Infortelecom

Noticias de europa

01-01-1970 | Fuente: abc.es
El líder del AfD que «insultó» al memorial del Holocausto es acosado por una réplica del monumento
El filósofo y performer Philipp Ruch, del Centro para la Belleza Política (ZPS), deberá mantenerse alejado de la casa del político ultraderechista Björn Höcke. De acuerdo con una orden judicial, el fundador del colectivo que reúne en Alemania a setenta artistas de acción sólo podrá acercarse hasta medio kilómetro de la casa familiar del presidente del partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) en el Estado de Turingia. La orden de alejamiento del tribunal de Heiligenstadt contra Ruch responde a una acción realizada por los artistas de ZPS el mes pasado frente al domicilio de Höcke en el pequeño pueblo de Bornhagen: un réplica exacta del Monumento a los judíos de Europa asesinados, también conocido como Monumento del Holocausto. La acción ZPS responde a las declaraciones del político ultraderechista contra la obra del arquitecto Peter Eisenman que recuerda en Berlín a los judíos víctimas del Holocausto. «Un monumento de la vergüenza», dijo públicamente Höcke en Dresde en enero respecto del monumento financiado por ciudadanos. Höcke: «Giro de 180 grados» sobre el pasado nazi El político de AfD atacó el monumento asegurando que los alemanes deberían ser más «positivos» en relación con su pasado nazi, que la cultura de Alemania para enfrentar sus crímenes de la Segunda Guerra Mundial necesitaba un «giro de 180 grados». La rama local del AfD se disculpó por los comentarios de Höcke, pero las críticas se han mantenido ya que el ultraderechista no fue expulsado del partido. Según el portavoz de la oficina del fiscal en el estado oriental de Turingia, Dirk Germerodt, los artistas de ZPS están siendo además investigados como sospechosos de chantaje: según Germerodt, el grupo estaría amenazando a Höcke con liberar información perjudicial para el político de AfD y conseguir así que Höcke se arrodille ante la réplica del Monumento y pida perdón por los crímenes nazis. La replica de 24 losas de hormigón representa a las 2.711 del monumento original inaugurado en 2005 en el barrio Mitte de Berlín para recordar a los seis millones de judíos que fueron asesinados durante el régimen nazi. Los artistas han asegurado que si consiguen 55.000 euros más, la copia del Monumento al Holocausto podrá quedarse frente a la casa de Höcke durante cinco años.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El primer ministro de Kosovo se sube el sueldo porque necesita comprarse ropa
Los miembros de una ONG colgaron 300 corbatas en las rejas del edificio del Gobierno de Kosovo, en Pristina, este martes para protestar por la subida de sueldo que ha experimentado su primer ministro, Ramush Haradinaj. El ex guerrillero ha reconocido en varias entrevistas en televisión que necesitaba el dinero para comprar ropa: nuevas corbatas y camisas. «Debo estar al nivel de mis responsabilidades. Tengo que tener una corbata, no puedo salir de cualquier manera, tengo que tener una camisa», se ha justificado. Su sueldo ha pasado de los 1.500 a los 3.000 euros al mes (en un lugar en que el salario medio es de 450 euros al mes). Kushtrim Mehmeti, uno de los líderes de la ONG «Beyond the wall» («Más allá del muro»), ha contado que, nada más difundir la noticia a través de las redes sociales, consiguió 214 corbatas y las colgó en la valla que rodea el edificio del polémico jefe de Gobierno, recoge el diario The Star. «No debe olvidar que representa a personas que no tienen ningún problema con las corbatas, sino que tienen el problema de ser pobres», advirtió. Camisas y corbatas colgadas en las rejas del edificio de Gobierno de Kosovo - AFP Más tarde, se comenzó a unir gente a la protesta. Una de estas personas fue Halil Xani, un jubilado de 67 años que acababa de colgar la suya cuando contó a la agencia de noticias AFP que sus ingresos eran de 75 euros al mes y que necesitaría tres años y medio para ganar el salario mensual del primer ministro. «No tiene sentido. También necesitamos dinero, no solo los responsables», espetó. La ola de polémica ha estallado en uno de los lugares ?región serbia, reconocida como país independiente solo por algunos países? más pobres de Europa. Kosovo tiene una tasa de desempleo de alrededor del 30%; un porcentaje similar al de personas que viven en condiciones de pobreza relativa. El 8% de los kosovares viven en condiciones de extrema pobreza.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Dimite un asesor de May: «El Brexit es un espasmo populista digno de Donald Trump»
