ninguna relación con nosotros los ucranianos. Steinmeier no sabe qué hacer con nosotros». Creciente presión Estas críticas caen en un contexto de creciente presión, también por parte de Estados Unidos, para que Alemania abandone cuanto antes las importaciones energéticas rusas. El primer miembro del gobierno alemán en dar un tímido paso en ese sentido ha sido la ministra de Defensa, Christine Lambrecht, que ha declarado que a favor de que la UE baraje la prohibición de importar gas ruso después de la masacre descubierta por la retirada de las tropas rusas de Bucha. «Debe haber una reacción. Crímenes así no deben quedar sin respuesta y eso lo debe tener claro Putin», argumentó, defendiendo que urge discutir a nivel europeo que respuestas adicionales son posibles y que «los suministros de gas formarán parte también de esas conversaciones». Lambrecht también ha reconocido que Alemania seguirá estudiando todas las solicitudes que llegues desde Ucrania de material de equipamiento militar y de armamento para ver si es posible suministrar los pedidos y en qué condiciones, aunque el embajador Melnyk también critica a Lambrecht. Recientemente se «sorprendió», ha dicho, al enterarse por los medios de una lista del gobierno federal de posibles entregas de armas por valor de 308 millones de euros. Sin embargo, el Ministerio Federal de Defensa no informó a la parte ucraniana sobre esta lista, que fue hecha pública por el ministro de Economía, Robert Habeck. «La comunicación podría ser mucho mejor», desliza, y añade que, «la lista incluye armas de fabricantes alemanes que el ejército no necesita como prioridad. Además, no existe un compromiso concreto en cuanto a la medida en que estas compras serán financiadas por el gobierno?. «Así que esta cifra de 308 millones de euros es falsa», corrige Melnyk. Desde la Cancillería de Berlín no hay respuesta oficial a estas declaraciones, pero los portavoces de Olaf Scholz recuerdan que la política alemana hacia Ucrania y hacia Rusia no ha sido improvisada y que procede de una labor continuada de los sucesivos gobiernos. Una portavoz de Merkel ha dicho por su parte, ente esta velada acusación, que la excanciller apoya la decisión de no admitir a Ucrania en la OTAN en 2008, a pesar de las críticas de Zelenski, y que «mantiene sus decisiones en relación con la cumbre de 2008 en Bucarest». «Al mismo tiempo», ha añadido, «apoya los esfuerzos internacionales para poner fin a la guerra de agresión rusa en Ucrania». A fecha de hoy, el gobierno de Olaf Scholz sigue rechazando la interrupción de las compras de gas ruso y argumenta que ?un cese del suministro dañaría a la economía alemana significativamente más de lo que perjudicaría a la economía rusa?, en palabras del secretario de Estado de Economía Oliver Krischer, aunque admite que ?después de las fotos que hemos visto este fin de semana, comprobaremos de nuevo cómo podemos reducir nuestra dependencia más rápido y con más medidas y, al reducir las compras cuanto podamos, estaremos avanzando en la práctica en esa dirección». La energética rusa Gazporm informa que el domingo fueron bombeados 108,4 millones de metros cúbicos de gas a Alemania y que han sido pedidos otros 108,3 millones de metros cúbicos para hoy lunes.
