Infortelecom

Noticias de formacion profesional

29-06-2018 | Fuente: elpais.com
La formación profesional ya tiene másteres
Son cursos de especialización impartidos en la universidad para profundizar en nuevas tecnologías El plazo de inscripción para el año académico que viene acaba este sábado, 30 de junio
23-06-2018 | Fuente: abc.es
«El problema del mundo árabe no es el islam, son los dictadores y la mentalidad que han impuesto»
El Comité tunecino sobre Libertades e Igualdad Individuales creado por el presidente Béji Caïd Essebsi ha propuesto este miércoles una serie de grandes reformas sociales, inéditas en el mundo árabe: garantizar la paridad de sexo en la herencia y la despenalización de la homosexualidad. Los avances en derechos sociales, ¿son cuestión de la progresión de la sociedad o de la voluntad política?, ¿está Túnez preparada para despenalizar la homosexualidad? El pequeño país magrebí ha abrazado la paridad vertical en las listas electorales de las pasadas elecciones municipales, en las que una mujer del partido islamista Ennahda puede incluso lograr la alcaldía de la capital: un hecho insólito al otro lado del Mediterráneo. La Autoridad Superior independiente para las elecciones anunció el pasado 13 de junio los resultados definitivos de las elecciones municipales del 6 de mayo, con una participación de solo el 35,6% y en las que ganaron las listas independientes (2.373 asientos), seguidos de los islamistas de Ennahda (2.139) y la coalición laica y conservadora Nidaa Tounes (1.600), estas dos últimas aliadas en la configuración del Gobierno del país en 2015. Las viejas generaciones tienen miedo a dejar a la gente libre con sus creencias. Es lo que pasó hace siglos en Europa, que tuvo una revolución y la liberación del dictado de la Iglesia «La vieja generación tiene miedo a dejar a la gente libre con sus creencias. Es lo que pasó hace siglos en Europa, que tuvo una revolución y la liberación del dictado de la Iglesia, que les ha dejado libres. No hemos aprendido a tomar decisiones. En Túnez mucha gente trata de cambiar esta situación y darle un enfoque distinto, pero el Gobierno lo limita todo a la agenda de securitización», señala a ABC Faten Kallel (1980), integrante del partido socioliberal Afek Tounes que dejó el pasado octubre su puesto como secretaria de Estado de Juventud del Gobierno de Túnez, durante su visita el pasado mayo a la Casa Árabe de Madrid para hablar sobre el liderazgo de la mujer en los países árabes. Kallel ha formado parte de la selecta lista del «Young Global Leaders», organizada por el «World Economic Forum». «Dejé la secretaría en octubre porque no tenía la misma visión que el Gobierno. Preferí dejarlo para estar más a gusto con mis convicciones y mis ideas», explica esta graduada de la Universidad de Cartago y de la Universidad París-Dauphine, que ha trabajado como consultora de gestión en varios despachos de abogados internacionales importantes en Túnez. El único fruto democrático de las Primaveras Árabes es uno de los países que se mencionan en el documento del Consejo Europeo para acoger las denominadas «plataformas regionales de aterrizaje» o centros de recepción para los inmigrantes que sean rescatados en el mar. Con menos de 12 millones de habitantes, los tunecinos que viven en el extranjero son cada vez más numerosos desde la revolución.. Y una gran parte de ellos son jóvenes. De hecho, cada vez más los que se van o sueñan con irse de su país por la grave crisis económica y la falta de oportunidades para los universitarios. Usted ha sido hasta octubre secretaria de la Juventud del Gobierno de Túnez, y uno de los grandes problemas de Túnez es toda una generación de jóvenes que no tiene esperanzas de encontrar una salida a sus frustraciones. Sí, tenemos un gran problema en Túnez con el sistema educativo, centrado en la formación formal en la escuela. Los otros ámbitos como Deporte, Cultura y la socialización de los jóvenes están abandonados, no existe o hay muy pocas inversiones, y las que hay no se han hecho de una forma moderna para atraer a los jóvenes. Yo fijé una estrategia sobre tres ejes que permiten la socialización, la reintegración de la población con dificultades y la creación de espacios para hacer que diferentes perfiles