El exministro laborista Andrew Adonis ha anunciado este viernes su dimisión como asesor de infraestructuras del Gobierno conservador británico por desacuerdos con su gestión del Brexit, o salida del Reino Unido de la Unión Europea. En su carta de dimisión, difundida este viernes, explica que deja el puesto de presidente de la Comisión Nacional de Infraestructuras, al que llegó en octubre de 2015, por «diferencias irreconciliables» con el Ejecutivo de la primera ministra, Theresa May. Un portavoz del Gobierno de May ha señalado que Adonis «se estaba acercando a la puerta de salida con cada nueva crítica sobre el 'brexit', y ahora ha salido antes de que se le echara». El político laborista, que ocupa un escaño en la Cámara de los Lores, señala que debe dimitir para poder combatir «sin tregua» en el Parlamento el proyecto de ley de Retirada de la UE, que califica como «la peor legislación» de su vida. Adonis acusa a May de haber sucumbido a la «derecha dura» de su partido y a las políticas del populista y eurófobo partido británico UKIP, y le advierte de que, con su intención de sacar al Reino Unido de importantes instituciones europeas, persigue un camino «lleno de peligros». «El Brexit es un espasmo populista y nacionalista digno de Donald Trump», mantiene Adonis, que lamenta que el Ejecutivo «tory» no haya intentado mantener algún tipo de vínculo con la UE. «Si el Brexit se produce, el regreso a Europa se convertirá en la misión de la generación de nuestros hijos, que se maravillarán de» los «actos de destrucción» de May, afirma. Adonis también cita como motivo de su dimisión el aval económico del Gobierno a una línea de ferrocarril de gestión privada, que costará al contribuyente «miles de millones» de libras. La dimisión de este político, aunque no del todo inesperada al ser un conocido eurófilo y del Partido Laborista, evidencia las tensiones dentro del Gobierno y sus dificultades operativas.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Así se defienden del terrorismo las principales capitales del mundo para celebrar el fin de año
Las principales capitales del mundo desplegarán mañana un importante dispositivo de seguridad para evitar posibles ataques terroristas durante las multitudinarias celebraciones para recibir el Año Nuevo que, en el caso de Alemania, está destinado también a prevenir los abusos sexuales. Algunas de esas ciudades, objetivo durante 2017 de atentados yihadistas, mantienen desde entonces un nivel elevado de alerta terrorista, como es el caso de Nueva York y Las Vegas, esta última escenario, hace tres meses, de la peor matanza a tiros de la historia moderna de Estados Unidos. En Europa, Alemania será pionera en destinar un área delimitada donde se prestará atención psicológica y sanitaria a mujeres que se hayan sentido acosadas o sufrido abusos sexuales. La medida se pondrá en marcha en Berlín, donde unos 1.400 policías velarán por la seguridad ante la emblemática Puerta de Brandeburgo, y se replicará en Colonia, ciudad en la que en 2015 se registraron abusos sexuales masivos que se reprodujeron al año siguiente, aunque en menor proporción, tanto allí como en el resto del «Land» (estado) de Renania del Norte-Westfalia. En Francia, el ministerio del Interior anunció que sacará a las calles a 139.400 miembros de las fuerzas de seguridad durante las celebraciones de la Nochevieja, entre ellos bomberos, personal de salvamento y artificieros. La totalidad del territorio francés estará cubierto por el dispositivo antiterrorista Vigipirate, con el acento puesto en los grandes centros comerciales, en las concentraciones de personas y en las infraestructuras de transportes públicos. Londres, con menos efectivos que en años anteriores A pesar de haber sufrido cuatro atentados terroristas en 2017, que dejaron 13 muertos y 18 heridos, Londres contará con menos agentes que en otras ocasiones, según informó la Policía Metropolitana (Met), que ha asegurado, no obstante, que el número de policías es el «apropiado» para la situación y se combinará con otras medidas de seguridad. Las medidas de seguridad se extremarán también en Turquía, donde se ha prohibido la celebración de fiestas en lugares emblemáticos de Estambul, como la plaza Taskim, en prevención de posibles sucesos como la masacre perpetrada hace un año el club Reina en la que un miembro del grupo terrorista Estado Islámico (EI) ametralló y asesinó a 39 personas. En Ankara no se prohibirá el tradicional festejo en la céntrica plaza de Kizilay, pero se desplegará un dispositivo policial, compuesto por 9.744 agentes. En España, Madrid y Barcelona reforzarán la seguridad en sus centros urbanos, con la colocación de «elementos de protección» después de que el pasado agosto un atentado yihadista en la capital catalana acabara con la vida de 15 personas y dejara más de un centenar de heridos. En Madrid, además, se cerrarán los accesos a la Puerta del Sol, la céntrica plaza donde se da la bienvenida al Año Nuevo, cuyo aforo quedará limitado a 20.000 personas, es decir, dos personas por metro cuadrado. En Portugal, donde el nivel de amenaza terrorista es moderado, el dispositivo de seguridad será semejante al del año pasado, con cortes de tráfico en los lugares de Lisboa y Oporto donde se esperan grandes aglomeraciones de personas. En otras capitales europeas, como Sofía, Viena, Budapest y Praga, las especiales medidas de seguridad se extenderán desde los centros urbanos, donde se celebrarán los festejos de Año Nuevo, hasta aeropuertos, estaciones de tren, autobuses y grandes centros comerciales. En todas ellas, además, se prevé la instalación de bloques de cemento o vehículos pesados en los accesos a las zonas más concurridas para evitar eventuales ataques como los ocurridos en otras ciudades de Europa. Estados Unidos reforzará especialmente la seguridad en Nueva York y Las Vegas, objetivos de los terroristas en este 2017. La vigilancia será mayor en los accesos a la plaza neoyorquina de Times Square, donde se reunirán más de un millón de personas para despedir el año, a raíz de los atentados del 