23-03-2022 | Fuente: abc.es
El antes y el después de las ciudades de Ucrania sobre las que han llovido las bombas
La madrugada del pasado 24 de febrero la historia de Ucrania cambió para siempre. Donde antes había vida y bullicio, hoy solo quedan ruinas y destrucción. La invasión de Rusia en el país ha provocado un éxodo sin precedentes en Europa -según datos de la ONU hay ya 953 civiles muertos, 78 de ellos niños, y se espera que la cifra se dispare- y una guerra total convencional en la estrategia, moderna en la narrativa. La batalla también se libra en la Red. Es ahí donde entran las empresas de satélites, que dibujan, jornada a jornada, su particular parte de guerra en la Red. De Kiev a Odesa, ABC reconstruye las postales de un país que lucha por su supervivencia. Frenar el avance «en todas direcciones» «Volad los puentes». Podría ser la orden que se escuchó en las radios del Ejército ucraniano después de que el Kremlin ordenase el avance de sus tropas por todos los frentes y «en todas direcciones» tras la invasión. En la imagen, el puente Kamaryn Slavutych que unía Ucrania con Bielorrusia sobre el río Dniéper, y fue destruido para entorpecer la estrategia rusa. La madrugada del pasado 24 de febrero la historia de Ucrania cambió para siempre. Donde antes había vida y bullicio, hoy solo quedan ruinas y destrucción. La invasión de Rusia en el país ha provocado un éxodo sin precedentes en Europa -según datos de la ONU hay ya 953 civiles muertos, 78 de ellos niños, y se espera que la cifra se dispare- y una guerra total convencional en la estrategia, moderna en la narrativa. La batalla también se libra en la Red. Es ahí donde entran las empresas de satélites, que dibujan, jornada a jornada, su particular parte de guerra en la Red. Kiev, una capital sitiada De la noche a la mañana, la capital de Ucrania se convirtió en objetivo principal de la ofensiva de Rusia. Las autoridades de Kiev cifran en más de 200 los civiles muertos, incluidos 4 niños, y casi 2.000 heridos en una ciudad en la que vivían más de 2.800.000 de personas (casi 3,5 millones si se tiene en cuenta su entorno). Aislada y sitiada, Kiev resiste los ataques que se suceden a las afueras. La plaza de la Independencia, otrora corazón de esta metrópoli, es vigilada por las fuerzas ucranianas, a la espera de los avances del Ejército de Moscú.La madrugada del pasado 24 de febrero la historia de Ucrania cambió para siempre. Donde antes había vida y bullicio, hoy solo quedan ruinas y destrucción. La invasión de Rusia en el país ha provocado un éxodo sin precedentes en Europa -según datos de la ONU hay ya 953 civiles muertos, 78 de ellos niños, y se espera que la cifra se dispare- y una guerra total convencional en la estrategia, moderna en la narrativa. La batalla también se libra en la Red. Es ahí donde entran las empresas de satélites, que dibujan, jornada a jornada, su particular parte de guerra en la Red. Entre las bombas rusas y ucranianas, los accesos a Kiev también han sido cortados. El propio Ejército ucraniano voló por los aires el principal puente de entrada ante el temor de la llegada de los rusos. Sobre el río Irpin, que une la ciudad de Irpin (a unos a 20 kilómetros de la capital) y Kiev, poco o nada queda de las construcciones que permitían la entrada y la salida de la capital. Imagen de satélite de un puente en Irpin destruido - MAXAR Járkov, o vivir al lado de la frontera Járkov, al este del país y cercana a la frontera con Rusia, fue una de las grandes ciudades que recibió los primeros ataques de la ofensiva. A principios del mes de marzo, el Ejército ruso bombardeó el edificio que hasta entonces albergaba al Gobierno de la región situado en la Plaza de la Libertad, uno de los foros más grandes del continente.La madrugada del pasado 24 de febrero la historia de Ucrania cambió para siempre. Donde antes había vida y bullicio, hoy solo quedan ruinas y destrucción. La invasión de Rusia en el país ha