puedan convivir juntos. Pero desgraciadamente yo pertenecía a un partido minoritario dentro de la coalición de Gobierno, dominado por Nidaa Tounes y Ennahda. Preferí dejarlo. Quería hacer un sistema educativo informal paralelo al sistema formal para la gente que tiene problema de integración, de drogas? No hay un sistema de diálogo y muchos se sienten incomprendidos. Hay que buscar una solución para ellos. ¿Es Túnez una bomba de relojería si no consigue darles a sus jóvenes un futuro mejor? No creo que sea una bomba de relojería. Hay dos tipos de jóvenes: quienes han hecho sus estudios superiores y quieren irse a vivir fuera a Europa, EE.UU.. pasa en todos lados; y los que no tienen título y recurren a la emigración ilegal. Es muy raro cuando alguien tiene un diploma y recurre a la inmigración clandestina. Generalmente tienen los medios, visado, y pueden conseguir empleos; sobre todo ingenieros y médicos, y hay una fuerte demanda de Europa para atraer a estas personas. El problema es quien no tiene diploma y cree que no tiene futuro en Túnez. Desgraciadamente, Túnez está en una crisis económica debido a la situación política, por el consenso entre los dos grandes partidos políticos principales que no quieren hacer reformas ni encontrar soluciones para mantenerse en el poder. En 2011 y 2012 hubo una gran oleada de inmigración clandestina. La oleada continúa, pero viene pasando por todo el Mediterráneo. De todas formas creo que ya ha explotado la bomba. Es difícil ir a peor. Ahora la economía empieza a mejorar y hay un poco de crecimiento. En las municipales vi un comportamiento distinto de los tunecinos. Están aprendiendo a votar y las consecuencias de su voto. En 2011 y 2012 ganó el voto del miedo al antiguo régimen, en 2014 fue el voto del miedo a Ennahda por incompetentes. Ahora han votado por convicción. Los dos principales partidos han intentado generar miedo, pero aún así la población ha optado por votar a listas independientes. Ha sido un gran cambio. Con las mejoras económicas tendremos un poco más de esperanza. El mundo antiguo está cambiando con la tecnología, y hay mucha juventud muy innovadora y creativa. En Túnez no tenemos el derecho de hacer volar un dron sin autorización y tenemos «startups» que están investigando en la materia. Es una batalla entre la vieja y la nueva forma de hacer las cosas. Hay mucha gente joven en la clase política que empieza a emerger, que está intentado luchar para implantar una nueva visión. Muchos de los yihadistas tunecinos tenían títulos superiores. ¿En Túnez se ha roto con esa idea de que el fracaso escolar y la pobreza conducen a los jóvenes a la yihad? ¿Qué responsabilidad tiene el Gobierno en no acercar a todos esos jóvenes universitarios o con formación profesional a empleos de calidad? Es un tema muy complejo. Muchos dicen que se unen a la yihad los jóvenes pobres que no han tenido una buena educación. No es eso: se trata de un problema identitario. He trabajado en un proyecto, que no fue aceptado, que radicaba en la idea de que la religión no forma parte de la creencia sino de la identidad. Es el régimen dictatorial el que ha impuesto durante años esta identidad arabo-musulmán en todos los países. Túnez es muy diferente de Marruecos, un poco más próximo a Argelia? tenemos historias diferentes, pero ha habido en los últimos 60 años una imposición de la identidad arabo-musulmán. La identidad es algo indivisible que no se puede tocar. Con el contexto global, cuando la población árabe dice que están marginados y que el islam está amenazado piensa en su identidad. Si yo me siento amenazada en tanto que tunecina -ni musulmana ni árabe-, y si algún día invaden Túnez, por supuesto que iré a defender a mi país. Hay mucha gente que se siente musulmana y es muy fácil adoctrinarla cuando se les dice que el islam está amenazado. Es un problema identitario. Es principalmente eso, no tiene nada que ver con los diplomas. Hay que cambiar el discurso religioso público para que termine en una reflexión. La vieja generación lo limita a la pobreza e ignorancia, pero un ingeniero no es un ignorante. En la I Guerra Mundial corrían para hacer la guerra. Aunque la guerra fuera horrible era un orgullo luchar por defender la identidad. Ahora quieren ir defender