31 de octubre, que costaron la vida a ocho personas, y del 11 de diciembre, sin víctimas mortales pero con varios heridos, en un pasillo de la red suburbana a sólo pasos de donde se dirá adiós al 2017. Las medidas incluyen el cierre de calles desde el mediodía, con camiones llenos de arena y vallas de cemento alrededor de la plaza. Las Vegas se blindará con casi 2.000 efectivos, con apoyo aéreo y de francotiradores, para garantizar la seguridad en la multitudinaria celebración de Año Nuevo cuando se cumplen tres meses de la matanza a tiros de 58 personas que asistían a un concierto al aire libre. El aeropuerto y otros puntos sensibles de la ciudad de los casinos, como su famoso bulevar, el Strip, donde se cometió la masacre el 1 de octubre pasado, recibirán especial vigilancia para que los más de 330.000 asistentes previstos puedan celebrar el nuevo año sin sobresaltos.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
«Macron siempre quiere tener la última palabra como un monarca autoritario»
De enfermo de Europa a país del año, hace cinco años el semanario británico «The Economist» recibía al socialista François Hollande con varias baguettes en forma de bomba que amenazaban a una temblorosa zona euro, esta semana la misma publicación, poco sospechosa de francofilia, habla de «le jour de gloire est arrivé» (el día de gloria ha llegado) a ritmo de Marsellesa. Como némesis de los Trump y Putin, el fenómeno mediático de Emmanuel Macron ha lavado la cara de Francia entre las élites financieras. Con él, París se ha quedado con los Juegos Olímpicos de 2024, ha lanzado una campaña para atraer a los mejores científicos del mundo para la lucha contra el cambio climático y además ha logrado aprobar sin apenas contestación en las calles una reforma que le costó a Hollande fotografías como la de un coche patrulla incendiado. Su determinación reformista, su liderazgo europeísta y su victoria ante «Satán» (Maríne Le Pen) parecen haberle concedido un cheque en blanco. Anne FUldaLos críticos de Macron se burlan de su grandiosidad (aspira a ser un presidente jupiteriano) y se afanan en destacar su arrogancia y salidas de tono. Como las que tuvo en Burkina Faso durante su gira africana del pasado noviembre, cuando, visiblemente molesto por la pregunta de un estudiante, el presidente francés se dejó llevar: «¿Pero quiénes son los traficantes? Estos no son franceses. (..) Estos son africanos que esclavizan a otros africanos». Macron añadió: «Y hay europeos que se benefician de este camino de miseria en Europa, y eso es inaceptable». En la cumbre del G20 del pasado julio fue acusado de racista tras su respuesta ante la pregunta de un reportero de Costa de Marfil sobre un «plan Marshall» para el continente africano. «El desafío de África es diferente, es mucho más profundo, es civilizacional», espetó Macron, que concluyó que «mientras que los países sigan teniendo de siete a ocho hijos por mujer, puedes decidirte a gastar miles de millones de euros, pero no estabilizarás nada». Anne Fulda (París, 1963), responsable de la sección «Portraits» del conservador Le Figaro, publicó durante la campaña presidencial de la pasada primavera una biografía titulada en Francia «Macron, un jeune si parfait» (Un joven tan perfecto). Aun con un título menos pomposo en español («El presidente que ha sorprendido a Europa») que en su primera edición, Fulda no oculta su admiración por Macron definiéndole como un hombre completamente seductor (especialmente con quienes le doblan en edad) y que, al mismo tiempo, asume orgullosamente aquello que es. Después de seis meses en el poder, ¿Macrón está en la derecha o en la izquierda? Desde su elección, Emmanuel Macron ha dinamitado el sistema político francés. Ha compuesto un gobierno donde conviven un primer ministro y ministros provenientes de la derecha, izquierda y tecnócratas sin pertenencia reconocida a ningún partido. Para el resto, es interesante ver que la oposición parece, por el momento, inexistente. El Partido Socialista se desangra, los Republicanos, que acaban de elegir un nuevo presidente, Laurent Wauquiez, tienen muchas dificultades para ser escuchados e incluso Francia Insumisa, de Jean-Luc Mélenchon, y el Frente Nacional, de Marine Le Pen, los dos partidos antisistema, apenas tienen hueco mediático. Haciendo balance, su reforma del Código de Trabajo, su plan económico y reformas parecen escorarse más hacia la derecha. Usted le describe como hijo del sistema y al mismo tiempo como ovni político. ¿Qué es en realidad? Sin duda, Macron es las dos cosas. Es un hijo del sistema porque ha seguido la misma senda del resto y las mismas «grandes écoles», pero también es un ovni político porque jamás nadie ha llegado a ser presidente de la República a la manera que lo ha hecho Macron: se le han alineado los planetas para poder quemar etapas tan rápido. En el libro escribe que el presidente tiene una obsesión: ser amado y admirado. No debe haberle sentado muy bien que su índice de aprobación se haya desplomado en tan poco tiempo? En realidad, Macron ha conseguido algo inédito: revertir su curva de popularidad. Evidentemente le gusta ser admirado pero se ha dado cuenta de que su popularidad había caído y ha tenido en cuenta los reproches para hacer ajustes en su comunicación. El presidente francés, Emmanuel Macron, y a su esposa, Brigitte