provocado un éxodo sin precedentes en Europa -según datos de la ONU hay ya 953 civiles muertos, 78 de ellos niños, y se espera que la cifra se dispare- y una guerra total convencional en la estrategia, moderna en la narrativa. La batalla también se libra en la Red. Es ahí donde entran las empresas de satélites, que dibujan, jornada a jornada, su particular parte de guerra en la Red. Días después, una lluvia de misiles arrasó la sede de la Policía y el edificio de la Universidad de Karmazin, la segunda más grande de Ucrania por detrás de la de Leópolis.La madrugada del pasado 24 de febrero la historia de Ucrania cambió para siempre. Donde antes había vida y bullicio, hoy solo quedan ruinas y destrucción. La invasión de Rusia en el país ha provocado un éxodo sin precedentes en Europa -según datos de la ONU hay ya 953 civiles muertos, 78 de ellos niños, y se espera que la cifra se dispare- y una guerra total convencional en la estrategia, moderna en la narrativa. La batalla también se libra en la Red. Es ahí donde entran las empresas de satélites, que dibujan, jornada a jornada, su particular parte de guerra en la Red. Según las autoridades ucranianas, al menos 260 civiles han muerto desde que empezaron los bombardeos en esta ciudad, situada en una región en la que no solo se han atacado objetivos civiles. La base aérea de Chugúyev fue bombardeada en las primeras horas del ataque en la madrugada del 24 de febrero.La madrugada del pasado 24 de febrero la historia de Ucrania cambió para siempre. Donde antes había vida y bullicio, hoy solo quedan ruinas y destrucción. La invasión de Rusia en el país ha provocado un éxodo sin precedentes en Europa -según datos de la ONU hay ya 953 civiles muertos, 78 de ellos niños, y se espera que la cifra se dispare- y una guerra total convencional en la estrategia, moderna en la narrativa. La batalla también se libra en la Red. Es ahí donde entran las empresas de satélites, que dibujan, jornada a jornada, su particular parte de guerra en la Red. Mariúpol, símbolo de la resistencia en Donetsk «Niños». Una única palabra, dibujada en el suelo, para avisar al invasor de que un edificio alberga civiles. Una advertencia que de nada sirvió. Un bombardeo arrasó el Teatro de Arte Dramático de Mariúpol, donde sí hubo un milagro. Más de 1.300 personas se protegían del horror en el búnker subterráneo y solo una resultó herida. La madrugada del pasado 24 de febrero la historia de Ucrania cambió para siempre. Donde antes había vida y bullicio, hoy solo quedan ruinas y destrucción. La invasión de Rusia en el país ha provocado un éxodo sin precedentes en Europa -según datos de la ONU hay ya 953 civiles muertos, 78 de ellos niños, y se espera que la cifra se dispare- y una guerra total convencional en la estrategia, moderna en la narrativa. La batalla también se libra en la Red. Es ahí donde entran las empresas de satélites, que dibujan, jornada a jornada, su particular parte de guerra en la Red. El centro de satélites de Naciones Unidas (UNOSAT) ha elaborado un estudio en el barrio de Livoberezhny, en Mariúpol. En esta zona, que representa el 5% de las edificaciones de la ciudad, un total de 26 edificios han sido destruidos. 198 están muy dañados, 167 , moderadamente; y 42 pueden estar afectados. Entre ellos, 7 colegios y 3 centros sanitarios. En total, 433 edificios atacados. Entre ellos, una escuela de arte dramático en la que, como en el teatro arrasado, se escondían, según informó el Ayuntamiento de Mariúpol, 400 personas, casi todas mujeres y niños. La madrugada del pasado 24 de febrero la historia de Ucrania cambió para siempre. Donde antes había vida y bullicio, hoy solo quedan ruinas y destrucción. La invasión de Rusia en el país ha provocado un éxodo sin precedentes en Europa -según datos de la ONU hay ya 953 civiles muertos, 78 de ellos niños, y se espera que la cifra se dispare- y una guerra total convencional en la estrategia, moderna en la