su identidad, el islam, en guerras que no entienden. La vieja generación tiene miedo dejar a la gente libre con sus creencias. Es lo que pasó hace siglos en Europa que tuvo una revolución y la liberación del dictado de la iglesia que les ha dejado libres. No hemos aprendido a tomar decisiones. En Túnez mucha gente trata de cambiar esta situación y darle un enfoque distinto, pero el Gobierno lo limita todo a la agenda de securitización. Recurrir a la identidad permite controlar a la población. Cuando le hablas al intelecto tienes que convencerle, pero cuando desarrollas el miedo y les dices que están amenazados es más fácil tener a miles de personas bajo control La identidad es sinónimo de máquina de votos tanto en Europa como en Oriente Medio y África del Norte. Recurrir a la identidad permite controlar a la población. Cuando le hablas al intelecto tienes que convencerle, pero cuando desarrollas el miedo y les dices que están amenazados es más fácil tener a miles de personas bajo control. Marine Le Pen basó su campaña en la inmigración: «Estáis sin trabajo, moriréis de hambre y desapareceréis». Es un discurso fácil que desarrolla el miedo. En Túnez incluso Nidaa Tounes también basa su discurso en la identidad. La gente se siente amenazada en todo el mundo por la crisis económica. Estamos al final de una era en la que solo cuenta el dinero. Ahora viene una nueva generación más abierta con los millennials y la nueva tecnología. El mundo antiguo se está muriendo y esto provoca un gran pavor. En todo el mundo hay amenazas: zonas con gran problema de agua, inseguridad alimentaria, empleo, contaminación? Cuando la gente no ve solución, tiene miedo y los partidos que se basan sobre la identidad amplifican ese miedo. La nueva generación que hoy tiene 15, 16 o 17 años va a promover un nuevo movimiento global. Tras los ciclos de prosperidad aparece un periodo de violencia marcado por la identidad. Ley contra las violencias hacia las mujeres Souad Abderrahim, del partido islamista Ennahda, podría ser la primera alcaldesa de la capital tunecina. ¿Está Ennahda implicado en la igualdad de las mujeres o es solo el uso de una mujer como vitrina? Sí, ella especialmente es una vitrina para el partido, porque no forma parte de la organización, es más bien independiente, más conservadora que islamista, no es islamista como tal. No me molesta porque sirve a la causa de las mujeres de todas formas. Quizá no termine siendo alcalde, necesita la mayoría municipal y puede que haya coaliciones en su contra, pero cuando Ennahda toma posición en cuestiones progresistas hay que apoyarlo. Sé que son islamistas y su pensamiento no cambiará; hacen maniobras políticas para parecer más progresistas. Si ponen a una mujer al frente de la capital, es muy bueno para el país. Miembros de Ennahda pidieron despenalizar el consumo de cannabis. Yo apoyo eso. El líder del partido, Rachid Ghannouchi, ha dicho que no tenemos el derecho de perseguir a los homosexuales. No hace falta que crea de verdad en lo que promulga, pero si mejora las condiciones de los homosexuales, yo lo apoyo. ¿Van las élites políticas y sociales más rápidas que el grueso de la población, como por ejemplo la ley que combate las violencias contra las mujeres aprobada el pasado verano? No creo que vaya más rápido que la población. No creo que la población esté en contra, pero ha habido campañas de contaminación y denigración contra esta ley. Por ejemplo, en el acoso sexual en la calle ha habido toda una campaña que tenía eslóganes como ligar con una chica y decirle guapa te lleva a prisión. Hacer estas campañas mediáticas es poner a la opinión pública contra la ley. Había que hacerla pasar incluso si la población no está de acuerdo. Es como en Francia con el matrimonio gay: la mitad de la población estaba en contra, pero la reforma se hizo porque había que hacerlo. El presidente actual en Túnez ha sido elegido por un millón de mujeres: ¿qué mínimo que hacer pasar esta ley? ¿Es posible unir los conceptos de feminismo e islam como hacen algunas activistas europeas? ¿Qué es eso de feminismo islamista? No lo entiendo bien. No tiene sentido porque ser feminista es defender a todas las mujeres, no solo a las mujeres musulmanas. Yo no llevo el velo ni pienso llevarlo