Infortelecom

Noticias de familia real

17-10-2018 | Fuente: abc.es
La investigación de Khashoggi apunta al círculo más cercano del heredero saudí
La visita oficial de Mohammed bin Salman a España en abril ha servido a quienes investigan la desaparición del periodista Jamal Khashoggi para ubicar a los sospechosos de su muerte en el círculo más cercano del príncipe heredero saudí. En ese viaje acompañó al hijo del rey Salman y ministro de Defensa al menos uno de los 15 ciudadanos saudíes que volaron a Estambul el mismo día en que desapareció Khashoggi, de quien las autoridades turcas sospechan que fue ejecutado y desmembrado en el consulado saudí. Maher Abdulaziz Mutreb voló el 11 de abril a Torrejón como parte de un séquito de 600 personas que acompañaba a Bin Salman, quien se reunió con el expresidente Mariano Rajoy y los Reyes. En 2007, Mutreb fue destinado como diplomático a Londres pero desde hace poco trabaja en la seguridad del príncipe heredero, y le ha acompañado en viajes a París y EE.UU., donde ha visitado la Casa Blanca y Naciones Unidas. Los investigadores turcos sospechan que otros supuestos autores del homicidio de Khashoggi viajan frecuentemente con Bin Salman, como responsables de su seguridad. Maher Abdulaziz Mutreb voló como parte de un séquito de 600 personas que acompañaba a Bin Salman, quien se reunió con el expresidente Mariano Rajoy y los Reyes Las imágenes de Mutreb junto a Bin Salman invalidan la coartada que el reino saudí ha ofrecido a EE.UU., que envió a Riad a su ministro de Exteriores, Mike Pompeo, a pedir explicaciones. Según dijo Bin Salman a Donald Trump en conversación telefónica, la muerte de Khashoggi podría ser responsabilidad de un grupo de militares que operaban por su cuenta. Trump ha expresado dudas sobre que el asesinato fuera ordenado por la corona saudí. «Se les considera culpables antes de que puedan probar su inocencia», dijo el presidente norteamericano. Sin embargo, los servicios de inteligencia turcos han entregado a EE.UU. pruebas -una de ellas una grabación de sonido- que demuestran que Khashoggi fue ejecutado en el consulado saudí en Estambul, donde se le vio por última vez el 2 de octubre. Dentro fue golpeado y drogado, se le cortaron los dedos y un forense, Salah al Tubaigy, comenzó a descuartizarlo cuando aún estaba vivo en la mesa del despacho del cónsul, Mohamed al Otaibi. Los 15 sospechosos llegaron a Turquía el mismo día en que Khashoggi iba a pedir un certificado de divorcio. En un principio, el Gobierno de Turquía filtró una lista con los nombres y fotos en el aeropuerto de los 15 sospechosos, aunque luego se supo que varios de ellos viajaron con identidades falsas. De momento los servicios de inteligencia turcos y norteamericanos han identificado a siete. Aparte de Mutreb y el forense, llegaron de Riad tres miembros de la Guardia Real, Abdulaziz Mohammed al Hawsawi, Thaar Ghaleb al Harbi y Muhammad Saad Alzahrani, y dos uniformados de la Fuerza Aérea, el mayor Waleed Abdullah al Shehri y el oficial Naif Hasan Alarifi. Los 15 saudíes se dividieron en su regreso a Riad; una parte salió de Estambul a El Cairo y la otra a Dubái. Los investigadores turcos no han logrado saber todavía qué hicieron con el cuerpo de Khashoggi. El consulado saudí solo permitió el acceso de la policía turca el lunes (seis días después), y el despacho del cónsul había sido limpiado y pintado. Ayer, los agentes pudieron entrar en la residencia del cónsul, que el lunes voló a Riad y desde entonces ha sido relevado del puesto y se halla bajo investigación. Ayer, los agentes pudieron entrar en la residencia del cónsul en Estambul De todos esos detalles dio cuenta ayer el Gobierno turco a Pompeo, que se reunió con el presidente Recep Tayyip Erdogan en Ankara. De sus reuniones previas con el rey Salman y su hijo en Riad, el secretario de Estado norteamericano dijo: «Se han comprometido a que quienes tengan que rendir cuentas lo hagan». Parecía aceptar así el máximo responsable de la diplomacia norteamericana la explicación de que la corona no sabía nada de los planes de ejecutar a Khashoggi. Aunque Khashoggi residía en Washington, no tenía ciudadanía norteamericana, lo que explica que EE.UU. no investigue el caso. Aunque en el pasado fue alguien cercano a la familia real saudí, en años recientes se había convertido en una voz