Macron - EFE Las encuestas dicen que Macron es muy arrogante y únicamente se preocupa por los ricos. ¿Está usted de acuerdo? ¿Es peligroso tener un presidente aparentemente tan mesiánico? Es interesante que él mismo asuma esta acusación de presidente de los ricos. En una entrevista reciente ha explicado que había que ayudar a los «primeros de cuerda» para crear una especie de efecto de entrenamiento, de círculos virtuosos que favorezcan a las clases más desfavorecidas. Este perfil mesiánico que usted evoca él lo ha borrado desde su elección; por otro lado, asume el papel monárquico de la oficina presidencial. Observando ciertos momentos de Macron, este parece tener un problema de susceptibilidad y de no dominar ciertos impulsos como los arranques de arrogancia que tuvo en su gira africana. Al mismo tiempo, tiene un control extremo y parece que en otras ocasiones tiene dificultades para ocultar sus sentimientos. Por ejemplo, tiene una fuerte propensión a hacer discursos extremadamente largos, que, aunque generalmente están muy bien estructurados, pierden eficacia. Esta incapacidad para controlar su discurso es una reminiscencia de la retórica de algunos líderes de regímenes autoritarios. Es como si siempre quisiera tener la última palabra. Durante la campaña, muchos predijeron el final de la Quinta República. ¿Es Macron su héroe o su canto de cisne? No, estamos lejos del final de la Quinta República. Macron se deleita dentro de las hechuras de monarca diseñadas por el general De Gaulle. Ahora lo que se cuestiona es el sistema bipartidista. En el libro «Revolución», Macron describe su estrategia para contener la extrema derecha: esta debe ser confrontada, no evitada. ¿Está de acuerdo? Este deseo de enfrentarse a la extrema derecha lo puso a prueba especialmente durante el debate televisado contra Marine Le Pen entre las dos rondas. Y en lugar de emplearse en temas clásicos o cubrirlo de anatemas, prefirió evidenciar su ignorancia en asuntos económicos y su incapacidad para ocupar el cargo presidencial. Esto ha sido tremendamente efectivo. Ahora habrá que ver si esto debilitará permanentemente al Frente Nacional. Esto lo sabremos en las elecciones europeas, que favorecen generalmente a los extremos. ¿Es Macron lo que Sarkozy siempre quiso ser? En cierto modo, es cierto: Macron se da cuenta de lo que Sarkozy había soñado ser en el pasado y quiso ponerlo en práctica en 2007. Tiene el mismo deseo de transgredir los límites partidistas, esta forma de querer nombrar las cosas por su nombre y que deja a todos en shock. Macron dijo que hará de la igualdad de género la «gran causa» de su mandato de cinco años, a pesar de que aunque haya buscado una paridad en su gobierno la distribución de poderes sigue siendo desigual. ¿Esta usted de acuerdo? ¿Será solo bla, bla, bla o realmente invertirá en esto? ¿Es realmente feminista? Mas que feminista, Macron cree que no hay diferencia entre hombres y mujeres y que también los juzga. No debemos olvidar que dos mujeres lo han convertido en lo que es hoy: su abuela, que tuvo un papel fundamental, y su esposa Brigitte. En cuanto a la paridad, no la ha convertido en una prioridad y, además, no parece considerar el velo como una marca de esclavitud de la mujer en relación con el hombre. ¿Cree que habría ganado las elecciones sin usar las figuras de su abuela y Brigitte? Sí, pero es evidente que la explotación de sus vínculos con estas dos mujeres lo ayudó a construir una narrativa efectiva. Durante la visita de Trump a París, el presidente estadounidense hizo una broma que no fue demasiado agradable para Brigitte Macron. ¿Sufre ella un sexismo más acentuado por su edad con respecto a otras primeras damas? No, ya no. Su figura es bastante popular. Ella no ha cometido ningún error desde la elección de Macron. Escribe en el libro que Macron ha exagerado su relación con el filósofo Paul Ricoeur para crear un relato de intelectual que llega a presidente. Sus padres están descontentos porque prácticamente solo recuerda el papel de su abuela y poco o nada lo que ellos hicieron por él e incluso antiguos colegas lo describen como una sanguijuela. ¿Es Macron un impostor? La palabra impostor es un poco fuerte. Pero tiene una obsesión: dominar su vida, su destino e incluso embellecer la realidad a veces. Macron se negó a hacer la entrevista televisiva tradicional del 14 de julio y criticó rotundamente a los periodistas durante los primeros meses en el poder. ¿Desprecia a los periodistas? Al igual que Sarkozy, Macron primero los usó y ahora trata de alejarse de ellos. Él no tiene mucha estima por la mayoría de ellos y rechaza el tipo de familiaridad que puede haber existido entre algunos de sus predecesores y la prensa.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Con Berlusconi vuelve la tempestad