algún día, pero defiendo a las mujeres que llevan velo. El feminismo es una ideología con una manera de pensar y unos valores? no comprendo ni la idea de feminismo islamista (ríe). El islam no puede ser feminista, porque hay desigualdades en los textos sagrados, imponer el velo para protegerse de los hombres no puede ser feminista. Como dice de Marruecos la escritora Leila Slimani, ¿la sexualidad en Túnez es «haz lo que quieras pero en secreto»? Estamos en la misma situación. Es un tabú la sexualidad, sobre todo fuera del matrimonio, que incluso es combatida todavía por una ley en vigor. Esto cambia en las categorías de la sociedad: la gente es un poco menos acomplejada, sobre todo los jóvenes, que hablan más del tema. Hay estadísticas entre los estudiantes por las que el 60-70 % de chicos y chicas han tenido alguna experiencia sexual y lo dicen. En su Twitter ha criticado mucho al presidente francés, Emmanuel Macron. Como política pienso que con Macron hay mucho de «lengua de madera» (del francés: lenguaje vago, impreciso, pomposo o engañoso): mucha comunicación y muy poco de verdad. En la visita de Macron en Túnez, que fue muy celebrada, hubo mucho de «langue de bois» sobre qué es Túnez, donde hay una mayoría musulmana pero no hay un estado islámico. No entiendo esa correlación de que los musulmanes son malos, pero Túnez es un buen alumno. El problema del mundo árabe no es el islam, son los dictadores y la mentalidad que impusieron durante décadas gracias a Europa y EE.UU., que por ejemplo ayudaron mucho a Ben Ali. Muchos me decían que Túnez era mejor que otros países por la ley contra la violencia a las mujeres, pero no quiero ser mejor o peor. Hay mucha complicidad. Yo esperaba que con 39 años Macron fuera más franco y directo; que dijera las cosas claras. En Túnez hay muchos conservadores, pero también progresistas, ateos; en definitiva, una población que aspira a tener una mejor democracia. Me molesta el discurso de Macron sobre que la Iglesia juega un rol en la República. Es una contradicción: no es bueno mezclar el islam con la política, pero al mismo tiempo el presidente francés viene con un discurso de cómo debe trabajar la Iglesia en la República, cuando los franceses lucharon mucho tiempo para romper con esa idea. Yo esperaba mucho más de la presidencia de Macron. Forma parte -diría que demasiado- del sistema y hace falta una nueva generación que traiga otro sistema.
08-01-2018 | Fuente: elpais.com
Ejemplos europeos que funcionan
Alemania, Suiza u Holanda son referentes del modelo de formación profesional que compagina los estudios con el trabajo
25-10-2017 | Fuente: abc.es
Mohamed VI fulmina a cuatro ministros por los retrasos del plan de desarrollo de Alhucemas
El Rey de Marruecos, Mohamed VI, ha ordenado el cese de cuatro ministros por el retraso en el plan de desarrollo de la región de Alhucemas, después de que un informe del Tribunal de Cuentas haya expuesto «una serie de desequilibrios» en un proyecto que el monarca ha defendido públicamente como herramienta contra el descontento social. Mohamed VI ha recibido este martes al presidente del Tribunal de Cuentas, Driss Jettou, y, tras consultar con el jefe de Gobierno, ha cesado al actual ministro de Educación, Mohamed Hassa, exministro del Interior; al de Hábitat y Gestión del Territorio, Mohamed Nabil Benabdelá; al de Sanidad, Houcine el Ouardi; y al secretario de Estado de Formación Profesional, Larbi Bencheikh. El despido también se ha hecho extensible al director de la Oficina Nacional de Electricidad y Agua Potable (ONEE) Ali Fassi Fihri, según el comunicado difundido por la Casa Real marroquí y recogido por los medios locales. El «descontento» del monarca abarca a miembros de antiguos gobiernos a los que incluso Mohamed VI les ha prohibido ostentar otra «responsabilidad oficial» en el futuro. Se trata de Rachid Belmokhtar, exministro de Educación; Lahcen Sekkouri, antiguo responsable de Deportes; Hakima el Haité, ex secretario de Estado de Energía; y Lahcen Haddad, antiguo ministro de Turismo. La fulminante decisión toma como base un informe del Tribunal de Cuentas sobre el proyecto de desarrollo social y de infraestructuras destinado a la zona de Alhucemas, epicentro de algunas de las movilizaciones recientes