crítica que aconsejaba prudencia a la comunidad internacional en su trato con Bin Salman, responsable de medidas aperturistas como la autorización de que las mujeres puedan conducir. El 29 de septiembre participó en una conferencia en Londres en la que criticó el acercamiento entre Arabia Saudí e Israel. Aliado de Washington Aconsejado por su yerno, Jared Kushner, Trump ha estrechado notablemente los lazos de EE.UU. con Arabia Saudí y ha confiado en que su mediación ayude a los países suníes a poner fin al conflicto entre israelíes y palestinos. Su primera visita como presidente fue precisamente a Riad, donde participó en una cumbre tras la cual los países suníes impusieron un embargo a Qatar y EE.UU. anunció que retomaba las sanciones a Irán, el principal enemigo geoestratégico de Arabia Saudí en la zona. «Solo espero que se aclare qué es lo que ha ocurrido», dijo ayer Trump en declaraciones a los medios en la Casa Blanca. «Arabia Saudí es un aliado muy importante para nosotros en Oriente Próximo, tenemos intereses económicos conjuntos muy fuertes». En 2017, tras la mediación de la Casa Blanca, Arabia Saudí se comprometió a adquirir 110.000 millones de dólares (95.500 millones de euros) en armas de empresas norteamericanas, de los que de momento ha pagado 14.500 millones. Justo el día en que Pompeo llegó a Arabia Saudí, este país formalizó el pago de 100 millones de dólares prometidos a ayudar a EE.UU. a estabilizar las zonas de Siria recuperadas al Estado Islámico. Decenas de empresas y líderes políticos han cancelado su participación en una conferencia económica organizada por Riad la semana próxima y conocida comúnmente como el «Davos del desierto».
16-10-2018 | Fuente: abc.es
Cronología de la desaparición del periodista saudí
La desaparición del periodista Jamal Khashoggi amenaza con tensar las complicadas relaciones de Arabia Saudí con la comunidad internacional. Aquí, la cronología del caso: 7 de octubre (por Mikel Ayestaran). Jamal Khashoggi entró en el consulado de su país en Estambul el 2 de octubre para obtener un justificante de divorcio, desde entonces permanece en paradero desconocido y amigos suyos aseguraron que «está confirmado» que fue asesinado en el interior del edificio. El periodista, de 59 años y columnista de «The Wahisngton Post», tuvo que abandonar hace un año Riad por sus críticas a la familia real y se refugió en Estados Unidos. Viajó a Turquía para poder casarse con su prometida, Hatice Cengiz, pero para ello necesitaba antes cumplir con un trámite burocrático para que el pidió cita previa y se personó en la legación saudí cuando le informaron de que todo estaba listo. Nadie le vio salir de allí. Cengiz permaneció 11 horas en la puerta y fue la primera en dar la voz de alarma siguiendo las instrucciones que le había dado el propio Khashoggi en caso de que pasara algo extraño. Avisó directamente a un asesor del presidente Recep Tayyp Erdogan y desde entonces el paradero del periodista se ha convertido en motivo de disputa entre los gobiernos de Ankara y Riad, cuyas relaciones no pasan por sus mejores momentos debido al apoyo turco a Catar. 8 y 9 de octubre (Agencias). El periodista turco Turan Kislakçi, amigo personal de Khashoggi y dirigente de la Asociación de prensa turco-árabe, aseveró que su colega saudí fue asesinado en el consulado y que la noticia estaba «confirmada», aunque no aclaró sus fuentes. En declaraciones al diario Hürriyet, Kislakçi añadió hoy que el cadáver de Khashoggi fue troceado y posteriormente sacado del consulado por un equipo de 15 agentes saudíes. 10 de octubre (Agencias). Los investigadores revelaron que estaban tras la pista de un Apple Watch, un tipo de reloj, que Khashoggi estaba usando y que estaba conectado a un iPhone que había dejado con su novia fuera del consulado. «Hemos determinado que lo llevaba puesto cuando entró al consulado», dijo a Reuters un oficial de seguridad. Los investigadores están tratando de determinar qué información ha transmitido el reloj. 10 de octubre (Mikel Ayestaran). La desaparición hace más de una semana del periodista Jamal Khashoggi en el consulado de Arabia Saudí de Estambul sirvió para que Reporteros Sin Fronteras (RSF) recordara la turbia relación de la monarquía de este país del Golfo con las voces críticas. La organización denunció que tan solo en el último año se han producido «más de una decena» de arrestos de periodistas y blogueros «en la mayor opacidad» y advirtió de que, teniendo en cuenta los precedentes, «hay que temer lo peor» en el caso de esta desaparición, según el comunicado firmado por Sophie Anmuth, responsable de la organización en Oriente Próximo (Mikel Ayestaran). 