Europa vuelve a estar muy pendiente de Italia, la tercera economía de la Eurozona, porque el 4 de marzo celebrará elecciones y se enfrenta a un escenario de inestabilidad, en el que los populistas pretenden incluso la salida del euro. Para Europa, que busca relanzarse tras el trauma del Brexit, la fragilidad política de Italia representa otro obstáculo para su cohesión. Hay mucho en juego en estas elecciones: «Son comparables a las de abril de 1948. Entonces el resultado electoral permitió a Italia permanecer en el mundo occidental. El resultado del 4 de marzo decidirá si Italia continuará formando parte del grupo de países europeos comprometidos en avanzar en la integración, o si se convertirá en una rama meridional de los países empeñados en contrarrestar la integración», señala Sergio Fabrini, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Luiss y director de su Escuela de Gobierno. La realidad es que, por primera vez en mucho tiempo, los italianos acuden a las urnas sin tener ni idea de quién podría ser el próximo primer ministro. El voto lo disputan tres grandes polos: centro-izquierda, Movimiento 5 Estrellas y centro-derecha, que encabeza las encuestas. La campaña electoral es caótica, centrada en ataques personales, provocaciones y sin entrar en los problemas reales del país. Por ejemplo, Silvio Berlusconi, quien a sus 81 años regresa al primer plano político cuando muchos le habían dado varias veces por muerto políticamente, ha decidido ya su estrategia electoral: los sondeos le dan un 16%, pero él cuenta con trenzar fuertes alianzas, se presenta como garantía de gobernabilidad y seguridad, basada en la experiencia frente a la aventura juvenil e inexperta de los populistas del Movimiento 5 Estrellas, a los que descalifica, comenzando por su candidato Luigi Di Maio: «Nunca ha trabajado; debe encontrar un empleo para un periodo no demasiado breve. Solo después se podrá ofrecer para gobernar el país». De inmediato y con acritud le respondió Di Maio: «Berlusconi no tiene credibilidad; hace las mismas promesas desde hace 20 años». El exCavaliere está convencido de que la campaña se la juegan sobre todo el centro derecha y el Movimiento 5 Estrellas (M5E), al que los últimos sondeos le otorgan un 29%. Se trata de un apoyo sólido de muchos italianos que le dan su voto como protesta contra una clase política que no ha sabido renunciar a sus muchos privilegios. La verdad es que no deja de ser llamativo que el movimiento fundado por un cómico que no ha sabido crear una verdadera clase dirigente ?el fracaso en la alcaldía de Roma de Virginia Raggi es evidente? sea el primer partido italiano. Es fuerte en votos, pero débil en propuestas. Por ejemplo, Luigi Di Maio ha dicho recientemente que en un referéndum sobre el euro, como desea el M5E, «si Italia no logra cambiar las políticas de la UE», él votaría por la salida de la moneda única. «Una locura», le responde el ex primer ministro Matteo Renzi. Mejora la economía Afortunadamente, 2017 se cierra con una economía que por fin mejora, aunque para la mayoría de los italianos esa recuperación no es aún tangible, con un paro del 11,1 %, superior a la media de la UE, el crecimiento este año será del 1,5%, su mejor dato desde que se inició la crisis, una tendencia que se prevé que se mantendrá en 2018. Al mismo tiempo, muchos tienen la sensación de que se ha producido una especie de milagro, a saber: el creciente papel adquirido por el primer ministro, Paolo Gentiloni, del Partido Democrático, de centro izquierda, católico y de origen aristocrático. Es el personaje más aburrido de la política italiana, sobrio y sin un pelo de demagogia, apenas aparece en televisión ni en las redes sociales y es reacio a conceder entrevistas. Pero el conde Gentiloni aparece como el político más popular y apreciado por los italianos. Lo corteja la derecha y la izquierda, porque lo ven competente, tranquilo y ha dado confianza al país al haber sabido conducir a puerto de forma ordenada y sin sobresaltos el último año de legislatura, tras la dimisión de Renzi por fracasar en el referéndum constitucional. Hoy los italianos se hacen esta pregunta: ¿Quién sucederá a Gentiloni? Y muchos responden convencidos de que el sucesor de Gentiloni será Gentiloni, quien podría ser elegido al frente de una eventual coalición del centro-izquierda o seguir como primer ministro hasta nuevas elecciones si en el próximo Parlamento no se logra formar una mayoría de gobierno. Promesas poco realistas Todos los partidos hacen promesas poco realistas en busca del voto moderado, como la reducción de impuestos, subida de pensiones y de salario mínimo, e el aumento del déficit para intentar más crecimiento., pero ninguno habla de terapia para salvar las cuentas públicas, talón de Aquiles del país, con una deuda que es la más alta de más de 2,3 billones de euros, el 132% del PIB. Se espera un parlamento fraccionado con dificultad para las alianzas y para formar una mayoría de gobierno. Las encuestas dan ganador al centro-derecha, con el 36 % de los votos. Pero entre sus formacioness (Forza Italia, la ultraderechista Liga Norte y Hermanos de Italia) hay profundas divisiones. En segundo lugar se sitúa el Movimiento 5 Estrellas, que puede alcanzar el 30%. Y baja una izquierda, dividida, en la que el partido de Renzi puede caer por debajo del 25 %.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Macron afirma que seguirá reformando Francia desde el conservadurismo liberal