más multitudinarias que han tenido lugar en Marruecos. La iniciativa, bautizada como «Alhucemas, Faro del Mediterráneo», contempla medidas por un valor total de 600 millones de euros. No ha habido «fraude» El informe revela «una serie de desequilibrios» que se remontan principalmente a la anterior legislatura y que señalan a varios organismos por no respetar los compromisos adquiridos. Según el Tribunal de Cuentas, las explicaciones facilitadas por los departamentos «no justifican el retraso» en la aplicación de los planes, si bien el órgano que encabeza Jettou ha querido dejar claro que no se ha detectado «ningún caso de fraude o desvío de fondos». El Rey pronunció a finales de junio su primer discurso desde el comienzo de las protestas en el Rif, perdonó a decenas de miembros del movimiento impulsor de estas movilizaciones, «Hirak», y culpó a los funcionarios locales de alimentar el enfado por no poner en práctica los proyectos de desarrollo. Las protestas, iniciadas en mayo, se avivaron por la sensación de gran parte de la población de subdesarrollo y problemas económicos en la región del Rif, una zona considerada centro de disturbios y disidencia entre la comunidad indígena bereber.
24-10-2017 | Fuente: abc.es
El 57% de los ciudadanos de la región del Véneto y el 38,5% de Lombardía quieren la autonomía. Los votos afirmativos en sus referendos consultivos del domingo han sido casi unánimes: el 98% en Véneto y el 96% en Lombardía votaron «sí». La convocatoria de estas consultas había pasado casi desapercibida en Italia y solo en los últimos días han despertado mayor interés, a causa de la situación en Cataluña. Pero la vía catalana hacia la independencia, que hace años suscitaba atención en la Liga Norte fundada por Umberto Bossi, no constituye ya un peligro ni en Lombardía ni en Véneto. Matteo Salvini, secretario general de la Liga Norte, el partido triunfador en estos referendos, tiene un proyecto que abarca a todo el país y en todo piensa menos en el independentismo. Son enormes, por tanto, las diferencias con Cataluña, como se puede ver analizando lo que sucederá ahora en Italia, tras celebrarse estas consultas en Lombardía y Véneto. ¿Seguirán la senda de los secesionistas catalanes? Nada tienen que ver. En Véneto hay un sentimiento autonomista desde hace tiempo y en Lombardía se manifiesta mucho menos. Pero no hay un espíritu separatista que tenga una dimensión significativa en la sociedad véneta o lombarda. Lo que sí refleja el referéndum es que hay una cierta fractura entre el sur pobre del país y el norte rico, cuyas regiones desean más autonomía para gestionar sus recursos. Esa fractura se puede agrandar porque el verdadero objetivo de los promotores de estos referendos es financiero: quedarse con un porcentaje mayor de los impuestos que pagan sus ciudadanos. Para afrontar este problema y evitar tensiones, Salvini se ha apresurado a manifestar este lunes mismo que su proyecto político abarca a todo el país, subrayando que también las regiones del sur deben pedir más autonomía. En todo piensa hoy Salvini menos en el independentismo. ¿Qué sucede ahora tras el resultado? De forma inmediata no cambia nada, aunque los presidentes de las regiones de Lombardía y Véneto, ambos de la Liga Norte, han hecho declaraciones grandilocuentes e hiperbólicas. Así el presidente del Véneto, Luca Zaia, ex ministro de Agricultura, ha hecho esta comparación: «Este resultado es como la caída del muro de Berlín; es el big Bang de las reformas». Lo que sí es cierto es que el resultado supone un apoyo político fuerte para Zaia, que ahora pretenderá ser un líder con mayor protagonismo en el centro-derecha, con aspiraciones incluso de ser primer ministro. Ahora se abrirá una negociación con el Gobierno italiano para obtener mayor autonomía, lo que se traducirá en un proyecto de ley que deberá ser después aprobado por la Cámara de Diputados y el Senado. ¿Pagarán menos impuestos los ciudadanos? En absoluto. En todo caso, esas regiones podrán recibir más recursos, en función de las mayores competencias que asuman tras las transferencias que apruebe el Parlamento de Roma. El presidente del Véneto ha declarado este lunes que pretende gestionar el 90 por ciento de los impuestos que pagan sus