15 de octubre (Javier Ansorena). En los últimos días, la inteligencia estadounidense había especulado que si Arabia Saudí confirmaba el asesinato de Jamal Khashoggi, un periodista de su país desaparecido en Turquía el 2 de octubre, Riad defendería la teoría de que los autores serían elementos de sus servicios secretos actuando por cuenta propia, sin relación directa con la monarquía dirigente. Esa versión parecía buena al cierre de esta edición, cuando la CNN aseguró que las autoridades saudíes preparaban un informe que reconocería la muerte de Khashoggi en la embajada después de «un interrogatorio que salió mal», según dos fuentes de la cadena de noticias estadounidense. El objetivo del interrogatorio era secuestrar al ciudadano saudí. La operación habría sido realizada sin permiso y los responsables serían quienes la ejecutaron. El informe sería coherente con la posición defendía por Arabia Saudí: que su Gobierno no tiene nada que ver con el asunto.
07-10-2018 | Fuente: abc.es
La desaparición de un periodista crítico con Riad en Estambul enfrenta a Turquía y Arabia Saudí
Jamal Khashoggi entró el martes en el consulado de su país en Estambul para obtener un justificante de divorcio, desde entonces permanece en paradero desconocido y amigos suyos aseguraron que «está confirmado» que fue asesinado en el interior del edificio. El periodista, de 59 años y columnista de «The Wahisngton Post», tuvo que abandonar hace un año Riad por sus críticas a la familia real y se refugió en Estados Unidos. Viajó a Turquía para poder casarse con su prometida, Hatice Cengiz, pero para ello necesitaba antes cumplir con un trámite burocrático para que el pidió cita previa y se personó en la legación saudí cuando le informaron de que todo estaba listo. Nadie le vio salir de allí. Cengiz permaneció 11 horas en la puerta y fue la primera en dar la voz de alarma siguiendo las instrucciones que le había dado el propio Khashoggi en caso de que pasara algo extraño. Avisó directamente a un asesor del presidente Recep Tayyp Erdogan y desde entonces el paradero del periodista se ha convertido en motivo de disputa entre los gobiernos de Ankara y Riad, cuyas relaciones no pasan por sus mejores momentos debido al apoyo turco a Catar. «Creo que, al ser un país partidario de la libertad de pensamiento, no podemos dejar este asunto de lado. Como presidente, estoy siguiendo el caso. Se investigan todas las entradas y salidas de la embajada, se hace seguimiento. Daremos a conocer al mundo el resultado», dijo Erdogan en una rueda de prensa, transmitida por la cadena CNNTürk. En medio de una jornada marcada por el pesimismo y las declaraciones por parte de distintas fuentes sobre el supuesto asesinato del informador en el interior del consulado, el mandatario turco aseguró que «todavía tengo buenos presentimientos», pero no dio más detalles. Las palabras de Erdogan llegaron poco después de las de Mohamed Bin Salman, heredero al trono saudí y auténtico hombre fuerte del país, quien declaró a Bloomberg que «según tengo entendido, entró y salió después de unos minutos o una hora. No estoy seguro, pero no tenemos nada que esconder». El consulado, que abrió sus puertas a la agencia Reuters, emitió un comunicado para aclarar que mantiene «la coordinación con las autoridades turcas locales para aclarar las circunstancias de su desaparición» e insiste en que, aunque nadie le ha visto desde el martes y su prometida estaba en la misma puerta, el periodista abandonó el edificio tras realizar el trámite. Críticas a Bin Salman El todopoderoso Bin Salman ha sido precisamente la figura más criticada por Khashoggi, a quien no le temblaba la voz a la hora de repetir que «el reino necesita reformas y el régimen dirigido por un solo hombre es malo», según escribió en uno de sus último artículos de opinión para The Washington Post. También eran frecuentes sus objeciones a la guerra que lanzó el príncipe contra los rebeldes hutíes en Yemen. Turan Kislakçi, presidente de la asociación de prensa