narrativa. La batalla también se libra en la Red. Es ahí donde entran las empresas de satélites, que dibujan, jornada a jornada, su particular parte de guerra en la Red. Este enclave estratégico por su salida al mar de Azov se ha convertido en símbolo de la resistencia ucraniana. Una ratonera en la que hay atrapadas unas 100.000 civiles (de un censo de más de 400.000 personas) a la espera de corredores humanitarios que les permitan salir. Desde que comenzó la ofensiva, según datos facilitados por las autoridades de Mariúpol, un 80% de las viviendas de la ciudad han sido destruidas. Odesa, a la espera del gran desembarco ruso Bautizada como 'la perla del Mar Negro', Odesa espera desde hace días que las tropas rusas entren por tierra y mar. Inspiró 'El acorazado Potempkin' y su futuro es la gran incógnita a despejar en la ofensiva de Putin: ¿Cómo tomará Ucrania sin arrasar el símbolo del imperio ruso? Mientras tanto, los días pasan en una ciudad que ya se prepara para el asedio. La madrugada del pasado 24 de febrero la historia de Ucrania cambió para siempre. Donde antes había vida y bullicio, hoy solo quedan ruinas y destrucción. La invasión de Rusia en el país ha provocado un éxodo sin precedentes en Europa -según datos de la ONU hay ya 953 civiles muertos, 78 de ellos niños, y se espera que la cifra se dispare- y una guerra total convencional en la estrategia, moderna en la narrativa. La batalla también se libra en la Red. Es ahí donde entran las empresas de satélites, que dibujan, jornada a jornada, su particular parte de guerra en la Red. Corazón cultural de Ucrania, hoy sus calles son trincheras en las que reina una tensa calma. Una cuenta atrás letal. En el monumento a la duodécima silla, dedicado a los escritores soviéticos Ilf y Petrov, ya nadie posa. La madrugada del pasado 24 de febrero la historia de Ucrania cambió para siempre. Donde antes había vida y bullicio, hoy solo quedan ruinas y destrucción. La invasión de Rusia en el país ha provocado un éxodo sin precedentes en Europa -según datos de la ONU hay ya 953 civiles muertos, 78 de ellos niños, y se espera que la cifra se dispare- y una guerra total convencional en la estrategia, moderna en la narrativa. La batalla también se libra en la Red. Es ahí donde entran las empresas de satélites, que dibujan, jornada a jornada, su particular parte de guerra en la Red. El homenaje a uno de los clásicos de la literatura rusa -'Las doce sillas'-, en el que sus autores satirizaban con la búsqueda de la riqueza en la Unión Soviética en los años 20, hoy está rodeado de barricadas, impertérrito al paso del tiempo, a la espera de que suenen los tambores de guerra.
23-03-2022 | Fuente: abc.es
Suecia y Finlandia: «No somos neutrales, estamos para ayudar como esperamos que nos ayuden»
En una rueda de prensa conjunta, los embajadores de Suecia y Finlandia en España, Teppo Tauriainen y Sari Rautio , han expresado este miércoles el compromiso de sus países con la seguridad y defensa europea aunque sus países no pertenezcan a la OTAN. «No somos países neutrales con los países nórdicos o con los países miembros de la UE. En cambio, somos solidarios con nuestros vecinos y socios de la UE. Eso significa que si pasa algo a nuestros vecinos o a los miembros de la UE estamos ahí para ayudar y esperamos que también otros nos ayuden si pasa algo en nuestros países», indicó el diplomático sueco en presencia de su colega finlandesa. Esta rueda de prensa en la Embajada de Suecia tenía como objetivo informar a los medios de comunicación españoles «cómo afecta la invasión de Rusia a Ucrania a sus políticas de seguridad». A la postre, se trata del mensaje político más importante que han dado los embajadores de estos dos países nórdicos en España en muchos años. El embajador sueco, Teppo Tauriainen, durante su intervención - EFE Con los colores de Ucrania en la solapa -con un lazo la finlandesa y con un pin el sueco-, los embajadores condenaron