ciudadanos. Concretamente, la aspiración de Zaia y del presidente de Lombardía, Roberto Maroni, ex ministro del Interior, es quedarse con unos 54.000 millones de euros, es decir, la diferencia que existe a su favor entre lo que pagan sus ciudadanos al Estado y lo que perciben a través de las administraciones locales. Le ha respondido con una sonrisa irónica el subsecretario de Asuntos Regionales, Gianclaudio Bressa, que será el encargado del Gobierno para negociar con los presidentes de Véneto y Lombardía. «Hay que ser claros sobre este tema. Los dineros están directamente relacionados con el tipo de función o competencia que te viene reconocida por el Parlamento», ha dicho Bressa. Expresando también un sentir del Gobierno y de muchos diputados del Parlamento, sobre todo los del sur, el ministro de Agricultura y vicesecretario general del Partido Democrático, Maurizio Martina, ha manifestado: «Discutiremos y se negociarán competencias, pero el dinero de los impuestos no es materia de negociación». ¿Pueden lograr un estatuto de autonomía? En Italia hay cinco regiones con estatuto especial, aprobado en la Constitución: Sicilia, Cerdeña, Valle de Aosta, Friuli-Venezia Giulia y Trentino-Alto Adige. Pero sus competencias distan mucho, son muy inferiores, de las que tiene asumidas Cataluña. Por ejemplo, es materia de competencia exclusiva del Estado, según el artículo 117, «las normas generales de la educación». Este es precisamente un tema clave que ha utilizado la Generalitat catalana, adoptando durante cuarenta años un sistema educativo basado en la identidad cultural y en las diferencias con el vecino, lo que ha creado la fractura entre Cataluña y España. El sueño de Lombardía y Véneto sería el de adquirir el mismo estatuto especial de las citadas cinco regiones italianas, pero no se lo permite la Constitución. ¿Qué competencias pueden negociar? Estas regiones pueden obtener mayores competencias, compartidas con el Estado, en 20 materias que establece el citado artículo 17 de la Constitución, pero el Estado se reserva «determinar los principios fundamentales»: «Comercio con el exterior; tutela y seguridad en el trabajo; educación, salvo la autonomía de las instituciones escolásticas y con exclusión de la educación y de la formación profesional; profesiones; investigación científica y tecnológica y apoyo a la innovación para los sectores productivos; tutela de la salud; alimentación; ordenamiento deportivo; protección civil; gobierno del territorio; puertos y aeropuertos civiles; grandes redes de transporte y de navegación; coordinación de la finanza pública y del sistema tributario; poner en valor bienes culturales y ambientales, así como la promoción y organización de actividades culturales». El mismo artículo acaba concluyendo que en las citadas «materias de legislación concurrente (que también son de competencia del Estado) las regiones pueden legislar, salvo por lo que se refiere a la determinación de los principios fundamentales, reservada a la legislación del Estado». ¿Era necesario promover un referéndum? No. La prueba está en que el presidente de Emilia Romagna firmó la semana pasada un acuerdo con el primer ministro para abrir una negociación, que se iniciará en breve, sobre materias en las que reivindica mayores poderes. Por eso, los analistas han visto en esta consulta motivos electorales de la Liga Norte y sus presidentes regionales, Luca Zaia, del Véneto, y el de Lombardía, Roberto Maroni, quien se presenta a la reelección en elecciones locales en la primavera próxima. El secretario general de la Liga Norte, Matteo Salvini, confía también en ver reforzada la posición del partido para las elecciones generales en esa misma fecha: «El referéndum no es inútil para la Liga Norte, sí lo es para el resto», afirma el profesor de Ciencias Políticas, Roberto D? Alimonte. Obviamente, Italia tiene un grave problema por sus tradicional diferencia regional, entre el norte rico y el sur pobre, cuya renta per cápita es la mitad, por término medio, que en las regiones ricas del norte. «La verdadera solución a la relación entre Estado y regiones -añade el profesor D?Alimonte, de la Universidad Luiss- hay que encontrarla en una reforma constitucional de la que nadie en este momento tiene ganas de hablar».