turco-árabe, y amigo personal de Khashoggi, aseguró al diario Hürriyet, que «está confirmado» que fue asesinado y pudo haber ocurrido «de forma muy salvaje», aunque no aportó más datos. Otro amigo personal del disidente saudí, Yasin Aktay, asesor de la dirección del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), pidió al consulado «una declaración clara» porque «está confirmado que entró, pero no consta que haya salido. Eso es seguro. Si preguntamos, nos dicen que salió, pero no hay registro de ello en las cámaras». Otra fuente cercana al Gobierno turco señaló a la agencia AFP que «la policía considera en sus primeras conclusiones que el periodista fue asesinado en el consulado por un equipo que fue especialmente a Estambul y se marchó el mismo día». Se trataría de un equipo de 15 personas enviado desde Riad y que hizo un viaje de ida y vuelta a Estambul ese mismo día.
19-09-2018 | Fuente: elpais.com
El Gobierno de Rajoy usó la misma vía que Sánchez en 23 enmiendas a leyes
Esta es la fórmula que se empleó para aforar a la familia real tras la abdicación de Juan Carlos I
04-09-2018 | Fuente: elpais.com
Así ha quedado el edificio tras el incendio en el Museo Nacional de Río de Janeiro
El inmueble, que constituye la institución histórica y cultural más antigua del país, fue la residencia de la familia real brasileña y sede de la Asamblea Republicana Constituyente entre los años 1889 y 1891, antes de convertirse en museo en 1892
29-07-2018 | Fuente: elmundo.es
Felipe VI posa con la Reina y sus hijas en Palma y lamenta la ausencia de su padre: "Está fastidiado. Tenía ilusión por venir a Mallorca"
Lo que queda del 'momento Marivent'. El posado borbónico del verano se ha trasladado al Palacio de la Almudaina, donde Felipe VI recibe a los políticos baleares, despojando así las imágenes del tono lúdico de antaño y dotándolas de cierto aire institucional. Donde antes había mandatarios de todo el mundo, ahora sólo hay Familia Real 
15-07-2018 | Fuente: abc.es
Desaire de la familia real británica a Trump
El príncipe Carlos y el príncipe Guillermo «no estaban dispuesto» a reunirse con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante su visita al Reino Unido. Según aseguró «The Sunday Times», el sucesor a la corona británica y su primogénito «se negaron» a recibir al jefe de la Casa Blanca, quien, junto con su mujer Melania, tomó el té con la reina Isabel II el pasado viernes en el castillo de Windsor. «Es muy raro que la reina esté sola. Por lo general, está acompañada por alguien», señaló esa misma fuente, que calificó el comportamiento del primero y segundo en la línea de sucesión al trono del Reino Unido como «un desaire». El periódico recogió asimismo que, aunque el marido de la monarca, el príncipe Felipe, se retiró de la vida pública el pasado otoño, «va a lo que quiere ir» y, «si hubiera querido» acompañar a su esposa en su cita con los Trump «podría haberlo hecho». Tanto Downing Street como el palacio de Buckingham han insistido en que la presencia de Trump en el país no era una vista de Estado, sino un viaje de trabajo, y que los planes únicamente incluían que la monarca, de 92 años, saludara al presidente y la primera dama. «La familia más amplia no fue tan entusiasta con la visita como lo fueron cuando llegó Obama» En ese sentido, un funcionario del Gobierno británico manifestó a «The Sunday Times» que en la planificación del tiempo que pasaría Isabel II con el presidente éste se trató de «mantener al mínimo». «La familia más amplia no fue tan entusiasta con la visita como lo fueron cuando llegó Obama», agregó. Durante la visita de trabajo que realizaron en 2016 el expresidente de EE.UU., Barack Obama y su mujer, Michelle, no solo almorzaron en el castillo de Windsor con la reina y el príncipe Felipe, sino que también compartieron una cena privada en el palacio de Kensington con los duques de Cambridge y con el Príncipe Enrique. El jefe de la Casa Blanca y su mujer dieron por concluida su agenda oficial del viaje el pasado viernes, cuando se trasladaron a Escocia para pasar el fin de semana jugando al golf. La visita del matrimonio, que no ha estado exenta de polémica con manifestaciones de protesta a lo largo de todo el país, concluirá este domingo cuando se trasladen a Helsinki para que el lunes Trump se reúna con su homólogo ruso, Vladimir Putin.