El primer mensaje de Emmanuel Macron a la Nación, con motivo del fin de año, ha confirmado un proyecto político conservador reformista, con estos principios capitales: ?Somos un gran pueblo, el trabajo está en el corazón de nuestra cohesión y fraternidad nacional, unidos ante los desafíos nacionales e internacionales?. Tras un variopinto arco iris de ?modelos? de comunicación, en ocho meses de presidencia, Macron puso en escena, la noche de San Silvestre, un mensaje filmado y presentado con un estilo conservador clásico. Ante el año que comienza, el presidente de la República confirmó todos los fundamentos de su proyecto político personal: cohesión nacional, trabajo y respeto de todos cimientos del Estado, matriz de la fraternidad nacional. ?El trabajo es el principio cardinal de nuestra política de solidaridad?, acompañado de una ?cohesión nacional? que echa sus raíces en los ?valores humanistas? de ?un gran pueblo?. Sentados tales principios de un ideario conservador clásico, Macron reafirmó su ?determinación reformista?: ?Las transformaciones comenzadas seguirán al mismo ritmo. Son esenciales?. Durante los primeros ocho meses de su presidencia, Macron ha realizado reformas de carácter ?liberal a la francesa?, como la reforma del mercado y el código laboral. Esa matriz liberal conservadora del presidente Macron volvió a estar matizada con los ?valores humanistas? de la solidaridad y la fraternidad: ?Debemos seguir luchando para ofrecer un techo a los hombres y mujeres más necesitados, sin abrigo. En estos días de fiesta, debemos reafirmar nuestra fraternidad con los que sufren o están solos?. Macron confirmó sus ambiciones europeas, adaptándolas a los cambios e incertidumbres que pesan sobre la UE, en Alemania, los países del Este, Italia y Cataluña. Sin citar a ningún aliado ni vecino, en particular, pero recordando los lazos particulares de Francia con Alemania, el presidente francés reafirmó la necesidad de consolidar y reforzar la ?soberanía europea? en todos los terrenos capitales, comenzando por la seguridad y la economía. Macron desea ?proyectar? y negociar una ?gran ambición europea, común?. Si Europa sigue siendo el horizonte privilegiado de la diplomacia francesa, Macron confirmó que la gran prioridad internacional de Francia es la lucha contra el terrorismo, en África, Oriente medio y otros escenarios. ?Venceremos?, insistió el presidente, confiado en la doble estrategia de cohesión nacional y cooperación internacional. Emmanuel Macron terminó su primer mensaje solemne de fin de año, insistiendo en la matriz conservadora de su pensamiento político: ?Somos un gran pueblo. Debemos reafirmar nuestros valores humanistas. Debemos consolidar nuestra cohesión. Mi gobierno y yo necesitaremos de vuestro apoyo para seguir realizando las transformaciones prometidas y necesarias?.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Macron, ante el reto de relanzar Francia y refundar Europa
«Las cosas serias comienzan ahora», ha comentado el presidente Emmanuel Macron a los miembros de su círculo más cercano, durante un desayuno de trabajo, en el Elíseo, respondiendo así, sin saberlo, al comentario de un embajador de la zona euro, durante una cena navideña: «Que Macron quiera ?reformar? la Unión Europea está muy bien, pero ya nos daríamos con un canto en los dientes si consigue reformar Francia y sacarla de su propia crisis nacional?». La Comisión Europea ya hizo públicas sus «reservas» hace días, subrayando diplomáticamente sus «dudas» ante los presupuestos nacionales de Francia para el año 2018: todavía están bastante lejos de los compromisos de Estado contraídos en materia de disciplina presupuestaria, recorte del gasto y techo de la deuda. «¿Seguirán los franceses soportando a Macron a lo largo del 2018?», se pregunta Michèle Cotta, analista de referencia en «Le Point». Pero sin olvidar lo evidente: el presidente de la República conserva una opinión positiva en los sondeos (50% de apoyo frente a un 44% de rechazo), a los ocho meses de su elección, tras un primer paquete de reformas impuestas a paso de carga, sin resistencia social ni sindical. Primer choque fiscal Las reformas y el calendario político del primer semestre de 2018 coincidirán con los primeros e imprevisibles efectos del primer choque fiscal de la presidencia Macron: 4.500 millones de nuevos impuestos que deberán pagar las sufridas clases medias, de humor cívico siempre volátil. Bruno Le Maire, ministro de Economía, excandidato conservador a la presidencia de la República, estima que los presupuestos del Estado para el 2018 permitirán el «relanzamiento» de la economía, estimulando la creación de empleo a través de una nueva fiscalidad favorable a las empresas. Los analistas independientes subrayan que Francia «comienza a crecer mejor» (1,8%, mientras España crece en torno al 3 %), pero se preguntan cómo reaccionarán las clases medias cuando comiencen a pagar de su bolsillo el primer choque fiscal. Las reformas sociales y económicas previstas para el primer semestre son un campo de minas potencial: la reforma del sistema nacional de pensiones es un clásico de las crisis sociales francesas, desde hace décadas; la reforma del seguro de desempleo toca principios básicos de un modelo social siempre conflictivo. Reforma de la constitución En el terreno cultural e institucional, Macron tiene previsto abordar dos cuestiones de gran calado y compleja realización: reformar la Constitución y «reorganizar el islam de Francia». Con 5 o 6 millones de ciudadanos musulmanes, Francia es ya la primera potencia musulmana de Europa. Macron ha sostenido reuniones de trabajo, individuales y colectivas, con la jerarquía religiosa católica, judía, protestante y musulmana. Está por ver cómo se llevará a la