24-09-2017 | Fuente: elpais.com
Francia recobra el pulso económico a la espera de más reformas de Macron
Bajar impuestos e impulsar la formación profesional son prioridades del presidente para afianzar la recuperación
23-09-2017 | Fuente: elpais.com
Francia recobra el pulso económico a la espera de más reformas de Macron
Bajar impuestos e impulsar la formación profesional son prioridades del presidente para afianzar la recuperación
12-09-2017 | Fuente: elpais.com
España suspende en Formación Profesional, según la OCDE
Los alumnos de ciclos formativos son el 12% frente al 26% de media. Un tercio de los jóvenes de 24 a 35 años no llega a Bachillerato, el doble que en los países industrializados
20-06-2017 | Fuente: abc.es
Trump critica la «anticuada tecnología» federal en una reunión con Silicon Valley
El presidente estadounidense, Donald Trump, lamentó la «anticuada tecnología» con la que trabaja el Gobierno federal en un encuentro con los jefes de grandes empresas tecnológicas como Apple, Microsoft o Amazon, quienes remarcaron la importancia de la formación profesional y la inmigración. «Hoy, muchas de nuestras agencias confían de manera dolorosa en tecnología anticuada y, sin embargo, tenemos a la mejor gente en tecnología que el mundo ha visto aquí sentada», señaló Trump al inicio del encuentro en la Casa Blanca, que se celebró esta tarde. Trump, quien estuvo acompañado por su hija Ivanka y su yerno Jared Kushner, ambos asesores presidenciales, resaltó que el «gobierno debe ponerse al día con la revolución tecnológica». «Nuestro objetivo es guiar una transformación de gran envergadura de la tecnología federal que ofrezca servicios mucho mejores para los ciudadanos y con menores costes», agregó. Entre los asistentes se encontraban el consejero delegado de Apple, Tim Cook; el de Amazon, Jeff Bezos; el de Microsoft, Satya Nadella; Oracle, Safra Catz; y el presidente ejecutivo de Alphabet, la empresa de Google, Eric Schmidt. Se trata del segundo encuentro de esta categoría entre Trump y los representantes de Silicon Valley (California), quienes han mostrado recelo de las políticas del mandatario especialmente en materia de cambio climático e inmigración. En este sentido, Cook remarcó como elementos clave para revitalizar la economía el incluir la enseñanza de código informático en las escuelas como asignatura obligatoria, los programas de formación de trabajadores o la importancia de los inmigrantes en el sector de la tecnología. Bezos, por su parte, subrayó que es «imposible exagerar» la importancia de la inteligencia artificial de cara al futuro, al insistir en la necesidad de actualizar la formación de los trabajadores. Durante la campaña electoral, Trump apenas contó con respaldo desde Silicon Valley, más cercanos a los demócratas, y la mayoría de los ejecutivos de estas grandes empresas decidieron marcar distancias con el candidato republicano y magnate inmobiliario. Tras el anuncio de Trump de su intención de retirar a EEUU del Acuerdo de París contra el cambio climático, muchos de estos ejecutivos expresaron su desacuerdo y Elon Musk, consejero de Tesla, decidió abandonar un consejo de asesoría empresarial de la Casa Blanca en muestra de su rechazo.