11-07-2018 | Fuente: abc.es
Nicolás II de Rusia: el final de un reinado difícil y trágico
El 20 de octubre de 1894 falleció el zar Alejandro III. Un mes más tarde, y de luto todavía, su hijo Nikolái Alexándrovich Románov (Nicolás II), contraería matrimonio con Alejandra Fiódorovna en la Capilla Grande del Palacio de Invierno, en San Petersburgo. La coronación no se produjo el 14 de mayo de 1896, en la Catedral de la Asunción del Kremlin de Moscú. Durante los festejos, la aglomeración en el Campo de Jodinka provocó una avalancha en la que perdieron la vida más de un millar de personas. Esto provocó que al zar le pusieran el apodo de «sanguinario». Tal percepción se reforzó cuando el 9 de enero de 1905, conocido como el «Domingo sangriento», la Guardia Imperial disparó contra una multitud de manifestantes que acudieron al Palacio de Invierno con la intención de entregar al monarca una lista de reivindicaciones. Los disturbios y levantamientos que se desataron a partir de aquel día recibieron el nombre de «Primera revolución rusa». La derrota en la guerra con Japón contribuyó además a crear un caldo de cultivo hostil al zar, que terminó optando por hacer concesiones, una de ellas la instauración de la Duma, el primer parlamento que tuvo Rusia. Galería de imágenes Vea la galería completa (8 imágenes) Portada del 22 de agosto de 1917 - ABC Surgieron las primeras libertades, entre ellas la de expresión, prensa y reunión. También hubo una amplia amnistía, pero los desórdenes se reprodujeron en 1907. Los liberales y las organizaciones obreras consideraban insuficiente el marco legal existente. Exigían más reformas y derechos en el plano político. En aquel convulso periodo apareció en escena Rasputín, un monje visionario que tenía una enorme influencia sobre la zarina y terminó convirtiéndose en el principal consejero de Nicolás II, algo que no gustó en la corte. Rasputín fue asesinado el 17 de diciembre de 1916 en un atentado organizado y ejecutado por el príncipe Félix Yusúpov. Uno de los consejos que Rasputín le dio al zar fue no entrar en la I Guerra Mundial y Nicolás II no le hizo caso. El desastre sufrido por las tropas rusas y el descontento general precipitaron los acontecimientos. Tras la revolución de febrero de 1917, Nicolás II tuvo que abdicar. La revolución bolchevique acabó definitivamente con el régimen zarista y la dinastía Románov. El 17 de julio de 1918, Nicolás II, la zarina Alejandra, el zarévich Alexéi, sus hermanas las grandes duquesas Olga, Tatiana, María y Anastasia, además del médico de la familia, una doncella y dos criados fueron fusilados por un grupo de pistoleros encabezado por Yákov Yurovski, que cumplía órdenes del Sóviet de los Urales. La Iglesia Ortodoxa rusa canonizó años después a todos los miembros de la familia real.
1
...