práctica un proyecto de naturaleza «multicultural» extremadamente sensible. Macron tiene previsto realizar una nueva reforma de la Constitución de la V República. La vigésimo segunda. De carácter eminentemente técnico, para reducir el número de senadores y diputados y reequilibrar los poderes de las dos grandes asambleas (Senado y Asamblea Nacional), sin entrar de ninguna manera en ninguna cuestión territorial, impensable. El presidente ha comenzado sus primeros contactos con el presidente del Senado, donde existe una mayoría conservadora. Se trata de una cuestión de inmenso calado técnico, con flecos políticos inflamables. Ante ese campo de minas nacionales, los proyectos internacionales y europeos del presidente Macron todavía se perciben pasablemente lejanos y ultra teóricos, condenados a una posible devaluación de fondo. Retos internacionales Macron propuso en su gran discurso pronunciado en la universidad de la Sorbonne, el 26 de septiembre pasado, la refundación de una Europa soberana, unida y democrática, con un largo rosario de iniciativas: crear una fuerza de intervención rápida europea; incrementar cooperación antiterrorista; un presupuesto común de la zona euro, la elección de un parlamento para los países del euro y un gobierno político y un ministro de finanzas de la Eurozona; convocar convenciones democráticas en todos los países de la UE que deseen progresar en un proyecto común, y reforzar el Parlamento Europeo a través de las listas transnacionales? Utilizar los 73 escaños de eurodiputados del Reino Unido para crear el embrión de un parlamento de la zona euro. Elecciones europeas Tres meses más tarde, ese rosario de proyectos no termina de encontrar una vía concreta de posible concertación realista entre aliados europeos. Macron espera que 2018 permita comenzar los trabajos de «concertación previa» a la campaña de las todavía lejanísimas elecciones europeas de la primavera del 2019. Y los calendarios y mercados políticos locales, en Alemania, Italia y España, tampoco favorecen proyectos como unas «listas europeas y transnacionales» de complejísima realización. La evolución política de Europa del este (Austria y Polonia, en particular) sugiere la misma «renacionalización» política de las crisis en curso en Alemania (¿qué gobierno, para qué política europea?), en Italia (¿cómo evolucionarán las relaciones de fuerza nacionales?) o España (¿cómo evolucionará la crisis catalana?), cubriendo el mesianismo teórico del presidente francés con las nubes tóxicas de la incertidumbre.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Macron anuncia una ley para combatir las noticias falsas en periodo electoral
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha anunciado este miércoles una próxima ley para luchar contra la proliferación de noticias falsas a lo largo del periodo electoral, de las que él mismo fue víctima durante la campaña presidencial en 2017. En un discurso sobre información y comunicación al que fueron invitados representantes de la comunidad periodística en París, Macron ha detallado que «en las próximas semanas» se presentará un texto para que «los contenidos en internet no tengan, durante el periodo electoral, las mismas reglas». «Aumentarán las obligaciones de transparencia sobre todos los contenidos patrocinados, para que se haga pública la identidad de los anunciantes y de quienes los controlan», ha señalado el presidente francés. Por ello, será posible denunciar de urgencia ante el juez de propagación de noticias falsas , quien podrá ordenar la supresión del contenido, la eliminación de la cuenta del usuario o incluso bloquear la web difusora de esas informaciones. Para Macron, «todas las voces no valen lo mismo», y menos en un momento en el que «nunca ha sido tan fácil pretender pasar por periodista» y en el que «hemos dejado que la confusión se instale por quienes explotan el relativismo absoluto», ha explicado. Además, ha anunciado que dará poderes al Consejo Superior de lo Audiovisual para intervenir contra «cualquier intento de desestabilización por televisiones controles o influidas por Estados extranjeros». Los propios periodistas, a su juicio, deben abrir un debate sobre los contornos de su profesión y cómo combatir la profusión de esas noticias, que en muchos casos «están financiadas por democracias iliberales», en velada alusión a Rusia. Macron fue víctima durante la campaña de varias de estas informaciones falsas, como bulos sobre su presunta homosexualidad o una supuesta cuenta en un paraíso fiscal, que se propagaron sobre todo desde la órbita de medios progubernamentales rusos como la televisión «Russia Today» o la agencia de noticias «Sputnik». En mayo pasado, poco después de asumir el cargo, Macron criticó ante el presidente ruso, Vladímir Putin, a ambos medios, señalando que «no se comportaron como órganos de prensa, sino de propaganda mentirosa». «Hay una fascinación nacionalista que regresa. Muchos países en las fronteras de Europa y dentro de la propia Europa se ven tentados por la democracia iliberal, y la primera víctima es siempre la prensa», subrayó. Por otro lado, el mandatario ha asegurado en su alocución que el Consejo de Ministros aprobará antes de fin de año un proyecto de ley sobre los canales de radiotelevisión públicos, aunque ya en el primer trimestre del año deberá haber un informe