31-05-2017 | Fuente: abc.es
Detenido un activista que investigaba al fabricante chino de los zapatos de Ivanka Trump
Mientras Donald Trump ocupa la Casa Blanca, entre otros motivos, por culpar a China de la deslocalización de empresas estadounidenses, su hija Ivanka sigue produciendo en este país los zapatos de su marca de moda. Por investigar las condiciones laborales en dos de estas fábricas que trabajan para Ivanka Trump, un activista ha sido detenido por la Policía y otros dos permanecen desaparecidos, según ha denunciado el observatorio China Labor Watch. Con el objetivo de elaborar un informe para este grupo, que en el pasado ha detectado abusos e irregularidades laborales en proveedores chinos de Apple y Disney, los tres se habían infiltrado como empleados en dos factorías de la empresa Huajian, uno de los mayores fabricantes mundiales de zapatos de mujer. Tal y como explicó a la agencia Reuters su director, Li Qiang, uno de los activistas, llamado Hua Haifeng, ha sido arrestado bajo la sospecha de haber utilizado una cámara oculta para documentar cómo se trabaja en la planta de Huajian en Dongguan, que se ubica en la sureña provincia industrial de Cantón (Guangdong) y cuenta con unos 5.000 operarios. En dicha factoría también se coló en abril otro activista, Li Zhao, quien fue descubierto a los cinco días tomando fotografías con su móvil, algo que las empresas prohíben expresamente para prevenir el espionaje industrial. De dichas instalaciones de Dongguan, en pleno corazón del Delta del Río de las Perlas, salen los tacones para los zapatos de Ivanka Trump y otra marcas, que luego son ensamblados en otra fábrica de Huajian en Ganzhou, en la provincia de Jiangxi. Simulando ser uno más de sus 3.000 trabajadores, allí se había infiltrado un tercer activista, Su Heng. Fábrica de zapatos de Huajian- AFP Aunque todavía no se conocen las conclusiones de su investigación, un informe provisional difundido este mes alertaba de que los trabajadores se veían obligados a cumplir de lunes a sábado turnos de doce horas diarias o incluso más por un sueldo de 2.500 yuanes (330 euros). Así lo publica el periódico «The Washington Post», que cifra el turno más largo en 18 horas: de siete y diez de la mañana a una y media de la madrugada del día siguiente. Además, los infiltrados investigaban la presunta utilización de mano de obra procedente de una escuela de formación profesional. Tras ser descubiertos espiando a Huajian, a Hua Haifeng y Li Zhao se les impidió cruzar la frontera a Hong Kong, que disfruta de mayores libertades que el resto del país, y luego se les perdió la pista en la ciudad de Ganzhou junto al tercer activista, Su Heng. Aunque el autoritario régimen chino ha intensificado durante el último año su represión contra los movimientos sociales y abogados defensores de los derechos humanos, el fundador de China Labor Watch, Li Qiang, ve otros motivos en esta ocasión. «Esto nunca había pasado en mis 17 años de experiencia», se quejó al «Washington Post». Tras haber dirigido investigaciones similares en cientos de empresas, Li Qiang cree que «la única razón por la que pensamos que este caso es diferente es que esta es la fábrica de Ivanka Trump». De los ocho millones de pares de zapatos que produce Huajian para grandes marcas como Coach, unos 100.000 son para la firma de la hija del presidente estadounidense, que además es una de sus más visibles asesoras y le suele acompañar en sus reuniones y viajes. De momento, guardan silencio todas las partes implicadas en el asunto, desde la empresa Huajian hasta los abogados de Ivanka Trump pasando por la Casa Blanca y el régimen chino. Pero resulta paradójico que la familia de Donald Trump, quien se mostró muy agresivo con China durante su campaña electoral, haga cada vez más negocios en este país. Mientras Pekín ha permitido recientemente el registro de 75 nuevas marcas de Ivanka Trump, la hermana de su marido, Jared Kushner, busca inversores chinos para proyectos inmobiliarios en territorio estadounidense. Unas operaciones que han vuelto a poner en evidencia los intereses comerciales de la familia Trump.
1