nada más comenzar la invasión rusa en Ucrania: «Apoyamosla independencia y soberanía de Ucrania. Estamos viendo cómo Rusia ataca civiles y apoyaremos las investigaciones en el Tribunal Penal Internacional por crímenes de guerra» contra la Rusia de Putin, explicó la embajadora finlandesa. Hay que recordar que un día después de la invasión de Ucrania, el presidente ruso, Vladímir Putin, amenazó «con graves repercusiones políticas y militares» si Suecia y Finlandia entran en la OTAN. Ambos países sí entraron en 1995 en la UE conjuntamente. Explicaron que la «neutralidad» que se achaca a Suecia y Finlandia en determinados foros no es tal en el mismo momento que entraron en la UE, aunque al no estar en la alianza militar de la OTAN pueda llevar a la confusión. «Hace 20 años que abandonamos la palabra de neutralidad para nuestra política de seguridad y defensa aunque todavía utilizamos no alineamiento», indicó Teppo Tauriainen. En este sentido, ambos diplomáticos informaron que la invasión de Rusia en Ucrania ha provocado un aumento del apoyo ciudadano a una futura membresía en la Alianza Atlántica. En este sentido, los partidos conservadores de ambos países hablan ya abiertamente de estar a favor del ingreso en la OTAN. Tanto en Suecia como en Finlandia se están produciendo iniciativas parlamentarias y de Gobierno para reenfocar su seguridad y defensa: verán a la luz en abril y mayo «Nuestra relación con la OTAN es muy estrecha y esta cooperación fomenta la seguridad en toda Europa. No somos países neutrales, un país miembro de la UE no puede ser neutral, hay solidaridad dentro de la UE. Otra cosa es estar aliados militarmente, es un poco distinto de neutralidad», subrayó Sari Rautio. Ambos embajadores explicaron que sus países subirán igualmente al 2 por ciento sus inversiones en defensa. Finlandia alcanzará esa cifra gracias a la compra de cazas F-35 a EE.UU. (64 cazas por 8.638 millones de euros) y Suecia elevará su gasto actual del 1,26% a la cifra del 2% que han acordaron los países de la OTAN en la Cumbre de Cardiff en 2014. Tanto en Suecia como en Finlandia se están produciendo iniciativas parlamentarias y de Gobierno para reenfocar su seguridad y defensa. Así, el embajador sueco informó e que su Gobierno ha acordado un nuevo grupo de trabajo al respecto, cuyas conclusiones serán presentadas a finales de mayo: «No es sobre la entrada a la OTAN o no, sino más amplio. Aunque partidos de la oposición sí llevarán este asunto de la OTAN en el grupo de trabajo». Por su parte, la embajadora finlandesa informó de que «un nuevo libro blanco [de Defensa] será presentado en abril en el Parlamento y surgirán debates». La embajadora de Finlandia, Sari Rautio - EFE Respecto a las amenazas de Putin, ambos embajadores reconocieron que no son nuevas -«durante los últimos años se han producido»- aunque sí han sido de modo más directo y claro esta vez, sobre todo en el caso sueco. «Es inaceptable. Nosotros decidimos cómo queremos garantizar nuestra seguridad y defensa. Tenemos una larga lista de acuerdos con países», dijo Tauriainen . «No prestamos tanta atención a la retórica [..] Hay un debate abierto sobre la política exterior de seguridad y defensa. El apoyo de los finlandeses a la membresía de la OTAN ha aumentado y es un efecto que hay que mirar», manifestó Rautio al ser preguntada por ABC sobre esas declaraciones del presidente ruso. Ambos países están contribuyendo con armas para fortalecer al ejército ucraniano, como han hecho el resto de países europeos. En el caso de Suecia fue una decisión histórica pues no autorizaba el envío de armas a algún país en guerra desde 1939 cuando asistió precisamente a su vecino finlandés tras la invasión de la URSS de Stalin. La embajadora finlandesa rechazó que Ucrania deba seguir el ejemplo de su país en cuanto a neutralidad (la llamada 'finlandización' de Ucrania) como posible solución al conflicto: «Cada país es oberano», concluyó.
1
...