en manos de la ministra de Cultura, Françoisse Nyssen, presente hoy en el acto. Ese texto de un grupo de expertos se someterá posteriormente a un debate amplio en el conjunto de la profesión en el que también «se compararán los diferentes modelos europeos e internacionales que nos puedan inspirar» para que el audiovisual público «esté al servicio de la cohesión nacional» y cumpla «su misión de interés general». Además, Macron ha prometido sacar el próximo viernes a colación el asunto de los periodistas detenidos en Turquía cuando reciba la visita del presidente de ese país, Recep Tayip Erdogan. «Lo haré con respeto, pero en defensa de nuestros valores y nuestros intereses», ha dicho, tras recordar que ya ha logrado con su mediación la liberación de dos periodistas franceses detenidos en Turquía cuando trabajaban en ese país.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La historia de amor de un rohinyá y una rakáin en tiempos de odio sectario
Saw Yedul Islam era un joven de familia acomodada cuando se enamoró de su vecina en el oeste de Birmania (Myanmar), una historia de amor corriente si no fuera porque él pertenece a la minoría musulmana rohinyá y ella era una rakáin budista. Saw y su ahora esposa, que omite su nombre por miedo a represalias contra su familia, comenzaron su cortejo en una aldea en el norte del estado Rakáin, la zona cero de la limpieza étnica orquestada por el Ejército birmano contra los rohinyás. En una entrevista con Efe, el rohinyá, de 30 años, relata la odisea desde que se enamoraron hace siete años, huyeron a Bangladesh para casarse y viajaron por separado a Tailandia, donde ahora viven como indocumentados junto con su hijo de 6 años. Los enamorados podían pasear juntos de forma discreta, a pesar de la creciente tensión entre sus dos comunidades en Rakáin, una franja costera situada junto a Bangladesh. En una de las regiones más pobres del país, tanto entre los rakáin como los rohinyás, sus familias disfrutaban de una holgada posición económica y regentaban sendos negocios de telefonía móvil. Ante la imposibilidad de casarse en Birmania, la pareja decidió huir a Bangladesh para desposarse en 2012, el mismo año en el que la violencia sectaria provocó en Rakáin decenas de muertos y 140.000 desplazados, en su mayoría rohinyás. Casi no podía andar. Comíamos una vez cada dos días, una pequeña porción de arroz y poca aguaSaw, joven rohinyá En ese momento se separaron sus caminos. Saw se embarcó con unos 500 rohinyás y bangladesíes en un peligroso viaje por mar hasta Tailandia tras pagar unos 250 dólares (210 euros) por persona a un grupo de traficantes humanos. La travesía en un barco de pescadores duró una semana a través del golfo de Bengala y el mar de Andamán. «Casi no podía andar. Comíamos una vez cada dos días, una pequeña porción de arroz y poca agua», relata el rohinyá a través de un intérprete en la pequeña vivienda en la que vive con su mujer, de 45 años, y su hijo en el norte de Bangkok. Una mujer rohinyá muestra su Cartilla de Verificación Nacional (NVC) - Efe Al llegar frente a la costa tailandesa, permanecieron inmovilizados durante quince días mientras los traficantes negociaban con los militares y guardacostas tailandeses. Atracaron en una isla desierta, donde los inmigrantes y refugiados acabaron con toda la fruta que encontraron. Los traficantes aprovecharon la noche para llevarlos a tierra firme en una barca y los encerraron en un campo clandestino en la frontera con Malasia donde les exigieron a cada uno 50.000 bat (unos 1.500 dólares o 1.280 euros) a cambio de liberarlos. Saw explica que los traficantes lo golpearon y que otros incluso fueron asesinados o murieron debido a las enfermedades y el hambre en los campos, que fueron clausurados en una operación policial en 2015. Finalmente, el rohinyá fue liberado gracias a la ayuda de Hajee Ismail, director de Rohingya Peace Network, una organización dedicada a ayudar a los miembros de esta comunidad apátrida. Su mujer, que se convirtió al islam, llegó dos años más tarde a Bangkok en un viaje por carretera desde Birmania. No pueden volver a Birmania, donde más de 700.000 rohinyás han huido en lo que la ONU ha calificado como una «limpieza étnica de manual» Saw tiene trabajo, pero carece de visado y vive continuamente con miedo a ser detenido por la Policía tailandesa, ya que en este país los refugiados no son reconocidos oficialmente y son tratados como inmigrantes ilegales si carecen de visado. En una esterilla en el suelo, el padre trata de enseñar con unos cuadernos viejos algo de birmano e inglés a su hijo, quien no está escolarizado al carecer de documentación. No pueden volver a Birmania, donde más de 700.000 rohinyás han huido desde el año pasado tras dos campañas militares calificadas por la ONU como una «limpieza étnica de manual». Dos de los refugiados son los padres de Saw, que ahora se encuentran en uno de los inmensos campos de rohinyás en territorio bangladesí. La esposa de Saw dice que no mantiene ningún contacto con su familia en Rakáin, excepto algunas llamadas por teléfono con dos hijos que tuvo de una relación anterior. Tilda su vida de «muy ardua» y abriga la esperanza de que un día puedan ser acogidos en Europa o Estados Unidos, algo difícil ya que solo el 1 por ciento de los refugiados es realojado en terceros países, según la ONU.